Primera Corrida de Feria en Teziutlán. Oreja para El Zapata y Fabián Barba

El cartel anunciaba seis toros de Rancho Seco, para matadores de toros, sin embargo...
El cartel anunciaba seis Toros de Rancho Seco, para Matadores de Toros, sin embargo…

Por Montse Pulido.

El pasado domingo se llevó a cabo en Teziutlán la primera corrida de la feria, de un serial de tres con un cartel interesante conformado por los mexicanos Uriel Moreno “El Zapata”, Fabián Barba y José Mauricio con toros de la ganadería de Rancho Seco.

El festejo inicio pasadas las cuatro de la tarde, cuando saltó al ruedo “Cafetero” para el Zapata, un toro completamente descastado y débil, tardo y sin fijeza; los aficionados protestaron fuertemente de salida al astado, sin que las voces fuesen escuchadas por la autoridad. Uriel logro tranquilizar el ánimo de la afición al colocar, como siempre lo hace, los tres pares de banderillas de su repertorio clásico. Hizo lo que pudo en la faena de muleta, después al ver que era imposible extraer algo positivo, decidio adelantar la suerte dejando una estocada defectuosa. Silencio.

En su segundo, el tlaxcalteca corrio con mejor suerte, lidio al toro con más juego del encierro en una faena variada que emociono al respetable para llevarse una oreja, levemente protestada.

La primera oreja del festejo fue para Fabián Barba con el segundo toro de la tarde, con el que salió decidido a triunfar y recibió con un farol en los medios que no pudo ser ejecutado propiamente, pero después repuso su quehacer con una serie de verónicas bien plantadas. Durante la faena, el diestro mostró siempre disposición ante un toro complicado por lo distraído y tras tirarse a matar consiguió la oreja.

En el quinto de la tarde, que cabe mencionar fue el toro mejor presentado del encierro y fue demasiado castigado en el caballo, Fabián no logro acoplarse del todo y termino su labor bajo un silencio sepulcral.

Finalmente, el capitalino José Mauricio no tuvo suerte en su lote. En el tercero de la tarde inicio la faena con doblones de muy buena confección y articulando detalles muy toreros. Sin embargo, el poco juego que dieron los astados y la falta de precisión con la espada, hicieron que para José Mauricio la tarde se quedara tan solo en una ovación.

SOL: El ímpetu de Fabián Barba y la clase de José Mauricio, quien espero que siga practicando la suerte suprema, porque al menos en ésta tarde, el fallo con el estoque le ha hecho perder una oreja, pero es un torero que tiene mucha clase, al igual que Fabián Barba al que si los empresarios le dieran mas toros….

SOMBRA: La entrada fue apenas fue de media plaza y una vez más, nos llevamos el sabor amargo de un encierro mal presentado y falto de casta. Espero que en las dos fechas restantes en Teziutlán la entrada y el trapío de los encierros mejore.

RESUMEN: ¿Cuántos olés sentidos ésta tarde? Pocos… muy pocos…

                                                                                    Twitter: @mongp13

1 comentario »

Deja un comentario