Plaza México 3º Corrida de la Temporada Grande: Dos orejas de distinto calibre.

Gracias por el regalo don Gil parece decir el triunfador Juan Pablo Sanchez.
Gracias por el regalo señor juez parece decir el gran triunfador Juan Pablo Sanchez.

Con mucha expectación se vivía horas previas del festejo la tercera corrida de la temporada, que hay que señalar no fue una tarde típica, si no mas bien fue un festejo atípico que deslució en su parte intermedia, tras un inicio esperanzador y que cerro con un rotundo triunfo de Juan Pablo Sanchez en un toro de regalo.

Por Luis Cuesta para De SOL y SOMBRA.

Mexico, D.F.- Es difícil para el aficionado “común” o quizás para el aficionado “ocasional” entender los dogmas que rigen la fiesta del toreo, los trabucos que la envuelven y el sistema muchas veces corrompido que aceita la maquina con la que camina año tras año el espectáculo mas antiguo en nuestro país. ¡Vamos! si es difícil para algunos profesionales, imaginase usted para el resto de los mortales…

Por eso quizás algunos no entendíamos que nuevamente regresara un encierro de la ganadería de Bernardo de Quirós y en un cartel estelar. La culpa no es del ganadero, ya que el regresa con toda la fe del mundo a reivindicarse, me consta que Javier Bernardo que fue un toreo fino allá por la lejana década de los 80s y actualmente es hombre exitoso en los negocios, es un enamorado de esta fiesta, un criador escrupuloso que vive buscando el toro ideal que defina y consolide su ganadería.

Sin embargo supongo que la formula para conseguir ese éxito tan añorado por el ganadero, tal vez no sea la indicada para su hierro, porque parece que en esa búsqueda por criar un toro con clase y nobleza, que permita el toreo que algún día soñó y hasta realizo Bernaldo, ha diluido tanto la bravura en sus reses que habría que poner freno de mano para volver a empezar…

Porque lo de ayer fue desesperante ya que salvo el corrido en primer lugar, el resto de los astados fue todo un compendio de mansedumbre, debilidad y sosería sin fondo.

Abrió plaza el veterano y experimentado “Zotoluco” que con el mas potable del encierro bordo una faena interesante, con mucho sabor y sello, aunque demasiado larga en su duración que desgraciadamente malogro con la espada. Con el cuarto puso mucha disposición, pero se enfrento con una muralla de los defectos del encierro antes mencionados y solo fue ovacionado.

El francés Sebastian Castella empeñado siempre en anunciarse con este hierro se llevo una sopa de su propio chocolate (una vez mas) con su lote ordinario, al que gracias a su poderío, temple y raza pudo extraerle algo a su primero, en una faena larga e intermitente, pero con destellos de buen toreo. El quinto no valia nada y abrevio, no sin antes dar un concierto de pinchazos hasta escuchar un aviso.

Juan Pablo Sanchez regresaba después del gran sabor que dejo la temporada pasada y no defraudo. Con su primero estuvo muy torero, con mucha firmeza instrumento una faena basada en su gran capacidad técnica que ha adquirido en estas ultimas temporadas, pese a su aun corta trayectoria como matador. Fallo con la espada y perdió una oreja. Con el que cerro plaza que tampoco tenia un pase, se encapricho y abrevio. Mal con la espada, le sonaron un aviso.

Castella (Foto: Tadeo Alcina)
Castella (Foto: Tadeo Alcina)

LOS REGALOS…DE LA CONFUSION (HABITUAL).

Noviembre es la antesala al mes mas «alegre» del año para la gran mayoría de los mexicanos: El mes de diciembre. Quizás por eso algunos apoderados (de figuras) a partir de esta corrida, comenzaran a regalar a tajo y destajo toros en lugar de piñatas.

El festejo de ayer marcara nuevamente el Guadalupe – Reyes taurino y que como los taurinos somos muy dados a la fiesta, se prolongara hasta mediados de febrero, que es cuando comienzan los carteles con toreros modestos que sueñan con triunfar con su lote ordinario, para poderse llevar a la casa un poco de parne extra…

En tiempo reglamentario regalo su toro un muy disminuido Castella en el aspecto físico, producto de una grave infección intestinal (que adquirió dicen las malas lenguas por el rumbo principesco de Avenida Mazarik) aun así logro levantar el Titanic en el que se hundía la tercera corrida de la temporada.

Hay que señalar que el toro fue de nota alta y a punto estuvo de armarle la escandalera, como lo hizo hace un par de temporadas con otro toro de regalo de nombre “Guadalupano” de la ganadería de Teofilo Gomez.

La faena fue bella ya que tuvo variedad, temple, reposo y calo muy hondo en el tendido. El arranque en los medios con su “clásico péndulo” fue espectacular (gracias también al anuncio del toro de regalo de Sanchez que “detono la fiesta”) los naturales hicieron crujir los cimientos de los tendidos, ante un publico no muy numeroso, pero extasiado por el influjo que les trasmite el torero galo.

Increíblemente cuando tenia las dos orejas ganadas, señalo un bajonazo horrible que el publico extasiado en una especie de conjuro simbiótico decidieron ver, pero al mismo tiempo no ver (como hace el juez Gilberto Ruiz, que aplica la de me hago de la vista gorda) pero el toro no doblo. El de Campo Real vendió cara su muerte y transcurrido los minutos llego el inminente aviso del biombo. Un descabello fue suficiente para que las mulillas se llevaran al astado con el rabo intacto que traía colgado con pinzitas.

Lo increíble y bochornos fue ver que a pesar del bajonazo, del aviso y del descabello la mayoría de los aficionados solicitaron la oreja que el alcahuete juez don Gilberto Ruiz, otorgo a la primera protesta del publico.

Entiendo que Sebastian estuvo muy bien, mas no en su nivel máximo, quizás producto de su enfermedad estomacal, pero solicitar una oreja por un bajonazo en la que debería de ser la máxima cátedra del toreo en América, me parece una verdadera charlotada.

Algunos podrán decir que la oreja es lo de menos, ante una faena de bella lamina como la que soñó, imagino e invento el francés, tal vez podran tener razón, pero el publico actual, que publico…

Ya entrados en la pachanga total el de Aguascalientes regalo un toro fuera del reglamento, sin consultar a la empresa, ni a las autoridades siguió fielmente el consejo de su apoderado Fernando Lozano, que le dijo desde el callejón “ Tu regalalo y montante en ello.”

Ya lo dijo el mismo Lozano en su Twitter horas después del festejo “Cuando se le echa huevos al asunto, la mayoría de las veces la apuesta sale bien” y vaya que si le salió bien a su poderdante, no tanto a Lozano que tuvo que lidiar con un encastado empresario.

Ante un incierto y complicado astado de Los Ebanos, Sanchez demostró su raza asi como las ganas y condiciones que tiene para ser figura del toreo. Dejándole la muleta en la cara al burel con un toreo en redondo en cámara lenta, provoco las embestidas del toro desclasado que no daba muchas concesiones.

Se tiro a matar con el corazón por delante y señalo un estocadon para llevarse una oreja mas que merecida. Con este triunfo Sanchez se suma al tren de los jóvenes triunfadores encabezados por Silveti y El Payo ¿Y si la empresa anuncia esta tercia? Lleno seguro.

Al final del festejo el apoderado de Sanchez y el empresario protagonizaron un lamentable episodio, entre empujones e improperios el empresario le reclamaba al español no haberle pedido autorización para solicitar el astado de regalo, algo que al doctor Herrerias le molesta mucho y esta en su derecho, para eso es el empresario.

Lo que no se vale es que los protagonistas del espectáculo lleguen a las manos en la plaza, ante la mirada de todos los asistentes, ya que este tipo de conductas (así como la oreja tras el bajonazo de Castella) convierten a la Plaza Mexico en una Plaza de Tacos. Mas respeto y seriedad.

La pregunta tras el altercado entre Lozano y Rafael Herrerias será: ¿Regresaran Castella y Sanchez esta temporada a la México? o les van aplicar la ley del hielo como le paso al Cejas Macías, cuando se peleo su apoderado Antonio Corbacho con el empresario.

Es lo que digo yo.

Ficha:

Plaza México, Méx. DF.- Domingo, 11 de noviembre. Entrada: Media Plaza. Toros de Bernaldo de Quirós, mansos y de juego desigual; Un sobrero de Campo Real de arrastre lento y uno de Los Ebanos complicado. ZOTOLUCO: Ovación en ambos; SEBASTIÁN CASTELLA: Silencio y silencio tras aviso; oreja en el de regalo tras un aviso. JUAN PABLO SÁNCHEZ: Ovación con saludos, silencio tras aviso y oreja en el de regalo.

Twitter: @LuisCuesta_

1 comentario »

Deja un comentario