FENAPO 2014, Ultima de Feria: Triunfo birrioso y puerta grande de Joselito Adame.

toros para nota
El afeitado, el poco trapio, la mansedumbre; en resumidas cuentas el engaño al espectador y un golpe bajo a la fiesta. Foto El Pulso de San Luis.

Por Juan Carlos Valadez – De SOL y SOMBRA.

La noche auguraba un agarrón impresionante de tres de nuestros más prometedores toreros, una batalla épica para demostrar quién es quién en la torería mexicana. Pero al final un encierro parchado y justísimo de presentación de las ganaderías de San Isidro y San José, impidió ver en toda su plenitud a la terna.

Una vez más la mafia del toreo intento darle una puñalada a la fiesta brava, afortunadamente las autoridades impidieron parcialmente el fraude, porque lo que finalmente se aprobó fue en términos generales indigno de una plaza de primera categoría.

Y es que los toros de San José y San Isidro ofrecieron un espectáculo muy lamentable; animales tullidos, inválidos y sin bravura en las venas, que casi no permitieron la más mínima posibilidad de lucimiento.

Joselito Adame se llevó la noche y todo gracias a que pasa por su mejor momento a diferencia de sus compañeros de cartel. A su primero le saco pases donde parecía imposible, de uno en uno fue sacando a cuenta gotas los muletazos de un manso perdido de San Isidro, ganadería que con lo que hoy lidio me pone a pensar seriamente si sus propietarios tienen algún interés en seguir criando toros de verdad bravos. Hacia el final de la faena en un exceso de confianza, sufrió una cogida sin consecuencias, pero que influyo en el ánimo del público para que solicitaran la primera oreja de la noche tras una estocada traserísima.

Con su segundo tuvimos la versión más revolucionada de Joselito, tras un inicio eléctrico donde pego hasta cinco largas cambiadas, Adame en la muleta dio un concierto del pegapasismo más heterogéneo y vulgar que le he visto en mucho tiempo.

No es un artista este hombre, pero cuando se pone a torear de esta manera es como un poeta sin inspiración; lo cual es de verdad triste porque es un torero con mucha capacidad. Mato de un estoconazo, quizás lo mejor de su faena y el público pidió las dos orejas, que acertadamente el juez de plaza no concedió.

El Payo de los tres, es sin duda el que tiene las maneras más finas y clásicas para interpretar el toreo, como lo demostró por momentos con el segundo de su lote al que le cortó una oreja tras una faena en donde el queretano anduvo dispuesto y templado. Con su primero dibujo una serie de naturales que fueron lo más rescatable de su actuación y de la noche.

Arturo Saldivar no tuvo suerte y aunque busco afanosamente el triunfo, finalmente se fue en blanco. Hizo un esfuerzo con la muleta en sus dos toros, y algúnos muletazos los trazó con inspiración, pero su lote no le permitió expresión alguna.

Abrió el festejo el rejoneador potosino Jorge Hernández con un toro del Espíritu Santo con el que tuvo una labor aseada y por momentos logró sacudir el tendido. Fallo con el rejón de muerte al primer intento y todo quedo en una vuelta al ruedo. Los Forcados Potosinos fueron ovacionados.

Y así termina una feria más, que nos demuestra que con el poco respeto que tienen la mayoria de los toreros hacia su profesión, al optar siempre por la comodidad y el afeitado con la complacencia de las autoridades y de los mismos aficionados, unos y otros acabarán con la fiesta en esta ciudad, en donde no se celebran ni diez festejos al año, lo cual es un ejemplo de la decadencia que se vive. Y si no, al tiempo…

Resumen del festejo:

Toros de San Isidro y San José, justos de presentación, inválidos, mansos, descastados y sosos. Y uno del Espíritu Santo para rejones.

Jorge Hernández: Vuelta.

Joselito Adame: oreja y oreja con peticion de la segunda. Al final salio en hombros.

El Payo: Ovación con saludos y oreja.

Arturo Saldivar: palmas en su lote.

Plaza de toros “El Paseo” de San Luis Potosí. 29 de agosto. Última corrida de feria. Casi lleno.

1 comentario »

  1. Gracias Valadez por tu honestidad y por poner las cosas como son sobre la mesa sin darse coba como lo hacen todos los demas.

    Joselito es simplemente un mito, una estrategia, un proyecto de mercadotecnia por parte de una empresa de toros para “desear” controlar la pobre fiesta en mexico.

    Al no existir una verdadera “figura” con poder de convocatoria en los tendidos, aparece la oportunidad para que cualquiera se ponga esa etiqueta.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s