Alabado sea el Santísimo Por Bardo de la Taurina

image

En este negocio llamado ‘Orgía de Toros y Toreros’, donde los poderosos se imponen a sus anchas, en una fiesta que no ha cambiado mucho desde el siglo pasado y de la cual debería de estar soportada por los ganaderos éticos y por los toreros mandones, el tema da pa’ mucho; y por ello hace unos días le preguntaba a uno de esos seres extraños, por lo limitado de la especie que con la pluma tienen credibilidad pa’ dar y prestar que lo es Don Leonardo Páez ¿Qué pasa?, ¿por qué la gente ya no va a la plaza más grandota del mundo? que lo es la México, si antes con toros que no siempre eran un dechado de kilos y trapío y toreros muy similares a los de hoy, ¿Por qué la gente si iba? Quien se autonombra ‘El Hijo del hombre’ me contestó – ‘La razón por la que antes la gente si asistía, es porque los toros de cualquier tamaño venían cargados de bravura y los toreros de personalidad’

Compre la razón, me quede con ella y así entre fríos violentos fui cargándome de ilusiones, esperando la fecha del 17 de enero, en la que por cuestiones de lógica el ‘Embudo de concreto’ se retacaría pues vendría un torero bendecido con el don de la personalidad; José Antonio Morante de la Puebla, con una corrida ‘escogida’. Todo estaba dado esto en el sentido de que como por obra y gracia de la naturaleza, el frio se esfumo a su mínima expresión, dentro claro, de las temperaturas de un invierno capitalino.

De repente a través de una línea confidencial que éste escribano tiene con un bunker electrónico en el que se hayan conectados tres de los más grandes, confiables exponentes de la ‘Orgía de Toros y Toreros’ como lo son Don Luis Cuesta Perusquia, el Lic. Eduardo Maya Lora, José González ‘Er’niño de Iztacalco me entere que la corrida era una novillada además ‘cariavacada’, luego ‘Er’ Niño’ con esa su voz timbrada diría -La corrida viene como lo que se manda a México, tres con cabeza y otros tres ‘pos’ pa’ el acomplete-.

¡Carajo! ¿Y ahora qué hago con mis ilusiones?

Dijo la cantaora de los toreros la de la voz Mágica que Morante de la Puebla venía ataviado de ‘Morado, Semana Santa’ ¿sería por eso que nos llevó hasta la rencarnación? de la cual el espíritu de Silverio Pérez y la brujería de Manolo Martínez se le metieron en el alma y ante dos especímenes jodidos como esos a los que se les arrimó la Madre Teresa, Morante bendijo al cemento que fue el que en inmensa mayoría ocupó la Plaza México y toreó pa’ los evangelios de forma tal que aquí no se podría narrar, porque esta columna es laica y por ello no se transcriben encíclicas ante eso solo exclamar ¡Alabado sea el Santísimo!

También salió Octavio García ‘El Payo’ guapo como él solo, con percha de tiempos frescos, con la que anduvo demostrando que está hecho un auténtico torero de esos que hay que tomarle muy en serio, máxime cuando se enfila a la preciosura.

¡Ah! y eso sí, concientizarse que en el mano a mano que broto de la erupción de ayer y que se dará en su tierra frente al torero de moda, tiene que llenar el costal de orejas sin que falte un rabo, pues a cómo están las cosas un campanazo lo pone en Sevilla.

Fermín Espinosa en México nunca será perdonado por la tres tardes con las que fue favorecido esta temporada y como aún le queda una, ojala su administración lo rescate y no termine de hundirlo en una responsabilidad para la que no esta embarnecido.

El encierro de Teófilo Gómez no guapo, flojo y algunos canijos, pues uno, engaño al juez en el sorteo y otro en el ruedo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s