«La corrida de Madrid fue histórica, hubiese indultado dos toros»

 

Una semana después del triunfo en Las Ventas, el ganadero burgalés Antonio Bañuelos repasa las claves de la tarde y adelanta la repercusión que ha sentido. Javier Jiménez cortó dos orejas.

Por Iñigo Crespo.

BURGOS«Fue uno de los días más bonitos de mi vida y una de las tardes más importantes que he vivido como ganadero. No era una corrida más, era pasar un examen en la plaza que marca y determina el futuro de toreros y ganaderos». De este modo explica Antonio Bañuelos lo que siente tras haber lidiado en Las Ventas, el pasado 21 de agosto, la corrida más completa del año en la Monumental de Madrid. «Fue una tarde histórica, de haberse lidiado en San Isidro, nos hubiésemos llevado el reconocimiento en forma de azulejo en el patio de arrastre. De este modo, nos hemos llevado el cariño y la unanimidad de los aficionados y de la crítica especializada», subraya.


Seis toros serios y de excelentes hechuras. Cuajo, estampa y personalidad. «El primer éxito fue la presentación y por eso nos dieron la enhorabuena. Lidiamos una corrida muy de acuerdo a lo que estamos seleccionando que son toros bajos, con una media de unos 520 kilos de peso, muy hondos de hechuras, con sus caras bien colocadas. Los seis toros tuvieron plaza y demostramos que no hace falta lidiar un toro de 600 kilos para que haya seriedad», señala el ganadero burgalés.

De juego, la corrida fue espectacular. Espectáculo Bañuelos. «Fueron seis toros de un gran comportamiento, sobre todo el tercero y el sexto, a los que hubiese indultado sin ninguna duda porque fueron el prototipo de lo que debe ser un toro bravo. Se emplearon en el caballo y embistieron en la muleta por abajo con mucho celo y mucha profundidad», recuerda, antes de abundar en un matiz: «Me emocionó ver a los toros persiguiendo los engaños por abajo, con el morro por el suelo, yendo a más durante las faenas y viendo al público emocionado».

Antonio Bañuelos destaca que la virtud principal del encierro: «Fue que tuvo bravura y clase, dos elementos no muy fáciles de conjugar pero que a base de selección, sanidad y manejo lo estamos consiguiendo». 

El ganadero burgalés explica: «En la actualidad hemos conseguido criar un toro muy en la línea de Maribel Ybarra que es la base genética de nuestra ganadería y con cuyos parámetros llevamos años trabajando». En este sentido, resalta: «Hemos sabido adaptar muy bien la alimentación y en los últimos años estamos aprovechando mucho los avances científicos para aplicarlos a la crianza del toro bravo».

El sexto toro de Madrid -Número 34, ‘Aseñorado’, de nombre- fue extraordinario y particularmente bravo y codicioso. «La cabeza la tendremos de recuerdo en La Cabañuela y su materia genética la aprovecharemos porque no se puede desperdiciar ese fondo de bravura y esas características de juego y hechuras», admite Bañuelos.

Puerta Grande


La tarde en Las Ventas no solo sirvió para el triunfo del ganadero sino para poner en circulación a un torero de Espartinas que ya venía apuntando muchas cosas buenas: Javier Jiménez. Puerta Grande para el rubio torero sevillano. «Es la primera ocasión que sacamos a hombros a un torero en Madrid y eso nos hace estar doblemente satisfechos», explica Antonio Bañuelos. «Cortó dos orejas que bien podían haber sido tres por la dimensión de su toreo y por cómo supo aprovechar las virtudes de sus dos oponentes», recuerda.

Una de las peculiaridades de la corrida venteña fue su edad: los seis ejemplares fueron cinqueños. «Y eran hermanos de camada de corridas que no salieron como nos hubiese gustado el año pasado como la de Bilbao», asegura Antonio Bañuelos. «El pasado año nos faltó la regularidad que habíamos tenido otras temporadas pero una corrida con el juego que dio esta de Madrid viene a reafirmar nuestro trabajo y a darnos un golpe de confianza en el buen trabajo que estamos realizando».

En cuanto al futuro, Bañuelos adelanta que en los cercados y en tierras burgalesas de Hontomín: «Tenemos 80 toros preparados para la próxima temporada más algunos cinqueños que dejaremos de la camada de este año. Nos encantaría volver a Madrid el curso próximo y creo que también merecemos una segunda oportunidad en ferias donde no nos salieron las cosas como nos hubiese gustado en nuestro debut».

Fuente: El Correo de Burgos

1 comentario »

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s