Opinión Taurina: Con José Tomás regresó el toreo eterno a la Plaza México 

José Tomás, heroe de leyenda. Pobres de espíritu aquellos que lo niegan. Foto Plaza México.

Por Juan Carlos ValadezDe SOL y SOMBRA.

El ambiente era festivo, alegre y gélido por las inclementes condiciones climatologicas que vive por estos días la capital mexicana para el festejo Guadalupano de la Plaza México.

El cartel fue inmejorable en el papel, encabezado por el mítico y controversial José Tomás que nuevamente casi consigue llenar la Plaza más grande del mundo, pero la feroz reventa y el día hábil jugaron a la contra.

José Tomás reventado y atacado por sus supuestas imposiciones partió plaza con el ambiente en contra, pero en cuanto se abrió de capa demostró una vez más porque es uno de los más grandes toreros de la historia.

Sin poses como su nemesis valenciana, José Tomás paralizó la plaza con su pureza y verdad en una faena virtuosa por momentos, inundada de una despaciosidad y temple que toco las fibras más sensibles del tendido.

Con olor a cloroformo fue un soberbio quite por gaoneras preludio de un inicio de faena por alto con estatuarios en los medios, cumbres resultaron los naturales, pasandose al toro a milimétrica distancia toreando con la panza de la muleta y con los pies atornillados en la arena.

José Tomás hizo lo que muy pocos han hecho esta temporada, se cruzó con el toro, cargó la suerte, ligó los pases y, si aquello no acabó en delirio fue porque el noble y encastado toro de Jaral de Peñas se apago pronto.

Con el toreo de José Tomás la fiesta emergío de sus cenizas y, con el regresamos al toreo verdad, ese toreo de arte que mata todo.

Los reventadores y aduladores del toreo de poses y gimnasia, andarán por estas horas amargados, tirando bilis porque José Tomás no fracaso y no sólo eso, les recordó la bajeza de sus pasadas emociones y les hizo revivir sensaciones reprimidas que parecían perdidas: esas que solo surgen cuando las suertes se ejecutan con hondura y se interpretan con verdad. Es en este punto donde el arte de torear adquiere caracteres de grandeza.

¿Que no está en plenitud el Maestro José Tomás?

Vaya bola de golfos misántropos y caducos aquellos que se siguen prodigiando con el cuento de un torero, que sí ha alcanzado él nivel al qué ha llegado, es en parte porque José Tomás no ha estado, que si estuviese lo mandaba de una vez por todas a jugar golf todo el año.

La grandeza de la actuación de José Tomás radicó en que nuevamente acabo con el concepto del pegapases, paradigma de la tauromaquia moderna, que tanto abunda en el escalafón taurino.

El mejor ejemplo del pegapasismo moderno estuvo representado por Julián de San Blas, que ayer no brillo ni demostró su inmenso poderío ante un toro de Montecristo, que es cierto, no le regaló nada, pero con el que El Juli se vio como un torero vulgar y gris.

Manzanares por su parte destapó por momentos el frasco de las esencias y nos dejo con ganas de verlo nuevamente para la segunda parte de la temporada.

Hablar hoy en día de Pablo Hermoso de Mendoza es malgastar el tiempo y hacer leña del árbol caído, porque la realidad es que el rejoneador navarro ya esta de salida.

¿Y los mexicanos?

Sergio Flores tiene madera de ídolo y en mi opinión puede ser un torero importante si despeja su mente y consigue atemperar por momentos su espíritu “populista”.

A José Adame le regalaron dos orejas y una puerta grande que no cambia mucho su situación, porque a estas alturas dudo que alguien recuerde algún pasaje de su faena.

Mientras que El Payo no tuvo suerte y tuvo que lidiar un sobrero de Jaral de Peñas que no le permitio prodigarse y solo nos regaló una media de pintura.

El hermano menor Luis David Adame esta muy verde todavía y muy lejos del nivel que pensamos podía alcanzar. Deben llevarlo más despacio o lo van acabar estrellando como al Big Brother.

Una vez finalizado el festejo Guadalupano hay que celebrar dos cosas:

  • El regreso de José Tomás que nuevamente nos trajo el toreo eterno
  • Y el reencuentro con la grandeza del arte de torear.

Que tomen nota aquellos que siguen prefiriendo el vino en caja de cartón que un Vega Sicilia.

Twitter @Twittaurino

Anuncios

4 comentarios en “Opinión Taurina: Con José Tomás regresó el toreo eterno a la Plaza México ”

  1. Al señor Valadez, yo supongo que le dieron muchas ganas de ir al baño cuando estaba escribiendo sobre pepe tomy, sino se acaba el espacio en elogios para ese toreandero y además, largó en demasía contra los que son partidarios del toreandero valenciano que a mí en lo particular, me cae en la punta pero, no malgasto tiempo en vertir fobia en alguien que no me gusta simplemente, lo ignoro.

    Pero el señor Valadez, ha hecho gala de ser “mala leche” con matices de frustración y amargura; n o es para tanto señor Valadez, recuerde que la vida es corta y muy bonita para desperdiciarla en nimiedades.

    Me gusta

  2. eres un ESTUPIDO CON MAYUSCULAS valadez cuando las dos veces a toreado mano a mano tu idolo de barro jose tomas en la Mexico ARTURO MACIAS Y JOSELITO ADAME LO HAN BAÑADO QUE POCA M……..EMORIA TIENES estos ultimos dos toreros han nacido en AGUASCALIENTES por si no lo sabes

    Me gusta

  3. Creo la bilis derramada viene del autor del texto. Transmite tanto odio, que opaca la crónica de la faena de José Tomás; y además deja de lado las actuaciones de los otros alternantes -con comentarios de pasada-, como si fueran poca cosa.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s