Archivo de la categoría: JOSÉ TOMÁS

Es lo que digo yo: El toreo no ha muerto, regresó José Tomás 

José Tomás en la Plaza México. Foto Ángel Bernal.
José Tomás en la Plaza México. Foto Ángel Bernal.

Por Luis Cuesta –  De SOL y SOMBRA.

Después de un largo año en el retiro José Tomás regresó a la Plaza México dispuesto a derrotar el recuerdo de su última aparición en este escenario y vaya si lo consiguió.

Por una extraña y novedosa situación previo al festejo Guadalupano, gran parte de la afición era anti-tomasista. Incluso una parte de la prensa “oficialista” se sumó contra el torero de Galapagar con un entusiasmo desenfrenado y en una escala que, en algún momento, habría sido verdaderamente inimaginable en otros años.

Pero lo que sucedió el pasado martes en la Plaza México, fue un triunfo de la razón que venció algunas ideologías e intereses.

Fue un grata experiencia volver a ver a José Tomás en plenitud, un torero que para muchos representa, al igual que Enrique Ponce, el espíritu de una época y de un período de tiempo muy especial de la fiesta brava.

¿Porque regresa José Tomás si ya no tiene nada qué demostrar? Yo quisiera creer que regresa porque para el vivir sin torear no es vivir, como le dijo a la escritora Almudena Grandes.

Si analizamos con detenimiento sus arriesgadas reapariciónes, estas implican siempre un «punto de no retorno».  Es decir, José Tomás es como el jugador que ha apostado todo a una tirada de dados, ganar o perder y que generalmente la suerte esta de su lado.

A José Tomás o se le ama o se le odia, no parece existir término medio —ni él parece desearlo—en la opinión que se genera en torno a su figura. José Tomás parece ser siempre un artista en continuo equilibrio de búsqueda incesante e inquieto deambular a pesar de sus contadas apariciones en los ruedos. Es un torero errante que se deleita en jugar al despiste ante propios y extraños que intentan perseguirlo con el tranquilizador cazamariposas del encasillamiento. Esto pasa en España, México y el resto del mundo taurino donde es idolatrado sin más.

Su actual toreo evoca en el aficionado  nostalgia y sus fugaces regresos nos dejan con la duda de si volveremos a verlo alguna vez más en alguna plaza.

Ahí en la nostalgia para los viejos y en la resurrección para los jóvenes, radica el misterio y la gran mercadotecnia que envuelve a este torero, a quien me atrevo a decir es también el último genio del marketing taurino.

José Tomás sabe que hoy en día no basta con estar bien en la plaza y es ahí en donde entra ese aparato de prensa que previo a sus actuaciones, las convierte en verdaderos acontecimientos mundiales.

A José Tomás se le reprochará que no permita cámaras de televisión, ni compita con las primeras figuras en las principales ferias y para demeritar su carrera siempre se le pondrá como ejemplo la maratonica carrera de su máximo rival: Enrique Ponce.

Sin embargo en términos artísticos -aunque muchos olviden que el toreo es un arte- una obra extensa no necesariamente es sinónimo de calidad. Por ejemplo en el arte de la música Los Beatles duraron en activo tan solo 8 años y los Rolling Stones llevan más de 50 años juntos y su legado artístico, así como su repercusión es muy diferente. Lo mismo sucedió con Manolete y con Luis Miguel Dominguín en su época o con la primera etapa de matador de toros del Cordobés y sus rivales.

Las opiniones son muy subjetivas y si bien la carrera de Ponce ha sido más regular, pienso que la huella de José Tomás ha sido más profunda y honda para la historia del toreo al día de hoy.

Pero como las comparaciones suelen ser generalmente odiosas, es mejor agradecer el tener todavía en activo a estas dos grandes figuras del toreo, porque lamentable no será por mucho tiempo más, ya que ambos maestros se encaminan rápidamente hacia su quinta década.

En cuanto a la actuación de José Tomás del pasado martes en la Plaza México, quisiera finalizar diciendo que después de su presentación en esta temporada; esta, tiene un antes y un después.

Nuevamente José Tomás nos ha recordado la esencia de lo que es ser un torero puro y con un umbral de valor altísimo. Como lo escribió hace 20 años el inolvidable Joaquín Vidal en su crónica para el diario El País:

Y llegó José Tomás (…) Llegó José Tomás, se echó la muleta a la izquierda y acabó con el cuadro (…) El toreo no ha muerto.

Es lo que digo yo.

Twitter @LuisCuesta_

Anuncios

@Taurinisimos 142 – Corrida Guadalupana: José Tomás, Manzanares y Sergio Flores @ La México.

Fotograma de José Tomás en el pase del desdén, aquí en @Taurinisimos.

Programa Especial de @Taurinisimos, @RadioTVMx del miércoles 13 de Noviembre de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2017-2018.
Corrida Extraordinaria Guadalupana pro daminificados de los sismos de septiembre de este año.

Análisis completo, Toros de Distintas Ganaderías para Hermoso de Mendoza, José Tomás, El Juli, José María Manzanares, Joselito Adame, El Payo, Sergio Flores y Luis David Adame.

Faenas de Hermoso de Mendoza, Jose Adame, José Tomás, Sergio
Flores y Manzanares.

Clip: José Tomás en La México, 2017. Por Divisa Films.

La próxima emisión de @Taurinisimos será el próximo viernes 15 de Diciembre de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Opinión Taurina: Con José Tomás regresó el toreo eterno a la Plaza México 

José Tomás, heroe de leyenda. Pobres de espíritu aquellos que lo niegan. Foto Plaza México.

Por Juan Carlos ValadezDe SOL y SOMBRA.

El ambiente era festivo, alegre y gélido por las inclementes condiciones climatologicas que vive por estos días la capital mexicana para el festejo Guadalupano de la Plaza México.

El cartel fue inmejorable en el papel, encabezado por el mítico y controversial José Tomás que nuevamente casi consigue llenar la Plaza más grande del mundo, pero la feroz reventa y el día hábil jugaron a la contra.

José Tomás reventado y atacado por sus supuestas imposiciones partió plaza con el ambiente en contra, pero en cuanto se abrió de capa demostró una vez más porque es uno de los más grandes toreros de la historia.

Sin poses como su nemesis valenciana, José Tomás paralizó la plaza con su pureza y verdad en una faena virtuosa por momentos, inundada de una despaciosidad y temple que toco las fibras más sensibles del tendido.

Con olor a cloroformo fue un soberbio quite por gaoneras preludio de un inicio de faena por alto con estatuarios en los medios, cumbres resultaron los naturales, pasandose al toro a milimétrica distancia toreando con la panza de la muleta y con los pies atornillados en la arena.

José Tomás hizo lo que muy pocos han hecho esta temporada, se cruzó con el toro, cargó la suerte, ligó los pases y, si aquello no acabó en delirio fue porque el noble y encastado toro de Jaral de Peñas se apago pronto.

Con el toreo de José Tomás la fiesta emergío de sus cenizas y, con el regresamos al toreo verdad, ese toreo de arte que mata todo.

Los reventadores y aduladores del toreo de poses y gimnasia, andarán por estas horas amargados, tirando bilis porque José Tomás no fracaso y no sólo eso, les recordó la bajeza de sus pasadas emociones y les hizo revivir sensaciones reprimidas que parecían perdidas: esas que solo surgen cuando las suertes se ejecutan con hondura y se interpretan con verdad. Es en este punto donde el arte de torear adquiere caracteres de grandeza.

¿Que no está en plenitud el Maestro José Tomás?

Vaya bola de golfos misántropos y caducos aquellos que se siguen prodigiando con el cuento de un torero, que sí ha alcanzado él nivel al qué ha llegado, es en parte porque José Tomás no ha estado, que si estuviese lo mandaba de una vez por todas a jugar golf todo el año.

La grandeza de la actuación de José Tomás radicó en que nuevamente acabo con el concepto del pegapases, paradigma de la tauromaquia moderna, que tanto abunda en el escalafón taurino.

El mejor ejemplo del pegapasismo moderno estuvo representado por Julián de San Blas, que ayer no brillo ni demostró su inmenso poderío ante un toro de Montecristo, que es cierto, no le regaló nada, pero con el que El Juli se vio como un torero vulgar y gris.

Manzanares por su parte destapó por momentos el frasco de las esencias y nos dejo con ganas de verlo nuevamente para la segunda parte de la temporada.

Hablar hoy en día de Pablo Hermoso de Mendoza es malgastar el tiempo y hacer leña del árbol caído, porque la realidad es que el rejoneador navarro ya esta de salida.

¿Y los mexicanos?

Sergio Flores tiene madera de ídolo y en mi opinión puede ser un torero importante si despeja su mente y consigue atemperar por momentos su espíritu “populista”.

A José Adame le regalaron dos orejas y una puerta grande que no cambia mucho su situación, porque a estas alturas dudo que alguien recuerde algún pasaje de su faena.

Mientras que El Payo no tuvo suerte y tuvo que lidiar un sobrero de Jaral de Peñas que no le permitio prodigarse y solo nos regaló una media de pintura.

El hermano menor Luis David Adame esta muy verde todavía y muy lejos del nivel que pensamos podía alcanzar. Deben llevarlo más despacio o lo van acabar estrellando como al Big Brother.

Una vez finalizado el festejo Guadalupano hay que celebrar dos cosas:

  • El regreso de José Tomás que nuevamente nos trajo el toreo eterno
  • Y el reencuentro con la grandeza del arte de torear.

Que tomen nota aquellos que siguen prefiriendo el vino en caja de cartón que un Vega Sicilia.

Twitter @Twittaurino

Lunes @Taurinisimos 141 – PREVIO Corrida Guadalupana y Xajay @ La México.

Fervor taurino y guadalupano, hoy @Taurinisimos.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del lunes 4 de Diciembre de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2017-2018. Análisis Cuarta Corrida del Derecho de Apartado:

Toros de Xajay para Sebastián Castella, Sergio FloresGinés Marín y y Luis David Adame.

Toros en Teziutlán, 6 San Fermín, 6 para Jerónimo, Sebastián Castella y Fermín Rivera.

Clip: María Callas y “Habanera” Ópera Carmén de Georges Bizet.

José Tomas en La México, faenas a los toros “Tú y las Nubes” y “Palomo Querido” de Xajay el 29 de Noviembre de 2009.

La próxima emisión de @Taurinisimos será el próximo miércoles 13 de Diciembre de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

La nueva reaparición de José Tomás: ‘Por México’

José Tomás. Foto Eloy Alonso / Reuters.

Por Juan Diego Madueño.
“Ya me llamará”, decía José Tomás este verano. Se refería a torear, a volver del retiro donde pasaba los meses más agitados de la temporada taurina europea en Aguascalientes con la familia, la localidad mexicana donde estuvo a punto de perder la vida corneado por Navegante, toro al que, junto con Vargas Llosa, le dedicó un libro (Diálogo con Navegante, Espasa). Y le ha llamado.

Según pudo saber este diario ni tentaba ni entrenaba. A las pocas semanas se le pudo ver en fincas españolas haciendo exactamente eso. No hay misterio sin esquinazo, sin pistas falsas. En septiembre estuvo en Cuvillo, subió un tuitero una fotografía de él vestido de corto junto al picador del lugar el día 11, y después ha tentado en octubre, al menos una vez más, en la ganadería Los Rodeos de Andújar. Parece ser que se le ha visto también en la dehesa salmantina.

El ganadero jienense habló con Diario de Jaén e incluso hizo una foto del matador toreando en la plaza de tientas que cedió al periódico local, hecho considerado pecado hasta ahora en el entorno de José Tomás. “Vas a hacer que se enfade conmigo”, reconocía el propietario al periodista. No se sabe qué consecuencias habrá tenido la fuga de información. A lo mejor el matador de Galapagar ha rebajado la presión que ejercía sobre la comunicación al exterior para dar cuerpo a la llama de misterio que puede extinguirse. Después de tanto tiempo no hay nada revolucionario en una actitud ya amortizada por los públicos, acostumbrados a su ausencia.

Además de la foto publicada en Jaén, existen algunos vídeos suyos matando toros a puerta cerrada en la plaza de Valdemorillo vestido de luces, en el proceso de recuperación de la cornada de Aguas, que algunos aficionados han visto como si quedaran para coger una cunda.

‘Por México’

Las piedrecitas de los tentaderos tenían un objetivo: la última reaparición, esta vez en la México. José Tomás siempre reaparece. El próximo martes, día de la Virgen de Guadalupe, hará otra vez el paseíllo en la Monumental de México, la plaza de toros con más capacidad del mundo. Caben 41.262 personas. No se televisa.

Los nuevos empresarios han podido juntar en una misma tarde a Juli, Manzanares, Pablo Hermoso de Mendoza, Joselito y Luis David Adame, El Payo y Sergio Flores, además del silencioso matador, para torear por los damnificados por el terremoto que sacudió el país. El lema de esta corrida monstruo es ‘Por México’ y la recaudación y los honorarios se destinarán a la reconstrucción.

Como ocurrió con el festival homenaje a Víctor Barrio, hubo polémica en torno a la presencia de Enrique Ponce en el cartel. El de Chiva ha decidido ir por su cuenta, e igual que hizo en Teruel un año después de la desgracia, ha donado de forma particular el caché de su actuación del pasado domingo 4 de diciembre en el DF.

Ambos matadores, admirados en el país azteca, son incapaces de torear juntos incluso en las situaciones más delicadas, aislados el uno del otro en la burbuja de sus partidarios, en afrentas históricas y en la leyenda de dos conceptos, supuestamente, irreconciliables. La culpa la tienen los delmorales de las dos orillas. La contienda, de otra época, mantiene la tensión en una época en la que apenas queda arrebato en las plazas. La tozudez ha dejado al aficionado sin un encontronazo Ponce-JT en la madurez de ambos matadores. Imperdonable.

José Tomás ‘es’ mexicano

José Tomás tomó la alternativa en México, donde se hizo torero en la década de los 90. Viajó hasta allí con Corbacho, el apoderado que más le ha influido. Tomó la alternativa en el 95 en la Monumental.La cornada de Autlán de la Grana en el 96 y la de Aguascalientes, 14 años después, encierran el secreto del empadronamiento mexicano de sangre: la derramada y la recibida. Ambas heridas, sobre todo la más reciente, en la que a punto estuvo de perder la vida, han dejado un reguero de bolsas de tranfusión vacías en las enfermerías.

Allí está a gusto. Reconoce que se siente mexicano, tiene casa en Aguascalientes, donde pasó su último cumpleaños. Su fundación, que lleva a cabo actividades de todo tipo, en colaboración, por ejemplo, con el banco de alimentos, se ha volcado con el país, cediendo equipamiento médico y elaborando programas educativos.

Las últimas tardes en su paraíso han sido irregulares. Volvió a Aguascalientes en 2015. Resucitó bordando el toreo al natural. Un año después, en febrero de 2016, toreó en la México en el aniversario de la inauguración de la plaza. Las crónicas hablan de que se hizo “un poco mortal” y de “decepción”. La tarde no tuvo la rotundidad de siempre y el público, que abarrotaba los tendidos, se enfadó desmenuzando un poco el mito. Aquel día salió a hombros Joselito Adame.

Él, que suma ocho tardes en la capital, ha cruzado el umbral del triunfo dos veces, en 2007 y en 2009. Ahora hay expectación por cómo será recibido después de aquel día, por enfrentarse con las figuras españolas, con las que ya se vio las caras el año pasado en Valladolid y San Sebastián, y por si esta es la primera tarde de una nueva temporada. Más bien una nueva sucesión de tardes.

Todo lo que le rodean son rumores. Lo que se habla es más deseo del que lo dice que realidad. Morante, a través de Manolo Lozano, su nuevo apoderado, ya se ha ofrecido para torear con él, oliendo el rastro de varios blockbusters. El sevillano ha visto pasar el tren y se va a subir cuando ya es tarde. Si nunca se ha llegado a definir, ahora JT es impredecible. Su preparación comenzó antes del terremoto, quizá sí tenga en mente torear muchas o pocas tardes en Europa. O no. Lo mismo, como este año, sólo pueden disfrutar de él en vivo los aficionados mexicanos.

Publicado en El Español 

José Tomás: la penúltima venida

Por Alvaro R. del Moral.

La última fue en Valladolid, el 9 de septiembre de 2016. Y no faltó la polémica; exactamente la misma que acompaña su reaparición este martes, festividad de la Virgen de Guadalupe, en la corrida que puede y debe abarrotar el inmenso embudo de Insurgentes de la capital azteca. Se trata de recabar fondos para las víctimas de los trágicos seísmos que asolaron México el pasado mes de septiembre. José Tomás, indudablemente, es la máxima atracción de un cartel coral en el que también figuran los nombres de el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza y los matadores de toros Julián López El Juli, y José María Manzanares. La cuota mexicana la aportan Joselito Adame, El Payo, Sergio Flores y Luis David Adame. Cada uno, todo hay que decirlo, comparecerá con su toro bajo el brazo. El fin del evento justifica casi todo.

A partir de ahí, no podemos evitar poner en marcha la moviola. La nómina del cartel entronca directamente con la polémica mencionada: se trata de la indisimulada enemistad y rivalidad profesional que le separa de Enrique Ponce, que ya quedó fuera de la feria de Valladolid de 2016 –incluyendo otra corrida coral organizada en homenaje al infortunado Víctor Barrio– por imposición del propio Tomás. Las hostilidades no han cesado y la gestación del festejo de este martes ha vuelto a enfangarse por las mezquindades de la política taurina. El maestro valenciano ha vuelto a quedar fuera de un acontecimiento en el que tenía sitio natural. Ojo: Ponce había sido el primer torero en abanderar la solidaridad taurina para echar un cable a los damnificados del terremoto. El diestro de Chiva, resignado a no compartir mesa y mantel con José Tomás –que le volvió a quitar su silla en el banquete– ya ha resuelto su aportación a la causa donando los honorarios percibidos en su actuación del pasado domingo que, por cierto, se resolvió triunfalmente.

Pero no conviene perder el hilo y las circunstancias que rodean esta penúltima venida del Divino en carne mortal. Lo hará en una plaza, la Monumental de México, en la que no rodaron bien las cosas el 31 de enero de 2016. Allí arrancó la última temporada –reducida a siete festejos– en medio de una fortísima expectación que se vio defraudada a pesar de acabar con todo el boletaje. A partir de ahí, el diestro de Galapagar cubrió un breve calendario que incluyó las plazas de Jerez, Alicante, Huelva, San Sebastián y el mentado y doble pase de Valladolid.

En 2017, ya es sabido, llegó un nuevo eclipse, paralelo a la habitual mudez del torero y su entorno, que ha hecho del silencio una asombrosa herramienta de comunicación. En 2015 había limitado su presencia en los ruedos a la función única de Aguascalientes; 4 fueron en 2014; ninguna en 2013; 3 en 2012, incluyendo la célebre encerrona nimeña; 9 fueron en 2011, reaparecido del tremendo percance sufrido el año anterior que, de alguna manera, marcó el comienzo de esta ¿penúltima? etapa en los ruedos. El tiempo, en cualquier caso, es tozudo y la cuerda tendrá un final cada vez más cercano.

José Tomás ya ha rebasado de largo la cuarentena pero el toro seguirá teniendo cuatro o cinco años cada vez que asome por el chiquero. A estas alturas no sabemos, ni por asomo, qué planea el llamado dios de piedra para 2018 aunque algunos rumores ya le situarían en Jerez y hasta en Sevilla, una plaza que no pisa desde el estreno del siglo, en la que tenía que haber sido la tercera Puerta del Príncipe de una Feria de Abril que abrió saliendo a hombros y cerró en la mesa del quirófano. A partir de ahí todo son conjeturas. Sólo hay una cosa segura: Tomás volverá a manejar los tiempos y huirá de cualquier filtración, que se convierten en el antídoto de su presencia en cualquier plaza. La reaparición jerezana de 2016 se realizó por sorpresa, sin previo aviso y a través de un escueto y discreto correo electrónico emitido por los Matilla que incendió las redes sociales y los móviles del toreo en pocos minutos. Las cosas volverán a suceder de una forma muy parecida si el diestro de Galapagar, tal y como afirman los que presumen de estar mejor informados, se decide a emprender esa nueva campaña testimonial por sus plazas más queridas. En el debe de su agenda siguen figurando el ruedo de Las Ventas pero, especialmente, la plaza de la Maestranza. Hace dos años se habló de una ingenua operación, con Morante de agente doble, para que toreara en el Corpus. Lo que Tomás tenga en su cabeza, hoy por hoy, es una incógnita.

Fuente: Elcorreoweb.es

No, gracias, Señor de Galapagar ¡Sí a la libertad de expresión!


Por Miguel Angel García.

Los profesionales de la Tauromaquia, los que dependen directamente de la Fiesta Brava, viven amenazados por los movimientos de antitaurinos que buscan abolir dicho espectáculo, lo cual estaría coartando el derecho al trabajo y la libre expresión de quienes gustan de los toros. Defendemos hasta donde podemos lo que llamamos fiesta de arte, artística plena, exhortando a todos los aficionados para acudir a las plazas y que nadie, absolutamente nadie, tenga el derecho de decidir y pensar por uno mismo.

Cuando el torero de Galapagar actúa en México hace firmar a todos los medios de comunicación una carta compromiso, no solamente por reporteros, sino por directores, donde hace que la prensa se comprometa para que, “La actuación de José Tomás no podrá ser trasmitida a través de ningún medio de difusión gráfica o audiovisual, en ninguna modalidad técnica..”. (para pronto, ni en wasap) A menos que sea autorizada por el diestro. Palabras más, palabras menos se pueden leeren dicho documento.

Dicen que el “misterio” de este torero radica en eso, en que no se deja ver ni en pintura y en cierta forma ésta mercadotecnia le ha funcionado para que el público, sobre todo el no conocedor, se intrigue en saber por qué según le llaman el “mejor”.

Si los profesionales de la fiesta brava, por delante siempre los medios de comunicación, sacan la cara cuando de defender la libertad de expresión de la Fiesta Brava se trata para que nadie se atribuya la libertad de coartar el trabajo, por qué un torero que viste el terno una o dos veces al año llega a México y atenta contra nuestra libertad de expresión, la de los medios informativos.

El artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la cual reza: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio expreso.

El articulo 6 se la Constitución Mexicana contiene la libertad fundamental de expresión de las ideas en los siguientes términos: La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial y administrativa; el derecho a la información será garantizado por el estado.

Toreros como Enrique Ponce, Julián López y Pablo Hermoso de Mendoza, igual de origen español, se han brindado y sin medida para el toreo mexicano, realizando extensas campañas desde hace más de 18 años, en plazas Monumentales y de provincia, apoyando a los valores, promoviendo la fiesta brava, activando economías. Ellos tienen más derecho que el de Galapagar en decidir cómo y quienes pueden verlos torear. Y jamás han impuesto una sola condición.

En México, sobre todo en la Plaza de Insurgentes, el de Galapagar no tiene un solo argumento para sentirse especial, porque taurinamente hablando tampoco ha hecho absolutamente nada relevante. Sí, ha llenado la plaza, pero me gustaría ver que lo hiciera diez o quince años consecutivos como lo ha hecho un Pablo Hermoso de Mendoza.

No, ser figura no es vestirse una vez al año y menos imponer cláusulas a los medios informativos, atentando contra la libertad de expresión. ¿En qué planeta sucede esto? Más cuando en México temas como libertad de expresión está costado la sangre a miles de periodistas y que lamentablemente siguen sumando en la nota roja.

Libertad de expresión, en México, es poner el dedo en la llaga, por que si no lo sabía, señor de Galapagar, este año han muerto en el cumplimiento de su deber 11 periodistas, que se suman a los 47 asesinados desde 2010 por defender la libertad de expresión. Aquí, este tema, no es cosa de un torero.

No estamos de acuerdo en la postura del torero de Galapagar al imponer reglamentos, condiciones y un sin fin de cláusulas para este medio informativo, como a toda la prensa que cubre la nota de la Fiesta Brava. Por tal motivo, declinamos irlo a ver a la Plaza México el día 12. Esto no significa que evadamos nuestro compromiso con la información, de tal manera que daremos cuenta puntual y exhaustivamente a todo lo acontecido en la corrida del 12, antes y después. El torero de Galapagar no es la corrida del 12, este evento es mucho más que eso.

El Periódico ESTO nace en 1941, desde entonces a la fecha, ha informado del acontecer mundial del toreo ininterrumpidamente, los 365 días del año, dedicándole el mayor espacio como en ningún otro medio impreso se hace, ni a nivel mundial. Esta redacción la han visitado prácticamente todas las figuras del toreo, de antes y de ahora; y ha pisado los ruedos más importantes de México y el extranjero a través de sus importantes plumas que aquí han dejado la vida. Y nadie, jamás nadie ha llegado a decir como hacer nuestro trabajo. No jugamos a informar. No estamos al capricho de nadie.

No, gracias, señor de Galapagar.

Bajo condiciones, no.

Publicado en ESTO

José Tomás decide no torear en Colombia 

José Tomás.

De SOL y SOMBRA.

El torero José Tomás que reaparecerá el próximo 12 de diciembre en La Plaza Mexico, ha decidido no torear  en Bogotá (Colombia) este año, esto lo ha confirmado la empresa Corporación Taurina Bogotana a través de un comunicado.

“En respuesta amable y oportuna, el apoderado de José Tomás nos comunica que el diestro madrileño de Galapagar no estará en la temporada colombiana 2018″, reza la nota.

Felipe Negret, que recientemente ha sido reelegido como empresario de La Santamaría, había anunciado su intención de “hacer todo lo posible” para llevar a José Tomás a Bogotá, una ciudad en la que lo taurino está despertando un importante y arduo debate social.

Cinco años después, de que la Corte Constitucional revocó la prohibición, permitiéndose nuevamente la celebración de festejos taurinos, la fiesta brava necesitaba de un revulsivo, por lo que ante esta problemática el empresario del coso bogotano intento llevar a José Tomás, pero la respuesta del torero de Galapagar ha sido un rotundo no.

Nuevamente José Tomás el redentor de la fiesta para muchos, sigue dando de que hablar en lo negativo, mientras que  su proxima temporada 2018 continúa siendo un misterio.

Twitter @Twittaurino