Archivo de la categoría: Luis Ramon Carazo

Ocho con Ocho: ¡Por México! Por Luis Ramón Carazo


Decía recientemente, que una de las arengas más frecuentes en el toreo, es la expresión ¡Venga! Para sobreponerse a las circunstancias de la lidia de un toro y lograr hacerle una faena que quede para la historia, así lo sentimos, así vivimos la vida los taurinos.

Después de la dura experiencia vivida en el país, rescatamos el cómo la gente de nuestro país en su gran mayoría se ha volcado para ayudar al prójimo y demostrar cómo somos cuando nos sentimos dolidos por una tragedia, como los buenos toros la gente se crece al castigo y saca la casta.

Y traje en aquel escrito a colación el festival del 12 de octubre de 1985, en un sábado por cierto, cuando Manolo Vázquez y Antoñete, figuras señeras del toreo español, actuaron al lado de los señeros nuestros, Alfredo Leal, Joselito Huerta, Jaime Rangel y Eloy Cavazos, para lidiar astados de diversas ganaderías y ofrecer con su toreo, una señal de solidaridad con nuestro país.

Joselito en aquella tarde del 85, indultó un novillo de Garfias, vestido de charro le cuajó una gran faena y por cierto hablando de El León de Tetela de Ocampo, hace más de veinte años en un festival en Las Ventas de Madrid, vestido a la misma usanza charra en 1997 en otro festival este a beneficio de El Soro, tejió una gran faena aun cuando desde 1973 se había retirado de los ruedos en La México.

Pues bien los rumores son fuertes y parece que 12 de diciembre próximo en La México reaparecerá en los ruedos José Tomás, en el ruedo de la Monumental para contribuir con su arte junto con otros siete toreros mexicanos y españoles, de los últimos tal vez, Pablo Hermoso, El Juli y Enrique Ponce en una fecha que de ser cierta, será un agasajo de postín y más tratándose de quién desde hace mucho nos tiene en ascuas sobre su futuro en los ruedos.

Decía que mantener el paso es importante, no aflojarlo y si la naturaleza nos puso a prueba, es muy importante, como en la faena, sacar lo mejor que tengamos en nuestro repertorio, para el futuro que tenemos que construir mejor y los toreros con los profesionales del toreo, parecen dispuestos a darlo.

Es una oportunidad de la vida, el poder reflexionar en donde hemos fallado a la hora de lidiar en el pasado, para sacarle gran faena al toro que tenemos enfrente y convencidos irle con alegría a poner todo nuestro esfuerzo, para un país que construimos o denostamos entre todos.

Decía que algunos ya estarían carburando la idea de hacer algo similar a lo que sucedió en aquel 1985 y desde ahora manifestamos nuestra adhesión a la iniciativa, de ser cierta, me parece que varias figuras nacionales y extranjeras estarán ansiosas de decir en la arena de la Monumental, ¡Viva México!

Esperemos noticias para saber en que contribuimos a la causa que es una oportunidad de expresar a los que aquí seguimos, que estamos dispuestos a paliar y a cambiar a mejor, con el regalo de nuestra existencia puesta en vilo por la naturaleza.

Un evento taurino de beneficio, serviría para expresar como somos los taurinos de todo el mundo cuando vemos a nuestros hermanos sufrir por los desastres que nos recuerdan cuan frágiles somos y como muchas veces al no tenerlo presente, nos peleamos por tarugadas que al fin y al cabo solamente nos traen hiel a nuestra existencia.

Con ansias esperamos la confirmación de los hasta ahora, rumores que causan ilusión, por parte de los diarios de circulación nacional en España.

Anuncios

Ocho con ocho: Victorino Por Luis Ramón Carazo

En la vida como en los negocios dejar huella es difícil, es una asignatura compleja, por ello, cuando una persona como lo fue el criador y creador de reses bravas Victorino Martín Andrés parte al paseíllo eterno, se siente una sensación de dolor al despedir físicamente, a quién se le admira por su obra indeleble que perdura ahora en las manos de su hijo.

Una ganadería a punto de desaparecer la de Escudero y Calvo en manos de un genio se convirtió en una de las ganaderías más emblemáticas del toreo con quien buscó y encontró acometividad, codicia, fiereza, alegría en el comportamiento, balanceadas con nobleza y trapío en lo físico en sus dehesas y no el comportamiento light, cáncer de la más bella de todas las fiestas.

Recordemos que el 18 de agosto de 1960 Victorino Martín Andrés, compró el primer lote a Florentina. En el 62 compró el segundo lote (el de Josefa) y el 23 de diciembre de 1965 compró el último y su parte de finca a Antonio. Ya en el 66 lidió como Victorino Martín, marcando un hito en la cabaña del ganado de lidia y una historia de tesón para engrandecer a una marca que provoca gran expectativa cada vez que lidia.

El once de junio se celebra el cumpleaños, desde que el marqués de Albaserrada le compró a su hermano el conde de Santa Coloma una punta de vacas y algunos sementales con ascendencia del marqués del Saltillo. Posteriormente compró Manuel Bueno en los años veinte y cuando fallece, los sobrinos de su viuda (Antonio, Florentina y Josefa) gestionaron los destinos de las reses del hierro de la A coronada hasta principios de los 60, anunciándose en los carteles como Herederos de Juliana Calvo y también como Escudero Calvo hermanos. Fueron años de los treinta a los sesenta, en los que la ganadería al final perdió su lugar de privilegio dentro del mundo taurino.

Las Ventas es una de la plazas emblemáticas de Victorino Martín, ahora a cargo de su hijo del mismo nombre y apellido paterno, el de García es por parte de su madre.

Victorino Martín García, sigue con la obra adelante, pone muy alto el listón con la movilidad, recorrido, ritmo, codicia, fijeza y en ocasiones la fiereza para dar sello propio a su ganado. Toros extraordinarios con las características positivas o negativas (llamadas alimañas) cuando se comportan dando dolores de cabeza a quienes les toca lidiarlas.

El 1 de junio de 1982, el ruedo de Las Ventas se empapó de codicia, acometividad, fijeza y fiereza para un momento excepcional: la Corrida del Siglo, en el cartel: Francisco Ruiz Miguel, Luis Francisco Esplá y José Luis Palomar, con toros de Victorino Martín.

Pobretón, Playero, Mosquetero, Director, Gastoso y Carcelero eran los nombres de los seis ejemplares que el ganadero de Galapagar lidió en la Monumental. Una cauda de nobleza y codicia combinadas, con un trapío ejemplar de los astados. Los tres espadas -que se repartieron seis orejas-, acompañados del ganadero y su mayoral, cruzaron la Puerta Grande gloria.

Posteriormente, en la corrida del 19 de julio del 82, se lidió Belador toro indultado en las Ventas, al que toreó Ortega Cano. El Paleto llamado así el fundador por ser nacido en Galapagar, un pueblo, es el único ganadero que se ufana de tener el homenaje del indulto para un toro en Las Ventas.

El conocimiento del padre más práctico, el del hijo más científico, se combinaron para mantener el prestigio por lo alto y ahora la nieta, hija de Victorino hijo, sigue los pasos familiares.

Le mando mi pésame hasta España a la familia de una casa ganadera muy respetada por todo el mundo taurino y que ahora sean ellos quienes sigan a futuro luchando por mantener la llama de la acometividad, codicia, fiereza, alegría, balanceadas con nobleza y en trapío en sus dehesas.

Estimado Victorino; para la posteridad dejas la grandeza de ser congruente en lo que se piensa y en lo que se hace sin declinar en el camino, un abrazo a tu hijo con mucho afecto, sucesor de tu filosofía de crianza. 

Te vamos a extrañar y mucho en todo el planeta taurino y en especial en México, me quedaré con el recuerdo de haber estrechado tu mano amiga y fuerte.

Ocho con Ocho: Justo medio Por Luis Ramón Carazo

Román sufrió una aparatosa voltereta con el tercero de la tarde. Foto JAVIER BARBANCHO.
Román sufrió una aparatosa voltereta con el tercero de la tarde. Foto JAVIER BARBANCHO.

La actuación de Joselito Adame en la Feria de Otoño que se está celebrando en Madrid, el 28 de septiembre de 2017, fue positiva, incluso provocó la división de opiniones para premiar o no la faena al primero de su lote de la ganadería de Fuente Ymbro.

Con base en un resumen de imágenes de la empresa madrileña, después de brindar a México, Adame logró muletazos de alta calidad, en dónde ejecutó unos preciosos cambios de muleta de mano y si la oreja no fue a la espuerta, tal vez fue por la negativa del presidente a la petición contrastada por parte del público que en media plaza asistió al coso de la calle de Alcalá, acudiendo a que la estocada estuvo un poco caída.

Su premio fue una vuelta al ruedo y en su segundo se la jugó ante un toro de embestida descompuesta. Su colega de cartel Román, también arriesgó la piel y logró una oreja en el primero de su lote y cercano se quedó de una segunda en el cierra plaza. Morenito de Aranda no tuvo un lote propicio y se quedó con las ganas de triunfar.

Y aquí me parece oportuno hacer un comentario, hubo quién afirmó que Joselito no había permitido que la corrida de referencia se transmitiera por televisión y no creyéndolo, quise salir al paso pues no me parece justo achacarle al matador, un hecho que no fue su decisión.

Platicamos con un ejecutivo de la empresa televisora y le extrañó la atrevida información y lo que me comentó es que el número de corridas contratadas fue lo que evitó seguramente la retransmisión de las imágenes y no la imposición del torero de Aguascalientes, quién seguro estoy, no tuvo vela en el asunto.

Miope sería no dejarse transmitir al cierre de su temporada europea y por consecuencia a México, dónde pronto vendrá para iniciar su periplo panamericano, lo cual haría ilógica una petición tajante a la empresa y a la televisora, cuando lo que requiere el torero es difusión, al igual que sus compañeros de cartel uno en pleno ascenso como lo es Román y el otro aferrándose a seguir, como Morenito de Aranda en una etapa mucho más madura.

Entiendo que las declaraciones de Joselito inconformándose por no torear con las figuras europeas en su terruño, cuando si lo piden como compañero de cartel en México, es más bien una declaración de intenciones, hacia el futuro del inicio hasta que culmine su temporada por allá del mes de abril en México, pero de ahí a pedir y luego que le hagan caso de no pasar su corrida en Madrid, me parece absurdo.

Joselito tiene mucha razón, en mi opinión está en un punto de madurez alto y sabe que si ahora no logra insertarse en la cima del toreo en Europa, el paso del tiempo no se detendrá y la oportunidad de figurar se habrá evaporado.

Lo que percibo entonces, nada tiene que ver con su supuesta negativa a ser transmitido en su actuación en la Feria de Otoño madrileña y lo escribo porqué habrá quién crea lo que alguno afirmó como verdad rotunda.

No me parece justo y se me hizo necesario precisar lo que pienso al respecto, para que se tome en cuenta otro punto de vista de una afirmación que me pareció rudeza innecesaria, en un momento tan delicado para el torero y más aún para México.

Por eso lo escribo con vehemencia pues no me pareció sano dejar de lado algo que no creo sea verdadero y me atengo a las consecuencias.

Ocho con Ocho: ¡Venga México! Por Luis Ramón Carazo 

La Plaza México se convirtió en un centro de acopio.

Una de las arengas más frecuentes en el toreo, es la expresión ¡Venga! Para sobreponerse a las circunstancias de la lidia de un toro y lograr hacerle una faena que quede para la historia, así lo sentimos, así vivimos la vida los taurinos.

Después de la dura experiencia vivida en estos días en el país, rescatamos el  cómo la gente de nuestro país en su gran mayoría se ha volcado para ayudar al prójimo y  demostrar cómo somos cuando nos sentimos dolidos por una tragedia, como los buenos toros la gente se creció al castigo y sacó la casta.

Desde luego no estamos solos, de muchas partes del mundo nos han mostrado la empatía que genera este nuestro país tan peculiar y tan diverso en todos los sentidos.

Ahora bien para mantener el paso,  es importante no aflojarlo y si la naturaleza nos puso a prueba,  es muy importante, como en la faena,  sacar lo mejor que tengamos en nuestro repertorio,  para el futuro que tenemos que construir mejor.

Es una oportunidad de la vida,  el poder reflexionar en donde hemos fallado a la hora de lidiar en el pasado,  para sacarle gran faena al toro que tenemos enfrente y convencidos irle con alegría a poner todo nuestro esfuerzo,  para un país que construimos o denostamos entre todos.

Unidad es lo que necesitamos, como la cuadrilla para cada uno jugando su rol aprovechar que todavía estamos en el ruedo de la existencia y que eso visto lo visto,  es un privilegio, en honor a los caídos hay que hacerlo mejor.

El toreo siempre ha sido solidario con las causas nobles y lo prueban muchos momentos de nuestra historia,  como lo fueron casos como el terremoto del 1985 dónde entre muchas acciones,  como la de ahora de la Plaza de México convertida en centro de acopio,  se celebró un festival en el que los toreros mexicanos y españoles,  se unieron para recaudar fondos.

El 12 de octubre de 1985 en un sábado por cierto,  Manolo Vázquez y Antoñete, figuras señeras del toreo español,  actuaron al lado de los señeros nuestros, Alfredo Leal, Joselito Huerta, Jaime Rangel y Eloy Cavazos,  para lidiar astados de diversas ganaderías y ofrecer con su toreo,  una esperanza de futuro.

Entiendo que los que nos conocen,  saben que somos una familia, nos conocemos entre todos y tal vez por ello seamos disfuncionales,  pero cuando se nos aprieta siempre sabemos dar el paso para adelante y olvidar rencillas nacidas del prisma personal y de que cada uno sentimos ser el centro del universo,  en este caso del taurino.

Por ello seguramente alguno ya estará carburando la idea de hacer algo similar a lo que sucedió en aquel 1985 y desde ahora manifestamos nuestra adhesión a la iniciativa, me parece que varias figuras nacionales y extranjeras estarán ansiosas de decir en la arena de la Monumental, ¡Venga México!

Esperemos noticias para saber en que contribuimos a la causa que es una oportunidad de expresar a los que aquí seguimos, que estamos dispuestos a paliar y a cambiar a mejor,  con el regalo de nuestra existencia puesta en vilo por la naturaleza.

¡Venga México! Te queremos porqué eres nuestro y porqué aquí hemos sufrido y gozado, por qué no siempre tenemos a veces capacidad de demostrarlo, hoy que se nos necesita, integrémonos a los que  han volcado a ayudar.

Un evento  taurino de beneficio,  serviría para expresar como somos los taurinos de todo el mundo cuando vemos a nuestros hermanos sufrir por los desastres que nos recuerdan cuan frágiles somos y como muchas veces al no tenerlo presente, nos peleamos por tarugadas que al fin y al cabo solamente nos traen hiel a nuestra existencia.

¡Venga México! Para que ¡Viva México!

Ocho con Ocho: Don Alberto Por Luis Ramón Carazo

20170917-164926.jpg

Al recibir el mail que contiene los carteles a celebrarse en la Plaza México y en Guadalajara con festejos novilleriles, reflexioné en que mientras existan personas exitosas que con lo que generan en sus negocios impulsen la tradición del toreo, los aficionados debemos de ser agradecidos, porqué de otra manera, ya hace tiempo que el toreo estaría todavía más endeble.

Y se (no me afecta) que expresar público reconocimiento a lo que hace Don Alberto Baillères González, desde hace ya casi 50 años por significar su apoyo a que el toreo no se muera (como muchos lo auguran desde hace tiempo) será motivo para que algunos piensen que ya me salió lo zalamero, allá cada uno.

Pero si lo que están haciendo hoy en día, él y otros empresarios como su socio en La México Xavier Sordo, Juan Pablo Corona , Pablo Moreno, Pablo Álvarez, Miguel Alemán y otros con menos posibilidades económicas, no nos conmueve, es que de plano queremos tapar el sol con un dedo.

Podemos diferir en conceptos, pero en esencia hoy invertir en escuelas de tauromaquia, en novilladas, en llevar a los toreros a prepararse a Europa, en realizar festejos como el de Zacatecas para beneficio de la defensa organizada de la fiesta, invertir en España, criar toros de lidia, en suma estar al pendiente de que la yesca del toreo no se muera y soplarle con tiempo personal y recursos, como no decirles ¡Gracias y aquí estamos!

En cada uno de los festejos novilleriles en La México, hemos visto a novilleros en la categoría de sin caballos que apuntan el cante y detrás de ellos hay mecenazgo que habría que agradecerlo porqué de otra forma no es posible entender que con tan pocos festejos novilleriles, veamos su precoz soltura ante lo complejo que es ser torero.

Y desde luego preocupa el que aquel concepto de maletilla, cada día queda más alejado de lo moderno, pues significa que aquellos toreros provenientes de segmentos populares y que se formaron en la guerra de los festejos en los pueblos, ya no llegan a la altura en la que se pudieran convertir en ídolos populares como lo fueron en su momento El Pana o Abel Flores, El Papelerito.

Formados en la escuela de la vida y no de la academia como hoy la mayoría de los toreros se han preparado, como no fue el caso histórico de El Cordobés que se ungió torero pensando en su hermana “O llevarás luto por mí”

Por eso sin rubor escribo lo que siento, hoy en fechas en que en México pasamos por momentos complicados para quienes dentro de la sociedad alzan la mano y con hechos demuestran su amor por el país, no habría que regatearles méritos.

O como no decirlo si cada vez es más complejo atraer público a las plazas y vemos el predominio del cemento en muchos de los tendidos del mundo y claro es más fácil culparlos como si alguien tuviera la fórmula para regresar a la cultura de asistir a los toros. Si existe aquel que la tenga probada, que la comparta y ya está pero dudo mucho que alguno la posea.

Mientras tanto gracias a Don Alberto, ya son muchos años de no perder el rumbo de creer en lo que le gusta y siente como mexicano, no lo había puesto por escrito, hoy lo hago público, respeto mucho su congruencia y amor por la tauromaquia, así me nace, así lo entiendo.

bb

Ocho con Ocho: Unos que se van…Por Luis Ramón Carazo

Eduardo Domínguez hoy en La México. Foto La México Twitter.

Hace un poco más de 20 años se presentó en la Plaza México como novillero a los catorce años Julián López El Juli y junto con otros novilleros mexicanos como Jerónimo, Alfredo Gutiérrez o Gerardo Gaya, construyeron una gran temporada en la plaza de Insurgentes,  la cual culminó con el festejo de la oreja de plata, en la que después de una gran faena de Julián el que se llevó el trofeo fue nuestro paisano, Fermín Spinola, quién hace algunos años ejecutó unos naturales memorables ya siendo matador de toros, en Las Ventas.

La principal razón para hacer esa etapa de su carrera en México del madrileño fue que en España desde 1908 existe una prohibición para que los menores de 16 años actúen en esa categoría.

El 13 de julio de 1997 hizo su presentación Julián en La México y posteriormente se convirtió en el único novillero español en la historia de la Monumental en conseguir una faena de indulto con Feligrés,  de la ganadería de La Venta del Refugio.

En 1998 después de su campaña novilleril española, debutó y se despidió en Las Ventas de Madrid en donde lidió en solitario 6 novillos de distintas ganaderías para triunfar ante el quinto en una clamorosa faena por la que recibió las dos orejas del burel, para salir en hombros del magno coso de la calle de Alcalá.

Días después de su actuación en Madrid, recibió la alternativa el 18 de septiembre de 1998 en la plaza francesa de Nimes, llevando como padrino a José María Manzanares y  José Ortega Cano como testigo con toros de Daniel Ruiz teniendo un debut afortunado al salir en hombros.

Recientemente se rumoró que es probable que el espada tome un receso en su carrera, justo ahora que está toreando con el sabor y la madurez que traen aparejados los años. Prueba de ello es que en días pasados, tuvo dos actuaciones soberbias, la primera fue en la Feria de Valladolid en dónde realizó un faenón de indulto a un toro de Daniel Ruiz. 

La segunda que pudimos ver por televisión en Arles y en donde después de muchos años de no hacerlo regreso a ejecutar el segundo tercio, el de banderillas junto al diestro francés Juan Bautista, que también salió en hombros de la corrida goyesca.

Por eso pienso que si resultará cierto que se tomará un respiro en su carrera, se le respeta, porqué es evidente que el concepto del toreo se afina y si bien nunca faltan detractores, es innegable la capacidad de quién entiende desde niño lo que a muy pocos les ha sido factible. Con o sin su ausencia el patrimonio de su tauromaquia quedará para la historia del toreo.

Ya veremos que sucede al final de su temporada española pero por lo pronto y si fuera cierto. habrá que verle en un momento de acusada sapiencia y buen gusto en su toreo.

Mientras tanto la temporada novilleril en la Plaza México avanza y bien, el sábado José María Mendoza y el michoacano Mauricio Medina demostraron buenas hechuras en su aún incipiente carrera, con una novillada de San Judas Tadeo.

Salvador Rojas, hijo de quién fuera un entrañable amigo, al final del festejo sin picadores, dio una vuelta al ruedo en homenaje por la calidad y bravura en conjunto de los seis moritos.

Lo siguiente lo tengo que escribir porqué ya es rutina y es que a pesar de la oferta taurina, el público no asiste como es deseable, lo cual es muy lamentable porque para mantener viva la tradición y manifestarle nuestro apoyo a quienes intentan no dejar caer la Fiesta Brava en el vacío, hay que acudir a la plaza.

El día de hoy se lidiaron novillos de Guadiana que en general fueron complicados; sin embargo el quinto cumplió con el adagio, ya que tuvo embestidas nobles; los que lograron lidiar dos novillos fueron Eduardo Domínguez y Roberto Román uno de Tlaxcala y otro de Aguascalientes, pero fue Roberto Román quien lució enormemente con el sexto de claras embestidas en su trazo por la muleta.

Se lastimó Sebastián Soriano, alumno zacatecano de El Zapata y quien en algún punto de su faena desde el callejón fue auxiliado en su novillo por la oportuna gorra del cronista y monosabio, José Luis Valiente. Finalmente escuchó tres avisos por sus complicaciones en la suerte suprema.

Las cuadrillas estuvieron en plan grande, en especial Leonardo Campos.

Para la próxima semana, domingo 17 de septiembre a las 4.30 pm anuncian a Sebastián Ibelles y dos triunfadores con novillos de Marco Garfias.

¡Ahí nos vemos!

La crónica del día es patrocinada por: 

​Ocho con Ocho: Tópicos varios Por Luis Ramón Carazo

Miguel Aguilar. Foto por Briones para NTR Toros.

El poner nombre a los toros es una cualidad que algunos tienen para que su recuerdo quede en la memoria de los aficionados, es sabido que en España los nombres tienden a repetirse al tomarlos del nombre de la madre para su nomenclatura, en México más bien el ganadero lo hace como le nace,  antes del sorteo.

Es conocido que uno de los ganaderos mexicanos de mayor prosapia,  Don Alberto Baillères en los nombres de sus encierros engarza un pensamiento principalmente dirigido hacia sus seres más queridos, cuando lidió una corrida de castaños en los setenta en La México, salió a relucir como contemplaba a sus hijos, hoy en día algunos de ellos son sus colaboradores cercanos como Juan Pablo en la división agropecuaria y Alejandro, el vicepresidente de Grupo Bal. 

El domingo 3 de septiembre de 2017 en La México,  Miguel Aguilar lidió un novillo de nombre Torero,  al que le cuajó una faena con mucho sabor ante el comportamiento huidizo del novillo de Caparica,  pero que cuando pasaba en los pases de muleta lo hacía con temple. Al finalizar el festejo, con dos orejas en la espuerta,  salió en hombros.

Roberto Viezcas, Manuel Muñoz Cano y Julio Muñoz Cano decidieron hacer un homenaje a quién se recupera de graves cornadas sufridas en San Luis Potosí en días recientes y me refiero al tlaxcalteca Sergio Flores.

Sergio, Va por ti, Tlaxcalteca, Valiente, Torero, Y amigo, fueron los nombres asignados a los novillos de Caparica ganadería que se ubica en el Estado de México.

Juan Pedro Llaguno y Tato Loaiza hicieron su esfuerzo,  pero se quedaron en la orilla y con las ganas de acompañar a su compañero de Aguascalientes en su salida a hombros, ya leerán o verán los detalles del festejo más adelante en De SOL y SOMBRA. 

Marcha bien la temporada novilleril en La México.

Pero siempre es justo recordar y les comento que le hablé a Eloy para desearle un feliz cumpleaños y con su peculiar estilo me contestó que lo celebró toreando para no perder la sana costumbre recordamos que Cavazos, nació el 25 de agosto de 1949, en Villa Guadalupe, Nuevo León e hizo su debut como becerrista en 1959 y fue el 12 de julio de 1966 cuando debutó en su categoría de novillero en la Plaza México, alternando con Gonzalo Iturbe y Leonardo Manzano, con novillos de Santa Martha.

El novillo de la presentación en la capital de nuestro país se llamó Trovador y su actuación fue destacada, al recibir como premio por una faena vibrante, las dos orejas. El hijo del guardián de la plaza de Guadalupe se convirtió con el transcurrir del tiempo en figura del toreo habiendo iniciado su formación desde los 8 años, es decir hace más de sesenta años,  cuando integraba una cuadrilla de niños toreros.

El 28 de agosto de 1966, hace cincuenta años, en Monterrey, Nuevo León en la plaza Lorenzo Garza fue ungido matador de toros por su padrino el torero de León, Guanajuato, Antonio Velázquez y el testigo Manolo Martínez quien por cierto, el 16 de agosto cumplió años de haber dejado el mundo material. Con Generoso de la ganadería de San Miguel de Mimiahuápam, empezó su carrera como matador de toros en la cual compitió fuertemente con Manolo Martínez, entre otros.

La plaza recientemente cumplió de inaugurada, 80 años.

Su historia es propia de una novela, motivante para quienes pretenden escalar en la vida, cuando niño sufrió muchas carencias económicas, aunque rebosaba el amor familiar, cuando se le toca el tema de su pasado infantil, se le llenan los ojos de lágrimas, sabe que tuvo que luchar a brazo partido para llegar a ocupar un sitio importante como figura del toreo.

En La México, obtuvo ocho veces el trofeo máximo de un rabo.

En España fue un cañón, y su estadística en Madrid es una de las más contundentes entre los toreros  mexicanos, 8 actuaciones, 6 orejas y 2  salidas a hombros en la plaza de las Ventas, solo Carlos Arruza lo supera con una más recordando que para salir en hombros en Madrid, se tiene que obtener al menos dos orejas en la actuación, lo cual por lo exigente del público, es muy complejo.

Eloy es el último matador de toros mexicano en salir en hombros por la Puerta Grande hace ya más de cuarenta años.

En el camino de su vida, muchos, en especial Rafael Báez como apoderado, le han dado su apoyo, pero como el poeta sabiamente afirmaba, Eloy es el arquitecto de su propio destino y en un festival, en su cortijo en su tierra natal,  lo celebró toreando y triunfando. Que así siga su existencia y las novilladas en La México, viento en popa.

Ocho con Ocho: Recuerdos y posibilidades Por Luis Ramón Carazo

20170828-220318.jpg

Cuando el mozo de espadas abrió las contraventanas a las cuatro y media de la tarde el 28 de agosto de 1947, destacaba en el interior de la habitación del Hotel Cervantes, el terno rosa pálido que iba a lucir horas más tarde Manolete.

La chaquetilla (y no casaquilla como ahora acostumbran muchos llamar a la prenda con bordados en oro) como el resto del ajuar colgaban de una silla muy vieja.

El Chimo, mozo de espadas del cordobés le dijo; “maestro ya es la hora”

Manolete se dirigió al baño y se mojó la cara y la nuca para proseguir a afeitarse, al terminar después de hacer algunas flexiones, le respondió a El Chimo; “Ea, a vestirse”

Antes Manolete, en el altar que instalan muchos de los mozos de espadas en los cuartos de los hoteles se persignó y oró principalmente a la imagen de la Virgen de los Dolores, invocando su protección para la tarde en la que enfrentaría a los Miuras.

Se vistió y posteriormente se peinó con esmero. A las 5 de la tarde llegó el apoderado Cámara con varios periodistas que acostumbraban ir a saludarlo uno de ellos K-Hito quién fue quién le bautizó como Monstruo.

Pidió un cigarro a don José que así se llamaba de pila el apoderado y lo saboreó como queriendo retener en el humo, el placer de saborearlo.

Al estar vistiéndose entró el mozo de espadas de Luis Miguel González Dominguín para decirle al Chimo, que si le pudiera prestar una castañeta (añadido) porque la había olvidado y entonces con esa jerarquía que existe en el toreo, el mozo de espadas le preguntó al apoderado y Cámara finalmente se vuelve con Manolo y le comenta lo que necesitaba Dominguín y respondió; “Bueno, pues dásela, para que así se ponga algo de torero”

Ese fue parte del prólogo de la tragedia de Linares, que conllevó la cornada de Islero y las horas posteriores hasta el fallecimiento en la madrugada del 29 de agosto de 1947, del torero más representativo en opinión de muchos y me incluyo del Siglo XX y dada a conocer en el libro extraordinario de Juan Soto Viñolo: “Manolete, Torero para olvidar la guerra” dónde recoge testimonios de quienes conocieron al llorado Monstruo”

Por cierto, Juan gran periodista catalán alcanzó la Gloria este año.

Rafael González colega y amigo de Córdoba resume con precisión su tauromaquia: “sintetizando podría decirse que de capote lanceaba con las manos muy bajas y solía rematar con media verónica, era toreando de muleta cuando enardecía a los públicos, tomando como eje de sus faenas, repito, la quietud y la verticalidad.

Frecuentemente comenzaba con majestuosos estatuarios, si acaso unos doblones con aquellas reses difíciles; después, con la muleta algo retrasada citaba en corto, y con un leve toque, casi imperceptible, provocaba la arrancada del toro, enganchándolo y llevándolo toreado hasta el final del muletazo, y así encadenaba las series que casi siempre remataba con el de pecho o un pase por bajo a dos manos. Hacer mucho en poco terreno. No era muy dado a los adornos, la trincherilla y alguno más, y para cerrar la faena varias manoletinas, que si no eran de su creación les dio personalidad.

En eso consistía su labor. ¿Fue un torero corto en lo que a repertorio se refiere? Posiblemente, pero basado en el toreo fundamental, para qué más.

Que en la distancia que citaba a los toros acortaba el muletazo, también, pero no me negarán, que para situarse en ese terreno de proximidad, impávido, se hace necesario poseer una gran dosis de valor, y él lo tenía bastante sereno y conscientemente. Ahí empezaba a ganarles la pelea a los demás. Y así con todos los toros, y todos los días además. En cierta ocasión, en el silencioso ritual de vestirse de luces para ir a la plaza, dijo el torero: “tengo miedo”, sorprendido pregunto alguno, “¿Manolo, miedo tú, con el terreno que le pisas a los toros?”, “por eso mismo”, fue la respuesta”
Briznas del tiempo de uno de los toreros más grandes que ha tenido el planeta de los toros.

En Madrid recientemente en mayo, saludé a Dámaso González maestro de muchos toreros entre otros Manuel Caballero y ahora que partió al paseíllo celestial, extrañaremos su sencillez como persona y su naturalidad como torero.

En La México toreó 5 tardes la última el 28 de enero de 1979, al lado de Manolo Martínez y de Nimeño II con toros de Tequisquiapan.

Y en el presente, Isaac Fonseca de Morelia se llevó con mérito, una oreja en la espuerta de un buen encierro de Las Huertas, encierro que se lidió sin picadores y del que sobresalieron los mejores por su codicia y nobleza el tercero de la tarde, Campero y el sexto, Don Gonzalo nombre dedicado al querido amigo, Martínez, por cierto, premiado con arrastre lento.

Héctor Gutiérrez (que apunta el cante) de la Escuela Taurina de Espectáculos Taurinos de Aguascalientes, no fue premiado en el primero por fallar con la espada, en el sexto se llevó una oreja que le sabrá a gloria después de que el año pasado se llevó tremenda cornada.

Ricardo de Santiago de Querétaro actitud loable, en conjunto tuvimos, un buen inicio de temporada de novilladas.

¡Que te recuperes rápido, Sergio!