Archivo de la categoría: Luis Ramon Carazo

Ocho con Ocho: ¡Pata pa´lante! Por Luis Ramón Carazo

Ruiz Miguel echando
Ruiz Miguel echando “la pata p’alante” con aquella decisión que asustaba a los toros…

La expresión que el título enfatiza, es para dar salida a diferentes tópicos que dan sentido a la frase que refleja en gran medida la actitud de quienes en la vida, no se afligen ante las dificultades y arriesgando, ponen ejemplo.

En primer lugar, es oportuno recordar que el 15 de octubre se cumplen 49 años de la partida a la gloria de uno de los toreros más valerosos que el mundo taurino haya conocido y me refiero al gran diestro leonés; Antonio Velázquez torero que con base en una vocación indómita, logró remontar su carrera que inició como subalterno y concluyó como figura del toreo.

Es muy recordada la época que protagonizó entre otros con Rafael Rodríguez a finales de los cuarenta y principio de los cincuenta del siglo pasado en La México y en los que consiguió la friolera de siete rabos, que lo ubica como uno de los adalides del coso de Insurgentes.

De novillero en 1942 en el Toreo de la Condesa hoy El Palacio de Hierro Durango, después de retirarse como subalterno de Luis Castro El Soldado con novillos de Zacatepec, logró por su faena al novillo Quitasol el trofeo de la Oreja de Plata en disputa.
Su alternativa se la otorgó, en esa misma plaza, Fermín Espinosa Armillita el 31 de enero de 1943, ante el testimonio de Silverio Pérez, tarde que representa un hito en la historia del toreo de México por las faenas a Clarinero y Tanguito de Armillita y Silverio, respectivamente, con toros de Pastejé, ganadería que hacía su debut en la hoy, Ciudad de México, Toño no las tuvo consigo esa fecha, pero supo reponerse para ungirse figura.

En alguna entrevista a Pepe Alameda, narró Antonio como se insertó en el cartel de la Oreja de Oro el 28 de febrero de 1945, relató; por un volado obtuvo el puesto del lesionado David Liceaga, coloquialmente echando la moneda al aire como dicen en España y sinónimo de la frase que titula esta colaboración.

Aquella noche, se lidió un encierro en el Toreo de la Condesa de Torreón de Cañas (hierro hoy propiedad de Julio Uribe Barroso) y en cartel estuvieron además de Antonio; Cagancho, El Soldado, Pepe Luis Vázquez, Antonio Bienvenida y Luis Procuna, el quinto se llamó Cortesano y surgió de aquella memorable actuación el titular del Tío Carlos (Carlos Septién en El Universal) del día siguiente; Antonio Corazón de León; mote con el que coronó una actuación que le valió para salir del ostracismo, figurar a futuro y desde luego llevarse el trofeo en disputa para su causa.

A partir de aquella noche Antonio trocó su carrera hacia las grandes alturas y fue su última actuación unos meses antes de partir a la Gloria, El 1º de mayo de 1969, en la Plaza El Paseo – Fermín Rivera de San Luis Potosí y de la que obtuvo dos trofeos del cuarto toro de los de Santa Marta, día que fue el de la alternativa de Mario Sevilla hijo, cerrando la terna Curro Rivera. Por cierto entre otros fue padrino de alternativa de Eloy Cavazos.

Con esos recuerdos quisiera encomiar la actitud de André Lagravere quién después de sufrir un doloroso percance en La México, no se la pensó para sustituir (al también lesionado Roberto Román) en la plaza Lorenzo Garza de Monterrey, el viernes 12 de octubre de 2018 y aún convaleciente logró una faena novilleril que lució las buenas condiciones de Moralista de la ganadería de San Martín propiedad de don Alberto Baillères y que fue premiado con el indulto.

Al día siguiente circuló una fotografía en la que Juan Pablo hijo de don Alberto va con el rabo simbólico otorgado a André, representando el triunfo conjunto de quién echa la pata pa´lante en momentos aciagos del toreo y de un novillero que tuvo la gallardía de no rehuir la oportunidad que en otro dicho dice; que la pintan calva.

Francisco Martínez a su vez con los novillos de Monte Caldera se apuntó al festejo del domingo próximo en La México de triunfadores de Soñadores de Gloria con una muy buena actuación que le valió para salir en hombros.

Finalmente escribir de Juan José Padilla que en Zaragoza cierra su carrera europea y viene ahora a América a hacer lo propio, partidarios o no de las despedidas largas; cuanto mérito tiene el jerezano al que ninguno de sus percances lo doblaron y por el contrario dejará una carrera ejemplar para el recuerdo.

Así las cosas el jueves próximo Dios Mediante se anuncian algunos de los carteles de la Temporada Grande próxima, el canje de derecho de apartado empezó el 13 y terminará el 27 de octubre de 2018, esperemos que todos recuerden el titular de la colaboración y sea su celebración, un gozo colectivo.

Anuncios

Ocho con Ocho: ¡Toreo muy puro! Por Luis Ramón Carazo

El 15 de noviembre de 2015 por medio de una sustitución, es que vino a confirmar a La México el torero riojano, Diego Urdiales sustituyó a Enrique Ponce; el hecho fue que cómo ahora pasó esté año en Bilbao y luego en Madrid, Diego dio una lección de cómo es el toreo en su máxima expresión; su padrino fue Fermín Rivera y el testigo Armillita IV, con el torero a caballo Alejandro Zendejas por delante.

La faena al toro de la confirmación, Personaje de Bernaldo de Quirós fue un dechado de belleza y emoción, citando con la bamba o centro de la muleta y conduciendo la embestida primero hacia los tobillos y luego despidiendo atrás de la cadera que en aquella tarde, embelesó al público capitalino, dejando un aroma de torería que todavía recordamos; hasta hoy y en la misma cuerda solamente estuvo la faena a Peregrino de Teófilo Gómez al año siguiente de Morante de la Puebla, el 11 de diciembre de 2016.

Por ello, con extrañeza supimos que Diego por diferentes circunstancias, no fue requerido en las plazas europeas en éste año, cuando su presencia en los carteles significa la posibilidad de recrear el toreo que hemos visto en imágenes de toreros privilegiados y de esa pasta, son unos cuantos en la historia del toreo.

Tuvimos en agosto la enorme suerte de ver su actuación en Bilbao y como ya lo narré en este mismo espacio, fue una explosión de alegría el verle actuar con los toros de Alcurrucén que bien le permitieron a Diego, explayarse en su máxima expresión con el sentimiento interno (nacido intuyo) de sentirse relegado por un sistema taurino que tendría que recapacitar lo injusto que ha sido con un torero que cuando se prestan las circunstancias, teje faenas inmortales.

El domingo 7 de octubre de 2018 en Madrid, fuimos testigos por la imágenes de la televisión de una corrida que de entrada nos permitió disfrutar de un encierro de Fuente Ymbro, propiedad de Ricardo Gallardo que se destacó por el equilibrio de nobleza con bravura aderezada está última con cierta fiereza que provocó que el festejo en conjunto, sea inolvidable.

Luminoso el tercero de la tarde fue un toro que en unas manos distintas a las de David Mora (quién no las tuvo todas consigo) tal vez y sin querer pecar de exagerado, hubiera sido a candidato a petición de indulto que solamente una vez se ha concedido en La Ventas en 1982; el toro Belador de Victorino Martin lidiado por Ortega Cano.

Octavio Chacón sumó una oreja conseguida a sangre y fuego que lo mantiene en el ánimo de los aficionados que lo han visto resurgir del ostracismo con base en una vocación indómita.

Algunos fuenteymbro eran nobles, en el sentido de claridad en la embestida combinada con fiereza, pero para embarcar esa nobleza, rápida, ágil y fuerte, hacía falta mucho valor, mucha serenidad, mucha técnica y esa a raudales la aportó Diego Urdiales quién provocó gloria, drama, diversión, emoción; es decir, lo que fueron siempre, por siglos, las corridas de toros, hasta que a alguien se le ocurrió que con el toro light es más bello el toreo.

La petición de vuelta al ruedo a los restos de Luminoso y Hurón fue ignorada por el presidente de la corrida, allá él y su juicio.

Y ahora para rematar, hay que volcarse con Diego quién estuvo bien en su primero, pero con Hurón rompió el cuadro; el fuenteymbro con el riojano dejaron en el ruedo una faena inmortal, en la que cada embroque era el preludio a un grito de reconocimiento a la rebeldía con base en una tauromaquia que hoy en día muy pocos practican y menos se aprecia en la conformación de los carteles.

Ojala que las dos vueltas al ruedo misma que hace años no pedía el público madrileño para un torero con trofeos en la mano y el grito unánime de ¡Torero, torero! No queden como anécdotas y se le dé el lugar que merece el concepto embelesador de Diego Urdiales, aquí y en China.

Ocho con Ocho: Concurrence Ouverte Por Luis Ramón Carazo

En el modelo tradicional del negocio taurino, las figuras del toreo llevan la mano en el cache o sea en el dinero que cobran; en definir fechas; toros; alternantes; que si las corridas se televisan y un largo etcétera que no es necesario detallar para comprender lo que estoy tratando de decir en unos cuantos párrafos que me permite éste espacio.

Lo que no ha sucedido en los últimos tiempos, salvo la excepción de José Tomás, es que una de las condiciones para calificar como figura es que provoquen tal expectación que los boletos en México o los billetes, vuelen de la taquilla.

Por lo anterior es que nos preguntamos: ¿Por qué no modificar el modelo tradicional y adecuarnos a los nuevos tiempos? Innovar, en pocas palabras.

Uno que se atrevió y fue muy criticado fue Simón Casas, quién para la Feria de Otoño de Madrid armó sus carteles por sorteo y por lo menos hasta ahora le ha funcionado, las entradas notablemente han mejorado con relación a los años pasados, impulsadas seguramente por haber incorporado el ingrediente de la suerte y romper con los carteles de cartabón repetidos decenas de veces con los mismos alternantes y ganaderías.

Ahora, Simón propone un sistema de la misma naturaleza para San Isidro, es decir que se continúe armando los carteles por sorteo y de esta manera la variedad en toreros y ganaderías impere en el serial.

También sugiere Casas que se separe la gestión empresarial de la de apoderamiento y dice que él mismo, como presidente de la asociación de empresarios en España está dispuesto a acatarlo, lo cual representaría un cambio mayúsculo en el otrora gran negocio taurino.

Me parece que en los tiempos que corren, es importante aplicar nuevas fórmulas para tratar de cambiar el rumbo de una fiesta hostigada por muchas facciones sociales y políticas, con una economía endeble en muchos sentidos, porque independientemente de que tenga o no razón Simón, me parece inaplazable decidir nuevos caminos, porque tal vez la competencia abierta (que es el significado en español del título francés con el que denomine está columna) sea lo que impulse hacia otros rumbos al toreo.

En nuestra capital, el elenco de Temporada Grande de La México apuesta por los toreros mexicanos y puntualmente acude a los nombres de toreros europeos que tienen ya un sitio ganado en nuestro país y por ahí incluyen a un torero maduro, que en su nueva época pudiera gustar que es Antonio Ferrera, pero se sustentan en los toreros mexicanos, quienes tendrán el peso de la temporada grande de atraer al público que salvo puntuales excepciones, no acude a sus localidades como en otras épocas.

Esperemos que la competencia sea el argumento para hacerlo y no las imposiciones y doy un caso concreto; cómo nos gustaría que en La México alternarán como no lo hacen en España, Pablo Hermoso y Diego Ventura a caballo, para provocar el llenó y entonces sí que cobrarán lo que ganan por su atractivo y no sólo por el cache de la temporada europea.

Todo lo que sea sacudir el toreo, me parece vital para responder a situaciones que pasan desapercibidas, pero que preocupan y doy un caso; es magnífico que SKY transmita en México las corridas de toros de Europa, pero duele que la transmisión la acompañen con un letrero de advertencia de ser un espectáculo no apropiado para menores de 18 años, lo cual me parece absurdo e innecesario.

Y así le podemos seguir, pero me detengo y digo con vehemencia; en tiempos de cambio habría que hacer algo distinto y no acudir a tiempos idos que están más muertos que Cuchares, que en Gloria de Dios descanse.

Ocho con Ocho: Las sorpresas del toreo Por Luis Ramón Carazo

El día 30 de septiembre de 2018 por la pantalla en la mañana hacia el mediodía en la Ciudad de México, fuimos testigos de la corrida de la Feria de Otoño en Madrid, que se está celebrando durante la presente y la próxima semana, con el colofón (ya fuera de la feria) de la primera actuación de un torero a caballo en solitario con seis toros de diferentes ganaderías incluida la de Miura, hazaña que acometerá Diego Ventura como sabemos cerca de venir a nuestro país, como tantos otros de sus colegas europeos de toreo a pie y a caballo.

Fue la de Madrid una corrida muy interesante por varios motivos, contando desde luego con las valientes actuaciones de Emilio de Justo, Román y Ginés Marín.

Al final quién se llevó el gato al agua fue Emilio y ello a pesar de la semana pasada sufrir dolorosa cornada, el extremeño supo imponerse a los astados de Puerto de San Lorenzo los cuales junto con los de la ganadería hermana de La Ventana del Puerto, se lidiaron en la tarde que se recordará como la unción de Emilio, después de sufrir varios años del ostracismo, que a veces padecen quienes no logran insertarse prontamente en las nubes del toreo.

Un trofeo en cada toro, le permitió irse en volandas de la afición madrileña que parece aprobar el experimento de sortear toros y puestos y está haciendo entradas superiores a las de años pasados en la Feria de Octubre, con clima madrileño que se nota por cierto, muy agradable.

Emilio fue sumando tarde a tarde durante la temporada y ayer por las imágenes disfrutamos el ratificar que si bien hay toreros como Roca Rey que desde el inicio de matadores de toros se insertan en los altos niveles, hay otros como es el caso del torero extremeño, que van labrando golpe a golpe su carrera en el transcurrir de varios años, en concreto más de once a partir de que recibió la alternativa en Cáceres para ahora llamar poderosamente, la atención al mundo taurino, uno de ellos el estimado Justino Compeán, ligado al fútbol pero muy aficionado al toro y quién amablemente me envió un mensaje del resultado, desde la plaza.

Ginés Marín en su primero estuvo muy bien, muy firme, toreando con gran seriedad y profundidad y muy decidido, solamente la suerte suprema lo privó de un trofeo, sin embargo lo bueno de su actuación repercutió en una merecida vuelta al ruedo; en su segundo desafortunadamente cuando toreaba con gran aplomo la muleta, sufrió una cornada en la cara pero afortunadamente dijeron los médicos madrileños, fue dolorosa pero sin consecuencias graves.

Y posteriormente nos fuimos a la novillada en La México, donde Sebastián Ibelles dio una grata sorpresa en su debut con picadores con una novillada de Fernando Lomelí cuya casa ganadera se ubica en el municipio de Parras, Coahuila.

Ibelles labró una faena con gran intuición para recibir un trofeo muy merecido y deja constancia de que existe un muy buen prospecto para el futuro próximo y que merecidamente llega a la parte final del certamen Soñadores de Gloria.

Héctor Gutiérrez en un lapso de un día actúo en Guadarrama, en España y salió en hombros el sábado y el domingo en La México se le vio desenvuelto a pesar del trajinar de un país en otro, en el nuestro no le dieron francamente un buen lote de tres novillos que le tocaron lidiar por la cornada que sufrió su compañero André Lagravére quién esperemos se recupere pronto de su doloroso percance.

El próximo domingo regresará a La México Héctor con José María Hermosillo y Roberto Román, con astados de Maravillas en un cartel de novilleros de Aguascalientes eje principal del toreo de México y ya veremos que resulta.

Ocho con Ocho: La sucesión en el toreo Por Luis Ramón Carazo

Francisco Martínez. Plaza México.

Ahora, que estamos viviendo los tramos finales del certamen de novilladas Soñadores de Gloria en las diferentes plazas en las que se ha desarrollado, ya vemos frutos en embrión producto de dar continuidad a los jóvenes que el día de mañana, se convertirán en los matadores que van a impulsar el cambio, tan necesario en la vida y a ello por supuesto, no escapa el toreo.

Y como ejemplo de sucesión, traemos a colación a quién el 8 de septiembre de 2018 conmemoró los 20 años de alternativa y me refiero a Julián López El Juli; quién de catorce años llegó a México a buscar un sitio de privilegio en el toreo ya conseguido hace mucho y que desde sus primeros años de vida, dio muestra de su facilidad para entender el difícil arte de la lidia.

Recuerdo que en la feria de Texcoco del año 1997, antes de presentarse oficialmente y por idea de los empresarios de aquella época Miguel Alemán Magnani y Rafael Herrerías, iba a actuar al final de una corrida con todo y cámaras de televisión de por medio con ropa de calle, pero no sucedió así, sino hasta el 16 de marzo de 1997 que se presentó oficialmente en la Silverio Pérez, y posteriormente el 15 de junio hizo su debut novilleril en La México.

La temporada en la que fue gran protagonista, fue una de las últimas que se recuerda con entradas importantes en La México y otras plazas del país, actuando al lado de novilleros mexicanos como Alfredo Gutiérrez, Jerónimo, Fermín Spinola, Gerardo Gaya entre otros que le dieron gallarda competencia al madrileño, quién como el camero Paco Camino, son considerados como Mozart del toreo por su precocidad en el entendimiento del oficio.

Era fácil imaginar que iba a llegar muy alto Julián por aquellos años, sin embargo verlo hecho una realidad, es comprobar que los presagios pudieron prevalecer con el transcurrir del tiempo, situación que no siempre se materializa en todos los ámbitos de la vida, y recordar que es el único novillero español con una faena de indulto en La México a un novillo de La Venta del Refugio de nombre Feligrés lidiado el 3 de agosto de 1997.

Posteriormente se fue a España y recuerdo ser testigo de su presentación en Las Ventas en Madrid, ante un lleno con seis novillos de diferentes ganaderías; el 13 de septiembre de 1998, logrando una gran faena al quinto de la tarde Afanes de Alcurrucén, ganadería por cierto de la Casa Lozano de dónde fue su apoderado ya como matador por un lapso largo, Manolo y ahora lo es su sobrino, Luis Manuel.

Torearía por última vez como novillero en Albacete y luego el 18 de septiembre en Nimes, se convierte en matador siendo menor a 16 años, tomando la alternativa de manos de José María Manzanares y con Ortega Cano de testigo, ante toros de Daniel Ruiz. Triunfa y su éxito lo pone desde su inicio en un sitio de privilegio.

Así las cosas, historias como las de Julián aúpan a novilleros como Francisco Martínez, Héctor Gutiérrez y Roberto Román que el 23 de septiembre de 2018, iniciaron el proceso hacia la final del certamen Soñadores de Gloria en La México, con un bien presentado encierro de Caparica del que destacaron el primero y el quinto.

El triunfador fue Héctor Gutiérrez que recibió un trofeo en tarde lluviosa por su muleta tersa y en el que sus compañeros y él (a pesar del tiempo) nunca dudaron en proseguir el festejo, del cual por su arrojo resultaron: lesionado Roberto y magullado se fue Francisco.

La próxima semana repite Héctor con André Lagravere y Sebastián Ibelles con astados de Fernando Lomelí, para buscar un lugar para el 21 de octubre en el festejo de triunfadores del certamen que ha dado la oportunidad de continuidad tan anhelada, por aquellos que empiezan en busca de llegar a figuras del toreo y solamente en el ruedo es dónde pueden lograrlo, por eso nos congratulamos que las empresas taurinas, apuesten por ello.

Ocho con Ocho: Merecido homenaje ganadero Por Luis Ramón Carazo

Francisco Martínez triunfador del serial de Arroyo.

En el cierre de la temporada de ocho novilladas en el certamen de Soñadores de Gloria que se celebraron en la plaza Arroyo con entradas alentadoras para el futuro del toreo mexicano y que por cierto, el domingo 9 de septiembre empezó en la Nuevo Progreso de Guadalajara, se dieron (como siempre) con gran categoría los festejos de los que emergieron los nombres de dos triunfadores: Francisco Martínez y Roberto Román, pero quedaron en la retina varios más que hacia delante los veremos en Guadalajara, en La México y en donde se pueda.

A la mitad del festejo final el sábado 8 de septiembre, se le rindió merecido homenaje al ganadero de San Felipe Torres Mochas, Pepe Murillo Alvírez, por cumplir alrededor 50 años en la crianza de toros de lidia recordando que en el mismo sitio donde hoy pace en el año de 1969 fundó su casa ganadera con vacas y un semental de Cerro Gordo y uno más de Cabrera, en Guanajuato.

Don Pepe es un personaje que es muy apreciado en el medio ganadero por su gran calidez y charlando con él recuerda como Mario Moreno Reyes conocido más como Cantinflas, fundó la ganadería de Moreno Reyes luego de comprar a Carlos Arruza Pastejé para formar la ganadería de Moreno Reyes Hermanos y cuyos animales le fueron vendidos en 1989 a Don Pepe de una manera cordial y sin cortapisas.

Don Pepe entre otras muchas cosas, fue aficionado práctico y él con Roberto Escalante fueron los organizadores del primer festival en la plaza La Florecita, de Ciudad Satélite hace también alrededor de 50 años. En 1972 lidió por primera vez una novillada en La Florecita, el 18 de noviembre en un festival taurino que torearos: Manuel Capetillo (padre), Joselito Huerta, Francisco Curro Rivera, Manuel Espinosa Armillita Chico, Carlos Godoy y Valente Arellano (padre).

Posteriormente se presentó en la Ciudad de México el 11 de septiembre de 1977 con seis novillos para Jorge Gutiérrez, quien le cortó una oreja al corrido en cuarto lugar de nombre “Sereno” con Jesús Jiménez Chicuelín y Guillermo Capetillo en cartel y luego como olvidar cuando se presentó en La México el 2 de mayo de 1982 con seis toros para Curro Vázquez, Curro Leal y David Liceaga (hijo).

Curro Leal le realizó una gran faena a un gran toro Cariñoso para lograr dos trofeos y tanto ese toro, como el encierro fueron distinguidos como lo mejor de aquella temporada que enmarcó la retirada por un largo lapso de Manolo Martínez de los ruedos.

Sin embargo ese pasado sigue vigente en el presente; recientemente en Tepatitlán Jalisco, Jerónimo le hizo una faena de indulto a un toro de San Felipe Torresmochas que combinó codicia con nobleza y les dio una gran satisfacción al público y al ganadero por el suceso.

Esa es someramente una estampa del ganadero homenajeado en tarde en la que el torero de San Miguel Allende Francisco Martínez logró un trofeo y destacó el tesón del de Aguascalientes, Roberto Román con los novillos de La Antigua propiedad de Jorge de Haro.

Al final la tragedia rondó la plaza de Arroyo cuando José Sainz novillero de San Luis Potosí al lidiar un novillo que había sido devuelto de La Antigua, recibió una cornada impresionante y gracias a que existen magníficas condiciones de servicio médico encabezado por el doctor Rafael Vázquez Bayod, es que el novillero se encuentra delicado pero ahora en recuperación de un percance que presagiaba lo peor pero como digo por previsión y buena organización, afortunadamente, no fue así.

Luego entonces la tarea que le tocaba a la plaza de Arroyo pasó con sobresaliente y ahora en la continuación de Guadalajara y el inicio de La México, estamos seguros seguirá en el mismo tono, que así sea.

Ocho con Ocho: ¡El toreo a caballo! Por Luis Ramón Carazo

En la temporada taurina de 2011 y 2012, el torero a caballo luso-hispano Diego Ventura realizó una segunda exitosa campaña en nuestro país, incluidas sus actuaciones en La México y por aquel tiempo se preveía su regreso hacia finales de 2012.

Nos quedamos esperando y por diferentes motivos (que no viene al caso relatar pues varios son del dominio público) han transcurrido ya casi 6 años y es ahora que se anuncia que de la mano de varios taurinos mexicanos, entre ellos Francisco Funtanet y en su año de conmemoración de 20 años de alternativa, el que Diego vendrá a nuestro país, seguramente para demostrar el gran momento taurino que está viviendo y que entre otros grandes logros lo ubica ya en la historia como el único torero a caballo que ha obtenido el máximo trofeo del rabo en Las Ventas de Madrid.

En México ha tenido grandes tardes y también sucesos dolorosos como aquel cuando perdió a consecuencia de una cornada a Revuelo en Morelia en 2011, uno de los caballos toreros más importantes de su cuadra, él mismo del percance salió maltrecho y a pesar de los intentos para sacarlo avante, les fue imposible a los veterinarios sanar al tordo lusitano que Diego utilizaba para el segundo tercio y lo traigo al relato como anécdota dura de quién en México ha trazado recuerdos en nuestros ruedos.

Los aficionados mexicanos le han dado puntual seguimiento a su desarrollo en Europa y saben que está a punto de enfrentar en solitario el 6 de octubre a seis astados en la plaza de las Ventas en Madrid, hecho que como las salidas en hombros, el rabo y Dios Mediante el colofón a su temporada europea con la llamada en México, encerrona, son y será sucesos inéditos en la historia de las Ventas de Madrid, en donde Ventura a partir de octubre de 2005, remontó el vuelo que ahora lo mantiene en todo lo alto.

Desde 2015 fue cuando la casa Lozano, principalmente Pablo hijo del gran torero Don Pablo (llamado en su época La Muleta de Castilla) lleva la carrera de quién como la espuma ha ido subiendo en el transcurrir de su carrera exitosa.

Por ello es buena noticia saber que seremos testigos del grado de madurez del torero al lado de sus cabalgaduras como: Lambrusco, Bombón, Nazarí, Bronce, Guadalquivir, Dólar, Fino, Lío, Quillas, Gitano, Champán, Prestigio y Remate, que serán la cuadra a lucir de aquí a que remate su año taurino en España y escogerá a aquellos que le acompañaran en su viaje a nuestro país, para radicar en tierras queretanas.

La competencia siempre será sana y ahora los toreros españoles a caballo vendrán a México a demostrar cada uno sus capacidades y momentos actuales, lo cual en esa modalidad abrirá la baraja a nuevas posibilidades, incluyendo la de los toreros a caballo mexicanos que deseosos seguro estarán de poner de su parte para engrandecer el toreo a caballo, que en México ha venido creciendo con el transcurrir de los años y particularmente a partir de la irrupción en los noventa del siglo pasado de Pablo Hermoso de Mendoza, por ahora actuando preponderantemente, al lado de su hijo Guillermo.

Ya en su momento relataremos hechos puntuales que se presagian pueden ser en beneficio de la variedad y de la apertura a distintas maneras de interpretar el toreo a caballo que ni duda cabe, es uno de los espectáculos favoritos de muchos aficionados mexicanos por conjuntar dos de los animales más bellos de la creación.

Faltan pues pocas semanas para empezar lo que se constituirá en uno de los atractivos más importantes para los últimos meses del año y empezar los primeros del 2019 ¡Dios reparta suerte!

Ocho con Ocho: Memorable faena Por Luis Ramón Carazo

Hace algunos meses me refería a la faena de Paco Ojeda trazada al toro Dédalo de Juan Pedro Domecq en la Maestranza de Sevilla, hace más de 30 años y ahora con gran alegría comunico que una sensación parecida nos deja en la retina la gran faena de Diego Urdiales al gran toro Gaiterito de Alcurrucén, el 25 de agosto de 2018 en Bilbao.

La faena con el transcurrir del tiempo, seguramente se recordará como un hito en la historia conseguido por quién desde que inició (en un quite por bellas verónicas en el primer toro, de El Juli) dio la impresión de venir dispuesto a no dejar pasar la oportunidad que le abrió la empresa en un cartel estelar, luego de tener por diferentes motivos solamente dos festejos en su haber, en este año.

La feria de la Semana Grande, he de comentar que fue creciendo en momentos estelares, pues pudimos disfrutar de una buena faena de Álvaro Lorenzo con un Victorino Martín el 19 de agosto; el lunes 20 igual a Luis David Adame, obtener un trofeo de un buen toro de Torrestrella; luego vino la despedida de Bilbao de Juan José Padilla el 22 de agosto con un trofeo a la espuerta de Garcigrande y el cierre a todo vapor de Roca Rey, quién por una faena vibrante a un toro de Victoriano del Río recibió dos trofeos y salió en hombros de los entusiasmados aficionados y el cierre con la de Miura, el 26 con cornada para Juan Leal con un valor a toda prueba, pero con un trofeo en la espuerta; como también lo logró Octavio Chacón y no se me olvida el 18 de agosto un trofeo para la rejoneadora francesa, Lea Vicens con un toro de Ángel Sánchez.

La cantidad de trofeos, la atribuyen muchos aficionados duros locales a que el cambio de conceptos ha disminuido aquel histórico apetito por toros correosos y de trapío impresionante en favor de ganaderías con el concepto de nobleza y claridad por delante.

Los toros en Bilbao vienen según sabemos desde 1681 hasta nuestros días y como ya relatamos pocos toreros mexicanos han toreado en estos lares. Pecata minuta, lo importante fue lo que vivimos en el coso situado en la calle de Martín Agüero número uno que como ya comenté fue tío abuelo de Curro Rivera.

La apoteosis del 25 de agosto llegó en el sexto de la tarde Gaiterito dónde la conjunción en muleta entre toro y torero, fue asombrosa; vimos torear a Diego como pocas veces se ve torear con la bamba o panza de la muleta, templando las embestidas nobles y codiciosas con manejo de ritmo, modo y cadencia, impresionantes; la plaza era un volcán que paladeó el trazo, ligando Urdiales las series con gran plasticidad y ejecutadas en los medios, para embelesarnos.

Vino un pinchazo en todo lo alto y una muy buena estocada para que el público le exigiera al presidente Matías González, los dos trofeos mandatorios para poder salir en hombros en Bilbao, no titubeó y cómo el día anterior Roca Rey; Urdiales se fue en volandas, un trofeo más obtuvo de su primero.

Seguramente le servirá de aire fresco a quién con la oportunidad de la empresa y el lote de Alcurrucén, encontró un respiro en su carrera que necesitaba oxígeno, lo consiguió con gran mérito y ahora esperemos rinda fruto una actuación tan rotunda en una plaza tan emblemática en España.

Un detalle inolvidable será que al salir en hombros ante el recién inaugurado busto de Iván Fandiño en su salida de la Puerta Grande lo acercaron los que le cargaban y le dio un beso fraternal a la figura de su compañero y amigo, como él soñador de gloria.

Reitero, la fecha del 25 de agosto de 2018, para los que la vivimos y aquellos que por diferentes medios la disfrutaron, será imborrable, se lo merece el concepto del toreo tan puro que practica Diego, quién como el Ave Fénix resucitó de sus cenizas en Bilbao; vamos a ver hasta donde le sirve el vuelo para el futuro próximo, por lo pronto, para Madrid se sabe ya está contemplado y ese ingrediente, más la comparencia de Talavante (entre otros toreros) le darán gran atractivo a la Feria de Otoño, la cual se antoja será muy interesante y si no al tiempo que es sabio, dejamos la respuesta.