Archivo de la etiqueta: Pablo Hermoso de Mendoza

Solo para Villamelones: Diego Ventura en México, polémica y vetos

Por Manuel Naredo.

Una de las buenas noticias que podrían producirse en el mundo taurino nacional se ha dado hace apenas unos días: Diego Ventura, el extraordinario rejoneador, vendrá a hacer campaña a nuestro país.

La confirmación la dio el propio Ventura a través de sus redes sociales, donde dijo que su regreso a México se daba gracias al impulso de amigos como Alejandro Amaya, Jorge Hank, Francisco Funtanet y Enrique Fraga, y que se encuentra ilusionado con esta aventura de volver a México.

Ventura vendrá a nuestro país en el mejor momento de su carrera como rejoneador, habiendo triunfado en casi todas las plazas importantes de Europa, incluyendo la de Las Ventas, en Madrid, y alcanzando logros tan trascendentes como salir por quince ocasiones por la puerta grande de ese coso de la capital española, donde este año, además, cortó ahí el único rabo que se le ha otorgado a un rejoneador en la historia de esa catedral del toreo.

Lo hace también en momentos en que se ha visto afectado por un absurdo veto, que a estas alturas de su exitosa carrera, le impide aún presentarse en plazas navarras, como las de Pamplona y Logroño, la tierra natal de su rival natural, Pablo Hermoso de Mendoza, con quien tampoco ha podido alternar en cosos españoles.

Diego Ventura ha estado ausente desde hace seis años de las temporadas mexicanas; en nuestro territorio tampoco ha estado ausente el triunfo, ni el escándalo y la controversia, como se constata con los muchos trofeos conquistados por el jinete en numerosas plazas nacionales, y aquel problema, que devino a instancias legales, de su ausencia en una corrida en San Juan del Río.

El regreso a México de Ventura es, sin duda, un feliz acontecimiento, por el momento que atraviesa, y la oportunidad de apreciar de cerca al que, hoy por hoy, es sin duda, el mejor rejoneador del mundo.

Ventura ha dicho, adicionalmente, que fincará su centro de operaciones en territorio queretano, y concretamente en el rancho tequisquiapense de Funtanet, y que planea participar en una decena de festejos en México.

Las preguntas, sin embargo, saltan a la vista. ¿A qué plazas podrá asistir Diego en su incursión mexicana? ¿ETMSA, la empresa de varios cosos incluyendo La México y apoderada de Pablo Hermoso, lo excluirá de sus planes? ¿Lo dejarán torear en las que no son suyas?

Diego Ventura ha hecho ya historia en Europa.

¿Podrá hacerla también en nuestro país, sin que las sucias manos del veto, sin que las oscuras garras de la mafia taurina se interpongan?

No pasará mucho tiempo sin que lo descubramos.

Publicado en Diario de Queretaro

Anuncios

El veto a Diego Ventura, un síntoma hediondo de la podredumbre del toreo

Por razones inexplicables, el rejoneador está ausente de algunas de las principales ferias.

Por Antonio Lorca.

El caso del rejoneador Diego Ventura no tiene explicación racional alguna. El hecho de que una de las grandes figuras del rejoneo de todos los tiempos esté vetada en algunas de las ferias más importantes de España y Francia no es más que el síntoma de la enfermedad incurable que padece la fiesta de los toros.

Hasta ahora, el único ‘culpable’ conocido es Pablo Hermoso de Mendoza, con influencia capital en la Casa de Misericordia, -organizadora de la Feria del Toro de Pamplona-, y que ha conseguido que su compañero no haya debutado aún en los Sanfermines a pesar de que cumple este año su vigésima temporada como torero a caballo.

El propio Ventura ha asegurado que “si hacer historia no me lleva a las ferias es que el toreo está hundido”.

Como es lógico, el caballero se refiere al rabo que cortó el pasado día 9 de junio en la plaza de Las Ventas, -un hecho histórico, sin duda, pues es el primer gran trofeo que un rejoneador pasea en este coso-, lo que le convierte en un número uno indiscutible del rejoneo actual.

Tras veinte años en activo, Ventura aún no ha debutado ni en Pamplona ni en Logroño

Pues va a ser verdad que el toreo está hundido. Ventura ha hecho historia y todo sigue igual.

Y persiste la pregunta: ¿Qué ocurre con Diego Ventura?

Pues no es fácil averiguarlo porque, primero, en un asunto tan supuestamente turbio como este se mezclan intereses económicos, egos personales, relaciones viciadas, venganzas de antaño… Y segundo, por el permanente protagonismo del tradicional y muy dañino secretismo de todo lo que rodea al espectáculo taurino.

Es misión imposible conocer las verdaderas razones del veto. Con motivo del triunfo en Las Ventas, el rejoneador confirmó a este periódico que sufre “vetos de compañeros y empresas que me duelen mucho”, pero se negó a entrar en detalles: “Algún día, más adelante, contaré las zancadillas, porque si lo hiciera ahora tendría que abandonar la profesión”.

A falta de argumentos, quedan los datos. He aquí algunos que podrían confirmar la situación.

– Hace cuatro temporadas, Ventura decide cambiar de apoderado y encarga la gestión de su carrera a la casa Lozano. Desde entonces, su ex, la casa Matilla, no ha vuelto a contratarlo en sus plazas ni en aquellas en las que mantiene influencia, que no son pocas. (Atención al dato: no debe salir barato hacerle un feo a la familia Matilla, el clan más desconocido del toreo, pero al que todos le reconocen un poder omnímodo).

Hermoso de Mendoza aparece como uno de los ‘culpables’ de las trabas a Ventura

– Ya en la temporada de 2017, en la que salió a hombros 27 tardes de las 39 corridas que lidió, quedó excluido de Nimes, donde había cortado siete orejas y un rabo en 2015, y no ha vuelto; no contaron con él en las ferias de Pamplona y Logroño (en ninguna de estas dos plazas ha debutado aún), Jerez de la Frontera, donde incluso se eliminó el espectáculo de rejoneo, Valladolid, Salamanca y Zaragoza, entre otras ferias.

– En los primeros meses de 2018, el nombre de Diego Ventura no aparece en los carteles de Castellón, Valencia, Nimes ni Sevilla. Y lo más grave, quizá, es que las respectivas empresas no mantienen contacto alguno para su posible contratación. El empresario sevillano justificó su silencio en unas inoportunas declaraciones del rejoneador sobre la idoneidad de sustituir la ganadería de Fermín Bohórquez por otra a causa del escaso juego de esta en la Feria de Abril de 2017. Y el mismo argumento utilizó, al parecer, el representante de Valencia.

Hermoso de Mendoza no torea con Diego Ventura desde el 2 de septiembre de 2016 en la plaza de Mérida. El rejoneador navarro está apoderado en España por los hermanos Oscar y Pablo Chopera, y en México -donde Mendoza pasa gran parte del año y es una figura reconocida- por Espectáculos Taurinos de México SA (ETMSA). Según el convencimiento del entorno de Ventura, la estrategia de este grupo mexicano es evitar la competencia de su torero con Ventura, y cerrarle el acceso en aquellas plazas que dependen de su gestión o están en su círculo de influencia por medio de los hermanos Chopera, tales como Almería, San Sebastián, Salamanca, Badajoz, Bilbao, Vitoria, Pamplona y Logroño, entre otras.

– Aunque Diego Ventura ha sido contratado para la feria de San Isidro y parece que también estará en la de Otoño, no cuenta con el beneplácito del empresario Simón Casas en las otras plazas que regenta, tales como las de Valencia, Nimes o Alicante.

¿Cuáles podrían ser las conclusiones de este enredo?

1.- ¿Todavía, a estas alturas, hay quien duda de que la fiesta de los toros está seriamente enferma a causa de una perniciosa mafia que persigue sus ambiciones e intereses personales al margen de otros objetivos más decentes?

2.- Con estos mimbres, la fiesta de los toros desaparecerá más pronto que tarde malherida por las tropelías de muchos de su propia familia.

3.- ¿Le merece la pena a Hermoso de Mendoza manchar su brillantísima hoja de servicios con un supuesto y reiterado veto a Diego Ventura? Su actitud y persistente silencio son tan sorprendentes como incomprensibles. Su negativa a competir con Ventura y las zancadillas que, aparentemente, coloca en la carrera de su compañero dicen muy poco de su calidad humana y torera.

4.- Todo esto sucede, sin embargo, por la escasísima consideración del rejoneo en la tauromaquia actual. No es un espectáculo imprescindible en las ferias ni cuenta con aficionados que exijan su pureza e integridad. El toreo a caballo se ha vulgarizado, ha perdido emoción, ha ganado en artificio y se aleja cada vez más de la tauromaquia clásica. El caballo ha robado protagonismo al toro, y este -con los pitones vergonzosamente desmochados y no despuntados, como marcan los Reglamentos- es, por lo general, un discapacitado oponente; y el público, festivo en exceso, acude dispuesto a presenciar un espectáculo más circense que taurino. La guinda la representan los medios de comunicación que, desde tiempo ha, no prestan a este espectáculo la atención mínima requerida. Prueba de ello es que en tardes de rejoneo en la feria de San Isidro se produce una casi total desbandada de críticos que huyen del ‘número de los caballitos’.

Este es, sin duda, el terreno mejor abonado para que se produzcan vetos, se cierren puertas y se perpetren disparates.

Como dice Diego Ventura, si hacer historia no sirve para entrar en las ferias, es que el toreo está hundido; una prueba más de su podredumbre.

Publicado en El País

Feria de San Marcos: EXITOSA FUNCIÓN PARA LA TERCIA DE ACTORES

Por: Sergio Martín del Campo. R.

Hay ocasiones que a los que figuran les da por salir de su zona cómoda y condescienden a lidiar astados de ganaderías que crían reses con casta.

El cartel propuesto por la empresa dejó los talonarios del boletaje agotados; como feliz consecuencia, la Plaza Monumental de Bailleres se anotó una entrada de lleno hasta los fortines. Esto durante la tercera corrida del Serial Taurino San Marcos 2018.

Para la lidia a caballo se corrieron dos toros de La Estancia, nobles y de buen juego, ganándose el arrastre lento el segundo, honor que mejor merecía el primero.

Para la lidia a pie se soltaron de toriles reses de Jaral de Peñas, de engañosa presencia, faltas de remate y con poca musculatura, aunque de buen tipo. Su desempeño resultó más bien en el círculo de lo descastado, salvando los colores de la divisa el segundo de Joselito Adame, aparecido en cuarto turno general. Un toro bravo, de esos que generan emoción y dan mérito a lo que se les haga. Como pleitesía a su casta y buena sangre, se ordenó el arrastre lento, cuando en realidad fue de vuelta al ruedo.

La extraña señora fortuna favoreció a Pablo Hermoso de Mendoza (pitos y dos orejas) con un toro de alta evaluación. Noble y con bravura, soportó en excelente estado físico la clásica labor del équite navarro, quien se acentuó variadamente, ya toreando a la grupa, ya al estribo, y siempre procurando armonía y templanza en relación con la clara embestida del adversario, al que en un tramo desgraciado despachó no sin verse a la mar de mal con la “Hoja de Peral”.

Su segundo fue un toro de excesivo pienso; y pese a que le agobió la gordura, su nobleza de sangre permitió que se realizara el toreo a la gineta. Y lo forjó el peninsular en nueva edición, poniendo en el redondo escenario entusiasmo, oficio y variedad, acertando, además, con los trebejos propios del rejoneo. Ya hecha la faena ecuestre, mató dejando el arma en sitio pasado y caído.

El galo Sebastián Castella (palmas, silencio y oreja en el de obsequio). Primero bregó haciéndose de las embestidas de su primero, y posteriormente le centró en su engaño para plasmar suntuosos lances, no entregando la capa a su mozo sino hasta cincelar nítidas chicuelinas. Vino luego un bloque muletero de interés, de correcta táctica y talentoso. El astado, con permanente intención de buscar el patrocinio de las maderas, al ir buscando la tela lo hacía con potencia, y entonces el extranjero le dejó inteligentemente el avío en la testa y así logró desgajarle muletazos estupendos, intensos y amplios, colocándose por encima del adversario al que despachó desempeñándose realmente mal con el estoque.

Frustrado por el mal juego de su segundo, quemado con la marca de Villa Carmela y que sustituyó al toro titular al haberse fracturado el cuerno siniestro cuando remató brutalmente en un burladero, regaló un séptimo, éste de Santa Fe del Campo, que, aunque noble le ahogaron los kilos. No obstante, el espigado coletudo le sacó el mayor provecho y le hurtó pases de uno en uno, granjeándose la aprobación de la mayoría. Puso punto final a la función con media estocada caída.

El tercer ejemplar se rajó al ser requerido con la muleta, pero dio un juego que, si bien, complejo para el diestro, de gran interés para el aficionado, pues al ir tras la tela lo hacía con fuerza respetable, remitiendo hacia las alturas salvajes cuchilladas. Ahí fue en donde apareció una torerísima actuación del aguascalentense Joselito Adame (silencio y dos orejas), quien con enjundia acerada y nítido oficio le extrajo sendas tandas derechistas que percutieron en los escaños. Un apéndice lo tenía prácticamente en su cuenta, sin embargo aquel pinchazo antecedió a la estocada y al descabello definitivo.

Con verónicas de manos caídas y usando muy bien las articulaciones de sus brazos, fueron las de recibo a su segundo, un toro enrazado, exigente, que embistió con recorrido extenso, llevando la cornamenta muy abajo y retornando siempre a la muleta en busca de pela. Por su parte, el coletudo buriló una faena maciza, recia, respaldada en el toreo clásico, de pocos adornos y corriendo la mano por ambos flancos. La emoción cundió en los tendidos, y ya exprimido el ímpetu del burel, se echó el alfanje al pecho, endureció el brazo y cobró una estocada de buena ejecución, aunque demasiado tendida en colocación. El toro realmente bravo no dispensa errores, chapuzas ni juegos, y el puntillero, al enviar el cachetazo final, fue elevado a las alturas, pues el bóvido, al sentirlo, mantuvo su casta hasta el último instante de su brava vida, y se levantó, dándole un susto tremendo que por nada llega a ser cornada seria.

Foto: Joselito Adame Twitter.

Fuente: Noticiero Taurino

Bajan a candidato por asistir a una corrida de toros

De SOL y SOMBRA.

Ciudad Juárez, Chihuahua.- El Partido Verde Ecologista de México (PVEM), bajó la fórmula del empresario Héctor Vitela Ramírez, candidato a la diputación local por el Distrito 04 por ser visto en la pasada corrida de toros que se realizó en esta ciudad, ya que se dijo que este tipo de espectáculos no van con los principios del partido verde.

Así lo informó el diputado local del PVEM Alejandro Gloria, luego de confirmar el hecho de que Héctor Vitela presentó su renuncia a la candidatura a la diputación local del Partido Verde Ecologista de México, lo mismo que el suplente Diego René González Escalante. Con esta acción se dio a conocer, que es muy clara la ideología del Partido Verde en contra del maltrato animal.

Los hechos se registraron el pasado 07 de abril en Ciudad Juárez, cuando en la plaza Alberto Balderas, se presentó el rejoneador español Pablo Hermoso de Mendoza y su hijo Guillermo.

En resumen, nuevamente ya sabemos porque partido no hay que votar nunca.

Twitter @Twittaurino

Monterrey: Sola una vuelta al ruedo con media plaza

De SOL y SOMBRA.

Sólo una vuelta al ruedo para Guillermo Hermoso de Mendoza en la corrida que puso en marcha la temporada en la norteña ciudad de Monterrey. Mientras que su padre, el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza ha tenido una actuación para el olvido y los toreros de a pie Diego Silveti y Sergio Garza se fueron en blanco.

Ante media plaza se lidiaron toros de San Isidro, primero y quinto, Jorge de Haro, segundo cuarto, sexto y octavo y dos de La Estancia, tercero y séptimo, todos muy justos de presencia y mansos en general.

Pablo Hermoso, silencio en su lote.

Diego Silveti, silencio en su lote.

Guillermo Hermoso, hizo lo de mas valía de la tarde, silencio en el tercero y la única vuelta al ruedo en el séptimo.

Sergio Garza, muy verde todavía y muy poco toreado escucho silencio con aviso en el cuarto y silencio con dos avisos en el octavo.

****

“Tarde sin gloria”

Plaza México. Séptima novillada de “Soñadores de Gloria” y última de la primera fase. Mala entrada. Cuatro novillos de La Muralla, uno de San Constantino y uno de Monte Caldera, de juego variado.

El rejoneador Joaquín Gallo: Vuelta tras petición.

Ángel Espinoza “Platerito“: Herido.

Carlos Casanueva: Palmas en el que mató por Platerito, y silencio tras aviso.

Rafael Reynoso: Palmas tras dos avisos.

Javier Segovia: Palmas tras aviso.

Alejandro Fernández: Palmas tras dos avisos.

****

San Pedro Tlaquepaque, Jal.- Segunda novillada. Plaza “El Centenario”. Media entrada. Novillos de Campo Hermoso, de buen juego en su conjunto.

José Arellano: Ovación.

Arturo de Alba: Oreja.

Diego San Román: Dos orejas.

Roberto Román: Oreja.

Twitter @Twittaurino

Bregando: ¿Llegó el momento de desempablarse?

Por Jaime OAXACA.

Pablo Hermoso de Mendoza es, probablemente, el torero que más gente ha metido a los tendidos en plazas mexicanas, aunque en la presente campaña el astro ha perdido brillo. Aunque la gente sigue yendo a ver al famoso rejoneador español ya no es como en años anteriores, la audiencia ha disminuido.

El asunto genera alerta entre los empresarios, porque desde noviembre de 1999 el jinete ha sido la esperanza de los que organizan corridas, quienes lejos de sembrar para que surgieran nuevos torero, se tiraron en la hamaca y dejaron que el peso cayera en el rejoneador.

Prácticamente llenó todas las plazas donde se presentó, salvo la plaza México, ahí la gente iba a verlo aunque nunca fueron llenos, a menos que se tratará de alguna fecha clave. Por ejemplo, la tarde Pajarito, Pablo toreaba con Manolo Arruza y Xavier Ocampo, había medio numerado. Por cierto, las dos últimas actuaciones en el coso capitalino, Hermoso de Mendoza fue abucheado.

Sin embargo, Pablo siguió siendo Pablo en 2017. Toreó más que nadie, 75 tardes en el año, promedio de casi corrida y media por semana.

De enero a abril actuó 34 festejos en ruedo mexicanos. Se fue a España, de mayo a octubre fue séptimo del escalafón español, toreó 26. Regresó a México, de noviembre a diciembre partió plaza en 15 ocasiones.

Sin embargo, desde el invierno pasado, ante la sorpresa de todo mundo, Pablo Hermoso de Mendoza Cantón, con 52 años de edad, 29 de alternativa y 18 de venir consecutivamente a cosos nacionales, aparentemente está dejando de interesar.

Los empresarios estarán asustados, parece que la época de bonanza, en que al jinete navarro le decían “San Pablo”, podría llegar a su fin. No todos ganaron dinero, en algunas plazas, me consta, perdieron dinero.

Pablo es un privilegiado, un bendecido, tiene ángel, la gente lo quiere bien. El público ha asistido a las plazas a verlo durante muchos años y en los últimos 12, o más, el rejoneador les da muy poco de su toreo y vaya que pagan caro por verlo.

Innegable que el navarro es un extraordinario rejoneador. En México le dio auge al toreo a caballo, de ser el espectáculo del caballito pasó a ser el número importante de algunos festejos. Pablo tiene carisma, a la gente le cae bien. Es afable en su trato, jamás niega una entrevista, convive con el público, le sonríe, se deja tomar fotos, firma autógrafos.

Hermoso de Mendoza se sabe la estrella del espectáculo, se ha convertido en un dictador, se pasa los reglamentos taurinos por el arco del triunfo, los empresarios en lugar de evitar que cometa fechorías, se han convertido en sus cómplices.

En casi todos los reglamentos del país se menciona que el rejoneador debe abrir plaza, en caso de que lidie dos toros, también debería cerrar. Por supuesto Hermoso de Mendoza decide en que orden torea. Quitando dos o tres plazas importantes, Hermoso hace lo que quiere. Él es la ley.

Suele usar rejones de castigo muy grandes de tal forma que a las primeras de cambio el toro se queda parado, el rejoneador solo gira alrededor toro, hace desplantes y el público aplaude, clava banderillas cortas casi a toro parado. Si se conforman con eso, para qué darles más, pensará el jinete. Como aderezo, su forma de presionar a los jueces para que le suelten los premios carece de categoría.

La próxima temporada los empresarios serán más cautelosos al contratar al rejoneador, o éste le baja a sus pretensiones o se acaban las suculentas ganancias.

O qué, ¿llegó el momento de desempablarse?

Publicado en El Popular

En Val’Quirico un mal sabor de boca con los Hermoso / En Arroyo la autenticidad

Bregando: El Gusto de Torear.

Por Jaime Oaxaca.

El pasado fin de semana, el sábado, hubo una corrida de rejones en Val’Quirico, Natívitas, Tlaxcala. El domingo, un festival privado gratuito en la placita de Arroyo, en la Ciudad de México; ambos nos dejaron con diferentes sensaciones.

En Val’Quirico actuaron Luis Pimentel, Sebastián Torre y los Hermoso de Mendoza, padre e hijo. En Arroyo un festival gratuito, festejaron el cumpleaños de los hermanos Antonio y Juan Casanueva. Antonio cumplió 80 años, Juan, 75. Hace algún tiempo Toño es historiador, narró corridas por radio y fue columnista taurino.

Actuaron los chavales Santiago y Ricardo López Ortega, y Santiago Martínez, alumnos de la Academia Taurina de Guadalajara, Miguel Casanueva, quien fuera novillero, Gustavo de la Cruz Luguillano y Pepe Arroyo III.

En Val’Quirico no se respetó la tauromaquia, al juez se le pasó la mano al conceder los premios, fue presionado por los propios toreros. Pablo Hermoso se ve fatal limosneando orejas.

En Arroyo fue lo contrario, la ilusión de tres chicos actuando con ganas de ser toreros y tres aficionados enamorados de la fiesta. Su objetivo no es obtener premios. Las reses vivas no se mutilan, si no se matan (aunque sea por indulto) no se les pueden cortar las orejas ni el rabo.

Los erales de Vicencio, de la línea Ponce de León, salieron bravos. El de Miguel Casanueva rasgó un capote, supusimos que estaría en puntas. Cuando le pregunté al torero porque no les habían dado coba, respondió: se ven muy feos. Luego me aclaró que sólo les habían dado una leve limadita.

A las cornamentas les quitaron menos de lo que exigen algunos novilleros o matadores vigentes, toreros mal acostumbrados que sólo actúan si el serrucho es grande. ¿A los toreros actuales no les dará vergüenza que sus toros se vean feos? Les vendría muy bien platicar con Miguel Casanueva quien se respeta como torero. Miguel anda por los 68 años de edad.

Los tres chiquillos que actuaron en Arroyo son alumnos de Pablo Miramontes, quien se encarga de los principiantes de la academia. Torearon bravas becerras de la dehesa de José Rodríguez, dos chavales vistieron a la usanza charra y uno de corto. Hubo demostración de buen toreo, de casta, de valor, las veces que fueron arropados se levantaron yéndole nuevamente al toro sin mirarse la ropa. Seguramente creerán que lo único a lo que enfrentarán es el toro, aún no saben ni entienden de corrupción, ni del mecanismo taurino de la tauromafia. Sueñan con ser toreros por el puro gusto de torear.

En Val’Quirico, el hijo de Pablo salió a hombros, eso es cierto, pero fue una vacilada.

El joven mostró carencias propias de su inexperiencia. Se enfrentó a un manso parado por el castigo, al que no podía sacar de tablas. Pablo gritaba instrucciones desde el callejón, José Francisco Serrano, su peón de brega, pedía al director de la banda de música que tocara “la de acá”, para animar a los asistentes. El Joven batalló para meter el rejón de muerte, el novillo cayó cuando nadie lo esperaba, tanto que Guillermo ya iba con el verduguillo. Inexplicablemente le concedieron dos orejas.

Pablo invitó al hijo a participar en su novillo, que sin ser nada del otro mundo tenía calidad, padre e hijo tiene bien hecho el número de las colleras. Tanto Pablo como Guillermo presionaron a usía para que concediera el absurdo indulto. En el colmo de la desvergüenza, a cada uno de los Hermosos les dieron un rabo. Las estadísticas ya registran dos orejas y rabo para cada uno.

El próximo agosto, Guillermo Hermoso de Mendoza cumplirá 19 años de edad y 3 de su debut profesional. Actuó una tarde en 2016, 6 en 2017 y lleva 6 este año. Ya está anunciado para matar dos novillos en la primera corrida de Texcoco, alternando, ni más o menos, con Joselito y Luis David Adame. Échese ese trompo a la uña.

Total en Val’Quirico nos quedamos con mal sabor de boca, con una sensación festiva, sin seriedad. En Arroyo fue de autenticidad con tres chavalillos que empiezan y tres aficionados prácticos que no tienen como objetivo cortar orejas, estuvieron en el ruedo por el gusto de torear.

Publicado en El Popular

El horno no está para bollos en la Plaza México

Por Juan Carlos Valadez – De SOL y SOMBRA.

La segunda corrida de la temporada grande ha sido un jaral de penas para el público, toreros, ganaderos, empresa y especialmente para el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza.

Pablo Hermoso finalmente ha terminado por echar al público de la Plaza México en base a sus imposiciones, mañas y cada vez menos toreo.

Un revolucionario en sus mejores tiempos, hoy es una caricatura fría y mecánica de lo qué alguna vez fue este histórico rejoneador que actualmente sigue armando sus shows en la provincia mexicana, pero ahora de la mano de su hijo, como lo haría el gran cantante y actor Antonio Aguilar cuando acabo incorporando a toda su familia en sus presentaciones ecuestres.

Pero la CDMX no son los Altos de Jalisco y ayer no le perdonaron sus faltas de respeto y profesionalismo hacía un público que le dio todo en su momento. De cínica calificaría su actuación, porque no hay otra manera de justificar la actitud del navarro al no tener anunciados con anticipación los dos toros que lidiaría y posteriormente presentarse con dos astados anovillados y exageradamente despuntados de Javier Bernaldo, a los que además pasaporto de dos arteros bajonazos.

La rechifla para el navarro fue sonora y el repudio general, mismo que se reflejó en el tendido con la peor entrada para ver al jinete navarro de los últimos diez años.

Cero y van dos. El Juli y Pablo Hermoso han engañado y abusado en apenas dos corridas de la nobleza del público capitalino que ya comienza a hartarse y que poco a poco les empieza a dar la espalda. El Juli no lleno el númerado y Pablo Hermoso apenas cubrió un tercio del aforo.

Se encienden nuevamente los focos rojos y si para el próximo domingo la empresa y los toreros no rectifican con el ganado previamente anunciado, el público también le dará la espalda a EnriquePonce, porque los mexicanos ya nos cansamos de tanto cinismo de las figuras extranjeras.

Pero si los focos rojos se encendieron para la empresa en cuanto a las entradas, en el aspecto ganadero ya tronaron completamente y es que los toros de Jaral de Peñas también fueron un jaral de penas el día de ayer.

De los seis toros lidiados solo uno saco algo de genio, por cierto, algunos “ilusionistas” lo confundieron con bravura entre un torbellino de mansedumbre.

Fallaron sin excusas los Juanpedros mexicanos, pero no solo en el lamentable juego qué dieron, también lo hicieron en su presentación terciada con lo que perdieron entre los aficionados exigentes, una gran parte de la credibilidad que en los últimos años esta casa ganadera había conseguido en la Plaza México.

Ante un encierro tan descastado, los toreros de a pie pasaron las de Cain y solo la firmeza de Arturo Saldívar con el primero de su lote, emociono por unos minutos al tendido.

La de Saldivar fue una aguerrida y desaliñada batalla ante un toro manso con algo de genio que no le regaló nada, pero al que le corto una oreja después de escuchar un aviso. Inexplicablemente y para poner la cereza en el pastel de lo irracional, el juez Jesús Morales premio al de Jaral con un arrastre lento. Aquí me pregunto ¿A quien defiende la autoridad?

Por su parte Leo Valadez que confirmó su alternativa, dejo algunos destellos de su toreo y sus ganas de querer destacar pero no tuvo material para el triunfo.

De la actuación de Cayetano Rivera solo hay que decir que se le vio fuera de ritmo y con muy pocos argumentos técnicos para cumplir decorosamente con su actuación.

Y como bien dijo al finalizar el festejo el gran cronista Luis Eduardo Maya: “Pero que no se angustie la Afición… el próximo domingo vienen Teófilo Gomez y Julio Delgado. Los famosos encierros plurinominales.”

Ante esta sentencia que más que sentencia es una advertencia, se dice que Enrique Ponce y la administración de José Adame estarían intentando cambiar el encierro ante el petardo de los teofilitos y el descontento de la afición.

Porque señoras y señores, la realidad es que el horno no esta para bollos.

Tiempo al tiempo.

Twitter @Twittaurino