Archivo de la categoría: Bardo de la Taurina

¿Qué culpa tiene el bull del fut? Por Bardo de la Taurina

Apenas metía los ojos en El Imparcial, que todavía está caliente, cuando como por imán fueron jalados a una imperdible columna sin desperdicio y con docencia y mucho de nostalgia para los locales aztecas que el maestro Rafael Cardona bautizó como ‘La quincena, el Mundial y la ola’, ahí entre lo interesante, que ya es mucho decir en el mundo de lo más interesante leí, ‘Hoy todos somos fútbol’ y entonces me saltó preguntarme: ¿Qué culpa tiene el bull del fut?

Y es que en un país tan triste donde la venganza y el odio que se le tiene al gobierno actual, el cual hay que decirlo, es igual que todos pa’ los disfraces y el engaño, va a ser castigado con la entronación de un mesías populachero, que confunde lo mitológico con el mito que es su casaca, por ello con todo y su hipocresía es rechazado por el 60% del pueblo, lo que lleva a la gente a mientras le llega la hecatombe a agarrarse al fut, el que por cierto pa’ los aztecas anda en lo blanco de las nubes de algodón, que por ende son un pedestal momentáneo y endeble, y vuelvo a preguntarme, ¿pero que culpa de ello tiene el bull?

Y es por eso que la Fiesta del Toro y los Toreros que por esencia es brava, debe siempre de estar en pie de guerra, no agazapada sino activa y altiva, sacando todo por su propia lucha porque el toro es una llama que sigue viva en el México dividido, en el que muy pronto los asesinos y delincuentes van a tener una placa de impunidad de una nueva división con gozo de intocabilidad que se llamara Amnistía, y peor aún si es que dentro de las garras de lo maligno es menos catastrófico toparse con unos profesionales del mal, que con la caterva de irresponsables zánganos buenos pa’ nada con los que mediante una paga Andrés Manuel López Obrador va armar su fuerza de choque llamada ‘Ninis’, la que lo mismo va a usar pa’ arrebatarles el aplauso ‘espontaneo’ cuando todas las mañanas se asome a mentir y arengar desde el balcón del Palacio Nacional, tratando de imitar a la Evita Perón ante los ‘descamisados’, cuando todavía eso no se volvía un show que llegó tiempo después a las marquesinas.

Aquí ya se estará usted preguntando ¿pero qué tiene que ver esto con la Fiesta Brava en México?, allá voy y ya estoy llegando a lo espeluznante donde las dos fuerzas a las que me he referido renglones antes van a entrar en acción y dije las dos, porque los de la Amnistía no hay que descartarlos como los francotiradores de élite.

Meto reversa y ya estoy otra vez en hace unos días que debieron ser los de hace diez noches, cuando en la llamada Tierra del Mayab en el sur del país aparecieron el que seguramente será el consorte de la primera dama del territorio, pareja que ya hasta tienen la silla presidencial pa’ que sea lo primero que la mudanza meta al recinto histórico, bueno pues en ese convivio que mal llamaron debate cuando no debatieron nada y si aventaron chupinazos a diestra y siniestra, para la gente que lo escucho en gran medida tal vez les pasó desapercibido un hecho que a los taurinos y a los que no son afectos a la fiesta, pero que la respetan les debió da haber intrigado, y el cual se dio cuando en determinado momento salió a relucir la venta de plazas laborales, que una de las fracciones del magisterio con todo cinismo venía realizando a cielo abierto, bueno la cosa es tan patética que hasta los puestos de los maestros son hereditarios.

En una de esas López Obrador cacho la bola y dijo más o menos entre su somnoliento mal hablar, -Que el único que aquí vendió plazas cuando era Gobernador es el actual Ministro de Educación Otto Granados Roldan– y con inusitada claridez, velocidad y precisión, pa’ un hombre mediano, aseguró en palabras semejantes –Otto Granados siendo gobernador de Aguascalientes vendió las plazas de toros-, ¡Ah caray!

¿Por qué tiene en la punta de su viperina lengua ese dado tan acertado y fresco?

Y es aquí donde la Fiesta de Toros está avisada de que va a entrar en riesgo, ¿por qué? pues por el hecho de que el dato preciso de las ventas de toros trae una cola más larga que el rabo de un toro bravo… ¡ta, ta, ta, tan! la respuesta es que el comprador y hoy propietario de esas plazas de toros y de muchas otras a las que se suman ganaderías y corredurías del manejo de toreros, forman parte del emporio personal, familiar y corporativo del empresario Lic. Alberto Bailleres González, el que por si usted no lo sabía amable lector, también se extiende a territorio español.

Huelga decir que la mayoría de las plazas de toros de este país en propiedad o administración pertenecen al Grupo Bal cuyo dueño no nada más forma parte de quien por su nombre y apellido con rencor y saña ha sido mencionado subrayadamente como uno de los más distinguidos miembros de la Mafia del Poder, y traficante de influencias, así que ya imaginaremos hacia quien estarán enfocadas las primeras tarascadas letales y devastadoras que va a lanzar López Obrador, ¿cómo lo va hacer?, expropiando o fastidiando hasta aniquilar las plazas de toros de este ilustre personaje, ¿la logística? a través de su ejército de zánganos a sueldo mentados ‘Ninis’ a los que me refería en un principio quienes siguiendo órdenes oficiales, en cada corrida en las plazas del consorcio fastidiaran el ambiente hasta que los aficionados dejen de asistir por incomodidad y temor a plazas tan importantes como La México, la de Guadalajara, las de Aguascalientes etc., etc. y solo agregar si a eso le sumamos una posible mayoría en las cámaras legislativas desde donde vía votación también pueden aniquilar la fiesta.

¿Verdad que hay razón pa’ ocuparnos y preocuparnos de la política? Y si a eso le sumamos los anti taurinos: ¿Cómo ve usted el panorama?…

Anuncios

Solo la muerte alivia Por Bardo de la Taurina

El domingo pasado el torero Mario Aguilar opto por la tierra del nunca jamás, y sobre ello leí de la pluma enterada que lo es, la del matador Lorenzo Garza GaonaNadie sabe lo que hay detrás de la vida de un torero, sus padecimientos, sus frustraciones o sueños. Muy dura la profesión…– y me tiré a pensar en lo complejo que lo es el mundo de la toreada donde uno de los males lo es la coba (tsunami de alabanzas) de la que son víctimas los toreros vivos y muertos (¿Por qué no se la dieron en vida?), coba para la que los jóvenes no están preparados y con la que se les vicia desde edad primaria y por ello se hacen adictos a las empachadas de melcocha, aunque lo correcto sería decir de engaño.

Con crudeza, si así la quieren calificar los coberos, en repetidas ocasiones hemos preguntado ¿qué caso tiene se les haga creer a los ilusos que tienen posibilidades de ser toreros? y ya en  la inconciencia con una orejita, se les augura su ascenso al altar de los ídolos, que no necesariamente son figuras pero tan difícil una etiqueta como la otra, el engaño  es una bajeza que en casos llega a oficio pero lucrar con los tiernos es una vileza, aquí habría que preguntarle a la parentela,  a los aduladores ¿Qué tan difícil es hablarle a los toreros con la verdad?, ¡No naciste pa’ esto y punto!, o la cuerda se acabó y a otra cosa, porque torero que no es rotundo es rechazado por los empresarios. ¿pa’ qué le sirve? si esto es un negocio.

Más resulta, que ante los chavales se convierten en paleros sin importarles clavarlos claro, como ellos no van a recibir los chingadazos, no van a correr el riesgo de quedar cuadripléjicos pero sobretodo no van a sufrir en carne propia cuando el alma, la moral, el sentimiento se les fracturen, se les desmorone, por la frustración, los descalabros, los engaños y las realidades, esas que calcinan hasta castrar la voluntad como resultado de vivir en la perene frustración de la impotencia.

Más todo eso tiene un origen, repito el engaño, sin que esto exima a los jóvenes que ya son pensantes y ahí siguen en la hamaca de la cachondearía, ¡esto es serio jóvenes! porque luego en los momentos lúgubres viene el demonio  y se les mete en la más nefastas de las formas que lo son los churros,  los hongos, los peyotes, las amapolas, que sí, son naturales y por eso en forma natural les flagelan las neuronas y de ahí a piltrafas humanas, no hay más que un pase.

Cuando se vive en  el infierno, solo la muerte alivia.

El gozo se fue al pozo y con ello volvieron los toros Por Bardo de la Taurina

La neta es que en este país, nada de lo que disque se planea sale como se pensaba, así llegamos a esta fecha donde la actividad taurina pensaban que iba a entrar a un relax por dos razones que creo que en orden de importancia es la actividad mundialista de las patadas donde en Rusia 2018 va a pujar México por el cetro de la potencia más mediocre de las que calificaron que dicotómicamente son brillantes, para hacer el ridículo y arrastrar la cobija los dueños del huevo de oro, o sea el balón, trajeron a un farsante que encontraron en tierras colombianas y que ha cumplido a cabalidad con el objetivo, que era el tener un títere o pelele que pusiera a jugar, si se puede llamar a eso jugar, a los jugadores en todas las posiciones, incluyendo las de aguadores, utileros y alquiladores de carne fresca en noches de fantasía, ¿con qué objeto? Pues con el que todo se hace en este país, ganar dinero a costa de lo que sea.

Y es que mire usted, cualquier entrenador normal contratado pa’ armar una selección representativa a nivel mundial, lo que hace es poner dentro de la casaca nacional a los mejores jugadores en cada posición y ya con ellos anclados pues solo se admitirá algún pequeñísimo ajuste o una variante en nombre, cuando las lecciones los exijan, pero no cambios drásticos de sistemas, más lo que Juan Carlos Osorio por conveniencia o por orden de los dueños de los esclavos (jugadores) ha venido haciendo, es que como en México hay muy buenos jugadores, nada más que igual que como los toreros, son faltos de enjundia y ánimo pa’ trabajar como lo hacen las figuras, pue entran a un rol que es el de ser vendidos en Europa como piezas de primera, segunda o tercera, lo cual les reditúa a los dueños de los equipos unas enormes utilidades ¿Cómo se hace esto?

Pues bien, la logística; que la mafia del poder de pantalones largos le compró o se tragó del colombiano, tal vez sea que a costa de mancillar el orgullo nacional de esta forma de vibrar en México a través del futbol, se denigre al jugador usándolo como moneda de hacer más monedas mediante exhibir a la mercancía (jugadores) aparte de en su posición natural en otras 10, con algo más grave que convoca por costumbrismo cada vez a nuevos jugadores pa’ ser vistos tratando de jugar lo mismo de defensas que de delanteros, por el lado derecho que por el chueco, se fueron tres años exportando jugadores al viejo continente y ahora resulta que esta semana comienza La Copa del Mundo y México no tiene equipo, porque nunca en la época del colombiano se repitió una alineación.

Apenas este sábado después de una reconfortante orgía en el que los seleccionados nacionales clavaron de palomita y desde todos los ángulos ante las féminas, que por más que sacaron el pecho, juguetearon con el quiebre de cintura, mostraron los muslos más vigorosos de por acá, sucumbieron ante la buena condición física pa’ el box spring de los seleccionados, con cuya etiqueta de vencedores en la justa de encuerados llegaron a Dinamarca, en donde al colombiano de marras se le borró el casete y no solo no supo a quién alinear sino que amontono a lo estúpido las piernas, dejo a los mejores en la banca y a los lastimados los consintió con promesas de que aunque sea en muletas o sillas de ruedas los alineará contra Alemania el en el debut el próximo domingo.

Ante esto, los taurinos con la moral en los tobillos al unísono exclamaron ¡Al Carajo el futbol! y volvieron a los toros, continuando así este fin de semana el show de los ‘Soñadores de Gloria’ en una de sus etapas cruciales, con cuatro chavales entrones, cojonudos, enjundiosos, con hambre de triunfo ¿Por qué no los mandan a Rusia?, no, mejor ¡no! porque allá al entrenador si les parte su mandarina en gajos, así que mejor al Toro que es una mona y venga que se vistieron de luces los chavales el domingo en una plaza pegadita a las praderas de asfalto de la capital y así, no se quedó la zona conurbada sin toros.

Se vieron cuatro toreadores entre los que sobresalieron dos que se salen del molde, de lo convencional, que lo son Francisco Martínez y Roberto Román, ambos al alimón diferentes como el sol y la luna en sus maneras, más convergentes en muchas de las formas y maneras básicas que son indispensables pa’ caminar en esto, se les ve con presente y con futuro en el que solo hay que cuidarles sus maneras originales en las que incluyen el andar entre las cuernas y algo envidiable, el ser poseedores del don del conecte y la trasmisión y además de torear arrebatan, diciendo de que a la gente le gusta que no gocen de influencias, son raza, pueblo, como el que hace a los ídolos.
Seguirán avanzando en el certamen y quién sabe si alcen la copa al final, lo que sí, es que estos chavales desde ¡ya! traen tatuada una marca o sello que dice, ‘voy derecho y no me quito’ ante el toro o los toreros colegas y eso es razón de más pa’ repetir sus nombres pa’ que el público cuando los vea anunciados acuda a las plazas a admirarlos y también pa´ que las empresas sepan que estos dos cascabeles, son sinónimo de garantía de atracción, entrega, valor y bien torear, subrayo se llaman Francisco Martínez y Roberto Román.

Roberto Román, solo es un torero Por Bardo de la Taurina

IMG-20170907-WA0146

La gente que hace negocio cuernofilos organizó un experimento donde los chavales que andan oscilando entre graduarse de ninis o entrarle mayoritariamente a la ‘troqueladora de novilleros’ tuviesen al estilo pambol sedes donde mostrarse, al certamen la raza que es rete ingeniosa rebautizó el maratón que va de marzo a octubre, como el de ‘Los dreamers del cuerno’, bueno el caso es que el calendario (draw) quedó dividido en etapas 1, 2 y 3 cuando lo taurino hubiese sido que cada uno de esos períodos lo denominaran ‘Joselillo’, Félix Guzmán y Valente Arellano, pero quien sabe si los organizadores sepan que esos nombres fueron de los paladines de la novillería. El torneo linda la mitad, en donde ya se eliminaron los tiernos y los menos suertudos y con ese motivo el domingo 10 en una placita florida del Edo. de México se dará el festejo de triunfantes del medio tiempo, con novillos de San Marcos, también con ese parte aguas la caravana aterrizara en diferentes plazas que se hallan entre las doce elegidas, en el experimento ha habido de todo, pero en lo torístico a decir de algunos ha faltado el trapío ¿sobre proteccionismo?, más bien creo que ha sido por ahorro de carnes, y la enjundia sin hambre, de ahí lo ralito de los graderíos ¿quién los va a retacar? Si esta faltando jalón en los actuantes.

Entre los nombres ha habido intrascendentes, transitadores esperanzadores y algunos pegajosos, entre todos esos que han sido un bonche, ronda por ahí Roberto Román, un chaval no maquilado el que por principio tiene nombre que recubre a un torero tradicional en su forma de comportarse en este enredo, es un joven con hechuras e iniciativa que le alcanzan pa’ agarrar el teléfono sin pedir loas, sin mentiras, sin disfraces, sin espejillos y llanamente pide la posibilidad de apoyarle difundiendo que va torear, lo cual hará en la de triunfadores ya referida, avalado en que ha venido poniendo riñones y podando orejas, Roberto Román, no es un figurín solo tiene un corazón arrebatado, no tiene un toreo definido solo una enjundia ilimitada, no posee gran técnica solo va tras el triunfo como un doberman, no es de plástico, tan solo es de verdad, no toma esto como pasatiempo solo como orfebrería, no vive de soñar solo de estar donde está el triunfo, que es donde huele a cloroformo, pero también a torero de esos que enchufan con el pueblo, ¡ojo! en Román hay un cascabel solo déjenlo a su aire y en una de esas arma la marimorena.

Cayetano ¡Un señor! Por Bardo de la Taurina

Tal vez en el mundo existan dos países, donde las orejas sean más baratas que los sorbetes pueblerinos, esas dos naciones lo son los Estados Unidos de Mr. Trumpetas donde en los estados de California y Florida conforme se va acercando uno a los reinos mágicos de Disneylandia le empiezan a obsequiar las famosas orejas y orejitas de Mickey Mouse, y el otro lugar también sede de la váratela lo son las plazas de toros mexicanas, donde el despilfarro con que se realiza esa tomadura de pelo, es pavorosa, ridícula y por ello hasta insultante pa’ el espectáculo mismo.

Hoy en México ese patético despilfarro es uno de los tumores cancerígenos que mayor daño le han causado a la Fiesta de Toros y Toreros, por la razón obvia que cortar, recibir en dadiva o como galantería del palco una oreja sin valor, pues no causa más que náuseas y devaluación del apéndice, conozco algunos jueces de plaza que me distinguen con su amistad y mi menda les corresponde con respeto, más lo personal nunca será impedimento pa’ señalar los secretos a voces, que cabe la posibilidad de que incluso los señores que suelen ejercer de jueces, no estén al tanto de ellos, y en todo caso se le puede incluso considerar como víctimas de las circunstancias o hasta de sus propias personalidades, ¿Qué cómo está eso? pues como algunos alcohólicos que son los últimos en enterarse de su candidatura al club de Baco.

Cuando en la Plaza México el empresario lo era San Satanás, el galeno Rafael Herrerías se decía o creía que los jueces por temor al endemoniado carácter del promotor o por otras cosas que vaya usted a saber si siquiera existieron (no lo sé, a mí no me constó y por eso nunca hable de ello) y que se resume a que con esa alineación de jueces tan extensa nunca han podido unificar criterios y ni a la hora de juzgar si un toro cumple pa’ ser lidiado de acuerdo a la categoría de la plaza, en los últimos años se desorejaban a las reses con más imaginación y fantasía que la Kriptonita.

El caso es que el thriller que en algunos y con algunos personajes, no con todos, ¡afortunadamente! empieza conjuntamente con los empresarios, los ganaderos, los picadores y los jueces, que agarrados de la mano, son las gentes menos aceptadas y hasta por el contrario, ¿la causa?, en orden; los empresarios por la razón que casi siempre será muy difícil complacer a todos en el armado de los carteles, sumándole a ellos las ganaderías de bravura laxas que adquieren y que van en contra del espectáculo desde el punto de vista de los aficionados, esto mismo alcanza a los ganaderos a los que se les sataniza por vender animales que no son propios como ya se dijo pa’ la categoría de determinadas plazas, en estos caso digo que hay tres clases de ganaderos, los que lo son por tradición y/o afición, los que están en esto por esnobismo y los que lo hacen por puro negocio, a tanto la edad, a tanto el kilo… el que sigue, los picadores por tradición ya se sabe la animadversión que existe hacia ellos.

Con los jueces dicen los de pipa y guante y los de galería, es decir todos, que chorrean hasta derramar un innecesario, injustificable y chocantisimo exceso de protagonismo, cuando reciben al paseíllo de las cuadrillas con ese porte echando el pecho tricolor, la mirada del orgullo, los brazos elevándolos como lábaro patrio en 16 de septiembre desde el balcón presidencial, luego ese jaloncito cortito y vigoroso como la preparación del Jab fulminante del Ratoncito Macías el cual usaba pa’ mostrar el músculo y la quitada del sombrero texano, digna de López Moctezuma en un film del Indio Fernández, ahí a la gente se le revuelve el estómago y se las empieza a guardar, pues si bien la fiesta no es de descamisados tampoco puede ser paradigma de ostentación de un hombre que es empleado delegacional y al que solo le falta la Banda Presidencial.

Y vienen el acto estelar, el del cobro de factura, el que se da a la menor posibilidad de alharaca sin importar si hubo faena o cachondeo, estocada o lo que se le parezca, la gente con esa muina guardada y sin reparar quien sea el torero, en lo que hizo o dejó de hacer, se empiezan a enchufar en los tendidos a través de los kleenex o pañuelos desechables y el juez ve una oportunidad de volver a enseñorearse desde el palco presidencial y es en ese momento cuando le empieza a reventar la ulcera a los miles de aficionados, al darse el trance de por estilo o costumbrismo usía se hace del rogar con desplantes que van de lo rondeño a lo gitano y abajo la gente con las piedras en el hígado moviéndosele como licuadora, está que arde, y ahí viene el temple del juez que aguanta estoico, incólume, que se desgañite la masa, que ruja la prole pañuelo en mano, que el de abajo siempre sea el de abajo… ¡va la oreja!

Y aquí es donde hay que excluir al matador, al torero, al torerín, el que al momento de recibir la oreja de mentiras que fue exigida un segundo antes, es avasallado ahora por un tsunami de pitos, de contras, de infundios, de gritos, de peladeces, de reproches, pero que hay que diferenciar las manifestaciones negras que siempre lo son para el juez y la oreja de la discordia pues aquí el de luces, se vuelcan sobre de ella hasta casi arrebatársela al alguacilillo, creyendo en las más de las veces que la merecen sin importar la kermes de los alaridos insultantes, ¡no, no, no!, regrésala, tírala, fuera, buú…buú…

En Madrid un torero, un señor, un educado llamado Cayetano con toda la dignidad del mundo en la Feria de San Isidro, dicto la norma de la categoría y el respeto supremo del que debe de hacer gala un matador de toros, con motivo de una oreja dudosa; silenciar primero a la turba rijosa, congelar la acción en el tiempo y ya con la tormenta amainada levantar la cara del triunfo de la cordura, de la conciliación, del poner las cosas en su real contexto.

¿Habremos aprendido la lección?

¡Que si esta viva! Por El Bardo de la Taurina

Siempre ha sido sello recomendar lo sustancial, así que a localizar en la red el programa; Desde el Tendido TV, de fecha del 27 de mayo con el Dr. Leopoldo de la Rosa, Luis Sarmiento, Sebastián Nogueira en baraja de expresión a la que el matador Alfredo Gómez le aporta el ángulo del torero y la cereza la pone la Dra. Florisa Barquera, ellos coinciden que a la Fiesta Brava le queda cuerda, ante eso pues vayamos con la mayoría, aunque pa’ mis adentros pienso que la fiesta va camino a la angostura local y se aleja del espectáculo para las masas, como alguna vez lo fue.

Sebastián Nogueira subraya que los ganaderos están haciendo un esfuerzo pa’ reverdecer la fiesta y que bueno que lo hagan, porque sin fiesta, ¿a quién le venderían su producto?, se soslaya el que hoy los dreamers ya no practican la retroalimentación y no lo hacen porque están entretenidos jugueteando con el móvil, por ello me quedo con algo que dice Luis Sarmiento; Cuando el toreo se lleva en la sangre, se vive para el toro.

El clímax llega en ese programa con la sección, ‘El quite femenino’ donde la Dra. Barquera con nitidez que da pa’ el entendimiento brinda una lección sobre ese momento importantísimo del campo bravo, que se conoce como tienta y el cual era tema velado para los aficionados, en el contexto de la calificación de las becerras y solo decir que pa’ mi menda es ahí donde está el futuro, del futuro, por eso pienso que no sería locuaz decir que en algunos casos la plaza de tientas es aula de repostería, taller de corte o  laboratorio de bravura dependiendo de que dehesa se trate, pues ya sabemos que en algunas se maquila a voluntad de los consumidores, cuyo único requisito pa’ ordenar el producto es ser figura extranjera, y aclarar que no incluyo a los aztecas porque ellos consumen ralito y sin control de calidad.

Y decir que en lo novilleril  esta habiendo mucho en cantidad y poco pa’ retener en la memoria, porque una cosa es vestirse de luces y otra es decir algo y mucho es pensar  que alguno de estos jovencitos ha resultado extraordinario como pa’ que nos acordemos de su nombre pasado mañana y si no que lo digan las entradas que se registren el día que se den los festejos de triunfadores, donde poco menos que agotado el boletaje va a ser un triunfo pa’ la indiferencia.

Ya veremos, porque esto es de contundencia en el ruedo, de alarido en el tendido,  de volandas por Reforma, de ocho columnas… ¡Es que son babys y están soñando!

La existencia de lo inexistente Por Bardo de la Taurina


En este país donde mucho de todo se confunde al grado que en un sexenio anterior hasta tuvieron que implementar a un personaje vocero que traducía lo que el que presidente quiso decir, y bueno, como será eso de las confunciones que hace poco vía cibernética el historiador Francisco Martín Moreno tuvo que escribir (cito textualmente)

“No nos confundamos: el enemigo a vencer es el gobierno corrupto y en ningún caso México. No nos equivoquemos de enemigo. México no se merece que se le apuñale por la espalda al encumbrar a AMLO hasta la Presidencia de la República y volver a arruinar este maravilloso país…”

Y sí, así pasa en este país en todos los órdenes donde parecería que el verbo nacional por antonomasia es el de confundir, enredarnos, dando como resultado que por largos períodos vivamos empantanados en el oscurantismo de la mentira, la falsedad y la inexistencia de lo real y la existencia de lo irreal, bueno a grado tal que llegamos a construir una forma de ser y creernos las cosas que bien se podría patentar como hecha a la mexicana.

Esto me trae a recordar el que no soy muy afecto, más bien nada a las distracciones, simulaciones, desahogos, exhibicionismos o no sé ni cómo llamarle a esas prácticas del uso de las redes sociales en su división de los usurpadores, porque hay otras donde los profesionales dan catedra y esa por supuesto es más que admirada y respetada, de las primeras expreso; ¡Qué barbaridad! El solo activismo me horroriza y me pregunto ¿Cómo puede pensar un ser por insignificante que sea, que a través de escasos caracteres se puede transformar en el más importante de los comunicadores del orbe?, no lo sé, no lo entendiendo y no lo comprendo.

Ignoro si en estos medios y en todos existe un código de ética, bueno el caso es que dos grupos de aficionados me incluyeron en esa otra modalidad de expresión o comunicación que se conoce como chats de WhatsApp, y ahí estoy en forma pasiva porque nada más leo pellizcando y eso dependiendo del autor pero indebidamente y con una falta de educación, que el Manual de Carreño si de eso en su tiempo se hubiese ocupado me lo estaría reprochando y hasta recriminando mi falta de atención, jamás contesto, por lo cual pido disculpas, pero es que asumo que no estoy al nivel intelectual o de sapiencia de los miembros que en materia de cultura y en concreto de taurinismo radican en el código postal del Olimpo, demasiado grandes pa’ mí, insistió a manera de justificación, yo me quedé cuando la Fiesta era Brava y no una baba.

Me permito decir que dentro de uno de esos grupos sin duda se hallan algunos de los pocos personajes más leídos, instruidos, capacitados, reconocido y respetados en materia taurina sin duda, al grado que fue para mí un auténtico privilegio y honor contar con algunos de ellos cuando forme el programa Voces de luces y aún más, un par de los miembros de ésta cofradía como directores de páginas web me dispensan la distinción de publicar semanalmente mis columnas, lo cual en verdad es una galantería por parte de ellos, por supuesto que entiendo que lo que en el chat se escribe es del orden privado y hay que mantenerlo alejado de lo ventilado, mas no me puedo sustraer a tratar de referir algo así como que los empresarios que llevan en sus proyectos denominados Soñadores de gloria, ETMSA y el tour novilleril que organizó un ganadero norteño han dado más de cien novilladas y no han sacado un solo novillero.

Más sin embargo remitiéndonos a lo del principio de aquello de vivir en la distorsión se lee en los medios, medios, que los experimentos han resultado todo un éxito ¡Si Chucha, cómo no! salvo un rejoneador Joaquín Gallo, que come aparte por variados y sustentados motivos que lo han llevado incluso a alternar con Hermoso de Mendoza y digamos una mano de exponentes y se acabó el brillante show de lo inexistente y aquí aprovecho pa’ aseverar, que quien puede sustentar mejor que nadie el éxito o el fracaso lo son; las taquillas, las que en todo caso deberían de ir en forma ascendente ¡y no lo han ido! Y aquí vendrían varias preguntas, ¿seguirá interesando la fiesta en México? y entonces ¿Por qué los novilleros que han presentado, no interesan?

Las respuestas pueden ser varias y variadas, pero seguro ninguna convincente, bueno aceptables si volvemos a lo mismo de tirarnos de maromas en lo inexistente.

Como yo no niego lo existente de mi vejez en el que la terquedad se hace presente les pregunto ¿sus lecciones interactivas de toreo infantil?, ¿sus cátedras escolares en las que incluyen la materia de Cuchares?, ¿sus escuelas de tauromaquia las municipales y las privadas?, ¿sus factorías de hacer novilleros en troqueles?, ¿el convertir la fiesta en concursos tipo eliminatoria del mundial?, ¿su barra de pregoneros asalariados que expanden las bondades y los éxitos del certamen?, ¿su novedosa y fresca publicidad donde los carteles clásicos los metieron al cuarto de los trebejos?, ¿la aceptación de la anorexia en bravura, edad y trapío?, ¿les ha funcionado?

Y que creen lectores que nos leen en España, eso es en el renglón novilleril pero en el de alternativas concedidas los últimos diez años, ¡la cosa está peor!

El cordón umbilical: El Toro en México – Por el Bardo de la Taurina.

Pase natural de Adame al jabonero de Juan Pedro.

Por: El Bardo de la Taurina.

Acto I

No triunfar con la miel es tragar con la hiel.

Aunque mucho peor hubiese sido que Luis David Adame no le hubiese podido a sus toros en su presentación en este San Isidro, lo que sucedió el jueves pasado en el que Madrid le regaló una tarde apacible en lo climático, un cartel amable, unos toros con presencia sí, pero también sin fauces tiburoneras y uno de ellos, el primero del aguascalentense que era un guardián ligero de una retacería más flojas y desprendidas que la virginidad a los treinta, le ha endilgado tandas cortas y limpias que le receto el torero a un goloso de Juan Pedro Domecq, tan colaborador y tan educado que apenas reclamaba cuando el torero lo dejaba con hambre en cada capítulo de tres y remate.

Porque no llegaba el cuarto, el quinto, el sexto, que son los más complejos, los se dan con las espuelas de la ambición, tandas que nunca terminaron de romper o de calar hasta la médula ni por la derecha, ni por la izquierda, al grado que la gente coreo con más contundencia lo alegórico en lo complementario que en lo básico de los lados sólidos.

Luis David deberá de hacer un examen en el que tome conciencia que, si en verdad quiere ser alguien en este galimatías, ha llegado el momento del corte del cordón umbilical y que empiece a depender auténticamente de lo que sea capaz de hacer por sí mismo y a volar la inclusión en los carteles bajo el sistema combo, donde la base es el hermano mayor.

La reflexión es y será piedra angular del crecimiento de los hombres que tienen con qué saber en dónde están parados y hasta donde el engranaje les puede dar pa’ rodar pa’ lante, porque también se rueda pa’ atrás y a veces hay que cuestionarse ¿si a dónde se llegó, es el techo?

Y esto lo subrayo porque aquí ya se escucha que si no llegó el triunfo grande es porque Luis David toco su real nivel, en lo personal la opinión va en el sentido de la mesura que es la contraparte a las campanas del turrón y del badajo que escurre miel, y comienzo diciendo que el torero entró a la plaza de Las Ventas siendo el primogénito de uno que nació antes que él y hoy puede anunciarse simplemente como Luis David el que no necesita ya ser el remedo ese que irrespetuosamente lanza la montera por los vientos de las tolvaneras al momento del serio ritual del brindis, hoy debió de haber aprendido que con el percal se debe de ir al centro dejando las tablas pa’ los resguardos y las comodidades, también debe de saber que en esto el son, el ritmo, la duración y las pausas, las debe de imponer el torero, pa’ evitar que el toro al tercer muletazo este preguntando ¿Dónde está la sarga?

Y de una vez decir que en esto es tan importante el cite como el telar y si estos no se dan coordinados vienen los amontones, luego tendrá que saber que después de una faena corta pero sobria no caben las valentonadas de las temerarias Bernardinas que también son copia del consanguíneo

¡Ya! ¡A cortarse el cordón umbilical!

En fin, hoy solo son sensaciones las que debieron de haber sido tres llaves peludas y una cola larga con las que se estaría abriendo las puertas de las contrataciones, mas sin embargo ahora Luis David ganó el tenernos hablando de él, por lo que es él.

Acto II
Y ahora permítaseme constatar un hecho que entró dentro de lo extraño y que se suscitó el sábado inmediato, llevando como actuante a otro de los muchos de apellido Adame que se dedican a buscar sobresalir en esto de los capotazos y los muletazos, se trata de José Guadalupe, un toreador que en esto tiene más de veinte años y que fue anunciado dentro de la Feria de San Isidro con dos fechas que ya ocurrieron con el registro de que en la primera de ellas pues dejó ir un triunfo más rotundo que una zarzuela en plena calle de Alcalá.

No obstante, eso la gente dejándose llevar por la inercia que había provocado el hermano menor y de la que ya dimos cuenta, letras arriba, pues sintonizó las pantallas y se encontró con que el segundo toro de Alcurrucén que le correspondía al torero de Aguascalientes, México, traía prendidas las orejas con saliva indicando que con ellas podría abrirse la Puerta Grande sin ningún problema, salvo pa’ el toreador que como por acá se dice se le hizo bolas el engrudo y solito enterró, una vez más, cualquier ilusión.

Ante la decepción de lo que estábamos viendo y teniendo la glamorosa oferta de ver en otro canal la boda real del príncipe Harry & Meghan Markle, no en la Plaza de las Ventas sino en la capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor, donde el mano a mano terminó en Puerta Grande, pues en tropel abandonamos la trasmisión madrileña, ya después a través del compendio, de cómo vio la prensa madrileña a José Adame nos enteramos que al extranjero y al presidente don Jesús María Gómez Martin, les fue como piñata por una congregación de pifias las que después de una hemorragia que el espadachín le provocó al difunto vacuno, desencadenó uno de los abaratamientos más patéticos que se hayan vivido en el palco.

Moraleja.

Siempre será más sencillo ser reconocido dentro de la nobleza, que aspirar a ser una figura en el reino de los elegidos.

Twitter: @BardoTaurina.