Archivo de la etiqueta: Bardo de la Taurina

El gozo, se fue al pozo Por Bardo de la Taurina

Chicuelinas de ensueño;

Por acá quienes chanelan fino, siguen recordando los momentos mágicos que Enrique Ponce firmó bajo el titulado de ´Chicuelinas que valieron una feria sevillana’ suerte de quite que instrumentó en un maridaje de capa y ballet a un toro de Juan Pedro Domecq el viernes de apenas, la rapsodia fue exacta en duración y remate, pues el burel no era de los sorteados pa’ él, sino solo en intervención de retiro de varas, la constelación que ejecuto sobre el áureo albero de la Real Maestranza de Caballería, colocan al de Valencia en la misma tesitura del pentagrama de los máximos maestros de las Chicuelinas, el inmenso ‘Niño Sabio de Camas’ Paco Camino y ‘El Mandón’ Manolo Martínez.

Roca Rey descartado

Más también en la feria de Sevilla nos mostró su cara agria, los caprichos del destino que muchas veces es hosco e inoportuno, máxime cuando se trata de un joven como el peruano Andrés Roca Rey cuya mayor virtud es que está decidido a ser una figura del toreo en base a que en su diccionario no existe la palabra jornalería, ni menos conformismo, pues lo suyo es dejar todo en el ruedo todas las tardes, entrega total y producto de ello fue que la afición mexicana a la distancia a través de los televisores y las computadoras fue testigo de la forma en que Roca Rey se tiro a matar a su último toro topando toda su fuerza con la del toro y la espada fue conductora de un mal presagio en la muñeca que de inmediato se hizo presente, el peruano valientote a carta cabal se esperó a que doblara el burel pa’ acercarse a las tablas donde la mano crujía de dolor.

El destino se había escrito y los galenos lo confirmaron Andrés el torero sensación por prescripción médica no podrá torear en los próximos días y con ello La Feria de San Marcos en la merita Aguascalientes perdía a una de sus mayores atracciones que era esperada con euforia, se suspendía el viaje a México, arrastrando además un par de comparecencias más; una en Tlaquepaque, Jalisco, y otra en la Plaza Monumental de Monterrey, ni hablar el gozo se fue al pozo y solo decir que es reprobable el que con fines de notoriedad y de mala leche en las redes sociales hayan corrido algunas versiones en las que se presume una complicidad entre el propio torero y los doctores que lo están atendiendo de una posible fractura intratrabecular de la articulación metacarpo escafoidea (cita médica), aduciendo que esto lo está haciendo por eludir sus compromisos americanos, una estupidez el solo pensar que Roca Rey le rehúye a los toreros mexicanos o que menosprecia las plazas aztecas.

Los españoles

Y la semana no se podía ir sin que los españoles llegasen a tierras mexicanas a golpear fuerte sobre la mesa y eso hay que dejarlo constatado, máxime que primero Enrique Ponce se fue a meter a Monterrey a una plaza que no se había acercado casi en 20 años, que es tierra de dos de los más grandes artistas del torero mexicano, que lo fueron; el maestro Lorenzo Garza y el no menos grandioso Manolo Martínez y bastaría con escribir que la aduana la solventó saliendo en volandas.

Y Antonio Ferrera se presentó ayer domingo 22 en la primera feria de México que es la de San Marcos en Aguascalientes y con solo usar la palabra extraordinario todo estaría dicho, agregando que después de esto quedó ratificado que el toreo de Ferrera, sin duda encontrara eco en estas tierras, tan es así, que ésta semana sustituirá a Roca Rey en Tlaquepaque, y en Aguascalientes lo harán con Sebastián Castella, y el miércoles venidero las puertas se abrirán pa’ recibir a dos ibéricos que lo son Enrique Ponce y Ginés Marín, junto con el local Luis David y la expectación no es tanto por saber cómo va a estar el maestro y los polluelos, sino por ver si se cuelga el letrerillo de -Agotado el boletaje.-

César Morales a Madrid

A la afición mandrílense que asistirá a la Feria de San Isidro, estamos en posibilidades de informarle que desde ésta tierra llegara por allá una de las máximas figuras de la puya y el castoreño que lo es el espectacular César Morales, picador excelso en solvencia, percha y estilo que invita al deleite y cuya maestría en el manejo del caballo, en el chorrear el chuzo suele rematar a lo clásico desprendiendo la moña de sus toros en turno, el maestro de dinastía que va pa’ los veinte años de titularidad se presentara el jueves 10 de mayo picando una corrida de Fuente Ymbro y habrá oportunidad de volverse a deleitar con su sobriedad el 19 ante toros de Alcurrucén tardes en que irá a la vera de su compatriota el matador J. G. Adame Montoya.

Foto: Martín Banda.

Anuncios

La capital sin fiesta Por Bardo de la Taurina

El domingo al doblar el ultimo novillo en la Plaza México al que un pariente del charro de Huentitán, Alejandro Fernández, solfeo sabroso y luego trato de matar con una sobredosis de ternura, se me perdió la mirada en la inmensidad del graderío de los generales el que desde hace décadas se ha convertido en soledad, abandono, desuso, fealdad, e imaginé que ahora que el inmueble va a estar cerrado largos meses en los que las demoledoras convertirán en cascajo a su compañero el Estadio Azul, pues en una de esas, las piquetas y las manos de chango le dan su rasurada al copete de concreto en aras de una remodelación que tarde o temprano se tendrá que hacer de toda la plaza, volviéndola funcional, atractiva para los espectáculos bajo techo, con su ruedo de arena sintética (Tartán) y burladeros de absorción de impactos incluso a prueba de subalternos, y es que mientras no sea redituable como negocio pa’ los propietarios que ahorita la rentan como elefante blanco y pa’ los promotores que no le sacan todo el jugo por diversas razones sería iluso pensar que se van a ocupar de ella en todos los sentidos.

Son tiempos de la modernidad, de la funcionalidad, de las adecuaciones apoyados desde luego en la tecnología, más pareciese que la fiesta se quedó pasmada hace años, comenzando por su reglamentación que en mucho tiene que ver, con que la gente no quiera ver que los excesos con las espadas se alarguen en demasía, la muerte del toro es parte de la fiesta, pero con calidad, no con cantidad de pinchazos solapados por el reglamento, hay que ver por la fiesta espectáculo… nada más nos avisan como una atención cuando vaya a arrancar la obra, y apúrense! Porque no vaya a ser que ya saben quién, detenga la construcción y convierta la Plaza México en la plaza morena pa’ que se asolen los holgazanes que va a mantener haciendo caravana ajena con un dinero que ni el país tiene.

Y hablando de espectáculos se cerró el serial campechano de vacas y novillos el que entre otras cosas dejó la duda del ¿Por qué no se incluyó en los festejos de elegidos a dos toreros que dan espectáculo?, ¿será porque el toreo de Rodrigo Cepeda y del ‘Cozumel’ es heterodoxo?, y en cambio favorecieron a un migrante ecuatoriano, no lo entiendo, primero los de afuera que los de casa, lo cual si lo entendería si se tratase de un torero interesante, pero el que le quito un puesto a los compatriotas no enseño nada más, que no tengan los maletillas que andan buscando un pitón en su patria.

El Salón de la Taurina Por Bardo de la Taurina


Apenitas hace unos días en una columna carnalita de ésta, salió una marquesina con el enunciado de Domingo de Atracciones, en alusión a lo que esperaba en la Plaza México y que se dio apenas hace unas horas cuando el comal de arena fue despejado pa’ que partieran plaza los tradicionales alguacilillos, un caballero que es puro charro mexicano y que se monta sobre los lomos ensillados y a pelo de briosos corceles que como por arte de magia obedecen a las agallas de plata de Joaquín Gallo, el rejoneador charro, de Pachuca llegaron los herederos de la tradición portuguesa de los hombres de las forcas y los barretes, luego cinco gambusinos del futuro torero, los cuales en sí constituían entre todos el calificativo de un Domingo de Atracciones.

La confirmación de que el cartel efectivamente era imán la fuimos viendo con la presencia de novedosas efigies vivientes en el entorno del coso más grande del mundo, el cual hoy saco de detrás de las rejas un tranco y quedo cerrado un período con la esperanza de que vuelvan a abrir los portones, creo que en el mes en que la luna es la más hermosa que según lo cantaba Pedrito Infante el máximo ídolo que ha tenido en toda su historia y abarcando todos los géneros, hay un calendario en el que se asienta que así sucederán las cosas, pero como esta pluma es bien escéptica, no descarto que una mano de chango de las que van a demoler el estadio de futbol contiguo y que está conectado con la plaza, le vuele el copete de una testereada, dando con ello pie a la tan dilatada remodelación que requiere la Plaza México, adecuación a los tiempos modernos que han afrontado con determinación, por citar plazas como la más importante del mundo, que lo es, la de Las Ventas de Madrid.

Pero volvamos al dominguito torero en México, donde reconocemos al Dr. León Bailón Urioste, que es uno de los máximos personajes de la escenografía del Centro Histórico, con su librería Tauro que es un museo cultural y esto viene a la palestra porque el Dr. Bailón, contando con el apoyo entusiasta e incondicional del Salón España que enarbola una tradición cantineril de cien años, ahora bajo la responsabilidad de sus dueños los hermanos Martín y Ricardo Asencio se han echado a cuestas la instalación de un salón, museo y biblioteca taurina de esparcimiento para la afición y los turistas que visiten el Centro Histórico.

Ya están llegando los primeros carteles y fotografías que darán ambientación al lugar, el cual muy pronto recibirá una impresionante cabeza de un toro del encaste Parlade de la ganadería de la Joya donado por su propietario el ganadero también del Grullo José Antonio González Esnaurrizar, el legendario torero Miguel Cepeda ‘El Brecó’ aportara uno de sus ternos que fueron piel sobre la piel en su andar por las plazas de la legua, el orfebre de la joyería fina Arturo Sosa abrirá el estuche de las joyas y trasladara un capote de luces que en vida fuera del maestro de La Viga Mariano Ramos, seguramente el pintor de moda Fco. Álvarez quien se encuentra preparando la obra que engalanara el libro de la suntuosidad taurina musical con que sorprenderá muy pronto a la fiesta, por cierto colección u obras individuales que podrán ser adquiridas por el mejor postor, ya estará pensando que pieza resaltará en las entrañas del propio Salón España que se sitúa a la vera del recién inaugurado corredor histórico del Templo Mayor en la confluencia de las calles de Argentina y Luis Gonzales Obregón, donde fue el antiguo barrio universitario.

El Dr. León Bailón nos comparte una interesantísima idea sobre cómo se va a formar la biblioteca taurina; Y que consiste en que cada aficionado que concurra al lugar en un lance de voluntad, obsequie un libro nuevo o toreado y el Salón España le corresponderá con un Tanguarniz y el libro pasara a la vitrina donde la colección estará a la orden del público, el cual cualquier día mientras saborea sus tragos favoritos y se deleita con las suculentas botanas del lugar, podrá solicitar en la caja mediante el depósito de su credencial de elector se le preste el libro que más le plazca para su disfrute, vaya desde aquí nuestro agradecimiento y reconocimiento al Dr. León Bailón y a los Hnos. Ricardo y Martín Asencio, pues lo que ellos están realizando es en lo efectivo ¡Hacer Fiesta!

Y ya adentro del albero fueron saliendo los de La Muralla, a los que el primero en plantarles cara fue el charro Joaquín Gallo, quien sin andarse por la ramas con solvencia encontró el tino del bien colocar y algún desatino en el filo de los arpones y en el de las hojas de peral, por lo que se bajó del corcel, cuadró al novillo, montó las agallas en los gavilanes y brindo la estocada de la temporada, decir que Gallo invito a los forcados pachuqueños lo que no le gusto al novillo que les bailó un huapango sobre sus esqueletos, los de a pie empezando por un Platerito que se clavó en el pie un arponcillo y de ahí en adelante los demás no dieron pie con bola y si dieron la impresión que en técnica y enjundia se tendrán que ir a exámenes extraordinarios, porque esto no es solo de pincelazos y máxime cuando estos son escasos.

Un domingo de atracciones Por El Bardo de la Taurina

El domingo que será 15 de abril, la Plaza México volverá a ser el centro de atracción que siempre lo debería de ser, esto gracias a que en punto de las 4.30 de la tarde, como antaño decían los revisteros; sonaran parches y metales e iniciara un festejo variadito como muy de vez en cuando se ve y es que por el mismo boleto como en las boticas antiguas, habrá de todos los géneros; Novillos de La Muralla de esos que obligan a los toreros a emplearse a fondo y por ello se augura ver lidiar, que no es lo mismo que darle coba al almíbar, una vez realizado el despeje de plaza a la usanza tradicional, aparecerá la gallarda estampa del charro más mexicano que al recuerdo del maestro GuadalupeTrigo nos hará saber qué; su valentía, es jinete que arriesga la vida, en un lienzo de fiesta y color, y es que eso y mucho más es Joaquín Gallo el rejoneador forjado en el crisol de la destreza y el yunque del valor, que lo lleva al filo de la temeridad de rejonear por momentos a pelo como nadie más lo hace bajo el cielo azteca, al que convidara a los Forcados de Pachuca a jugarse la vida a cuerpo limpio como se hacía en Portugal en resguardo de la nobleza.

Ya en los toreros de seda aparecerá ‘Platerito’ el orfebre del valor el que una tarde le enseñara las entrañas del pecho a la muerte y si está vivo, es por ese hacedor de milagros, que lo es, el Dr. Jorge Uribe Camacho, luego se verá a Carlos Casanueva quien debe traer aprendida la lección de la entrega total, Rafael Reynoso un chaval que ha abrevado de los consejos de la familia ‘Armilla’ lo cual es garantía, luego vendrá el ecuatoriano Javier Segovia con la obligación de justificar su inclusión y cerrara Alejandro Fernández el tapatío, que no salió cantante charro, pero que tiene con que le toquen la música si pega un do de pecho.

Reiterar que este menú se puede convertir en banquete si los toreros le buscan las costillas a los novillos, con las agallas afiladas y la concientización de que llegan esa tarde después de haber asomado el pico entre cien chavales que fueron calados en ese mismo ruedo, pero el que hoy tienen que conquistar porque en esto, el mañana siempre será incierto.

Lo que sí es cierto es que el libro ‘El Pana’ torero surrealista, los inicios de una leyenda’ de la autoría de Pepe Rodríguez, el del puesto de libros frente a la entrada de la Plaza México, ya vio la luz y ‘Morante de la Puebla’ desde España lo bendijo con su lectura… lo dicho; será un domingo de atracciones.

La rueda de la fortuna, sin fortuna Por Bardo de la Taurina


En este país en donde una de las costumbres más arraigadas lo es la inconformidad, y es por eso que a la paleta no le acomoda el palo o en otras palabras, la niña con y sin muñeca de todas formas chilla, esto viene en referencia que como ya se dijo nada gusta, pues en automático nos asumimos como correctores de página, que en este caso vendría siendo el encuadernado de la promotora de la Plaza México, la cual sí es cierto, cae en desaciertos.

También es cierto que muchos de estos son consecuencia de que no siempre la cosas se hacen en el orden en que debieran, aunque bien acomodaditas saldrían mejor.

Vayamos al serial de los festejos menores, intermedios y creciditos, que se están llevando a cabo y que a muchos les molestan por muchas cosas, creo que la primera razón que causo rechazo, fue la forma tan exhibicionista a la vieja usanza priista con que fue presentada la plataforma de trabajos, las propuestas y los enunciados que llevaran a una mejor fiesta, a alcanzar el sueño anhelado, a mirar por nuestra juventud que es donde se halla el presente del futuro inmediato de la Fiesta Brava, la cual como la caballada está muy flaca, pues debemos de fortalecerla desde su semilla, la que se encuentra en pleno crecimiento que es el jiote de nuestra torería tricolor.

Pero claro pa’ lograr eso lo primero que se requería era mostrar el músculo de los hombres del poder que son la unidad y el vigor de un México pujante y taurino, en el cual todos los sectores poderosos, hombro con hombro cerraron filas en gran número que nunca será suficiente mientras en el estrado y en los micrófonos no aparezca en vivo el caudillo del monopolio que lo es Don Alberto Bailléres Gonzáles, lo demás es lo de menos.

Y ahí fue donde como a mi abuela la masa pa’ los tamales se le empezó a batir y terminó haciendo bolitas de maíz pa’ el mole de olla, donde lo más importante era que cada uno de los condimentos fuese servido ordenadamente, porque si no el mole no espesaba y los elotes se ahogaban en lo picoso de lo caldoso, y es en ese principio de juntos pero no revueltos, es que a la gente de la fracción parlamentaria de la inconformidad no le está pareciendo que la olla de concreto, o sea, la Plaza México, ahora la conviertan en olla exprés y vámonos a todo vapor revolviendo los hervores de las caladas con vacas, los festejos sin picadores y las novilladas con puyazos.

Y la bomba anímica estalló entre quienes creen que es más importante ver una novillada con picadores en tercia, que una novillada de oportunidad en un cartel integrado por sobrevivientes de las calas sabatinas, cuando aquí manifiesto, que en valor tienen el mismo, unos participantes que otros, aunque pertenezcan a diferente categorías, y lo que agrava aún más la mezcla es el hecho de que en las últimas novilladas en tercia habían despuntados nombres con los cuales se podrían conjuntar carteles atractivos, que van a perder frescura, interés, atracción, por el hecho de que la empresa los aplazo pa’ darle prioridad a otros de la división de ascenso, lo cual en el estricto sentido tampoco es así, pues comenzando por el rejonear charro Joaquín Gallo ya varios de los chavales han toreado en la plaza más grande del mundo con solvencia y esperanza.

Pero mientras el palito, entre o no entre en el agujero del balero, seguirá habiendo jugada, así que por acá seis novillos de Real de Valladolid y otro tanto de novilleros se uniformaron con lo que sucedió en las ventas de Madrid que tampoco fue nada, así que este fin de semana la rueda de la fortuna, no tuvo fortuna.

Foto: Plaza México.

La fiesta de la democracia Por Bardo de la Taurina

Se dice que las plazas de toros son templos de democracia porque en ellas caben todas las manifestaciones, una de esas expresiones son los nombres con que los ganaderos bautizan a sus toros que los ha habido como en botica, unos  heredados del semental o de la hembra que los pario, otros acordes con algo a recordar o a conmemorar, algunos  alusivos a las pintas del burel, los hay a los que se les nombra en recuerdo de algún ser allegado o admirado por el criador, sin que falten los ocurrentes y otros como paso el domingo en la Plaza México que se usó a ciertos novillos pa’ propagandear a un candidato falazmente mesiánico, ‘Izquierda de oro’ decía la propaganda en la pizarra lo cual de entrada ya era inconsistente pues en México todos saben que no existe la izquierda y muchísimo menos de oro, ni que fuera la de Lorenzo Garza.

Don Armando Guadiana ganadero y minero, que también es candidato al senado, ha luchado en defensa de la fiesta brava en su estado que lo es Coahuila y eso es de reconocérsele, más tampoco le daré carrete a la cuadrilla a la que pertenece, porque de resultar cierto lo que me  informaron que fue publicado en el sitio web ‘animaleros con morena’, sobre la animadversión taurina del perene inconforme, pues que incoherente que uno de sus adeptos se manifieste a través de los toros en una plaza, lo reconfortante es que, ya saben quién, tiene muy cerca de él tiene a un  personaje coherente, destacado, reconocido, respetado y admirado en el ámbito nacional y subrayadamente dentro de la Fiesta Brava, me estoy refiriendo al Ing. Javier Jiménez Espriú pilar de la ‘Peña Taurina Los de Armillita, Garza y Silverio’.

Y decir que en el supuesto que el tabasqueño y la que sería su brazo operador en la CDMX tomen posesión, Don Javier va a ser clave para influir en ellos pa’ detener a los tigres asambleístas que son quienes pueden meterle un zarpazo mortal a las corridas, por  lo que sería beneficioso que el Ing. Jiménez Espriú, si el asunto del aeropuerto del que también es bujía se lo permitiese encontrase un tiempecito pa’ proponer desde ahora la nueva Comisión Taurina de la Ciudad de México, porque si la fiesta se salva en la asamblea tendrá que ser regulada de acuerdo a lo que exigen los tiempos presentes y del porvenir, y es que si no, de todas manera la fiesta moriría, a manos de más de lo mismo, cuando lo que se necesita es bravura en los toros y enjundia en los toreros, ese debe de ser el postulado de la fiesta.

De Antequera a Tlaxcala Por Bardo de la Taurina

Viernes Santo

Por acá a las puertas de la capital se encuentra Texcoco, con una feria que en estos días hubiese pasado desapercibida sino lo es por un hecho que se vivió en estos días en que incomprensiblemente la empresa le bajo de nivel a una corrida de toros incluyendo a un rejoneador español sin alternativa, con dos novillos, como si fuera figura ¿cómo comprender? que los organizadores que tienen puesta en bandeja de plata una hermosa plaza de rápido acceso desde la capital de la república en estos días de vacaciones donde la gente local y la metropolitana están buscando a donde irse a divertir en familia y que con un cartel atractivo y una publicidad apropiada hubiesen llenado la plaza hasta la azotea, no lo hicieran.

Echando todo por la borda con la inclusión del ‘novillerín’ montado, que solo es un jovencito imberbe orgullo del nepotismo de Pablo Hermoso de Mendoza, todos los rejoneadores mexicanos fueron discriminados lo cual es una afrenta a la torería nacional, y a la vez, este abaratamiento en la marquesina es una de las razones por las cuales la gente le está volteando la cara no nada más a Texcoco sino a la fiesta de toros y toreros, no le busquemos más, los carteles se inflan con atractivos y se desinflan con decepciones.

Jalando hebra se nos anuda otra duda ¿Por qué no incluyeron una novillada dentro del serial? Oímos tantas voces, en el sentido de que hay que apoyar a los jóvenes valores y cuando se tiene todo pa’ hacerlo, ¡naranjas verdes!

Y otra conociendo cómo opera la feria hubiese resultado beneficioso y atractivo que la misma fórmula de calas que se está dando los sábados en la Plaza México, se hubiera montado en Texcoco treinta vacas pa’ probar chavales lo que significa seis horas gratuitas de espectáculo o diversión pa’ quienes asisten a las instalaciones de la Feria. Eso sí sería fomentar la afición familiar, pues a la Feria la gente asiste hasta acompañada del perico.

Sábado de Gloria

Desde aquella histórica corrida Goyesca que se celebró en agosto de 1999 con motivo de la Real Feria de Antequera provincia de Málaga en un cartel conformado por Antonio Chenel Antoñete, (67 años), Curro Romero (66) y Rafael de Paula (59 años), con toros de El Pilar, donde en un solo cartel se conjugaron 192 años parecería que nunca más eso volviese a suceder, pero como en México lo único imposible es que no suceda lo imposible, este Sábado de Gloria en la Plaza de Jorge Aguilar El Ranchero en Tlaxcala se llevó a cabo una corrida de toros en la que conjuntada la edad de los tres matadores Miguel Villanueva (69 años), Raúl Ponce de León (70 años) y Rafael Gil Rafaelillo (68 años) la ajuga sumo 207 años de solera y de cojones, pues bastaría con decir que alguno de los bureles de Don Felipe González y Tenopala sobrepaso la media tonelada.

Esta corrida además de lo que le aporte al libro de records Guiness, nos deja mucho pa’ la reflexión y pa’ la tristeza, comenzando por admirarnos de la forma en que estos tres toreros con blasones en sus pechos con sus vidas hechas y resueltas, hayan salido a jugarse su integridad, la respuesta es AFICION aparte hay que decir que salieron a ENTREGARSE, la gente sabiendo de la HONRADEZ de ellos, se lleno la plaza en un horario nocturno lo cual es todavía más meritorio, las orejas que conquisto Rafaelillo en una de sus faenas temerarias, mirando al tendido mientras el toro le lustraba la faja, y la de Ponce de León exigida a rabiar por el público procedían de toros en puntas como todos los de esa noche… Toros completos pa’ Toreros verdaderos que no se guardan nada y dejan la puerta abierta pa’ volverles a ver con interés ¡Esa es la fórmula! Lo demás, es mecerse en la hamaca del confort.

Domingo de Resurrección

Todos pendientes de la trasmisión de la corrida de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla y al final alguien pregunta ¿porque siendo latinos, teniendo mucho más ganaderías, más toreros, más plazas, no tenemos aquí un Andrés Roca Rey?, la respuesta es muy concreta; el peruano tiene capacidad, clase, valor, ambición, determinación, hambre de triunfo y por si fuera poco es un dientudo que les arranca a mordidas las orejas a los toros… no seamos inconformes manitos ¿Qué pero le ponen a nuestro ‘Cozumel?’.

Y como ya el candidato de ‘Avanzar Contigo’ José Antonio Meade dijo que su primera prioridad serán las mujeres, me pregunto ¿no será que ahora en vez de novilladas se vayan a dar puras vacadas?, ¿y que en vez de presidente en el palco tengamos una señora presidenta, como en el teatro? y no podía faltar lo paradójico, la voz más confiable, más enterada, más apasionada, más creíble, más bravía de la fiesta lo es; una señora que tiene muchos pantalones Miriam Cardona, si no la ha escuchado, hágalo los viernes a las siete de la tarde en Taurinísimo de Radio tv.mx y convénzase de lo que es canela pura, en una fiesta que no morirá mientras la bravura persista en la arena, la entrega en la torería y la verdad en quien la difunde, donde siempre el mejor argumento lo será el más transparente, el más directo, el más crudo.

Como decir que en la Plaza México, por el no trapío nos privamos de valorar en su real medida al novillero de Badajoz, Fernando Flores, irnos sin calibre con Iván Hernández y ver como Héctor Gutiérrez fue privado por el juez de cenar orejitas con orégano y guisado de cola de res.

Así las cosas …

¡AQUÍ HAY UN TORERO! Por Bardo de la Taurina

 Ricardo de Santiago. Foto Plaza Mexico Twitter                                                        

Este fin de semana que recién se palmó, dos chavales lograron trasmitirle a la estructura y al forrado de concreto de la Plaza México, una expresión casi en extinción y que es el ‘¡Aquí hay un torero!’ lo cual es muy diferente a solo andar en el toro o vestirse con trajes de brillo y lentejuelas, no, nada de eso, en la calada con instructores y sinodales que se llevó a cabo el sábado pasado un chaval traía la actitud  de quien tiene hambre de la panza y del espíritu, pero lo más importante es que tiene sello, marca, distintivo, le mientan ‘El Cozumel’ y se llama Pedro Octavio Ávila ¿de dónde apareció? Pues es obvio aunque bien visionario el joven toreador abandonó su Quintana Roo y tomo la legua en busca del oasis que lo es Tlaxcala, no se trata de un niño de esos precoces ni súper dotados, lo cual me parece muy bien, ni creo que tampoco venga de ninguna escuela, pues da la impresión que a veces suspira por un taco o por un pitón, entonces menos va a pagar unos tenis Reebok o la cuota pa’ el día del maestro, ‘El Cozumel’ trae la sangre caliente a flor de piel, su mayor virtud es que trae la luminosidad del Caribe y por eso se le mete a la retina a quienes ya lo vieron, por ello le paso el tip  a usted que anda en busca de las raíces de la torería.

Y en menos de 24 horas en ese mismo desierto de cemento se dejó caer nuevamente un chaval tunero  llamado Ricardo de Santiago, quien ahora lo hizo a la vera de toreros de a caballo y fue tal el revuelo que causó, que casi nadie atino a describirlo y lo más ocurrente o más bien disparatado  fue decir  que  no sabe torear, que si le falta técnica, que carece de experiencia, que por eso le pegaron tantas maromas.

Vamos a ver, primero no le dieron marometas sino que le pegaron unos santos madrazos de los que si no quedo desnucado fue por pura milagrería propia de esta Semana Santa, la cornada o las cornadas se las perdonaron los novillos tal vez más por asombro que por falta de instinto, ¿Qué no supo darles la lidia adecuada?, ¿Cuál era? La que los sabios inventaron y con la que le pretenden enmendar la plana a todos los toreros ¿o la de la miopía? Que no les permites a los entendidos percatarse que estábamos presenciando una lidia ardiente de enjundia, de ganas de ser torero, de entrega, de pasión, una catedra de lo que debe de ser un novillero. Por eso le dieron la oreja.

¡Perdónalos Señor! no saben lo que vieron ni menos lo que dicen.