Ocho con Ocho: Imaginación Por Luis Ramón Carazo

Rodolfo Gaona.

El duende es un ser fantástico que habita en determinados lugares y algo habrá de similitud, dónde en muchos países del mundo, en los cuentos populares lo presentan como viejo o como niño juguetón, gruñón, travieso y burlón.

Es un ser tal vez imaginario, al que se le atribuye errores o situaciones inexplicables, se supone que son menores a un metro de estatura, orejas largas (en eso califica el que escribe) y en punta, piel verdosa aunque los pitufos sean azules.

Los más populares son de los países célticos como es el caso de Irlanda pero también en lugares escandinavos, eslavos, en toda Europa, con diferentes nombres existen historias ligadas a esos seres chaparritos.

En América en las leyendas y tradiciones se conoce entre otros a los aluxes con los mayas y que decir de los chaneques entre los mexicas, entidad asociada al inframundo, los bosques, los ríos y los animales; alguna persona de Veracruz me afirmó haber visto alguno en Perote, vaya usted a saber.

Pero a lo que te truje, diría el refrán y me quiero centrar en el contexto cultural flamenco dónde se denomina duende al carácter inexplicable y misterioso que sus intérpretes adquieren en ciertas ocasiones, un poder misterioso que todos sienten y ningún filósofo explica.

Así trasladado al toreo y dado que en la corrida del 12 de diciembre de 2017, en La México, a beneficio de los damnificados por el terremoto, con 4 toreros mexicanos y 4 españoles con toros de distintas ganaderías en varias ocasiones sentimos la tarde con duende.

En el callejón ese día un torero con duende, Morante de la Puebla, a punto de reaparecer en los ruedos después de un repentino anuncio de receso de la mano de Manolo Lozano un apoderado con duende.

Reflexiono que en el toreo, es un encanto misterioso a la hora de ejecutar las suertes con el capote y la muleta que en algún punto resultan con primor y armonía, y para muestra, me remito a la faena a Peregrino de Teófilo Gómez el 12 de diciembre de 2016 en La México, en la que lució el duende en el sentido flamenco del término, en la persona de José Antonio, que así se llama Morante.

Ya veremos cuando es la fecha de su reaparición y confirmar lo que se rumora; de que en Jerez habría de alternar mano a mano con José Tomás en los próximos meses y ya hay quién me habla para conseguirle boletos, veremos si el duende en las taquillas ayuda, en caso de ser cierto, lo del cartel que se antoja para llenar cualquier plaza del mundo.

Por lo pronto en la corrida de rejones del 1 de enero en La México, los que más lucieron fueron los forjados de Alcochete y en especial los de Mazatlán; a caballo los rejoneadores Gamero y Pimentel vueltas aplaudidas por el cariñoso público que en tarde gélida, se animó a ser testigo de una corrida de rejones, que se antoja fuera entre toreros españoles y mexicanos, para darle más saber al caldo. Torre voluntad con poco éxito, en gélida tarde.

Y ahora a disfrutar las 7 corridas anunciadas del 6 de enero de 2018 al 11 de febrero de 2017 para cerrar la temporada, que se está yendo como agua.

Anuncios

Un comentario en “Ocho con Ocho: Imaginación Por Luis Ramón Carazo”

  1. “¿Disfrutar?” las siete corridas que quedan, si los carteles y sobre todo las ganaderías (especialmente los teofilitos otra vezzzzz), son un asco. Están logrando lo que quieren, desaparecer la fiesta de los TOROS en la Ciudad de México, después de 500 años.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s