«La gloria del toro es morir en la plaza»

Pilar González del Valle, marquesa de la Vega de Anzo: «Hay corridas en las que más que pasodobles suenan arias de Wagner por la belleza de la lucha»

Por M. F. ANTUÑA GIJÓN.

La Marquesa en su casa. Foro de Iñaky Martínez.

Nobleza y tauromaquia obligan: Pilar González del Valle entra a todos los trapos sin miedo al qué dirán. La marquesa de la Vega de Anzo nació en San Sebastián y vive en Madrid, pero se siente asturiana por los cuatro costados. Nunca falta a su cita con El Bibio y a sus veraneos en el Principado.

¿Qué tiene Asturias?

-Que es mi tierra, mi patria chica, mi patria grande, donde nació España. Cuando paso el Negrón, pienso: «Soy de aquí y pertenezco aquí». Es una fuerza, un carisma.

-¿Y qué tiene El Bibio que no tiene la Maestranza?

-La Maestranza es la alegría sevillana, a ellos le gusta el arte en el toreo, y, en El Bibio, aparte de ser una de las plazas más bonitas de España, están conjugadas dos cosas: el gusto por el toro y por el arte en el ruedo.

-¿Se acuerda de su primera corrida?

-Nací aficionada, he visto toros desde siempre, pero sería con ocho o nueve años.

-Pues hay quien dice que los niños no deberían ir a las corridas.

-No me voy a meter en este momento a contradecir a un animalista, pero mis nietos tienen un gen que hace que a ellos les guste el toro y son absolutamente ecologistas, y a todos los niños del mundo que van al campo les gustan los toros. El toro es un animal que lucha por embestir, por ser el ganador. Resulta que sí se puede hacer un aborto y no se puede hacer una corrida de toros, y sí se puede comer carne de pollo de un mes y no se puede hacer una corrida… El toreo es algo que juega con el arte y con la bravura de los hombres de España.

Pero el movimiento antitaurino se hace fuerte.

-Están casi todos pagados. Y esas personas siguen comiendo carne, siguen abortando, abandonando mascotas. Es política.

-Para quien no lo ve, ¿dónde está el arte?

-Hay corridas que tienen arte, hay corridas en las que, como decía un gran amigo mío, en lugar de tocar pasodobles, la cosa es tan fuerte, tan trágica, que podría sonar un aria de Wagner por la fuerza de la belleza que hay en la lucha del hombre y el toro. De todas formas, el que no quiera ir que no vaya, pero que nos dejen a los demás disfrutarlo.

-¿Corridas sin muerte?

-El toro es el animal que mejor vive en el campo, con una alimentación especial, en libertad. Ellos mismos luchan contra ellos, tienen ese instinto de la lucha. La gloria para un toro es morir en una corrida, así que no, no estoy de acuerdo con las corridas sin muerte.

-¿Habrá toros dentro de cien años?

-Rotundamente, sí. Es ancestral. Y le podría hablar de miles de espectáculos donde actúan los animales con menos dignidad que el toro bravo.

Los toros son también vida social.

-Los toros son arte, inteligencia y mucho más. ¿Vida social? El ambiente de una corrida de toros es diferente a una fiesta social. Ves expectación, gente que va a emocionarse, no a divertirse, a gozar o a sufrir, pero no a divertirse como si fuera a un baile de carnavales.

Pero hay mucho de ver y dejarse ver en barrera, palco o callejón.

-Hay matices. Hay aficionados y entendidos. A los que nos gusta de verdad, nos da igual estar en una barrera que en una andanada. Yo entiendo al toro cuando sale, y eso es un don. Un pintor pinta y ve siempre su obra, Mozart compone y oye siempre su partitura, pero el toro, la corrida, es algo único, no vuelve nunca más, es arte, inspiración.

-Pero no me niegue que hay mucho postureo.

-No lo niego. Hay quien quiere ver los toros y quien quiere dejarse ver, pero como en todas partes, como en una ópera. Ya le digo: la diferencia entre aficionados y entendidos.

-¿Pero hay más aficionados o entendidos?

-Hay más aficionados. Entender los toros es un don. Hay grandes aficionados que no llegan a ser entendidos.

Asesora taurina de Madrid, primera mujer en presidir la peña José y Juan, en el jurado de los Premios Mayte. ¿Lo suyo es feminismo?

-No, no. Para nada, no soy nada feminista. Soy una antigua. Soy poco feminista por una razón: creo que las mujeres ahora mismo, y se va a molestar mucha gente, están en las universidades, en los puestos importantes, hay una gran cantidad por encima de los hombres, pero, ay, amiga, de repente te casas, tienes hijos y los tienes tú, no los tiene el hombre. O atiendes a una cosa o atiendes a otra. No puede tener la misma disponibilidad una mujer que tenga tres hijos porque en España, por desgracia, no es posible. Tendríamos que vivir en Alemania o en otro país.

-Pues mire que el mundo del toro es machista.

-Bastante machista. Y además mi amiga Cristina Sánchez sabe lo que voy a decir: hay mujeres que torean como nadie, pero a mí me gustan más los hombres, me dan más tranquilidad.

-¿Se romperá esa dinámica?

-Con el tiempo… Pero es un mundo machista. En una escuela de tauromaquia, si hay cien niños, hay una niña o no hay ninguna.

-Pues son tiempos de revolución femenina.

-Me parece de miedo. Si usted es la mejor periodista, tendrá que reivindicarse. Lo mismo en los toros que en todas partes.

-¿Será este 2018 el año de la mujer?

-Es un poco pronto. Aún nos queda mucho. Aunque no me guste una mujer en el ruedo, yo he intentado toda mi vida reivindicar su papel. Que triunfe quien sabe, quien puede, quien trabaje, que triunfen las aptitudes y las actitudes.

-Oiga, ¿ser marquesa pesa?

-No pesa. Es una responsabilidad y bonita.

-¿Nobleza obliga?

-Pues sí. Soy marquesa gracias a mis antepasados. Es mi título, intento llevarlo con una dignidad imponente, estoy orgullosa de la herencia que me han dejado. Mi abuelo, mi padre, en Grado, eran referentes.

-¿Qué me dice de Cataluña?

-Me parece un horror. Como a casi todos los españoles. El otro día lo hablaba con Albert Boadella, que es muy amigo mío. Hay muchísimos catalanes que quieren seguir siendo españoles y nosotros tenemos que ayudarles a salir del marasmo.

-Dice la Wikipedia que es amiga de muchas celebrities. ¿Su agenda vale millones?

-No lo sé. Son mis amigos. Pero da igual. Yo soy amiga de un paisano de Peñamellera y de algunas celebrities, pero cuando salgo con el paisano no nos sacan en la foto.

-¿Quiénes le han calado más?

-Sandro Pertini, Carlos Osoro, Carlos Amigo, Severo Ochoa…

-¿Alguno le habrá decepcionado?

-Varios, hay mucha gente que tiene fachada pero no es nada.

-¿A quién admira especialmente?

-A mi amiga Alicia Koplowitz, una mujer comprometida con España, con el arte, con las labores sociales.

¿Vale más por lo que calla…?

-Totalmente cierto.

Publicado en El Comercio 20

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s