Corrida Guadalupana: Roca Rey acabó con el cuadro

Roca Rey ha triunfado con fuerza en el festejo guadalupano, pero su triunfo no puede tapar el fracaso ganadero ni sacar del hoyo en el que se han metido los organizadores de los festejos en la Plaza México y del que nos tememos, no van a salir pronto.

Ayer era una ocasión propicia para ofrecer a los aficionados la fiesta de toros verdadera y, no su caricatura. Pero fue una tarde más para la preocupación y el aburrimiento, ya que si exceptuamos la actuación de Roca Rey, el festejo fue de una vulgaridad apabullante.

Por Luis Cuesta – De SOL y SOMBRA.

Roca Rey ha conquistado la Plaza México y lo ha hecho de una manera contundente. No fue con la faena del toreo soñado. Pero ha sido una faena en el centro geométrico del redondel con un gran valor por su estructura y su concepción, cimentada en el temple y con pasajes técnicos perfectos, en donde Roca Rey asombró a la catedral del toreo mexicano ante un toro de Jaral de Peñas – en el límite del trapío- con el que estuvo muy por encima, gracias al temple y a las buenas maneras con las que lo toreó.

Pero no todo fue tecnicismo y valor, también hubo unos cuantos retazos de toreo profundo, emotivo y bello, resuelto mediante unos largos y embraguetados pases de pecho que remató con una estocada en la cruz a volapié neto, volcándose el matador sobre el morrillo del toro. Las dos orejas fueron inapelables y contundentes y de esta manera la Plaza México cayó finalmente rendida a los pies de Roca Rey.

La torería de Roca Rey es una realidad ante la que hay que descubrirse, y cuando va por el triunfo, como hoy, acaba con el cuadro. Con este triunfo consagratorio, el futuro de Roca Rey luce abierto y completamente amplio en nuestro país, en donde ya está en camino de convertirse en el nuevo ídolo de la afición.

El Resto del Festejo

El resto de la corrida hay que decirlo sin tapujos, fue una completa pantomima y un fraude para todos los asistentes, que por cierto hicieron una gran entrada pero que se llevaron una gran decepción, porque ayer no hubo toros que permitieran el triunfo a todos los alternantes, ni grandes emociones salvo la actuación de Roca Rey. Y lo de toros es un decir. Ya que con la excepción del astado de Xajay que abrió plaza, el tercero que fue de Los Encinos y el lidiado en sexto lugar de Barralva, el resto de los toros estuvieron en el límite del trapío o un puntito menos.

Pero lo más lamentable fue que salvo lo de Roca Rey, no hubo ni una faena redonda. El corrido en cuarto lugar fue de Teófilo Gómez, protestado ruidosamente por su falta de trapío y sustituido por otro más anovillado de Los Encinos, al que Morante no lo quizo ver, para ser abroncado. Con su primero de la ganadería de Xajay, un toro serio pero muy desclasado, también escucho pitos tras un simulacro de faena.

La segunda mayor decepción de la tarde después del ganado, la dieron unos desangelados Joselito Adame y Sergio Flores, quienes hoy dejaron al descubierto todas sus carencias, pero lo más preocupante es que pudimos ver dos estilos muy contrastados en comparación con el de Roca Rey, empezando por la ambición que mostraron los diestros mexicanos.

Joselito Adame tuvo la oportunidad de triunfar ante un noble y enclasado astado de Santa Bárbara, tan noble que sólo hubiera equilibrado su calidad un torero de arte, pero su faena nunca alcanzó los niveles que le exigía el de Santa Bárbara. Fue una pena, pero quedó al descubierto que no pasa por un buen momento. Hoy no le pudo al toro noble, al que toreó siempre de costadillo y con alivio del pico, en una labor muy desaseada y de poco fuste.

Con el sexto, un toro serio de Barralva de encaste Atanasio que tenía sus teclas y que le hizo correr por todo el ruedo, no demostró ningún sentido de la lidia, ninguna técnica, ni ningún muletazo de mando. Fue en pocas palabras un tropiezo estrepitoso.

Tampoco ha tenido suerte Sergio Flores y es que no ha elegido bien. Hoy se le vio desdibujado, y no por falta de valor, sino porque su toreo luce más con el toro encastado y no con los toros ‘comerciales’ con los que llegó bajo el brazo.

Al final nos quedaremos con el triunfo de Roca Rey y la entrada, pero mucho ojo, los aficionados hartos de tanto aburrimiento y falta de seriedad, ayer abandonaron la plaza cansados, ya que todo tiene un límite y de seguir así llegará el día en el que, la corrida Guadalupana perderá su atractivo y dejará de llenarse en su zona numerada si continúan por la misma senda por la que están caminado en la presente temporada.

Twitter @LuisCuesta_

Anuncios

1 comentario »

  1. Te felicito por decir la verdad, viaje desde Tijuana para asistir a la corrida y me lleve una gran desilusión, muchos aficionados se salieron antes de terminar el festejo. Ojalá empresa y ganaderos , tomen más en serio la fiesta.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s