¡Texcoco ya huele a Feria! Por Bardo de la Taurina

Texcoco es sabor que sabe a México, pero sobretodo sabe a terruño, a lo muy propio del sitio, por eso las nieves y la barbacoa, la salsa borracha y los frijolitos son comunión en la liturgia de lo popular, como desde hace ya muchísimos años lo es la Feria Internacional del Caballo, en la cual por su origen y naturaleza siempre debe de estar presente un torero de la tierra texcocana, como igualmente siendo la mexicanísima Feria también del caballo pues un rejoneador charro es tan indispensable como un caballito pa’ el tequila, el cual derramaron los anteriores promotores quienes ya teniendo ofrecido y apalabrado a el ‘Rejoneador Charro’ Joaquín Gallo la misma empresa lo bajó del caballo llevándose entre las patas la seriedad de la palabra y el gusto del público por gozar de la doma y la bravura que en dualidad es la que ofrece en cada actuación este charro temerario.

Para bien de la fiesta y de la Feria hoy vuelve a la palestra la empresa ‘Santa Julia Espectáculos’ la que por sobre todas tiene ventajas de mucho peso como es el hecho de ser un empresa que se dedica a hacer fiesta y que en el caso particular de Texcoco conocen mejor que nadie ‘el trompo que se están echando a la uña’ y es que en esto a los señores Marco Castilla Salazar y Marco Castilla Bustamante, se la saben casi todas y por ello todo indica que la familia Castilla ya pusieron a hervir la olla de los frijolitos lista pa’ agregarle el remate del epazote y empieza a oler sabrosón, en donde el sazón será el que atraiga a los comensales como en ‘Los Originales’ donde la familia la borda en Polanco (Newton #74).

Siendo esto un evento que desde principio de los ayeres debió de haber sido más holgado en el nombre Feria de los Caballos, Toros, Gallos, pero como si lo fuera porque entre los que van a traer sus toros, tintinean los hierros de Piedras Negras ¿a ver si es cierto que como los cacaraquean sus fans embisten? Porque con solo nombres y leyendas no se fincan faenas, vendrán los de Magdalena González sinónimo de prestigio ganadero, habrá Corlomé, Gómez Valle, Marrón entre otros, los caballos de lujo y maestría los montaran por tardes separadas o en conjunción con alguien más, los Hermoso de Mendoza, a la vera un rejoneador majo que también es un potosí de buena monta Hernández Garate no se sabe aún si van a brindarle al público los caballos charros de Joaquín Gallo con sus mexicanísimas suertes como la del zarape y ese montar a pelo, con el cabalgar al son bravío de ‘Yo soy puro mexicano…’ ¡Si Señor! Una atracción a la mexicana que jala y prende, por ello desde “endenantes” la gente ya está con ganas de volver a verlo.

De los valientes que le van a hacer fiestas a los toros, en una Feria como ésta, deben de venir con sus mejores galas que lo son la edad, la bravura, el trapío y sus cornamentas relucientes y filudadas pa’ llevarse por delante al que no les pise firme, así que ya veremos cómo se plantan los que van a presentar pasaporte español que serían José Garrido, Juan Ortega, Esaú Fernández y Gonzalo Caballero con lo que Extremadura, Sevilla y Madrid pasaran lista, los escalofríos los van a traer los forcados Mexicanos y Mazatlecos y las telas las van a desplegar entre otros algunos que se enfundan en el terno de la seda interesante encabezados por el torero ley Sergio Flores y los que de esto ya saben un rato largo como Jerónimo, Macías, Saldívar y José Mauricio Morett, a los que les pueden poner las peras a tostón “El Calita” y Gerardo Adame, cuyo despliegue torerístico tiene todo pa’ ponerse el sombrero de triunfador de la Feria, que será en la que también aparezcan “Platerito” y “El Moso”.
Mención aparte merece, el hecho que desde siempre, esté en ascendencia el deseo de que la empresa le dé a la afición un torero de la tierra y más ahora que ya tiene uno que ni mandado hacer a la medida de esos que la gente se tatúa en la piel y que a las primeras de cambio con un arrimón va a justificar su inclusión, la cual desde ya, debería de ser anunciada como un switch de atracción pues Rodrigo Cepeda “El Breco” torero de por acá además esta pa’ medirle los camotes a los figurines, en verdad que la feria requiere tener a su texcocano Rodrigo Cepeda, un coleta que tiene algo que marca diferencia y es que se trata de un hombre que no sufre el toreo y eso lo transmite con frescura de aire nuevo pues dentro y fuera del ruedo es un matador de expectación, pa’ quien va en busca de una identificación con su torero del terruño.

La fiesta particular de los monopolios ha venido a profundizar en el socavón en el que está enfangada la tradición taurina, donde como en la maleta del ventrílocuo solamente sacan a relucir a quienes forman parte del show de ‘Siempre lo mismo’ o como dijera la abuela el de ‘la sopa de fideo y del jodeo’, por ello, lo que hasta al momento se sabe que va a sacar ‘Santa Julia Espectáculos’ es de reconocerles porque lo que están demostrando es que tienen taurinísimo en sus intenciones, que ya después salga el toro y tuerza la cola es harina de otro costal, porque la incumbencia de la empresa es comprar toros de cuatro años y medio y exhibir las fotografías de cómo se los vendieron en el campo subrayadamente en lo que compete al trapío y en particular a la integridad de las cornamentas, ya que así a la hora de ser lidiados la responsabilidad recaerá sobre quienes los aprobaron, que lo debe de ser el juez en turno si es que hay algo que reprobar, y es que ya estuvo suave de que todos los males que aquejan a la fiesta recaigan sobre las empresas, los ganaderos y los toreros, cuando alguien aprueba el libertinaje y que son quienes tienen cargo, nombre y apellido.

Y aprovecho el quiebro pa’ decir; que el hecho de haber mencionado a dos toreros frescos no tiene la más mínima intención de extenderles una recomendación porque las menciones de Rodrigo Cepeda y Joaquín Gallo no obedecen más, que al creer en ellos hasta la admiración y no de hoy, prueba de ello que para la reciente inauguración del Salón Taurino enclavado en el Centro Histórico se les pidió precisamente a ellos, que fuesen quienes al alimón apadrinaran la inauguración, porque si no volteamos a respirar aire nuevo el asfixiamiento va a llegar pegado con el desencanto de los últimos años y si de tristeza llegan a morir los hombres ¿Por qué la fiesta habría de salvarse?

Y como Texcoco es arte, informo a ustedes que por parte del pintor de fama mundial José Luis Calzada, está a la venta la pintura original del maestro Silverio Pérez la que pinto ex profeso para elaborar el billete de La Lotería Nacional con el que se conmemoró el Centenario del Natalicio del “Torero de Texcoco”, lo cual la vuelve histórica, se trata de un óleo colorido y por demás original, sobre tela en dimensiones de 1.50 x 1.20 mts., un cuadro espectacular, sobre el que cualquier información la brindara directamente el artista localizable en el cel. 55 5415 2733, y pa’ quien se interese en admirar la pintura todavía está en la CDMX, a la orden del mejor postor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s