Ocho con Ocho: Prólogo al aniversario diamante Por Luis Ramón Carazo.

El 25 de febrero de 1996 José Miguel Arroyo “Joselito” y Eloy Cavazos compartieron la Puerta Grande tras una tarde triunfal. “Sucedió lo inaudito, mejor que Ponce es Joselito” así título su encabezado el periódico Novedades después del festejo. Foto archivo del diario Excélsior.

El abogado José Luis García Servín, me contacta y platica entusiasmado sobre la temporada grande 1995-1996 en La México, a la que se le denominó de Oro por ser el 5 de febrero de 1996 el cincuentenario y rememoramos hechos puntuales que acontecieron desde el 12 de noviembre de 1995 y hasta el 24 de marzo de 1996.

Sin olvidar que antes de esas fechas hubo jueves y domingos de oportunidad y tal vez el recuerdo mayor de esos festejos lo sea la faena a Chocolatero del Sauz, el 29 de octubre de 1995 y en la que El Pana desbordó la imaginación de su tauromaquia en el ruedo capitalino.

En total hubo 5 festejos de oportunidad y 22 en la temporada formal que en su conjunto nos refleja un total de 27 corridas y los primeros se iniciaron el 28 de septiembre de 1995, con un jueves taurino.

En la inauguración de la temporada grande, el 12 de noviembre el triunfador fue César Rincón con dos trofeos de Ventanito de Garfias y uno se fue a la espuerta de uno de los toreros consentidos de la afición capitalina, Jorge Gutiérrez.

El 3 de diciembre Jorge con Simpatías de Rodrigo Aguirre faena con recompensa de dos trofeos y Enrique Ponce vuelta al ruedo después de la inolvidable faena a Caracazo pero como tantas otras en su historia, la suerte suprema le impidió obtener los máximos trofeos.

El  10 de diciembre se otorgó por segunda ocasión la alternativa a un torero español en La México-el primero fue Ángel Majano– y fue todo un acontecimiento pues se trata de uno de los iconos de su historia, José Tomás y su padrino fue de lujo, Jorge Gutiérrez con testigo de categoría, Manolo Mejía; los toros de diferentes ganaderías, el de la alternativa se llamó Mariachi de Xajay.

El 17 de diciembre, El Zotoluco recibió de Califa de Marcos Garfias, dos trofeos y uno Arturo Gilio, de Reportero de Piedras Negras, ambos astados de regalo.

El 28 de enero de 1996 reapareció Eloy Cavazos después de varios años de no comparecer en La México y su resultado fue una cornada en su primer ejemplar de Arroyo Zarco. Así de crudo es el toreo.

En la corrida del 3 de febrero de matadores a caballo; Enrique Fraga con doble alternativa de a pie y en el equino, confirmó en la última categoría con Invicto de Los Ébanos hoy propiedad de Pedro Haces y logró un trofeo. Gerardo Trueba de Cascajero dos y en colleras- ambos- otro par de Canastero.

El 5 de febrero en el cincuentenario kilométrico festejo de 10 astados de Xajay, con Ramón Serrano a caballo y a pie, Jorge, Manolo Mejía y Enrique Ponce ante un lleno pletórico; recordando al cartel inaugural de El Soldado, Procuna y Manolete en 1946 con toros de San Mateo.

El 18 de febrero se despidió Antonio Lomelín de su profesión y lo hizo en son de triunfo con Segador de Rancho Seco, del cual recibió un  par de merecidos trofeos y el cariño pleno de la afición después de muchos años de recibir la alternativa.

El 25 de febrero Joselito inició un año que le sería pleno en su carrera, el madrileño obtuvo los máximos trofeos de Valeroso de Santiago y la réplica de Eloy fue con un par de Poeta, que les valieron para salir en hombros.

El 3 de marzo Mario del Olmo -torero con gran concepto taurómaco- se ungió triunfador con un par de trofeos de Consentido de Javier Garfias.

El 10 de marzo El Conde faena de indulto a Media Luna de la ganadería de Fernando de la Mora y el 17 siguiente, Jorge Gutiérrez también a Giraldillo de Manolo Martínez. Como dato a destacar, al final de aquella gran faena el ganadero dio con Jorge la última vuelta al ruedo antes de su partida a la Gloria, en el mes de agosto de ese año.

El 24 de marzo tarde de Oreja de Oro en la que Rafael Ortega de Martincho de Manolo Martínez logró un par de trofeos y el trofeo en disputa. El Zotoluco uno.

La gestión de la plaza corrió a cargo de Miguel Alemán Magnani y Rafael Herrerías Olea.

Así culminó la Temporada de Oro y ahora por las circunstancias tenemos que esperar noticias de la que sería la Temporada de Diamante en el aniversario 75 de la corrida inaugural de La México, dependemos de la pandemia y habrá que esperar.

Por lo pronto en un muy breve repaso, quedan algunos datos de la historia de una temporada grande muy especial, en la historia de nuestra plaza capitalina y que platicando me trajo a la memoria mi buen amigo, a quién le envío con sana distancia, un gran abrazo. Por cierto y ese es otro tema, rememoramos épocas en las que los toreros mexicanos en nuestro país eran quienes principalmente, partían el bacalao.

 

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s