Jorge Ramos Sandoval por Bardo de la Taurina.

Si morir es dormir, la noche de la muerte, en paz quiero que llegue a mí…

I

Juez de plaza (Difunto 9/agosto/2020) en el presente milenio en la Plaza México, en la que se distinguió por ser un elemento controvertido y polémico, calificativos que él mismo calificaba como normales en todos aquellos  que ejercen el cargo, se le reconoce no haberle rehuido en su momento a encerrarse (circunstancial-mente) con el panel del programa ‘Voces de luces’, aquel donde se decía; no se dejaba títere con cabeza y donde el despelucadero estaba a la orden del día, lo que se dio en una emisión dedicada a la función de los jueces, fue él, el único de los vigentes en aquel entonces que con dignidad y ética se presentó y solvento honrosamente la refriega, donde admitió que las presiones en el cargo son desgastantes las cual se libran con carácter, conocimientos y personalidad, por ello muy pocos han sido figuras, amén de que tardan muchos años en encontrar el equilibrio, además de por ser varios jueces en el cargo es muy marcado la disparidad de criterios, abonando a ello que no las tienen todas consigo, como el hecho de que los tengan ubicados tan lejos de la escena, sin elementos técnicos de apoyo como el vídeo de repetición.

Y sin alejarme del principio, si decir, que el juez y éste escribano rara vez encontraban puntos de convergencia, las pláticas que no discusiones, casi siempre terminaban como empezaban con polos opuestos, como cuando éste escribano sostiene que los jueces pa’ recibir la titularidad, deben de presidir en mayoría una temporada de festejos chicos y otra de grandes a manera de examen profesional y dependiendo de ello se les certifica o no, siempre salía a la plática que los jueces deben de estar alejados de protagonismo sobre todo a la hora de sacar los pañuelos y por ahí iba el asunto.

ll

Se fue labrando una amistad maciza,  asolerada, respetuosa de mucha consistencia, no de blandura, más si de afectividad, nunca pidió una nota aclaratoria, ni que el escribidor se retractara y menos aún una, que lo favoreciera, sabia de mis preferencias por el arte que despliega el torero de Chiva, Valencia, España, motivo por lo cual un lunes inmediato a una corrida sonó la campana de la casa y era él, un abrazo y pa’ dentro, sin mediar palabra puso en mi mano un sobre de esos de manila amarilla dentro del cual venia la tarjeta original del sorteo del domingo en la Plaza México, en letra manuscrita decía Inauguración, vienen los nombres de los toros, luego dice Xajay, 28 de octubre del 20___, las firmas de Empresa, Ganadero, Autoridad, Jefe de Toriles, por la parte de atrás se lee: Matador Enrique Ponce, Fermín Spínola, Diego Silveti, rubricas y números de los toros, un tesoro taurino y de amistad.

La plática se alargó sin atadura de manecillas, ni limitantes de temas, ni de recovecos, era un caballero, cordial y con sentido del humor, que sabía no meterse en camisa de once varas, por discreción a lo álgido tan solo asentía o disentía con la cabeza, a preguntas incomodas, que no mal intencionadas, le recordé algo de Joaquín López Dóriga que bien se podría aplicar a lo taurino; En esto del palco si no se tiene la piel dura que aguante las quemadas pues pa’ que se meten a la cocina, aquello no fue una entrevista ni nada que se le asemejara, charla de cuates, uno más puntilloso y el otro guardando las formas de la serenidad, lo que si me quedó muy claro que se trataba de un entusiasta y hasta apasionado taurino, que había escalado desde otros menesteres y tras haber estudiado al dedillo el reglamento, aplico al cargo y en el tránsito, aguantando de todo, como las poses que asumen los toreros en busca del otorgamiento de una oreja o de dos y hasta de la cola de los bureles, era sano y proclive al socialité, se fue haciendo con el transcurrir de los años, en el que el corazón a veces le ganaba sobre todo con los tiernos, a los que pensaba había que apoyarlos a base de criterio.

lll

Aclarando por delante que no me refiero en particular, a quien particularmente me he venido refiriendo, sino a quienes en plural han desempeñado el cargo y que junto con la empresa se les debería de hacer una pregunta, ¿Qué tan válido es la subjetividad a la hora de elegir y aprobar los toros a lidiarse?, misma pregunta que habría que hacer a los grupos y a los aficionados en general, ¿en cuántas ocasiones en los últimos 30 años se ha permitido que se lidien astados que no se debieron de haberse permitido?, la pregunta viene porque por esa llave o grifo que es más grande que el del Cutzamala es en gran parte por lo que la Fiesta está hundida, ahogada, desfondada, a lo que al alimón con el hecho de que en décadas no han salido toreros de arrastre popular, ídolos, lo que ha dado como resultado la falta de oxigenación, voy con manzanitas a los M.T.S. (Matadores de Toros) Manolo Martínez, “Curro” Rivera, Eloy Cavazos, Valente Arellano, ¿con qué toreros de ese talante de ídolos, de imanes de taquilla se les ha remplazado?, aquí ni siquiera como en el panbol se ha estado en el ya merito y después  por perder el tiempo alguien osaría preguntar; ¿Quién mato al Comendador?

lV

Voy al año del 2017 en el cual por intermediación del personaje se invitó a este escribano a exponer ante el  “Grupo Taurino Por Amor al Arte”  en el que el juez fungía como Secretario, bajo la presidencia de Don Ricardo Pérez Bribiesca, la Tesorería  a cargo del C. P. Ernesto Pantoja Meléndez y en la Coordinación de Prensa y Comunicación Don Alejandro Carreola Hernández y desde luego resaltar el apoyo del Dr. Saúl Rivera & hijo el trato fu espléndido  al grado de haber distinguido al expositor con una hermosa placa espejeada, por cierto ese grupo cuenta con una sede fija, lo que muy pocos, de ahí gran parte de su importancia.

Vuelvo con el juez Jorge Ramos Sandoval pa’ recordar aquel desfile del ‘Día de Muertos’ que compartimos en el Centro Histórico donde a las “Catrinas” las vimos desfilar por horas siendo un desfile de muertos y en alegoría a la muerte, salto a la palestra la letra de esa pieza musical de la autoría del compositor David Haro “Morir en paz” -Si morir es dormir, la noche de la muerte, en paz quiero que llegue a mí. Voy a quemar el fuego, hasta que se consuma, esto que hierve dentro de mí. Antes que me maldiga, la pasión en la nada, quiero agotar mis ansias de ti….-

V

La Fiesta está padeciendo de muchos males que a lo mejor por su futuro por demás incierto, ya no va a dar tiempo de remediarlos y uno de ellos sin duda lo es la designación de los jueces de plaza y la relación que con ellos guarda el gobierno de la CDMX, la Alcaldía Benito Juárez y La Empresa (si ésta se da más allá de lo estrictamente indispensable, se puede convertir en malsana), los cuales cada quien con su cuchara, tienen parte, llevando la peor parte, dos partes a los que ni en la más mínima parte, se les toma en cuenta; La propia Fiesta y los aficionados, ojala que si la Fiesta persiste, se luche fuerte por parte de los aficionados, por la instalación de una fiscalía autónoma o un organismo vigilante de las actividades y conductas de la Comisión Taurina de la CDMX y desde luego es más que necesario se juzgue y se sancione el actuar de los jueces, a cuya plantilla urge se le fortalezca en número de elementos, pues ante las circunstancias reciente parece ser que solo hay un usía pues el otro creo que está en la congeladora. 

*No deje de leer: “Letras del periodismo, Acontecer Hispanoamericano” – https://letrasdelperiodismo.com

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s