Nota Roja: Matan a Leona asesina en plaza pública Por El Bardo de la Taurina.

Matador Gabino Aguilar: El de Piedras Negras, que con haber tenido bajo sus zapatillas las arenas de Sevilla y de Madrid le bastó pa’plasmar su huella orgullosamente mexicana, como lo fue en toda su vida torera.

Al hombre lo pinta en mural permanente de vida aquello que sucedió en Piedras Negras, tal vez por el año 63 – 65 en día de tienta en donde los de la legua entre ellos ‘Paco Cruz’ se hallaban a expensas de las órdenes del “Maligno” en el legendario ‘carril’ desde donde fue avisado de arrodillarse muleta en mano pa’ instrumentarle un ‘Molinete de rodillas’ a una vaca encarrerada que alcanzó el mentón de ‘El Suavecito’ en punto de Nocaut con la consabida sangradera que en cara y boca es escandalosa.

La camisa blanca imprescindible en los toreros de la legua, dramatizó la escena aunada a la tez blanca ostia de un chaval que no salía de la paralización, mucha agua sobre la cara y una jícara pulquera por el esófago lograron medio reanimarlo.

Paco’ alcanzó a escuchar y sentir la más piadosa imagen que jamás haya vivido, -Vente, te voy a llevar a la casa pa’ que te repongas y descanses- unos cuantos metros fueron caminados o más bien colgado de los hombros del samaritano, -¡ya llegamos!- y en ese momento descubrí que mi auxiliador era Don Gabino, además resultó mecenas, pues en la bolsa del pantalón apareció un fajo de luz.

De ese tamaño era el hombre insignia de la bondad.

Boquetes, merma y sangrado

En la Fiesta pululan algunos seres a los que todavía no terminamos de estar convencidos del ¿por qué? andan en los toros, si por taurinismo o porque la Fiesta Brava es un extenso aparador, que no solo sirve pa’ el exhibicionismo que es tan chocante y que puede ser un escaño rumbo a lo político y en muchos un negocio más.

El caso es de que algunos ganaderos con toda la barba, la seriedad y la dinastía aparecieron junto a otro ganadero de los infaltables en los shows o como dicen en el rancho, es ajonjolí de todos los moles y se empezó a hablar de implementar algo que ya estuvo en curso, pero que fue degenerando hasta convertirse en una Leona no dormida porque entonces rebasaría el alcoholímetro tolerado en una orgia romana o las dosis de mariguana que se venden en la zona de tolerancia a las afueras de la cosa esa donde están los senadores, eso sí muy cerquita del restaurante ‘Cuchilleros’ y de la Nevería Paris, lugares ambos que le dan prestigio al barrio que se halla entre Paseo de la Reforma e Insurgentes, además de estar a una cuadra del Hotel Reforma donde en ocasiones se hospedaba “Manolete”.

Volvamos con la nota roja de la Leona cuyo motivo es porque quieren bajarle el tamaño de los boquetes, el daño o merma y el sangrado escalofriante que con la puya esa mentada Leona le producen a los toros, arma demoledora que se debe más que nada a los intereses de los apoderados y de los toreros (con sus excepciones) la Leona que entre sus bondades o garantías ofrece que el toro vaya más despacito pa’ que no les produzca pánico al torero con la fuerza de arranque o los arreones, además de que con los destrozos naturales y las barrenadas sirve pa’ que el burel este más quietecito, pa’ que lo puedan torear más cómodo, ¿si es que un mueble se torea? y desde luego pa’ bajarle la fuerza a los toros en pro de que no se produzca alguna cornada o fractura porque al estar mermado el toro por naturaleza bajan sus reflejos.

Hay que decir que un buen de picadores traen entre sus fierros, puyas de diferentes tamaños y grosores, entonces preguntemos ¿en dónde está el invento?, el otro descubrimiento es el variar o cambiar lo largo y lo gordo del sostén de los arponcillos de las banderillas, por algo como un clavo el cual ya lo probaron y petardearon la primera vez, pues siendo un fierro lisito sin un agarre tipo anzuelo pues por lógica que se salió al primer movimiento, pero en todo caso lo que van hacer es usar pa’ el toro, los arponcillos rebajados en longitud y grosor, lo cual no deberá de gustar, ni a los toreros, ni a los ganaderos, pues el toro podría volverse bronco y es que las medidas actuales tienen un porque, que obviamente no solo es la vistosidad de orejitas de conejo.

La espada del Rey Arturo parece ser que se pretende sea más gruesa y con más canales, afilada hasta cuatro dedos de la empuñadura buscando que la muerte sea fulminante y si nos dejan a la imaginación hasta podríamos pensar que la hoja viniera dentada (sierra).

La divisa no es problema pues en vez de arponcillo una adherencia de 3M y ya está.
No vaya a ser que desinflen edad y bravura.

Y como esos zacatecanos y sus vecinos o de donde sea el ganadero promotor son tan dados a las creencias populares como la del Santo Niño de Atocha, no vaya a querer hacer bueno aquello de a Río Revuelto y vayan a bajarle la edad, los kilos y la bravura a los de cuatro patas.

Aquí lo bueno es que sin la Leona podrían revivir los quites vistosos y que incitan a los piques, (Gabino Aguilar V.S. Abel Flores) eso si algunos de los matadores no estuviesen ocupados con su IPhone o apanicados con un toro entero de buen hierro no disminuido a fierrazos. 

Y ahora inventor, criador, promotor, directivo, relacionista, a sacar los otros fierros pa’ dotar a los picadores de las Leoncita y a cada matador y novillero de un juego de espadas ad hoc, que si se hacen números, el asunto anduviera oscilando en unos 50 coletas de toreadas más o menos frecuentillas ¡Me pase gacho! entre los de las dos divisiones o sea estaríamos hablando de 100 estoques que con esas características podrían alcanzar los $10,000.00 unitarios datos que llevarían a un desembolso de $1,000,000. 00.

Y con los extranjeros ¿De qué manera van a afrontar el asunto?, suponiendo que ellos se plieguen al proyecto, o si no ¿se les va impedir actuar en plazas nacionales?, ¿o el coto nada más va hacer valido pa’ la plaza de cantera rosa? y solo por no dejar, recordar que todos traen estoques con características particulares como es el caso de José María Manzanares que los usa de titaniun., Y se acuerdan del Matador Luis Freg cuya espada en empuñadura traía oro, plata y alguna piedra preciosa. (Y por si algún Pit Bull del Facebook se me quiere echar con su rabia encima, ya sé que Freg nació en la Ciudad de México y que como no se usaba la Leona los bureles le metieron como ochenta cornadas).

En fin la idea de regular los fierros es buena más va a implicar de hilar delgado porque no dudemos que esto puede ser la antesala pa’ que los adversos a la Fiesta, vayan por la aniquilación de los metales aunque nos juren los proponentes que es al contrario, por lo pronto como a través de la televisión ya se trató de darle rumbosidad y en las redes sociales se agarraron del chongo los ultra conservadores contralos del otro bando, y por ahí llegó el run – run de que si la puya es prácticamente pa’ asentar o moldear al toro ¿por qué no se implementa de una vez el que solo se permita que el toro vaya una sola vez al caballo?, pues se dice que los encontronazos con el equino y con el peto, es lo que hace más daño, igual que con las borracheras lo más canijo son las crudas.

Otra propuesta va hacer que en lugar de tres pares blandengues de banderillas se coloquen dos, cosa ésta que en muchas plazas ya hacen con los arponcillos estándar. 

Y hay que estar a las vivas con los toreros que como remate de un ‘Trincherazo’ o de uno de ‘La Firma’ en lo oscurito le metan un tercio de espada por las costillas y entonces el chorro del guachicoleo sanguíneo va hacer harto notorio y de ahí a los reclamos y broncas, va a ver un instante.


Aguas con la gallina

¡Ya denle pa’ lante con la Leoncita!, que consultas populares, ni que estudios en la Universidad del Porvenir, bájenle un cuarto en altura al fierrillo, y a los arponcillos actuales la mitad, no se metan con las espadas obligatoriamente y si señalen un máximo de anchura, dos viajes a matar y un aumento en el grosor de la avellana del descabello con un solo golpe y a darse a la tarea de preparar puntilleros hábiles, diestros, fuertes, efectivos, atinados jóvenes intrépidos, que no les tiemble el pulso pa’ sostener una puntilla con un aumento razonable en su longitud y en su ancho.

Y ya dejar de cacaraquear la gallina sobre todo cuando no se tiene ángel y la gente le tiene animadversión a los pregoneros, sean del giro que sean y ya párenle en tratar de untarle sabor a melcocha a las virtudes de lo que creen están descubriendo y máxime en Zacatecas que empresarialmente es tierra conflictiva entre políticos y empresarios taurinos, en donde en una de esas enfilaran al matadero a la de los huevos de oro.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s