Enrique Ponce toreó en el festival de Las Ventas con la efigie de Franco en la botonadura de la chaquetilla.

Por Antonio Lorca.

El diestro Enrique Ponce participó en el festival taurino celebrado el pasado día 2 de mayo en Las Ventas con la efigie de Franco en la botonadura de la chaquetilla y del chaleco del traje corto de color gris que vestía. Los botones eran una imitación de las monedas plateadas de 5, 25 y 50 pesetas de la época de la dictadura, y en ellos se podía ver el retrato del anterior jefe de Estado y la leyenda “Francisco Franco, caudillo de España por la gracia de Dios”.

El diestro se ha mostrado sorprendido por el revuelo producido; en declaraciones a este periódico descarta cualquier connotación política, y afirma que en todos sus trajes cortos utiliza monedas en lugar de botones. “Yo no viví la época de Franco, y no tengo nada que ver con esa etapa”, asegura Ponce. “Me gusta utilizar monedas antiguas en mis trajes y las tengo de Isabel II, Alfonso XIII, el rey emérito, el Monarca actual y también de Franco”, añade.

“La chaquetilla que me puse el domingo en Las Ventas me la hice hace 15 años, y la he vestido en distintas ocasiones”, prosigue el torero, quien añade que no fue consciente de la repercusión que podría tener en las actuales circunstancias políticas. Insiste el torero en que no ha pretendido crear polémica alguna: “No tengo nada que ver con el franquismo, de modo que me hice esa chaquetilla no por Franco, sino por la moneda en sí”.

Ponce completaba el traje con un pantalón (calzona) de rayas negras y grises, camisa blanca, botos y un sombrero cordobés, como es habitual en la vestimenta de los toreros cuando participan en un festival, en los tentaderos o en otras faenas del campo bravo.

El llamado también traje campero se suele confeccionar en distintos colores, con predominio del gris y el marrón para soportar mejor la suciedad y el polvo; las chaquetillas y los chalecos suelen ser de tonalidades variadas (sus compañeros de cartel los lucieron de terciopelo azul, negro, rojo y verde oscuro), y van acompañados de botones tradicionales o bien de plata con las iniciales de los toreros, como utilizó el diestro Miguel Ángel Perera, o el hierro de su ganadería, que portaba El Juli como criador de reses bravas.

Enrique Ponce, nacido el 8 de diciembre de 1971 en la localidad valenciana de Chiva, estaba a punto de cumplir solo cuatro años cuando falleció Francisco Franco el 20 de noviembre de 1975, y no se le conocen declaraciones en las que haya mostrado añoranza por la dictadura. Ponce era, además, un niño cuando se dejaron de acuñar las monedas que a modo de imitación adornaban su traje corto. Las de 5, 25 y 50 pesetas se fabricaron entre 1958 y 1975 en cuproníquel; en el anverso figuraba el retrato de Franco, la leyenda del dictador y el año de acuñación, y en el reverso, su valor facial y el escudo de armas sobre la llamada águila de San Juan.

Ponce tomó la alternativa el 16 de marzo de 1990 en Valencia, y aún sigue en activo. Primera figura del toreo por méritos propios y una trayectoria deslumbrante en las principales ferias de España, Francia y América, no parece dispuesto a colgar el traje de luces a pesar de su madurez.

Publicado en El País.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s