Murrieta & Cué marcaron distancia Por El Bardo de la Taurina.

Heriberto Murrieta y Rafael Cué. Foto S. Hidalgo.

¿Qué tan ayer es presente?

En todos aspectos de la vida, los humanos y los materiales, algo prevalece y eso es lo que llamamos vigencia, incluso en la memoria algunos dirán que es legado, referente, guía, cuando en la realidad lo más probable es que solo sea recuerdo y conforme pasa el tiempo por lo general se van volviendo imperceptibles.

Los recuerdos lo primero pa’ consolidarse como tales es la vigencia de quienes lo vivieron o a quienes les fueron trasmitidos de boca en boca, como sucede con el pasodoble “Silverio” que cada semana, en cada fiesta, en cada reunión, en cada cantina, se sigue escuchando y aceptando porque es nuestro Pepe el Toro.

Preguntemos a alguien que tenga una edad promedio muy razonable, digamos de unos treinta y cinco / cuarenta años. ¿Si se acuerdan de un matador llamado Manolo Martínez o si en la Plaza México vieron a un novillero llamado Valente Arellano, la más acertada de las respuestas sería -Mi papá me platico de ellos- ¡claro! porque se trata de toreros retro, por eso mismo es que no hay un programa radiofónico vintage con voces vivas, que vivieron aquellas vivencias, no que las leyeron, y pa’ acabarla de retorcerle el rabo a la marrana, todavía se refieren a las figuras difuntas de tú, o sea que los jovencillos que de los micrófonos, aparte de vivir en el limbo son unos irrespetuosos además de improvisados.

Murrieta & Cué marcaron distancia

Dos voces de los micrófonos Heriberto Murrieta & Rafael Cué, el lunes a la media noche reafirmaron lo que ya venían cimentando, el entrevistar y saber cómo hacerlo a verdaderos personajes de interés, al grado que lo tienen a uno con la libreta de notas en la mano, con entrevistas a ganaderos que entienden lo que significa serlo, ya estamos esperando que sea lunes pa’ sintonizar el canal 11 y volver a clases, ojala la sacudida que en estos últimos programas los citados le han metido al medio y al medio, medio, sirva para sacar de la modorra a la afición televisiva a la que esperamos le vuelva el gusto por la cultura taurina actual y sus pincelazos entendibles del por qué lo de hoy está sucediendo.

¿Valente Arellano hubiera aguantado el trote de matador?

Contestemos en forma práctica, el Papá de los pollitos del toreo show en aquellos ayeres lo era y lo sigue siendo Eloy Cavazos, además con un acervo que se le daba natural y que él lo multiplicó al infinito que era ese enorme costal de mañas, lo cual no poseía Valente Arellano, dueño de una forma más silvestre de interpretar con muchas facultades que nunca serán lo mismo que técnica, ambos sabían resolver en la cara de los novillos y Cavazos probó que lo sabía hacer también con los toros.

Donde sí creo que el staff de Valente hubiese salido triunfador, lo es en el del apoderamiento, pues el de Torreón más que un apoderado traía un verdadero equipo incluso para aquellos tiempos adelantado en el concepto de publicidad taurina, lo cual en plan comparativo eleva el valor individual del de Monterrey, dado que su publicidad era muy llana, ¿por codo? ¿O por qué su solo nombre bastaba pa’ agotar la papeleta?

Plazas de toros y de democracia

Obligatoriamente por motivos de la pandemia han surgido actividad en plazas, ganaderías y cortijos, bueno creo que hasta en lienzos charros, que algunos ya lo hacían de manera particular, como si cada empresa trajeran su propio uniforme.

Hay algunos foros más elitistas que otros, lo cual obedece a la arquitectura y a la forma en que barajan las cartas a la hora de armar los carteles y es que ahora el menú de oferta está rebosante gracias al expedicionario de la búsqueda masiva que llegó hasta por debajo de las telarañas en la segunda versión de Los Olvidados que lo es el áureo y alfabético Mario Zulaica, convertido en el hombre de la estrategia y a la vez en el que pone los goles pa’ que los toreros los cristalicen, aunque en muchas ocasiones eran suyas, la tenían franca, y la dejaron ir, pero es que así es esto del Indiana Jones.

El que no cree en esto es Miguel Cepeda senior, que dice que sí existen toreros, pero que no les han dado oportunidad, ante esto me declaro incompetente porque esas cosas deben de suceder en otros planetas y como esos son asuntos de la NASA pues mejor ni vuelo con ellos, no vaya a ser que me encuentre un extra terrestre vestido de luces. ¡Ay Nanita!

Ya están peor que Hugo Sánchez que lleva treinta años exigiendo una oportunidad como entrenador del Xochimilco pa’ arriba, sin haberse dado cuenta que pa’ eso está negado, sí, es que a los del montón, así se les llama.

¡Papo, Papo, Papo!

Hoy que se ha llegado hasta dar una plática Lenguaje Taurino en la Vida Diaria, el solo título despertó el morbo y no por otra cosa sino porque el tema se antoja muy peliagudo de ser expuesto, por quienes a todas luces relucen y son gente V.I.P. que por su sola naturaleza nos invitan a la elegancia en sus maneras de expresión, en fin, por lo pronto deseamos que la luz del éxito les ilumine su incursión en el folclórico camino del caló taurino llevado a la vida cotidiana.

Y aprovechando el viaje propondría a la academia se incluya la palabra Papo en su derivado de ‘Chaval que del jardín de lo florido con el roció del amanecer, se le refresco el mote de Papo y que hoy ya está espléndidamente posesionado publicitariamente, sin todavía haber exprimido las peludas con la sangre caliente del triunfo grande, que ya le llegará en su momento.

El panorama le pinta de rechupete al torero y él tiene que cobrar conciencia de ello y degustar el caramelo de la oportunidad, esa que no a todos les cae del cielo, bueno como será la cosa que ya hasta el comunicólogo Edgar Mendoza, lo refiere con especial subrayado, lo cual se traduce en publicidad, no en *crítica.

*Criticar es como cuando “El Pana” criticaba a los que con solo dos cojones querían hacerle al cuento, cuando pa’ torear se necesitan tres.
*¿Saben cómo se refiere Juncal a su hermano menor en la película?

Vamos a estar muy pendientes del 11 de julio cuando en el 125 aniversario de La Plaza de San Marcos en Aguascalientes, en el cartel cumbre de las festividades, un torero emanado de ‘México busca un torero’ salga usted como un soldado y haga suya aquella estrofa del inmenso maestro Agustín Lara del pasodoble “Soldado Valiente”:

Valiente.
Porque pisa terrenos
que nadie había pisado
ni nadie pisara

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s