Septiembre acerca la actividad taurina a la “normalidad” precoronavirus

Las fiestas patronales y el mayor aforo de las plazas contribuyen a definir un notable aumento.

Diario de Sevilla.

La abundante coincidencia de fiestas patronales y la mayor permisividad en la ocupación del aforo de las plazas contribuyen a definir un notable aumento en la actividad taurina en el mes de septiembre, incluidos también los cosos de máxima categoría, en la mayor aproximación del sector a la “normalidad” desde la declaración de la pandemia. En concreto, ya está anunciada la celebración de más de 150 festejos mayores en ruedos de España y Francia desde el día 2 hasta el 30 de septiembre, cifra que supera con creces la de los celebrados en las mismas fechas de 2020, cuando solo se llegó a 29, pero aún a mucha distancia de los 271 de 2019.

El hecho más destacado de este calendario taurino de septiembre será la reapertura de la Maestranza de Sevilla, tras la suspensión de la reducida feria que se intentó celebrar esta primavera y cuyos carteles, en su integridad, se suman ahora a los de la feria de San Miguel, con la presencia de todas las figuras y el “gesto” de Morante de la Puebla con los toros de Miura. A este ciclo sevillano, que se compone de once corridas de toros, dos novilladas y un festejo de rejones entre el 18 de septiembre y el 3 de octubre, se sumarán también las tres primeras corridas de las nueve de la feria de Otoño de Madrid -entre ellas la de Antonio Ferrera en solitario- a celebrarse lo largo del último fin de semana de septiembre y los dos primeros de octubre, una vez que Las Ventas ya abrió sus puertas en junio y julio para dos corridas. En este más que considerable aumento de festejos mayores del mes de septiembre cuenta también la celebración de varias ferias habituales de estas fechas en distintas capitales de provincia, por tanto en plazas de segunda categoría, aunque todas con una extensión menor en cuanto a carteles con respecto a la temporada de 2019. Así, volverán a tener lugar ferias tan clásicas como las castellanas de Palencia, por San Antolín, Valladolid -donde tomará la alternativa Tomás Rufo- y la de la VIrgen de la Vega, de Salamanca, además de la burgalesa de Aranda de Duero o las vallisoletanas de Medina del Campo y Tordesillas, entre otras.

En Castilla-La Mancha no abrirá por problemas administrativos la plaza de Guadalajara, pero destaca especialmente el regreso de los toros a Albacete, con siete festejos con motivo de las fiestas de la Virgen de los Llanos, así como las corridas programadas en Daimiel, Valdepeñas, Alcázar de San Juan, Almodóvar del Campo o Villarrubia de los Ojos, en este caso con un 75 por ciento del aforo permitido. En Extremadura se anuncian festejos en Mérida (los días 4 y 5 de septiembre) y Don Benito, en Aragón habrá feria en Calatayud, mientras que en Logroño, por San Mateo, se celebrará un ciclo de tres corridas de toros y una de rejones, con doble presencia del diestro riojano Diego Urdiales. Ya en Andalucía, la actividad se retomará en las localidades cordobesas de Pozoblanco y Lucena, en la granadina de Baza, en las jiennenses de Andújar y Villanueva del Arzobispo y en la sevillana de Utrera, lejos de los festejos que también tendrán lugar en Cintruénigo (La Rioja) o Santoña (Cantabria), además de los de las plazas madrileñas de Navalcarnero, San Martín de Valdeiglesias o Fuenlabrada. En esa aproximación a la “normalidad” también se retoman citas tan clásicas de la temporada taurina como la famosa Goyesca de Ronda (Málaga) o la Corrida del Motín de Aranjuez (Madrid), anunciadas para los días 4 y 5 de septiembre, respectivamente.

Por su parte, en Francia, con el cien por cien del aforo permitido, tendrán lugar las prestigiosas ferias del Arroz, de Arles, en la que reaparecerá Alejandro Talavante, y de la Vendima, en Nimes, además de la feria del Atlántico de Bayona o la de “Toros y Salsa” en Dax. Menos aumento se producirá en las novilladas con picadores, en tanto que los ayuntamientos socialistas de Arganda del Rey (Madrid), Arnedo (La Rioja) y Algemesí (Valencia) han decidido no celebrar las clásicas y más importantes ferias de noveles que tradicionalmente se celebran en estas poblaciones que componen la llamada “Triple A”. Con todo, las oportunidades para los novilleros llegarán en otros ciclos similares, como los de las localidades de Villaseca de la Sagra y Recas (Toledo), El Álamo y Villa del Prado (Madrid), Cella y Peralta (Navarra), Valsaín (Segovia) o Laguna de Duero (Valladolid), además de los festejos del llamado Circuito del Norte que viene organizando la Fundación del Toro de Lidia en colaboración con distintas administraciones autonómicas.

Públicado en El Diario de Sevilla

1 comentario »

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s