Feria de Otoño: Victorinos del montón y toreros montoneros.

La cosa no pasó de la mediocridad en la tercera corrida de la Feria de Otoño.

Por Carlos Ilián.

A medio día se rindió un homenaje a la memoria de Pepe Mata “El Canario” de cuya muerte a consecuencia de una cornada en la plaza de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real) se cumplieron 50 años el pasado 27 de julio. Allí coincidí con Victorino Martín quien también estaba invitado para recordar al torero canario y en los momentos anteriores al acto Victorino nos comentaba el buen juego en general de sus toros este 2021, hasta en pueblos en los nunca se habían lidiado, por ejemplo la corrida que envió a El Casar (Guadalajara). Por lo tanto se esperaba que por la tarde, aquí en Madrid, cerrara un buen año.

Pero la cosa no pasó de la mediocridad con una corrida muy desigual de presentación en la que no faltó un toro cariavacado, muy protestado. Pero tampoco faltaron dos toros que se emplearon en la muleta, precisamente el lote de Alberto Lamelas que entre medios muletazos, en una labor que en su primero alternó entre derechazos muy desiguales y atragantones se echó la muleta a la izquierda para dejarse ir el buen pitón del toro. Muletazos componiendo la figura y sin remate excepto uno que otro lance. El cuarto se dejaba con temple por el pitón derecho y Lamelas estuvo más tiempo fuera de cacho que en el terreno de la verdad y por el izquierdo nunca superó la tendencia del toro a rematar por alto. Mató de un alevoso bajonazo.

López Chaves que es un torero curtido en estas lides de las corridas exigentes se llevó el peor lote pero su argumento fue el de exagerar la tediosas faena al primero y en el cuarto cambió las tornas para aliviarse ante la corta embestida del victorino. Se le fue pues al salmantino una ocasión en Madrid de las que cuesta encontrar sitio

El venezolano Colombo no es ni sombra del entregado novillero de antes de la pandemia. Ayer alternó los trallazos con las exageradas distancias en ambas faenas. Planteó de forma equivocada su labor en el sexto dejando siempre la muleta retrasada para no tragar con la embestida del toro. Y en banderillas un sainete. Tarde pues del montón y montoneros.

Plaza de Madrid. Tercera corrida. Tres cuartos de entrada del aforo permitido. Toros de Victorino Martín (5), desiguales de presentación y juego a tono aunque 2º y 5º se emplearon en la muleta. López Cháves (4), de tabaco y oro. Pinchazo y media estocada tendida (silencio). Alberto Lamelas (4), de lila y oro. Estocada caída. Un aviso (saludos). Bajonazo. Un aviso (saludos). Jesús Enrique Colombo (3), de azul marino y oro. Estocada caída (silencio). Pinchazo, media estocada y descabello. Un aviso (silencio).

Publicado en Marca

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s