Opinión: El regreso a las plazas.

Por Genaro Suárez.

Con la disminución de contagios por el COVID 19, ha llegado un nuevo cambio de color en el semáforo y los recintos deportivos y culturales, entre otros, han reabierto sus puertas. El mundo de los toros no es la excepción y las plazas del país poco a poco van ofreciendo carteles y temporadas.
Siempre hay que tratar de ver el vaso medio lleno pero es inevitable también hablar de lo que falta.

En España ha habido en el último par de temporadas un surgimiento de figuras bastante importante e interesante. Nombres como Juan Ortega, Pablo Aguado, Ginés Marín, Daniel Luque se unen a los ya conocidos anteriormente como Diego Urdiales, José María Manzanares, los propios maestros Juli y Morante de la Puebla y el torbellino que es Emilio de Justo quien ahora mismo podría considerarse como el número uno. Carteles que se puedan armar con cualquiera de estos nombres suena y es interesante, como lo será la siguiente temporada en España, con la vuelta de las ferias importantes y los toreros del momento.

Regresando a México, se podría decir que sucede absolutamente lo contrario, carecemos ya no sólo de figuras, si no de toreros. La baraja actual sigue siendo la misa que hace por lo menos cinco años y a excepción del novillero Isaac Fonseca, no se ve que pueda venir ningún cambio a futuro. De los actuales, el problema no es sólo que sigan siendo los mismos, el verdadero problema y es que no tienen que ofrecer a la afición. Los mismos carteles, el mismo toreo, la búsqueda del aplauso fácil y de la foto en hombros. Los jueces de plaza que cada vez otorgan las orejas de manera más fácil, las empresas que se olvidan de lo que es un cartel de toros y quieren ahora hacer “espectáculos taurinos”, prensa y crítica inexistentes, entre otros males.

Dicen que hay que copiar lo bueno, y en el caso de la tauromaquia, México debe voltear hacia España y hacia Francia, en donde se hacen bien las cosas y ahora que ya se abrieron las puertas tratar de hacer mejor las cosas después de un tiempo que se tuvo para pensar y reflexionar. Es una nueva oportunidad para volver a empezar, para volver a hacer bien las cosas. Esperamos que así sea y que todos los actores de la tauromaquia hagan su parte para que así suceda. Por lo pronto a disfrutar de los últimos meses del año que en este país vienen acompañados de carteles importantes.

Dentro de México, esperamos una sorpresa para el regreso a la Plaza Santa María de Querétaro, que al mismo tiempo se llene el día de la tradicional corrida navideña y ayude a la polémica sobre su venta. Afortunadamente, después de un par de años, regresamos a las plazas.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s