Diez puntos sobre la feria de Valdemorillo 2022.

Por Sixto Naranjo.

Ya sí, ya podemos hablar de toros. De lo que ocurrió en la plaza de toros de Valdemorillo este pasado fin de semana. Se acabaron las entelequias y es hora de analizar realidades.

Con estos diez puntos he querido resumir lo sucedido en la feria de San blas y la Candelaria.

1. Éxito de la empresa a lograr un lleno de ‘no hay billetes’ y dos entradas más de tres cuartos de plaza. Se ha demostrado que si hay interés en los carteles, la gente responde.

2. La gente ha respondido, sí. Hay que decirlo. Era mi miedo tras dos años de restricciones, aforos reducidos y chequera más pequeña. Hay motivos para la esperanza.

3. Luces y sombras en el aspecto ganadero. No funcionó la novillada de Sánchez Arjona y la corrida de Zacarías se quedó a medias. Para estas alforjas y resultados, bien podría tener cabida algún otro encaste que también da el tamaño y el trapío para Valdemorillo. Bien en corrida, bien en novillada. Sí respondió a lo esperado la corrida de Montalvo, con tres toros de importante nota.

4. El trapío del ganado fue acorde a lo que demanda una plaza de tercera. Ni por encima, ni por debajo. Fue el correcto digan lo que digan algunos.

5. Perera, gustos aparte, fue el triunfador numérico de la Feria. Fiel a su concepto, arrancó su temporada con una puerta grande que le reivindica en tiempos complicados para las figuras más veteranas. En Castellón se apunta a Victorino… algunos ya dicen que puede ser el año de Perera.

6. Morante. Bien, muy bien… pero tampoco podemos hablar de actuación histórica o grandiosa como algunos han vendido o escrito. Parece que ahora toda tarde del sevillano pasa a los anales de la historia de la tauromaquia. Parece que algunos están descubriendo ahora a Morante. Tardes como la de Valdemorillo las ha firmado durante años y nadie ha vendido la épica y la epopeya que ahora parece estar de moda. No caigamos en lo exagerado y cursi.

7. Urdiales sale de nuevo reforzado tras una actuación cuajada y honda. El diestro riojano debe ocupar este año los mejores puestos en las grandes ferias porque él habla donde hay que hacerlo, en la plaza.

8. Ferrera y Luque. No aprovecharon varios toros de triunfo claro. El extremeño y el sevillano prefirieron quedarse en el toreo de bisutería y ligero en vez de cuajar de verdad a sus oponentes. No les restará porque ambos están bien respaldados, pero ojo con volver a dormirse en los laureles, que este año la competencia es máxima.

9. Álvaro Burdiel y Sergio Rodríguez gustaron, y mucho, en la novillada. El primero ratificó las notables maneras que atesora y que sacó a la luz el pasado año en el Circuito de la Comunidad de Madrid. Pero ojo, que revolotea demasiada gente alrededor suyo para tan escaso bagaje aún. Dejemos respirar al novillero. El abulense Rodríguez destacó por su buen concepto y su arrollador valor. Hay madera.

10. No hubiese pasado nada si en cada cartel de las corridas de toros se hubiese incluido, de inicio, a un diestro joven. Con esta respuesta de público, y en una feria sin demasiadas exigencias, la empresa y las figuras deberían haber mirado un poco por el futuro del actual escalafón. Alejandro Marcos, el domingo, demostró que se puede confiar en esta nueva hornada de toreros.

Publicado en COPE

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s