El triunfo cabal de Adame y el emotivo de Raquel Martín en Olivenza.

La segunda novillada de la feria de Olivenza dejó la doble puerta grande de Alejandro Adame y Raquel Sánchez ante un buena novillada de El Freixo.

Por Sixto Naranjo.

Mejoró la meteorología y mejoró, y mucho, la entrada de la novillada de este viernes respecto al día anterior El abono tiró del público y casi se alcanzaron los tres cuartos del aforo.

Tras la participación de las seis ganaderías locales en el festejo inaugural, este viernes fue turno de El Freixo. El hierro de El Juli sigue lidiando notables novilladas, con un comportamiento noble no exento de una casta que la hace interesante de ver. Este viernes en Olivenza lidió varios ejemplares de nota.

Uno de ellos fue el abreplaza. Tuvo nobleza y buen son el novillo de El Freixo pese a que en un descuido al ponerle al caballo se le coló por dentro a Alejandro Adame y le arrolló de fea manera. El utrero embistió con un ritmo y una humillación notable por el pitón derecho. Respondió el joven mexicano con un torero firme y siempre con la intención de ajustarse al novillo. Al natural le costó un punto más al novillo, por lo que, tras una tanda, Adame volvió a la diestra. Sin embargo, el animal ya era otro. Lo apuró en la distancia corta antes de pinchar y dejar una estocada tendida que retardó la muerte del novillo, que al igual que el novillero fue ovacionado.

Debutaba con los del castoreño el galo Lalo de María que, bajo la batuta de José Antonio Campuzano, demostró querer hacer las cosas despacio. Otra cuestión fue la resolución de lo realizado. Aún algo verderón, supo acompañar con buen aire las manejables embestidas del pupilo de El Juli aunque faltó mando sobre ellas. Con un concepto muy ‘rocareísta’, el hijo de María Sara trenzó un trasteo correcto sin más. Con la espada no lo vio claro hasta el cuarto intento.

Tremendo fue el susto que recorrió la plaza de Olivenza cuando el novillo del debut de Raquel Martín la prendía por la corva y la lanzaba por los aires. La tuvo a merced el de El Freixo. Se repuso del trance la salmantina y comenzó la faena por bajo, mandando sobre los viajes del novillo. Después puso temple y disposición ante un ejemplar que se desplazó sin más, faltándole un tranco más en su embestida. Con el ambiente a favor, y tras una estocada entera de espectacular resultado, le fueron concedidas dos dadivosas orejas.

La tarde se calentó de verdad cuando el menor de los Adame se fue a portagayola a recibir al colorado que hizo cuarto. Casi se lo llevó por delante y providencial fue el quite que se hizo a sí mismo al echar el capote a un lado esquivando así la acometida del utrero. Alejandro después fue un vendaval. Lanceó a la verónica con vibración, quitó por zapopinas provocando el delirio de los tendidos y después, muleta en mano, volvió a manejar con prestancia y un conocimiento notable de los toques y las alturas. El novillo exigía mucho y Adame lo supo cuajar de verdad. Lo mató de una estocada arriba en la suerte de recibir de perfecta ejecución. El doble trofeo premió la tarde y la proyección del novillero.

Quiso animarse también ante el buen quinto Lalo de María. Pero todo quedó en un quiero y no puedo. Hubo algún muletazo acompasado y de buen aire, pero el conjunto se fue diluyendo según transcurría la faena. De nuevo hubo un apagón importante a la hora de utilizar la espada. La familia y amigos le obligaron a salir a saludar.

El sexto se dejó, sin más. Y esta vez vimos la bisoñez que aún tiene Raquel Martín. Estuvo dispuesta la salmantina, pero esta vez no hubo la emotividad del novillo de su debut y todo se vivió con más frialdad pese al intento de la banda de música por calentar el ambiente tocando a destiempo cuando la faena ya languidecía. Se atascó con la espada y el descabello y fue silenciada tras escuchar dos avisos.

FICHA DEL FESTEJO

Olivenza (Badajoz), viernes 4 de marzo de 2022. 2ª de Feria. Dos tercios largos de plaza.

Novillos de El Freixo, bien presentados y de parejas hechuras. Noble y con un buen pitón derecho el primero, ovacionado; manejables segundo y tercero. Encastado y exigente el cuarto. Noble y con clase el quinto. El sexto resultó soso y descastado.

Alejandro Adame, saludos y dos orejas.

Lalo de María, que debutaba con picadores, silencio y saludos.

Raquel Martín, que debutaba con picadores, dos orejas y silencio tras dos avisos.

Publicado en COPE

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s