Feria de Sevilla: Morante pone el toreo en su sitio.

El genio de La Puebla desoreja a un sobrero de Garcigrande de volcánica casta y extraordinario fondo con una obra antológica.

Por Carlos Ilián.

Por fin salió el sol del toreo después de tantas sombras, de tanta mediocridad premiada en esta feria con criterio pueblerino. Hacía falta poner el toreo en su sitio, redimirnos de la vulgaridad y la pequeñez que nos han machacado estos d ías. Si, por fin el toreo en su sitio en la muleta de Morante de la Puebla ante el toro más encastado que ha salido en este ciclo, un sobrero de Garcigrande que venía rebotado de las Fallas donde no se lidió la corrida de este hierro por suspensión el 19 de marzo.

El toro era un auténtico ciclón de embestidas, había toro por todas partes y Morante lejos de atolondrarse, de tirar por la calle del efectismo como antídoto ante aquel torrente, se templó y con una serenidad y seguridad pasmosas recetó el toreo grande, de temple, de colocación, de sitio, sin un solo momento de alivio. A la embestida fiera del toro Morante anteponía reposo, parecía mentira que se pudiera torear por ambos pitones con tanta profundidad y con tanta cadencia. Hubo una tanta de redondos sublime y otra de naturales imposibles.

Y lo mejor, Morante siempre al pitón contrario y cargando la suerte, eso que en estos tiempos suele ser ajeno para la mayoría de las mal llamadas figuras. Faena enorme rematada con un espadazo corto y desprendido pero que de ninguna manera pone una sola duda a esas dos orejas de oro. Las dos orejas más de verdad de esta feria si hacemos excepción de las que cortó Luque el día 28. En esta feria la Puerta del Príncipe se ha abierto chirriando y ayer era para engrasarla… Faltó esa tercera orejita regalada tantas veces en esta feria. Así es la ley de la tercera oreja en Sevilla

Ni que decir sobre el conjunto de la bella corrida de Torrestrella, un lujo de presentación que nos recordó el celo de don Álvaro Domecq Díez con esta ganadería, pero no solo de lámina vive el toro bravo y a la corrida le sobró trapío y le faltaron fuerza y casta. El primero de Morante era un mulo. Morante cortó por lo sano. El Juli ha estado muy serio y técnicamente impecable con su primer toro al que era necesario dosificar los muletazos y corregir la tendencia del toro a defenderse. Faena muy seria, la más rigurosa de este torero en la actual feria. Ayer era un Juli poderoso, el día de la salida en hombros un Juli populista. Ah, esta faena fue, de lejos, más importante que la de la orejita que le abrió la Puerta del Príncipe el martes.

Tomó la alternativa el joven Manuel Perera. Un día de enorme compromiso para el muchacho que en el toro de la alternativa anduvo a la deriva, confirmando que está muy verde. Sin embargo hizo un enorme esfuerzo en el sexto toro y supo aprovechar la movilidad del torrestrella para componer una labor decorosa hasta permitirse el lujo de templarse en una buena tanda de derechazos.

Plaza de la Real Maestranza. Undécima corrida. Lleno. Toros de Torrestrella (3) de bella lámina y escasas fuerzas y casta. Y un sobrero, 4º, de Garcigrande muy serio y encastado. Morante de la Puebla (9), de verde manzana y azabache, Tres pinchazos, media estocada y seis descabellos. Un aviso (silencio). Estocada corta y desprendida. Un aviso (dos orejas). El Juli (6), de caldero y oro. Estocada corta y trasera y descabello (saludos). Estocada corta trasera y descabello (saludos). Manuel Perera (5), de celeste y oro.Pinchazo y media estocada (saludos). Estocada y descabello. Un aviso (saludos).

El cartel de hoy: Toros de Miura para Manuel Escribano, único espada.

Publicado en Marca

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s