Ginés Marín, ante su regreso a Madrid: «Me aburre darme coba, mi situación depende sólo de mí»

Por María Vallejo.

La pandemia llevaba dos años dejando el día de San Isidro huérfano de una parte importante de la liturgia cañí: la tarde de toros en Las Ventas. Este domingo, el día del patrón recupera su tradición con el debut de la ganadería de El Parralejo y un cartel inicialmente vertebrado por tres toreros laureados en Madrid: Curro Díaz, Emilio de Justo y Ginés Marín. La sustitución de EdJ por Álvaro Lorenzo (que cortó una oreja y cayó herido en la primera corrida de la Feria) dispara la rivalidad entre dos jóvenes que luchan por terminar de subirse al carro en un momento clave para el toreo.

«Vivimos un proceso de relevo generacional importante y necesario para el futuro. Hay un gran plantel de toreros con proyección, pero no es cosa de un día para otro. Las actuaciones de toreros jóvenes como nosotros serán las que marquen el momento del cambio», dice Ginés Marín, que regresa a Madrid tras haber alcanzado la gloria de la calle de Alcalá en el cierre de la Feria de Otoño.

Las dos orejas ‘Secretario’, aquel toro excelente de Alcurrucén con el que Ginés bordó el toreo al natural, no le abrieron las puertas de Valencia y Sevilla. «Después de ese triunfo esperaba no tener un inicio de temporada tan difícil, pero he aprendido a no echar balones fuera. Me aburre un poco pedir que apuesten por mí. Mi situación sólo depende de mí mismo. Es la forma de pensar para no darme coba y tener claro lo que tengo que hacer para llegar a donde quiero».

La tarde de este domingo y la corrida de la Beneficencia son dos clavos ardiendo en el horizonte de GM. Enfrenta el doblete con la necesidad de construir sobre él el resto de una temporada que considera «muy importante para mi carrera»: «El paso por Madrid es trascendental. Lo afronto con la responsabilidad de saber que mi temporada depende de estas dos tardes».

La divisa de El Parralejo, con la que tanto Lorenzo como Ginés se despidieron de novilleros en Madrid, son un acicate para la moral del torero extremeño: «tengo mucha fe en esta ganadería, porque he crecido en ella desde novillero y la conozco bien. Me ilusiona estar anunciado en su debut en corridas en Las Ventas». También los ecos de su gran triunfo otoñal apuntalan la seguridad de GM: «es un tópico decir que vengo en buen momento, pero estoy disfrutando en la cara del toro y vengo con la confianza de haber conquistado Madrid y de que su afición me haya respetado. Las inquietudes e incertidumbres de torear aquí siempre están presentes, pero tengo la ilusión de seguir manteniendo el vínculo con esta plaza, que, aunque es muy difícil, le da todo a aquel que se entrega».

Publicado en El MUNDO

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s