Opinión: ¿Están aburridos nuestros toreros del toreo?

Escribo estas líneas con profunda indignación por los recientes ataques que ha recibido la tauromaquia en México y ante el silencio que han guardado sus principales protagonistas.

Por J.C. ValadezDe SOL y SOMBRA.

Un fenómeno que no dejara nunca de impresionarme del actual mundo del toreo en México, es la tibieza y la falta de personalidad con la que reaccionan ante las circunstancias adversas del sistema la mayoría de los toreros en México. Uno hubiera esperado una respuesta más enérgica de los principales matadores de toros ante la prohibición de los festejos en la Plaza México con protestas continuas, apariciones públicas en diversos foros, canales abiertos con el aficionado pero no, nada de esto pasó. Salvó algunas protestas tibias en las redes sociales y una que otra aparición en televisión en esos debates improductivos en dónde ninguno de los exponentes se pone de acuerdo, ni se cambia la percepción de nadie, la realidad es que la ofensiva por parte de los toreros ha sido patética.

Duele ver el estado en que se encuentra la fiesta brava en México, pero no debería de sorprendernos tanto cuando vemos este tipo reacciones de sus principales protagonistas, ni tampoco debería -a estas alturas- de extrañarnos que se haya perdido la competencia y el celo profesional en la mayoría de los principales matadores del país. Tan solo hay que ver en que ha quedado reducida la temporada taurina en México a la que han convertido en una guerra de bandos con eventos esporádicos y carteles repetitivos sin imaginación, en donde generalmente se lidian reses impresentables en festejos tradicionales, mixtos o temáticos que no interesan ni emocionan a nadie.

Esa es la realidad actual de una industria o sistema en donde intentar ser figura del toreo se ha convertido en una quimera, porque la tauromaquia ha perdido su categoría, importancia y seriedad. Yo me pregunto; ¿Que ha pasado con nuestros toreros? ¿Se aburrieron del toreo o acaso tantos años de sumisión y comodidad les mermaron la ambición? Sea cual sea la razón la realidad es que queda muy poco de la gloria que alguna vez tuvo nuestra fiesta en el siglo XX y lo que vemos ahora es un remedo de la grandeza que todavía pudimos vivir aquellos afortunados que nacimos hace mas de 50 años. Sé que estas lineas podrán molestar a mas de uno, pero la realidad y el estado de desahucio en que se encuentra nuestra fiesta brava es aun mas incomodo y doloroso que mi opinión.

Hay que aceptar que sin la Plaza México y con la calidad de la mayoría de los festejos que vemos anunciados en provincia, la temporada mexicana quedara reducida a la nada. Desafortunadamente esto no parece importarles a nuestros toreros veteranos que aburridos o cansados del actual sistema, parece que torean únicamente por facturar, pero sin la ilusión ni el sueño de alcanzar una gloria hoy perdida. ¿De quién es la culpa de todo esto? sin duda de ellos mismos, ya que permitieron que la grandeza del torero mexicano se acabara cuando decidieron ser peones dé un sistema que les secuestro sus ambiciones y les quito la voz.

Ante está terrible decadencia el único camino para algunos toreros de poder recuperar su credibilidad y el respeto del aficionado, radica en emigrar a Europa e intentar competir en la «Formula Uno del Toreo», claro, si aun se quiere conseguir el status de figura porque para ser figura en la actualidad hay que triunfar en España y Francia, ya que el toreo en México ha quedado reducido a un resort invernal ante la falta de competencia y ausencia de figuras nacionales.

Por eso aplaudo la actitud y la casta de toreros como Joselito Adame, Leo Valadez y del novillero Isaac Fonseca de irse a competir a España e intentar abrirse las puertas en un sistema sumamente difícil, pero competitivo y eso es lo que necesitan nuestros toreros: competencia, categoría y seriedad. Algo que aquí no van a encontrar tan fácilmente y mucho menos con la Plaza México clausurada.

Ojalá que jóvenes toreros como Hector Gutierrez, Diego San Román, Miguel Aguilar y los próximos matadores: Arturo Gilio e Isaac Fonseca emigren el próximo año rumbo a España y busquen hacerse figuras en Europa, porque si se quedan aquí ya sabemos el futuro que les espera; tan solo hay que verse en el espejo de aquellos diestros veteranos que actualmente dominan el escalafón en nuestro país y que aburridos del toreo, deambulan en silencio por plazas semivacías con mas pena que gloria.

Pero no todo esta perdido para aquellas promesas y glorias de la década pasada, ya que todavía están en edad de regresar a Europa. Pero para eso hay que sacrificar algunas cosas y hacer a un lado el dinero, los compadrazgos y la comodidad de un sistema sumamente viciado…¿estarán dispuestos a ello?

Twitter @Twittaurino

1 comentario »

  1. Perdon si alguien se siente ofendido pero empezando desde el tendido mas bien parece una cantina que una fiesta de toros luego nada facil para los provincianos conseguir entradas y solos pasan por tv si es de paga y ahora la gente va para que vean que es de sociedad no por que le gusten los toros. Luego lo mas importante los toros si trapio sin bravura sin nobleza donde quedo esa casta. Y por ultimo los toreros no se les puede tocar porque se encaprichan y solo salen a cumplir ylas emprezas al menos aqui en tlaxcala sobre venta de boletos en general que es a donde me alcanzaria para comprar y asi quieren que apoyemos cuando todo se trasfomo de una gran fiesta a un gran negocio les ofresco una discupa pero es lo que siento.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s