Bilbao: San Mamés deja a Vista Alegre como un solar en el retorno de Dolores Aguirre.

Por Carlos Ilián.

Dice el tango que veinte años no es nada, pero en los toros es una eternidad y una eternidad, veinte años, ha tardado la ganadería de Dolores Aguirre en regresar a Bilbao, la tierra de la recordada ganadera. Un retorno casi en la clandestinidad porque la plaza bilbaína presentaba un aspecto desolador. Siendo optimistas no llegaba a un cuarto del aforo la asistencia de público. A la misma hora se jugaba en San Mamés el Athletic-Valencia y sin duda la mayoría prefirió irse al fútbol, dejando Vista Alegre como un solar en la peor entrada que recuerdo en los muchos años que tengo la suerte de asistir a las Corridas Generales.

En todo caso el retorno de los toros de Dolores Aguirre a Bilbao deja un sabor agridulce porque la corrida se ha movido de verdad, ha peleado dignamente en varas y algún toro, el tercero, ha metido la cara en la muleta y otro, el segundo se entregó finalmente ante la pelea que le plantó Damián Castaño, pero la corrida ha sido un muestrario muy desigual de presentación y en conjunto ha dado un juego áspero y bronco.

Precisamente ha sido Damián Castaño quien, de largo, se plantó de verdad ante los atanasios de doña Dolores, especialmente en el segundo toro al que se enfrentó a cara de perro dejando siempre la muleta en el hocico para ligar la embestida feroz del animal. Faena sobre el pitón derecho de entrega total y sin respiro, que tuvo la grandeza del valor y la fortaleza mental que no logró la recompensa de una oreja de ley porque otra vez la espada se le atragantó a Damián.

El quinto, un manso paradísimo y a la efensiva también exigió al torero un dósis enorme de entrega. Faena corta y de poder, esta vez mejor rematada con el acero. El colombiano Luis Bolívar se empleó con para robar algún muletazo. El cuarto toro se movía de verdad pero en la muleta nos se empleaba. Bolívar renunció a pelearse con él. Román, desconfiaado y con excesivas precauciones estuvo por debajo del tercer toro, el más claro de la tarde. Hubo temple en algunos derechazos pero el conjunto de la faena no llegó a lo que se esperaba. El sexto se arrancó de largo tres veces al caballo y Chocolate se creció en un gran tercio de varas. Román no se atrevió en la suerfte al natural y por alto trajinó sobre el pitón derecho la agria embestida del toro hasta que este se paró del todo.

Plaza de Vista Alegre, segunda corrida. Menos de un cuarto de entrada. Toros de Dolores Aguirre (5) desiguales de hechuras y de juego bronco aunque con gran movilidad, destacando el juego del tercer ejemplar. Luis Bolívar (5), de negro y oro. Pinchazo y estocada caída (silencio). Pinchazo y estocada caída (algunos pitos). Damián Castaño (6), de marfil y oro. Dos pinchazos y estocada delantera (vuelta). Estocada corta atravesada y descabello (saludos).. Román (4), de blanco y plata. Estocada delantera y descabello (saludos). Estocada que atraviesa y descabello (silencio)

El cartel de hoy: Novillos de José Cruz para Víctor Hernández, Jorge Martínez y Mario Navas.

Publicado en Marca

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s