¿Cómo fue el debut de Eloy Cavazos en la Monumental Plaza de Toros México?

El torero de Monterrey, hoy retirado, celebra 72 años de vida. Fue a sus 15, casi 16 de edad cuando se presentó en la plaza más grande del mundo.

La tauromaquia mexicana tiene en Eloy Cavazos a uno de los más grandes exponentes que se han visto en la tauromaquia mundial. El matador nació un 25 de agosto, pero de 1949 en Guadalupe, Nuevo León. Fue precisamente por su estatura que se ganó el apodo de El Pequeño Gigante de Ciudad Guadalupe.

Estamos hablando de un personaje único para México, que vivió momentos extraordinarios, como la vez que salió en hombros en Las Ventas, o cuando tomó la alternativa en Monterrey, el 28 de agosto de 1966 con Antonio Velázquez de padrino y Manolo Martínez como testigo de ceremonia.

Y de todo lo que ha vivido, es su debut en la México uno de los capítulos más importantes para de su vida. Fue un 12 de junio de 1966 cuando Eloy Cavazos se presentó en la Plaza México, en una jornada en la que cortó dos orejas, con tan solo 16, casi 17 de edad. Estuvo junto a Leonardo Manzano y Gonzalo Iturbe, con una novillada de Santa Martha, ganadería de Michoacana.

“El miedo siempre fue compañero mío, el miedo siempre anduvo conmigo pa’ arriba y pa’ abajo, porque pues el miedo nunca se me quitó, al contrario, entre más me fueron lastimando los toros, entre más me iba exigiendo la gente, te daba mucho más miedo”, reconoció Eloy Cavazos el 11 de junio de 2020 en una entrevista que otorgó a MILENIO-La Afición.

La dedicatoria secreta

El joven Eloy apareció en medio de la Plaza México con un traje de luces y utilizó una muleta que le prestó Abel Flores El Papelero, un matador y amigo suyo. El primer novillo se lo dedicó a Monterrey y a la Villa de Guadalupe, pero en realidad se trató de un mensaje en clave dirigido para Mary, su entonces novia y hoy esposa.

“Ya tena novia, la que es ahora mi esposa, doña Mary, pero le tenía tanto miedo a mi apoderado que ni modo de mencionarla”, recordó. “Entonces dije: ‘va por todo Monterrey y por todo Villa de Guadalupe que tanto quiero’…ella ya sabía que cuando dijera Villa de Guadalupe era para ella ese brindis”.

Ese fue el comienzo de una carrera de 42 años en la fiesta brava, a la que le dedicó su vida hasta el 16 de noviembre de 2008, cuando optó por retirarse de forma definitiva, tras un primer retiro en 1985 por problemas físicos que más tarde se descubrió fueron provocados por una cisticercosis que superó.

Fuente: Milenio.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s