Es lo que digo yo: Diez años después.

Es importante dejar de soñar con el pasado, porque el futuro de la tauromaquia está en los jóvenes.

Por Luis Cuesta – De SOL y SOMBRA.

Creo que desde siempre me gustó el ambiente que generan los medios de comunicación; gente con buenos comentarios, ideas en ocasiones fuera de lo común y mucha recolección de información para lograr una nota o una columna de alto impacto.

Pero debo confesar, que a pesar de ser una persona con gusto por la socialización y creativa, jamás sentí encajar en algún medio tradicional. Siempre veía a más de un conocido hablando de grandes empresas de medios, y de su gran esfuerzo por colaborar en ellas. Sin embargo, yo me refugié en mi propio medio “boutique” el cual construí de la nada con el apoyo incondicional de algunos colaboradores jóvenes y veteranos. Los resultados no siempre fueron buenos y en ocasiones fueron absurdamente decepcionantes por diferentes circunstancias. En otras ocasiones acerté. Y así llevamos diez años.

Alguna vez mi padre me dijo “nadie es indispensable en esta vida” y creo que tenia toda la razón. A través de los años muchos colaboradores han pasado por este portal y seguramente con el tiempo pasarán muchos otros más y al final llegaremos a la misma conclusión: Nadie es indispensable o bueno, casi nadie, porque en la tauromaquia los únicos indispensables son el toro y el torero. Sin ellos los medios no seríamos nada. Y es que más allá de vanidades, complejos y la necesidad que tienen algunos personajes por sentirse necesarios, la tauromaquia seguirá el tiempo que tenga que seguir con o sin ellos, mientras en el ruedo haya un toro bravo y un torero dispuesto a jugarse la vida.

Por eso es importante dejar de vivir en el pasado para estar en el aquí y en el ahora, adaptarse a los nuevos canales de comunicación sin complejos y hacer sinergia con gente propositiva, porque el futuro de la tauromaquia está en los jóvenes y son a ellos a los qué hay que apoyar y darles voz, como alguna vez lo hicieron con nosotros en el pasado algunos buenos maestros que dejaron una huella importante en nuestras vidas.

Mi agradecimiento total a todos aquellos colaboradores que han sido parte de esta página a diez años de su fundación, sinceramente ha sido un viaje muy divertido y no hubiera conseguido llegar hasta este punto sin ustedes.

Porque diez años después ¿quién puede volver atrás? Mejor volver a empezar.

Es lo que digo yo.

Twitter @LuisCuesta_

Deja un comentario