Héctor Gutiérrez y «Pontifice» inmortalizados en el Nuevo Progreso.

Ayer al medio día en los corrales de la plaza del Nuevo Progreso, se reencontraron el matador Héctor Gutiérrez y el toro Pontífice, herrado con el número 174 con 495 kilos, de la ganadería de Jaral de Peñas, propiedad de Don Juan Pedro Barroso Díaz Torre, hierro que goza de gran prestigio ante la afición tapatia, pues ha tenido tardes memorables en la última década.

Ayer la afición vivió una tarde apoteosica en la Nuevo Progreso, tras los triunfos del peruano AndresvRoca Rey, que cortó tres orejas a su lote y del hidrocálido Héctor Gutiérrez, quien logró una gran faena al toro Pontífice, lidiado en tercer lugar y al que se le concedió el indulto y posteriormente obtuvo una oreja del sexto toro de la tarde.

Pontífice regresó ayer por la noche a su ganadería, donde le espera un lote de vacas; por su parte, el matador de Aguascalientes continuará su preparación para los próximos compromisos. A manera de dato, el último indulto que fue concedido en esta plaza, fue al toro Barquero, de la ganadería de Arroyo Zarco el 8 de marzo de 2020, tras una gran faena del francés Sebastián Castella.

Deja un comentario