Enrique Ponce: ‘La decisión de mi retirada no está tomada en firme’

20131227-040358 a.m..jpg

Pese a los fuertes rumores, el diestro no pretende jubilarse aún ‘Lo que es seguro es que el número de corridas es distinto’, admite.

Por JESÚS MANUEL RUIZ.

El torero de Valencia rompe su silencio con LOC para desmentir los rumores que apuntan a su posible retirada de los ruedos la próxima temporada, que comienza en marzo. “Se ha comentado que me iba a jubilar del mundo del toro pero sinceramente la decisión no está tomada”, explica Ponce. Este año 2014, el matador celebra cinco lustros en el coso taurino.

“La información sobre mi despedida procede de la fecha tan rotonda de este año. Llevo 24 años frente a los toros. Tomé la alternativa el 16 de marzo de 1990, en Valencia. Al ser en marzo la fecha de la alternativa, ésta sería mi temporada número 25”, argumenta el diestro nacido en Chiva.

“La decisión de la retirada no está tomada en firme. Esto no quiere decir que, a medida que transcurran los meses y vayan quedando atrás las tardes de mi 25 temporada, cambie de opinión y me despida”, puntualiza el matador. “Lo que es seguro es que el número de corridas es muy distinto. Ya no hago esas 100 tardes por temporada. Ahora con 30 o 40 está bien”, sonríe.

Las niñas también reclaman la atención del torero

Y es que el volumen de trabajo ha descendido para Ponce desde el nacimiento de su primogénita, en abril de 2008. Desde aquella primavera, la responsabilidad para el recién estrenado papá cambió. A la insistencia de su mujer Paloma Cuevas de una retirada para vivir más tranquilos y sin la incertidumbre de con qué animal se enfrentará cada tarde el torero, ahora hay dos motivaciones más, sus hijas Paloma y Bianca. La mayor ya empieza a utilizar la estrategia de “no te vayas hoy y quédate conmigo”. Muy pronto Bianca también puede reclamar las mismas necesidades. Para entonces los bandos estarán desequilibrados. Tres contra uno. La batalla está ganada.

Alfonso Enrique Ponce Martínez acaba de cumplir 42 años. Casi tres cuartas partes de su vida ha tenido de compañero al toro. Su posible retirada es la noticia que más felicidad le puede producir a su mujer. La hija de Victoriano Valencia no ha conseguido acostumbrarse a las tardes de pasodobles y verónicas. “Paloma nunca ha podido ir a la plaza de toros. No lo puede soportar. Algunas veces, antes de nacer nuestras hijas, me acompañaba a algunas ferias pero no acudía a la plaza de toros”, señala.

Cuevas no es el prototipo de esposa de torero que requiere el brindis de la tarde. Su ritual es muy distinto. Cuando acompañaba a Ponce a sus tardes de faenas permanecía en el hotel esperando la llamada que daba por zanjado su miedo y nerviosismo. Ahora, espera lo mismo pero desde casa con Paloma y Bianca, de 5 y 2 años, respectivamente.

Mientras llega el momento de esa retirada, la familia disfruta de cada momento. Estas Navidades no están siento las más fáciles para el diestro y su mujer, tras la pérdida de Leandro Martínez Toledo. El abuelo materno de Ponce fallecía a los 100 años este último agosto. “Estas Navidades son difíciles porque mi abuelo era el espíritu de estas fechas tan señaladas. Todo giraba en torno a él. El hueco que deja es irreparable”, apunta con tono triste.

Vía: http://www.elmundo.es/loc/2013/12/26/52bc20ed22601d835b8b459c.html

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s