Plaza México, Apuntes de la 13ª Corrida: Circo, Maroma y Teatro.

20140112-225702.jpg

Ayer pudimos ver en La México la concesión de las dos orejas más escandalosas de los últimos meses….

Por Luis Cuesta.

Para que la aficion en forma masiva regrese a la plaza tiene que haber un elemento atractivo, no carteles fríos y desangelados como el de la 13ª corrida de la temporada. Ayer daba pena ver el coso casi vacío.

Despues de 4 domingos con pesimas entradas, se dice que la parte fuerte de la temporada retornara el próximo domingo con un cartel juvenil compuesto por Juan Pablo Sanchez, Arturo Saldivar y Diego Silveti con un encierro de La Joya.

Pero mientras tanto hoy nos tuvimos que conformar con un encierro deslucido de La Punta, que adoleció de bravura y trapío en términos generales.

Solo el cierra plaza respondió a la expectativas que se tenían de la legendaria ganadería por parte del escaso publico que se congrego en la Plaza México.

Mucho tendrán que trabajar la cooperativa de ganaderos que se dice son propietarios de este hierro, que hoy tropezó por su falta de casta y de trapío.

¿El Festejo?

Entre el triunfo de hoy de Macías y los obtenidos por Pizarro y Jerónimo los ultimos dos domingos, hay una enorme diferencia: la de lograr el éxito por la vía del espiritu y del sentimiento, plasmado en una faena de toreo clásico, sin aspavientos ni efectos artificiales.

De la tercia hay poco que decir realmente, su toreo dice muy poco o nada y parece que no han sido llamados para ocupar un lugar privilegiado en esta fiesta.

El ejemplo mas claro de esta afirmación es Arturo Macías, que hoy ante el sexto toro de la tarde y el mas potable del encierro, realizo una puesta en escena que hizo que su faena fuera vulgar, poco creíble y artificial.

Macías sólo tuvo que echar mano de sus recursos, de su experiencia para torear al tendido, con previa maroma, para salir en hombros después de jugar al toro ante dos animalejos a los que medio toreó, especialmente al sexto.

Con este hizo su actuación pueblerina en la muleta y nos regaló un concierto insufrible de trapazos. Hasta pudo sufrir un percance en un descuido, sin pasar de la paliza y exasperante toreo al tendido. El “toribobo” pasaba y pasaba con bondad pero al final de la faena se quedó algo aplomado, mientras Macías se desenvolvía entre sonrisas, muletazos destemplados con el pico, intentando convencernos de sus dotes artísticas y lidiadoras, embarullado y demasiado teatral.

Le concedieron dos orejas inmerecidas tras una estocada letal, pero es que el público de La México parece afectado por un virus que les obliga a sacar el pañuelo en cuanto cae el toro. A ver si se curan, porque ayer mas que la plaza mas importante del país, parecía La Chona.

Con su primero, se paseó con suficiencia ante un toro que tenía menos peligro que una pijama de seda, aunque el torero pretendió demostrar que su enemigo era un “barrabas”.

A Fabian Barba no pudimos verlo en plenitud porque le toco lidiar un lote que no podía con el rabo, sus toros se pararon en la muleta, en cortísimos viajes por falta de fuerza. Embestían, pero sin clase, ni transmisión. Muchas veces al primer toque, pero luego levantaban la cabeza para defenderse del tipo en turno, en este caso Barba, que les andaba espantado las moscas con la muleta.

Pero todo esto a los espectadores del festejo, influidos quizás por el ambiente festivo de las fiestas que acaban de terminar o algún efecto etílico, no les afectaba y todo lo arreglaban gritando “Viva Aguascalientense” apenas el torero hidrocalido tomaba la muleta.

El Capea anduvo al parejo de sus compañeros. Toreó con derechazos y más derechazos a su primer inválido. Con el quinto de la tarde terminó encimista, con el pico y haciendo monerías para no torear.

Al final triunfo Arturo Macías que se convierte en uno de lo máximos triunfadores de esta temporada, que como es evidente, a la vista de la desolación en los tendidos no está calando en los aficionados.

Y es que en la plaza hace mucho frío, no hay toreros con gancho en los carteles, los toros no tienen trapío ni bravura y las orejas se regalan con facilidad.

Es lo que digo yo.

Twitter @LuisCuesta_

Foto: Tadeo Alcina

4 Comentarios »

  1. Muy de acuerdo con los calificativos ganados a pulso “vulgar” y “teatral” demasiado fantochismo en la persona del “matador” Macías, si cada torero se llevará las manos al rostro después de matar y retar a la autoridad con despotismo para regalo de las apéndices y por último comentar abiertamente a los medios “estoy hasta la madre de salir a pie y no por la puerta grande” (palabras más, palabras meneos) cualquier espontáneo sería torero. Que lejos estamos del arte en la Monumental Plaza México.

    Me gusta

  2. ¿Hay quien se sorprenda del tipo de “toreo” de Macías? Hasta el cansancio se ha dicho que un torerito vulgar, corriente y pega-pases que a base de trapazos y sonrisitas triunfa en los pueblos y Aguascalientes al son de “Pelea de Gallos.” Como el burro que tocó la flauta, una vez se equivocó y medio triunfó en la México. Y digo medio triunfó, porque esa misma tarde dejó ir un toro de bandera, al que no supó ni como torearlo. Es pues, este mamarracho el termómetro de nuestra fiesta, pues resulta increíble que sea el líder del escalafón, con un concepto del toreo tan deshechable.

    Me gusta

  3. La verdad es que de unas semanas a la fecha no he leido una sola crónica en esta página con la que pueda estar de acuerdo. Salvándose el Bardo creo que se narra con demasiada amargura y hasta cierto punto con mucha mala leche.

    El primer toro de Barba tenía peligro y había que aguantarle, le exigió al torero y Fabian supo lidiar con su enemigo.

    Hace unos meses cuando se encerro Talavante con 6 toros en España mucha gente les preguntó a través de Twitter como podrían ver la corrida, tan solo pegar el link les hubiera tomado 30 segundos. No obstante siguieron narrando e ignorando la petición del enlace para ver la corrida, ese tipo de actos no pueden ser de alguien que dice que ama la fiesta y peor aún, no pueden ser actos de alguien que la critica con el afán (según ustedes) de mejorarla.

    A veces lo peor de la fiesa somos los que estamos en ella.

    Me gusta

Responder a Zahit Rios Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s