Archivo de la categoría: Opinion

Opiniones muy nuestras

@Taurinisimos 116 – Madrid, Mejores Faenas. Fandiño en Mont de Marsan. Adiós Gregorio Sánchez.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 23 de Junio de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Actualidad Taurina.

Resumen, Mejores Faenas, Madrid 2017.

Gines Marín, Enrique Ponce, Alejandro Talavante, Juan del Álamo y Sebastián Castella. Ganaderías Alcurrucén, Victoriano Del Río, Conde de Mayalde y Jandilla.

Recuerdo de Gregorio Sánchez, fallecido esta semana.

Iván Fandiño en Mont de Marsan en 2014, corrida de La Quinta.

Recuerdo infancia de Iván Fandiño (EITB).

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 30 de Junio de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Anuncios

Opinión: Los toros sin tiempo

¿Especies que desaparecen?
Por Luis Martínez.

Cualquier extranjero que visita España y acumula alguna lectura de Hemingway siente la necesidad de poner un pie en una plaza de toros. Lo recomienda la Lonely. Los más atrevidos, después de manifestar la pena que sienten por el animal, dan un paso más allá y allí que se plantan. Al sol. Mi experiencia como anfitrión siempre es la misma: más allá del tercer toro, no hay manera. Ni con pipas, que también les llaman mucho la atención. Y no por piedad, o no siempre, sino por puro y simple aburrimiento. 

Digamos que la experiencia turístico-antropológica soporta un límite de repeticiones y un número finito de comentarios sobre la mística del albero. Los estándares de entretenimiento desde que se inventó la MTV casan mal con el rito solemne y algo ridículo de una actividad que, por definición, es alérgica al paso del tiempo. Es más, ésa es su única razón de ser: vivir fuera del tiempo.

El problema es que el tiempo es un misterio -además de ministerio- implacable. De hecho, como bien intuyó el insustituible Joaquín Vidal, gran parte de la pérdida de popularidad de los toros es consecuencia directa del empeño de algunos de modernizar, de explicar, de introducir en el tiempo lo que, sencillamente, es antiguo, inexplicable y anacrónico. Cada vez que una figura habla de toreo moderno, malo. En otras ocasiones, la moda, como el fenómeno que define precisamente el tiempo de la modernidad (Georg Simmel dixit), hace presa en la Fiesta. 

Y siempre acaba mal. Tiempo atrás, en los años 80, San Isidro se llenaba de señores con un clavel en la solapa y un gin-tonic en la mano. O al revés. Hasta la izquierda conspicua veía algo atávico y placentero al hecho de declararse taurina. Cosas del melodrama almodovariano que vivíamos. Ahora, el furor antitaurino en red ha hecho que el lado contrario abrace una fe inédita en Cúchares por el placer carpetovetónico de hacer equipo. Cosas de este tiempo.

Hoy se anuncia y desanuncia, según un viento ideológico entre Comunidad y Ayuntamiento, que la plaza de temporada que es Madrid dejará de serlo. Los turoperadores japoneses, desconcertados. 

Líos así restan un tiempo que quizá se acaba.

Fuente: El MUNDO

Especial Lunes de @Taurinisimos 115 – Gloria @IvanFandino (1980-2017) ¡Adiós, Torero!

Programa Especial @Taurinisimos de @RadioTVMx del lunes 19 de Junio de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Legado de Iván Fandiño, Matador de Toros.

Repaso por su carrera, filosofía y legado. Paso de Iván Fandiño por México.

Faenas en Madrid, Pachuca, tentadero en Piedras Negras.

Entrevista con Marco Antonio González, ganadero de Piedras Negras hablando sobre Iván Fandiño.

Pasodoble “Iván Fandiño” por Gema Castaño y recuerdo fotográfico, brindis a “El Pana” en la Plaza de Toros, Jorge “Ranchero” Aguilar.

Producción: Miguel Ramos.
Operación: Abraham Romero.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 23 de Junio de 2016 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Opinión: El camino del guerrero


Por Rubén Amón.

“Que se den prisa, que el cuerpo se me escapa”. Así agonizaba Iván Fandiño sobre la arena. Así le confiaba al compañero Thomas Duffau la sensación de abandono. Se le escapaba el cuerpo al maestro vasco. 

Se le escapaba la vida. Y la escena de los toreros llevándolo a la enfermería parecía una “pietà” de oro y de sangre. No se lo podía creer Jarocho, plata de ley, salario del miedo, contrariado otra vez en las circunstancias de apremiar el traje deshabitado de un compañero exánime. Ya le había tocado hace menos de un año trasladar el cuerpo de Víctor Barrio al hule. Se le repetía la escena con una crudeza insoportable. Y se demostraban inútiles las cadenas de oro y las vírgenes, las plegarias de la capilla. Dios no podía apiadarse del sacrificado. Es la regla de la eucaristía. 

Ya le llegará la resurrección a Fandiño. No para que la disfrute su familia, sino para convertirse en estatua de bronce, en calle de Bilbao, en avenida de Orduña, en héroe de un misterio cuya coreografía es idénticamente cruel al mito grecolatino: el toro debe morir, el héroe puede morir. Y Fandiño lo sabía.

De otro modo, no estaría su cuerpo cosido y recosido de cornadas. Ni iluminaría una lámpara de aceite la habitación del hotel. Poco importa creer en Dios. Importa saber, aprender, hasta donde alcanza el tributo de sangre. Y no hay plaza pequeña ni toro misericorde. Fandiño ha muerto en la orilla del Adour. Que significa destino en su etimología primitiva. Y que reviste de fatalidad la trayectoria de un torero oscuro, obstinado, curtido a contracorriente.

Porque los toreros no nacen en Orduña. Ni debutan en Llodio. Los toreros vascos aparecen en “La Traviata” de Verdi, pero son un exotismo en la idiosincrasia del Mediterráneo. Iván Fandiño no tenía nombre ni de torero, pero torero ha sido. No ya de los valientes ni de los mártires, sino de quienes mejor comprendieron la dedicación, la entrega y la vocación sacerdotal. Hay un concepto japonés que lo define, bushido, el camino del guerrero.

Cuántas horas de soledad en el campo. Cuántas faenas de salón. Cuántas heridas. Cuánta paciencia en las tapias de los tentaderos. Y cuántas razones para confiar en sí mismo. No van a respetar en Twitter su duelo ni su cadáver porque las moscas todavía revolotean en la memoria de Víctor Barrio, apurando la gangrena, pero impresiona leer los últimos mensajes que escribió el propio Fandiño. Parecen la narrativa de una premonición.

El último de ellos es un crespón negro dedicado a la memoria de Adrián, el chavalillo que devoró el cáncer y que los toreros adoptaron como símbolo de su resistencia: “DEP, Adrián. Las personas pasan, los hechos permanecen, y tu fuerza es un ejemplo”. Podría ser su propio epitafio, pero tanto valdrían los mensajes que escribió antes de ese homenaje.

-“Nadie encuentra su camino sin haberse perdido varias veces”.

-”A veces, no hay próxima vez o segundas oportunidades. A veces es ahora o nunca”.

Ningún torero quiere morirse, pero todos los toreros están dispuestos a hacerlo en una plaza. Y mejor jóvenes que decrépitos. Y no para resucitar en estatua de bronce ni en letanía de historiador agorero, sino para darle el último sentido al coloquialismo, ya ven, de jugarse la vida. Todo al negro. Todo.

Publicado en El País 

Es lo que digo yo: Que censuren a Canito también 

Canito capturó con su cámara el dramatismo de la muerte de Manolete en Linares.

Por Luis Cuesta para De SOL y SOMBRA.

La muerte de Ivan Fandiño ha calado muy hondo en el mundo taurino porque se fue un torero  importante, que alguna vez estuvo muy cerca de la gloria en el toreo.

Pero su lamentable muerte también ha despertado el lado oscuro de los aficionados y de los antitaurinos.

Me ha parecido increible la censura en las redes sociales hacia las imágenes de la cornada por parte de algunos aficionados “taurinos”,  qué preocupados porque no se burlaran los antis de las impactantes fotos, han pedido de todas las maneras imaginables su censura e inclusive algunos se han indignado en nombre de la familia del Maestro de Orduña. 

Son tiempos muy extraños para la fiesta brava y la verdad yo, personalmente, cada vez los entiendo menos.

Parece que a estos aficionados se les olvida que el toreo es verdad y que la verdad muchas veces es cruel. Pero también no parecen entender que el toreo es vida y es muerte, es triunfo pero tambien es tragedia y que bajo ninguna circunstancia se debe ocultar el dramatismo en la fiesta brava, aunque las imágenes sean crudas o fuertes, porqué así es la fiesta brava. 

Si nuestros antepasados taurinos hubieran pensado igual  seguramente hubieran censurado a Canito con sus fotos de Manolete e “Islero” de Miura o en casos más recientes la muerte de Paquirri, del Yiyo o de Montoliu.

Manolete e “Islero” de Miura.

Me queda la impresión de que a estos aficionados -hombres y mujeres- que se congregan en las redes sociales les falta RIGOR en su afición y algún día si la fiesta brava llegara a desaparecer, no solo sería  por los antitaurinos, si no por esta nueva afición que entre sus excentricidades esta el preocuparse por las burlas de los “antis” y el no querer que los principales diarios, portales y blogs difundan la cornada y muerte de un torero. Por cierto el diario ABC atacado por algunos aficionados por su portada del día de hoy, es el periódico taurino por excelencia gracias al papel histórico que ha tenido en la difusión taurina, y que en ocasiones nos ha dado una portada de triunfo grande o de una tragedia. 

¡Que futuro tan poco alentador le espera a la fiesta brava! cuando algunas personas la quieren despojar de su verdad y de su dramatismo.

Sin RIGOR no se puede ser un buen taurino, ni tampoco nada en la vida, pero en lo taurino se reduce a una afición light, en donde algunos quieren una fiesta sin sangre ni dolor.  

Como decía un político mexicano de la vieja escuela “No hagamos de una tragedia un melodrama.”

Es lo que digo yo.

Twitter @Twittaurino

Carteles de Toros – FERIA DEL TORO, TEZIUTLÁN 2017.

“El Pinal” de Teziutlán lista para una nueva Feria del Toro, edición 2017.

Este jueves se han presentado en la joya taurina de la república mexicana, “El Pinal” de Teziutlán, Puebla los carteles de la “Feria del Toro” a celebrarse entre el 30 de Julio y el 13 de Agosto. En época de “teofilos, bernaldos y ferdinandos” la empresa Alma Taurina ha confeccionado cuatro carteles en los que el toro vuelve a ser el eje de la fiesta.

Por: Alex GonzálezDe SOL Y SOMBRA. Teziutlán.

Carteles con combinaciones interesantes, en el renglón ganadero se inyecta oxigeno puro a la fiesta y a una plaza de mucha tradición, que en los últimos años ha venido a menos; inmejorable oportunidad de recuperar un poco del prestigio perdido si se hacen las cosas bien y con seriedad.

El elenco ganadero ha dejado una grata impresión a la afición y es encabezado por las legendarias Piedras Negras y Zacatepec, seguido por Magdalena González y Raúl Cervantes. De los piedranegrinos está dicho todo, para muestra el bravo encierro lidiado en la Plaza México en el pasado mes de marzo, sólo el anuncio en el cartel de esta casa ganadera puede meter a la afición a los tendidos.

FullSizeRender-1
Primer cartel, reaparece Zacatepec, ganadería fundamental y casi de culto en estas tierras.

Zacatepec regresa después de varios años a refrendar el sitio que tuvo en “El Pinal”, presentando corridas importantes en las décadas de los 60´s y 70´s. Para el mano a mano que cierra la feria se correrán 6 toros de Magdalena González, sangre Piedras Negras y que en esta plaza ha mandado hace tres años un encierro muy bravo.

En la de rejones se lidiará un encierro de la novel ganadería de Don Raúl Cervantes, de la cual se lidió en esta plaza una novillada sin mucha fortuna hace apenas unos cinco años.

Por parte de los matadores, lo encabezan toreros con un amplio bagaje como el capitalino Federico Pizarro, los tlaxcaltecas Uriel Moreno “el Zapata” y José Luis Angelino, algunos en plena etapa de consolidación como Sergio Flores que pasa por un gran momento y llega como triunfador de la última temporada grande de la Plaza México y otros que vendrán a hacer valer la oportunidad y a refrendar el buen ambiente dejado hace algunas ferias como Fabián Barba. Quien levantó la voz y se comprometió a dejar el alma en el ruedo fue el poblano de nacimiento y “teziuteco por adopción” Jerónimo, ojalá veamos la mejor versión de un torero que en esta plaza ha tenido triunfos importantes y quien puede estar ante las últimas oportunidades para afianzar su carrera.

Otro clásico, Piedras Negras, para un interesante cartel.

El elenco de “los de a pie” lo complementan Arturo Saldivar, que ha tenido una carrera con muchos altibajos y Gerardo Rivera, quien dejó más dudas que respuestas el día de su confirmación de alternativa en la Plaza México.

A caballo Horacio Casas compartirá cartel con dos jóvenes promesas, Diego Lecumberri quien tuvo el año pasado una destacada actuación en esta plaza y el novillero Sebastián Torre.

En tierra de forcados un encuentro ecuestre y de fuerza en la penúltima de Feria.

El plato fuerte en “la de rejones” será el agarrón que tendrán los Forcados de la tierra, los Teziutecos, los Amadores de Teziutlán y los Amadores de Puebla, quienes cabe mencionar tienen en sus filas a buen número de nacidos en la perla de la sierra.

Siempre habrá opiniones a favor y en contra, si falta o sobra algún torero, lo cierto es que ante la falta de figuras en México y la negativa de muchos otros para lidiar las ganaderías llamadas “duras”, tiene un gran merito el que la empresa haya confeccionado los carteles tomando como base los encierros, se le ha dado prioridad al plano ganadero y eso hay que señalarlo.

El cartel que cierra, Magdalena González aparece para un torero serrano y otro del altiplano.

En tiempos en los que las ganaderías comerciales lidian la gran mayoría de los festejos que se dan en el país, ésta feria puede ser un oasis en medio del desierto, al menos en el papel, las condiciones están dadas para que la empresa trabaje con seriedad y en pro de la fiesta, y la afición responda retratándose en la taquilla.

Ojalá los toros salgan bravos y los toreros les puedan, que haya emoción en el ruedo y que se enaltezcan los valores de la fiesta, sólo así se recuperará el prestigio perdido y la afición regresará a los tendidos de “el Pinal”.

¡Suerte para toros y para todos!

Twitter: @Alex_Glz17.

@Taurinisimos 114 – Polémica Unión Picadores y Banderilleros – Pepe Luis Vázquez Hijo en Granada.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 16 de Junio de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Actualidad Taurina.

Polémica Unión de Picadores y Banderilleros caso Héctor Cobos en Madrid. Debate con el Subalterno en Retiro, Rafael Romero, invitado.

Imágenes de Alfredo Acosta, Vito Cavazos, Chato de Acámbaro y Efrén Acosta con los Victorino en Valencia en 2001.

Corrida de la Beneficencia en Madrid.
Triunfo de “El Juli” con toro de Victoriano del Río.

Recuerdo, Morante de la Puebla en Madrid, San Isidro 2001 Toro de Pérez Tabernero.

Producción: Miguel Ramos.
Operación: Abraham Romero.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 23 de Junio de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

La corrida (Miura) del deshonor

Rafaelillo y su Miura. Foto Manolo Briones para NTR Toros


Por Antonio Lorca.

Miura / Rafaelillo, Dávila, Pinar

Toros de Miura -segundo y quinto, devueltos-, desiguales de presentación, muy flojos, muy mansos, descastados y deslucidos; chicos los tres primeros. Primer sobrero, de Buenavista, soso y noble; el segundo, de El Ventorrillo, cumplidor en varas, noble y con clase en el tercio final.


Rafaelillo
: media estocada y dos descabellos (silencio); media trasera (ovación).


Dávila Miura:
pinchazo y estocada caída (silencio); pinchazo y casi entera (división de opiniones).
Rubén Pinar: dos pinchazos y estocada (silencio); estocada y cinco descabellos (silencio).


Plaza de Las Ventas
. Trigésima segunda corrida de feria. 11 de junio. Casi lleno (22.490 espectadores).

El primer toro tenía cara de chavalín; el segundo, era un compañero del cole, y el tercero, escurrido de carnes. Pero eso no fue lo peor. El segundo fue devuelto a los corrales porque a su cara de niño le añadía una evidente invalidez, lo que ya parecía una broma. Y el animal se marchó solo a los corrales, convencido, sin duda, de que había terminado el recreo. 

Los tres últimos parecían los padres de los primeros; aún así, quedó claro que la ausencia de fuerzas no era cuestión de tamaño, sino de familia. Esa y no otra fue la razón de que también acabara en los corrales el quinto, y a punto estuvo de seguir los pasos el sexto. Pero el reloj ya pasaba de las nueve y no era cuestión de prolongar el hastío.

Y hubo más: ningún miura mereció la pena en ningún tercio; muy mansos en los caballos, con la cara siempre por las nubes, desganados en banderillas, y sosos, descastados y deslucidos en la muleta.

En fin, que vaya cierre de feria, menudo colofón y deshonor para ganadería tan señera; un fracaso sin paliativos que no admite disculpa alguna. Imperdonable que salieran tres toros anovillados, y un negro borrón en la historia de la centenaria ganadería por el pésimo juego de la corrida.

Con tal material, es presumible que el festejo fuera desabrido y plúmbeo, a pesar de la buena voluntad de los toreros.

Una cerrada ovación sonó al final del paseíllo en honor de Dávila Miura. Merecidísima. El gesto de matar la corrida de su familia en situación de torero retirado que no se viste de luces desde los Sanfermines del año pasado es una heroicidad que el público le reconoció. Al final, no lidió ningún miura, pues su lote fue el devuelto, pero demostró que la experiencia es un grado y permanece en sus muñecas el sabor añejo del toreo. Se le notó, claro está, la falta de rodaje, lo que no impidió que trazara varias tandas de estimables redondos a su noble primero, con el que dio la impresión de no sentirse cómodo ni relajado. El mejor toro de la tarde -cumplió en varas, acudió en banderillas y derrochó clase en la muleta- fue el quinto. Muy lucido el comienzo por bajo, rubricado con un gran pase de pecho; varias tandas muy toreras con la mano derecha, faltas de ceñimiento, quizá; un manojo de bellos naturales; otra tanda con la mano derecha sin la ayuda del estoque y unos inspirados ayudados por alto pusieron el colofón a una labor criticada incompresible e injustamente por parte del público, en la que el torero -es verdad- no llegó a romperse como se esperaba.


Rafaelillo
se llevó un susto gordo cuando el cuarto le lanzó un derrote a su menudo cuerpo y le produjo puntazos corridos de carácter leve en el muslo izquierdo y la axila derecha. Era un buey con malas pulgas. Y con el primero -tan soso y descastado como noble- se sintió a gusto, como si estuviera firmando un armisticio, de tan cariñoso como era, aunque el calor de la amistad no llegó a los tendidos.

El más perjudicado, Rubén Pinar. Un lote imposible. Decidido y esforzado. Merece otra oportunidad.

Publicado en El País