Archivo de la categoría: PERIODISMO TAURINO

Lo que el Viento de Navarra Nos Dejó… Legislando entre Deportes y Toros.

A veces, Deportes y Toros se acercan pero, ¿Se juntan?

Desde hace tiempo el mundo taurino ha formado un frente común para rechazar –casi de manera unánime- el intento de implantar un nuevo reglamento que ordene los eventos taurinos en la Provincia Foral de Navarra, España. Aparentemente, las autoridades administrativas trabajaron en él silenciosamente y casi en penumbra, nada indica que hayan llevado a cabo ninguna consulta a profundidad entre los sectores afectados. Es decir, no se pidió parecer a quienes se supone saben más del asunto; estamos hablando de profesionales, ganaderos, empresarios, autoridades de plaza y asociaciones de aficionados. Si se hubiera aprobado con rapidez dicho “borrador” la sorpresa para los estamentos de la fiesta no sería menor a la imposibilidad de actuar una vez pasada la legislación.

Por Fabiola FloresDe SOL Y SOMBRA.

Se dieron voces de alarma, afortunadamente.

Y el entramado taurino ha reaccionado con menor o mayor rechazo a dicha propuesta de reglamento. Medios taurinos como programas de radio, televisión, portales virtuales o medios impresos se han dedicado a debatir y analizar dicha cuestión.

De entre las variadas voces que han expuesto su postura al respecto, nos llama la atención que algún periodista taurino -es decir, “especializado”- haya hecho uso de símiles entre la Fiesta de Toros y los eventos deportivos, llegando a decir que los deportes de alto riesgo, como el motociclismo o el automovilismo, se legislan por federaciones de entidad nacional y por lo tanto, las corridas de toros podrían regularse de igual manera.

Aunque a muchos aficionados a los toros nos parezca obvio que dicha comparación es imposible, existe un sector del público asistente a la plaza que a veces “trasplanta” y utiliza símiles deportivos –generalmente el fútbol- a las conversaciones taurinas. No es un fenómeno común pero es sintomático. Fuera de juego, si se me permite.

Por esta razón, nos hemos dado a la tarea de analizar las diferencias entre el deporte y una expresión cultural como lo es la corrida de toros. No intentamos llegar a conceptos revolucionarios de nivel académico, sólo apuntaremos diferencias esenciales. Ya existe un gran número de análisis profundos que explican la naturaleza de las corridas de toros como una manifestación cultural sumamente compleja. Sin embargo, parece ser que no existe todavía un estudio a fondo que la contraste con lo que la sociedad moderna denomina “deportes”, así, de manera general.

Al menos no tenemos conocimiento de ello.

Nos limitamos aquí a la tauromaquia de la plaza de toros, pues a pesar de que el mencionado nuevo reglamento también prescribía sobre los festejos populares, ésta es una tauromaquia que no nos es familiar. Los festejos populares son importantísimas manifestaciones culturales comunitarias y no estaría de más que quien los conozca a fondo pueda esclarecer sus diferencias con las prácticas deportivas.

Si cuando alguien suelte eso de “un motociclista también se juega la vida” la confusión pasa de largo, se habrá logrado algo con este texto.

Un buen punto de partida es apegarse a los clásicos. Teorías van y vienen, pero la definición que nos lego Sir Edward B. Tylor sigue teniendo una validez ampliamente aceptada, cultura es: “La cultura o civilización, en sentido etnográfico amplio, es ese todo complejo que incluye el conocimiento, las creencias, el arte, la moral, el derecho, las costumbres y cualesquiera otros hábitos y capacidades adquiridos por el hombre en cuanto miembro de una sociedad”.[1]

En un sentido amplio y simplificando un poco, podría decirse que la cultura se manifiesta como un modo de vida particular. Este incluye elementos como la religión, vestimenta, vivienda, relaciones de parentesco y rituales de paso. Dicho modo de vida se transmite de generación en generación a partir de un proceso de socialización que existe en el interior de cada comunidad. Por lo tanto, la cultura es relativa, puede diferir de una comunidad a otra aún cuando hablamos de unidades étnicas y geográficas más amplias, por ejemplo, una nación.

Las prácticas deportivas actuales, aunque algunos sostengan lo contrario, no son la manifestación de un modo particular de vida por antonomasia. Más bien es lo opuesto, tiende a “uniformar” a quienes lo practican. Miles de personas pueden vivir de manera diversa, en cualquier región del mundo -un país mayoritariamente musulmán, una isla caribeña, un poblado rural en China, etc.- pero al practicar un deporte se ven asimiladas dentro de un grupo homogéneo.

Deportistas que ejercen distintas prácticas religiosas, de lenguas diferentes, que conmemoran fechas y celebraciones particulares en su comunidad, a determinada hora del día pueden tomar una raqueta de tenis, unos palos de golf o un balón para practicar algún deporte y esto automáticamente lo vincula a alguien que se encuentra al otro lado del mundo.

Muchísimas veces, la procedencia familiar determina el acceso o la preferencia hacia ciertos deportes, pero no son comunes las longevas dinastías genealógicas que impongan su excelencia sobre un deporte en particular. Hoy en día es común, en el seno de cualquier familia, que un hijo se dedique al fútbol y otro tenga preferencia por la gimnasia.

El acceso a dichas prácticas dependerá de la infraestructura disponible, un factor que por entero depende de la capacidad económica con la que cuenta cada comunidad. En países del hemisferio norte es muy común encontrar campos de fútbol artificiales y cubiertos. En ciudades con climas más bien ecuatoriales existen pistas de hielo para practicar hockey, esto es posible gracias a tecnologías de gran coste económico. En cambio, el toreo sólo puede practicarse en lugares donde exista el toro de lidia y bien sabemos que sólo pervive allí donde se celebran corridas de toros.

Según A. P. Elkin, otra característica sumamente importante de una expresión cultural es que es el fruto de un largo proceso cronológico: “Es un caudal que se nos transmite desde el pasado a través de la estructura que forman los canales sociales, que le da substancia, sentido, significado, inclinación y propósito a las sociedades.”[2] Es decir, la cultura se construye con el paso de los siglos, no así las prácticas deportivas.

A pesar de que muchos de los deportes occidentales tienen sus antecedentes en las postrimerías del siglo XIX, curiosamente la Gran Bretaña es cuna de muchos de ellos, su consolidación y expansión irreversible tiene una fecha muy específica: se fortalecen bajo el orden internacional que surge al final de la segunda guerra mundial.

No es desconocido para todo aficionado taurino que la tauromaquia moderna es la consecuencia de un proceso de siglos, si somos estrictos y como ya se ha demostrado hasta el cansancio, atesora la herencia milenaria que baña a las costas de Creta.

De acuerdo a Rudolf Stichweh[3], catedrático de la Universidad de Bonn, sociólogo y experto en teoría de la sociedad moderna, la práctica deportiva se concentra en el cuerpo humano, es ejercido sólo por personas y Disuelve cualquier interacción en que intervenga un animal. Obviamente, la excepción serían todos los deportes ecuestres que, según Stichweh, cada vez se cuestionan más porque ante los ojos de algunos resultan ser maltrato animal.

El origen remoto de las actividades deportivas puede rastrearse hasta el medioevo, ya que las élites aristocráticas cultivaban el ejercicio del cuerpo como distracción o instrucción bélica. Además, esto implicaba la interacción con animales por y para cazar. La transformación social que surge en la era moderna y la hegemonía de la cultura burguesa occidental, logra disolver este binomio. La participación de animales no tiene cabida en los ámbitos deportivos actuales; las carreras de caballos y galgos tienen su nicho en otro renglón, uno que involucra a empresas dedicadas a correr apuestas y por lo tanto adquieren una naturaleza puramente lucrativa.

Stichweh hace hincapié en que cazar animales con el auxilio de otros animales no puede considerarse un deporte. Del mismo modo, “las peleas entre animales o entre hombres y animales (el toreo) no son considerados deportes”.[4]

Concretamente, el objetivo o finalidad de practicar un deporte es su ejecución en sí misma, es el cuerpo humano su principal protagonista. Es decir, competir en gimnasia no tiene otro objetivo más que el mostrar hasta dónde pueden llegar los logros físicos del cuerpo de un atleta; un campeón de natación tiene que lograr que su cuerpo sea el más rápido con respecto a otros.

Debido a esto, un sistema de registros rigurosos es esencial en la práctica de cualquier disciplina deportiva. Ningún deporte puede ejercerse sin tener un sistema preciso de registros: anotación de marcas, récords, pesos de competidores, tiempos cortos o largos, pendientes más inclinadas o pistas de mayor dificultad. Muchos de estos deportes se rigen por la comparación binaria por excelencia: ganar o perder; otros sólo cobran sentido en virtud de logros o metas, es decir, se logra un objetivo o no. Es el caso de realizar giros perfectos sobre el hielo o la altura que se logre saltar utilizando una garrocha.

A pesar de que las crónicas taurinas den cuenta de trofeos cortados por tal o cual matador, la mayor parte de la afición tiene presente que, muchas veces, eso no refleja la calidad y el nivel de la actuación de los toreros en la plaza. Hablando de corridas que no se han podido presenciar, los aficionados se consultan unos a otros con un frecuente: “¿Cómo ha estado Fulano?” en vez de preguntar por apéndices cortados. Aquí, la particularidad deviene del toro porque cada uno de ellos es diferente, por lo tanto los matadores no tienen que romper récords – aunque es cierto que tienen un tiempo limitado para finalizar la faena de cada uno de sus toros-.

El toreo no se hace a destajo, no busca acumular números; eso sería admitir que los que torean más son los mejores y es bien sabido que, algunas veces, no hay nada más lejano a la realidad. Cada torero expresa su arte de manera individual y a lo largo de su carrera forja una tauromaquia en particular. Si acaso, la “meta” sería alcanzar algo que sólo se intuye, algo que se describe como la “faena perfecta”; en este caso ya estamos hablando de un arquetipo ideal, etéreo e inalcanzable.

Algo que roza el ámbito del platonismo.

La mayoría de los deportes se constriñen a un grupo de reglas y normas muy claras, inamovibles; esto es lo que le da la posibilidad de ser practicado en cualquier lugar del mundo por quien acepte dichas reglas. Por eso suena absurdo saber de ocasiones en los que algún maratonista trata de hacer trampa tomando atajos -se ha dado el caso-. Nunca nadie será capaz de cuestionar la legitimidad de cualquier logro deportivo obtenido de manera legal, obedeciendo las reglas. De ahí el tamaño de los escándalos anti doping que han envuelto a deportistas de alto nivel.

La liturgia de la tauromaquia es de naturaleza completamente diferente.

Es fija e inamovible en ciertos sentidos: debe existir la muerte del toro, deben guardarse los tres tercios, hay maneras ortodoxas de ejecutar las suertes, etc. También es adaptable, se sigue el ritual pero el resultado nunca es el mismo. La liturgia tiene contempladas un buen número de variantes, algunos ejemplos: lo que debe hacerse con toros mansos que no se pican, como se debe seguir el orden de la lidia cuando ocurre un percance, segundos tercios fallidos, etc.

Resumiendo, la corrida puede adquirir desenlaces variados a medida que transcurre, no se ciñe a las reglas tan drásticas de los deportes. El colombiano Antonio Caballero, en su libro A la Sombra de la Muerte, lo describe mejor que nadie: “el toreo no es nunca una acumulación de azares. Es más bien lo contrario: el ordenamiento del azar”.[5]

Volvemos al análisis de Stichweh.

Un rasgo importante de todos los deportes modernos que conocemos hoy en día es que la competencia que requieren (ya sea del atleta contra sí mismo o un contrincante) no es en absoluto un ritual de ninguna naturaleza. Los deportes han dejado de ser rituales de paso o religiosos; es decir, no son elementos de una educación disciplinada que busque la expresión de valores morales, modos de vida o de pertenencia a una comunidad en específico.

Por el contrario, lo anterior es precisamente lo que da sustancia y significado a la Fiesta.

Un gran sector de las comunidades donde se celebran corridas siguen concibiéndolo como un ritual, un trance de suma gravedad e importancia por el que pasa un hombre. No cualquiera puede calarse un vestido de oro o plata y plantarse en la arena delante de un toro, el espectador que asiste a un coso reconoce sus propias limitantes en el arte de lidiar reses bravas. La corrida convierte al torero en una especie de héroe; sólo por medio de un ritual laico la comunidad le reconoce como tal.[6]

Lo anterior, si bien se piensa, es algo muy sui generis en el mundo occidental de hoy.

Habrá quien sostenga que un futbolista también es un héroe, para gustos los colores. El héroe taurino está muy lejos de ser lo mismo que un piloto de autos que arriesga la vida sólo por intentar dar vueltas a máxima velocidad. Cualquiera que tenga el apoyo de las compañías automotrices puede depurar sus habilidades para llegar niveles de competición mundial.

El torero, en cambio, puede tener a su disposición todas las condiciones materiales y apoyos necesarios que le encumbren en su carrera, sin embargo, puede no cuajar en figura del toreo. Ese es un lugar al que acceden sólo unos cuantos elegidos.

Lo anterior nos lleva a otra gran diferencia entre el deporte y el toreo.

El deporte es incluyente, abierto a quien quiera practicarlo.

Tan extendida es su presencia que a nadie le parece extraño que forme parte de los programas escolares en todo el mundo. Se le promueve desde la escolaridad porque implica beneficios de salud que cualquier sociedad busca fomentar. Actualmente, cualquier escuela que no tuviera ninguna infraestructura deportiva (así sea sólo un aro de baloncesto) nos parecería un error. Las personas con capacidades diferentes también practican deportes adaptados a sus condiciones específicas –personalmente, esto me parece estupendo.

Actualmente se realizan de manera paralela a las competencias olímpicas los juegos paraolímpicos. La práctica del deporte promueve la inclusión en todos niveles, es el caso de los maratones.

Por el contrario, la fiesta de toros reconoce la desigualdad de talentos individuales. Como ya lo hemos explicado, los toreros representan un número limitado de “elegidos”. Requieren no sólo aptitudes físicas incuestionables, sino además una capacidad mental y anímica por encima del grueso de los mortales. Lo anterior le permite analizar y resolver con claridad todo lo que sucede en la arena. El toreo no hace un “llamado” a quien no esté capacitado para ejercerlo, no es incluyente, no busca democratizar su ejercicio.

Por muchas organizaciones de aficionados prácticos que existan, sus miembros son felices quedándose en ese nivel; no exhiben sus habilidades frente a un toro y ante un público que ha pagado un boleto para un coso taurino de categoría. El aficionado compra una entrada en reconocimiento de algo que él no es capaz de hacer, implica respeto. Nadie acude a una corrida teniendo un enemigo común en mente, no existen ánimos de confrontación hacia un contrario (el caso del fútbol), jamás se escucharán cánticos contra el toro.

Se podrían seguir desmenuzando las diferencias entre las disciplinas deportivas actuales y la fiesta de toros, pero creemos que hasta aquí es suficiente. La corrida es una manifestación cultural limitada geográficamente a los países donde se cría el toro de lidia, resultado de un proceso de siglos. Lo otro, es una práctica social globalizada cuyo ejercicio tiende a uniformar, a borrar las diferencias intrínsecas que distinguen a una comunidad de otra.

Las administraciones y gobiernos pueden legislar sobre ambas, pero siempre tomando en cuenta sus diferencias. Tratar de implementar esquemas de regulación imitando, sin reflexionar, los de las federaciones deportivas es un obvio error.

La tauromaquia y el deporte son expresiones diferentes del espíritu humano, por si alguien se confunde.

Twitter: @Cassiel_28.

[1] Curso on line Universidad de Cantabria. Definición extraída de: http://ocw.unican.es/humanidades/introduccion-a-la-antropologia-social-y-cultural/material-de-clase-1/tema-2.-la-cultura/2.3-definiciones-de-la-cultura

[2] Elkin A. P. 1949. Man and His Cultural Heritage. Oceania. 20 (1): 1-28. Mi traducción

[3] Stichweh, Rudolf. Sport as a function system in world society. European Journal for Sport and Society 2013, 10 (2), 87-100.

[4] Ibíd. p. 91 Mi traducción

[5] Caballero, Antonio. A la sombra de la muerte. Ed. Turner, 1994. P. 104

[6] Natalia Radetich es la autora de un gran trabajo que analiza el toreo como ritual laico, publicado por Ediciones Bellaterra y que lleva por título Minotáuricas.

A ves, el deporte se inspira en los toros. Sergio Ramos a la verónica.
Anuncios

@Taurinisimos 111 – Feria de San Isidro, 2017. Gines Marín, Puerta Grande. Entrevista Luis Francisco Esplá.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 26 de Mayo de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Producción Miguel Ramos. Operación Abraham Romero.

Actualidad Taurina. Plaza de Toros Monumental de Las Ventas, Madrid, San Isidro 2017. Semana Taurina.

Puerta Grande, Ginés Marín.

Faenas de Sebastián Castella, El Juli, Antonio Ferrera, Alejandro Talavante, Diego Ventura, Jesús Enrique Colombo. Toro “Hebrea” de Jandilla, vuelta al ruedo.

Enlace Jonathan Aguilera desde Madrid, Periodista Taurino.

Entrevista Luis Francisco Esplá con Luis Ramón Carazo.

Recuerdo. 1997 José Tomás y “Corchito” de Alcurrucén, Puerta Grande. XX Aniversario.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 2 de Junio de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

@Taurinisimos 110 – Feria de San Isidro 2017. Talavante Triunfador. Leo Valadez en Sevilla.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 19 de Mayo de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Producción: Miguel Ramos. Operación: Abraham Romero.

Actualidad Taurina.
Maestranza de Sevilla
Novillos de Guadaira: J.E. Colombo, Leo Valadez y Toñete.

Entrevista: Simón Casas por Luis Ramón Carazo.

Feria de San Isidro.

Faenas de Morenito, Talavante, Curro Díaz, Castella y David Mora. José Garrido y Jiménez Fortes.

Recuerdo de Don Paco Baruqui.

Galería de Jorge Cuesta, Apoderado.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 26 de Mayo de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Entrevista – Luis Ramón Carazo conversa con Simón Casas. Madrid, San Isidro 2017.

La foto que siempre buscó, persiguió y logró. Simón Casas, al frente de Las Ventas.

La cita, Madrid, el lugar, Las Ventas y el hombre: Simón Casas. En su primer San Isidro, tan soñado y perseguido habla con Luis Ramón Carazo en pleno corazón del toreo. 

Por: Luis Ramón CarazoDe SOL Y SOMBRA.  Madrid.

En una de las citas taurinas con las que abre la gestión más desafiante e innovadora en el más clásico y tradicional de los seriales taurinos, Luis Ramón Carazo ha salido al encuentro de Simón Casas, siempre polémico, innovador y esperanzado en no solo dar la batalla taurina en Madrid sino llevar al espectáculo un punto más allá del mismo.

En pleno día de San Isidro la conversación se centra con el empresario y productor francés en la internacionalización de los toreros mexicanos y el respeto que por sí misma tiene la tauromaquia y los elementos que harán de este milenario espectáculo el más vigente aun el tiempo actual.

 

Conceptos, obra, razones y motivaciones muestra Casas en la apertura de su primer San Isidro en el que parece también le ha faltado tiempo y espacio para materializar el sueño diario de manejar la Monumental de Las Ventas.

Que es manejar cada día el tiempo del toreo mismo.

Aquí dejamos el testimonio taurino recogido por Luis Ramón Carazo, columnista siempre presente en nuestro portal.

Twitter: @Twittaurino.

@Taurinisimos 108 – Roca Rey en Aguascalientes. Goyesca y San Isidro en Madrid. Pepe Moral y Miura en Sevilla.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 12 de Mayo de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Actualidad Taurina.

Cierre FNSM Aguascalientes, 2017.

Enlace con Sergio Martín del Campo, crítico taurino.
Faenas de Roca Rey, Joaquín Galdós y Diego Sánchez.

Pepe Moral y “Amapolo” de Miura en Sevilla 2017.

Corrida Goyesca en Madrid. Urdiales y Ureña en Mano a Mano.
Apertura San Isidro 2017, faena de Javier Jiménez y La Quinta.

Producción: Miguel Ramos
Operación: Abraham Romero

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 19 de Mayo de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Lunes de @Taurinisimos 108 – Cierre Feria de Abril, Sevilla y San Marcos 2017.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del lunes 8 de Mayo de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Actualidad Taurina.

Cierre FNSM Aguascalientes, 2017.

Enlace con Sergio Martín del Campo, crítico taurino.

Corridas Feria de Abril, Sevilla 2017.

Recuerdo de Manuel Montoliú en su XXV Aniversario Luctuoso.

Faenas de Ferrera, Morante, Roca Rey, Castella y encierros de Jandilla, Victoriano del Río, Victorino Martín, entre otros.

Foto: Muriel Feiner.

Producción: Miguel Ramos.
Operación: Abraham Romero.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 12 de Mayo de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

@Taurinisimos 107 – Polémica San Marcos 2017 – Manzanares y Garrido en Sevilla. Victorino Vuelve.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 28 de Abril de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Actualidad Taurina.

Feria de San Marcos, Aguascalientes 2017.

Crítica a la mala presentación de la novillada y la corrida del 25 de Abril, Hermoso de Mendoza, Macías y Flores.

Análisis y enlace telefónico en directo con Ana Delgado.

Clip: Sevilla por Pepe Alameda.

Análisis Feria de Abril, Sevilla 2017.

Faenas de José Garrido, El Juli y José María Manzanares.

Previo Corrida de Victorino Martín en Sevilla.

Recuerdo Indulto de “Cobradiezmos” y Manuel Escribano.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 5 de Mayo de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Lunes de @Taurinisimos 106 – Adiós a Palomo Linares. Sevilla y FNSM 2017. Indulto Jaral Peñas.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 24 de Abril de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Producción: Miguel Ramos @migue_ramoss.

Actualidad Taurina.

En la muerte de Sebastián Palomo “Linares” (1947-2017) Clip “Nuevo en esta Plaza” Palomo en la Pintura. Controversia con Paco Camino.

Análisis oreja de Joselito Adame en Sevilla 2017.

Toros en Aguascalientes – Feria Nacional de San Marcos 2017:

Faenas de Morante, Arturo Macías, Luis David Adame con la corrida de Villa Carmela.

Corrida de Begoña con Fabián Barba, Manzanares y “El Payo”.

Corrida de Jaral de Peñas y polémica por el Indulto de “Don Julio” por Diego Silveti. Triunfo de Roca Rey y faena de Arturo Saldívar.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 28 de Abril de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo