Archivo de la categoría: El Juli

@Taurinisimos 96: Corridas del LXXI Aniversario en La México. Ponce, Morante y “El Juli”

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 10 de Febrero de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII. Producción: Miguel Ramos.

Invitado: Gastón Esquivel (@GastonEsquivel)

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2016 – 2017. LXXI Aniversario de la Monumental.

Análisis Corridas de Aniversario.

6 Fernando de la Mora, 6 para “Zotoluco”, que se despide, y Enrique Ponce en Mano a Mano.

6 Teófilo Gómez, 6 para Morante de la Puebla, “El Juli” y Luis David Adame, que confirma.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 17 de Febrero de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Anuncios

Drama contra Nobleza – Morante y “Juli” a Hombros en Sentido Aniversario.

Natural de Morante de la Puebla al castaño de Teófilo Gómez en el LXXI Aniversario de la Plaza México. FOTO: Emilio Méndez.
Natural de Morante de la Puebla al castaño de Teófilo Gómez en el LXXI Aniversario de la Plaza México. FOTO: Emilio Méndez.

En el día después, Morante y “Juli” tropiezan con la misma piedra y el mismo pie. Salen a hombros sin la sensación de haber superado una prueba real. En apariencia la corrida de Teófilo Gómez reprueba por cariavacada y anovillada, en el juego, salvo el reservón tercero, es un muestrario de falta de poder y escandalosa mansedumbre. Morante y su exquisitez rescatan al castaño cuarto rematando con tremenda estocada en la suerte natural. “Juli” se empeña en querer ganar a empujones al tercero y brinda memorable despliegue de recursos para extraer de un escandaloso y acobardado manso lo mejor posible. Luis David Adame, esperanzador pero aun muy nuevo, tristemente, se encuentra entre dos aguas. Precioso marco del Centenario de la Constitución y del propio Aniversario mal llevado en su forma por Autoridad y Empresa.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Plaza México.

Suena el Himno Nacional Mexicano en plena Plaza México.

Según la Ley, éste ha de ser ejecutado en un ambiente de solemnidad y en un acto de carácter, entre otros, cultural. Qué mayor acto solemne y qué mayor muestra de cultura puede haber sino una corrida de toros. Lo tristemente lamentable, ocurre también en Querétaro el viernes, es que la Empresa y la Autoridad de Plaza no anuncian con la importancia debida este tan especial e importante acto en pleno Centenario de la Constitución, tan ligada a la Plaza México que comparten nombre. Y fecha.

Por algo la corrida inaugural se dio en, martes, 5 de Febrero, 1946, el año.

Pero no pidamos tanto.

La Autoridad se vuelve a cargar la tarde.

Ahora no ha sido Jesús Morales, aunque usted no lo crea, sino la ramplona y poco taurina decisión de Jorge Ramos, primero, al reseñar y autorizar un encierro anovillado y lamentablemente cariavacado, claro, a los teófilos los han exprimido tanto que sale en México esa corrida que apenas pasa, la de la cara lavada y cabeza de vaca, tan floja que segundo y sexto de plano se echan.

Además, Jorge Ramos dilapida un episodio clave para la tarde al no devolver el inválido segundo. Morante y “Juli” apuestan por el toro aparente de muy poca casta y exagerada nobleza haciendo bueno aquello que esta última es, efectivamente, una sofisticada y dominante cualidad en los ruedos pero que muy frecuentemente manda todo el drama lejos de la corrida. Y esta es quizá el único pecado de la Corrida de Aniversario, la repetición del agotado modelo de Fiesta donde el toro deja de ser héroe, protagonista o antagonista a del festejo.

Se reduce a comparsa.

Así tenemos que las culpas ajenas, las ganas de devorarle como torero y forzarlo a un compromiso como este, entre cornadas y accidentes, con el menor rodaje posible y las imposiciones de sus consejeros, hacen a Luis David Adame acelerar su confirmación y ponerle a alternar con las figuras en una tarde trascendental. Y el chico hidrocálido está francamente ilusionante y esforzado.

Luce en los lances de recibo y en la zapopina.

Pero como de medias historias el mundo de hoy no entiende, Luis David deja escapar un triunfo clave tras pinchar luego de encontrarse con un muy fino y carente de remate toro de confirmación que tan solo pide aplicar el temple que el propio torero tiene.

Lo triste es que le impongan o intente copiar uno o dos estilos que se alejan de lo que él es y será como torero. Porque el teófilo pide distancia, largueza y temple, tres cosas que el hidrocálido muestra. Pero el chocante péndulo prologa un trasteo de mucha muñeca, de cintura quebrada, de muleta cuadrada y puesta, de incipiente pero al fin de ritmo, que pese a ser tan mal iniciado y tan mal finalizado, muestra en su médula muchas cualidades como el toreo al natural tirando del toro y los derechazos de buen pulso.

La espada empeora todo y deja el premio seco.

Urge alejarse, dificilísima tarea, siendo un toreo de línea natural, de las formas fraternas. El estilo es al torero y éste Adame tiene un tramo más que el hermano.

Al tiempo.

Morante choca con su propia decisión y el error de Jorge Ramos. El inválido e impresentable segundo estropea todo. Luego “Juli” y su necedad de arrebatar por arrebatar muestra una faena desigual con el más toro del encierro, el precioso “Muchacho” que embiste con emoción aunque con reserva al inicio de cada tanda y con el cual, lo mismo pega pases de lija y estropajo que en toda regla, principalmente, al natural sobre las rayas del tercio. Empeorando todo en el arrimón con los circulares invertidos y los telonazos alternados.

Y el numerito de siempre con la espada: bajonazo resulta.

Entonces sale otro anovillado castaño aldinegro con el que Morante debe construir todo un andamiaje. Desde sostenerlo en las verónicas apenas con un pedacito de capote donde todo el cuerpo desde la mirada hasta el reponer el terreno, torean. Luego el precioso remate dando ritmo para dejar en suerte al caballo y dar paso a tres chicuelinas y un recorte digno del bronce o del lienzo, con la plaza en plena esperanza.

Gustavo Campos saluda y deja caliente el ambiente.

Morante entonces, confiado en sus mejores virtudes le brinda al toro lo que su sosería le quita: inicia como antiguamente, pegado a las tablas y por arriba. El aire llega al toro y pese a su falta de casta es toreado de maravilla, con la suerte muy medida, cuidando su tranco, corriendo la mano y cambiándose por arriba y por delante para un deletrado pase de pecho y así prosigue en nueva tanda derechista con el todo muy en la muleta y con una expresión nobilísima.

Acude el astado por el lado izquierdo, cansino y agobiado, Morante sus derechazos con el agua del botijo que hacen al toro andar a partir del cite casi a media altura, planchadísima la muleta y todo su ritmo de cintura sostienen al toro que apenas y puede. Luce Morante y busca asegurar la faena con una tanda final, cambiado el ayudado, casi de frente, cada natural es el milagro de brindar fuerzas al que no las tiene y posiblemente ha puesto al trasteo en posición de la segunda oreja.

Que llega gracias a la que, muy posiblemente, sea la estocada de la Temporada.

En la suerte natural, un volapié con tal despaciosidad que la suerte de estoque se convierte en un cuadro más de los muchos que deja el de Sevilla en una Temporada tremenda y en una faena que, sin el drama o la apoteosis de diciembre, reafirma su sitio y su paso por México. Morante es ya un esencial.

Leves protestas y aclamada vuelta.

Entonces “Juli” ajusta la revolución de su máquina.

Y acaricia al quinto, otro muy anovillado astado que toma flojamente el engaño desde salida que casi no es picado y que pasa en las muy ligeras y sutiles cordobinas, así como en la muy toreada lopecina que enciende a la gente.

“El Juli” domina y traza la reacción del tendido.

Así nos encontramos con el péndulo y los muletazos que hacen al toro, pese a humillar y tener cierto son, rajarse. Entonces, tras los derechazos largos y sin brusquedades, “Juli” se cambia de mano y ofrece el engaño para que el de Teófilo ahora se acobarde

Pase natural de Luis David Adame al toro de su confirmación.
Pase natural de Luis David Adame al toro de su confirmación.

terriblemente y eche para atrás de forma escandalosa, el torero se da la tarea de, en redondeces, inventarse una gama de recursos, invertida la arrucina, la capetillina, los molinetes y circurret para ligar, no dejar escapar al toro y volcar a la Afición.

“El Juli” domina, el astado reacciona favorable ante la muleta y la Afición, tan ávida de ver más y más, hace a la faena, meritoria por su aspecto técnico, elevarse a un espacio insospechado por tanta mansedumbre del toro, solo el buen toreo ha logrado el milagro. Desdén de lujo es el remate.

Pero el drama se escapa.

Con el molesto brinco y el pinchazo.

Luego la estocada, las dos orejas y el desastre de Jorge Ramos. Primero las dos orejas de salida y posteriormente la más absurda vuelta al ruedo como homenaje a un manso, sí, lee usted correctamente, un manso casi de carreta.

Pero así anda el Palco, sin vista más allá del jolgorio.

Entre Morales y Ramos tenemos la yunta de Silao, dirían los antiguos en el Toreo de la Condesa: “Tan malo Garza como el Soldao”.

En fin. Luis David a veces se entiende, a veces no con el debilísimo sexto y el peligroso y manso séptimo de regalo. Donde no hay mucho que hacer. Pena porque este torero está para tomar ritmo y marcar distancia de todos. Sin suerte solo queda esperar todo un ciclo más para que regrese a La México.

Lo que nos preocupa es que la vuelta del toro serio y del drama que trae consigo al enfrentarse a la mayor capacidad taurina en La México puede que haya sido solo la excepción más en un tiempo en que la nobleza le ha ganado a la bravura y la omisión de formas a la torería.

Solo esperamos que de las dos jornadas de aniversario gane en el contraste y en la prueba del tiempo la del mayor merito.

Que en los toros y en el arte siempre es lo que más perdura.

Texto: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2016-2017. Domingo, Febrero 5 de 2017. Décima Cuarta de Derecho de Apartado y Segundo Festejo del LXXI Aniversario de la Monumental. Más de Dos Tercios de Plaza en tarde muy agradable. De nuevo mala iluminación de la Plaza pese a nuevos reflectores.

Durante el paseillo un conjunto charro paseó el lábaro patrio y, previo a romper el paseillo de las cuadrillas, la Banda de Música ejecutó solemnemente el Himno Nacional Mexicano en conmemoración, lamentablemente no anunciada por la Empresa, del Centenario de la Promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en momento histórico y altamente conmovedor con todos los actuantes, como corresponde, debidamente destocados. Mal el tercer espada al saludar civilmente a la bandera durante la ejecución del Himno Nacional en contravención a la Ley de la materia.

7 Toros, 6 de Teófilo (Divisa Celeste, Plomo y Blanco) Cariavacada en lo general. Anovillada y mansa, carente de fuerza y sosa, con excepción del muy serio y hermoso tercero, reservón pero con emoción en la embestida, el resto muy flojos, debió ser devuelto el corrido en segundo lugar, soso aunque con recorrido el cuarto y manso acobardado con cierto recorrido en la muleta el quinto homenajeado escandalosamente con la vuelta al ruedo. Destaca el lidiado en primer lugar pese a su falta de fuerza; y 1 Fernando de la Mora (Divisa Amarillo y Blanco) lidiado como sobrero, serio y con edad pero manso aunque embistiendo a la muleta por pitón derecho.

El tercer espada confirmó su alternativa con el cárdeno “Cantabro”, número 323 con 476 kgs., de la ganadería titular.

Escandalosamente fatal la Autoridad al ordenar el homenaje mencionado sin procedencia ni razón alguna y al no expresar claramente la ceremonia de Conmemoración del Centenario de la Constitución en el Paseillo.

Morante de la Puebla (Catafalco y Oro) Silencio y Dos Orejas con Leves Protestas. Julián López “El Juli” (Teja y Oro) Saludos y Dos Orejas. Luis David Adame (Blanco y Oro) que confirma la alternativa, Saludos, Silencio y Silencio en el de Regalo.

Primer y segundo espada salieron a hombros.

Saludan en el tercio Christian Sánchez al banderillear al tercero y Gustavo Campos al banderillear al cuarto, a la brega, destaca Álvaro Montes.

Cordobina de
Cordobina de “El Juli” al quinto toro de Teófilo Gómez. FOTO: Emilio Méndez.

@Taurinisimos 95 – PREVIO Corridas Aniversario LXXI @ La México. Invitado @FiesPaz.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 3 de Febrero de 2017. Conducen Miriam Cardona (@MyRyCar) y Luis Eduardo Maya Lora (@CaballoNegroII).

Producción: Miguel Ramos
Operación: Abraham Romero

Invitado: Leonardo Páez (@FiesPaz)

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2016 – 2017. LXXI Aniversario de la Monumental.

Análisis Previo Corridas de Aniversario:

6 Toros, 6 de Fernando de la Mora para “Zotoluco” que se despide y Enrique Ponce.

6 Toros, 6 de Teófilo Gómez para Morante de la Puebla, “El Juli” y Luis David Adame que confirma la alternativa.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 10 de Febrero de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinisimo

Plaza México Temporada Grande 2017: Carteles LXXI Aniversario – La Medianía y la Esperanza

Los Carteles de La México están aquí… para juicio de todos.
Los Carteles de La México están aquí… para juicio de todos.

De nuevo a medias, con retraso, dejando pasar el tiempo y la emoción de la ilusión y el tan necesario misterio que debe rodear todo acontecimiento taurino, la nueva Empresa de la Monumental presenta su “otra” Temporada Grande casi desde la sombra. Conste que hay carteles que pueden valen y mucho la pena, pero igualmente la mediana de la mediocre repetición de combinaciones ya vistas hasta la saciedad hacen cuestionar la gestión desde el punto de vista artístico y de manejo taurino. Sin respuestas, sin eco mediático, con dos tuitazos y listo, La México busca salir del rezago, cambiando horarios, ajustando precios y con las figuras por delante, dejando, por otro lado fuera al recuerdo y remembranzas taurinos, a Fermín Riviera y, sobretodo, dejando suelta la principal pregunta… ¿Y el Toro? 

Por: Luis Eduardo Maya Lora De SOL Y SOMBRA. Especial.

Sinceramente no podíamos esperar más de la Empresa.

No parece ser el brillo de las ideas o la luz de la imaginación su mayor distintivo porque con la estructura que cuentan todo parece un ejercicio de copiar y pegar. No me refiero solo a los carteles en el fondo sino en la forma de comunicarlos.

Nadie pide tampoco esas comidas de antaño, con mariachi y todo.

Esa época ya pasó.

Sino una estrategia de comunicación, con lo que se tenga, más efectiva. Dos tuitazos y una entrevista tradicional es lo único que La México trae a la mesa.

Es extraño ver como tal estrategia, si la hay, se basa en el mutismo en no explicar ni vender mayor y correctamente los esfuerzos, pocos o muchos, que trae la segunda parte de la Temporada. Esto incluye dejar el misterio que rodea a todo cartel taurino de lado, más en una Plaza de Temporada. Sinceramente, adelantar los carteles tan drásticamente no queda tan bien en una Plaza que, volvemos a lo que decíamos en Octubre, no es una Feria.

Adicionalmente, da la impresión que la Empresa y su cara visible no se siente cómoda sino  ante oficialismo tradicional mediático, muchas veces servil. No hay la intención de ir más allá o de promoverse en otros medios. Tristemente esto es perder terreno, no suena La México, no se promueve, no compra espacios…

Cae en el polvo del olvido.

Cede a la embestida externa.

Y esto se liga a una comunicación centrada únicamente en promover un mes de toros, menos apretado que la vez pasada pero que entra con retraso y a destiempo puesto que deja pasar dos domingos que pudieron haber ocupado espacio en medios y traído ruido al alicaído ambiente taurino,  empezando por el recuerdo de “El Pana”, diez años después de “Rey Mago” y “Conquistador” No hay memoria taurina. Ya sabemos, habría sido tal guiño el gesto taurino, unificador que habría hecho homenaje justo a un histórico de esta plaza.

Una Placa y su consiguiente acto era lo adecuado.

Pero lo imperdonable es no arrancar el día 15.

Porque la noticia de que los domingos vuelven en exclusiva, que la corrida es media hora más temprano habría sido mucho mejor recibida con un cartel de menos relumbrón y más sinceridad, es decir, hechos mayormente que palabreo, algo así como un aperitivo a los demás carteles este mismo domingo.

Falta sensibilidad.

Que domingo sin toros no es domingo…

Y otro elemento punto más que imperdonable. Más allá de cualquier consideración de gusto personal, la ausencia de Fermín Rivera refleja la pieza faltante que hace al conjunto de los carteles tropezar. La no inclusión de Fermín refleja que la Plaza México no representa los intereses de la Afición que, básicamente, no es otro que vivir la Fiesta con la mayor plenitud posible.

Tal como el momento que vive Rivera.

Porque no ha sido por no cortar orejas, de ser así ni Roca Rey, que en La México no ha demostrado ser la figura que promete, ni Arturo Saldívar, que pinchó su dignísima actuación ante el encierro de José Julián Llaguno, estarían programados. La Empresa no quiso darle a Rivera la tercera tarde pues se “desigualaría” de los demás, salvo “El Payo” La México hoy, queda demostrado, no entiende que para torear en enero y febrero debe pesar la categoría, el momento de cada torero más que la numeralia.

Y Fermín pudo tener sitio, incluso en la sexta, ese tan ilusionante encierro de Jaral ganadería con la que Rivera ya triunfó en La México y en la fecha que puede traerse mayor entrada. En contraparte, Fermín debe ser, ya mismo, su propio Juez, no dejar el veredicto de su destino en manos ajenas… Y aun lo puede tener si aprieta más desde ya, si pasa por las batallas sin tomar prisioneros y si La México se concientiza que tanto el torear como hacer carteles no es algo cosa de reducir todo a un solo grupo al que se cobija.

Si se quiere abandonar la medianía.

O a la monotonía.

Porque, igualmente, dejar fuera a Talavante, ni más ni menos, por ya no estar apoderado por el grupo, no es de buenos taurinos. Al contrario, es otra tauro cobranza que termina por pagar la Afición respecto de un torero que quizá tenga mayor conexión con el público que Perera.

Primer cartel y primer repetición. Vuelven Perera y Sánchez, ahora con Montecristo.
Primer cartel y primer repetición. Vuelven Perera y Sánchez ahora con Silveti, ahora con Montecristo.

Con el respeto debido, la ociosa repetición de las fórmulas PereraSánchez y CastellaPayo no viene bien a la Temporada, un simple cambio de posición y la cosa cambia por completo. Cierto es que hay esperanzas en la corrida de Montecristo pero las luces se centran más en la de Los Encinos. Injustamente postergada, revivida para bien en esta Temporada.

La Afición podría volver y meterse a la plaza si, de fondo, la Empresa no equivoca en lo clave que es el toro. Hasta el momento de que la Empresa logre convencer, apoyándose en la Autoridad, de la necesidad de un cambio sumamente necesario en la actitud de los toreros españoles, la duda que reina en la Plaza México seguirá indefinidamente.

Cuando el taurino duda en ir a la Plaza es generalmente porque algo falta en el toro.

En La México, durante la primera parte de la Temporada, reinó la desigualdad.

Y además de ya tener que ver estas ganaderías hasta la saciedad, otra vez, pesa la sombra del anovillamiento y la ya explorada aburrición de la mansedumbre y la sosería. Es por ello que debe la Monumental garantizar, no solo quejarse, de lo difícil que es encontrar corridas ene el campo puesto que quedarán desmentidos si, como se confirma, en febrero y marzo llega el torismo a la Monumental en un posible tercer tercio de la Temporada.

Incluso se habla de una corrida de Piedras Negras

Es por ello que esperanzados estamos de que en el fin de semana de Aniversario -aquí sí debieron ser tres festejos como en diciembre- las figuras no tropiecen de nuevo con la misma piedra y con el mismo pie. La llegada de Enrique Ponce debió ser el 5, fecha  a la que él ha hecho grande y en la que, a pesar de todo, “Zotoluco” debió despedirse, a pesar de todo ocurre con uno de los encierros con los que mejor se ha entendido Ponce en nuestras plazas.

Fernando de la Mora y Enrique Ponce es una combinación altamente exitosa.

Tal como ocurrió en Aguascalientes en 2005 y ese mismo año en La México, la tarde de su primer rabo, aquella corrida grande que funcionó e inauguró una gran época de este hierro puede que traiga la suerte de ver a Ponce una vez más en el epicentro de su triunfo, La México.

Pero no queda todo aquí.

Morante luego del grandioso episodio guadalupano, con Xajay excluida, se empecina en Teófilo Gómez para el cartel grande, el domingo 5 de Febrero y en el centenario de la Constitución. Pone en juego su suerte, como en Febrero de 2007. Lo malo es que lo hace a lado de “El Juli” y todo el equipaje que lo acompaña, difícil siempre para un torero como Morante alternar con el madrileño.

Puede con ello, porque arte mata todo pero, hay que decirlo,  la Autoridad, si la Empresa no lo hace, debe de apretar a “Juli” desde los sorteos para que el piso esté parejo. En medio de eso Luis David Adame al fin llega para confirmar, como Garibay en 2001, al máximo escenario y en la máxima fecha, puede ser la fecha necesaria para proyectarse mayormente.

Ojalá todo esté en su sitio.

Pese a la ya apaciguada polémica de la Ley de Espectáculos vigente que sigue transgrediéndose.

La mayoría espera que Barralva, tras varios escándalos, esté a la altura de Paco Ureña y el murciano, como el ausente tristemente Diego Urdiales el año pasado, a la altura del hecho. Puede que así lo sea, este cartel puede ser de muy alto vuelo y emoción con el renovado Arturo Saldívar la siempre disposición férrea de Sergio Flores.

Diez corridas después, al fin regresa.

Y chocante  vuelta de Joselito Adame tan cuestionable como el sitio que muchos creen que tiene.

O les conviene que tenga.

Su encerrona algo deja claro: el trono está vacío y quizá en tal día pueda marcarse la diferencia si es la cualidad la que se impone para cerrar al final el cartel con el contraste entre el oficio y el arte bajo la buena o gran entrada que esperamos pueda traer Hermoso de Mendoza. Importante la corrida de Jaral de Peñas que será seria y sabemos que podría ser brava, ojalá el cerrojazo remate una segunda mitad que esté a la altura.

Pero alguien me decía en la Navidad de Uriangato que realmente nadie sabe las causas por las cuales la gente “ya no va a los toros” Una bien puede ser la monotonía. Siguen la variedad y la imaginación muy perdidas, casi todos los años torean los mismos toreros a los mismos toros, en las mismas fechas.

Dice un titular aquí en De SOL Y SOMBRA: “La ‘Selfie’ de Todos los Años”

Y es acertado.

Otro tema son los precios, hay un ajuste, casi una vuelta al pasado, solo en mes y medio sabremos si esto ha tenido o no un efecto sobre la Afición y en qué sentido.

Por ello, una corrida de toros, siendo eso, en la presencia, con toreros de esta calidad no puede quedarse en la paradójica simpleza de repetir lo ya visto, enfrentar el juego en una situación distinta con los mismos argumentos, esperando un resultado diferente.

Recuerdo que mucha gente decía que la única virtud del cine de Roberto Gavaldón se basaba en repetir hasta la saciedad las escenas. Hasta que el corte quedara listo.

No se puede esto en el toreo.

Es un arte que no deja lugar para la duda.

Los toros son un arte, su conformación otra.

Y en ella queda la Afición, derrochando su pasión, por increíble que parezca, por el arte taurino, esperemos, tarde con tarde, que el ajuste de formas sea suficiente. Nosotros notamos falta de presencia y de nuevo omisión de formas para con la Afición y el interés propio del espectáculo taurino.

Pero lo que digamos nosotros queda a un lado.

Realmente esperamos, tal como su magnífica respuesta anteriormente (https://desolysombra.com/2016/11/04/plaza-mexico-temporada-grande-2016-2017-carteles-entre-prisas-y-carreras/ ) sus comentarios a los carteles a continuación listados:

  1. DOMINGO 22 de Enero: 6 Montecristo, 6 para Miguel Ángel Perera, Juan Pablo Sánchez y Diego Silveti;
  2. DOMINGO 29 de Enero: Un toro para rejones de El Vergel para el rejoneador Jorge Hernández Gárate y 6 Los Encinos, 6 para Sebastián Castella, Octavio García “El Payo” y Andrés Roca Rey
  3. SÁBADO 4 de Febrero: 6 Fernando de la Mora, 6 de Eulalio López “Zotoluco” que se despide y Enrique Ponce. Mano a Mano;
  4. DOMINGO 5: Corrida del LXXI Aniversario. 6 Teófilo Gómez, 6 para “Morante de la Puebla”, Julián López “El Juli” y Luis David Adame que confirma alternativa;
  5. DOMINGO 12: 6 Barralva, 6 para Paco Ureña, que confirma alternativa, Arturo Saldívar y Sergio Flores; y
  6. DOMINGO 19: Dos toros para rejones de Los Encinos para Hermoso de Mendoza y 6 Jaral de Peñas, 6 para Joselito Adame y dos triunfadores de las anteriores corridas.
  7. DOMINGO 26: 6 de La Estancia 6 para Ignacio Garibay, Arturo Macias y Fermín Rivera. 

Seguiremos atendiendo todos sus comentarios, con respeto y taurinismo, ya que solo la Afición taurina puede devolver al espectáculo sus mejores virtudes.

Suerte para todos.

Twitter: @CaballoNegroII.

Los precios el ajuste llega, salvo en las barreras. ¿Llegará la Afición?
Los precios el ajuste llega, salvo en las barreras. ¿Llegará la Afición?

PLAZA MÉXICO: Temporada Grande 2016-2017 CARTELES – Entre Prisas y Carreras.

Javier Sordo, primer año, primera Temporada Grande. Foto: TAR.
Arq. Javier Sordo, primer año, primera Temporada Grande. Foto: TAR.

La  presentación de los carteles rompe la tradición y con el pasado que por oscuro y mal hallado parece ser el único objetivo que tienen las formas de la nueva era: olvidar lo de antaño. Además las nuevas formas exigen hablar bien de todo, no cuestionar. Lo único malo, más allá de que si en un mes puede caber casi todo el derecho de apartado, es que al intentar romper con lo anterior, la nueva era vuelve a caer con lo que trata de romper, la falta de apuesta por un toro diferente al de ayer, es decir, con la prisa de acabar antes, La México puede tropezar de nuevo con la misma piedra… y con el mismo pie.

Por: Luis Eduardo Maya Lora De SOL Y SOMBRA. Especial.

Sentaos taurinos y diletantes.

Calma, que las cosas en el toreo deben ser despacio. Ni con “ganas de reventar” como dicen los que saben porque “nada les embona”, dice la más corriente de las corrientes taurinas, sino solo ideas plasmadas con ganas de recordar la grandeza del arte del toreo y reflexionar sobre su futuro, que nos compete a todos.

Pensar, sí, complicada actividad para el oficialismo militante y la patronal taurina.

Pero antes de pensar, pasemos a imaginar.

Recordemos a Alameda:

“Con amplitud de Palacio y rigor de minutero//Debe ajustar el torero su tiempo por el espacio.//Ni de prisa, ni despacio y un tanto como al azar//Al aire de su persona, como Fuentes y Gaona, maestros del buen andar.”

Seguramente Don José, con su poético actuar, palpaba que las prisas son tan malas como la falta de espacio al andar. Fuentes y Gaona, quizá dando la vuelta al ruedo es la muestra taurina superior. Y al torear, no lo es menos, amplitud es necesaria para no apresurar. Liguemos entonces este su “Seguro Azar” del toreo con su manera tan particular de explicar la distancia, su célebre “un paso al frente y puede morir el hombre, un paso atrás y puede morir…” el arte de torear, para Alameda, ha de ser tan preciso como el (seguro) azar.

“Saber ver, saber estar…”, prosigue.

Es decir, todo en los toros tiene su distancia, ni más lejos ni más cerca, su sitio.

Y pongamos las cosas en el sitio correcto.

Más allá de formas, con las que no comulgamos, a la Temporada le falta espacio para respirarla y sentirla, semana a semana. La Plaza México quita su histórica tipografía de los carteles. Sobra amontonamiento en los carteles que puede agotar al aficionado mental y económicamente, requiere un mejor horario para que no llegue pronto el frío y, si los toros fallan, la aburrición. Sobra grandilocuencia y faltará grandeza si las entradas los días seguidos son seguidamente medianas.

La México no es para fines de semana con sabor a Feria.

Sumemos las novilladas y desde el viernes hay actividad.

En las formas, tan importantes, es omisa la Plaza México en nombrar a las cosas como son o quitar de los carteles la palabra “show”. No imagino a Don Antonio Ariza en aquella época taurina del ayer, llamar a un atractivo adicional, una cuadra o espectáculo ecuestre, de tal modo.

Tiempos modernos.

O no anunciar los toros por delante.

Esta omisión no podemos obviar, debemos cuestionarla porque es la más grave de todas, deja muestra de lo que la empresa ofrece en realidad, toreros. Solo que, quitando a José Julián Llaguno y, quizá, a El Vergel, los encierros son tan de poca esperanza que el toro, factor de cambio necesario, para romper con lo malo realmente del pasado, sigue estando en un segundo plano.

Si ustedes analizan cada encierro, desde Bernaldo de Quirós hasta Julián Hamdan, pasando por Teófilo Gómez y San Isidro, la programación de los encierros son la repetición del ayer, que por trillado, manso y descastado, no alientan ningún tipo de esperanza. Quiere decir que una mano de gato, un cambio en la decoración y la irreverencia en la forma taurina, solo hacen cambiar lo desechable, dejando intacto lo realmente esencial.

Y es innegable, a menor toro mayor toreros.

Cuando una Temporada Grande lo es por sí, no requiere inventarse una leyenda tan distante de lo taurino como “pasión hecha a mano” para saber que el arte no se “hace” y que la nueva cara de la Plaza México solo cambia de piel, pasa a cirugía estética sin hacer el cambio de sangre, la renovación en toros, principalmente, tan necesaria. Es más, varias de las combinaciones de toros y toreros ya las hemos visto en la propia Plaza México, a petición de parte diríamos cuales, porque son un puñado.

Y no nos sorprenderá que las corridas pasen la asignatura del trapío, no es favor, es obligación porque, no olvidemos, los precios suben y la Afición tiene la obligación, ya que el oficialismo informativo no puede serlo, de ser siempre exigente. Veremos si realmente, con edad y presencia ofensiva, pueden embestir, veremos que tan bien la Plaza México, ya sin la guerra fría contra su rival reciente ETMSA, hizo los deberes y reseñó a tiempo.

Si repite la formula autocomplaciente, la Temporada se caerá por lo más delgado: Los encierros, ojalá nos equivoquemos.

Pero lo inconcebible son las prisas, el amontonamiento de las fechas, la inexplicable aparición única de Fermín Rivera y Juan Pablo Sánchez, la injustificable aparición de Ginés Marín, Gerardo Rivera y Diego Sánchez, la innecesaria repetición de Fermín Espinosa “Armillita” IV y el forzado doblete de Luis David Adame. Porque quizá es uno de los más esperados pero, la vida no se agota en un solo acto.

Tal como parece que José Adame puede agotarse en la encerrona del doce de Diciembre, tal como lo vimos en Aguascalientes en Abril de 2015. Un torero que no cuenta con el máximo cartel a pesar de las orejas que ha cortado y que es un caso claro del torero de hoy: técnico por definición, artista por excepción. Veremos si al torero le alcanza esta gesta, primero para llenar la Plaza, el primer toro a lidiar en toda encerrona.

Considerando todo un mes de corridas de toros, esperemos, a cuestas.

Cómo brindar interés en las primeras doce sin tres de los cuatro ases del toreo: Ponce, José Tomás y “El Juli”, solo Morante está, otra vez, con los teófilos para variar un poco la costumbre. Dicen que están firmados, que como aquel toro de Xajay, serán “Pa’Enero” pero es muy posible que el bolsillo del aficionado aguarde precisamente para cuando estos vengan, antes no.

Quizá por ello no se hace oficial si habrá o no, televisión, en vivo y en directo.

Error si no se hace.

Y, nos pregunta la Afición, ¿Qué hay sobre la prohibición de carteles con mayoría extranjera? Nosotros contestamos como taurinos. Son perfectos, salvo por el integrante mexicano de cada uno de ellos y, a su vez, analizamos la Ley de Espectáculos: el anuncio es a favor del espectáculo pero contrario a derecho.

Esto no es cosa de pagar una multa, sino que la Delegación puede actuar tal como lo hizo en 2007 cuando Clausuró la Plaza, defendiendo y ganando el famoso amparo 1594/2007 del Juzgado Duodécimo del Primer Distrito en Materia Administrativa, concluyendo que aquel Artículo 47, en aquel entonces no restrictivo, era constitucional, hoy que mayormente lo es, con mayor razón.

La Ley es dura pero es la Ley.

No nos gusta la inflexibilidad tampoco nos gusta la transgresión a la Ley.

Pero nos gusta el toreo y aquí estaremos, los viernes de novilladas, los sábados de corridas, los domingos por regla y el lunes guadalupano, como está en nuestra sangre.

Así pienso yo, Así, ¿Lo creerá el resto de la Afición?

Esperamos sus comentarios a los carteles a continuación listados.

Suerte…

Twitter: @CaballoNegroII.

La otrora "Regia Inauguración" como premio, Bernaldo de Quirós.
La otrora “Regia Inauguración” ahora en sábado y como premio, Bernaldo de Quirós.
Xajay llega para los dos Adame y Roca Rey.
Segunda de Temporada, al día siguiente, Xajay llega para los dos Adame y Roca Rey.
Al fin, José Julián Llaguno vuelve a la Plaza México en el año de la partida de Don José Julián.
Tercera de Temporada. Al fin, José Julián Llaguno vuelve a la Plaza México en el año de la partida de Don José Julián.
La incognita sobre El Vergel, en su presentación en Temporada Grande.
Cuarta de Temporada. La incognita sobre El Vergel, en su presentación en Temporada Grande en la tristemente única tarde de Fermín Rivera y la confirmación de José Garrido.
quinta-corrda-3-diciembre
Quinta de Temporada. Castella y El Payo con una de sus ganaderías predilectas en la segunda aparición del joven Adame.
Una ganadería con varios petardos encima para una terna desigual.
Sexta de Temporada. Una ganadería con varios petardos encima para una terna desigual con la única e inexplicable tarde de Juan Pablo Sánchez..
Choque entre Castella y Talavante a la espera de Montecristo.
Séptima de Temporada. Choque entre Castella y Talavante a la espera de Montecristo.
Octava de Temporada. Barralva para el Payo, una vez más en la segunda tarde de Roca Rey y la única de Silveti.
Octava de Temporada. Barralva para “El Payo” una vez más,  la segunda tarde de Roca Rey y la única de Silveti.
Novena de Temporada. Vuelve Morante tras el año pasado, con Teófilo de nuevo y en el encontronazo con Manzanares. Inexplicable la confirmación.
Novena de Temporada. Vuelve Morante tras lo del año pasado, con Teófilo de nuevo y en el encontronazo con Manzanares. Inexplicable la confirmación.
Décima de Temporada. La encerrona catorce de la historia en lunes guadalupano para José Guadalupe Adame.
Décima de Temporada. La encerrona catorce de la historia en lunes guadalupano para José Guadalupe Adame.

Todos los festejos a las cinco de la tarde.

CARTELES DE ANIVERSARIO 

photo_2017-01-13_15-38-39
Los Carteles de La México están aquí… para juicio de todos.

Esta es la cartelera para la segunda parte de la temporada, para mayor información siga este link: Corridas de Aniversario

  1. DOMINGO 22 de Enero: 6 Montecristo, 6 para Miguel Ángel Perera, Juan Pablo Sánchez y Diego Silveti;
  2. DOMINGO 29 de Enero: Un toro para rejones de El Vergelpara el rejoneador Jorge Hernández Gárate y 6 Los Encinos, 6 para Sebastián Castella, Octavio García “El Payo” y Andrés Roca Rey
  3. SÁBADO 4 de Febrero: 6 Fernando de la Mora, 6 de Eulalio López “Zotoluco” que se despide y Enrique Ponce. Mano a Mano;
  4. DOMINGO 5: Corrida del LXXI Aniversario. 6 Teófilo Gómez, 6 para “Morante de la Puebla”, Julián López “El Juli” y Luis David Adame que confirma alternativa;
  5. DOMINGO 12: 6 Barralva, 6 para Paco Ureña, que confirma alternativa, Arturo Saldívar y Sergio Flores; y
  6. DOMINGO 19: Dos toros para rejones de Los Encinos para Hermoso de Mendoza y 6 Jaral de Peñas, 6 para Joselito Adame y dos triunfadores de las anteriores corridas.

NOTA De SOL Y SOMBRA:

Convocamos a la Afición, tal como amablemente hicieron en el anuncio del Elenco a hacer notar su voz y opinión contestando el correo para los suscriptores o dejando comentario debajo de esta entrada.

Agradecemos su atención.

Atte.

De SOL Y SOMBRA.

 

Con José Tomás, el toreo saca músculo en San Sebastián

​ 

El 11 de agosto de 1998 el viejo Chopera lloraba en los terrenos de Anoeta. Estaba pisando la nueva plaza de toros: San Sebastián, 25 años después, volvía a completar la Semana Grande con la feria taurina. 

El crítico Vicente Zabala describía en las páginas de ABC la emoción, el olor a nuevo, el callejón sin acabar. La inauguración de Illumbe, con Manzanares, Ponce y Rivera Ordóñez, reenganchaba a Donosti con su historia. Un paseo que comenzó en 1589 con la plaza de Erreguesoro y que culminó ese día: Illumbe se convertía en el catorceavo ruedo levantado en la ciudad en todo ese tiempo.

En el espacio multiusos acorazado, la nueva plaza de toros es una nave espacial recubierta por una esfera redonda que se asoma a San Sebastián, la eficiencia no tiene solera, convivían toros y baloncesto hasta 2012. Bildu se hizo con el Ayuntamiento y dio prioridad al veto de las corridas de toros. “Comparto las teorías antitaurinas. No voy a alcanzar ningún acuerdo con ninguna empresa taurina. Hay que buscar algo más fructífero”, dijo Juan Karlos Izagirre, el entonces alcalde de la ciudad, a los pocos días de estrenar el cargo. Aunque, según datos de la patronal Anoet, los primeros 14 años de vida de Illumbe aportaron a la ciudad 117 millones de euros, Bildu ocupó el lugar público con otro tipo de actividades durante la Semana Grande imposibilitando la organización de corridas de toros.

En 2015, bajo el mandato de PNV y PSOE, volvieron los toros a San Sebastián. La casa Chopera, los actuales empresarios, hizo un trabajo callado, paciente y reservado durante los años en blanco. Agazapados detrás de Bildu mantuvieron reuniones con todos los grupos políticos, amarrando antes de las nuevas elecciones la feria. Y como en 1998 se volvió a estrenar Illumbe. Acudió el rey emérito Don Juan Carlos. Se televisó por TVE. Otra vez en el cartel Ponce. Manzanares, de catafalco y azabache, elevaba al cuadrado el recuerdo de su padre, y López Simón sustituía a Rivera Ordóñez. El ímpetu anti también se mantendría.

La asociación Donostia Antitaurina Orain recogió las firmas suficientes para exigir un referéndum. Eneko Goia accedió este verano a formular el próximo 19 de febrero la pregunta: “¿Quiere usted que el Ayuntamiento deje de destinar recursos municipales para las corridas de toros?”, que aún puede tumbar un recurso del Estado.

Este domingo, mientras los donostiarras ya piensan la respuesta, llega José Tomás. La feria ha comenzado desde el sábado y avanzará hasta el próximo 16. El mano a mano con Juli en una plaza de primera convierte la cita en epicentro, un terremoto de tauromaquia. En realidad los ciudadanos han respondido ya. Todos los abonos se agotaron hace tiempo, como primera opción. “¿Quiere ir usted a los toros este año?”. El toreo saca músculo en San Sebastián, donde late en cada hotel ocupado y restaurante, en la plaza llena desde el primer día. El referéndum de las taquillas ya ha ganado el primer asalto. Once mil personas no darán ninguna explicación el día 15.

Leer más en El Español

El Juli ¿Reloaded?

De SOL y SOMBRA.

Julián López «El Juli» principia su temporada con carteles de categoría. Si su estreno de 2016 será en las Fallas en un duelo de elevado calibre con Alberto López Simón, la gran revelación del pasado año, en San Isidro se volverá a ver las caras con el torero que logró el hito de conquistar tres Puertas Grandes consecutivas en la capital.

Esa combinación, que promete ser de alta intensidad, la completa Miguel Ángel Perera, que reaparece en Olivenza de su cornada en Salamanca. Según informó el diario ABC, está previsto que para ese cartel salten al ruedo venteño toros de Jandilla.

Y si una tarde compartirá terna con el joven que se alzó triunfador de la temporada capitalina, el otro paseíllo de El Juli en una feria que apunta a carteles de cante grande será junto al gran triunfador del pasado San Isidro, Sebastián Castella . Como ya avanzó ABC.es, Julián López será el padrino de la lujosa confirmación de José Garrido, otro de los jóvenes que más han ilusionado a la afición, con la corrida de Alcurrucén.

Esta será la tónica: alternar con otras figuras y con los jóvenes que aprietan. De este modo, además de con López Simón y Garrido, también rivalizará con Andrés Roca Rey, el torero peruano del que toda la afición habla. El enfrentamiento será esta vez en terreno francés, en Arles.

En la Feria de Abril también se medirá igualmente con Roca, en un cartel que abre Morante de la Puebla, con toros de Cuvillo. Con el que compartirá una tarde más en Sevilla, el 8 de abril, esta vez junto a Miguel Ángel Perera y ganado de Victoriano del Río.

Viernes 18 de marzo (Valencia). Toros de Garcigrande para El Juli y López Simón, mano a mano.

Domingo 27 (Arles). Toros de Daniel Ruiz para El Juli y Roca Rey, mano a mano.

Viernes 8 (Sevilla). Toros de Victoriano del Río para Morante de la Puebla, El Juli y Miguel Ángel Perera.

Viernes 15 (Sevilla). Toros de Núñez del Cuvillo para Morante de la Puebla, El Juli y Andrés Roca Rey.

En Madrid, a falta de la confirmación oficial: una tarde con toros de Jandilla para El Juli, Miguel Ángel Perera y Alberto López Simón; otra con toros de Alcurrucén para El Juli, Sebastián Castella y José Garrido.

Fuente: http://m.abc.es/cultura/toros/abci-juli-medira-san-isidro-grandes-triunfadores-madrid-2015-201602161926_noticia.html?ref_m2w=https://www.google.com.mx/search?q=torero&nomo=1&hl=es-MX&prmd=ivns&source=lnms&tbm=nws&tbs=qdr:d&sa=X&ved=0ahUKEwi0kvyXhv3KAhVD3mMKHb38B1gQ_AUIBw

RECAPITULANDO: La Ley y la Espada – Doble Frentazo de la Autoridad de La México.

Derechazo inicial de “El Juli” al berrendo de Montecristo.

En pleno Enero, la Autoridad hace a la Afición y al segundo espada subir las contradictoria cuesta de la poca seriedad en la protesta al trapío del quinto y del rigor, bien aplicado, a la espléndida faena de “El Juli” al segundo. En menos de una hora, la Autoridad de Plaza muestra la posible salvación y la fehaciente prueba de lo que impide a la Fiesta en México desarrollarse y encontrarse donde debiera. En tal contradicción, al torero menos facultado de la terna le sale el toro del disparejo encierro, para variar, “Zotoluco” pierde pasos y pierde el triunfo en una tarde para el olvido, pese a la oreja cortada, de Joselito Adame, con el favor siempre del público que no de la Afición.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Plaza México.

Si hacemos cuentas, en cada una de sus apariciones, Julián López “El Juli” ha toreado en alta cantidad. Nos referimos a que de cinco toros que ha enfrentado en los primeros cuatro se ha hartado de torearles a como él le place.

Hoy domingo en La México en el quinto no ha podido ser porque además de chico, además de deslucido, ha tenido nada dentro. Y lo machetea, mata mal como es su costumbre, y pasa a otra cosa. Desesperado, desencantado quizá con la Plaza misma, “El Juli” puede ser señalado como la causa de la causa, es decir del origen –o uno de varios- de que en La México se lidie las birrias que se lidien.

Es posible que lo anterior sea cierto.

Pero, señalado lo anterior, irrefutable es que la faena al segundo, “Malagueño” nombrado, con clara y coloreada sobre negro reminiscencia hacia “Trojano” de esta misma ganadería, trae consigo la razón de por qué Julián es lo que es en la Fiesta. Si tan solo en La México mantuviera su estado taurino lejos de sospechas y escándalos, “El Juli” sería en definitiva el torero que restauraría por fin el orden.

Como esto no es así, parece que al torero solo le interesa hacer acto de presencia, torear bien cuando se pueda y ya, tenemos que este berrendo de Montecristo es tan desigual en juego como en presencia es la corrida. Alto y fuerte, bien hecho, contrasta su hermosa pinta, su enmorrillado pelo con lo pequeño del rabo y la alegría inicial de su salida con los cabezazos que tira justo cuando “Juli” baja las manos toreramente con el capote, el recibo es coreado porque, además de no desesperarse cuando el manso escapa y dobla contrario, de dentro a afuera el cite, se templa y remata con lucida y muy recargada media.

De Cartel.

Quizá en varios años veamos ese instante en paredes de Plazas y kioscos.

Lo que prosigue entonces es ver como un toro tan bonito puede desfondarse quizá su redondez implique que los kilos son demasiados pero ahí entonces, donde su casta y su raza deberían rescatarlos, falla por completo, desde el puyazo y la vacilante lidia que ofrece en banderillas con el ya triste y chocante prólogo del villamelonaje que exige indignadamente “poner banderillas”

Menos mal “El Juli” está lejos de eso. Y cerca de los medios.

Donde el inicio alto, a modo de tanteo, parece centrar al astado en el trapo.

Y los derechazos, de toque perfecto, a la misma intensidad del envite, hacen meter la cara a “Malagueño” que contesta suave y enclasado, largo en la embestida en el derechazo que se enrosca a la muleta firme pero hacia abajo, en plena verticalidad, columna cuya cintura lleva toreado todo el muletazo, templado en el centro de la suerte a un ritmo que siempre embelesará a la Monumental, el siempre medio tiempo del cielo del Valle de México.

Eso está, aun en sus peores momentos, programado en esta Plaza, reaccionar siempre al toreo bien hecho, por ello la primera tanda ha sido prodigiosa. Pena que el toro se ahogara. “Juli”, entonces, cuando el toro se encela, apenas abre el compás y pese a rebrincar el berrendo, el torero se vuelve a imponer incluso con un sutilísimo cambio de mano y el de pecho maravilloso.

Tan natural como el cambio de mano que abrocha la siguiente tanda.

Pena grande que esta serie de muletazos, abierta con trincherazo, muestre las tablas como irresistible tentación al astado cuya tendencia a salir y a huir desluce algo el cambio de mano relatado y entierran la posibilidad de ver a Julián en los medios verticalmente.

No por ello, muere el toreo al natural, en dos tiempos ejecutado gracias a la aflicción del toro que pide tregua. Como para “Juli” y para los romanos, si se quiere la paz hay que preparar la guerra, el único reposo que hay es la muleta arriba en el primer muletazo, sobre el tercio frente a matadores para luego ligar dos, previo nuevo escape del cárdeno.

El escape del toro muestra la victoria de la mansedumbre en las ganaderías mexicanas.

Para mal.

Porque se dibuja lo grande y el esbozo acaba en tablas en la redondez de la precisión julista que supera con dosantinas y cambios de mano, un derechazo vertical la nueva fuga del manso, le desdeña, pega la capetillina y, tras nuevos redondos con la diestra, un cambio de mano proverbial al amparo de las tablas de sensación. “El Juli” encierra la mansedumbre entre tableros y muleta, entonces el irredento queda exprimido por las dosantinas y los cambios de mano por la espalda y en el mismo sitio.

Todo lo que el berrendo opone es todo lo que “El Juli” torea.

Incluso en el último instante cuando frena y le extrae, en aguas profundas, los últimos fósiles de su bravura perdida. Pues este portento, entregado en las suertes con las telas, no es capaz de volcarse con la espada. Para acabar pronto, puede más el tranquillo de salirse, de entrar por fuera, de no exponer que cualquier otro argumento.

Al menos, no propicia el escándalo del respetable.

Al menos, “El Juli” consiente está del bajonazo.

Pero el público no.

Y quién mejor en una plaza de toros, donde pueden convivir todos los mayores elementos de contradicción posible, donde la pasión y el sentimiento pueden encontrarse con la razón y la técnica de la tauromaquia, donde la democracia choca con la autocracia del rigor y los humos del derroche, que la Autoridad para, con recto juicio taurino, tomar la mejor decisión de la Temporada: denegar la mayoritaria petición.

Aun se enoje quien se enoje. Péseles o púnceles.

Sea quien sea. El bajonazo casi perpendicular emborrona todo, de ahí el berrinche corriente, el reproche vulgar de la censura a la presidencia y quizá, no nos extrañaría, la represalia del capital taurino bajo la complacencia de la superioridad jerárquica delegacional que esperemos no ocurra.

Así las cosas, la vuelta al ruedo de “El Juli”, pese a todo, ha traído un aire torero que ni veinte mil orejas protestada, una vuelta al ruedo que pocos habremos de olvidar.

Tal como “Zotoluco” no podrá olvidar este lote de Montecristo.

El primero que lo evidencia como machetero de lujo, capitán de una incapaz cuadrilla, empezando por Sergio González que incrementa la escandalosa mansedumbre del primero, un serio toro que trae a todo el mundo parado de pestañas, mucho nervio del toro mucho miedo de las cuadrillas, chambonas y aprovechadas. El matador se lo quita de encima como puede, sin brillo, con sus acostumbrados amontonamientos.

Piadosos saludos en el tercio.

Pero el premiado, en sanmateína referencia, se llama “Guantero” un premio a la hechura.

Y a la clase.

Bravo y con largura a la embestida, desde salida, “Zotoluco” se limita a pegar carreras, con unos pies que no paran, muestra de ello los lances sin acople en el recibo y las chicuelinas del quite. Donde da más pasos que lances. Entonces “Guantero” gracias al chicuelinazo de Eulalio, empieza a quedarse abajo en una reacción muy asaltillada. Ante estos toros no queda más que mandarles muchísimo y muy largo en todo momento.

“Guantero”, que es picado contrario y trasero, crecen en banderillas y pide a gritos la muleta cuadrada al frente si se puede, llevarle largo y someterle.

La nobleza, la cadencia y la fijeza de la embestida, contrastan con las dudas, la inexplicable indecisión y pausas en los envites y los rapidísimos giros, molinillo a la trágala, los brevísimos derechazos que no hacen más que evidenciar que otra vez “Zotoluco” opone muy poco ante un toro que desde el cite toma el engaño abajo sin distracción que incomoda a la salida porque la mano del torero se queda sin viajar.

Sin mandar.

Y “Guantero” sin ser, plenamente, toreado.

Mala suerte del precioso cárdeno que en plena muerte se aguanta, le echa a perder el número al torero que pese a descabellar observa sorprendido que la petición es levísima, diluida en la división de los que la coba no les va.

Lo increíble es que la Autoridad no homenajea al toro… ¿Qué tanto espera? Ovación para “Guantero” bravo y noble, al que todos vieron.

Menos la Autoridad y el Torero.

Y si alguien ve a Joselito díganle que Adame lo está buscando, justo una semana antes del crucial 31 de Enero. Que si la versión espesa, corta, sin imaginación y enganchada del torero que como espectro desvanece ante el igualmente insulso tercero, aparecerá el próximo domingo, de favor, se abstenga de venir.

Mata fatal: chalecazo.

Que si la versión bullanguera, repetitiva, panfletera y cascabelera del sexto va a aparecer, cortará orejas, quizá, sumará puntos, pero no abonará en la historia.

De ahí que nos cuestionemos por qué y de donde la gente se pone como se pone con el quinto pero apenas reparen en ver que el sexto es igual o peor presentado que el vilipendiado anterior. Eso no cuenta aquí. Ni los zapatillazos, ni los enganchones, ni el localismo que incluye “Pelea de Gallos” y todo el fierro viejo que vende un torero joven pero ya demasiado corrido, hoy apurado y desarmado, dando más indicios que torear bien para él es lo accesorio.

Lo fundamental es la gente… el tendido y no el entendido.

Sí, la gente, esa que sabe tanto de toros que se asombra cuando la montera cae machos para abajo, o se impacta cuando avienta las zapatillas previo a matar arriba recibiendo o que protesta, casi enfurecida, el apenas asomo del descabello. Y el torero, que sabe tanto de esa gente, le da por su lado previo a echarse el escuálido astado. La gente hace la cargada y exige el pañuelo que afloja la Autoridad.

Cosa que hay que sentenciar.

Porque sí, la Fiesta es rigor contrastado al derroche, es espada que mata y que, en su caso, aplica el rigor cuando es necesario.

Que es siempre.

Al premiar o al reseñar y autorizar una corrida.

De toros, no se nos olvide, lo más importante.

Que está en Ley… y que por algo siempre carga un libro la ciega Justicia.

Como también carga una espada.

Texto: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2015-2016. Domingo, Enero 24 de 2016. Décima Quinta de Derecho de Apartado. Dos Tercios de Plaza en tarde fresca. Mal la Autoridad al no ordenar el Arrastre Lento al cuarto. Público corriente y vulgar, muy poco taurino. 

6 Toros, 6 de Montecristo (Divisa Obispo, Verde y Oro) Mal presentada por desigual. Muy contrastada la primera parte, mejor presentados los dos primeros, mansos, peligroso el primero y noble el segundo, destragado y estrecho el tercero, respecto del resto del encierro: mal presentado fundamentalmente el quinto, muy protestado, sin la presencia debida para la Plaza. Espléndido, aunque chico, el cuarto, bravo, de embestida franca y larga en el último tercio. El sexto, manso descastado, igualmente chico tampoco debió ser lidiado.

Inexplicablemente la Autoridad de Plaza no homenajea al mencionado cuarto con el Arrastre Lento, completamente merecido y aprueba malamente al quinto. En cambio, acierta al negar trofeos al segundo espada tras la lida del segundo.

Eulalio López “Zotoluco” (Negro y Oro) Saludos y División tras Aviso. Julián López “El Juli” (Azul Noche y Plata) Vuelta Aclamada con Bronca a la Autoridad y Pitos. Joselito Adame (Blanco y Plata) División y Oreja Protestada.

Fatal la cuadrilla del primer espada, plenamente sin capacidad ante el primero con diversos pasajes de desorden durante los dos primeros tercios pese a saludar inexplicablemente uno de sus banderilleros.