Archivo de la categoría: Arturo Macías

@Taurinisimos 105 – Ferias de Sevilla y Aguascalientes, 2017. PREVIO Semanal.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 21 de Abril de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Actualidad Taurina. Sevilla 2017, Domingo de Resurrección Faenas de Morante, Manzanares y Roca Rey. Análisis Previo Semana de Preferia.

Feria de Aguascalientes – Alternativa de Diego Emilio, faenas de Ignacio Garibay y Sergio Flores, triunfador Oreja de Oro.

Enlace en directo con Ana Delgado desde Aguascalientes, Plaza Monumental. Análisis Semanal

Producción Miguel Ramos.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 28 de Abril de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Anuncios

@Taurinisimos 99 – Triunfadores Temporada Grande – Entrevista con @Sergio17Flores.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 3 de Marzo de 2017. Conducen Miriam Cardona (@MyRyCar) y Luis Eduardo Maya Lora (@CaballoNegroII).

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2016 – 2017. Programa Especial sobre los Triunfadores de la Temporada.

Cerrojazo Temporada: 6 La Estancia, 6 para Ignacio Garibay, Arturo Macías y Fermín Rivera.

Análisis faenas en La México de Morante de la Puebla, Enrique Ponce y Entrevista con Sergio Flores, triunfador de la Temporada.

Toros: “Recuerdo” de José Julián Llaguno y “Mexicano” de Teófilo Gómez.

Análisis carteles Feria de la Cuaresma.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 10 de Marzo de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

17ª Plaza México: ¡Qué poco dura la alegría en la casa del aficionado a los toros! 

Arturo Macías sufrió una cogida sin consecuencias al intentar matar a su primero. Foto Arturo Macías Prensa.

En una Fiesta que suele ser alegre, ¿puede ser un triste espectáculo una corrida de toros? Desde luego, sobretodo si la entrada es tan mala como la registrada el día de ayer y los toros son como los de La Estancia que resultaron flojos, mansos, rajados, descastados e huidizos. Dándonos como resultado final; un festejo que resulto aburrido, cansino y monótono.

Por Juan Carlos ValadezDe SOL y SOMBRA.

Plaza México, CDMX.- Caía la noche oscura sobre la ciudad y los matadores de toros cruzaban el ruedo con rostros afligidos entre los pocos aplausos de quienes se esperaron a tributarles el último de los reconocimientos. Sus rostros reflejaron la contrariedad de una tarde que vino marcada por el mal comportamiento del ganado.

Sabor agridulce el que le quedó también al aficionado porque el comportamiento y el juego de los de La Estancia le restó importancia al último festejo de la segunda parte de la Temporada Grande 2016/17.

Pero toda la culpa no sólo es para el ganadero, aunque se lleva la mayor parte, pero si la corrida está saliendo descastada y con escasas posibilidades, es lógico pensar que los toreros tienen en la mente alguna iniciativa para calentar el ambiente. Pues nada. Como si con ellos no fuera el asunto. Se limitaron a matar sus dos toros por cabeza y a su casa.

Ignacio Garibay no tuvo suerte. A él fue a parar el único toro potable del encierro, pero no pudo coronar su labor con un triunfo por sus fallas con la espada.

Lo mejor del primero de su lote fue un trasteo muy técnico, aprovechando la querencia a tablas del animal en una faena valiente y engallada. Pero todo quedó ahí.

Con el cuarto de la tarde, el mejor toro del encierro, no termino por redondear su faena aunque se mostró muy voluntarioso y valiente. En resumen lo de Garibay fue un trasteo intermitente con algunos muletazos meritorios ante un toro noble y encastado, sobretodo cuando en ocasiones le aguantó las embestidas y consiguió caerle a la distancia adecuada. Falló con el acero y salió al tercio.

Arturo Macías solo encontró piedra. Las promesas del segundo en el capote no se cumplieron en la muleta. Por el contrario, apenas permitió el unipase, en la medida en que no iba más allá de sus propias limitaciones para embestir y de su mansedumbre. Todo terminó en pitos para el animal y división de opiniones para el torero.

El quinto paseó su mansedumbre. Macías buscó lo que no había. Y como no lo halló, lo finalizó después de varios intentos al grado que escucho dos avisos.

A Fermín Rivera le retribuyeron muy poco la voluntad que puso en el tercero. El sexto desde sus embestidas en el capote acabo con la esperanza de una faena con emoción en la muleta. Lo deslucido y manso de su comportamiento hicieron su labor imposible, y por eso Rivera corto por lo sano.

De verdad ¡Qué poco dura la alegría en la casa del aficionado a los toros!  Tras el final feliz del domingo pasado con Sergio Flores, regresó la monotonía al ruedo y la desesperación al tendido.

Lo mejor del festejo fue que la corrida termino.

Resumen

Plaza México. Decimoséptima corrida de la Temporada Grande. Menos de 5 mil aficionados. Seis toros de La Estancia bien presentados, retacados de kilos, pero mansos y deslucidos, con excepción del lidiando en cuarto lugar que resulto noble y encastado.

Ignacio Garibay: Silencio y ovación con saludos.

Arturo Macías: Silencio y leve división de opiniones tras dos avisos.

Fermín Rivera: Silencio en su lote.

Incidencias: El banderillero retirado Juan Vázquez entregó un reconocimiento al subalterno y apoderado Alberto Preciado. 

Twitter @Twittaurino 

En familia.
En familia.

@TAURINISIMOS Segunda Temporada – PREVIO Temporada Grande 2016-2017 #Toros. #Televisión.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 11 de Noviembre de 2016. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y Miguel Ramos @migue_ramoss.

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2016-2017. Análisis de la jornada inaugural.

Previo carteles:

Bernaldo de Quirós para “Zotoluco”, José María Manzanares y Alejandro Talavante. Xajay para Joselito Adame y Roca Rey en Mano a Mano.

Recuerdo de Ernesto Navarrete y Salazar “Don Neto” Decano de los cronistas taurinos tras su fallecimiento esta semana.

Faena de Guillermo Capetillo a “Marinero” de Vistahermosa en la Plaza México en 1992.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 18 de Noviembre de 2016 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Cronica: Los Palha en Madrid 

Natural de Alberto Aguilar al buen sexto. Foto Antonio Heredia.

Hola, Pahla, adiós temporada y hasta nunca Chopera’s.

Por José Ramón Márquez.

No creo que nadie se llegase a enfadar el pasado día 12 porque se suspendiera la corrida que había programada y por que la retrasaran hasta el domingo 16. Muchos de los que se habían bajado hasta Ventas, sin hacer caso de lo desapacible de la tarde, aprovecharon para que les reintegrasen el importe de la localidad y poner punto final a la temporada con un ingreso, otros nos quedamos con la entrada para no perdernos este último acto de la grey Choperon’s en nuestra Plaza, corrida de Palha para poner punto final a diez años de gestión de Las Ventas, seis toros portugueses con el hierro del “horror, terror y pavor” de nuestros abuelos estaban en los chiqueros de Las Ventas esperando a vérselas con Fernando Robleño, Arturo Macías y Alberto Aguilar.

Los toros de Palha tienen varias cosas que nadie puede quitarles, una es el mérito de llevar un siglo y medio en las manos de la misma familia, otra es lo incierto de su procedencia real, otra es la indefinición de su tipo zoomórfico. 

Creo que no hay nadie, incluido el propio ganadero, que sea capaz de definir el tipo de los Palha. Nadie será tan osado. Hay quien piensa que Palha tiene a sus toros a la antigua usanza, todos juntos y revueltos y que por ahí andan las vacas que vienen de Miura o de Concha y Sierra con las de Torrealta y las de Oliveira Irmaos, lo de Isaías y Tulio Vázquez con lo de Ibán y lo de Veragua y Trespalacios o lo de Domingo Ortega con lo de Belmonte y Pinto Barreiros… lo mismo que don Vicente José Vázquez hizo después de la guerra napoleónica, pero en la actualidad. 

Luego, el día que toca, se van a herrar los becerros con esos números imposibles: el 592, el 397, el 575 y luego les ponen la fecha de nacimiento por aproximación, a lo que salga. Sin ir más lejos los seis de hoy eran nacidos en el año 11, alguno en agosto del 11, y llevaban en la paletilla el guarismo 2. 

Curiosidades de las viejas vacadas que hacen que nadie se aburra, porque cada toro que va saliendo por chiqueros es una pura incertidumbre sobre su tipo, su capa o su conformación física. Son ésas las cosas que hacen que el aficionado espere con ganas cada corrida de Palha y que no se le ocurra irse a la taquilla a por los 8,90€ de la entrada a la primera de cambio; vamos, que aquí estamos dispuestos a soportar chuzos de punta a cambio de ver la incertidumbre de Palha, salgan como salgan. Y hoy salieron de dulce, la verdad. Hoy, tres toros para liarla y otro más que también. Y los otros dos con sus cosas en cuanto a dificultades,  pero también la mar de accesibles, nada de fieras rabiosas, pero nada de tontos de solemnidad. 

Tres de ellos despedidos en el arrastre con ovación y dos con palmas no es mala cosecha.

Lo primero que hay que decir es que los Palha han cobrado hoy más con los del castoreño y el penco camilla que lo que haya recibido toda la camada de Daniel Ruiz en toda la temporada. Daba cosa ver a esos hombretones desde la impunidad de sus cabalgaduras enfangarse a lanzazos con los espaldares de los touros y luego cambiar la puya por otra, por si se había perdido algo de filo, y volver con brío a la tarea de mechar la carne. A cambio los Palha ni abrieron sus bocas, ni se vinieron abajo, como debe ser para contento de la cátedra; pusieron sus dificultades a los banderilleros, demostraron su personalidad atendiendo a los capotes según y cómo y regalaron caras embestidas, de las que son capaces de poner a un tío en circulación si sabe aprovecharlas.

Como se dijo más arriba hubo tres de ovación. El primero, que le tocó a Robleño, fue uno de ellos. Al hombre no se le ocurrió otra cosa que irse a porta gayola y ahí, estado arrodillado, el toro le enganchó por la axila. El torero se despojó de su chaquetilla y se desabotonó el chaleco para estar más cómodo y de esa guisa tan poco torera se dispuso al trasteo de Saltillo II, número 592. 

El toro, exigente, no le dio facilidades y Robleño no estaba nada convencido de pisar el terreno que el toro le marcaba. Así la faena fue un tour-de-force entre el “aquí te espero” del animal y el “ahí no voy” del matador. Tan sólo hubo un momento fugaz, tres redondos casi al final de la faena en que se puede decir que Robleño toreó con verdad. Palmas para el toro en el arrastre y poco unánime aplauso en la vuelta al ruedo del matador, que dejó una estocada desprendida de buena ejecución.

El segundo, Saltillo I, número 587 le cayó en suerte al mexicano Arturo Macías. Lo de “suerte” no sé cómo se debe interpretar, porque el toreo basado en la testosterona y el valor de Macías no podía encontrarse con algo menos apropiado para él que esa terca manera de embestir humilladamente que trajo Saltillo I. 

La cosa es que a medida que avanzaba el trasteo más iban quedando en evidencia las carencias de Macías para hacer el toreo. Poco a poco se fue viendo a las claras que el toro se iba sin torear y que la voluntad y los arrestos aquí no servían para suplir lo que había que hacer: dar la distancia, citar adelante, cargar la suerte, traer al toro toreado, despedirle atrás y ligar con el siguiente. El toro estaba totalmente dispuesto a echar una mano con su bonita y vibrante embestida, nada tonta. Difícil ecuación, por lo visto, la que se le planteó al azteca. Este segundo también fue de ovación en el arrastre.

El tercero, un toro de gran trapío de sólo 466 kilos, fue recibido con ovación. Éste es el que le habría venido bien a Macías, pues era un toro con complicaciones ante el que había que juzgar otros aspectos distintos del trazo largo del muletazo e incluso de la colocación; el típico toro que les da buenos réditos a la mayoría de los toreros a cambio de que se atrevan a aguantar el chaparrón. Lo mismo que le habría servido al valor de Macías le sirvió a la tauromaquia deslavazada de Alberto Aguilar, que tapó su poco halagüeña actuación gracias a los derrotes, miradas y parones de Yegüero, número 575.

El cuarto, Cardinillo, número 384, tenía la capa característica de los Veragua de principios del siglo XX; en hechuras no era ni parecido a ninguno de los cinco restantes. Se fue corriendo hacia el picador que hacía puerta y allí se le picó, luego anduvo correteando sin hacer demasiado caso a los capotes, después le pusieron las banderillas de aquella manera, quedando una enredada en el bordón de la cola durante un buen rato. El momento estelar ocurrió cuando al fin se soltó de tan curioso lugar, que muchas personas aplaudieron la caída del rehilete más que si hubiesen visto a Sánchez Mejías poner uno de aquellos pares suyos por los adentros. El toro cambió de manera radical al llegar al último tercio y allí Robleño tiró de oficio y lo despachó de una estocada casi entera algo caída.

Cuando salió Bojador, número 397, Macías debía ya haber rumiado el toro que había dejado escapar anteriormente. Las condiciones de este quinto eran acaso más acordes a lo que es su manera de ser torero, pues la embestida fuerte del toro podía poner en valor las habilidades del matador. El toro pedía mucho mando y mucha colocación. 

Digamos que era toro para Marcial Lalanda o para Domingo Ortega más que para estas tauromaquias light de principios del siglo XXI en las que ni se puede ni se manda. 

Como el toro tiene su personalidad bien acusada y el torero no es capaz de imponerse al toro, de nuevo Macías anda aperreado.

En sexto lugar salió Quita-sustos, número 375. Fue objeto de una primorosa brega por parte de Iván García, saludada por la afición con la más rotunda ovación de la tarde, en la que acaso Alberto Aguilar haya descubierto la óptima condición del toro por el pitón izquierdo. Sin dudarlo se va al toro y comienza su trasteo por la zurda guiando sus largas embestidas; Aguilar vuelve a no estar bien colocado y a pasarse el toro lejos, pero el torero deja la muleta en la cara y consigue ir enhebrando los pases unos con otros. El animal no cesa de acudir y así se va componiendo una faenita de poca entidad hecha bastante sobre la ventaja; lo intenta brevísimamente por la derecha, donde hay que trabajar más y, en seguida, vuelve a la zurda hasta que el Aguilar consigue enganchar una buena serie de tres, bien colocado, el medio pecho, la pata adelantada y a continuación un torerísimo pase del desprecio de pura inspiración. Ahí tenía que haber acabado su faena -faena netamente a mas hasta ahí-, pero le indican que siga, emborrona lo anterior con más de lo del principio y se atasca con el verduguillo después de una estocada trasera de esas que parten el libro y el cuajar y que si llegan a matar lo hacen de septicemia. Poca cabeza y poco sentido escénico del torero y poco seso el de los apuntadores. El toro se fue al desolladero acompañado de la ovación del respetable.

Con esta interesante corrida se pone punto final a la época de los Choperita, para nosotros los Choperon’s Father & Son, en Madrid. Tomaron la Plaza con 20.000 abonos, la sueltan con 6.000 menos: esa dilapidación de lo recibido debería ser lo suficiente para juzgarles. No han sido unos buenos empresarios para Madrid. 

Vayan con viento fresco y, por favor, no vuelvan a la Calle de Alcalá número 237 más que como espectadores.

Madrid. Domingo 16 de octubre de 2016. Cierre de temporada. Toros de Palha (1°, 2º y 6º ovacionados en el arrastre; 4º pitado) para Fernando Robleño, vuelta al ruedo y silencio; Arturo Macías, pitos y silencio tras aviso; Alberto Aguilar, saludos y vuelta al ruedo tras aviso.


Parte médico de Fernando Robleño: “Herida por asta de toro de 10 cm en región posterolateral tórax derecho no penetrante en cavidad. Se interviene quirúrgicamente en la enfermería de la plaza de toros. Pronóstico leve que no le impide continuar la lidia. Fdo: Dr García Padrós”.

Vía Salmonetes ya no nos quedan.

@Taurinisimos 78 – PREVIO 31 de Enero: La México, José Tomás y Joselito Adame, Mano a Mano.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 29 de Enero de 2016. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y José González @JoseNinoG.

Invitados: Isidro del Pino y Arnaud Sibke.

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2015 – 2016. LXX Aniversario de la Monumental.

Análisis Previo Mano a Mano, Toros de Los Encinos y Fernando de la Mora para José Tomás y Joselito Adame en Mano a Mano.

Corrida de Montecristo para “Zotoluco”, “El Juli” y Joselito Adame.

Faenas de José Tomás en Aguascalientes y Plaza México.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 5 de Febrero de 2016 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

@Taurinisimos 76 – Resumen La México. Joselito Adame a ETMSA, Previo Feria de León, 2016.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 15 de Enero de 2016. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y José González @JoseNinoG.

Actualidad Taurina. Plaza México, Temporada Grande 2015-2016: Resumen Diciembre 2015 – Enero 2016.

Faenas de Fermín Rivera, corrida de Villa Carmela; Fabián Barba y Manuel Escribano con San Marcos y La Punta; Ignacio Garibay con “Ilusión” de Arroyo Zarco.

Décima Tercera de Temporada Grande 2015-2016 en la Plaza México,: 6 Toros, 6 de Campo Real para Arturo Macías, Alejandro Talavante y Juan Pablo Sánchez.

Análisis del nuevo apoderamiento de Joselito Adame con Espectáculos Taurinos de México y comentarios previos a la Feria de León, 2016.

La próxima emisión de #Taurinísimo (77) será hoy viernes 22 de Enero de 2016 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinisimo. @RadioTVMx

RECAPITULANDO: A Golpe de Temple – Hipnosis de Juan Pablo en nuevo petardo Moralista.

Derechazo Juan Pablo Campo Real
La profundidad y la rotundidad de Juan Pablo ante el cárdeno de Campo Real. FOTO: Miriam Cardona.

Incluso el intento (malo) de Juez que tenemos, a dos tercios, un callejón, tres pasillos, veintitrés filas y un Palco de distancia, queda hipnotizado por el despliegue de temple, perfecta colocación y toque sutilísimo que Juan Pablo Sánchez brinda ante el tercero. Tan hipnotizada queda la endeble “Autoridad” que ve suficientes pañuelos para regalar la segunda oreja en el sexto, seguramente ha sido por la petición que mal ha valorado pues, si a tal distancia Jesús Morales ha premiado la estocada con claridad, seguramente puede ya también ver el futuro. Esperamos que ese futuro incluya una Fiesta que no lo incluya a él. Falla la casta de Campo Real en tarde espantosa para Macías y de castigo para Talavante gracias a su incapaz y vacilante espada.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Plaza México. Fotos: Miriam Cardona.

Surge del puño, como una paloma digna del truco de un magazo, el pañuelo del mal.

El de Jesús Morales.

Quien con  gracia particular guarda la tela alba en un puño y, justo cuando saluda y ya no puede aguantar sus ganas, según él, de valorar lo difícil que es ser torero, suelta su gracia con la oreja a Juan Pablo Sánchez ante el tiro de arrastre que pasea los restos del tercero, bien nombrado Don Beto, 550 su número, cárdeno oscuro, estrecho y veleto, de gruesas cepas y caribello testuz.

Este es el único de la corrida que funciona en la muleta.

Si el encierro es pitado ha de ser por su falta de casta, su desesperante debilidad y extrema mansedumbre. Y esto es correcto. Pero si este encierro es protestado por una supuesta falta de edad o trapío, es porque algo muy raro ocurre en La México, no digamos en las redes. La corrida falla en sustancia y esencia pero cumple, tampoco exageramos, con la apariencia.

Y para muestra el primero.

Astifino, completamente asaltillado e irrenunciablemente cárdeno… y manso.

Como también es débil tiene la mala suerte de estrellarse con Arturo Macías, tan repetitivo como su terno, tan pendiente de lo funcional que olvida lo orgánico y tan débil como su oponente. Un torero que a diez años de su primer gran triunfo en México, no evoluciona. Para el, lastimosamente, el toreo es ebullición, hervidero y vapor. Y La México la ha de ver como ollas de presión.

Solo así entendemos las largas cambiadas en los medios al primero, débil y rajado.

Ni un lance le pega.

O las manoletinas de rodillas al final de la faena.

Inicia bien pero le desarman, obliga en tablas y hace pasar pero remata muy mal. Fatal. Se le debió ir vivo el primero pero ya sabemos que Usía hace magia… Doble aviso que replica en el cuarto, otro astifino pero lastimado astado de la pata izquierda y al que la lidia de Macías se carga por completo. Diez años, varios apoderados que no le aportan nada, y de aquel torero ilusionante incluso apasionante, el recuerdo queda.

Entonces se desata la rebatinga en el tendido.

Cómo no han estado quienes protestan al cariavacado, degollado, astiagudo, vareado y flojo cárdeno claro que hace las veces de segundo, hace ocho días cuando el mínimo histórico de trapío apareció bien hubieran caído estas protestas.

Pero no, hoy la protesta es protagónica primero.

Al cárdeno le rescata lo fino de sus cabos, lo agudo de sus astas, lo vuelto de los pitones, las arrugas de la cara y lo colgado de los cojones, para acabar pronto. Y claro, la magia esta sí auténtica de Alejandro Talavante. Que no cae en la trampa y lance, aunque algo apurado, con efectividad, tanto en el recibo con el quinte, donde cierra con tijerilla.

Trujillo, ante un toro que cabecea, pasa algo suelto sin meter la cara, que rebrinca, brinda una lección de calma, de mar sincero, al desplegar la playa de su capote, habrán sido tres lances que cambian todo el destino del astado, uno sobre pitón derecho que bien pudo ser una verónica. Juan José deja en troquel el molde sobre el que vacía Talavante la faena.

La pregunta entonces es, cómo someter sin lastimar.

Cómo mandar sin derrumbar.

La respuesta es abandonarse desde el primer doblón, desde el primer cambio de mano arrodillado –que no de rodillas- donde el toro se va largo, donde el olvida su suelta condición y donde responde al toque firme pero sutil, al mando sedoso pero a la vez de hierro del extremeño que firma el de pecho y echa la muleta a la izquierda.

Rebrincado, con la cabeza al garete, los naturales suceden rompiendo su cintura y todas sus articulaciones, lo mismo que todos los ángulos de la muleta, todos quedan al servicio de la muñeca y, claro, embarca tanto, templa infinitamente que los pases se hilan y se bordan trenzando la cabeza del toro que dobla contrario. Solo le interrumpe el viento.

Malcriado e indeseable.

He aquí cuando Talavante se otorga la licencia de ir a las tablas y donde su insistencia a enroscarse y traer la embestida toreada a la cadera se cargan al de Campo Real por completo, solo quedan, como si fueran poco, tras los derechazos donde su toque y aguante le hacen consumar cada suerte, las locuras de la arrucina prácticamente invertida, el desdén, la flor del invertido y el de pecho. Luego su arrebatada composición sin espada cambiándose de mano, al paso y por detrás hacia los adentros.

De cartel.

Luego hacia las afueras, al extremo de volver del mismo modo hacia dentro y desplantarse innecesariamente y pinchar.

Para variar. Y para su mala suerte.

El peor del encierro, el más cornalón pero el más insulso se lo lleva para quinto lugar. Manos atadas las de Alejandro. Que será hasta el otro año cuando esperemos, aun a pesar de su espada, no se le relegue.

Y si temple es la gran llave del toreo, la que es capaz de brindar las fuerzas al toro débil, de hacer bravo al manso y noble al que bravo, hay veces que este tiempo de la suerte adquiere grados superlativos, Juan Pablo Sánchez nació tocado con esta cualidad y en tal grado.

Una hipnosis total hacia el toro.

La ineludible red que, con solo el toro asomar a la misma, cae hipnotizado.

Por eso el tercero, recogido y asaltillado, dubitativo de inicio, tardo en algún momento, incluso como el resto de la corrida, sin emplearse en el capote o en el caballo, comienza a agarrar aire en banderillas y lo que inicialmente eran dudas acaban en certezas luego de los primeros muletazos alternados, genuflexos y hacia arriba, es convencimiento, quietud y lo que sostiene el edificio del toreo del hidrocálido, su perfecta colocación.

Los derechazos, ya por fuera del tercio, breves en la primera tanda, alivian y hacen al cárdeno convencerse, tomar el engaño aun y pese a su tendencia a quedarse abajo al final. Entonces Juan Pablo, en la siguiente, es capaz de ligar en un palmo, llevar largo y obligar con toda la sutileza de su temple, con todo lo amplio de su muleta, toda la armonía de su toreo al unísono del grito del tendido, se cae el toro al final de la nueva tanda.

Entonces, el natural alumbramiento, sobreviene.

El toreo con la izquierda se eleva.

Y más cerrado a las rayas Sánchez se rompe al natural, primero hacia arriba y luego con el doble toque sobre la marcha del muletazo y la verticalidad asomando toca en tres naturales la vena aorta de la Plaza México, una pulsación corazón a corazón en pleno pericardio de la Monumental que con el temple se alborota y goza el remate deletreado ante la nobleza del toro que saca, pese a la vuelta contraria, su fondo de casta.

Breve al fin.

Pero que alcanza a la nueva tanda que solo se afea por un giro martinista previo al de pecho que no le va a un toreo del imperio de Juan Pablo. Como tampoco descalzarse cada que torea, que si una mujer no aguantara los tacones. Así de grave, se toman la foto de tacones y a las primeras de cambio salen con pantuflas. Pero, forma de menos, malamente, el fondo del torero vuelve a aflorar en la tanda derechista en la que el toro cede y se rinde.

Aun quedan nuevos naturales de perfecto cite y aguante con el toro que ya clama la estocada, Juan Pablo liga ayudado y desdeñoso remate, previo a la dosantina a otros derechazos y a una estocada tendida y caída.

Aun así llega la oreja, no menos merecida, quizá excesiva, por no estar al mismo nivel de su toreo de muleta pero ya sabemos que el infame Jesús Morales liga orejas tarde con tarde, ahora con su truquito de mago de hacer aparecer el pañuelo. Luego en el sexto un astado con sospecha de estar lastimado y con el que Juan Pablo hace nuevo esfuerzo, le mata entero y por arriba en la suerte contraria y al volapié, muy efectivo.

Morales, lo piensa, sabe que hay que darla.

Pero afloja. Su especialidad.

Juan Pablo Sánchez sale a hombros, necesario es. Pero conste aquí que en otros tiempos, menos orejeriles y simplemente de mayor majestad, Juan Pablo no habría necesitado de las gracias de la supuesta “autoridad” para, aun sin salir en hombros, volver a torear, por ejemplo, el Aniversario.

Porque su hipnosis ante el toro de estas tierras es capaz incluso de adormecer a la aletargada Autoridad. Ojalá y que este templado procedimiento alcanzara para remover a Jesús Morales, el juez de la infamia.

Entre tanto, que Juan Pablo y su temple y su hipnosis perduren por muchos, muchísimos, años más.

Texto: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2015-2016. Domingo, Enero 10 de 2016. Décima Tercera de Derecho de Apartado. Más de Un Tercio de Plaza en tarde fresca con mucho viento en varios pasajes de la lidia, principalmente durante los dos primeros turnos. Mal la Autoridad al otorgar la oreja durante el sexto turno.

6 Toros, 6 de Campo Real (Divisa Azul Rey, Blanco y Naranja) Desiguales, primero, quinto y sexto bien presentados y con pitones, cariavacado pero injustamente protestado el segundo, con pitones, aunque estrecho y corto, el tercero, a la postre el mejor en la muleta gracias a la lida otorgada. Mansos en general, salvo el mencionado tercero que reacciona favorablemente en la muleta. El resto sin casta, con mucha flojedad pese a su calidad el segundo.

Arturo Macías (Azul Rey y Oro) Pitos tras Dos Avisos en ambos. Alejandro Talavante (Plomo y Plata) Palmas y Silencio. Juan Pablo Sánchez (Nazareno y Oro) Oreja y Oreja Protestada.

El tercer espada salió a hombros.

Destacó a la brega y en banderillas de la cuadrilla del tercer espada, Alejandro Prado, así como el banderillero Juan José Trujillo de la cuadrilla del segundo espada.

Fatal la supuesta Autoridad de Plaza que omite guardar el minuto de silencio homenaje en recuerdo del fallecimiento de Don Alejandro Arena Torreslanda, ganadero de Villa Carmela ocurrido esta misma mañana a consecuencia de una cornada en su Ganadería.

Cambio de Mano de Talavante
La profundidad y la rotundidad de Juan Pablo ante el cárdeno de Campo Real. FOTO: Miriam Cardona.