Archivo de la categoría: Travel Guide to Mexico City

Sencilla y Sobrada Sentencia – Doble Arrastre Lento para Doble Joya.

Derechazo de Saldivar a “Enamorado” de La Joya.

Al borde del colapso, el cartel juvenil de Sánchez, Saldívar y Silveti vuelve a las andadas vividas en Provincia el año pasado pero esta vez contando con tres toros de plenas opciones para el triunfo de La Joya. En pleno agotamiento Diego Silveti encuentra de nuevo otro toro bravo, el segundo en esta Temporada, sin que llegue el triunfo o la esperanza. Con un lote de amplio talante Arturo Saldívar suma solitaria oreja mientras que Juan Pablo Sánchez acarrea preocupante letargo sumado a la pésima suerte de estrellarse con dos inválidos.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA.

Sopla el viento y el frío llega en audible espiral que hace prever que la tarde en La México añade una circunstancia adicional con la cual lidiar. Se es torero, se es aficionado para eso y más.

Decía “Don Dificultades”, realmente no se fabrican toreros, se fabrican idolillos.

Así, el cartel juvenil de la convergente inicial del apellido de cada actuante queda en el solitario tercio de aforo, a fuerza la gente a la Plaza no entra. Aun contando con un encierro atractivo, el encaste español de La Joya. Lo extraño es que se “cuela” un toro con el hierro de El Junco, el tercero. Su altura y feo tipo, su expresa falta de fuerza y casta, hacen que el brindis general y la esperanza en Diego Silveti dure un suspiro.

Se cae la Fiesta cuando el cuarto, el 42, negro y alto, larguísimo y astiagudo, derrumba el temple de Juan Pablo Sánchez que no es suficiente para mantenerle en pie. Desespera el hidrocálido que, a sabiendas que el burel es débil y está descoordinado, comienza doblándose y luego al perder pasos tocar tan brusca y desasosegadamente que el burel se rinde… y lo apuntillan. Sánchez regalaría aun uno más débil.

Silencio y aburrición en dos turnos que parecen llevar la tarde a pique.

El inicio y el final de la corrida hace ver a esos turnos intermedios como un valle donde la ganadería ha podido levantarse. Anunciados casi todos como cinqueños, comienzan con un castaño, serio por delante, acaramelado, algo destragado, con el que Sánchez se entiende a la verónica, aun con ese paso atrás y la punta de la pierna de recibo levantada, el hidrocálido baja las manos y se gusta en el remate en los medios.

La inyección de “Nono” Cobos vislumbra que el temple del torero debe resanar esfuerzos, cuidar al burel que declina, conste que Alejandro Prado sostiene con alfileres el segundo tercio y que Campos se templa para saludar tras banderillas. Y Juan Pablo que inicia arriba trata de impedir que se esfume la fuerza de “Flor de Loto” que anuncia una ya evidente flojedad.

El temple es lo que a al toro bravo torna en noble, al manso en bravo y al débil le hace recuperar fuerza, lo que encela y, muchas veces, elimina el calamocheo o la forma de puntear el engaño, como pudo ser este caso. El diestro hidrocálido lo consigue por momentos, pero el remate de los muletazos, salvo la primera tanda, es irregular.

Lo mismo con la izquierda, a veces le alcanza la muleta al final y esto condiciona.

Pese al sabor y empaque de sus derechazos la obra queda en armazón, no en la rotundidad suficiente que demanda la Plaza México que no perdona el enganchón al final de cada pase al inicial temple. Más, cuando Sánchez pincha. Todo queda en saludos en el tercio.

Entonces, el oscuro castaño, aldinegro de capa y astisucio de cuerna, de intrigante misterio, trae consigo dureza, pelea y amenaza al deshacer el remate de la larga cambiada con la que Arturo Saldívar le saluda. No puede Saldívar lancear con gusto, apuradamente remata y Carlos Domínguez Márquez señala nueva inyección que pone en duda si, acaso, hace falta un segundo encuentro.

Que incluso en banderillas se siente que aprieta el astado.

Así, Saldívar tira del toreo por alto, consiente y el toro vuelve pronto al grado que le obliga a perder pasos justo cuando le enganchan y sopla el viento, muy fuerte quizá. Opta por el tercio. Ahí crece con la derecha en un momento en que se queda quieto. Luego por izquierda corre la mano y la gente responde pero no repite, se va a los adentros y casi termina entablerado con la mano derecha a lado de matadores.

Optando por el toma y daca, Saldívar emociona pero no cautiva. Vuelve al arrebato y olvida que su izquierda parece dictarle al toro el camino. Cambia naturales por dosantinas alguna enganchada, más valor que temple, menos serenidad y mucho afán. Así las cosas el pinchazo enfría la euforia.

Tras el derrumbe de los turnos intermedios, el encendido colorado ilumina la esperanza, incluso pese a su extraño tranco que hace temer en algún momento que la lo del cuarto se repetirá. Más cuando dobla contrario en varas y trata de huir, no obstante, mete la cara cuando le para la cuadrilla. Saldívar, consciente de esto consiente por chicuelinas y gira airoso para con serenidad rematar con hermosa y lucida rebolera.

Y el toro crece.

Justo cuando la concurrencia dicta el veredicto al encierro y la impaciencia crece, el colorado aprieta a Diego Martínez, incapaz de bregar largo y produce salida al tercio de Gabriel Luna que alborota más el ambiente. Siempre atento a la reacción de la multitud que le impulsa, Arturo pega en los medios pase cambiado para abrochar después con remate arriba del que “Enamorado” sale descolgado en aptitud a embestir.

Entonces, la distancia, la emoción del viaje del toro hace que Saldívar, dando y brindando sitio, el cite de largo, hermoso embarque y la tanda con la derecha sean de escándalo. Toda la aurora roja del burel gira entre el mar nocturno de la seda e iluminado por la plata del bordado, cerrado al fuego del cambio de mano y el pase de pecho rotundo y grana como su corbatín y faja.

Ahí queda el toreo con la derecha, a compás desgranado, lo mejor de la faena.

Pero tras nueva arrancada de tercio a tercio, con el viento que sopla, Arturo Saldívar tira luego de correr la mano con la derecha,  del efecto especial de la capetillina en el comienzo del declive artístico de la faena. Porque a pitón izquierdo, con el viento, en los medios, tremendo en su tranco y largo en su vuelta rebasan, hay que decirlo, la intención de mandar del hidrocálido que insiste hasta el hartazgo con la derecha que resiente el astado, la brusquedad y la intromisión en su terreno.

Aun en la siguiente tanda donde aun con la derecha deja el trapo puesto y liga. Pero invade Saldívar el terreno en lo corto, sin poder ligar al natural. La gente se alborota, sí se suelta el pelo. Pero queda la duda de haber visto esta faena en los medios, con la izquierda y sin viento, que entre tantas “S” se les olvida la “Z”…

La de cobrar.

Que no llega, el toro que pierde tranco no temple entrelazado en derechazos y nueva capetillina previo a, otra vez, cambiar el pase fundamental por las dosantinas y la gente revienta. Las joselillinas, emocionantes, dejan al toro servido, pero elige la suerte contraria y el doble pinchazo. A toro descolgado, detalle genial, sin muleta liada, descabella y la oreja justa… sabe a poco.

Nótese el gesto de Arturo. Miradas que dicen todo.

Arrastre lento, muy despacio, alto en ovación y digno en recuerdo. Faena de oreja, toro de dos.

Y queda el jabonero, a lo Rómulo Gallegos, “Cantaclaro” lo han llamado, “¿Quién se atreve a replicar?” El llamado lo toma Diego Silveti y solo alcanza a recortar de modo genuflexo sin parar del todo al claro astado al que el puyazo prolongado, enciende.

En la brega Diego Bricio trata de mandar sobre el toro pero este aflora su casta. Christian Sánchez pasa en falso, le festejan, y aun tocado lados clava para que sea ovacionado, incluso pese a una salida accidentada de la suerte, las palmas se baten y dejan la cosa caliente previo a que Silveti tome el centro del ruedo y trace a la larga distancia el derechazo que alborota de inicio pero…

Conforme pasa la faena, el toro que se atempera por los muletazos iniciales y el torero que no alcanza a imponerse con su brazo tan atado, no llega la imposición de ritmo, la creación de formas, la plena armonía. Solo decir que al natural, una suerte en la que Silveti no ha progresado, el jabonero se queda con mucho que torear y sobre todo estrellado con su mala suerte.

Basta ver la muleta embarullada entre pase y pase, que no se cuadra. Y no más.

La “S” real del cierre ha sido la herrada en el costado derecho del jabonero, la simiente. Que no miente y que sentencia la realidad, donde no basta nombrarse. Ni tampoco un poco de mercadología.

Porque el arte más que un decir es un hacer.

Una sentencia los toros siempre ponen a prueba.

Y que muchas veces en la sentencia, condenan.

Twitter: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2013-2014. Domingo, Enero 19 de 2014. Décima Cuarta de Derecho de Apartado. Un tercio de Plaza en tarde fría con viento muy molesto para la lidia en diversos compases, algunos fundamentales, de la lidia.

7 Toros, 6 de La Joya (Divisa Turquesa, Amarillo y Blanco) el tercero con el hierro de El Junco. Variopinta y dispareja de hechuras, varios con seriedad en sus cabezas. Inutilizado el cuarto tras descoordinarse por completo y echarse, bravo en el último tercio el colorado quinto, con casta y poder es su embestida, así como el jabonero sucio sexto, con nobleza y recorrido por ambos pitones. El tercero, áspero y fiero tuvo emoción desde salida. Débil aunque noble el primero, puntea en el último tercio. Terrible el tercero, sin casta ni fuerza, Inutilizado el cuarto en el último tercio. Y uno de Vistahermosa (Divisa Guinda, Oro y Blanco) lidiado como sobrero de regalo, chico y con cabeza, débil y sin mayor fondo bravo.

Los lidiados en quinto y sexto turnos fueron homenajeados con el Arrastre Lento. 

Juan Pablo Sánchez (Teja y Oro) Fuerte Ovación con Saludos, Silencio tras inutilizarse el cuarto y Silencio en el de Regalo. Arturo Saldívar (Azul Marino y Plata) Ovación con Saludos en el Tercio y Oreja protestada. Diego Silveti (Verde Manzana y Oro) Silencio y Silencio.

A la brega destacaron Gustavo Campos. Saludan Gabriel Luna y Christian Sánchez tras banderillear.

Anuncios

Plaza México: Carteles Temporada 2013-14.


zplasatorosnota

Por El Guerra para De SOL y SOMBRA.

El empresario Rafael Herrerías anunció en una ceremonia sencilla los doce primeros carteles que conformarán la Temporada Grande 2013-1014 de la Monumental Plaza de Toros México.

En el mismo formato con el que se desarrollo la temporada 2012-13 en donde se anunciaron los doce primeros carteles, este año sorprenden por lo poco rematados que están algunos, así como la ausencia de toreros que eran muy esperados en esta ocasión como el español Ivan Fandiño, pero por otra parte regresa  Miguel Angel Perera.

El Zotoluco, Joselito Adame, Arturo Saldívar y Diego Silveti por los diestros mexicanos están anunciados en dos tardes, mientras que los españoles Juan Jose Padilla, Morante de la Puebla, El Juli, Miguel Angel Perera y Alejandro Talavante aparecen anunciados en una tarde, pero seguramente estarán en una mas durante los meses de enero y febrero.

Eduardo Gallo, Leandro Marcos, Daniel Luque y el rejoneador Leonardo Hernandez completan el elenco de toreros españoles que harán el paseíllo en la Monumental.

Hay sorpresas tanto en el elenco de toreros con la inclusión de Juan Jose Silis y el regreso de Jeronimo, así como en el renglón ganadero con los encierros de Haro, Valparaiso y de los Cues. Destacan los carteles de los días 3 y 1o de noviembre, así como el del primero de diciembre por ser los mas rematados del serial.

El empresario también confirmo que Pablo Hermoso de Mendoza estará en algún cartel durante el mes de febrero y no hizo ninguna referencia especial sobre otras notables ausencias como las de Sebastian Castella y Enrique Ponce.

Los carteles:

Domingo 27 de octubre

Toros de Barralva para Alejandro Talavante, Jose Mauricio y Arturo Saldivar.

Domingo 3 de noviembre

Toros de Julián Hamdan para Eulalio López El Zotoluco, Morante de la Puebla y Diego Silveti.

Domingo 10 de noviembre

Toros de Fernando de la Mora para el rejoneador Emiliano Gamero, Julián López El Juli, Joselito Adame y Octavio García El Payo.

Domingo 17 de noviembre

Toros de Marrón para Arturo Macías El Cejas, Fermín Rivera y Juan Pablo Sánchez.

Lunes 18 de noviembre

Toros de Marco Garfias para el rejoneador Leonardo Hernández, Alfredo Gutiérrez e Ignacio Garibay.

Domigno 24 de noviembre

Toros de Xajay para Eulalio López Zotoluco, Miguel Ángel Perera y Sergio Flores que confirmara su alternativa.

Domingo 1 de diciembre

Toros por designar para la rejoneadora Mónica Serrano, Joselito Adame, Arturo Saldívar y Diego Silveti.

Domingo 8 de diciembre

Toros de Valparaiso para Uriel Moreno El Zapata, Fermín Spínola y Daniel Luque.

Domingo 15 de diciembre

Toros de Los Cués para Rafael Ortega, Juan José Padilla y Juan Luis Silis.

Domingo 22 de diciembre

Toros de Rancho Seco para Israel Téllez, Eduardo Gallo y Angelino de Arriaga.

Domingo 29 de diciembre

Toros de De Haro para Federico Pizarro, el colombiano Ricardo Rivera que confirmara alternativa y Salvador López.

Domingo 5 de enero

Toros de Carranco para Jerónimo, Leandro Marcos que confirma alternativa y Mario Aguilar.

Todos los festejos comenzarán a las 16:00 horas. El canje de tarjetas del Derecho de Apartado y la venta de las mismas, comenzará este lunes 30 de septiembre y se prolongará hasta el sábado 12 de octubre. Los horarios son de las 9:30 a las 14:00 horas y de las 15:30 a las 19:00 horas.

Twitter @Twittaurino

Hoy llega al D.F. David Mora para confirmar el próximo domingo en la Plaza México.

20121128-113809.jpg

De SOL y SOMBRA.

El matador español David Mora arribara hoy a la ciudad de México para torear el domingo 2 de diciembre en La Plaza México, donde confirmara su alternativa apadrinado por el veterano diestro mexicano Manolo Mejía que se despide de los ruedos y de Fabián Barba con toros de Marco Garfias.

Su oficina de prensa hizo pública en el twitter la siguiente nota y fotografía: Prensa David Mora (@prensadavidmora) 28/11/12 06:44 Aquí están David Mora y su cuadrilla a punto de subir al avión.

David Mora está ya recuperado al 100% y su actuación en México será su reaparición tras una lesión de rodilla que lo tuvo varias semanas sin torear y le hizo perder la corrida en Acho, Lima, del pasado18 de noviembre. (Burladero.com)

Twitter:@Twittaurino.

Plaza México 5a Corrida de la Temporada Grande: El Arte es, entre otras cosas, Morante.

20121120-115904 a.m..jpg

Tarde mágica e inolvidable la que se vivió el dia de ayer en la Plaza México 19 de noviembre del 2012, marque usted esta fecha ya que es histórica. Ayer los duendes del arte bajaron al ruedo de la Plaza México e invadieron los corazones de gran parte de los asistentes con un toreo puro y en su estado más natural, realizado por un genio del toreo como lo es Morante.

Por Luis Cuesta para De SOL y SOMBRA.

El toreo natural es el que se realiza con la mano izquierda, el estoque en la derecha y el corazón en medio. Felipe Sassone.

Pocas tardes he visto yo torear al natural tan bien en la Plaza México, bien vi a muchos, muy bien recuerdo algunas que marcaron mi afición realizadas por Armillita Chico, David Silveti, Guillermo Capetillo y “Joselito” pero extraordinariamente bien como la de Morante del día ayer ninguna.

La calidad no necesariamente es cantidad en la vida, por eso me sorprendían los comentarios de algunos “aficionados” que decían ¿Dos orejas con tres tandas? De lo bueno poco señores y si es mucho, que mejor, pero hay veces en el toreo que 30 muletazos dicen más que 100, ayer tuvimos el ejemplo perfecto con “El Zapata” y José Mauricio.

El primero de Morante anunciado como de Jorge María pero del hierro de Los Ébanos, había resultado infumable al no permitirle prácticamente nada. Pero Morante aún así intento sacar agua de un pozo seco solo para llevarse al final de la faena algunos injustificados abucheos, de una parte de un público “grasa” e ignorante, que asistió ayer a la Plaza México atraídos por el día festivo y por las ganas de seguir exprimiendo su fin de semana cervecero.

Pero la magia llegaría con el segundo de la tarde un toro de San Isidro de salida incierto que salía con la cabeza arriba, Morante desde el inicio de capa trató de torearlo por abajo, muy suavemente, enseñándole el camino que tenia que seguir pero el astado se resistía. Tras una lidia perfecta de parte de la gran cuadrilla que le armo su administración en nuestro país, Morante comenzó su faena de muleta con algunos doblones, sometiendo al complicado “Chatote”.

Acortando distancias pero sin ahogar al toro ni recortar el muletazo Morante consiguió el milagro una vez sometido el toro, fue ahí cuando cambió su muleta a la mano izquierda y la México cayó rendida a los pies del genio.

Fueron tres tandas perfectas que marcarán quizás a toda una generación de los ahí presentes, muchos años pasarán y le platicaremos a un amigo, un hijo o tal vez a un nieto y les diremos “Yo estuve ahí esa tarde, cuando Morante toreo al natural tan perfectamente que cada pase era una pintura por la pureza, la verdad y el sentimiento con que se ejecutaron.”

Tres tandas le tomo a Morante acabar con el cuadro ya con la plaza entregada con gritos de “Torero,torero” se perfilo a matar señalando apenas una media estocada, en todo lo alto, pero que fue de efectos mortales. La plaza blanca de pañuelos pedía la oreja, pero el juez acertadamente otorgo las dos.

Algunos “petardos” chillaron la segunda producto de su ignorancia o de su poca sensibilidad, pero la verdad es que ante obras maestras como la realizada el dia de ayer por Morante las orejas pasan a ser sólo un elemento decorativo y de estadística. Porque el arte y el aroma que desplegó Morante no se mide con orejas, ni con rabos, porque esta más allá de lo terrenal y lo tangible.

Gracias Morante por tu arte, por tus cojones y por tu verdad torera.

El resto del festejo fue de SOL y SOMBRA para nuestros diestros nacionales, si bien el “Zapata” corto una oreja muy benévola a su segundo toro, con su primero un toro serio y bravo de Jorge María anduvo a la deriva, una vez que los efectos especiales no surtieron el efecto esperado.

José Mauricio que la temporada pasada había tenido 3 buenas actuaciones, en esta ocasión no pudo mantener el mismo nivel a pesar de haber tenido en sus manos el triunfo, ya que se llevó el mejor lote de la tarde.

Sin mucho mando y sin templar del todo a su primero con la muleta, el cual siento que dejo crudo en el caballo, la faena naufrago entre enganchones producto también de un viento que le molesto toda la faena, pero aun así pudo dibujar algunos detalles de mucha calidad aunque sin romper.

Con su segundo nos dejo ver por momentos la gran estética y valor que atesora, pero tampoco pudo redondear una faena a la que le faltó construcción y ligazón.

Hay mucho camino que recorrer para este torero que tiene sobrada clase y valor, pero también es un aviso de atención para seguir preparándose más.

Al final se llevaron en hombros al triunfador de la tarde, Morante, que se perdió en la noche capitalina entre gritos de ¡Torero, torero! y que algunos todavía podían escuchar durante la madrugada por algún bar de la ciudad, donde el maestro celebraba junto a los suyos la gloria alcanzada.

Es lo que digo yo.

Twitter: @LuisCuesta_

Ficha:

México, D.F.- Plaza México. Quinta corrida de la Temporada Grande. Poco mas de media plaza en tarde con algunas ráfagas de viento. Tres toros de Jorge María (1o., 2o. y 3o) de los que destacaron el primero por su bravura y el tercero por su calidad . Y tres de San Isidro (4o., 5o. y 6o.) justos de presentación, de los que solo destaco el corrido en sexto lugar por su calidad y nobleza. Uriel Moreno “El Zapata”: División y oreja con muchas protestas. Morante de la Puebla: Leves pitos y dos orejas con protestas. José Mauricio: Ovación y silencio.

20121120-120004 p.m..jpg

Ocho con Ocho – El Taquito por Luis Ramón Carazo

20120910-121242 p.m..jpg

MEXICO, DF. – El tradicional restaurante “El Taquito” fue sede de la presentación del libro del mismo nombre, de Rafael Guillén Hernández.

El 5 de septiembre de 2012, cumplió fructíferos 80 años Don Lalo Gazcón, comerciante que ha logrado conjuntar un grupo de empresas exitosas. Hoy a cargo de sus sucesores quienes nos invitaron con un grupo de amigos a celebrar el feliz acontecimiento, en un lugar muy tradicional del centro de la Ciudad de México. Entre los presentes se encontraban varios miembros de lo que fue la Casa Pedro Domecq, como los hermanos Nogueira y Antonio Ariza Alduncin, así como también los actuales directivos de las casas vitivinícolas más importantes del país.

La cita fue en el tradicional El Taquito, de grandes recuerdos para Lalo por qué ocupó el puesto de garrotero y de cajero cuando en su juventud, pretendió convertirse en novillero. El sitio le era cercano a la tienda de su papá y podía convivir en el mejor restaurante de ambiente taurino, con figuras de tanto renombre como Garza, Silverio, Armillita, Manolete entre otras muchas, que por ahí se reunían a chanelar de toros.

Me hizo entrega del libro” El Taquito una historia que contar” su autor Rafael Guillén hermano de Marcos y miembro de la descendencia de los Guillén, en su tercera generación desde los fundadores del lugar en 1923. En sus páginas se narra y se muestran imágenes de un lugar emblemático de México.

Platicando con Lalo, su familia, amigos y colaboradores, recordamos entre otras muchas anécdotas la celebérrima de cuando a la cárcel del Carmen (calle en dónde se ubica El Taquito) fue trasladado Lorenzo Garza. Lorenzo en un lapso de días, primero obtuvo los máximos trofeos que se otorgaban en aquella época oreja y rabo el 11 de diciembre de 1946 en La México de dos toros de Pastejé, Amapolo I y Buen Mozo, con la respuesta de Manolete de una oreja en su primer toro y los máximos trofeos de Manzanito, el segundo de su lote.

Fue también la fecha de la presentación de la ganadería de Eduardo Iturbide (descendiente de Agustín Iturbide) en el coso máximo y que según relatan quienes estuvieron como Lalo, que se caracterizaba por ser muy codiciosa en sus embestidas. El tercer hombre fue el Ahijado de El Matadero quién confirmó alternativa.

Luego, vendría la anécdota de la cárcel para Garza para ser preciso el 19 de enero de 1947, se lidió esa tarde, un encierro de San Mateo que por el poco trapío, fue protestado ruidosamente por el público que llenaba hasta el reloj la plaza de toros México.

Nos relata Lalo con el brillo característico en los ojos producto del inmediato recuerdo que Garza actuó con gran displicencia. Fue cuando un aficionado de las barreras de sombra, le lanzó un cojín al rostro al llamado Ave de las tempestades, quién tomó un estoque para tratar de vengar la afrenta, subiendo al tendido para herir al agresor.

El aficionado que golpeó con el cojín a Garza, fue el papá del que fuera por muchos años directivo del fútbol con el Puebla, Emilio Maurer y afortunadamente Lorenzo antes de atravesarlo, fue detenido.

Con Garza, actuaron Manolete y El Vizcaíno llamado así no por ser natural de Vizcaya, sino por ser un poco bizco. La inusitada bronca es tal vez la peor de la historia del coso capitalino. Se multó con diez mil pesos a la empresa por haber vendido más boletos de los autorizados y con cinco mil a la ganadería de San Mateo, por la poca presencia del ganado.

Parte del público muy encrespado, destruyó a todo cuanto tuvo a su alcance, el reloj, los anuncios, los respaldos de los asientos y los arrojó al ruedo. Garza fue llevado a la cárcel del Carmen y también fue multado con diez mil pesos. Durante el festejo, Manuel Rodríguez (Manolete), le cortó la oreja y el rabo al toro Boticario y Arturo Álvarez El Vizcaíno toreó por última vez en la plaza México.

Hacia la zona de El Carmen se traslado gran cantidad de personas y Paco Malgesto genial periodista, realizó un control remoto desde la cárcel. De El Taquito salieron las viandas para Garza y muchas personas que aguardaron en sus salones hasta las 11 de la noche del día siguiente, 20 de enero de 1947 a que saliera de la cárcel el regiomontano.

Por el suceso, las ocho columnas de los diarios, se las llevó Garza obligando a Manolete a declarar que ”ni por ser el máximo triunfador aparecía él en primer plano” Esos recuerdos le llegaron a Lalo como si los estuviera viviendo hoy, comentó que por la detención de Garza hubo un fiestón en El Taquito y también otro popular en las calles aledañas en dónde se ofrecieron todo tipo de antojos para los que iban de curiosos a la calle de El Carmen a ver a qué hora salía el matador.

En su texto de introducción al libro de El Taquito, Alberto Carbot señala que “también vale una misa”, y que “es más que un lugar donde se puede dar rienda suelta al hedonismo culinario. En él, en medio de los exquisitos aromas y sabores de la buena cocina mexicana, al calor de un buen trago, pueden comentarse los sucesos del día o deshilvanarse recuerdos de un México que ya no es igual”.

El prólogo es de Jacobo Zabludovsky, quien señala que “antes de que la ciudad se mudara quien sabe a dónde, ‘El Taquito’ era el centro de un reloj que a las doce marcaba Tepito, a las tres el Abelardo Rodríguez, a las seis La Merced y a las nueve La Lagunilla. Era el centro del Centro”.

Así celebró su cumpleaños Lalo Gazcón rodeado de muchas personas que lo apreciamos y admiramos su capacidad para ganarse la amistad y reconocimiento por su trayectoria en el comercio, la taurina queda como un capítulo de sus intenciones juveniles y es parte que él atesora con gran cariño.

El Taquito sigue en pie en una zona plagada de vendedores y de tiendas, pero entrar es como viajar en el túnel del tiempo a un lugar con la magia de los grandes sitios, como lo platicaba con los subalternos Güeros de la Capilla y los Angelillos, también invitados como el matador Antonio Urrutia al emotivo evento.

El domingo 9 de septiembre en La México, buen encierro de San Antonio de Padua de Mónica Hernández Weber para los novilleros Ávila de la Torre, que recibió como Karla de los Ángeles, una oreja, las dos protestadas mientras que dos novillos recibieron el homenaje del arrastre lento. Adrián Padilla leonés que recibió la oportunidad después de lanzarse de espontáneo hace dos semanas, sin pena ni gloria.

La Clemente Inclemencia – Drama y Emoción Cambiante en la Tercera Novillada.

Borja Jiménez ayudándose en su faena al tercero. FOTO: LaMexico.com

Un caleidoscopio de emociones, entre la luz y la contraluz, entre la decepción y el drama, bajo clima cambiante, la Temporada de Novilladas cierra su primer cuarto con el interés en ascenso pues, a pesar del verdor de la terna, la ilusión prosigue en buena parte por el juego del encierro. Entre la grisura de David Aguilar, el drama de Ricardo Frausto y la inquebrantable voluntad del debutante Borja Jiménez, la inclemencia del clima no subyuga a la Afición taurina congregada en la Monumental México.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA.

Se mantiene la estela que ha traído consigo la Temporada novilleril. Y esto ocurre porque ayer la inclemencia del clima, aun cambiante y amenazante en todo instante, tiene la clemencia de consentir a la concurrencia durante casi todo el festejo.

El agua ha soltado todo su ímpetu solo hasta el ultimo suspiro del sexto novillo.

Antes, la Afición es clemente principalmente con el que abre Plaza y con el lidiado en tercer lugar. Se trata de dos astados por debajo del límite de presencia: estrecho y destragado el primero, de horrorosa cabeza ese tercero y al quinto, chico, solo lo salvan sus hechuras.

Pero también hay que decirlo, Jorge María ha enviado tres que representan al trapío ideal para novillada en la Plaza México.

Así, David Aguilar, tercera Temporada en México, se encuentra con que el estrecho de trapío y de bravura primero, trae consigo un fondo de nobleza que aflora a pesar del castigo en varas, de la poca diligencia del novillero que toma los palos y que solo destaca en el violín final, así como un defecto grave y que hay que señalar: el paso atrás.

Y la situación se agrava porque Aguilar descubre el pitón izquierdo del toro, quedándose quieto y dejando la muleta puesta, el moreno diestro se regodea y parece que la faena, gris de comienzo, puede encontrar una rendija de oro soleado como el propio astro rey que se cuela entre las cambiantes nubes del cielo capitalino.

Solo es un suspiro. Desarmado y sin plan, la nobleza lisa y llana cuando no es mandada deviene en sosería. Se diluye todo y se acentúa la medianía, Aguilar es avisado y la tarde toma el camino de las nubes, tapando el sol y dejando la bruma.

Pero sale el novillo real, el que más en cuanto seriedad de toda la Temporada, “Ganador” nombrado. Alto, largo, cárdeno obscuro y ojalado, muy bien armado, astifino, con poder en la embestida y algo más importante aun: la cabeza muy suelta enclavando su tranco y su lidia en el régimen violencia.

La buena planta de Ricardo Frausto se ve amenazada desde salida cuando tiene que renunciar a la rodolfina –tafallera pegada a tablas- cuando el novillo no traga el llamado de las cuadrillas. Frausto solo destaca en el remate de sus lances. Al llevar al caballo, por pitón derecho se lleva un susto y vuelve con lucimiento pero ahora para dejar en suerte. “Ganador” no hace la mejor pele en varas, se trata de escapar y sale suelto. Obvia intervención en quites el novillero.

Jorge Guerrero se ha dejado enganchar de lo lindo durante la brega del segundo tercio. Cómo mandar sobre una embestida amenazante y violenta sino con largueza y sin enganchones, Guerrero acentúa los malos hábitos del astado que sigue con la cabeza muy armada –o sea siempre arriba y sin descolgar- justo cuando la fe de Frausto le lleva a brindar a la generalidad.

Machos para arriba la montera y el hidrocálido tira de los efectos especiales. Inclemencia hacia el toreo fundamental por parte de la novilleril inexperiencia que al modo talavantista se va a los medios para pegar, de dentro a afuera- arrucina de frente y dejar al novillo a su aire. Consiente Ricardo, deja que “Ganador” le venza en la pugna taurina, en la lid que le plantea imponerse primero y desplegar arte después.

Por eso en los derechazos el mando escasea, por ello al tercer muletazo Frausto se queda sin sitio y el novillo ganando todo el terreno. Drama presente, la urgencia se apersona y la tensión permanece justo cuando las gotas de igualmente aparecen.

Aun viene el intento por la izquierda con gritos sin ton ni son por parte de su “esquina” que aun aconseja abrir el compás e inaugurar tanda derechista con vitolina para proseguir a un extraño cite invertido que termina por dejar a Frausto a merced del inclemente toro que le levanta, le hiere en el muslo izquierdo y le cobra su proceder.

El resto son manoletinas y pinchazos tras intervención de la asistencia para ajustar torniquete. Reconocimiento pleno, respeto al valor absoluto de Ricardo y decepción al ver florecer la amapola de la cornada en un torero tan de buenas maneras. Respeto también por parte del público al silenciar el arrastre del novillo que, severo, riguroso y duro impone su régimen a toda la asistencia. Vuelta entre protestas iniciales.

Aguanta la Plaza México al achafikado tercero, con su cornamenta capacha y al que de inicio, el debutante destacado, Borja Jiménez, le recoge con dos lances sabios, manos abajo, para cerrar con medias. Canta su condición el burel al ir a la querencia. Jiménez lo comprende, omite banderillear y entonces vienen los doblones soberbios de la puerta de caballos hacia los medios, domeña rodilla en tierra, se impone y el manso a la par del viento arrea y dobla contrario.

Entonces, Jiménez se estira, hunde riñones y se enrosca al manso que protesta con la derecha. Sabor y largueza antes de que el astado se violente por el lado izquierdo. Le desdeña el sevillano por abajo, en medio del vendaval tras llevar largo y voltear la protesta del toro ayudándose con la espada.

Busca rematar una faena que aumenta en emoción al grado de que el chalecazo a toro arrancado primero y los pinchazos luego quitan posible apéndice no así la buena imagen del torero que llega.

Otro novillo serio, negro, soberbiamente lustro, con cara menos de niño y poco más de adulto abre la segunda parte del festejo. A Aguilar le duele la exigencia del astado en el recibo y alivia dando los adentros. Clemencia tiene ese cuarto astado con el auxiliar de cuadra que, tras desmontar al piquero, intentando proteger la jaca, voltea y tiene a merced. Teniéndolo para lo peor la tragedia no sobrevine.

Echa el resto Aguilar en tres lucidas crinolinas y en uno de los momentos de la tarde, comparte banderillas con Jiménez, quien tras cuarteo del poblano le responde casi de poder a poder y con un desplante muy torero.

En lo mejor de su actuación David Aguilar cierra el exitoso tercio con tremendo par al violín con un astado que se va para arriba tras el pésimo trato que le otorgan en el caballo, la brega dislocada. El novillo descuelga, tiene poder en la embestida y claro mucho emoción porque tonto no es.

Parece David decidirse pero aparece el viento, inclemente ahora sí con los trastos para también incómodamente atestiguar una larguísima faena donde el poblano nunca puede resolver la presencia del viento que muleta abajo y tirando largo debió ser el antídoto. Una pena porque nos quedaremos en el enigma de saber si el astado, como creemos, tenía un punto más de bravura.

Frausto se encuentra con un quinto tan insustancial y gris como su capa. Le desarman, se ve –como es lógico- físicamente disminuido y solo queda valorar su esfuerzo. Será en otro momento.

Cierra plaza un serio, largo y armónico cárdeno con un pitón izquierdo de miedo. Jiménez lucha porque no raje pronto, por imantarlo de tela pero la bravura del astado es corta. Luce en banderillas, se esfuerza en la muleta donde se impone a la sosería. Hay una tanda importante y consigue mantener al público, a pesar de la amenaza latente de lluvia, con el interés de verle oficiar con el alfanje.

Suerte contraria frente al palco de la empresa. Entiende el español la necesidad de que el toro no vea el toril y de serenarse tal como no ocurrió con su primero. El pitón derecho amenaza. Armado a la muerte, el rubio espartinero arranca a matar y el volapié perfecto hace estallar el deseo contenido de la gente.

Encuentra Borja la cruz y la espadazo entero hace resucitar la tarde gris justo cuando la abundancia del agua precipitada baña de torería la escena: el toro rodado. Hay que premiar la entrega y con clemencia honrar no solo, con justicia, al novillero sino a la Afición que tras ver la gran estocada tuvo arrestos para desafiar inclemencias y aplaudir la vuelta al ruedo.

Algunos corrimos, otros nos guarecimos pero al final la tarde guardo su mejor escena: la clemencia de la vida venciendo la inclemencia de la muerte en situación irrepetible y solo posible en la Plaza de Toros.

Ayer lo hemos vivido y valorado sobre todo cuando se lidian esos tres novillos serios que exigen de nosotros mismos toda la atención e importancia que esperemos pronto, sin importar quien lo decida, traiga la inclemente prestancia de la pasión por el toreo.

Twitter: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada de Novilladas 2012. Domingo, Julio 22 de 2012. Tercera de Temporada Chica. Menos de un cuarto de plaza en tarde de viento cambiante todo el tiempo, con sol inicial y nubes cárdenas, con lluvia intermitente y chubasco final. Molestó el viento principalmente durante el cuarto de la tarde.

6 Novillos, 6 de Jorge María (Divisa Violeta y Rojo) Desigual de presencia. Muy estrecho en todo sentido, interno y físico, el primero. Muy serios segundo, cuarto y sexto. Cortos aunque bien construidos tercero y quinto. Mansearon todos frente al caballo, crecieron en banderillas y tuvieron opciones de triunfo el primero, cuarto principalmente y, aunque manso, el tercero de la tarde.

David Aguilar (Salmón y oro) División tras aviso y Silencio tras dos avisos. Ricardo Frausto (Carmesí y oro) Vuelta protestada y Leves palmas. Borja Jiménez,nuevo en esta Plaza(Celeste y oro) Saludos desde el tercio y Oreja.

El segundo espada tras ser corneado en su primer turno en la parte interna del muslo interno permaneció en el ruedo hasta dar muerte a su segundo enemigo.

Terrible tarde de las cuadrillas en general, enganchados con el capote y apurados en banderillas. A punto de un grave accidente durante el tercio de varas del cuarto novillo sufrió un auxiliar de la cuadra salvado providencialmente.

Atinada la Autoridad al otorgar la oreja del sexto al tercer espada.

PARTE MÉDICO DE RICARDO FRAUSTO.

Durante la lidia de su primero, el novillero Ricardo Frausto sufrió una cornada en la cara interna del tercio medio del muslo izquierdo que originó un desgarro de la piel de 15 cm. y dos trayectorias una hacia atrás y hacia arriba de 20 cm. y otra hacia afuera y atrás de 15 cm.  Que desgarró músculos de la región y contundió el paquete vascular.

Si no existen complicaciones será dado de alta el próximo miércoles y podrá volver a torear de 3 a 4 semanas.

Firma, Dr. Rafael Vázquez Bayod.

Santiago Fausto inaugura la temporada chica 2012 de la México

De SOL y SOMBRA

Se ha hecho oficial lo que en últimas fechas se rumoraba en los mentideros taurinos de la capital, reaparece este domingo Santiago Fausto en la Plaza México, tras una ausencia de dos años de los ruedos e inaugura la temporada chica.

Junto a Santiago anuncian al hidrocálido Efrén Rosales y Antonio Lomelín hijo con un encierro de la ganadería de Los Cués.

El festejo  comenzara a las 16:30 horas.

Confirmado: Domingo 24 de Junio, el esperado regreso de Paulo Campero a “Los Ibelles”

Paulo Campero regresa a Los Ibelles por todo o nada. No habra medias tintas.
Paulo Campero regresa a Los Ibelles por todo o nada “No habra medias tintas.”

Por Luis Cuesta para De SOL y SOMBRA

El novillero capitalino Paulo Campero ha sido anunciado este próximo domingo 24 junio  en un festejo de triunfadores en el cortijo “Los Ibelles” allá por el Estado de México. Paulo quien ha estado viviendo los últimos meses en la Ciudad de Aguascalientes, ha estado toreando mucho en el campo con miras a su próxima actuación en la temporada chica de la Plaza México y su posible incursión en la temporada novilleril de Guadalajara.

Campero joven de edad, aunque veterano de las filas novilleriles, tiene una especial inclinación para hacer y quizá para ser un torero a la antigua escuela. Es un torero completo, domina los tres tercios con la mayor amplitud de variedad. Además, procura colocar banderillas cuadrando arriba, a veces con la montera puesta, así como dominar lances con el capote como se hacía antes, rodilla en tierra.

“Este domingo van a ver un Paulo Campero mas maduro” me comentaba via telefonica desde su bunker en Aguas. “Este año ha sido duro porque las oportunidades han escaseado,  pero he toreado mucho en el campo y me he dedicado a reforzar mi tecnica y concepto del toreo.”

Para los que no conocen a este prometedor novillero, sus fuentes y su formación taurina, guarda poca relación con la formación taurina contemporánea y convencional, ya que Paulo procura alejarse siempre del cartabón.

El de este domingo será un festejo de preparación  y proyección para lo que parece ser una de sus últimas campanadas de su etapa novilleril, ya que sabemos que si no se triunfa en la proxima temporada chica de Plaza México, la situación se le complicara aun mas. “Soy conciente de que el tiempo pasa y las oportunidades no hay que dejarlas pasar, por eso este domingo saldre a buscar el triunfo a toda costa, vengo por todo. No habra medias tintas”

Por eso hay que asistir con ilusion este domingo a Los Ibelles, ya que este novillero tiene la raza, ha caminado la legua y sabe a su corta edad lo dura e ingrata que puede ser esta profesión, pero tambien tiene la onza y la personalidad para cambiar su destino, asi que el futuro está en sus manos.

Que se abra el espíritu y la mente… para que aflore el toreo.

Cartel para este domingo:

Atizapán de Zaragoza, Estado de México.- Cortijo Los Ibelles.- Novillada de triunfadores. Novillos de La Guadalupana para Paulo Campero, David Aguilar, César Ibelles, Edgar Badillo, Luis Miguel Cuéllar y Ángel Lizama.

Twitter: @LuisCuesta_