Archivo de la categoría: Futuro Taurino

La Estela del Brillo – La México: Triunfo y Firmeza de José María Hermosillo.

Así de rotundo, firme y rota la cintura, José María Hermosillo manda sobre la embestida de “Campeador”, a la casta del novillo de San Antonio de Padua se opone el mando del torero. FOTO: Toca.

Tarde entretenida y de realidades en diversos aspectos en la Plaza México. Se parcha el encierro y, pese a la desigualdad de trapío encuentra varios episodios de mucho interés en una novillada donde incluso el clima embiste a favor del aficionado taurino. En esas, Roberto Román encuentra el camino inevitable a su realidad taurina mientras Héctor Gutiérrez se ve rebasado en concepto y realización por la gran posibilidad más que promesa, de José María Hermosillo que, salvo con el estoque, libra uno por uno los obstáculos que la novillada le coloca hasta romper en otra importante faena que lo coloca al frente de la novillería mexicana y a la espera dentro de quince días de finalizar por todo lo alto esta campaña novilleril, esperemos sea el comienzo de una gran carrera taurina.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Plaza México. Foto: Edmundo Toca Olguín.

Se cumple el centenario de la muerte de Saturnino Herrán, el genio entre genios de la pintura mexicana, esperanza joven, frustrada, para variar, y a destiempo. De Aguascalientes. Y en Aguascalientes se encuentra viva mucha de su brevísima obra. Incluso, sabemos, se guardan celosamente sus apuntes taurinos enclavados en la primera época de la Plaza San Marcos.

Hoy, seguramente sin intención alguna, La México programa tres hidrocálidos.

Pero lo hace ante un encierro parchado sin necesidad alguna.

Con todo el tiempo del mundo para haber reseñado una novillada entera, seria y bien hecha, que se eleve a la ocasión, la Monumental cae en retraso y parcha el encierro de Maravillas, por suerte, el remiendo de San Antonio de Padua trae consigo los episodios más interesantes de la Temporada.

El cartel bueno queda en mano a mano por la natural realidad de Roberto Román todo deseo pero nulo en idea y concepto, enganchado y sin sometimiento con el capote, tiene la pésima suerte de encontrarse con un alto y muy serio novillo de origen Rancho Seco -esa capa cárdena, ese cuello y esos pitones no mienten- al que deja hacer lo que se le viene en gana, en vez de someterme de salida.

El toreo empieza cuando el toro para. El cárdeno en vez de deternerle, arrolla.

Nadie es capaz de ordenar, de aconsejar, en última instancia, mandar en el más que bisoño novillero quien desatinadamente se da a tirar de la cordobina de recibo, queda desarmado y hace que el novillo empiece a alargar la gaita desde muy temprano. Crudo tras el brevísimo y flojo puyazo -cuando las cuadrillas deben pegar no lo hacen- llega a un intento de quite donde gana terreno y, al tratar Román de rematar, apunta el pitón derecho a la ingle. La Virgen vuelve a cuidarle en los aires pero, ya en el piso, el novillo lo tiene a merced y no le perdona.

Ahí la tarde cambia pues hace que sobre los dos valores más adelantados de la novillería mexicana caiga el pesado fardo de la responsabilidad: Hermosillo y Gutiérrez.

Pero hay con qué responder.

Ese cárdeno tlaxcalteca se encuentra a José María Hermosillo lleno de sitio e inteligencia. Antes, en el que abre plaza, sobrepasa la prueba de un serio y bello ejemplar de Maravillas uno de esos novillos cuyo juego es regular, pues rasca y tardea en muleta tras mediocre tercio de (una) vara. Hermosillo, emociona en los lances, gusta en el quite por tafalleras al grado de pegar una en redondo y rematar hasta el exceso a una mano. Luego, se da a correr la mano a un novillo que duda pues le falta la casta para crecerse ante el exigente mando. Corre la mano por ambos lados con entendedera, la muleta en el sitio desde el inicio alternado abajo hace al novillo templarse y acudir.

Emociona pero mata mal.

Jorge Ramos, milagro, niega correctamente la oreja. Ojalá hayan tomado nota Jesús Morales y su secretario Juan Vázquez, pareja para el olvido. Bien Usía de forma, al no haber mayoría visible y de fondo, al no premiar una estocada defectuosa por atravesada.

Pero poco importan los trofeos cuando se tiene arte y cabeza.

Por ello, el cárdeno tercero y su juego, pese a no ser su toro, pese a lo crudo que queda y el sentido que desarrolla gracias a la falta de sometimiento inicial y al relajito que le forman las cuadrillas encabezadas por Christian Sánchez que recorta el viaje tras pasar en falso como si el novillo no hubiera aprendido lo suficiente, no hace mella en Hermosillo que se lo quita de encima con perfecto toreo de castigo de inicio por bajo, rematando con solvencia y suficiencia. Es más, prácticamente, lo hace pasar con la derecha con un mérito tremendo y al novillo, al fin sometido, lo único que le queda es morir de cara al sol tras la estocada.

Tras responder Hermosillo, queda la pena de que no haya mayor imaginación y pesen más sabrá Dios qué compromisos para hacer que el muchacho Héctor Gutiérrez repita tres domingos seguidos en la Plaza México y para este tercero muestre cierto cansancio mental. Aun así, lo intenta con el cárdeno claro segundo, chico pero con cara seria. Gutiérrez luce con el capote pero se muestra algo repetitivo y sin frescura con la muleta. Se trata de un novillero que esta vez sacrifica el fondo en pos de una forma que no le abona, equivoca el inicio con el cambiado por la espalda y el novillo, que necesita empaparse de muleta, pone el freno de mano para el último tercio.

Torear no es componer la figura. Torear no es lo mismo que dejar pasar.

Por ello tras la muerte del tercero, Gutiérrez se ve contrariado con el flaco, esmirriado, cariavacado e impresentable cuarto. Para sorpresa del personal el negro astado de Maravillas, hay que reconocerlo, embiste. Y no para. Gutiérrez trata pero no consigue nada en firme. Se confía, hace concha y el novillo no le perdona esa fijación que tiene por componer la figura, pendiente de las posturas a la mitad de la suerte y los desmayados remates. No es suficiente, aburre y se queda por debajo de la circunstancia.

Ese contraste se marca aun más al correr turno, con el quinto, el segundo novillo de San Antonio de Padua que deja en alto el color de la divisa por su hechura, apenas el trapío exacto para un cartel de este nivel y para esta Plaza y por la lidia que le otorga José María Hermosillo. Bien hecho de arboladura fino de corte es bien recibido por el novillero con la capa donde remata a una mano de salida. En cambio es muy maltratado por Efrén hijo en la cabalgadura. Cómo sería el golpe que el aparato motor del novillo resiente el efecto del feo puyazo contrario y sus patas traseras se doblan.

Ante todo eso el temple queda, alivia.

Y queda la casta, que rescata.

En la caleserina al propio ritmo del novillo y pese a que dobla las manos, Hermosillo aviva la esperanza y, aun adelantando la suerte, único señalamiento que hacemos al diestro, el astado da la pelea y el torero luce en la larga de remate. Lo mismo en banderillas donde agarra el astado aire al grado de derribar a Gilberto Aragón Zamora, como siempre sufriendo.. Hay casta pero falta fuerza. José María, entonces, aplica la medicina, quietud y alivio por alto, en el inicio pegado a tablas que repara el tranco del novillo quien le dicta al torero no hacer tonterías como ese intento de cambiado por la espalda o querer ligar derechazos en el mismo inicio que solo derrumban.

Diría José Chafik, al novillo mexicano hay que esperarlo pues éste enseña a torear. Hermosillo lo hace consiente inicialmente.

Y comienza entonces, en plenos medios, el concierto.

Hermosillo abandona el intento inicial de llevar muy por bajo y ajusta a la media altura para, además de mantener el pie, encelar, lograr que el novillo rompa adelante y, pese a tener el hocico floreado, crecerse al acariciar la embestida en derechazos largos y en un pase de pecho con la derecha completamente en redondo. Perfecto al natural pese a lo despatarrado, Hermosillo rompe su muñeca pese a trompicarse en algun momento por la colocación esencial de su muleta y el despliegue de su trazo. No duda cuando las miradas se cruzan en el cite y se apodera de la embestida, en definitiva, tras tardear el astado previo a un magnífico pase de la ranchera donde el cambio de mano hace reventar a la Afición junto al de pecho ligado.

Luego la tanda grande con la derecha, abierta con amplio pase de pecho donde prende Hermosillo los muletazos adelante y en los que se rompen plenamente su cintura y su muñeca, donde se va detrás del muletazo en redondo y ahí donde le pelea el novillo apretar y responde abrochado la tanda en pleno clamor con magnífico remate arriba y ayudado por bajo.

De cartel.

En otra época, no tan lejana, prendas y dianas habrían caído y tocado desde las alturas

Ya en la postrimería, con la faena hecha, las dosantinas y nueva ranchera ya cerca de tablas, pese a coquetear con pasarse de faena e intentar la arrucina, deja la mesa servida para la estocada algo caída. Esto y la casta del novillo retardan la hora final al grado de, en medio de un silencio total, requerir el descabello tras el aviso, perfecta decisión por parte de la Autoridad que preside y que hoy ha estado en el sitio.

Y una escena magnífica es la que sobreviene entonces.

La cruceta se asoma en el callejón y la gente, que desea el triunfo como el propio diestro, sabe que el descabello puede prevenirlo. Pero el arte del torero es una constante apuesta de la cual José María Hermosillo, no se raja. Al contrario, pese a demorar el uso del verduguillo y el aviso que diluyen la segunda oreja, el diestro se serena, busca encontrar el sitio exacto y el momento preciso en que “Campeador” descubra y, entonces, el rayo plateado de la espada ejerce con toda su fugaz, fulgurante y fulminante belleza con el descabello perfecto que rompe el silencio con el estruendo que no logra la segunda oreja pero que valora y aclama la gran faena. Oreja con todo el peso del triunfo y la responsabilidad, oreja que huele a triunfador.

Discutible el Arrastre Lento por la falta de fuerza, indiscutible por la casta y la bravura. Entonces, en tal caso, in dubio pro bous.

Gutiérrez se ve insípido pese al esfuerzo con el cierra plaza, manso e intrascendente.

Rebasado su forma habrá que esperarle, claro que sí, en la de triunfadores, donde saldrá a no dejarse rebasar. A picarse con lo ocurrido hoy a ver en Hermosillo a un adversario peligroso, sí, pero al que habrá que responderle a la altura.

Lo veremos. Ahí estaremos.

Ya quien se lo quería perder… pretexto no hay.

Falta que la Empresa, después de lo ocurrido, no vaya a convertir la graciosa huida en desapasionada intriga.

Twitter: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada de Novilladas 2018. Domingo, Octubre 7. Noveno festejo de Temporada Chica. Menos de un cuarto de Plaza en tarde espléndida por fresca y prácticamente nula de viento. Nubes blancas durante los primeros dos turnos y,  tras el quinto alumbrado artificial.

6 Novillos, 4 de Maravillas (Divisa Morado y Rosa) Disparejos de presencia, esmirriado y acariavacado el negro quinto, preciosos primero y segundo, bonito aunque chico el sexto. El primero es mejorado en la muleta por el espada en turno, no peleó fuerte en varas y le faltó casta en el último tercio, el segundo calamocheaba no obstante ofreció posibilidades. Bravo el anovillado cuarto que no paró de embestir a la muleta y flojo el sexto; y 2 de San Antonio de Padua (Divisa Caña y Nazareno) Desiguales, muy serio el tercero desarrolló sentido gracias a la pésima lidia otorgada por espada y, especialmente, las cuadrillas. Hermoso aunque chico el quinto, número 109 “Campeador” nombrado de 386 kilogramos, que desarrollo buenas virtudes por ambos pitones pese al puyazo y la falta de fuerza, sacó bravura en la muleta. Fue homenajeado con, discutible, Arrastre Lento.

Se corre el turno por la cornada del tercer espada, lidiándose el quinto en cuarto lugar y viceversa. 

José María Hermosillo (Grana y Oro) Vuelta tras Petición, Ovación y Oreja con petición de la segunda tras Aviso. Héctor Gutiérrez (Grosella y Oro) Ovación, Silencio y Silencio. Roberto Román (Grana y Azabache) Palmas al retirarse a la Enfermería.

Extraordinaria e inusitada actitud, por seria y centrada, de la Autoridad que preside en persona del Juez Jorge Ramos que niega perfectamente la petición tras la muerte del primero y la segunda oreja a la muerte del quinto además de enviar muy atinado y en el sitio el aviso al primer espada previo a la muerte de este astado, no obstante, discutible, el Arrastre Lento a este último pero procedente.

Protestan actuantes, espadas y cuadrillas con vuelta al ruedo contra las iniciativas contrarias a los festejos taurinos aludiendo al Artículo 123 Constitucional pero omitiendo el muy importante 5, referente a la libertad de profesión.

Pésima tarde de las cuadrillas a pie y a caballo. Artero puyazo contrario y carioca de Efrén Acosta hijo ante el quinto al que daña el aparato motor. Fatal a la brega Diego Martínez, no obstante consigue un excelente par de banderillas ante el cuarto y sus correspondientes saludos. Bien Fernando García al banderillear al difícil tercero lo mismo que la valentía de Adolfo Sánchez al tragar y salir comprometido tras banderillear al primero, ambos saludan en su turno. Ventajosos y abusivos los lamentables recortes tocando los lados de Christian Sánchez haciendo desarrollar aun más sentido al referido y peligroso tercero, no obstante, se cuela, para no variar, en el saludo de GarcíaGilberto Aragón sufriendo como cada fin de semana en banderillas es derribado por el quinto. Tarde desigual con el capote de Juan Ramón Saldaña. Mal colocado y desarmado Marco Antonio Dones.

Natural de José María Hermosillo a “Marismeño” el novillo que abrió plaza de Maravillas. FOTO: Toca.

Anuncios

@TAURINISIMOS Segunda Temporada – PREVIO Temporada Grande 2016-2017 #Toros. #Televisión.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 11 de Noviembre de 2016. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y Miguel Ramos @migue_ramoss.

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2016-2017. Análisis de la jornada inaugural.

Previo carteles:

Bernaldo de Quirós para “Zotoluco”, José María Manzanares y Alejandro Talavante. Xajay para Joselito Adame y Roca Rey en Mano a Mano.

Recuerdo de Ernesto Navarrete y Salazar “Don Neto” Decano de los cronistas taurinos tras su fallecimiento esta semana.

Faena de Guillermo Capetillo a “Marinero” de Vistahermosa en la Plaza México en 1992.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 18 de Noviembre de 2016 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

@Taurinisimos 56 – Nicolás Gutiérrez a Hombros. Valente Arellano. Huelva, Colombinas 2015.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 7 de Agosto de 2015. Conducen Miriam Cardona (@MyRyCar), Luis Eduardo Maya Lora (@CaballoNegroII) y José González (@JoseNinoG).

Actualidad Taurina. Análisis Feria de Huelva, Colombinas 2015. Gerardo Rivera en Madrid.

Novilladas 2015, Plaza México: Nicolás Gutiérrez a Hombros con encierro de Marco Garfias. Recuerdo XXXI Aniversario Luctuoso de Valente Arellano faena a “Pinguino” de Los Martínez en el Nuevo Progreso en 1982. Cortesía “6 Toros 6”, Guadalajara.

Arturo Macías reaparición en Azpeitia, España con toros de Ana Romero.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 14 de Agosto de 2015 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com
@RadioTVMx.

VOZ DE LA FIESTA: Observando al Planetario Taurino – Entrevista con Domingo Delgado de la Cámara.

Domingo Delgado de la Cámara dicta cátedra. Otra vez.
Domingo Delgado de la Cámara dicta cátedra. Otra vez. FOTO: @casiel_28.

En Bilbao y en el marco de la Aste Nagusia pasada, se llevaron a cabo diversos hechos culturales que reafirman la naturaleza de la Fiesta de Toros. Uno de ellos fue la presentación del más reciente libro escrito por Domingo Delgado de la Cámara, “Entre Marte y Venus. Breve Historia Crítica del Toreo” (Yeguada Marqués, 2014). He aquí nuestra conversación con quien bien puede ser el crítico de mayor importancia del actual planeta de los toros y su historiador de mayor lustre y agudeza.

Por Fabiola Flores De SOL Y SOMBRA. Bilbao.

Teniendo como paisaje inmediato a la magnífica Plaza de Toros de Vista Alegre en Bilbao, hemos acudido al encuentro de Domingo Delgado de la Cámara, el importante crítico e historiador, tan proclive siempre a unir la inteligencia taurina con el sentimiento.

Conversamos con el autor español acerca de lo que más le apasiona. A la manera de un Galileo taurino, nos brinda un diálogo rico e interesante pues sus ojos observan el ritual de la Fiesta desde el amplio lente que brinda la historia.

De SOL Y SOMBRA: Domingo, en comparación con tus trabajos anteriores, sobre todo con la importante trilogía que ya has publicado, ¿Cómo definirías este libro que acabas de presentar a los lectores?

DOMINGO DELGADO DE LA CÁMARA: Este libro es una historia general del toreo. Los otros libros no eran una historia general, uno se dedicó a los toreros, otro al toro y otro a la lidia. Esta es una historia general desde que surge la triada fundacional de Pedro Romero, “Pepe Hillo” y “Costillares” hasta el momento actual. Es una historia del toreo irreverente e iconoclasta porque no estoy conforme con las historias que se han escrito. Esta es mi versión.

DeSyS: Los taurinos no cuestionamos mucho la dicotomía que confronta al toreo de arte con el toreo de valor, binomio válido pero no absoluto. En tus escritos has demostrado que la evolución del toreo plantea un abanico de diversos estilos, que hay diferentes nichos para diversas técnicas del toreo. Sin embargo, el título del libro insinúa un poco esa famosa dicotomía entre el toreo de arte y el toreo de valor ¿A qué se debe tan peculiar titulado?

DDC: En la mitología romana Marte era el dios de la guerra y Venus era la diosa de la belleza y el toreo ha estado siempre basculando entre esos dos extremos. El título se explica muy fácil: porque el toreo a lo largo del Siglo XIX era puramente marcial, era una lucha, era una guerra. Luego, a partir del surgimiento de Belmonte además del elemento marcial contiene el elemento venusiano, el elemento artístico y desde hace más o menos cuarenta años lo único que predomina es el elemento artístico. Se ha impuesto Venus sobre Marte. Esto es muy peligroso porque si el toreo abandona el riesgo, si abandona la lucha, se convierte en un ballet intrascendente que es a lo que estamos llegando.

DeSyS: Sé que Pepe Alameda ha sido trascendental en desarrollo de tu enfoque histórico, de hecho –en mi opinión- creo que esa vertiente que abrió Alameda te dio una línea de análisis a seguir. Tú en cierta forma eres su continuador. Esto es un ejercicio lúdico, imaginemos que alguien encuentra entre los archivos empolvados de este autor algo inédito, ¿Qué clase de texto te gustaría encontrar allí?

DDC: Sí, yo soy muy seguidor de Pepe Alameda, creo que es un escritor sumamente clarividente y muy mal comprendido en España. La crítica taurina española le satanizó porque veía en él un rival muy peligroso. Vino a retransmitir corridas por Televisión Española en el año ’74 y hubo una enorme campaña en su contra porque su visión del toreo era mucho más lúcida que la visión oficial que sostenían los críticos del momento. Por lo tanto, yo sí que me nombro heredero de Pepe Alameda pero sí que existen dos diferencias claras entre Alameda y yo, la primera es que Alameda era un genio, pero era un genio que no tenía sistema; se le ocurría una genialidad, la dejaba escrita en un par de líneas y ahí se quedaba la cosa. No tenía el sistema para aplicar esa genialidad a toda la historia del toreo, lograr una obra consecutiva y extensiva; eso sí que lo estoy haciendo yo. Otra diferencia es que Pepe Alameda, por las circunstancias de su vida, se vio muchas veces obligado a halagar a los toreros y yo no los he halagado nunca.

-Me gustaría encontrar en sus archivos pues… no lo sé. Probablemente eso, una historia general del toreo que nunca hizo. Era un genio, un genio vago, abúlico y le faltó sistematizar y extender sus ideas.

DeSyS: Como aficionada trato de leer constantemente, informarme y conseguir los textos de autores importantes. A partir de la lectura de tus libros me he dado cuenta que hay muchas obras que, tal vez, -ya a estas alturas y en este contexto, digamos, postmoderno- no le brindan al aficionado ninguna referencia concreta. ¿Podemos decir que obras como “El Cossío” ya están completamente fuera de contexto, que ya no tiene ninguna utilidad para el aficionado de hoy?

DDC: Yo creo que “El Cossío” no servía ni cuando se publicó. Vamos a ver, es una obra admirable desde el punto de vista de que es muy difícil recopilar toda la información que tiene. Puede valer, pues las biografías de toreros valen, pero como ideología taurina ya era una cosa completamente desfasada en su momento. Es decir, la Disertación Final de los Toros, en el final del tomo IV o Panorama del Toreo hasta 1978, en el inicio del tomo V, en el mismo momento de su aparición representan doctrinas absolutamente superadas que no valen.

DeSyS: Lo pregunto porque todavía existen aficionados que siempre te remiten a “El Cossío”…

DDC: Repito, “El Cossío” como acopio de datos está bien, pero como ideología está mal. La historia del toreo que aparece reflejada en “El Cossío” –que no es la peor- es una historia absolutamente mediocre y apegada a todos los tópicos falsos que luego inundan la cabeza de quien los lee.

DeSyS: Tú eres buen conocedor de la literatura taurina, sus escritores y diversos ángulos discursivos. En mi entender, no existe aún un estudio historiográfico de la tauromaquia. ¿Podrías esbozar algunos lineamientos generales de las tendencias más importantes?

DDC: Eso sería muy interesante, es decir, hacer un libro que podría llamarse Historia de las Ideas Taurinas o Historia de la Ideología Taurina. Es un libro inexistente que sería muy interesante hacer. Comenzando por el siglo XIX, está la tauromaquia de Bedoya o la tauromaquia de Sánchez de Neira, dos obras generalistas herederas del revisterismo del momento. Es decir, no tenían una ideología, simplemente se cuenta lo que pasa en el ruedo de un modo, digamos, de tipo telegráfico. Algo así como, “sexto toro sale y en el tercio del dos toma un puyazo de melones, en el tercio del cuatro toma otro de cantares”. No existe ideología en el siglo XIX, simplemente se cuenta lo que se ve.

– La ideología taurina empieza a partir de Belmonte, con él se empieza a hablar de arte, a filosofar acerca de los toros y se empieza a formar la ideología taurina como hoy la entendemos. De los admiradores de Belmonte -que empiezan a escribir una historia taurina para él- surge lo que podemos llamar la historia taurina oficial u oficialista. Frente a eso hay una corriente muy minoritaria, es la que defiende la memoria de Joselito, que está conformada por Corrochano y Pepe Alameda, ambos escritores, sin haberse tratado, creo que se guardaron cierto desprecio evidente. También hay alguien muy importante que es Guillermo Sureda, un escritor mallorquín muy poco conocido pero que escribe su Tauromagia, que es un libro muy importante.

DeSyS: ¿Qué ocurre después?

DDC: Después, toda la ideología redentora, torista, de contestación de los años setenta y ochenta en realidad no son tales porque lo que hacen es seguir la ideología de los belmontistas. Digamos que la corriente paralela es la de Corrochano, Sureda y Alameda, que yo creo que es quien verdaderamente ha tenido lucidez y ha sabido explicar la historia del toreo.

DeSyS: Continuamos imaginando estos libros que no se han escrito. Tú has dicho que piensas escribir el libro de la historia del fraude en la tauromaquia. ¿Cómo va ese proyecto?

DDC: Bueno, eso es algo que me planteé anteriormente. Sería un libro interesante de abordar pero, verdaderamente, no me veo con fuerzas para hacerlo. Sería interesante hacerlo porque el fraude acompaña a la Fiesta como acompaña al ser humano que tiene una cara brillante y magnífica, pero también una cara oscura y fraudulenta.

-El fraude es muy antiguo, por ejemplo, el Corregidor, el representante del Rey en el Puerto de Santa María en 1854, prohíbe una corrida que va a torear “Cúchares” porque han sido aserradas las puntas de las astas. O sea, que esto es una cosa mucho más antigua de lo que la gente supone y por lo tanto, sí que es necesario hacer una historia del fraude. ¿Cuál es el problema? Es que cada vez ha habido más fraude, esto se ha ido saturando y al final representa un auténtico problema. Más que la disminución del peligro -que es lo que se desea- la cuestión es que el fraude provoca que el aficionado desconfíe, llena de descrédito a la Fiesta de los toros. Sería bueno hacer, por un lado una historia del fraude, y sobre todo, conminar a la autoridad para que lo erradique.

DeSyS: A mí lo que me parece el gran reto, al abordar este tema, es cómo se documentaría el libro. ¿Cómo vas a encontrar fuentes del fraude?

DDC: Ese es el gran problema, claro, el fraude se realiza de noche y sin testigos porque quien lo está realizando es consciente que está haciendo una irregularidad. Por lo tanto, las fuentes no existen, todo lo que se habla del fraude son todo leyendas. Lo que se ha comentado de boca a boca, lo que cuentan los taurinos y los aficionados… pero pruebas no existen. Ese es uno de los problemas que implica el libro, claro.

-El fraude ha existido siempre pero cada generación lo va aumentando. Cuando se ha afeitado a un toro no se dejan pruebas.

DeSyS: ¿Eso quiere decir que sería un libro basado en la literatura informal, en el imaginario y la memoria de la tauromaquia?

DDC: Sería algo basado en los comentarios de unos y de otros. De todas maneras, el recuerdo del toreo o la auténtica historia del toreo no se ha transmitido en los libros. Se ha transmitido oralmente entre los pocos aficionados que sabían verlo y entre los pocos profesionales que también sabían verlo porque de toros ha sabido muy poca gente. La auténtica historia del toreo se ha contado en las tabernas, se ha contado en los coches de cuadrillas, nunca en los libros. Y dentro de esa auténtica historia del toreo que es oral, pues muchas veces se ha hablado de los fraudes.

DSyS: En tu obra explicas que a lo largo de la historia del toreo se ha, digamos, purgado la genética de las castas primigenias y que ahora sólo sobrevive una de ellas: la Vistahermosa, la cual, llevada a sus límites ha dado lugar a lo que algunos llaman el toro artista. La contradicción es que el público parece gustar cada vez más del toro monumental y, a veces, desproporcionado. Últimamente se ha visto que están embistiendo esos toros enormes. Como ejemplos recientes podemos citar un toro de Cuadri en Valencia durante la Feria de Julio y algunos ejemplares del Puerto de San Lorenzo en la pasada isidrada. En cuanto a la selección que se hace en las ganaderías, ¿Crees que es posible conseguir ese toro enorme pero que embista con la clase y la entrega que se demanda del “toro artista”? o por el contrario, ¿Crees que definitivamente ya no hay esperanza para la manipulación genética en el campo bravo a partir de la selección?

DDC: Creo que se tienen unos conocimientos genéticos que nunca se han tenido y por lo tanto se podría lograr el toro perfecto, lo que pasa es que hay un montón de intereses para que no se logre. Es decir, aquí, quienes tienen cogida la sartén por el mango son los toreros y lo que ellos quieren es un toro fundamentalmente sumiso. Pero sí que es posible lograr un toro que combinara la embestida de clase con la emoción. De todas maneras, yo creo que el futuro no existe. La Fiesta de los Toros está inmersa en una sociedad que no la comprende, los ataques van a ser constantes, el mundo profesional taurino es esencialmente mafioso… yo creo que la Fiesta no tiene futuro. Por lo tanto, el toro del futuro simplemente no va a existir porque no va a haber corridas.

DeSyS: Según estas predicciones, ¿cuánto tiempo de vida le queda a la Fiesta?

DDC: Va a ser algo muy rápido, va a ser una cosa de quince años. El mal ejemplo de Barcelona y la prohibición han abierto el apetito de los antitaurinos de todo el mundo; además tienen a su favor a los políticos y a los periodistas, esto va a ser muy rápido. Podríamos vencerlos, primero, ofreciendo un espectáculo muy auténtico con el toro de verdad; y luego, pues trabajando todos unidos para lograr una lucha eficaz. Pero no, el espectáculo que se ofrece actualmente no atrae porque es un espectáculo aburrido con un toro previsible y sumiso, hay una desunión en el mundo de los toros. Cada uno va a defender sus propios intereses y no los intereses generales, esto nos debilita frente al enemigo. Es muy difícil que esto tenga futuro y, desde luego, va a ser una cosa de muy poco tiempo.

DeSyS: ¿Ni siquiera una generación más?

“Entre Marte y Venus. Breve Historia Crítica del Toreo”, de Domingo Delgado de la Cámara, el libro puede adquirirse sólo en librerías y locales de España, por el momento.

DDC: No, yo creo que no, lo hemos visto este invierno. La comidilla del invierno ha sido la disputa que han tenido cinco figuras con la empresa de Sevilla. Eso demuestra que lo que están haciendo ambas partes es luchar por sus propios intereses partidistas y no por el bien de la Fiesta. Es decir, demuestran una auténtica cerrazón mental, no tienen ningún horizonte, los árboles no les dejan ver el bosque. No se dan cuenta de lo que está sucediendo y por lo tanto, eso nos hace muy vulnerables.

DeSyS: De acuerdo a esto que nos dices, la Fiesta está a punto de terminar. Esto implica que tú ya has visto casi todo lo que hayas podido atestiguar en tu vida taurina…

DDC: Existe una verdad filosófica universal de la que la Fiesta de los toros no se puede escapar. Todas las cosas nacen, crecen, tienen una etapa de esplendor, de decadencia y tienen una muerte. Esto ha sucedido en todo, hasta en los grandes imperios, también todas las personas pasan por ese trance -pregúntaselo a los dinosaurios-. La Fiesta de los Toros no se va a salvar de esa verdad universal. No creo en el futuro de la Fiesta por lo dicho, porque todo tiene un principio y un final. A veces te encuentras con esa persona que dice: “no… pero los Reyes y los Papas ya quisieron prohibirlo…” y demás. Ellos no se dan cuenta que cualquier Rey del siglo XVIII o cualquier Papa del siglo XVII tenía mucho menos poder que un Presidente de Autonomía actual.

-Antiguamente el poder era muy difícil de ejercer, una persona dictaba una Ley y luego era imposible de aplicar porque no había medios para aplicarla… no había comunicaciones. En cambio, hoy las leyes se cumplen con auténtico rigor. Además también ha cambiado mucho la mentalidad de la gente. Antiguamente la gente era insumisa, no valoraba su vida ni su bienestar porque no valía nada. La gente vivía mal y en medio de durezas. Por lo tanto, cuando se intentaba hacer algo impopular el pueblo se oponía y había revueltas, el político o el gobernante de turno se tenía que resignar.

DeSyS: ¿Y qué pasa entonces ahora?

DDC: En cambio ahora, a pesar de que hablamos de democracia y hablamos de derechos, en realidad no tenemos ningún derecho ni existe la democracia. Ahora el poder sí que aplica su rodillo de un modo muy eficaz, entre otras cosas porque nos hemos vuelto sumisos. Ahora la gente teme perder su casita, teme perder su trabajo y nunca se ha sido tan sumiso ante el poder como ahora. Lo podemos ver con la ley del tabaco; cuando se publicó la ley del tabaco yo dije: “esto no se pude cumplir, la gente va a seguir fumando en los bares”. Pues no, se ha aplicado con auténtico rigor y nadie fuma donde no debe, ¿Por qué? Pues porque el dueño del bar te dice: “Oye, apaga el cigarro porque me van a multar”. Por lo tanto, ahora nos hemos vuelto sumisos. Tenemos mucho miedo a enfrentarnos con el poder y por lo tanto las leyes de prohibición se pueden aplicar con toda tranquilidad. Se ha visto en Cataluña, por eso estoy muy preocupado.

-Además otra cosa, antes los toros gustaban a la gente, ahora no gustan. Hoy la afición a los toros es una diversión muy minoritaria e incluso la gente, el común de la gente, vería con buenos ojos una prohibición. Estamos en una etapa muy difícil. Por último, la Fiesta de los toros está cargada de contradicciones, lo hemos hablado. Hemos buscado un toro tan noble, tan noble para que los toreros toreen tan despacio, tan despacio que al final hemos conseguido una Fiesta muy aburrida que no puede tener vigencia porque un espectáculo es todo lo contrario al aburrimiento. Por lo tanto, aunque todas las mañanas rezo para que haya un milagro y que se revierta esta tendencia, veo muy difícil la supervivencia de la Fiesta.

De SOL Y SOMBRA: Con un panorama tan gris, en los años por venir ya no habrá muchas tardes de gloria. Suponiendo que ya lo has visto casi todo ¿Qué recuerdo taurino te llevarías a la tumba?

DOMINGO DELGADO DE LA CÁMARA: Me llevaría a la tumba las primeras novilladas que vi en mi pueblo en Morata de Tajuña. Era una plaza de pueblo con novilladas de pueblo, pero digamos que son las primeras sensaciones. Siempre hay una primera vez, cuando las cosas verdaderamente te impresionan y te llegan al corazón; luego es simplemente la repetición de lo ya visto. Me gustaría llevarme ese recuerdo. Además porque se celebraban en un ambiente muy auténtico.

– Un pueblo de Castilla donde se echaban novillos que eran toros, sin ninguna trampa ni cartón, novilleros… pues algunos muy verdes, otros ya muy fracasados pero que hacían lo que podían delante de un toro de verdad y delante de un público muy duro que no pasaba una. Eso es lo que me condiciona y esa es la Fiesta que me ha gustado.

-La Fiesta de cartón, piedra con el toro despuntado, con el divo aplaudido por un montón de burgueses que observan y presumen de poderío económico desde la barrera es una Fiesta que no considero mía. Al final, siempre voy al pueblito, con el toro de verdad, con un novillero que lucha con él y con un público que tal vez no sabe mucho y es bastante ingenuo pero que siente aquello de verdad. El gran espectáculo de sociedad es otra cosa que me llega mucho menos.

Hasta aquí nuestra charla con el autor.

Mientras agradezco a Domingo la entrevista crece en mí un sentimiento contradictorio.

Por un lado la expectación y esperanza que siempre provoca el ver una corrida con los famosos victorinos; por el otro, albergo esa tristeza compartida de quienes se saben los últimos testigos de un rito ancestral. Al finalizar el día, sabemos que cada arrastre es “lento”. Es lento porque llegará el día en que la Fiesta – una muy sofisticada forma de expresión humana- no tendrá ningún eco en las sociedades “modernas”.

Ya lo apuntó Jorge Luis Borges: “El tiempo no rehace lo que perdemos; la eternidad lo guarda para la gloria y también para el fuego”.

Twitter: @cassiel_28.

*Domingo Delgado de la Cámara, Entre Marte y Venus. Breve Historia Crítica del Toreo. Yeguada Marqués, 2014. 385 p.

La Regresión y la Inocencia – Arrastre Lento y Estrellones en La México.

“El Tuco” en el pase invertido. El novillo cabrereño espléndido también por el lado izquierdo.

Condenada al naufragio, al gafe, la tarde encuentra un bálsamo, la esperanza y un respiro con un cuarto novillo de honores en el arrastre. Lentamente, los restos del lidiado en el turno cuatro se llevaron consigo, no una ovación, sino el sino y el origen de un ya viejo encaste, un antiguo carácter. Con ese toro el triunfo asomó sin tocar la puerta en un festejo tan gris como su toldo celestial.

Por: Luis Eduardo Maya LoraDe SOL Y SOMBRA.

Se sabe, de antemano, que en México somos dados a tirar, derrumbar las cosas del pasado, por malas o buenas que estas hayan sido.

El Arquitecto Rafael Fierro Gossman, en su estudio sobre las casas de México y principalmente el que dedica a la historia de las calles del viejo Chapultepec-Polanco, ha referido a la que fuera casa de Don Jesús Cabrera Llamas como un complejo proyecto, integrador del gusto personal de su propietario y que agrupaba varios metros cuadrados en el Paseo Castelar, a solo pasos de El Reloj.

La casa, de tal Señor, con espacio de frontón ha sido necesariamente una casa taurina.

Y ahí, suponemos, han tenido que confluir algunas generaciones de gente del toro, esa fusión tan triplemente interesantísima entre los Gaona, los Garza y los Cabrera que, viendo por el espejo lateral, da la vista a Zacatecas y ahí entrelaza el rosa de Don Antonio y el verde de Don Julián, Llaguno, claro está. Por lo blanco entrelazados. Y por la brava sangre hermanados.

Hoy, como ayer había sido siempre, la histórica divisa rosa, verde y blanco regresa a La México en condiciones de México actual: nombre diferente, nuevos propietarios, olvido del actual aficionado, así como desigualdad en la presencia y el juego. Más una asistencia menos entendida y cada día menos enterada que ovaciona la mansedumbre.

Como ocurre en el arrastre al primero, para rejones.

Todo esto se acentúa con la aparición de un personaje a caballo anunciado como Joaquín Gallo, casi un inocente taurinamente. Ahondar en sus carencias sería cruel. Puede más el manso novillo en él y evidencia su precario modo de entender el toreo con tanto cambio de jacas, una a pelo, que no le sirve de nada.

Como es rejoneador a la antigua, no solo clava a la pasada, sino le alcanzan repetidamente –un alazán sale huyendo tras posible, de menos, puntazo- y además trae consigo Forcados. Él mismo solicita un tercer intento, infructuoso como los dos anteriores, de los Hidalguenses que sufren las iras del manso al que despacha el espada en turno a como puede.

Malamente. Tal como la gente al aplaudir al manso arrastrado.

Pasa demasiado tiempo. Para cuando el hermoso cárdeno segundo se parte un pitón cerca estamos de la primera hora de festejo. Una desgracia, con todo el tipo histórico de la casa, embistiendo fuerte, se estrella en el burladero de la Contraporra. Y deja las cosas en blanco para Paola San Román, injustamente colocada en este cartel tras ser ya triunfadora aquí.

El feo sobrero, arrea y complica las cosas a la queretana desde salida. Se crece en su descastamiento con la muleta y la San Román solo puede echar hacia fuera queriéndose ir todo el tiempo y termina con horrible bajonazo.

A este sobrero, Jorge Didier le hace un quite inoportuno.

En su turno, un novillo justo de presencia, intenta la caleserina, pero no pone orden previo al quite con los montados y como con la muleta le enganchan queda gusto y adelanta suertes ni el brindis ganadero le rescata. Y solo discretas palmas quedan.

Por ello, a la salida del cuarto, quienes seguimos el escalafón menor detenidamente, sabemos que hay posibilidad de salir del gris aburrimiento, que parece contagiar el cielo a los novillos. Más porque Rodolfo Mejía “El Tuco” es el espada en turno, el mismo que rompió quince años sin rabo novilleril en Aguascalientes y que tres años después llega a La México.

Saluda con rodolfina.

El nombrado, chabacanamente, “Ranger” es auténtica vuelta al pasado. Su agradabilísima cornamenta y bravura expresa, no solo de fondo, en varas es muestra de ello. Tumba dos veces. La segunda a Hugo Campos Rubio en la querencia pero la que a la postre le cuesta muy cara es justo la primera, que le propina a Juan Pablo González Villagómez quien no pica bien al recibir por dentro.

El novillo queda servido, incluso Mejía aunque tarde, se desmontera y el tercio cambia. No importa. Soslayando toda la autoridad, Juan Pablo González pega arteramente varios puyazos en el tercer encuentro a fin de cobrarse el tumbo. Y la autoridad, como la de la miscelánea sin clientela, leyendo el aviso de ocasión. En mutis.

Quita “El Tuco” y en la rebolera el novillo se emplea. El yucateco Lizama responde en su turno al quitar. Lo mismo que el novillo que incluso hace ver mal a Marco Dones al crecerse en banderillas.

Novillos como este, salen poco, con esa clase, esa espera a humillar y mostrar las palas antes de entrar a la muleta, de regodeo, deben siempre aprovecharse, aflorar el mejor concepto del toreo. “El Tuco” acostumbrado a lo instantáneo en plenos medios pega el afarolado de rodillas, cosa que incomoda a la asistencia, los pases por alto brindan aire al astado que le complica el cite, junto con el aire en la primera tanda.

En los medios, pasada la ráfaga, Mejía encuentra la forma de que sus muñecas se sintonicen con su acompasada cintura, eso le funciona perfecto. Pero, tras dos buenas tandas, de sabor y ritmo, con la derecha, no encuentra la forma de brindar espacio y trazar el toreo al natural.

Justo cuando más importa.

Por ello, usa la dosantina y la ranchera como recurso para emocionar y pasar al tercio. Entonces el novillo frena, hace mella el tercer y artero puyazo. Y peor el ahogo que de él hace “El Tuco” a quien mañas le sobran y por ello no nos extraña su tendencia al toreo invertido y a las manoletinas de rodillas. Falta la media altura, la fantasía natural que el toreo conlleva cuando deriva de un concepto genuino.

Vienen tres cuartos de acero tendidos y cierta petición. Bien negada.

El arrastre lento, por la nobleza, la bravura y la clase del novillo nos parecen buenos. Pero aplaudir en el arrastre los anteriores, más aun con la fichita que sale de quinto, un novillo feo y al parecer enfermo, es síntoma de clara confusión en la afición. Con él Ángel Lizama solo puede quitárselo a como su breve estatura taurina le permite, tras angustiosa larga cambiada en los medios, con honradez y ahínco le mata.

Aun así, la novillada cierra a tambor batiente cuando el huamantleco Emilio Macías, el tercero de tres hermanos que ya se han presentado en La México es volteado. Aun así, tras severo golpe el joven aplica medicina de capote bajo y trata de imponerse a un duro y exigente astado que llega muy sobrado al último tercio.

Poco falta para someterle pero realmente Macías no lo consigue. A pesar de estar cerca y ligar con la derecha termina desarmado. Digno, sobre todo en la gran estocada que consigue al volapié, momento brillante de la tarde.

Y no más.

Alguien me decía que lo complicado en ganadería viene en la segunda generación de propietarios. No es lo mismo que cuando ésta surge: las familias crecen, los gustos cambian y si la sangre no re-une, la bravura, el interés y la cohesión se difumina.

Algo así pasa con las casas, las grandes residencias de México. Injustamente, a las grandes obras de arte se las lleva, no el tiempo, sino los intereses, la ambición y, claro, muchas veces, la nula protección de la autoridad.

A la casa del Paseo Castelar, residencia Cabrera LlamasMartínez, muy seguramente nunca le faltó arte, como al toreo cuando es bien hecho. Tal como a la divisa rosa, verde y blanco jamás le faltó bravura.

La ganadería de Jesús Cabrera Llamas, como tal, ya no existe, se borró como ese pequeño palacio polanqueño, tan “neocolonial” en su acento, tan blanco y rosa a veces, otras tan blanco y verde que fue tristemente derruido. Pero cuando el arrastre lento a la muerte se le brinda en homenaje es porque algo queda de la esencia y realmente no se desaparece aunque se materialmente se pierda.

Cierto, no ocurre esto con el bien raíz, seguimos destruyendo lo que tanto cuesta construir.

Menos mal el intangible paso de la bravura no es tan instantáneo de eliminar, no se rinde, claro, fácilmente pero… puede que el día llegar.

Quiera Dios siga vistiendo de oro y de seda el arte y la buena sangre.

Como siempre ilumina ver hoy lo que del original Chapultepec-Polanco queda.

Twitter: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada de Novilladas 2014. Domingo, Julio 27 de 2014. Segundo festejo de Temporada Chica. Menos de un cuarto de plaza en tarde cielo nublado, llovizna en el segundo e intermitente y molesto viento.

7 Novillos, 7 de D’ Guadiana (Divisa Rosa, Verde y Blanco) El primero lidiado para rejones. Segundo lidiado como sobrero tras inutilizarse el titular al partirse un pitón tras su salida. Desigual en presencia, el primero demasiado chico. Muy feo el quinto, mansos en general con excepción del cuarto, precioso cárdeno nombrado “Ranger” homenajeado con los honores del Arrastre Lento. El sexto muestra bravura seca y dura.

El Rejoneador amador, Joaquín Gallo (Usanza charra mexicana) División de Opiniones. A pie Paola San Román (Rosa y Oro) Silencio. Jorge Didier (Azul rey y Oro) Leves Palmas. Rodolfo Mejía “El Tuco” (Marfil y oro) Saludos. Ángel Lizama (Granate y Oro con remates negros) Fuertes palmas tras aviso. Emilio Mendoza (Azul noche y plata) Fuerte ovación. 

Los tres últimos espadas nuevos en esta Plaza.

Fatal la autoridad al no poner orden en el primer tercio del cuarto turno.

Destaca el picador Hugo Campos Rubio al picar en la querencia al cuarto.

Al finalizar el paseíllo se guarda un minuto de aplausos en memoria del forcado Eduardo del Villar fallecido a causa de una cornada en meses pasados.

Nace Arte Toricantano S.A. de C.V. en apoyo a toreros.

images

De SOL y SOMBRA.

En días pasados se dio a conocer en forma oficial, la creación de la organización Arte Toricantano S.A. de C.V que es un grupo integrado aproximadamente por unos 30 aficionados, que se encargarán en apoyar a la Tauromaquia Potosina.

Esta organización que preside Jorge Villarreal y como secretario Sergio Muñoz, buscará apoyar al grupo de Tauromaquia Potosina de dirige el matador José Briones, en diferentes formas para seguir promoviendo a los jóvenes novilleros potosinos dentro de este difícil arte.

La presentación fue en la Plaza de Toros Monumental “El Paseo”, en donde se informó que esta nueva organización habrá de buscar apoyar a los jóvenes potosinos con vacas a puerta cerrada y clases prácticas, así como conseguirles erales, novillos y en un futuro, posiblemente organizar algunas novilladas.

También se encargaran de difundir la fiesta de diferentes maneras tales como visitas a plazas de toros de todo el país, ganaderías, museos, así como tener las puertas abiertas a todo aficionado.

Via: http://pulsoslp.com.mx/2013/10/19/nace-arte-toricantano-en-apoyo-a-toreros/

Nace Agrupacion de “Jóvenes Ganaderos”.

20130728-024808 p.m..jpg

De SOL y SOMBRA.

“Ayer fue un día histórico” nos comento la joven entusiasta y diseñadora de moda Taurina Mariana Llaguno, al finalizar su reunion en donde nacio la Agrupacion de jovenes ganaderos mexicanos.

Ante la presencia de 37 jóvenes ganaderos, se conformo la mesa directiva 2013 – 2014 que la misma Llaguno presidirá en esta primera etapa de su agrupacion.

Lo principal que distingue a esta nueva asociación en palabras de su Presidenta, es que es la primera unión a nivel mundial de jóvenes ganaderos.

Es decir no solo esta compuesta por aficionados si no que son hijos, descendientes de miembros de la ANCTL y ademas esta avalada por el consenjo de la ANCTL.

Esta nueva agrupación continuo su Presidenta, tiene los objetivos de fortalecer mas la ANCTL, asi como aumentar el numero de miembros del grupo fundador, invitando a los descendientes hasta el 4to grado lineal o no de ganaderos desde los 16 en adelante, para crear mas afición joven en base a proyectos que se llevaran a cabo durante los próximos meses, y que serán difundidos por medio de las redes sociales, así como por una pagina de internet del grupo que ya esta en camino.

Tambien servirá de apoyo entre sus miembros para resolver problemas (sin especificar cuales) o realizar ideas trascendentales que se propongan o lleguen a surgir.

El grupo de “Jóvenes Ganaderos” tendrá su personalidad jurídica y será constituido ante notario, a fin de que trabaje de manera paralela con la ANCTL.

En esta primera etapa el comité directivo quedó integrado de la siguiente manera: Mariana Llaguno, Presidenta; José Manuel Fernández, Vice-presidente; Manuel Labastida, secretario; Santiago Gutiérrez, tesorero; Ana Luis Medina Ibarra, pro-tesorera; Verónica Cárdenas, Octavio Casillas, Sofía Martínez y María Vázquez, Vocales, y Paulina Sescosse, Mariana Fernández, Montserrat Torres y Julio Uribe Kurn, Delegados.

“Mi propósito es volver a darle la importancia y fuerza que tiene el ganadero dentro de la Fiesta Brava. Hace algunos años me propuse que en algún día no muy lejano seria presidenta de la ANCTL y este es el primer paso” finalizo Mariana satisfecha por haber conseguido dar el pimer paso de su futuro proyecto.

Twitter @twittaurino

HOMENAJE: El Fandi deja sus huellas en Roquetas de Mar.

20130703-125558.jpg

De SOL y SOMBRA.

Como por ejemplo el baterista de los Beatles, Ringo Starr, que alguna vez dejo sus huellas en Hollywood, el torero David Fandila ‘El Fandi’ ha dejado plasmadas sus palmas de la manos en la acera de la Plaza de Toros de Roquetas de Mar al estilo Miami Beach.

En un multitudinario acto presidido por el alcalde de la localidad Gabriel Amat la ciudad ha rendido así homenaje al diestro que ha actuado en todas las ferias de Santa Ana desde que se construyó su plaza de toros.

La próxima Feria de Santa Ana se celebrará del 19 al 21 de Julio con la presencia de Pablo Hermoso de Mendoza, el homenajeado David Fandila “El Fandi” y Miguel Angel Perera con toros de Juan Pedro Domecq y Fernando Sampedro.

El día 21 cierran la Feria Julián López “El Juli”, José María Manzanares y Alejandro Talavante ante reses de Núñez del Cuvillo.

Via http://www.marca.com