Archivo de la categoría: Encerrona

@Taurinisimos 99 – Triunfadores Temporada Grande – Entrevista con @Sergio17Flores.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 3 de Marzo de 2017. Conducen Miriam Cardona (@MyRyCar) y Luis Eduardo Maya Lora (@CaballoNegroII).

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2016 – 2017. Programa Especial sobre los Triunfadores de la Temporada.

Cerrojazo Temporada: 6 La Estancia, 6 para Ignacio Garibay, Arturo Macías y Fermín Rivera.

Análisis faenas en La México de Morante de la Puebla, Enrique Ponce y Entrevista con Sergio Flores, triunfador de la Temporada.

Toros: “Recuerdo” de José Julián Llaguno y “Mexicano” de Teófilo Gómez.

Análisis carteles Feria de la Cuaresma.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 10 de Marzo de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Anuncios

@Taurinisimos 90 – FERIA GUADALUPANA: Triunfo @DiegoSilveti e @InfoMorante en La México.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 16 de Diciembre de 2016. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y Miguel Ramos.

Invitado: Omar Bolaños.

Actualidad Taurina. Plaza México, Temporada Grande 2016 – 2017. Feria Guadalupana.

Recuerdo del LXX Aniversario de la gran faena de Fermín Espinosa “Armillita” a “Nacarillo” de Piedras Negras en la Plaza México el 15 de Diciembre de 1946. Cuarto rabo cortado en la historia de la Monumental.

Análisis y Faenas en la Plaza México de Fermín Rivera, “El Payo” y el triunfo de Diego Silveti con Santa María de Xalpa; Encerrona de Joselito Adame y Corrida de Teófilo Gómez: Faenas de Gerardo Rivera y Morante de la Puebla.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 23 de Diciembre de 2016 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Encerrona Guadalupana: Joselito Adame compite contra Joselito Adame

Representa un reto y también un gran desafío, el compromiso contraído por el diestro de Aguascalientes Joselito Adame para lidiar en solitario seis ejemplares de tres diferentes ganaderías, en lo que se ha denominado el evento principal de la feria Guadalupana 2016 de la Plaza México…

DE SOL Y SOMBRA

Por Luis Cuesta para De SOL y SOMBRA.

Representa un reto y también un gran desafío, el compromiso contraído por el diestro de AguascalientesJoselito Adamepara lidiar en solitario seis ejemplares de tres diferentes ganaderías, en lo que se ha denominado el evento principal de la feria Guadalupana 2016 de la Plaza México.

Esta por demás señalar, que la Plaza México es en su importancia y relevancia, un instrumento para elevar a la cumbre del torero al que en ella actúa exitosamente o por el contrario, sirve para afectar gravemente su trayectoria profesional en caso de una actuación desfavorable.

Joselitoen esta ocasión apuesta el todo por el todo y arriesga en esta encerrona el poco o mucho cartel que ha obtenido con la afición capitalina en sus anteriores triunfos en La México, fundamentados siempre en su toreo voluntarioso, técnico y templado.

Pensemos que para que las cosas salgan…

Ver la entrada original 772 palabras más

@TAURINISIMOS Segunda Temporada – PREVIO Temporada Grande 2016-2017 #Toros. #Televisión.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 11 de Noviembre de 2016. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y Miguel Ramos @migue_ramoss.

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2016-2017. Análisis de la jornada inaugural.

Previo carteles:

Bernaldo de Quirós para “Zotoluco”, José María Manzanares y Alejandro Talavante. Xajay para Joselito Adame y Roca Rey en Mano a Mano.

Recuerdo de Ernesto Navarrete y Salazar “Don Neto” Decano de los cronistas taurinos tras su fallecimiento esta semana.

Faena de Guillermo Capetillo a “Marinero” de Vistahermosa en la Plaza México en 1992.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 18 de Noviembre de 2016 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

PLAZA MÉXICO: Temporada Grande 2016-2017 CARTELES – Entre Prisas y Carreras.

Javier Sordo, primer año, primera Temporada Grande. Foto: TAR.
Arq. Javier Sordo, primer año, primera Temporada Grande. Foto: TAR.

La  presentación de los carteles rompe la tradición y con el pasado que por oscuro y mal hallado parece ser el único objetivo que tienen las formas de la nueva era: olvidar lo de antaño. Además las nuevas formas exigen hablar bien de todo, no cuestionar. Lo único malo, más allá de que si en un mes puede caber casi todo el derecho de apartado, es que al intentar romper con lo anterior, la nueva era vuelve a caer con lo que trata de romper, la falta de apuesta por un toro diferente al de ayer, es decir, con la prisa de acabar antes, La México puede tropezar de nuevo con la misma piedra… y con el mismo pie.

Por: Luis Eduardo Maya Lora De SOL Y SOMBRA. Especial.

Sentaos taurinos y diletantes.

Calma, que las cosas en el toreo deben ser despacio. Ni con “ganas de reventar” como dicen los que saben porque “nada les embona”, dice la más corriente de las corrientes taurinas, sino solo ideas plasmadas con ganas de recordar la grandeza del arte del toreo y reflexionar sobre su futuro, que nos compete a todos.

Pensar, sí, complicada actividad para el oficialismo militante y la patronal taurina.

Pero antes de pensar, pasemos a imaginar.

Recordemos a Alameda:

“Con amplitud de Palacio y rigor de minutero//Debe ajustar el torero su tiempo por el espacio.//Ni de prisa, ni despacio y un tanto como al azar//Al aire de su persona, como Fuentes y Gaona, maestros del buen andar.”

Seguramente Don José, con su poético actuar, palpaba que las prisas son tan malas como la falta de espacio al andar. Fuentes y Gaona, quizá dando la vuelta al ruedo es la muestra taurina superior. Y al torear, no lo es menos, amplitud es necesaria para no apresurar. Liguemos entonces este su “Seguro Azar” del toreo con su manera tan particular de explicar la distancia, su célebre “un paso al frente y puede morir el hombre, un paso atrás y puede morir…” el arte de torear, para Alameda, ha de ser tan preciso como el (seguro) azar.

“Saber ver, saber estar…”, prosigue.

Es decir, todo en los toros tiene su distancia, ni más lejos ni más cerca, su sitio.

Y pongamos las cosas en el sitio correcto.

Más allá de formas, con las que no comulgamos, a la Temporada le falta espacio para respirarla y sentirla, semana a semana. La Plaza México quita su histórica tipografía de los carteles. Sobra amontonamiento en los carteles que puede agotar al aficionado mental y económicamente, requiere un mejor horario para que no llegue pronto el frío y, si los toros fallan, la aburrición. Sobra grandilocuencia y faltará grandeza si las entradas los días seguidos son seguidamente medianas.

La México no es para fines de semana con sabor a Feria.

Sumemos las novilladas y desde el viernes hay actividad.

En las formas, tan importantes, es omisa la Plaza México en nombrar a las cosas como son o quitar de los carteles la palabra “show”. No imagino a Don Antonio Ariza en aquella época taurina del ayer, llamar a un atractivo adicional, una cuadra o espectáculo ecuestre, de tal modo.

Tiempos modernos.

O no anunciar los toros por delante.

Esta omisión no podemos obviar, debemos cuestionarla porque es la más grave de todas, deja muestra de lo que la empresa ofrece en realidad, toreros. Solo que, quitando a José Julián Llaguno y, quizá, a El Vergel, los encierros son tan de poca esperanza que el toro, factor de cambio necesario, para romper con lo malo realmente del pasado, sigue estando en un segundo plano.

Si ustedes analizan cada encierro, desde Bernaldo de Quirós hasta Julián Hamdan, pasando por Teófilo Gómez y San Isidro, la programación de los encierros son la repetición del ayer, que por trillado, manso y descastado, no alientan ningún tipo de esperanza. Quiere decir que una mano de gato, un cambio en la decoración y la irreverencia en la forma taurina, solo hacen cambiar lo desechable, dejando intacto lo realmente esencial.

Y es innegable, a menor toro mayor toreros.

Cuando una Temporada Grande lo es por sí, no requiere inventarse una leyenda tan distante de lo taurino como “pasión hecha a mano” para saber que el arte no se “hace” y que la nueva cara de la Plaza México solo cambia de piel, pasa a cirugía estética sin hacer el cambio de sangre, la renovación en toros, principalmente, tan necesaria. Es más, varias de las combinaciones de toros y toreros ya las hemos visto en la propia Plaza México, a petición de parte diríamos cuales, porque son un puñado.

Y no nos sorprenderá que las corridas pasen la asignatura del trapío, no es favor, es obligación porque, no olvidemos, los precios suben y la Afición tiene la obligación, ya que el oficialismo informativo no puede serlo, de ser siempre exigente. Veremos si realmente, con edad y presencia ofensiva, pueden embestir, veremos que tan bien la Plaza México, ya sin la guerra fría contra su rival reciente ETMSA, hizo los deberes y reseñó a tiempo.

Si repite la formula autocomplaciente, la Temporada se caerá por lo más delgado: Los encierros, ojalá nos equivoquemos.

Pero lo inconcebible son las prisas, el amontonamiento de las fechas, la inexplicable aparición única de Fermín Rivera y Juan Pablo Sánchez, la injustificable aparición de Ginés Marín, Gerardo Rivera y Diego Sánchez, la innecesaria repetición de Fermín Espinosa “Armillita” IV y el forzado doblete de Luis David Adame. Porque quizá es uno de los más esperados pero, la vida no se agota en un solo acto.

Tal como parece que José Adame puede agotarse en la encerrona del doce de Diciembre, tal como lo vimos en Aguascalientes en Abril de 2015. Un torero que no cuenta con el máximo cartel a pesar de las orejas que ha cortado y que es un caso claro del torero de hoy: técnico por definición, artista por excepción. Veremos si al torero le alcanza esta gesta, primero para llenar la Plaza, el primer toro a lidiar en toda encerrona.

Considerando todo un mes de corridas de toros, esperemos, a cuestas.

Cómo brindar interés en las primeras doce sin tres de los cuatro ases del toreo: Ponce, José Tomás y “El Juli”, solo Morante está, otra vez, con los teófilos para variar un poco la costumbre. Dicen que están firmados, que como aquel toro de Xajay, serán “Pa’Enero” pero es muy posible que el bolsillo del aficionado aguarde precisamente para cuando estos vengan, antes no.

Quizá por ello no se hace oficial si habrá o no, televisión, en vivo y en directo.

Error si no se hace.

Y, nos pregunta la Afición, ¿Qué hay sobre la prohibición de carteles con mayoría extranjera? Nosotros contestamos como taurinos. Son perfectos, salvo por el integrante mexicano de cada uno de ellos y, a su vez, analizamos la Ley de Espectáculos: el anuncio es a favor del espectáculo pero contrario a derecho.

Esto no es cosa de pagar una multa, sino que la Delegación puede actuar tal como lo hizo en 2007 cuando Clausuró la Plaza, defendiendo y ganando el famoso amparo 1594/2007 del Juzgado Duodécimo del Primer Distrito en Materia Administrativa, concluyendo que aquel Artículo 47, en aquel entonces no restrictivo, era constitucional, hoy que mayormente lo es, con mayor razón.

La Ley es dura pero es la Ley.

No nos gusta la inflexibilidad tampoco nos gusta la transgresión a la Ley.

Pero nos gusta el toreo y aquí estaremos, los viernes de novilladas, los sábados de corridas, los domingos por regla y el lunes guadalupano, como está en nuestra sangre.

Así pienso yo, Así, ¿Lo creerá el resto de la Afición?

Esperamos sus comentarios a los carteles a continuación listados.

Suerte…

Twitter: @CaballoNegroII.

La otrora "Regia Inauguración" como premio, Bernaldo de Quirós.
La otrora “Regia Inauguración” ahora en sábado y como premio, Bernaldo de Quirós.
Xajay llega para los dos Adame y Roca Rey.
Segunda de Temporada, al día siguiente, Xajay llega para los dos Adame y Roca Rey.
Al fin, José Julián Llaguno vuelve a la Plaza México en el año de la partida de Don José Julián.
Tercera de Temporada. Al fin, José Julián Llaguno vuelve a la Plaza México en el año de la partida de Don José Julián.
La incognita sobre El Vergel, en su presentación en Temporada Grande.
Cuarta de Temporada. La incognita sobre El Vergel, en su presentación en Temporada Grande en la tristemente única tarde de Fermín Rivera y la confirmación de José Garrido.
quinta-corrda-3-diciembre
Quinta de Temporada. Castella y El Payo con una de sus ganaderías predilectas en la segunda aparición del joven Adame.
Una ganadería con varios petardos encima para una terna desigual.
Sexta de Temporada. Una ganadería con varios petardos encima para una terna desigual con la única e inexplicable tarde de Juan Pablo Sánchez..
Choque entre Castella y Talavante a la espera de Montecristo.
Séptima de Temporada. Choque entre Castella y Talavante a la espera de Montecristo.
Octava de Temporada. Barralva para el Payo, una vez más en la segunda tarde de Roca Rey y la única de Silveti.
Octava de Temporada. Barralva para “El Payo” una vez más,  la segunda tarde de Roca Rey y la única de Silveti.
Novena de Temporada. Vuelve Morante tras el año pasado, con Teófilo de nuevo y en el encontronazo con Manzanares. Inexplicable la confirmación.
Novena de Temporada. Vuelve Morante tras lo del año pasado, con Teófilo de nuevo y en el encontronazo con Manzanares. Inexplicable la confirmación.
Décima de Temporada. La encerrona catorce de la historia en lunes guadalupano para José Guadalupe Adame.
Décima de Temporada. La encerrona catorce de la historia en lunes guadalupano para José Guadalupe Adame.

Todos los festejos a las cinco de la tarde.

CARTELES DE ANIVERSARIO 

photo_2017-01-13_15-38-39
Los Carteles de La México están aquí… para juicio de todos.

Esta es la cartelera para la segunda parte de la temporada, para mayor información siga este link: Corridas de Aniversario

  1. DOMINGO 22 de Enero: 6 Montecristo, 6 para Miguel Ángel Perera, Juan Pablo Sánchez y Diego Silveti;
  2. DOMINGO 29 de Enero: Un toro para rejones de El Vergelpara el rejoneador Jorge Hernández Gárate y 6 Los Encinos, 6 para Sebastián Castella, Octavio García “El Payo” y Andrés Roca Rey
  3. SÁBADO 4 de Febrero: 6 Fernando de la Mora, 6 de Eulalio López “Zotoluco” que se despide y Enrique Ponce. Mano a Mano;
  4. DOMINGO 5: Corrida del LXXI Aniversario. 6 Teófilo Gómez, 6 para “Morante de la Puebla”, Julián López “El Juli” y Luis David Adame que confirma alternativa;
  5. DOMINGO 12: 6 Barralva, 6 para Paco Ureña, que confirma alternativa, Arturo Saldívar y Sergio Flores; y
  6. DOMINGO 19: Dos toros para rejones de Los Encinos para Hermoso de Mendoza y 6 Jaral de Peñas, 6 para Joselito Adame y dos triunfadores de las anteriores corridas.

NOTA De SOL Y SOMBRA:

Convocamos a la Afición, tal como amablemente hicieron en el anuncio del Elenco a hacer notar su voz y opinión contestando el correo para los suscriptores o dejando comentario debajo de esta entrada.

Agradecemos su atención.

Atte.

De SOL Y SOMBRA.

 

@Taurinisimos 68 – Joselito Adame en La México. Entrevista @FerminRiveraA Recuerdo El Cordobe.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 30 de Octubre de 2015. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y José González @JoseNinoG.

Actualidad Taurina. Análisis Corrida Inaugural de la Plaza México, Temporada Grande 2015-2016. Joselito Adame a hombros. Faena de José María Manzanares, oreja protestada.

Entrevista a Fermín Rivera previo a su encerrona el 6 de Noviembre de 2015. Previo del Encierro de Villa Carmela en Guadalajara a lidiarse por Daniel Luque, Arturo Saldívar y Diego Silveti.

Faena de Manuel Benítez “El Cordobés” a Cuadrillero de San Mateo en El Progreso de Guadalajara en 1964. Cortesía: 6Toros6, Guadalajara.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 18 de Abril de 2015 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

Feria de Málaga: Talavante, la encerrona gafada

El torero anunció que se enfrentaría a seis toros, pero no era verdad; eligió seis animales con alma de borregos. Alejandro Talavante, en su primer toro ayer en la corrida Picassina en La Malagueta. / jorge zapata (efe)

Una encerrona en solitario con seis toros es un gesto meritorio, pero entraña sus riesgos; sobre todo, cuando las cosas no se hacen correctamente. Y, a tenor de lo visto en la plaza de Málaga, Alejandro Talavante cometió un error imperdonable que le pesó durante toda la corrida.

El torero anunció que se enfrentaría a seis toros, pero no era verdad; eligió seis animales con alma de borregos, sin trapío, sin poder, sin casta, lisiados, descastados… Una auténtica birria. Dos de ellos fueron devueltos a los corrales y uno de los sobreros siguió el mismo camino.

En fin, un gafe, una sonoro fracaso, sin paliativo alguno, a pesar de las orejas y la algarabía desbordante de este público tan generoso como poco exigente con la pureza de toros y toreros.

De cualquier modo, Talavante no hizo más que lo que hacen todas las figuras: exigir toros de desecho, buscar la complicidad de una exagerada comodidad mal entendida y engañar —sí, engañar— a los que pasan por taquilla. Y todo, a la espera de que salga la tonta del bote y cortarle las orejas.

En fin, fue la suya una encerrona virtual, impropia de quien ostenta su supuesta categoría. Y algo peor: mientras el torero naufragaba entre las carnes fofas de toros moribundos, quedaba de manifiesto el dramático momento que atraviesa la ganadería brava española y el engañabobos que encarnan las figuras actuales.

Corridas como las de ayer solo consiguen echar a la gente de las plazas, que desistan los aficionados y que no hagan falta activistas ni políticos antitaurinos para acabar con una fiesta que no merece estos representantes.

Talavante le cortó las dos orejas a un nobilísimo toro de Garcigrande, mal presentado y manso como toda la corrida. La gente se volvió loca, mientras el torero, rodilla en tierra, muleteaba con la mano derecha intentando arreglar lo que ya tenía poco arreglo; acompañado por los sones de la ópera Carmen, toreó con templanza a un animal en exceso bonancible. Y eso fue todo.

El festejo había comenzado con un ejemplar de Fuente Ymbro, amuermado —un toro de figura moderna—, ante el que alardeó de valentía cuando lo que tenía delante era un proyecto avanzado de cadáver. El segundo, de Victoriano del Río, manso y rajado, huyó despavorido, y Talavante alcanzó a traza un par de naturales sin más mérito que su buena disposición.

El tercero fue devuelto. Se trataba de un ejemplar de Juan Pedro Domecq, inválido. En su lugar, salió otro de Jandilla, tan descastado que no tenía un pase. Salió el cuarto y se partió un pitón, y también volvió a los corrales; y el mismo camino siguió el sobrero de este, por flojo. ¡Qué lío…! Hasta nueve hierros ganaderos para una tarde infame.

Contada queda la lidia del generoso Garcigrande y aún quedaban el ejemplar de La Quinta, muy soso, manso y carente de emoción, con el que Talavante se justificó, pero no paseó la oreja que solicitó parte del público; y en último lugar, el sobrero de Torreherberos, con mejor presencia, pero igualmente blando. Se derrumbó antes de entrar al caballo y tuvieron que colearlo para que recuperara la verticalidad. Al final, nada, como era previsible. Otra birria actual.

La corrida era la llamada Picassiana y la plaza aparecía adornada con serigrafías del artista francés Loren, con la mujer como protagonista. Fue lo más bonito.

Resumen del festejo:

Varias ganaderías: 1º, Fuente Ymbro; 2º, Victoriano del Río: descastados; 3º, Juan Pedro Domecq: devuelto; 4º, Daniel Ruiz: devuelto; 4º, Garcigrande: nobilísimo; 5º, La Quinta: parado. Sobreros: 3º, de Jandilla, descastado; 4º, Lagunajanda, devuelto; segundo sobrero, de Torreherberos, corrido en sexto lugar.

Alejandro Talavante: dos pinchazos, media tendida y descabello (silencio); estocada y descabello (ovación); dos pinchazos, casi entera y descabello (silencio); estocada baja y tendida (dos orejas); estocada (vuelta al ruedo); estocada (ovación).

Plaza de La Malagueta. 19 de agosto. Tercera de feria. Casi lleno.

Fuente: http://cultura.elpais.com/cultura/2015/08/19/actualidad/1440016033_482177.html

Alejandro Talavante: “A mí me daba miedo todo, menos el toro”

Es un torero atípico. Se reconoce miedoso, de hábitos ‘desordenados’, practica yoga y ha empezado a leer a los clásicos. Pero como él dice: “Un torero puede ser de cualquier manera”. Con motivo de la corrida picassiana, en la que se encerrará con seis toros en el coso de Málaga,nos recibe con su mejor repertorio de pases.

Por Virginia Drake – XL Semanal.

Es un torero atípico. Se reconoce miedoso, de hábitos ‘desordenados’, practica yoga y ha empezado a leer a los clásicos. Pero como él dice: “Un torero puede ser de cualquier manera”. Con motivo de la corrida picassiana, en la que se encerrará con seis toros en el coso de Málaga,nos recibe con su mejor repertorio de pases.

Por séptimo año consecutivo, Picasso llena de color la plaza de toros de la Malagueta, a la que estuvo especialmente vinculado en vida y a través de su obra. En esta ocasión es un único diestro, Alejandro Talavante, el que el próximo 19 de agosto se encierra para lidiar seis toros de otras tantas ganaderías. El torero extremeño tiene una idea clara: seguir la estela de José Tomás; no en vano confirmó la alternativa en las Ventas con el capote que el diestro de Galapagar le regaló cuando apenas tenía 12 o 13 años.

Alejandro Talavante es un hombre abierto y espontáneo, con mucho sentido del humor; un chico grande lleno de dudas y contradicciones, de genialidad y de sueños.

XLSemanal. Sus padres eran funcionarios en el Departamento de Sanidad Animal de la Junta de Extremadura.

Alejandro Talavante. La situación económica en casa era muy muy mediana. Nunca les pregunté cuánto ganaban, pero no creo que cumplieran los mínimos para criar a seis hijos. Cada día que pasa, me siento más orgulloso de mis orígenes.

XL. ¿De niño era un chico brillante en lo que se proponía?

A.T. Yo he fracasado muchas veces. Antes de dedicarme a esto, estuve probando en el fútbol, pero tenía mucho miedo al enfrentamiento con otros niños. La violencia siempre me ha dado pavor. Mi padre me decía que yo no tenía cojones para ser futbolista.

XL. ¿Es cierto que cuando iba al cine, si la película era de miedo, se la pasaba entera con los ojos cerrados?

A.T. Sí, sí; es verdad, soy miedoso quizá porque mi madre era muy protectora y nos tenía siempre debajo de su falda. A mí me daba miedo todo.

XL. ¡Pues eligió la profesión idónea!

A.T. Porque el toro no me transmitía ese miedo, me transmitía otra cosa. Pero no fue todo tan rápido. Después de querer ser futbolista, quise ser paleontólogo. Estaba flipado con los dinosaurios.

XL. ¿Cómo surge su afición al toro?

A.T. En la Escuela Taurina de Badajoz, a la que me apunté por probar. En casa había un lío muy gordo porque mis padres no se llevaban bien y un día estuvieron a punto de separarse. Fue justo ese día el que yo decidí apuntarme y aparecí con los papeles para que me los firmara mi madre, aprovechando que mi padre no estaba. Los firmó pensando que en dos semanas lo dejaría. Me dijo que no iba a aguantar porque me daban miedo hasta las becerras. Pero, en cuanto entré en la Escuela Taurina, supe que podía transmutar y sentir como José Tomás, quise ser como él.

XL. ¿Qué pasó al final con sus padres?A.T. Pues que se acabó el enfado y siguieron juntos. Ellos siempre me apoyaron cuando vieron que me lo tomaba en serio y me compraron lo que necesitaba: capotes, muletas… Fue un desembolso brutal que afectaba a mis hermanos.

XL. ¿No hubo recelos?

A.T. No, al revés: ellos estaban encantados con que yo llegara a ser torero. Desde entonces, en casa todos los días se comía lentejas, no había para más [sonríe].

XL. Pronto dejó de estudiar, no acabó primero de Bachillerato.

A.T. Porque ya hacía muchos viajes y perdía muchas clases. Iba a un instituto público bilingüe y, cuando la profesora me hablaba en inglés, yo me sentía fatal porque no podía seguir el ritmo de mis compañeros. Así que un día me levanté y me fui de clase para siempre. ¡Vamos!, que yo no he sabido lo que es el esfuerzo hasta hace bien poco, siempre he sido un cabrón que solo pensaba en mí y, a veces, me arrepiento.

XL. Más que eso, lo que parece es que era un poco egoísta.

A.T. Sí, bastante [sonríe]. Yo solo pensaba en torear, y lo demás me daba igual. Mi padre me recogía en el colegio y me llevaba a Zalduendo, donde entrenaban Paco Ojeda, Ponce, Espartaco, José Tomás, el Juli, Morante, Curro Vázquez… Cuando ellos terminaban, le decían a mi padre: «Hala, que salga el niño un rato». Ellos fueron mis ídolos.

XL. Hasta que quiso parecerse solo a uno: a José Tomás.

A.T. Hay un momento en que tienes que decidir qué camino coger, y yo cogí el más difícil: la línea de José Tomás, sí. Para mí, él es un dios.

XL. Dice usted que las cicatrices le parecen medallas.

A.T. Las cornadas siempre son errores que se difuminan en cuanto empieza la sangre a brotar; pero, cuando se curan, son medallas. A mí me gustan las cicatrices. Cuando empecé a torear, estaba siempre esperando la primera cornada, ese día en el que no sabes cómo vas a reaccionar.

XL. ¡Madre mía!

A.T. A mí me sacaban un análisis y me mareaba. Pero el primer día que tuve una cornada, lo aguanté, me miré y lo superé.

XL. ¿Cómo encajó el éxito y ganar mucho dinero?

A.T. El éxito, al principio, mal; es complicado. El personaje que se crea en torno a ti, teniendo poca edad, te vuelve desconfiado. El dinero, sin embargo, no me cambió nada, yo pasaba de la pasta. Creamos un equipo que gestionó todo eso, pero pasé de ser el último mono a ser el cabeza de familia. Con 16 años, esa sensación, lejos de asustarme, me gustaba. Mis hermanos empezaron a estudiar: uno, Derecho en Salamanca; otra, Periodismo en Madrid… Mi padre pidió una excedencia para poder acompañarme y mi madre venía casi siempre a la plaza.

XL. Pero las cosas cambiaron.

A.T. Sí y fue durísimo. La mía es una profesión complicada en la que es muy difícil gestionar todas las emociones. Llegó un momento en que mis padres ya no eran necesarios a mi lado. Fue un paso duro, muy duro, que me costó una barbaridad dar. Pero esta profesión te exige que tu entorno sea favorable y que no potencie los defectos que tienes.

XL. ¿Qué tal se lo tomó su padre?

A.T. Pues… más o menos. Al principio, mal. Fue complicado explicarle que necesitaba a alguien de más nivel para gestionar ese volumen grande de cosas que entraban. Pero lo terminó entendiendo.

XL. Y esto sucede cuando cambia de apoderado y se pone en manos de Antonio Corbacho, el mismo que lo fuera de José Tomás.

A.T. Sí, Corbacho supuso en mi carrera un antes y un después. Con lo a gusto que estaba yo en casa de mis padres, jugando con mi PlayStation, fue él quien me dijo: «Tienes que salir de casa, tú no eres un niño». Y me metió en una aldea que no tenía de nada, solo campo y 15 o 20 habitantes (La Alcornocosa, en Sevilla), y allí estuve tres años, de los 16 a los 19. A veces lo pasaba muy mal, no hacía más que darle vueltas al coco.

XL. ¿Cómo consiguió quitarse sus miedos?

A.T. Aprendí a torear sin pensar. Solo me concentro antes de la corrida; después, cuando me pongo delante del toro, todo es intuición, no pienso. Te tienes que fiar de tu instinto y dejarte llevar. Entonces se te quita el miedo y te gusta que el toro pase muy cerca de ti, rozándote el cuerpo, y empiezas a disfrutar porque todo sale de tu control.

XL. ¿Llega a ser amigo de otros toreros?

A.T. No [rotundo]. Un torero no llega a ser tu amigo. Siempre hay una competencia de egos fuerte; no sé si es buena o es mala, pero la hay.

XL. ¿Quiénes son sus mejores amigos?

A.T. ¿Mejores? [Sonríe]. Con mi mejor amigo no me hablo, no nos aguantamos ya porque estamos todo el día discutiendo. Es banderillero y somos amigos desde chicos. Ahora nos llevamos fatal, pero sigue siendo mi mejor amigo.

XL. Hay que estar un poco loco para dedicarse a esto… ¿o no?

A.T. Sí, pero yo no sería capaz de torear en las circunstancias en que torean algunos de mis compañeros, con una vida tan ordenada; para mí, la locura es tener una vida ordenada. Creo que el equilibrio puede perjudicarte.

XL. ¿Se reconoce un desequilibrado?

A.T. Más o menos, sí. Dentro de que hago una vida sana, me levanto tarde, me acuesto tarde, por las noches me pongo a ver vídeos de toros y a leer… Es que yo necesito leer porque soy un cateto y no he leído nada [suspira].

XL. ¿Qué lee?

A.T. Me regalaron un libro de José Bergamín y estoy aprendiendo mucho. También he leído los tres primeros libros de Proust y voy a seguir con el resto de ellos. Mi padre, cuando me ve leerlos, se descojona de mí.

XL. ¿Cuáles son sus lujos?

A.T. Quizá el lujo más gordo que te da el dinero es la libertad, y la libertad es la leche; no la cambio por nada.

XL. ¿Tiene las metas bastante claras? 

A.T. ¡Pues no! [Ríe]. A veces me paro a pensar dentro de esta vorágine y me digo: «¿Qué hago yo poniéndome delante de este bicho en el siglo que estamos? ¿Estoy buscando qué, perdiendo qué?».

XL. ¿Y qué se responde?

A.T. Nada, cuando me pongo así, procuro quitarme esas dudas de la cabeza. A veces me veo fuera de lugar, peso 65 kilos, me veo frágil, no me veo poderoso, no me veo fuerte para aguantar delante de un toro y, sin embargo, lo hago. Aunque haya días que piense que todo esto es surrealista.

XL. Pero ha dicho que le gustaría morir en el ruedo… 

A.T. Cada uno se morirá cuando le toque y donde le toque, pero el ruedo no es un mal sitio [sonríe].

XL. ¿Es de los que piensan que se sale al ruedo a triunfar o a morir?

A.T. ¡Nooo!, si salgo así no pego un pase. No pienso que puedo morir. Creo que le damos demasiada importancia a la muerte.

XL. El agnosticismo que dice que tiene ¿lo mantiene firme?

A.T. No es radical. Yo me acuerdo de mucha gente a la que quiero que ha fallecido y no pienso radicalmente que no están; pero no soy una persona religiosa.

XL. Ahora vive con su familia en su finca en Olivenza (Badajoz), muy cerca de la del Juli, de la de Ojeda…

A.T. Fue una inversión pura y dura, porque a mí no me gustaba el campo, no me llamaba la atención, no me gustaban los caballos y me da cosa montarlos…

XL. ¿Reconoce que es usted un torero muy raro?

A.T. Sí [risas]. Creo que las formas del torero están muy encasilladas y que, en realidad, un torero puede ser de cualquier manera.

XL. ¿Cree que acabarán prohibiendo las corridas de toros en España? 

A.T. A lo mejor sí; y nos vendría bien que se acabaran unos añitos porque, cuando vuelvan, van a valer mucho más.

XL. ¡Menuda teoría! [Risas]. ¿Y si no vuelven?

A.T. Si las prohíben para siempre, a mí me va a venir de puta madre porque o me forro por torear clandestinamente o me meten preso. No concibo vivir sin torear. Mientras haya un toro ahí, yo me voy a poner delante.

Fuente: http://www.finanzas.com/xl-semanal/magazine/20150816/alejandro-talavante-daba-miedo-8758.html