Archivo de la categoría: Antonio Lomelin

@Taurinisimos 68 – Joselito Adame en La México. Entrevista @FerminRiveraA Recuerdo El Cordobe.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 30 de Octubre de 2015. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y José González @JoseNinoG.

Actualidad Taurina. Análisis Corrida Inaugural de la Plaza México, Temporada Grande 2015-2016. Joselito Adame a hombros. Faena de José María Manzanares, oreja protestada.

Entrevista a Fermín Rivera previo a su encerrona el 6 de Noviembre de 2015. Previo del Encierro de Villa Carmela en Guadalajara a lidiarse por Daniel Luque, Arturo Saldívar y Diego Silveti.

Faena de Manuel Benítez “El Cordobés” a Cuadrillero de San Mateo en El Progreso de Guadalajara en 1964. Cortesía: 6Toros6, Guadalajara.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 18 de Abril de 2015 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

Anuncios

Zapato de Oro de Arnedo: Solo una ovación para Lomelín.

C4CC0246-E1B0-63AB-D3A2E151CBCF143D

De SOL y SOMBRA.

Una sola ovación a cargo de Antonio Lomelín fue el escaso balance artístico de la primera novillada del certamen Zapato de Oro de Arnedo (La Rioja), en la que el ganado de Carriquiri, flojo y descastado, propició tan corto resultado en la tarde.

Antonio Lomelín evidenció nuevamente su buen toreo de capote con su primero y con la muleta tuvo algunos momentos interesantes, sin embargo no pudo redondear su faena. Menos opciones le ofreció el cuarto, al que le costaba embestir. Lomelín lo muleteó con solvencia pero sin llegar a ‘calentar’ al tendido.

Arnedo Arena (La Rioja), primera de la Feria del Zapato de Oro, novillos con la divisa de Carriquiri, bien presentados. Con bondad, pero justos de raza, manejables 3º y 5º.

Antonio Lomelín, saludos y silencio;

Daniel Crespo, silencio y silencio tras dos avisos;

David González, silencio en ambos.

Menos de media entrada.

Twitter @Twittaurino

FIESTAS DE TAFALLA: Antonio Lomelín, dos orejas.

20130821-064211.jpg

Por Manuel Sagüés.

TAFALLA. El novillero mexicano Antonio Lomelín se llevó el gato al agua, cortando dos orejas, del último festejo del serial en el que se jugaban muchas cosas de un triángulo foral que pintan las ciudades de Tafalla, Estella y la villa ribera de Cintruénigo.

Y otra oreja fue a parar a manos del joven rejoneador alicantino Ginés Cartagena, quien en su primera descolgada de su caballo Tarzán calcó la figura de su recordado padre del mismo nombre.

El otro protagonista de la función fue Hermoso de Mendoza, que debutaba como ganadero en esta plaza con una novillada picada.

El maestro estellés se refugió en el gallinero rodeado de hijos, para ver el juego de los pupilos de Zaraputz. El caso es que, después del festejo, los ánimos de Hermoso seguro que eran mejores respecto a sus toricos que los de Sergio Sánchez respecto a Javier Marín, su alumno de vida y de profesión. Ayer sentí más que nunca lo que puede llegar a sufrir un mentor con su alumno del alma.

El encierro que el conocedor José Manuel Rodríguez Fácila trajo desde el campo estellés estuvo muy bien presentado, con los kilos y seriedad que exige esta torista plaza. Su juego fue dispar, con defectos, pero también con virtudes.

Los enrazados genios y caras sueltas de algunos novillos riñeron con la bisoñez de los coletudos. De los dos para rejones, más gachos de cuerna y vareados, uno, el 1º, fue manso deslucido, y el 2º, noble y colaborador.

Javier Marín tiene buen concepto del toreo y lo intenta aplicar con asentamiento. De hecho, con sus dos exigentes utreros estuvo solvente con el capote y con la muleta.

No así con la espada. Al cirbonero se le atranca la mente y el corazón en la suerte suprema. Se perfila bien, echa la muleta abajo, pero no pasa e, incluso, se repucha un punto. Sin embargo, con el descabello es muy preciso. Un día las piernas le obedecerán a la intención y todo se arreglará. Seguro.

Osado, el tercero de la tarde, no tuvo buen ritmo, no humilló y se puso complicadillo. Marín se puso en el sitio, pero no pudo correr las manos, aunque sí vació bien las embestidas por alto. Un aviso por la tardanza al matar.

A Nazareno, el colorado, ojinegro, altón y muy armado que hacía 6º, Marín lo recibió con tres faroles de rodillas como declaración de intenciones. Faena brindada al ganadero. El toro, duro de patas y de cortas embestidas con raza algo áspera y calamocheante, no descumpuso al novillero, que no pudo completar tandas largas ni limpias, pero sí dejó pasajes sueltos con importancia. Escuchó dos avisos; su buen verduguillo le salvó de peores.

El rejoneador levantino Ginés Cartagena, debutante en esta plaza como sus compañeros de cartel, no tuvo opciones ante el mansito 1º, Cantero. Sí pudo aprovecharse de la movilidad y buen son de Vidriero, el 4º, al que lidió con concepto clásico, aunque en los remates de las suertes a lomos de Annapurna recordó la espectacular heterodoxia de su padre. Montando Tarzán clavó cortas al violín con gran facilidad. Bajonazo y oreja.

El triunfador, Lomelín, se vio desbordado por el encastadito Trapero, que tuvo mal estilo. Le faltó temple al azteca.

Sí pudo demostrar el mexicano sus buenas condiciones artísticas ante Flamante, un 5º noble, templado y con clase, a pesar de que, en ocasiones, le faltaran finales. Buena faena por los dos pitones con medio compás, ahora sí con temple y bonitos cambios de mano. Estocada fulminante y dos orejas.

Final. Y feliz año a los tafalles@s.

Vía: http://m.noticiasdenavarra.com/2013/08/21/especiales/fiestas-2013/lomelin-dos-orejas

Toreros Mexicanos en España: No hay derecho.

20130729-020730 a.m..jpg

Joselito Adame protagonizó la gran sorpresa de la feria de San Isidro. Tuvo dos puertas grandes al alcance de la mano porque cuajó en dos tardes excelentes faenas, plenas de templanza, valor y dominio de la situación, lamentablemente no firmadas todas ellas como debiera con los aceros. Pero es –casi unánimemente reconocido—el gran triunfador de la feria de San Isidro.

Por FERNANDO FERNÁNDEZ ROMÁN.

Me van a perdonar, pero echo un vistazo a los carteles de las ferias taurinas más importantes de lo que queda de temporada (mucha, todavía), y no puedo por menos rebelarme. No hay derecho.

Verán: no hace tantos años, las dos ferias taurinas más importantes del globo terráqueo eran las de Sevilla y Madrid; resuelvo, pues, que discutir semejante obviedad es de peleles.

Los toreros consagrados (las llamadas “figuras”), iban a la Maestranza a ponerse las peras a cuarto entre sí, a pegarle un baño al rival más enconado en su sacrosanto barreño de albero, y llegaban a Las Ventas para dilucidar primacías a razón de tres tardes por coleta, como mínimo, ante el toro y el público más exigente y complicado del mundo.

Los no consagrados, pero con materia prima de indiscutible calidad, por lo general, esperaban oportunidades en las corridas anunciadas fuera de ciclo, y bien cierto es que algunos (Antoñete, Ortega Cano, Ojeda, etcétera) salieron catapultados y revitalizados merced a sus zambombazos en plena canícula. Primera cuestión.

Segunda cuestión: otra obviedad es que, al menos en los últimos cien años, España y México han rivalizado en la cosa de contrastar a sus respectivas “figuras”.

De los mexicanos, Gaona y Armillita se vieron las caras (y se la plantaron) con las cumbres de nuestra torería, nada menos que con Gallito y Belmonte, el primero y con Chicuelo, Marcial, Ortega, Manolo Bienvenida, Félix Rodríguez, etcétera, el segundo.

Garza y El Soldado levantaron el águila de su bandera en territorio hispano hasta que la “mohinez” y la intolerancia de Marcial y compañía llevó al esperpento de romper relaciones taurinas fraternales con el país que más y mejor ha tratado a la Tauromaquia fuera de nuestras fronteras.

Arruza y Manolete vivieron una corta, pero intensa, rivalidad en los ruedos… En fin, que México siempre ha sido una vital referencia para la fiesta de los toros en todas las épocas.

Digo bien: ha sido. En estos tiempos, la tropa taurina mexicana llega a España como llegaban sus compatriotas de generaciones anteriores, esto es, con la legítima ambición de triunfar y de ser reconocidos por la que para ellos es (taurinamente hablando) la madre de todas las madres.

Algunos, los más significativos y de innegables cualidades, llegan y triunfan nada menos que en Madrid, con un toro para ellos desproporcionado y desconocido, con un público muchas veces cruel e indocto… ¡y no les vale de nada! No hay derecho.

Este año actuaron cinco matadores mexicanos en la feria de San isidro. De ellos, uno pasó inadvertido y otro se fue a la enfermería; pero los otros tres triunfaron en toda regla. Diego Silveti (¡se me escapa tantas veces el David cuando escribo su nombre!) en una tarde infernal, dantesca, de ventarrón y granizo, se jugó la vida y cuajó una faena que, por los aditamentos que la envolvieron, en cualquier otra época hubiera sido de puerta grande.

Arturo Saldívar, se pasó a sus toros por la faja sin que jamás se le mudara “la coló” y toreó limpio, ceñido y templado, matando admirablemente y cuajando una actuación de torero importante que quiere serlo también aquí, en España.

Y, por último, Joselito Adame protagonizó la gran sorpresa de la feria. Tuvo dos puertas grandes al alcance de la mano porque cuajó en dos tardes excelentes faenas, plenas de templanza, valor y dominio de la situación, lamentablemente no firmadas todas ellas como debiera con los aceros.

Pero es –casi unánimemente reconocido—el gran triunfador de la feria de San Isidro. ¿Y saben de qué les ha valido este triunfo fantástico a los tres manitos? De nada. De nada. De nada.

Echen una ojeada a los carteles de las ferias taurinas subsiguientes de Burgos, Alicante, Badajoz, Teruel, Pamplona, Valencia, Santander, Gijón, Huesca, Málaga, Bilbao, Almería, Valladolid… Si no he leído mal, ninguno de estos tres toreros mexicanos que llegaron a Madrid para actuar una sola tarde, se jugaron la vida y ganaron un triunfo legítimo e incontestable figura en la cartelería de la ristra de ferias (elenco completo) que acabo de nombrar. Adame aparece, milagrosamente en Valencia ¡el 9 de octubre! ¡Venga, ya!

Repasen, también, los nombres que se repiten en las combinaciones de los ciclos referidos y díganme qué méritos concurren en la mayoría de ellos (salvo el padrinazgo que les ampara) para seguir estando ahí, en la pomada, sin haber dado un palo al agua en las grandes confrontaciones de la temporada.

Excluyo a los que se justifican o despiertan el interés del público, que apenas llegan a los dedos de una mano, pero el resto son bastante más mediocres que la terna que acabo de nombrar, y de otros varios, sea cual fuere el origen de su pasaporte.

Lo curioso y sorprendente es que algunos aficionados u “opinadores” mexicanos que gravitan por la Red también minimizan la meritoria labor de sus compatriotas durante las tardes de toros madrileñas, en un ejercicio (saludable, sin duda) de veracidad desapasionada, echando una vez más a la gallera a las llamadas huestes “antihispanistas” y “malinchistas”.

Allá cada cual. A quien esto firma, desde luego, no le acucian ni afectan otros asuntos que los derivados de una evidencia.

No crean que me olvido de los de casa, pero por lo menos el corralito que forman Manuel Escribano, Nazaré, Juan del Álamo y quizá algún otro que se me enreda en un rincón de la memoria (perdón), mal que bien están pillando cacho en algunas ferias de tronío.

Trabajito les cuesta, la verdad; pero por lo menos aparecen de forma intermitente.

Los mexicanos, ni eso. Orejas de ley en Madrid para Silveti y Saldívar y dos, que pudieron ser tres más, para Joselito Adame parece ser que se han ido por el desagüe de la indiferencia.

Insisto: nada de nada, de nada, de nada. Si por allá los encontramos rebotados, tienen toda la razón del mundo. ¿Cómo esperan que no se nos tache de trato discriminatorio e intolerable? No hay derecho.

Twitter @FFernandezRoman

PLAZA MEXICO: Temporada de Novilladas 2013.

20130626-142251.jpg

En la foto: El novillero Paulo Campero.

De SOL y SOMBRA.

Lo que era un rumor ya es oficial, la Plaza México reabrirá sus puertas el domingo 7 de julio con una novillada de selección, con la que arrancara la temporada novilleril 2013 en la capital.

El cartel inaugural estara compuesto por el rejoneador Eduardo Rubí, y los Forcados Hidalguenses, así como Edgar Badillo, Diego Emilio, Ángel Lima “El Mojito”, Pepe Nava y Sebastián Palomo, con novillos de la ganadería jaliciense de San Marcos.

El elenco completo de rejoneadores y novilleros mexicanos que tomarán parte en el ciclo que se compondrá de 12 festejos es el siguiente:

Miguel Alejandro, José Mari Macías, Christian Verdín, Paulo Campero, Alejandro López, Efrén Rosales, Mirafuentes de Anda, Sebastián Palomo, Ávila de la Torre, Claudio Montiel, Jaime Ruiz, Edgar Badillo, David Aguilar, Carlos Rodríguez, Antonio Lomelín, Ángel Lima “El Mojito”, Xavier Gallardo, Karla de los Ángeles, Paola San Román, Jorge Didier, Luis Ignacio Escobedo, Adrián Padilla, Gabriel Sánchez “El Gaby”, Juan Pedro Moreno, Ricardo Frausto, Pepe Nava, Christian Hernández, Jorge Rizo y los rejoneadores Eduardo Rubí, Alejandro Zendejas y Joaquín Gallo.

Por los extranjeros anuncian a uno de los triunfadores de la pasada temporada como lo fue el español Miguel de Pablo y a Raúl Cámara “Cañero”, de España, así como el colombiano David Martínez y el venezolano Tomás Martínez.

Las ganaderías:

Atenco, Xajay, San Marcos, Marco Garfias, Marrón, Barralva, La Cruz, El Vergel, Brito, Arturo Gilio, Pablo Moreno, Puerta Grande, Cuatro Caminos y Jorge María.

Los festejos comenzarán a las 16:30 horas.

Twitter @Twittaurino

20130626-142301.jpg

Opinion Taurina: Texcoco y Aguascalientes.

Manolo Martínez, pionero y lider del auge de la feria de Texcoco y de San Marcos.
Manolo Martínez, pionero y lider en el auge de las ferias de Texcoco y San Marcos. Foto Humberto Avila.

Por Óscar López Gamboa*

Año tras año desde hace ya mucho tiempo, se celebran puntualmente  en estas ciudades, sus tradicionales ferias en las que entre otros eventos artísticos y culturales que se llevan a cabo, destacan las corridas de toros que organizan las empresas taurinas correspondientes, para el beneplácito y esparcimiento del público feriante que acude anualmente a ésas ferias y que originan fuertes derramas económicas en beneficio principalmente del comercio organizado de aquellas ciudades anfitrionas.

Por lo que respecta a Texcoco, y su ya famosa Feria Internacional del Caballo estos eventos entre ellos las corridas de toros, empiezan antes que en Aguascalientes, siendo el empresario Marco Castilla, quien desde bastante tiempo atrás, es el encargado de montar y confeccionar los carteles los cuales, se integran con los mejores matadores mexicanos y extranjeros, así como de encierros de las mejores ganaderías entre ellas, algunas que no lidian en la plaza México, por razones obvias.

La feria texcocana y sus corridas de toros empezaron a cobrar fama y prestigio, allá por la década de los años setentas y sé celebraban en el centro de la población, en el cual cada año, se erigía una plaza de toros desmontable y el creador de aquella plaza, fue el Ingeniero Everardo Inurrigarro, quien coincidentemente era apoderado del matador Mariano Ramos, ambos ya fallecidos. En aquella memorable plaza portátil, se presentaron los mejores matadores de aquella época comandada por Manolo Martínez, Eloy Cavazos, Curro Rivera, Antonio Lomelí, el propio Mariano Ramos, Chucho Solórzano y tantos otros que se me escapan a la memoria. Siendo insuficiente el aforo de la plaza y las molestias causadas a la población local, por la saturación de visitantes en la ciudad, que las autoridades locales, buscaron unos terrenos propicios en las afueras del centro histórico de Texcoco, para así de manera permanente hubiera una plaza de toros, palenque de gallos y  centro de espectáculos artísticos, arena para la exhibición de los famosos caballos de raza azteca, y demás instalaciones apropiadas para  dar cabida y comodidad a los miles de personas que desearan visitar la ciudad anualmente, en los días de feria.

Esta feria casi coincide con la de Sevilla pues en Texcoco, se celebran corridas durante la semana mayor mientras que en el coso del “Baratillo”, principia la temporada sevillana con el festejo Domingo de Resurrección

Por lo que toca a la  famosa Feria Nacional de San Marcos, en Aguascalientes, esta tiene una gran tradición que data del siglo XIX los antecedentes de la primera feria que hubo, fue en el año de 1828, en el mes de noviembre y se llevó a cabo en el Parían posteriormente a mediados de aquel siglo, las festividades las hicieron en el mes de abril dentro de las celebraciones de San Marcos, antiguo pueblo de indios, situado a unas cuadras de la plaza mayor de la capital hidrocálida. Con la llegada del ferrocarril en 1884, la ciudad se fortaleció económicamente y, con ello, su primacía regional, por lo que la feria pudo promoverse y conocerse más allá de sus límites de una pequeña fiesta de pueblo. Desde su primera edición, esta feria cumple con una función catártica, no sólo al permitir actitudes que habitualmente están prohibidas, sino también al propiciar el encuentro de personas de todas las edades y clases sociales que, durante 23 días, se reúnen en los lugares más emblemáticos de la ciudad como el Jardín de San Marcos, el Templo de San Marcos, la Plaza de Toros y La Isla San Marcos.

Desde el año de 1924 hasta la fecha, se  organiza un concurso de belleza para elegir a la Reina de la Feria. En 1958, siendo presidente de México Adolfo López Mateos, la feria fue elevada al rango de ¡Nacional! En el año de 1896, se construye la plaza de toros San Marcos  desde entonces las corridas de toros fueron incluidas en la feria, debido a la gran tradición taurina de Aguascalientes y al creciente afluente de visitantes a la feria, en los años 70 fue construida una de las más bellas plazas de toros del mundo, la Plaza Monumental de Aguascalientes, misma que amplió, en 1992, su cupo de 7,500 a 15,000 personas cómodamente sentadas.

Dicen que las comparaciones son odiosas pero, hay ocasiones que es necesario establecerlas, para dimensionar una cosa de otra tal es el caso dé, la  cuadra de caballos de la plaza de toros Real Maestranza de Caballería  de Sevilla, la cual cuenta con veinte caballos debidamente aprobados que son sometidos cada año, a una prueba de doma, pesaje (que no rebasen los 600 kilos) y sanidad y aquellos que no cumplen con los máximos estamentos de dicha plaza, son rechazados por las autoridades. Cosa contraria sucede en nuestras plazas de toros, que sólo en algunas; dichas cuadras son de seis caballos únicamente y en la gran mayoría de ellas, apenas cuentan con dos caballos mismos que ni siquiera, las autoridades de ésas plazas, los someten  a la prueba que es obligatoria, para que salgan al ruedo a cumplir con la pica de caballos. No cabe duda hay de “fiestas a fiestas”.

Es todo por hoy y hasta la próxima, sí el Divino Creador lo permite.

Marzo 29/2013.

*Ex juez de plaza Calafia y comentarista de Grupo Radiorama.

opiniontaurina@gmail.com

Morante el unico seguro para el 5 de Febrero en La México.

Morarte.
Morarte.

De SOL y SOMBRA.

Morante de la Puebla esta seguro para el día 5 de febrero, en la corrida del aniversario de la Plaza México. Junto al de la Puebla en el festejo que será nocturno, estarán dos triunfadores mexicanos según informo el día de ayer via Twitter la empresa de Rafael Herrerías.

Con esta noticia se confirma los anunciado anteriormente por la empresa de que serán dos corridas con las que se festeje el 67 aniversario de la Plaza México.

Se ha mencionado en forma extraoficial que para el 3 de febrero estará Juan Pablo Sánchez posiblemente junto al francés Sebastián Castella.

Los encierros que suenan podrían ser de las ganaderías de Xajay, Barralva y Teofilo Gomez.


Pero lo único seguro hasta el momento junto con la inclusión de Morante es que la temporada terminará el 17 de febrero, con la actuación de Pablo Hermoso de Mendoza.

Enrique Ponce esta descartado para el día 5 de febrero, así como el posible regreso de José Ma. Manzanares en algún otro festejo, ya que según ha comentado el alicantino no quiere regresar este año a la Plaza México, aunque todavía tiene otra tarde firmada

Twitter @Twittaurino

León Gto, Corrida Guadalupana: Tarde de momentos aislados.

20121213-093725.jpg

Ante un entradon el día ayer se lidió un encierro bien presentado de la ganadería de Begoña, que en conjunto desilusiono por su irregular juego y su falta de fuerza excepto el lidiado en octavo lugar, que fue el más potable del irregular encierro.

Por Luis Cuesta para De SOL y SOMBRA.

Leon, Guanajuato.- Hay plazas para cada torero así como también hay ciertos públicos, la inclusión en el cartel del día de ayer de Morante de la Puebla fue un acto de nobleza y solidaridad del maestro andaluz hacia su amigo y próximo apoderado Antonio Barrera, así lo entendemos. Porque de otra manera traer a un torero del corte de Morante a un plaza como la de León es como llevarlo a la feria de Pamplona ($$$).

Cierto que no tuvo suerte el día de ayer pero ante un público poco conocedor, fiestero y aburrido al no haber “emociones” en el ruedo, que ademas pago una buena cantidad de dinero ya que los precios de las entradas estuvieron por las nubes, así es difícil que entiendan a un torero del corte de Morante.

Ayer con dos toros a contra estilo realizo un esfuerzo considerable, cierto también es que a su primero lo masacraron en el caballo, pero con su segundo un toro con muy malas ideas, hizo un loable esfuerzo que el público poco se lo agradeció. Vamos a esperar a ver si el próximo 20 de enero que regresa nuevamente hay más suerte.

El tedio que producían los de Begoña y la “ola” que algunos querían formar en el tendido de Sol buscando una manera de entretenerse…

Fue aprovechado anímicamente por Antonio Barrerá que se despidió ante el séptimo al que recibió en lo medios con una larga cambiada, que arranco la ovación más sonora de la tarde. Después del inicio espectacular de capa, la faena de muleta vino de mas a menos por la extrema debilidad y sosería del astado.

Fallo con la espada hasta escuchar un aviso y perder de esta manera las orejas que ya se había ganado. Dio su última vuelta al ruedo vestido de luces acompañado de su pequeña hija Guadalupe, que juntó a Morante le corto la coleta en un emotivo momento.

Juan Pablo Sánchez el torero de la casa se llevó el lote más potable y resulto el triunfador al cortarle dos orejas al que cerro plaza. Con su primero estuvo correcto en una faena con pasajes interesantes pero intermitente.

Con su segundo técnicamente estuvo superior, valiente, hasta sobrado por momentos pero al mismo tiempo frío. Porque a pesar de haber conseguido estructurar la faena más completa de la tarde, la gente no término por emocionarse con lo realizado por Sánchez y no fue sí no hasta qué se perfilo a matar para dejar un estoconazo cuando despertaron otra vez.

Dos orejas y mucho júbilo ¿Pero? Hay muchas dudas todavía…

El Zotoluco tuvo sus mejores momentos en los dos brindis que realizo, el primero se lo dedico al gran Juan José Padilla y su segundo al festejado Barrerá.

Lo demás fue para el olvido.

Es lo que digo yo.

Twitter: @LuisCuesta_

Ficha

Plaza de Toros La Luz de León, Gto. Entrada. Casi lleno. Toros de Begoña, bien presentados y desiguales de juego. El Zotoluco: leves pitos y pitos. Morante de La Puebla: división de opiniones y leves pitos. Antonio Barrera en su despedida: palmas y vuelta. Juan Pablo Sánchez: ovación y dos orejas.

20121213-093825.jpg .