Archivo de la categoría: Temporada Grande

CARTELES – Plaza México 2018 – 2019: Una Temporada Grande en Diminutivo.

Plaza México: Carteles Temporada Grande 2018-2019.

Una carpa instalada sobre el ruedo de La Plaza México ha sido el escenario escogido por la empresa comandada por Mario Zulaica y Javier Sordo para dar a conocer las combinaciones definitivas de la Temporada Grande 2018 – 2019.

Por Luis Cuesta – De SOL y SOMBRA.

La Temporada Grande de la Plaza México, la de mayor trascendencia en América, comenzará el próximo 11 de noviembre bajo un ambiente de gran expectación como todos los años, pero también con graves defectos organizativos, que incluyen la desatención al público y la abundancia de carteles mediocres, así como la ausencia, no suficientemente justificada, de algunos toreros.

Igualmente, destaca, dentro de la desigualdad de la Temporada, la inclusión guardada con o sin intención de Andrés Roca Rey para el 12 de Diciembre.

La primera parte de la temporada inicia el 11 de noviembre y termina el domingo 13 de enero y constará de un total de 11 festejos, algunos de ellos mixtos.

A dos tardes irán El Payo y Sergio Flores, mientras que el resto del elenco lo harán una sola tarde.

Destacan entre todos los carteles del serial el cartel que inaugura la Temporada y la corrida Guadalupana.

En el apartado ganadero, las principales novedades respecto al año pasado serán los hierros de Arturo Gilio, que debuta, el regreso de Villa Carmela y la extraña decisión de dejar la Corrida Guadalupana con toros por designar.

La baja más significativa de la Temporada será la de los toros de Teófilo Gomez… hasta el momento.

Análisis de la Temporada Grande.

Hay que empezar diciendo que la no inclusión de Roca Rey a la Temporada, habría sido sangrante para muchos que le vieron torear durante el 2018. Pero afortunadamente han conseguido acartelarlo para el 12 de diciembre. Corrige a tiempo la empresa un golpe que habría sido muy lamentable.

La empresa de la Plaza México, cuyo gerente operativo es Mario Zulaica, ha montado una primera parte de la temporada que no satisface los gustos generales de la Afición, con unos carteles en su mayoría mediocres, pocos bien rematados en su conjunto, lo cual no impide que el precio de las localidades sea el mismo para todas las corridas, toreen supuestas figuras o presuntos modestos.

Por añadidura, a pesar de que las 11 corridas de toros del derecho de apartado generan más de 20 puestos, nos hubiera gustado que repitieran en otra tarde toreros que interesan igual que algunos que están colgados, simplemente porque les apodera el propio empresario o por razón de los intercambios interesados que se hacen los exclusivistas.

Se vuelve a mencionar a carteles cerrados, imposible la repetición.

Entre los diestros extranjeros excluidos de los carteles en esta primera parte se encuentran Manzanares, Miguel Ángel Perera y Emilio de Justo, así como el mexicano José Mauricio, entre otros.

Habrá algunos ausentes, como José Tomás que no querían participar en la Temporada Grande, pero algunos de los antes mencionados seguramente lo deseaban fervientemente y los empresarios de la Plaza México no han sido capaz de contratarlos y anunciarlos, por esta razón es dudoso que se trate de los mejores empresarios taurinos de la actualidad, como algunos proclaman.

En cuanto a los toreros mexicanos hay que recordar que la sede del toreo sigue vacante, y la torería mexicana ha de pelear esta temporada para ocuparla por derecho propio.

Hay ilusión por ver nuevamente al Payo y a Sergio Flores, principalmente, por las excelentes campañas que ambos han realizado. Aunque quizás sea El Payo, por esa línea del toreo puro y por las importantes muestras de su calidad artística, quien mayores expectativas despierta.

A Joselito Adame no se le agota la ilusión y sin duda ha madurado en su técnica y en su toreo, sin embargo la afición de la Plaza México aún no termina por entregársele y seguramente cada vez le apretarán más, ya que es el único torero de todo el escalafón que se ha proclamado como figura del toreo.

Luis David Adame habrá de consolidar las altas expectativas que despertó o las zonas tibias del escalafón pueden ser su próximo destino en España y México. Diego Silveti consolida una personalidad hiperbólica, con destellos de buen toreo y por momentos tremendista, pero que tiene su público. Juan Pablo Sánchez tiene reconocida su calidad y aún no ha llegado al límite de sus posibilidades. Fermín Espinosa “Armillita” tiene la onza del arte al igual que sus antepasados y en cualquier momento puede darnos una sorpresa, ya que se le ve más maduro y responsabilizado que en otras temporadas. De último momento se incluyó a Diego Sánchez en la temporada, un torero muy joven en el que muchos tienen puestas sus esperanzas.

Y luego hay un buen número de toreros que perdieron ritmo y compás, dispuestos para la repesca: ahí está el caso por ejemplo de Arturo Saldivar; el de un torero veterano como Arturo Macías, visceral, y que, según sea la corriente, va para arriba, torerísimo, o para abajo; Fermín Rivera a quien llevaron al Olimpo en su mejor momento y no le cogió el gusto, pero al que esperamos volverle a ver triunfar; ahí también esta Jeronimo, que torea de dulce y aunque se le clasifique de “modesto”, tiene en su toreo mas torería y expresión que muchos otros.

No importa, sin embargo, ver combinaciones repetidas como La Estancia para Castella y Silveti o la increíble repetición de la combinación ecuestre de Cartagena y su chabacanería con Macías y sin mérito alguno, Leo Valadez.

Las despedidas de dos toreros triunfadores en su momento de esta plaza como lo fueron El CondeIgnacio Garibay, Federico Pizarro, también tendrán su dosis de interés, aunque su mejor momento no sea quizás el presente.

“No hay toreros”, dice el tópico mexicano.

Pero si los hay.

Ahí están los mencionados así como el resto del elenco de toreros y rejoneadores mexicanos.

Los diestros extranjeros

Nuevamente Enrique Ponce ahí está, un año más -hasta que se canse-, y con él es preciso contar cuando se trata de organizar una corrida de relumbrón. El “Pirata” Padilla dirá adiós a los ruedos en la presente temporada con Boquilla del Carmen y la presentación de Antonio Ferrera seguramente despertará mucho interés por la calidad con la que ha reverdecido su toreo en las últimas temporadas europeas. También se ha programado al renacido Diego Urdiales, que menos mal ha venido, de último momento, a realzar los carteles ya que sin él y Roca Rey habrían sido mucho menores.

El resto del elenco extranjero está compuesto por Sebastián Castella y los rejoneadores Diego Ventura, Andy Cartagena y el colombiano Andrés Rozo. Hay que señalar que Diego Ventura regresa a la Plaza México después de una ausencia de seis años y en su mejor momento.

Los grandes protagonistas

La temporada tiene también otros protagonistas. Los otros grandes protagonistas serán los toros, siempre y cuando estos tengan trapío, casta y pujanza. Saltarán a la arena los Saltillos en sus mil ramas y algunos otros del encaste Domecq y Atanasios camuflajeados en los hierros de un puñado de ganaderías con solera. Ojalá que todos embistan.

Lo que no tenemos que olvidar es que el espectáculo taurino aunque posee valores sustantivos, es también competencia, y cada tarde tendría que operar la selección de los mejores en cuanto al ganado que se debería de lidiar en la temporada. Sin embargo esto no pasa con la regularidad que todos esperaríamos para la Plaza México.

“No hay toros, el toro ha perdido casta”, es otro tópico.

Pero sí los hay, y algunos todavía conservan la casta. Se ve en cuanto los respetan adentro y fuera del ruedo. Y más se vería si los taurinos dieran paso a la docena de divisas que para ellos “no venden un pitón”, pero cuyos ganaderos realizan un fuerte esfuerzo para seleccionar y criar el tipo de toro con el temperamento que quiere la afición actual y que desgraciadamente no podemos ver en la Plaza México con la regularidad que quisiéramos, ya que las actuales figuras extranjeras y nuestros toreros optan generalmente por la comodidad.

El trapío de los encierros

En la Plaza México con el trapío de los encierros sucede una cosa; hay un toro que describe el reglamento y parte de la afición, exige, y otro el que pretenden imponer los taurinos profesionales.

Para el reglamento y el aficionado, el toro ha de tener los cuatro años cumplildos, trapío, defensas intactas, estado sanitario perfecto. Pero para los taurinos profesionales, debe ser un dije, según su jerga; es decir, escasamente fiero de aspecto, joven, terciado, y si es chico, mejor; brocho, flojo, suave de temperamento y codicioso, pero no tanto que llegue a molestar. Es por eso que vemos nuevamente anunciadas ganaderías que a pesar de fracasan un año si y el otro también, continúan apareciendo en el derecho de apartado de la temporada.

El afeitado

El afeitado es un tema tabú entre taurinos y autoridades, sin embargo las sospechas de la afición capitalina con cada nueva temporada están justificadas al no existir exámenes post-mortem en La Plaza México.

Este tema es una vieja cuestión que no se armoniza, ni en el terreno teórico ni en el práctico. El reglamento señala las características esenciales que ha de tener el toro, y los aficionados no admiten a discusión que se altere la integridad del mismo, pues a todos nos repugna que se le desnaturalice y más en una plaza de primera categoría.

Porque así como los toros tienen que cumplir con ciertas características, los toreros también tienen que cumplir con características esenciales: es decir que tengan el valor para enfrentarse a toros en óptimas condiciones físicas, sin manipulación de sus astas; y que conozcan a fondo su oficio, para resolver, sin accidentes, los problemas de la lidia.

Pero como no se trata de estafar a nadie, habría que anunciar las corridas tal como sospechamos que saldrán en algunos casos: “seis toros despuntados”, “justos de fuerza”, “terciados”, y “descastados”.

Con estos antecedentes y basándolos en lo que hemos visto en las últimas tres temporadas, sería también razonable suprimir un tercio de la lidia: ¿Pues para qué se necesitan picadores con toros así?

Primera plaza de México

La expectación que ha despertado el ciclo que hoy se ha anunciado es real, pero los interesados (en este caso la empresa) no deberían atribuirse todo el mérito, pues esta obedece a la gran expectación que siempre despiertan las corridas de toros en la capital desde el siglo pasado, y si es verdad que en la época otoñal e invernal se acrecienta, conviene recordar que la Temporada Grande con este formato de dar los carteles por adelantado, no es un invento de la actual empresa y que es además un formato muy criticado por lo cuadrado y cerrado que resulta para la mayoría de los aficionados.

Nuevamente a Tauroplaza le correspondía la parte mayor de la responsabilidad de aquellos que tienen el estamento empresarial, es decir la responsabilidad de combinar sabiamente todo el potencial con los mejores toros y toreros para que la fiesta entrará en ebullición y la temporada 2018 – 2019 no fuera una más. Pero se han quedado cortos, por lo menos en esta primera parte de la Temporada Grande.

¿Que calificativos merece la primera parte de la temporada grande?

En general y en el papel, carente de interés, insípida, con algunos carteles soporíferos, sin muestras de innovación.

Nuevamente han cubierto el expediente, pero no parece que su oferta pueda ilusionar a los aficionados por repetitiva ya que la Temporada 2018-19 en el papel es un clon de la de años anteriores.

Ante esto la pregunta es: ¿Acaso no es posible otra formato de temporada, señores empresarios? Porque si no lo es, ustedes no son tan buenos o no mandan lo suficiente.

Porque no se trata solo de arriesgar su dinero, hay que inventar e innovar para ilusionar y cómo muestra tenemos el ejemplo de Las Ventas de Madrid en su feria de otoño.

Conclusiones

Después de conocer los primeros carteles podemos concluir diciendo que la temporada es un clon del año pasado y del antepasado.

Entonces ¿para qué se ha cambiado de empresa? Esa es la gran pregunta.

Los carteles:

Noviembre 11, Toros para rejones de Villa Carmela y para lidia a pie de Barralva para Diego Ventura a caballo, Enrique Ponce, El Payo y Luis David.

Noviembre 18, Toros de La Estancia para Ignacio Garibay, que se despide, Sebastián Castella y Diego Silveti.

Noviembre 25, Toros de Arturo Gilio para Andy Cartagena a caballo Arturo Macías y Leo Valadez.

Diciembre 2, Toros de Santa Bárbara para Jerónimo, Antonio Ferrera y Juan Pablo Sánchez.

Diciembre 9, Toros de Xajay para Diego Urdiales, El Payo y Sergio Flores.

Diciembre 12, Corrida Guadalupana: Toros por Designar para Morante de la PueblaJoselito AdameSergio Flores y Andrés Roca Rey.

Diciembre 16, Toros de Boquilla del Carmen para Juan José Padilla, que se despide, Arturo Saldívar y Fermín Espinosa “Armillita”.

Diciembre 23, Toros de Barralva para El Conde, que se despide, El Zapata y José Luis Angelino.

Diciembre 30, Rejones. Toros de Enrique Fraga  para Hernández GárateEmiliano Gamero y Andrés Rozo.

Enero 6, Toros de Rancho Seco para Fabián BarbaEl Calita y Diego Sánchez.

Enero 13, Toros de San Mateo para Federico Pizarro, que se despide, Fermín Rivera y Gerardo Adame.

Como todos los años esperamos los comentarios de la Afición tanto aquí como en los análisis posteriores de la temporada que prepararemos, como ya es una costumbre en De SOL Y SOMBRA.

Twitter: @LuisCuesta_ 

Anuncios

Plaza México: Elenco de la Temporada Grande 2018 – 2019 / Roca Rey, la máxima figura del momento el gran ausente

Es incomprensible que la máxima figura del momento que ha comparecido, llenado y triunfado en todas las ferias más importantes del mundo como son las de Madrid, Sevilla, Valencia, Pamplona y Bilbao entre otras, no aparezca anunciado en el elenco de la Plaza México. Sin el nombre de Andrés Roca Rey en los carteles de esta Temporada, difícilmente podremos hablar de una Temporada verdaderamente Grande.

Ante el anuncio el  ‘taurinismo’ oficial como siempre guarda silencio.

Por: De SOL y SOMBRA. Redacción.

La empresa TauroPlaza México “anunció” sorpresivamente el día de hoy ante la ola de rumores que circulaban en el ambiente taurino, el elenco que conformará la Temporada Grande 2018 – 2019 así como las fechas de Renovación del Derecho de Apartado, las cuales se llevarán a cabo del sábado 13 de octubre al sábado 27 de octubre.

De igual manera, mientras que en los círculos taurinos sigue tomando fuerza el cartel anunciado aquí en De SOL Y SOMBRA el pasado 30 de septiembre, el anuncio llega de forma económica sin mayor realce pero con el alcance de las redes sociales.

Hay algunas sorpresas y ausencias significativas que darán mucho de que hablar, pero sin duda la más importante es la de la máxima figura de América y el máximo triunfador de Europa: Andrés Roca Rey. Quien después de un período arduo de negociaciones entre su administración y la empresa, finamente se rompió la comunicación y para mala fortuna de la afición se ha quedado de momento fuera de la Temporada.

Por parte de los toreros mexicanos haya que señalar que no hay ninguna sorpresa y aparecen acartelados practicamente todos los toreros del momento y algunos otros que ya van de salida como en el caso de Alfredo Ríos “El Conde”, Federico Pizarro e Ignacio Garibay. El resto del elenco esta conformado por El Zapata, Jerónimo, José Luis Angelino, Fabián Barba, Arturo Macías “El Cejas”, Fermín Rivera, Joselito Adame, Octavio García “El Payo”, Ernesto Javier “Calita”, Juan Pablo Sánchez, Arturo Saldívar, Gerardo Adame, Diego Silveti, Sergio Flores, Fermín Espinoza “Armillita”, Luis David Adame y Leo Valadez; así como los rejoneadores Jorge Hernández Gárate, Emiliano Gamero y Santiago Zendejas. Resulta extraña la ausencia de Diego Sánchez.

Pero es en el renglón de los toreros extranjeros donde están las ausencias más importantes, ya que aunado al nombre de Roca Rey, le puede usted sumar los de Alejandro Talavante, José María Manzanares, Emilio de Justo, Diego Urdiales, Pepe Moral, Román y Álvaro Lorenzo entre otros toreros que han tenido una importante temporada.

El elenco de extranjeros que anuncia la empresa esta encabezado por Enrique Ponce, Juan José Padilla que se despide de la afición capitalina, Antonio Ferrera, Morante de la Puebla, Julián López “El Juli”, Sebastián Castella y los rejoneadores Pablo Hermoso de Mendoza, Diego Ventura y Guillermo Hermoso de Mendoza. Sorpresivamente no aparece el nombre de Ginés Marín, quien además es apoderado por la empresa de La México ni el de Andy Cartagena* triunfador el ciclo pasado.

En el elenco ganadero encontramos más de lo mismo como todos los años y se extrañan hierros como los de Piedras Negras, De Santiago, De Haro, Santa Fe del Campo, Santa María de Xalpa y Jaral de Peñas, entre otros. Pero sí aparecen nuevamente los hierros de Xajay, Villa Carmela, Fernando de la Mora, Montecristo, La Estancia y la “triunfadora” Bernaldo de Quirós, lamentablemente. Siendo Barralva -dependiendo cuál encaste- San Mateo, Reyes Huerta y Los Encinos los más interesantes para para el aficionado torista.

También anuncian encierros de Boquilla del Carmen, Arturo Gilio que es una de las novedades y Rancho Seco. Los hierros de Teofilo Gómez y de Julián Hamdan después de sus tropiezos del año pasado, han sido borrados por el momento de la Temporada Grande.

Así que en el tema ganadero no podemos hablar de sorpresas, pero si de las ausencias.

Finalmente la empresa ha anunciado que en las próximas semanas se darán a conocer los carteles de la temporada y quizás podría haber algunas sorpresas extras. Tengamos fe en que así sea porque de lo contrario, el menú que presenta esta temporada la Plaza México, con todo respeto, es más de lo mismo y algunas de las sobras del año pasado.

Pero ya lo analizaremos con mayor detalle y amplitud, como todos los años, aquí en De SOL Y SOMBRA.

* Andy Cartagena finalmente si aprecio en los carteles que la empresa reveló para las primera parte de la temporada.

Twitter @Twittaurino

Plaza México: Enrique Ponce inaugurará la Temporada Grande 2018-19

De SOL y SOMBRA.

Corre en la rumorología de las redes taurinas (antes mentideros taurinos) la noticia de que Enrique Ponce inaugurará la próxima temporada grande de la Plaza México, que podría ser el próximo 11 de noviembre.

Previo al festejo inaugural de la Plaza México, Ponce estará presentándose en San Luis Potosí el viernes 2 noviembre junto a Diego Ventura, el mismo día que Andrés Roca Rey actuará en Morelia con Juan José Padilla y en Guadalajara el 4 de noviembre.

El cartel de la México lo completarían Luis David Adame y Michelito Lagravere que estaría confirmando alternativa, ante un encierro que podría ser de la ganadería de Bernaldo de Quirós.

Podrían surgir algunos cambios en el cartel, pero Enrique Ponce se mantendría firme en los planes de la empresa para abrir la temporada grande.

Habrá que esperar el anuncio oficial, pero cuando el río suena, agua lleva…

Twitter @Twittaurino

@Taurinisimos 150 – Arturo Macías a Hombros, Polémico Indulto @ La México. Barralva @ Guadalajara.

Arturo Macías. Foto Plaza México Twitter.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 19 de Febrero de 2018. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Actualidad Taurina. Plaza México: Cerrojazo, Temporada Grande 2017-2018.

Análisis Indulto toro “Copo de Nieve” de Reyes Huerta, polémica faena de Andy Cartagena.

Faenas y Puerta Grande de Arturo Macías con los toros “Petirrojo” y “Muñeco” de Las Huertas.

Festejos en Guadalajara, Monumental Nuevo Progreso, triunfos de Joselito Adame y Sergio Flores, encierros de Julián Handam-Villa Carmela y Barralva. Enlace con Javier Ángeles Rodríguez, corresponsal.

Festejos y polémica en Monterrey, JuliJoselito Adame

Corrida en Cadereyta, Nuevo León: Carranco para Enrique Ponce, Juan Antonio Adame y Fermín Rivera.

La próxima emisión de @Taurinisimos, 151, será el próximo viernes 23 de Febrero de 2018 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

La Enésima Tropelía – Cierra Temporada “Mayor” con sabor a Menor.

Cambio de mano de Arturo Macías a “Petirrojo” de Las Huertas. Foto: Miriam Cardona.

Ahora es el Juez Braun, en mala hora nombrado, porque no se puede hacer ridículo mayor, al no saber ver la lidia, ya sea a pie o a caballo, así como las reacciones de cada toro y así valorar y guiar a la asistencia, cada día más confundida. Salta un toro bravo, esto sumado la lastimera y chabacana actuación de Andy Cartagena consigue conmover y promover el camino fácil e inventar un indulto con muy poco de fondo propio y que subraya que de aquel torero a caballo ilusionante de 2000-2001 solo queda un tramposa y vulgar puesta en escena. Arturo Macías aporta la parte menos alborotadora de un espectáculo lamentable y, pese a la exageración que ha tenido su novena puerta grande en La México, se contrasta con la débil y decepcionante aparición de Leo Valadez, sin sitio y superficial, sin mayor recurso para quitarse un lote infame, reflejo del estado de la Fiesta.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Plaza México.

Seriedad y solemnidad revisten las formas taurinas.

No negamos, decía Don Neto, la gran algarabía del público mexicano, que goza más del jolgorio de la corrida que de la entendedera del fenómeno taurino. Lo cierto es que la Plaza México está completamente perdida entre la desorientación a la que se le ha sometido de varios años para acá, la falta de autoridad y la auto complacencia de la actual administración. El mejor ejemplo de ello es el rejoneador Cartagena.

La aparición de un anovillado astado que abre plaza hace ver al torero a caballo preciso clavando un solo rejón en lo alto de salida pero acelerado y vacilante en los cites, al quiebro o a la tira en banderillas y sin mayor temple, a la misma velocidad siempre al galopar, sin torear, solo dando vueltas por el ruedo.

Así los toros, nunca mejoran.

Y veamos la lidia a caballo, precursora fundamental del toreo a pie, como un ejercicio también de sometimiento, de poderío y de temple. Esto Cartagena lo muestra a medias ante este cárdeno oscuro primero, fiel a su tipo ganadero pero infiel a su encaste pues este ejemplar sale flojo y se le esfuma la casta, acaba parado. A esto se homenajea con impensable Arrastre Lento. Claro, el rejoneador está tan pendiente de la galera y de dar coba a la gente que, ésta, predispuesta, aplaude incluso lo realizado fuera de la cara del toro.

Olvidando que, salvo el cite psicodélico, todo lo que se haga fuera de la línea de ataque del toro, del lugar donde puede herir, es ensayo o simulación.

Más, si esto se pretende que tenga mérito.

Pincha Cartagena varias veces y es silenciado.

Entonces la corrida encuentra, sorprendentemente, dos partes serias, una en la presencia aun cariavacada del castaño primero de lidia ordinaria, un burel largo y alto, demasiado zancudo acaso pero con cabeza bien armada. Y otra con la aparición tardía de Arturo Macías con buen proceder capotero, concentrado en el toro y firme ante un burel que se escurre a la querencia, dos veces, además de repucharse del caballo de recibir.

Macías ve como Valadez, en su único momento de lucimiento, interviene correctamente por chicuelinas y el veterano contesta con tafalleras cargando la suerte donde hace notar la tardanza y flojedad del castaño pero cierto son en la embestida, mismo que no alcanza a ser mejorado por las cuadrillas que no atinan y no ahondan la condición del astado.

Pena grande porque los de plata han abandonado el temple y el bien hacer.

Macías por el contrario.

En ambos turnos ha planteado y colocado correctamente el andamiaje. Ha caminado por una estructura adecuada, alternado y genuflexo, vaciando hacia arriba en el primero, sereno y templado, de pie, con el segundo. Este procedimiento le viene perfecto al castaño que agarra son y contagia a Macías de temple en un inicio donde después de iniciar bien se descuadra al girar en el martinete pero que encuentra soberbio desdén. Aquí el toro le responde y le indica que solo embestirá en cierto terreno –sobre las rayas- y a cierta altura y distancia –media altura, de preferencia.

De malva y oro, contra el viento, hace que el toro acuda en dos tandas breves de derechazos, rematadas bien, abajo y con la zurda. Pero trata de enroscarse al toro por el pitón izquierdo sin notar que la flojedad le pide respetar la línea para encelar. La informalidad del toro, su mansedumbre, impide que siga el engaño y descuadra a Macías que responde con la mejor tanda de su actuación, largos derechazos que encienden la esperanza.

Solo por una tanda.

Luego no terminaría por adecuarse ni rematar: plantea correcto, ejecuta desigual. Y en eso se parecen las dos faenas, la primera rematada por alto y con espadazo entero caído. Habría sido bueno tapar el pañuelo. La México, su Juez, tal como en el que abre plaza, aflojan.

Lo malo en los toros es caer una sola vez en la tentación.

Cuando es así, se cae para siempre.

Pese a ello Macías se mantiene ajeno al jolgorio, no hace mella en él, el numerito del cuarto turno y a un precioso toro lidiado en tercer turno ordinario le construye una faena que, de haber respetado la altura y tirado del toro sin descuadrarse o engancharse, el astado habría roto a mejor. No obstante la innecesaria voltereta propia en el intento de gaonera donde pierde tiempos preciosos, se nota de nuevo con estructura y, pese a no rematar, con poca ligazón, termina acertando con la espada, tras alternadamente rematar con cambios de mano por bajo en los terrenos cambiados bajo la Porra.

Estocada entera, en lo alto y en la suerte contraria, incluso la curva del estoque acentua su pronunciado trazo al clavar y, pese a tener algo de tendencia contraria el estoque, Macías hace uso paciente y magnífico del verduguillo, fulmina al precioso “Muñeco”, nombre célebre, y corta la segunda oreja para su novena puerta grande.

Justo cuando más lo necesitaba.

Ya veremos el tiempo qué sitio da a este su triunfo.

Pues así como Valadez no sabe qué hacer con un manso espantoso que hace de segundo ordinario al que no es capaz de sujetar y parar primero para castigar después, el novel torero se ve imposibilitado para apenas mostrarse con tanta pata para atrás, muchas zapopinas en el quite y, claro, demasiadas precauciones al empecinarse a lidiar en redondo a un toro tan manso como chico. Cómo se extraña ese toreo que domeña y remata a pitón contrario para alternar rodilla en tierra el castigo y el latiguillo que merecen los mansos. Su insustancial actuación se acentúa a peor con el inválido sexto al que intenta quite de oro sin mayor lucimiento ante un inválido que debió ser devuelto. Tarde para su olvido.

Y esas mismas tenemos para lo acaecido a la mitad de la tarde.

Cuando salta un dije como el cuarto, “Copo de Nieve” ya histórico, las esperanzas se avivan nomas de verlo. Recordemos, a mejor trapío, mejor bravura.

Aprieta al caballero en plaza, tanto, que pese a clavarle contrario y hacerle dudar sobre el segundo rejón, el toro muestra una condición de atacar con plena alegría en el tranco durante el segundo tercio.

Eso si, si no se le tapa, si se le pasa apenas por encima, sale suelto.

Pero basta sentir el engaño para que embista. Cartagena galopa y galopa, vueltas al ruedo más con las ancas y dando la espalda al cárdeno que encelándole con la grupa y con mejor temple que derive en despaciosidad y, sobre todo, verle torear en plenos medios, más allá del simple ejercicio, hoy ya rebasado, de solo clavar. Porque si Cartagena emociona no es por la manera enfrentar al toro mientras embiste, sino del modo en que él mismo “embiste” al tendido, más pendiente de la puesta en escena que del fundamento de la escena misma.

Y para muestra, un botón.

En uno de los múltiples cambios de jaca, el sobresaliente Jorge López traza caleserinas y el toro acude con tal clase y casta al engaño que termina entablerando y pidiendo más pelea al desorientado y sempiterno sobresaliente. Ahí Cartagena ya no sabe que hacer mas que recurrir baratamente a la chambonería del parado de manos del caballo para jamás citar con compromiso al hermoso cárdeno sino llamarle desde la periferia sin no provocar debdiamente en el cite sino aburriendo al toro y brindar el tramposo espectáculo que su peón de brega tocara los lados del noble toro en abusivo Capote.

A grado tal que “Copo de Nieve” acabara soso y doblando contrario.

Pero todo es posible en La México.

Y el indulto se promueve gracias al ridículo y lastimero ruego de Cartagena, echado en la arena sobre el caballo, todo con tal de no consumar la suerte suprema. Indulto tramposo y tolerado por una Autoridad aun peor y una empresa que festeja el hecho como todo un triunfo cuando quizá ha sido el retroceso donde no gana la bravura pues no hemos podido ver en total dimensión la condición de un toro inicialmente bravo sino la puerta falsa de la pachanga a la que hoy La México está reducida.

La que evita a propósito la suerte suprema.

Esa que impide una mejor y mayor Afición, pues hoy se interesa más la patronal el público y su relajo que en el futuro más duradero, el que nace en el amor de la asistencia por los valores más auténticos la Fiesta. Eso por lo que nadie apuesta…

Eso que es la Afición.

Y quedamos en el último episodio de esta infausta Temporada como el microrelato de @Narratorio, ayer aparecido: “Todo comenzó cuando cayó la última hoja. Se miraron a los ojos con fiereza y sus espadas chocaron. Tras varios minutos de combate cayó un copo de nieve y para alivio de ambos, la lucha a muerte quedó aplazada hasta la primavera.”

Así llega este “Copo de Nieve” y su indulto, a partir del cual, un lidiador se alivia.

Aplaza la realidad, da la falsa salida a lo inevitable de la Fiesta, la verdad del encuentro último, como decía Alfred Tennynson: “Permanece a mi lado cuando vaya apagándome//Y puedas señalarme el final de mi lucha.” Ese final que el cárdeno se ha ganado, luchando, al que la trampa cartaginera le ha cambiado por la muerte en la vejez y la soledad del campirano olvido.

Texto: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2017-2018. Domingo, Febrero 11 de 2018. Décima Cuarta de Derecho de Apartado. Un Cuarto de Plaza en tarde fresca con viento molesto en diversos pasajes de la lidia. Palco desatinado y distraído que incide, lamentablemente, en la lidia y el resultado del festejo, para variar, la Autoridad no supo ni como indultar al cuarto de la tarde, ocupó todo menos el pañuelo verde.

6 Toros, 2 para rejones de Reyes Huerta (Divisa Rojo, Blanco y Rosa, saltan al ruedo con otra divisa) chico el primero, sin fondo y con flojedad, increíblemente homenajeado con el Arrastre Lento a cargo de Usía. Precioso de hechura perfecta el lidiado en segundo lugar de la lidia para rejones, cárdeno claro número 250 de 514 kgs., con bravura y alegría en el tranco, responde bien en los capotazos de la cuadrilla y en el quite del sobresaliente así como a los cites de su lidiador, no obstante acaba soso y desentendiéndose de las jacas, indebidamente indultado por la pésima y lastimera actitud del rejoneador y la banalidad de Usía. Y 4 de Las Huertas (Divisa Negro, Oro y Amarillo) Desigual y variopinta, destaca el lote del primer espada, con flojedad pero nobleza. Manso y descastado, saltando al callejón dos veces el segundo e inutilizado el cuarto que debió ser devuelto.

Al finalizar la lida del segundo para rejones el ganadero José María Arturo Huerta y su hijo dieron la vuelta el ruedo.

El Rejoneador Andy Cartagena, Silencio y División en la vuelta al ruedo. Salió a Hombros. Arturo Macías (Malva y Oro) Oreja con Protestas y Oreja tras Aviso. Salió a Hombros. Leo Valadez (Azul Rey y Oro) Silencio en Ambos.

Padecen las cuadrillas nuevamente, al bregar y parear. Imprecisos toda la tarde.

@Taurinisimos 149 – Plaza México, 5 de Febrero: LXXII Aniversario. Recuerdo Arturo Gilio, 1992.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del martes 6 de Febrero de 2018. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Actualidad Taurina.

Feria de la Candelaria, Encarnación de Díaz, Jalisco, 2018. Faenas de Fermín Espinosa “Armillita” a la corrida de La Estancia.

Plaza México Temporada Grande 2017-2018. LXXII Aniversario de la Monumental.

Corridas del 4 y 5 de Febrero.

Análisis Mano a Mano, Toros de Teófilo Gómez para El Juli y Sergio Flores. Faenas de El Juli al toro de Bernaldo de Quirós y Sergio Flores al toro de Santa María de Xalpa.

Análisis de la corrida del 5 de Febrero de 2018, toros de Jaral de Peñas para Jerónimo, Sebastián Castella, Joselito Adame y Roca Rey.

Recuerdo de Arturo Gilio, rabo de “Genovés” de De Santiago en el XLVI Aniversario de la Plaza, 5 de Febrero de 1992.

La próxima emisión de @Taurinisimos será el próximo viernes 16 de Febrero de 2018 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

ANÁLISIS: Plaza México: Corridas del LXXII Aniversario – En busca del prestigio perdido

Haciendo un poco de memoria recordamos que si en algo la Temporada de Oro, léase, la Temporada Grande 1995-1996 de la Plaza de Toros México, no se quedó corta fue en su efecto mediático. Aquel año de 1995 la Empresa de la Plaza México no escatimó un solo peso de publicidad, ni tampoco en toreros. Hoy el tiempo ha cambiado.

Por: De SOL y SOMBRA – Redacción.

En aquellos tiempos la empresa contó con el apoyo total de lo que había en aquel tiempo: televisión, radio y periódicos, dos medios estos últimos cada vez menos vigentes. Incluso contó con destacados patrocinios. Hoy enfrenta la baja en la promoción del espectáculo más el antecedente directo de que la Temporada del 72 Aniversario ha sido terrible, contrario a aquel periodo, desigual pero de no mal resultado final, que va de la Reinauguración de la Plaza, Mayo 28, 1989, hasta el anuncio de la Temporada de Oro, Octubre 24, 1995.

Así que a diferencia de hace veinte años, la empresa hoy encuentra que las apuestas en poco le favorecen y que en cara el compromiso de darle a La Monumental el prestigio que de hace más de veinte años para acá ha ido perdiendo o de mantener la calidad, según palabras de uno de los dueños del consorcio, hace una última apuesta aprovechando el aniversario de la plaza.

Triste pero cierto.

Para este próximo 5 de febrero la empresa de la Plaza México presenta un cartel que no despeja las dudas de la afición, por el contrario, las acrecenta.

El Cartel del Aniversario 72:

Jerónimo:

La empresa solventó el problema en que se colocó al reducir el cartel del 5-F a los cortadores de oreja con Jerónimo el toreo poblano cuya personalidad y sello son su mejor activo. Está puesto por ser primer espada que, tras pinchar Juan Pablo Sánchez el domingo pasado, aseguró a Jerónimo el 5-F.

La opción de Jerónimo, tras hacer a la Empresa echar abajo la inclusión, inmerecida, de Luís David Adame, brinda un aire diferente, que, por la razón que haya sido, es ajeno al monopolio en una época donde todos los toreros en algo se parecen, donde son parte de la Empresa, la distinción de Jerónimo hacen del cartel una alternativa a que el toreo no es producción sino la inspiración de un sentimiento pleno que el diestro posee, como pocos.

La gran interrogante es saber si puede ajustar su técnica, a veces, endeble, a la embestida menos cansina y más exigente de la corrida de Jaral, posiblemente más brusca y es aquí donde la largueza, principalmente, y el temple de Jerónimo deben prevalecer y no quedarse solo en el pellizco y en el detalle. En cartel de polendas las obras deben ser lo más completas. Más con el contraste de la combinación con Roca Rey, se antoja muy atractivo al encontrar veteranía y juventud con arte y valor.

El nombre de Sebastián Castella debería de ser un sinónimo de calidad en un cartel de tanta importancia, sin embargo el diestro francés bajó muchos enteros en su consideración de figura del toreo la pasada temporada en Europa y en la presente en México.

Lejos de aquel torero que ha demostrado que sabe torear muy bien y con verdad, en su pasada comparecencia en esta plaza le vimos una versión acelerada, sin calidad y con muy poca inspiración de su toreo. Esperemos como ya le ha sucedido en otras ocasiones a este torero, que este cinco de febrero las musas de la inspiración y del temple regresen al diestro francés.

Joselito Adame representa, en año de elecciones, el famoso status quo, el oficialismo poco inteligente e impositivo y principalmente, refleja uno de los males principales en el toreo mexicano, la cargada. Esa que no cuestiona y se alinea. Porque la versión de Adame es una pésima referencia al enganchón y el arropón sin la solvencia ni oficio que, se supone, es su mejor característica.

Es increíble que la Empresa se empeñe en un nombre que es la continuación de el concepto de cortar orejas pase lo que pase, un torero ya insustancial y que resulta chocante verle tarde tras tarde únicamente por ser funcionario de la empresa.

En época de elecciones, no encabeza las preferencias.

Andrés Roca Rey estará nuevamente en el ojo del huracán en su regreso tras una gran actuación en su pasado festejo en donde a pesar de no haber triunfado con apéndices, se convirtió en el auténtico triunfador, el héroe y el villano del festejo.

Para nadie fue indiferente su actuación que se ha seguido comentando y que en estos tiempos en donde parece que los toreros se fabrican en maquiladoras, eso también es un verdadero triunfo.

Roca Rey ha estado cerca de la gloria de conquistar la Plaza México y este cinco de febrero puede ser la fecha en que llegue la efeméride histórica que muchos han estado esperando.

Los toros para el aniversario serán de la ganadería de Jaral de Peñas, de su encaste Domecq.

El ganadero Juan Pedro Barroso confirmó que mando ocho ejemplares con los siguientes números, nombres y pintas de los toros son número 131, “Agua Roja“, castaño bragado; No. 155, “Bohemio“, negro zaino; No. 157, “Guindoso“, castaño bragado; No. 172, “Lírico“, negro zaino; No. 174, “Maple“, castaño bragado ojo de perdiz. No. 182, “Luminoso“, chorreado en morcillo; No. 184, “Ciruelo“, castaño jirón calcetero y No. 185, “Emisario“, castaño bragado.

Pero antes de la corrida de aniversario, la empresa anuncio para el 4 de febrero un mano a mano entre El Juli y Sergio Flores con toros de Teófilo Gómez.

Una vez más El Juli regresa entre algodones a la capital en un mano a mano como el del festejo inaugural con José Adame, que en realidad fue un fiasco por la calidad del espectáculo y el impresentable encierro que se atrevió lidiar el maestro de San Blas.

¿Hubo algo bueno o reseñable del Juli en su presentación en esta temporada? Si, El Juli tiene el temple, y Juli, para la crítica oficial, siempre está bien y poderoso, aunque sea con un trío de toretes de Teófilo Gómez.

Sin querer exponerse a una tercia el ex niño de velilla ha seleccionado al tlaxcalteca Sergio Flores como su nueva víctima para emborrachar al tendido con su toreo y continuar el saqueo en América. Y este domingo continuará el descaro si se consuma la lidia del encierro de los teofilitos.

Que lastima que continúen las figuras del toreo mundial que pregonan su amor por México lidiando perrillos amaestrados, haciendo posturitas y burlándose de la afición en nuestro país.

Por otra parte Sergio Flores tiene la capacidad de entender la lidia de los toros sin embargo, su administración tan conservadora y tan alineada, no ha sido capaz de reconocer en esa capacidad la multidimensión y a fuerza quieren hacer con Flores, lo que no es: un estilista.

Flores es un torero de brageta y, por eso, la corrida de Teófilo Gómez le puede afectar, su estilo no es para estas corridas, sus triunfos en México han venido con otro tipo de embestidas, veremos si su capacidad alcanza para lograr elevarse en una cita crucial con este encierro.

Los toros, hasta la emisión de estos apuntes, serán de Teófilo Gómez que en la presente temporada grande y en la temporada mexicana de El Juli han dado cuerda a infinidad de comentarios del oficialismo y la cargada taurina por su “bravura detenida” y por ser en palabras de sus creadores “toros artistas”. Tal vez por esta razón del “arte” los teofilitos tienen tan poquita raza y embisten cada vez menos.

Siempre y cuando Teófilo sea aprobado pues crece a cada hora más el rumor que será sustituida completamente o parcialmente (3) por uno Xajay.

Al tiempo.

CONCLUSIONES

En el peor momento para la fiesta en la capital mexicana, la empresa decide jugarse su prestigio a todo o nada en dos festejos de aniversario.

Vuelve a aflojar en los encierros, no es la culpa de un solo factor o un solo hombre pero en la línea ponen la categoría y como aval, el prestigio.

Acorralados tras haber sufrido un sinnúmero de descalabros por parte de la afición desde que inició el 2018, el futuro de la presente administración y sus operadores pasa por dos festejos en donde solamente la bravura, el toreo verdad y la seriedad, que no es lo mismo que el triunfalismo barato, podrán darle algo de oxígeno a la empresa.

Por el bien de la Fiesta, que Dios reparta la mejor de las suertes.

Para todos.

Twitter: @Twittaurino.

@Taurinisimos 148 – PREVIO: LXXII Aniversario de la Plaza México con @BardoTaurina.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 2 de Febrero de 2018. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Invitado: @BardoTaurina.

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2017-2018. LXXII Aniversario de la Monumental.

Análisis Previo Mano a Mano, Carteles de Aniversario.

Faenas de Juan Pablo Sánchez y Jerónimo.

Clip: Silverio y “Tanguito” de Pastejé LXXV Aniversario (1943-2018)

La próxima emisión de @Taurinisimos será el próximo martes 6 de Febrero de 2018 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo