Archivo de la categoría: Xajay

@Taurinisimos 86 – Inauguración La México, Previa Finales Novilladas. Recuerdo Mariano Ramos.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 18 de Noviembre de 2016. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y Miguel Ramos.

Segunda Temporada, Segundo Programa.

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2016- 2017. Jornada Inaugural.

Análisis Corridas, 6 Bernaldo de Quirós, 6 para Zotoluco, Manzanares y Talavante; 6 Xajay, 6 para Joselito y Roca Rey en Mano a Mano.

Faenas de Manzanares y Joselito.

Novilladas Finales, entrevista con José María Pastor desde Aguascalientes.

Recuerdo de Mariano Ramos en el 45 Aniversario de su alternativa, faena al toro “Tal para Cual” de Mariano Ramírez, enero 1982.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 26 de Noviembre de 2016 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Anuncios

El Muro de los Mansos – Fallan Xajay y Adame en frustrante Mano a Mano.

Hay un momento en que Adame se encuentra a plenitud, al natural ante
Hay un momento en que Adame se encuentra a plenitud, al natural ante “Martino” de Xajay, el resto es solo contrariedad. FOTO: Emilio Méndez. SuerteMatador.com

La corrida anfitriona por excelencia de la Plaza México falla en el momento menos oportuno, pero ya sabemos, la palabra de los toros no es la de honor y en esas se disculpará el oficialismo. Desafortunadamente, la época actual no entiende de excusas y la Temporada, tras su primera jornada, no enciende sino al contrario, está en el letargo, en la neblina de las prisas y el bostezo de la mansedumbre. Pagado en sí mismo, a disgusto, con el ceño fruncido, Joselito Adame falla al no cuajar al buen primero de cara a su encerrona decembrina que nace cuesta arriba, mientras que ante la pésima suerte, de nuevo, la entrada de Roca Rey a La México tendrá que esperar.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Plaza México.

Solo por un momento apartémonos de lo único valioso de la corrida y veamos el resto.

Es decir, dejemos de lado la escarchada belleza del que abre festejo para reflexionar y entender que la corrida de Xajay es la mayor decepción de un cartel que cuya conformación final implica las dudas, incluso, de los más fervorosos creyentes. 

Lo que ayer habría sido una entrada de menos con el numerado cubierto, hoy se queda en una muy triste media Plaza. Sumemos las omisiones de forma, el aumento de precios y otras tantas cosas y el cuadro estará completo.

Un mano a mano sin la pasión de antaño, sin detractores ni partidarios, ni rivalidad natural, ni en quites alternan, al contrario. Dos toreros sin contraste porque su estilo es la repetición de otras repetidas formas.

Entre todo ello, cinco de seis xajay fallan.

Estrepitosamente.

El segundo por escandalosamente manso. El tercero por afligido, siempre dispuesto a protestar y defenderse. El cuarto por insulso. El quinto, a pesar de su flojera y flojedad, tiene un momento de querer tomar la muleta desperdiciado por su lidiador y el sexto, un espejismo no obstante el segundo espada hace todo por despertarle, incluso, de más.

Nada, Xajay está seco. Y la Temporada igual.

Volvamos a lo único valioso.

Dentro de cien años el oficialismo de entonces volverá las manos sobre la maquila informativa de hoy y se dirá de una “buena faena” de Joselito Adame. Baja las manos de salida, incluso avanza con sus lances a los medios y el astado, tan escarchado como los célebres cárdenos claros de esta casa, toma largo y sin protestar el capotazo pero con un detalle que sería al final su sino: distraerse al final del remate. Doble, con rebolera y recorte.

Curro Campos pica mal: trasero, tapando y el toro se duerme en el peto. Además sale haciaa el caballo de la puerta y rasca en repetidas ocasiones, incluso previo al cite de frente con el capote por delante y en los medios. Todo esto podría enmendarse con un diestro de mejor acabados en su proceder lidiador, sería una cosa de nada. No es el caso, pues Adame se deja enganchar la chicuelina y permite rascar de nuevo.

El quite dice poco pero ganas hay de aplaudir.

Lo mismo en banderillas, al extremo de sacar al tercio al meritorio Gustavo Campos que muestra que el toro puede ir de largo pero también frenarse. Esto, es soslayado por el espada en turno y tira a la galería, tras sentido brindis fraternal, con un terrible inicio de faena.

La única manera de comprender el procedimiento adamista -tomarse del estribo, tirar la embestida por alto sin dictar él la distancia en toro sino dejarle hacer lo que el toro quiere hasta casi estrellarle en las tablas- es la búsqueda del aplauso pronto y no de buscar lo mejor para el cárdeno que lo resiente saliendo suelto, rasca e incluso se defiende hasta que José alterna lados por bajo hasta trazar el trincherazo más allá de las rayas.

Lo que mal inicia…

Prosigue Adame con la derecha, esforzado con tal de extender el muletazo por bajo con una embestida que, pese a rascar inicialmente, eleva su juego en los medios. Solo que el torero vuelve a permitir, entre otras

Comienzo de faena, Adame insistió pero el cárdeno ha dicho: no.
Comienzo de faena, Adame insistió pero el cárdeno ha dicho: no.

cosas, que el toro tardeé o vuelva a rascar y doble contrario tras el remate arriba.

Entonces, Joselito echa la carne al asador y ahí la deja. Viene la mejor tanda de la faena, tirando del toro, acariciando a temple bueno la embestida al natural, vertical y dúctil la muñeca, encandila con la izquierda para beneplácito de la concurrencia.

Repite la dosis mas no la efectividad de ésta.

Porque la primera de las huidas del cárdeno a tablas ocurre pues Adame le consiente al iniciar la tanda apenas afuera de las rayas e, inoportunamente, se deja enganchar y el muletazo contrario por bajo de remate, conveniente en la tanda anterior, es en esta la puerta falsa para que el toro huya a tablas. José lo intentaría, con la izquierda de nuevo, con el astado a menos y ya no en los medios.

En el arte de decidir está el verdadero arte de torear y en esta faena el principio de Sureda se palpa más que nunca. Adame mira al tendido, desafiante, una de tantas muecas que se le irían borrando durante la tarde. Luego de la siguiente tanda, siempre hacia fuera y en las rayas, el toro viene muy a menos, enganchando la muleta y con la faena a la deriva.

Derechazos, zapatillazo de por medio. Molinetes, aprovechando el viaje. Naturales en pleno engolosinamiento y pasando de faena a un toro que le paga con la misma moneda que Joselito: la indiferencia por sus valores más importantes, entre ellos, la estocada, a la trágala, aprovechándose de que el toro va andando.

Bajonazo artero y desmoralizante a toro arrancado.

Caprichoso destino que no pone ya las cosas fáciles para Adame. Con el difícil castaño tercero no sería y con el intermitente quinto, el torero no pisa el terreno y desperdicia el único momento que tendría el propio toro.

Y quizá el único momento que pueda restar al torero en esta Temporada.

Espero errar, sinceramente.

Así como el ceviche peruano es la sensación mundial -en esta Ciudad lo hay y muy bueno- el toreo de Roca Rey debe tener esa frescura y tal paladeo, lo que no va al echarse de rodillas por mucho que la cara alta del segundo sea. Roca Rey se empeña en la quietud y hace de la caleserina, originaria exquisitez trianera, la forzada composición estática del aguante con ese segundo. Luego del achuchón al inicio de hinojos que provoca la enésima voltereta llega la consecuente aparición del alter ego castelista.

Por eso el arrimón, los toques adelante y atrás, miles de efectos especiales en detrimento del toreo fundamental que pasa por el paquete de los toreros no por la espalda. En descargo, su lote ha sido el peor en muchos años que Xajay haya mandado. No requerimos se construyan muros en el norte, aquí abajo hay uno, casi infranqueable, la mansedumbre.

Para el olvido el cuarto pese al buen quite por tafalleras.

Roca Rey en plena saltillera, quietud y arrojo.
Roca Rey en plena saltillera, quietud y arrojo.

Todavía hay un momento cumbre en el sexto.

Un quitazo por saltilleras, hay dos fenomenales y el remate cumbre, en plenos medios, canto a la quietud y el estoicismo. Su urgencia por hacer las cosas a favor del manso no es agradecida por el astado que se rompe para siempre quedando solo la esperanza de que sea con Barralva la real aparición de Roca Rey en La México.

Que necesaria es.

Recuerdo el 2008, el cinco de febrero estaba Joselito programado para confirmar de manos de José Tomás el día que se hizo el favor de dejarse se televisar. No pudo ser por la cornada en los Altos de Jalisco.

Ocurre esta vez que Joselito no le puede confirmar a Luis David, como la mansedumbre, lamentable, el azar vuelve a aletear en la Fiesta.

Así es esto, unos las firman, otros las torean…

La cosa es que siempre, todas, sin excepción, las sufre el que paga.

Por cierto, este año mucho, quizá demasiado. Esperemos sean exigentes.

Texto: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2016-2017. Domingo, Noviembre 13 de 2016. Segunda de Derecho de Apartado. Menos de Media Plaza en tarde fresca con cielo encapotado y muy leve viento sin llegar a molestar la lidia.

6 Toros, 6 de Xajay (Divisa Obispo, Verde y Rojo) variopinta y desigual, con cara la mayoría y en el tipo de la casa. Mansos en general y descastados con mucha sosería y poco juego, salvo el primero de la tarde, precioso cárdeno claro, nombrado “Martino” con el hierro de Villar del Águila, lo mismo del segundo, número 110 de 512 kgs., aplaudido de salida, pese a rascar y terminar soso con la cara arriba, ha tenido dos tercios y medio con disposición a la bravura, ovacionado en el arrastre, mientras el resto ha sido completamente pitado.

Joselito Adame (Gris Perla y Oro) División, Pitos y Silencio. Andrés Roca Rey (Tabaco y Oro) Saludos, Silencio y Palmas.

El festejo queda en Mano a Mano tras no sustituirse al confirmante Luis David Adame inicialmente anunciado pero incapacitado por lesión en el hombro izquierdo.

Saluda Gustavo Campos tras finalizar el tercio de banderillas del primero de la tarde. Fatal al intentar banderillear durante toda la tarde, Alfredo Ibarra. Destaca a caballo el picador jalisciense David Vázquez.

La Porra Libre, A.C. entregó al terminar el Paseillo el trofeo “Manolo Martínez” a Joselito Adame como triunfador de la Temporada Grande 2015-2016.

La escarchada, cárdena belleza de
La escarchada, cárdena belleza de “Martino” de Xajay lidiado en primer lugar ayer en La México muestra la esperanza y a la vez, su juego, la frustración de la tarde. FOTO: Emilio Méndez. SuerteMatador:com

PLAZA MÉXICO: Temporada Grande 2016-2017 CARTELES – Entre Prisas y Carreras.

Javier Sordo, primer año, primera Temporada Grande. Foto: TAR.
Arq. Javier Sordo, primer año, primera Temporada Grande. Foto: TAR.

La  presentación de los carteles rompe la tradición y con el pasado que por oscuro y mal hallado parece ser el único objetivo que tienen las formas de la nueva era: olvidar lo de antaño. Además las nuevas formas exigen hablar bien de todo, no cuestionar. Lo único malo, más allá de que si en un mes puede caber casi todo el derecho de apartado, es que al intentar romper con lo anterior, la nueva era vuelve a caer con lo que trata de romper, la falta de apuesta por un toro diferente al de ayer, es decir, con la prisa de acabar antes, La México puede tropezar de nuevo con la misma piedra… y con el mismo pie.

Por: Luis Eduardo Maya Lora De SOL Y SOMBRA. Especial.

Sentaos taurinos y diletantes.

Calma, que las cosas en el toreo deben ser despacio. Ni con “ganas de reventar” como dicen los que saben porque “nada les embona”, dice la más corriente de las corrientes taurinas, sino solo ideas plasmadas con ganas de recordar la grandeza del arte del toreo y reflexionar sobre su futuro, que nos compete a todos.

Pensar, sí, complicada actividad para el oficialismo militante y la patronal taurina.

Pero antes de pensar, pasemos a imaginar.

Recordemos a Alameda:

“Con amplitud de Palacio y rigor de minutero//Debe ajustar el torero su tiempo por el espacio.//Ni de prisa, ni despacio y un tanto como al azar//Al aire de su persona, como Fuentes y Gaona, maestros del buen andar.”

Seguramente Don José, con su poético actuar, palpaba que las prisas son tan malas como la falta de espacio al andar. Fuentes y Gaona, quizá dando la vuelta al ruedo es la muestra taurina superior. Y al torear, no lo es menos, amplitud es necesaria para no apresurar. Liguemos entonces este su “Seguro Azar” del toreo con su manera tan particular de explicar la distancia, su célebre “un paso al frente y puede morir el hombre, un paso atrás y puede morir…” el arte de torear, para Alameda, ha de ser tan preciso como el (seguro) azar.

“Saber ver, saber estar…”, prosigue.

Es decir, todo en los toros tiene su distancia, ni más lejos ni más cerca, su sitio.

Y pongamos las cosas en el sitio correcto.

Más allá de formas, con las que no comulgamos, a la Temporada le falta espacio para respirarla y sentirla, semana a semana. La Plaza México quita su histórica tipografía de los carteles. Sobra amontonamiento en los carteles que puede agotar al aficionado mental y económicamente, requiere un mejor horario para que no llegue pronto el frío y, si los toros fallan, la aburrición. Sobra grandilocuencia y faltará grandeza si las entradas los días seguidos son seguidamente medianas.

La México no es para fines de semana con sabor a Feria.

Sumemos las novilladas y desde el viernes hay actividad.

En las formas, tan importantes, es omisa la Plaza México en nombrar a las cosas como son o quitar de los carteles la palabra “show”. No imagino a Don Antonio Ariza en aquella época taurina del ayer, llamar a un atractivo adicional, una cuadra o espectáculo ecuestre, de tal modo.

Tiempos modernos.

O no anunciar los toros por delante.

Esta omisión no podemos obviar, debemos cuestionarla porque es la más grave de todas, deja muestra de lo que la empresa ofrece en realidad, toreros. Solo que, quitando a José Julián Llaguno y, quizá, a El Vergel, los encierros son tan de poca esperanza que el toro, factor de cambio necesario, para romper con lo malo realmente del pasado, sigue estando en un segundo plano.

Si ustedes analizan cada encierro, desde Bernaldo de Quirós hasta Julián Hamdan, pasando por Teófilo Gómez y San Isidro, la programación de los encierros son la repetición del ayer, que por trillado, manso y descastado, no alientan ningún tipo de esperanza. Quiere decir que una mano de gato, un cambio en la decoración y la irreverencia en la forma taurina, solo hacen cambiar lo desechable, dejando intacto lo realmente esencial.

Y es innegable, a menor toro mayor toreros.

Cuando una Temporada Grande lo es por sí, no requiere inventarse una leyenda tan distante de lo taurino como “pasión hecha a mano” para saber que el arte no se “hace” y que la nueva cara de la Plaza México solo cambia de piel, pasa a cirugía estética sin hacer el cambio de sangre, la renovación en toros, principalmente, tan necesaria. Es más, varias de las combinaciones de toros y toreros ya las hemos visto en la propia Plaza México, a petición de parte diríamos cuales, porque son un puñado.

Y no nos sorprenderá que las corridas pasen la asignatura del trapío, no es favor, es obligación porque, no olvidemos, los precios suben y la Afición tiene la obligación, ya que el oficialismo informativo no puede serlo, de ser siempre exigente. Veremos si realmente, con edad y presencia ofensiva, pueden embestir, veremos que tan bien la Plaza México, ya sin la guerra fría contra su rival reciente ETMSA, hizo los deberes y reseñó a tiempo.

Si repite la formula autocomplaciente, la Temporada se caerá por lo más delgado: Los encierros, ojalá nos equivoquemos.

Pero lo inconcebible son las prisas, el amontonamiento de las fechas, la inexplicable aparición única de Fermín Rivera y Juan Pablo Sánchez, la injustificable aparición de Ginés Marín, Gerardo Rivera y Diego Sánchez, la innecesaria repetición de Fermín Espinosa “Armillita” IV y el forzado doblete de Luis David Adame. Porque quizá es uno de los más esperados pero, la vida no se agota en un solo acto.

Tal como parece que José Adame puede agotarse en la encerrona del doce de Diciembre, tal como lo vimos en Aguascalientes en Abril de 2015. Un torero que no cuenta con el máximo cartel a pesar de las orejas que ha cortado y que es un caso claro del torero de hoy: técnico por definición, artista por excepción. Veremos si al torero le alcanza esta gesta, primero para llenar la Plaza, el primer toro a lidiar en toda encerrona.

Considerando todo un mes de corridas de toros, esperemos, a cuestas.

Cómo brindar interés en las primeras doce sin tres de los cuatro ases del toreo: Ponce, José Tomás y “El Juli”, solo Morante está, otra vez, con los teófilos para variar un poco la costumbre. Dicen que están firmados, que como aquel toro de Xajay, serán “Pa’Enero” pero es muy posible que el bolsillo del aficionado aguarde precisamente para cuando estos vengan, antes no.

Quizá por ello no se hace oficial si habrá o no, televisión, en vivo y en directo.

Error si no se hace.

Y, nos pregunta la Afición, ¿Qué hay sobre la prohibición de carteles con mayoría extranjera? Nosotros contestamos como taurinos. Son perfectos, salvo por el integrante mexicano de cada uno de ellos y, a su vez, analizamos la Ley de Espectáculos: el anuncio es a favor del espectáculo pero contrario a derecho.

Esto no es cosa de pagar una multa, sino que la Delegación puede actuar tal como lo hizo en 2007 cuando Clausuró la Plaza, defendiendo y ganando el famoso amparo 1594/2007 del Juzgado Duodécimo del Primer Distrito en Materia Administrativa, concluyendo que aquel Artículo 47, en aquel entonces no restrictivo, era constitucional, hoy que mayormente lo es, con mayor razón.

La Ley es dura pero es la Ley.

No nos gusta la inflexibilidad tampoco nos gusta la transgresión a la Ley.

Pero nos gusta el toreo y aquí estaremos, los viernes de novilladas, los sábados de corridas, los domingos por regla y el lunes guadalupano, como está en nuestra sangre.

Así pienso yo, Así, ¿Lo creerá el resto de la Afición?

Esperamos sus comentarios a los carteles a continuación listados.

Suerte…

Twitter: @CaballoNegroII.

La otrora "Regia Inauguración" como premio, Bernaldo de Quirós.
La otrora “Regia Inauguración” ahora en sábado y como premio, Bernaldo de Quirós.
Xajay llega para los dos Adame y Roca Rey.
Segunda de Temporada, al día siguiente, Xajay llega para los dos Adame y Roca Rey.
Al fin, José Julián Llaguno vuelve a la Plaza México en el año de la partida de Don José Julián.
Tercera de Temporada. Al fin, José Julián Llaguno vuelve a la Plaza México en el año de la partida de Don José Julián.
La incognita sobre El Vergel, en su presentación en Temporada Grande.
Cuarta de Temporada. La incognita sobre El Vergel, en su presentación en Temporada Grande en la tristemente única tarde de Fermín Rivera y la confirmación de José Garrido.
quinta-corrda-3-diciembre
Quinta de Temporada. Castella y El Payo con una de sus ganaderías predilectas en la segunda aparición del joven Adame.
Una ganadería con varios petardos encima para una terna desigual.
Sexta de Temporada. Una ganadería con varios petardos encima para una terna desigual con la única e inexplicable tarde de Juan Pablo Sánchez..
Choque entre Castella y Talavante a la espera de Montecristo.
Séptima de Temporada. Choque entre Castella y Talavante a la espera de Montecristo.
Octava de Temporada. Barralva para el Payo, una vez más en la segunda tarde de Roca Rey y la única de Silveti.
Octava de Temporada. Barralva para “El Payo” una vez más,  la segunda tarde de Roca Rey y la única de Silveti.
Novena de Temporada. Vuelve Morante tras el año pasado, con Teófilo de nuevo y en el encontronazo con Manzanares. Inexplicable la confirmación.
Novena de Temporada. Vuelve Morante tras lo del año pasado, con Teófilo de nuevo y en el encontronazo con Manzanares. Inexplicable la confirmación.
Décima de Temporada. La encerrona catorce de la historia en lunes guadalupano para José Guadalupe Adame.
Décima de Temporada. La encerrona catorce de la historia en lunes guadalupano para José Guadalupe Adame.

Todos los festejos a las cinco de la tarde.

CARTELES DE ANIVERSARIO 

photo_2017-01-13_15-38-39
Los Carteles de La México están aquí… para juicio de todos.

Esta es la cartelera para la segunda parte de la temporada, para mayor información siga este link: Corridas de Aniversario

  1. DOMINGO 22 de Enero: 6 Montecristo, 6 para Miguel Ángel Perera, Juan Pablo Sánchez y Diego Silveti;
  2. DOMINGO 29 de Enero: Un toro para rejones de El Vergelpara el rejoneador Jorge Hernández Gárate y 6 Los Encinos, 6 para Sebastián Castella, Octavio García “El Payo” y Andrés Roca Rey
  3. SÁBADO 4 de Febrero: 6 Fernando de la Mora, 6 de Eulalio López “Zotoluco” que se despide y Enrique Ponce. Mano a Mano;
  4. DOMINGO 5: Corrida del LXXI Aniversario. 6 Teófilo Gómez, 6 para “Morante de la Puebla”, Julián López “El Juli” y Luis David Adame que confirma alternativa;
  5. DOMINGO 12: 6 Barralva, 6 para Paco Ureña, que confirma alternativa, Arturo Saldívar y Sergio Flores; y
  6. DOMINGO 19: Dos toros para rejones de Los Encinos para Hermoso de Mendoza y 6 Jaral de Peñas, 6 para Joselito Adame y dos triunfadores de las anteriores corridas.

NOTA De SOL Y SOMBRA:

Convocamos a la Afición, tal como amablemente hicieron en el anuncio del Elenco a hacer notar su voz y opinión contestando el correo para los suscriptores o dejando comentario debajo de esta entrada.

Agradecemos su atención.

Atte.

De SOL Y SOMBRA.

 

@Taurinisimos 74 – Alternativa José Tomás 20 Aniversario. Castella en La México.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 11 de Diciembre de 2015. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y José González @JoseNinoG.

Actualidad Taurina. Análisis Plaza México: Corrida de Guadiana Jueves Taurino y Temporada Grande, Xajay y Sebastián Castella.

Daniel Luque previo a su presentación en la Temporada Grande.

Recuerdo Alternativa de José Tomás en La México, 10 de Diciembre de 1995.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 19 de Diciembre de 2015 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

Tropezón de Xajay – Oreja a Castella en Nueva Decepción de Encierro.

El giro de la chicuelina de Sebastián Castella ante el castaño de Xajay. Foto: Aplausos.es

Justo cuando más se necesitaba, cuando solo toros sueltos han podido reseñarse esta Temporada, el siempre esperado encierro de Xajay no rompe, ni embiste y solo se queda con la mala suerte de que su mejor toro cae en las débiles manos de “Zotoluco” en sus horas más bajas. Y así, solo en un turno, vemos una parte de brillo de Castella que corta una oreja que no alcanza a asegundar en el quinto mientras que Diego Silveti vuelve a ser víctima de sus propios consejeros que no le terminan permitir escuchar el consejo mejor, el de la mente y corazón del propio torero.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Plaza México.

Siendo francos, la esperanza grande, luego de que Jaral de Peñas no tuviera la suerte esperada, de esta Temporada ha sido la corrida de Xajay, por tradición y presente, por historia y actualidad taurinas, la divisa roja y verde siempre cuenta.

Esta Temporada falla.

Con todas sus letras.

Ya había tropezado en la inaugural, aquí habíamos identificado que, tristemente, Xajay había caído en la Guerra de Mansos con Julián Hamdan. Resulta que ayer decepciona en La México porque de seis, solo uno muestra bravura expresa y, además, la presencia, cumplidora, conformista y únicamente, trae consigo un sexto toro impresentable, además de que la segunda mitad de la corrida es una bruma de aburrimiento imposible.

Porque salvo la intervención, morosa, poco solvente y fatal en el último tercio del rejoneador Jorge Hernández Gárate que abre plaza con un terriblemente manso toro de Marrón al que solo durante un pasaje en el tercio cerca de matadores torea y encela al soso astado, lo mismo que luce en un par a dos manos cerca de la Puerta de Cuadrillas, la corrida ha tenido un inicio prometedor.

Con el toro por delante.

En honor a la verdad, el primero es un toro con todo en apariencia para poder embestir y en esencia, que es lo que más debe de importar una vez librados los requerimientos de la apariencia, igualmente hace cosas de bravo desde salida. Su cara seria, el morrillo lustroso, no obstante sus astas tocadas, muestran seriedad y cuando mete la cara hace incluso ver a “Zotoluco” templado, incluso con buen ritmo en el lance a la verónica y la realidad es que ha sido lo mejor logrado de su actuación. Doble media verónica remata el saludo.

Tras el puyazo, bien logrado, empujando el astado, la lidia se vuelve desordenada, sucesión de enganchones y poca atingencia. Cómo sufren las cuadrillas el segundo par, un suplicio para Sergio González y Mauricio Martínez Kingston cuya incapacidad es palpable.

“Zotoluco” se contagia de todo esto.

Pena, pues este es el único toro bueno, el que pese a cabezazos iniciales y protestas, toma la muleta con emoción pidiendo mando y principalmente quietud. Esto es lo que ya se extraña en el torero, trata de inicio, no prosigue después. Pierde todos los pasos del mundo, pega un pase para acomodarse y, sobre todo, cuando ya hace pasar al burel por el derecho y es necesario desengañarle por el otro pitón, precauciones y mucho ayudado impiden ver el toreo al natural en su debida dimensión.

Y se acabó.

No es que el xajay haya venido a menos, sino que no le han podido hacer ir a más. División tras casi un mitin con la espada.

Es por ello que en cuanto sale el encendido y aldinegro castaño segundo, cuya pinta y cuerna le levantan la apariencia, la gente se enciende y vislumbra que Sebastián Castella quitará la modorra inicial del festejo, con la emoción que produce su recibo a la verónica y, tras puyazo prolongado en buen sitio previa vuelta contraria, el quitazo chicuelinero, muy quieto y vertical, girando ante el embate del toro que le pasa muy cerca en plena y dramática escena que antecede al cambio de tercio. Castella ha reservado a los picadores para un posible segundo puyazo pero se la juega así y ordena cambiar las armas.

Cada tercio se define por cada una de las suertes y éstas, por el arma que se porta.

Clave el segundo tercio para hacer al castaño ir largo pero las dudas de la cuadrilla no permiten imponer al toro todo lo que el torero requiere. Aun así, Castella tira del muletazo estatuario en el tercio, quieto pero presto a resolver  las malas ideas del castaño alterna y castiga abajo para rematar.

Entonces la lid se vuelve un ejercicio de imposición, de valor como medio para invadir el terreno del manso y forzarle a tomar el engaño pese a todas las miradas y el regateo, siempre templado y nunca con dudas. Como recurso, la capetillina, como látigo de seda, la muleta puesta o la dosantina inicial que termina en ranchera precisa y prolongando los derechazos con el remate por bajo que enciende, todo en los medios, toda la Plaza.

Y La México goza tanto la estética como el drama.

Por ello el cierre de faena es al rojo vivo, con Castella abrumando el terreno del toro con la zurda y éste que acorta el viaje, sin importarle el viento saca del manso lo mejor que alcanza a tener y cambiándose el perfil con mucha precisión, de ahí que acabe en lo peor, rascando y para atrás, se ponga pesado al momento de cuadrar. Cosa que Sebastián resuelve al volapié saliendo a los medios, entera y apenas, casi nada, estocada desprendida.

Petición bien otorgada. La segunda, bien negada.

Al premiar más vale que falte y no que sobre, a pesar de los berrinches del torero.

La oreja de Castella, pese a la mansedumbre del toro, coloca las cosas de cara a lo que siempre esperamos de un festejo que cuenta con un encierro de Xajay. Pero a la salida del tercero un sopor, un tropezón, derriba la tarde indeclinablemente. Soso, sin chiste por dentro, parece rota su bravura, el tercero de la tarde muestra a Diego Silveti, por primera vez desde hace tiempo, con la suerte en contra y remando en tal situación.

Por ello su faena ante este cárdeno que no hace mas que mansear todo el tiempo, ha sido un ejercicio de paciencia. Y de prestancia.

Por algo el torear exige siempre estar al pendiente de las reacciones del toro y Diego, que hay veces que se ve embarullado, que no alcanza siempre a estar bien colocado, que su muleta sobre la izquierda siempre tiene caído el estaquillador, ha sido capaz de no aburrirse y encontrar justo en el tercio, en medio del vendaval, casi frente al burladero de matadores, una tanda con largueza, toca bien y le corea toda la Plaza.

El toreo que gusta a la gran mayoría.

Pero si esto había sido posible es porque encuentra, demorado, pero al fin da con la distancia exacta, supera defectos, pule aristas con la izquierda y, ya con la diestra, es ese el terreno tras insistir tanto en que la faena habría de rematarse. Solo Dios sabe quien le aconseja, incluso da la impresión, en contra de su propio juicio taurino interior a cambiar al terreno de todos, consuelo de tontos: bajo la Porra. ¿Para qué?, ¿Por qué? Con tanto consejero será difícil saber quien lo ha ordenado.

Lo triste es que ahí se fue la faena, que la tarde ya no remontaría.

Por una decisión infortunada.

Pese a la entera la petición es bien negada y todo queda en escueta salida al tercio.

Entonces Xajay desploma la ilusión: el cuarto hace ver peor al “Zotoluco” un toro que el genio de tirar al caballo de la querencia le dura dos minutos; el quinto es perdonado por Castella que no le pega el segundo puyazo y el manso se va para arriba sin más y casi le hace pasar un pésimo rato. Y el anovillado sexto, que jamás debió reseñarse, debilísimo, no tiene un ápice de bravura.

Los que aguantan parones, tropezones, malas decisiones, vueltas contrarias y todas las decepciones son los aficionados. Sigue habiéndolos.

Aunque ustedes no lo crean.

No sabemos cuanto más durará pero, de seguir así, la Afición se impacientará demasiado rápido. Esperemos no tropezar más.

Ni con la misma piedra: la de la mansedumbre.

Ni con el mismo pie: el de la necedad.

Ya veremos.

Texto: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2015-2016. Domingo, Diciembre 7 de 2015. Séptima de Derecho de Apartado. Menos de Un Tercio de Plaza en tarde muy fría y con viento molesto en diversos pasajes de la lidia.

7 Toros, 1 para rejones de Marrón (Divisa Naranja, Marrón y Verde) feo, por basto y poco armónico, manso que busca saltar la barrera varias veces durante el segundo tercio de su lidia; y 6 de Xajay (Divisa Verde y Rojo) Dispareja de presencia y vario pinta; anovillado el sexto, protestado de salida. Precioso y serio el primero de la tarde, a la postre el único fondo bravo, ovacionado en el arrastre. Geniudo el manso segundo, con emoción en la muleta, quedándose corto, débil aunque noble el tercero de poca duración. Y el resto, manso peleando y derrumbando en la querencia, el cuarto, una alimaña el quinto e insustancial y soso el cierra plaza, impresentable.

El Rejoneador Jorge Hernández Gárate, Pitos tras Aviso. Eulalio López “El Zotoluco” (Berenjena y Oro) División tras aviso y Pitos. Sebastián Castella (Grana y Oro) Oreja con Leve Petición de la Segunda y Silencio. Diego Silveti (Marino y Oro) Saludos tras leve petición y Silencio.

Acertada la Autoridad de Plaza al negar la segunda oreja al segundo espada y la oreja luego del tercer turno.

Mal la cuadrilla del primer espada, medrosos y poco confiables Sergio González, Mauricio Martínez Kingston y Alfredo Ibarra. Saludaron en el tercio, Diego Martínez al banderillear al tercero y Christian Sánchez haciendo lo propio con el cuarto.

Castella y su regreso a La México: En el ojo del huracan

Castella cuenta con un historial de toros impresentables lidiados en La Plaza México.

Acerca de la séptima corrida:

Son los aficionados los que lo están diciendo.

Los que no responden a ningún tipo de interés. Y no es que la de Barralva haya sido una corrida impresentable. Pero, si ponemos la memoria a funcionar, lejos están los tiempos en que el trapío de esta ganadería era indiscutible, de una y otra líneas. Los encierros para las confirmaciones de Pepín Liria y Arturo Macías hoy en La México son impensables.

Eso da qué pensar. Más porque hoy parte de la Ganadería es también parte la Empresa.

Si sumamos, además, la opacidad reinante en el medio taurino, la corrida “asaltillada” no ha tenido nada que ocultar, al contrario, no ha sido más que una corrida normal, sin estridencias sin que tampoco haya sido menos. Contrastan mucho los primeros respecto de los tres últimos que hace una década no habrían salido, tratándose de una ganadería cuyos blasones tuvieron como símbolo, no solo el tamaño, sino la seriedad.

Luis Eduardo Maya Lora

Fuente: https://desolysombra.com/2015/12/01/el-rescate-de-cada-ano-salva-el-payo-en-la-mexico-a-barralva-otra-vez/#more-36218

Castella: Siempre en el ojo del huracan.

Por J.C. Valadez – De SOL y SOMBRA.

Regresa Sebastián Castella después de su polémica actuación el pasado cinco de febrero, en donde su administración protagonizo un lamentable escándalo en el sorteo con el encierro de Barralva, mismo que provoco el enojo del diestro francés que llego con casi una hora de retraso a la plaza después de la hora señalada.

Periodistas como Heriberto Murrieta en su momento se le fueron a la yugular y lo acusaron de haber boicoteado el festejo del aniversario numero 69 de la plaza. Después regreso a España, lidio toros con trapío y en puntas, triunfo con fuerza en San Isidro y tuvo una gran temporada.

Sigo siendo El Rey: Con trapío ¿Y sin trapío?

Pero la temporada española finalizo y nuevamente regreso el invierno, con el que comienzan las vacaciones para algunos diestros extranjeros que ven las plazas de América como su pre-temporada y su caja chica.

Pero una nueva polémica comienza a rondar entre los aficionados ante el regreso de Castella; el trapío del encierro de Xajay. Algunos taurinos que han tenido la oportunidad de verlo ya en los corrales de la plaza, nos han informado que en lineas generales es un encierro muy justo y terciado.

Nada raro.

Si revisamos el historial del diestro francés en La México, podremos encontrar en sus pasadas 14 actuaciones muchas razones que nos harán pensar mal acerca de la seriedad con la que afronta sus compromisos en esta plaza.

Tan solo hace dos semanas lidio un encierro muy justo en Juriquilla en su mano a mano con Joselito Adame, lo que demuestra que al igual que José Tomás, El Juli, Morante y Enrique Ponce no esta muy dispuesto a cambiar sus posturas,  porque estas figuras dan la impresión que prefieren morirse con la suya antes que ceder a las presiones que les quieren imponer un toro que esta muy lejos de esa visión americana, que significa desde hace muchos años: Vacaciones en el paraíso.

Vamos a esperar al domingo para ver si Castella se reivindica en el máximo escenario de México o lo vuelve a pisotear con sus caprichos, llevándose como siempre entre los pies a sus cómplices mexicanos (ESPECIALISTAS EN EL ARTE DE NADAR DE MUERTITO) y a toda una afición que le quiere bien.

Aquel Aniversario 64 de La México cuando Castella desato los demonios en la ultima gran bronca que recordamos en la México.

Por la 15

El francés Sebastián Castella tendrá su festejo 15 como matador en la Plaza México este domingo, al lado del rejoneador Jorge Hernández Garate, del veterano diestro Eulalio López Zotoluco y de un Diego Silveti que regresa tras la polémica de haber dejado escapar en su pasado festejo el triunfo grande ante “Mazapan”,  un gran toro de Jaral de Peñas.

El galo tuvo su primera y única actuación como novillero en el 2000, que saldó con una oreja; sin embargo, ya como matador ha tenido 14 actuaciones, en donde ha conseguido 12 trofeos.

Castella confirmo como matador en La México el 18 de febrero de 2001 con el toro Buñuelo, alternando con Rafael Ortega, Raúl García “El Tato” y Paco González.

Su reaparición en La Monumental se dio cuatro años después, el 13 de noviembre, cuando compartió cartel con Manolo Arruza e Ignacio Garibay.

Dos semanas después, consiguió su primer trofeo en La México con un toro de regaló, esa tarde alterno con José Luis Angelino e Ignacio Garibay.

El francés ha sido un torero constante en sus actuaciones el Coso de Insurgentes, con cuatro corridas en el 2010 en la que muchos consideran su mejor temporada, y al menos una aparición anual.

Este año ya estuvo el pasado 5 de febrero, en una noche polémica en la que compartió cartel con Octavio García El Payo y Arturo Saldívar, pero que para su mala suerte se retiraría de la plaza entre una marcada división de opiniones de la afición y el repudio por sus posturas soberbias de una gran parte de la prensa taurina.

Twitter @Twittaurino

 

Javier Sordo: “Lo más complicado es juntar un lote de toros que tenga presencia, trapío y edad”

 

Al centro Don Juan Sordo Madaleno (finado) con sus hijos. José Juan (finado) y el ahora Arquitecto y Ganadero de Xajay, Xavier Sordo Bringas.

“Lo más complicado es juntar un lote de toros que tenga presencia, trapío y edad; con carácter, bravura y que reúna todas las condiciones para dar posibilidades de triunfo”, comentó el ganadero Javier Sordo en charla con el periódico El Economista.

Por Carlos E. Arevalo.

El también prestigiado arquitecto mexicano y dueño de la ganadería queretana de Xajay mandó un encierro que habrán de lidiar el rejoneador Jorge Hernández Garate y los matadores de a pie, Eulalio López el Zotoluco, Sebastián Castella y Diego Silveti, en el marco de la octava corrida de la Temporada Grande en la Plaza México el próximo domingo.

Sordo Madaleno dijo estar convencido de que el éxito para criar toros bravos está basado en “que tengan el menor contacto con el ser humano. Tratamos de tener la menor presencia posible; es decir, que se mantengan en su hábitat natural en los cuatro años de su vida, que no esté viendo que se le da de comer todos los días y para ello es importante tener buenos espacios, amplios y saber criarlos, pues una parte de la bravura tiene que ver más con la forma de su crianza que con la genética”, comentó.

El año pasado fue un año excelente para la dehesa queretana, ya que indultaron cuatro ejemplares de su hierro y dos de ellos fueron en la Plaza México, un novillo y un toro, situación que les dejó el nivel muy alto, o aquel 5 de febrero, cuando en el aniversario del coso grande les cortaron siete orejas, cuatro El Juli, dos Ponce y una más San Román, o el mano a mano ganadero con Pepe Garfias, festejo en que Miguel Espinosa Armillita Chico cortó un rabo y Federico Pizarro otro.

En cuanto al precio de los toros, el escrupuloso criador mencionó: “Llevamos algo de tiempo sin que nos suban el sueldo, en general a todo mundo se les paga entre 40,000 a 60,000 pesos cada toro y eso carece de importancia para nosotros, pues lo más importante es que venimos a refrendar el triunfo del año pasado, pues la ganadería se mantiene por cariño y afición más que por ser un negocio”, finalizó.

Fuente: http://eleconomista.com.mx/deportes/2015/12/04/xajay-refrendar-triunfos-mexico

La Tregua de Joselito – Guerra de Mansos en Inacabada Puerta Grande.

El estaquillador en perfecta cuadratura, la muñeca rompe y la figura vertical de Joselito ayer en La Mexico.

Abre La México su Temporada del setenta Aniversario con un encuentro de mansos en nuevo disloque de despilfarro premiador; impresentables los de Xajay, flojos y débiles, como de costumbre, los de Julián Hamdan. En medio de esta competición mansurrona y desbocada gritería en los tendidos, solo un toro, flojo y noble, es bordado por los trastos, solo los trastos, de Joselito Adame que en vez de acabar con la guerra otorga la tregua a sus inquisidores quienes, no sin razón, encuentran en su faena al manso sexto un motivo para negarle lo antes mostrado. “Zotoluco”, en fase de liquidación, y Manzanares, en el óxido del luto, brindan una tarde para su olvido.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Plaza México.

Si un encierro parchado es ya de suyo discutible, en medio de una ocasión tan fundamental como una Temporada Grande hacerlo en plena tarde inaugural, no es señal de seriedad. Es más bien, gesto informal, que poco promete y mucho menos ha ofrecido.

Segundas partes no son mejores.

La reedición del cartel de febrero 2012 regresa ayer con la Guerra de Mansos, episodio que no puede empezar mejor. Julián Hamdan la comienza ganando al arrastre del primero, un zambombo que abre temporada, se espanta del caballo y muestra a Eulalio López “Zotoluco”, para variar, desarmado y desfondado, dando más pasos que pases, sin quedarse quieto, víctima de su propio ahogo al grado de no quedarle más que los muletazos de castigo, como si de Judas se tratara, el que abre Temporada.

Y el segundo episodio de la corrida muestra una posible diferente cara, con José María Manzanares enfundado en el luto y que para abrir capa vuelve a sujetar toreando, templando la embestida del estrecho y destragado segundo, a compás abierto y a pies juntos, que embiste con vivacidad al capote del alicantino que le encuentra en la salida, ligeramente adelantando el lance que remata en media para hacer.

El toro promete pero la mansedumbre gana.

Así se queda tras el puyazo y cada par de banderillas, como si no pasara nada, rasca y, como si no fuera la ocasión la que es, se derrumba por la arena cuando Manzanares le lleva a los medios. Menos mal la regla de las tres caídas del arte de fistiana no tiene efecto en el toreo. Lo que sí afecta es el cite manzanarista. Cae en el garlito de que el manso es flojo y, grácilmente, para luego es tarde, otorga el cite diestro hacia afuera y arriba pero sin siquiera hilarse al pitón derecho.

Ancho como el Mar Mediterráneo, amplia su muleta cual bandera de regata.

La corriente de mansedumbre por el hueco se cuela.

Ahí Manzanares muestra su sitio, atento evade dos veces la voltereta pero muestra su oxidación, su falta de ritmo, difícil ligar así. José María solo atina a pegar dos tandas con su habitual pantallazo con la derecha tras el primer pase se cambia de perfil, obliga por la izquierda pero demasiado rápido, sin soltura ni jugar las muñecas o la cintura, sin imponer su tiempo al toro. Por la izquierda, donde está lo difícil, aguanta un parón y no se vuelve a poner. En la suerte natural cobra volapié caído: petición dividida y el primer petardo de varios que vendrían y varios que vendrán en el Palco lo comete Jorge Ramos.

Ramalazo de costumbre. Petición mal leída y peor valorada. Oreja protestada, vuelta veloz.

Por ello los templados lances de Joselito ante el cornalón pero corto tercero resultan un remanso. Baja las manos y torea a la velocidad del toro, en el tercero, por el lado izquierdo, le torea tan sentido, tan bien hecho es el lance que el toro queda viendo visiones y busca las tablas escurriendo la vista en primer síntoma de que puede completar la tercia de mansos. A las rayas llega con chicuelina y remate con la cara abajo y el revuelo del capote a una mano.

Primera ovación grande de la nublada pero apacible tarde.

Del puyazo el toro saca su fondo breve pero bravo, se encela por bajo en el capote de la cuadrilla y Joselito quita por chicuelinas, tres, firmes y rotundas más la media ovacionada. Evade la tentación de las banderillas y centra toda su atención en la reacción del toro que, pese a su notoria flojedad, dispuesto está a embestir, se muestra así en el segundo tercio apretando y tomando los engaños que le cierran bajo la Porra.

La ovación en el brindis, durante todo un año aguardada, es atronadora.

Y quieto se queda en los ayudados por alto sacando la breve raza del toro, dan aire y pese al chicotazo abajo con la izquierda donde casi derrumba el astado, brinda espacio, sin equivocarse, pese el breve tranco del toro, por fuera de la segunda raya, comienza a ligarle el toreo por la derecha sin dejarse enganchar nunca, sin apresurar al toro ni apresurarse él, en el momento justo la muñeca hace el envite y a cada pase el paso del toro se mejora.

Mantiene la diestra, casi gira y embarca suave, embraguetándose más y mejor en la siguiente tanda, al temple que él quiere a veces con el doble toque, por fuera del tercio casi frente a la Puerta de Arrastre, un firmazo, el cambio de mano y el ayudado por bajo de cierre.

Clamor. Paseo entre nubes.

La mano izquierda dicta el camino donde dos naturales se van detrás de la embestida del astado rematando abajo. La pausa, larga y en respiro, antecede el cite al frente y el remate allá atrás con el muletazo hacia la raya, entonces, el astado queda hacia las afueras y frena, duda de seguir o no en el camino del engaño, el doble toque, apenas perceptible, hace que la tanda, cansina, con el toro a paso de procesión, prosiga pese al nuevo frenón, la muleta, cuadrada y con las yemas sostenida vuelva a desplegar el natural. Tres veces más.

Y ya para cuando el toro parece caerse, un nuevo natural, estaquillador encima de los ojos, verticalísima la figura y la mano que vuela con la planta que contagia al toro y que se contagia de lentitud, brinda el tiempo de irse al cite contrario invirtiendo Joselito su muleta al paso y rematar con el pase de pecho más rotundo, entero y deletreado que se podría imaginar con su mano izquierda.

La casi aérea esencia de la flor remanguillera.

El preciso nuevo cambio de perfil encela y renueva la embestida del astado, lleva larguísimo y en redondo el último derechazo previo desdén y el cambio del acero. ¡Torero, Torero…! es el grito. Todavía se cambiaría de mano en una faena toda hecha en un palmo de terreno, ya cerrado a tablas volvió clásicamente a tirar del toro por la izquierda. Como para emborracharse de tanto temple y buen toreo.

Quizá aquí fue demasiado bueno el trasteo. Quizá con el toro ya descolgado absoluto sobraron los ayudados y, muy probablemente, tras el último de los muletazos genuflexos, la suerte natural estaba cantada.

Pero quién es uno para ponerle reglas a lo que solo es la armonía de un capricho.

El pinchazo tras el inexplicable cambio de terreno la espantosa media estocada dejan todo en una oreja protestada, el ridículo de la autoridad al otorgarla y el interesante Arrastre Lento. Pero lo peor, la paradoja de la corrida, es que tras torear así, aquello acabe como el Rosario de Amozoc. Con tres de Xajay con muy poca presencia, fea hechura y mala suerte para el cuarto. El único que camina.

“Zotoluco” a punto de quiebra. Manzanares en horas bajas, a disgusto, metisaca incluido.

Y Joselito desafortunadamente haciendo lo que la masa espera: zapopina, rodillazos, pases de tiovivo pese a convencer al manso sexto de embestir. Dando armas a quienes pensamos que es mejor torero de lo que muestra en el sexto. No por lo que hizo sino porque es extraño que el estilo se pierda de un momento a otro. O le desarmen o le enganchen.

Pero, malamente, ya sabemos, urgían las orejas. Y así, Jorge Ramos, hace de las suyas.

Bajonazo en la suerte de recibir y Usía afloja dos pañuelos de salida y arrastre lento al manso sexto para dejar la Guerra de Mansos en igualdad de circunstancias. Doble homenaje de la Autoridad al villamelonaje, cada día más confundido, lapidario de la recta razón taurina.

Menos mal en ciertas guerras, como está, queda tiempo -lento ha sido- espacio -amplio ha venido- para la tregua torera como en la faena descrita.

Quiera Dios que de la tregua pasemos, urge y es ya hora, a la plena restauración taurina.

Ojalá de aquí en adelante sea.

Texto: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2015-2016. Domingo, Octubre 25 de 2015. Corrida Inaugural. Primera de Derecho de Apartado. Más de Media Plaza en tarde fresca de cielo nublado y con poco viento. Mucho ambiente fuera del coso gente guapa en los tendidos.

6 Toros, 3 de Xajay (Divisa Verde y Rojo) lidiados antirreglamentariamente desde el cuarto a sexto turnos debió el cuarto abrir plaza: Chicos y mal presentados pobres de cabeza, los cubrió la capa. Sin cuello el cuarto, único que embistió de forma completa en la muleta pese a resultar manso de salida como sus otros dos hermanos que cantaron su condición desde el primer al último momento; y 3 de Julián Hamdan (Divisa Azul y Morado) lidiados en los tres primeros turnos, el primero debió lidiarse como sexto. Destragado el segundo y retacado el primero, flojos ambos con cierta casta el segundo pese a desarrollar algo de mal sentido. El tercero, extrañamente nombrado “Gravado en el Alma” (sic) resultó con fondo bravo, muy noble y sumamente débil.

La Autoridad que preside, además de iniciar la corrida con retraso, tarda en decretar el Minuto de Memoria en recuerdo del Matador de Toros neolonés, Humberto Moro Mier, fallecido en dias pasados. Igualmente, equivoca al juzgar mal la petición en el segundo y tercero. Así como en premiar exageradamente en el sexto al tercer espada y homenajear indebidamente al lote del tercer espada con Arrastre Lento inmerecido principalmente el del cierra plaza.

Eulalio López “El Zotoluco” (Malva y Oro) Silencio y Pitos. José María Manzanares (Negro y Azabache) Oreja con Protestas y Fuertes Pitos tras Aviso. Joselito Adame (Malva y Oro) Oreja con Protestas y Dos Orejas con leves protestas.

El tercer espada salió a hombros.

Fatal la cuadrilla del primer espada, principalmente, Mauricio Martínez Kingston banderilleando con ventajas y espanto al cuarto de la tarde. Buen quite a una mano de Edmundo Navarro durante el segundo tercio del tercero.

La Porra Libre, A.C. entregó al terminar el paseillo el trofeo “Manolo Martínez” a Joselito Adame como triunfador de la Temporada Grande 2013-2014.