Archivo de la categoría: Teófilo Gómez

La Cruz de Teófilo – Martirio Ganadero en Gris Apertura de La México.

En verticalidad, “El Juli” gana, en mansedumbre gana Teófilo y pierde la Afición. Foto: TADEO ALCINA RIVERA. Aplausos.

Teófilo cumple lo que promete. A la Empresa parcialmente le funciona lo que oculta. Y los toreros salen con la misma intención de siempre, hacer hasta donde se pueda, con el esfuerzo natural que impone de lidiar cualquier corrida pero sin el sobre esfuerzo que requiere la trascendencia taurina. Con una mansada tamaño Plaza México, “Juli” cumple el expediente al completar, en un mismo año, el quinteto de teófilos, no nos extrañe que, de premio, mate uno más el día 12 y complete “dignamente” su año en La México. Por su lado, Adame, efectista y corriente, refleja su estado real que solo el oficialismo podrá maquillar. Triste caída de la bravura, la casta y el trapío del toro de lidia.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Plaza México.

Solemos pasar por el Barrio de la Santa Cruz en la mayoría de nuestras visitas a Querétaro capital, con su histórico templo, lo mismo convento que prisión, mausoleo y cuartel, vigía que ha visto pasar la historia de este país, casi en un pestañeo.

Ahí está el árbol de espina más misterioso del mundo, el que no da flor ni da fruto que solo puede crecer y reproducirse ahí, ese cuya figura, en forma de cruz, es solo espina por los cuatro costados. Algo así es la mansedumbre, esa espina que también igualmente es el báculo, el bastón olvidado de un fraile que caminó hasta la Santa Cruz en un camino igualmente espinoso.

Como la herida que esta noche deja Teófilo Gómez en la Plaza México.

Que nada justifica lo disparejo de la primera parte de la corrida y lo variopinto de la segunda, la falta de casta de los tres primeros y lo inválido del resto aunado a los sospechosos pitones. Si esto no ha llegado a mayores es dado la taurinamente juvenil mayoría, asistencia que cuya ilusión taurina, ávida de Plaza México y de Temporada Grande, ha frenado perder los papeles pero a la que hay que decir que esto ni es el toro bravo ni menos la Fiesta.

Así tenemos que Teófilo manda un flaco y serio cárdeno para abrir Temporada que muestra a “Juli” simple, sin mayor otro trámite capoteril, viene un horrible refilón trasero y la tendencia del astado, el más serio del encierro, a recortar por el lado derecho es expresa. Por ello López entiende que el lado bueno es el izquierdo por donde muletea con el tranquillo que tanto le caracteriza, muleta a modo de pantalla, la cintura hacia fuera, un embarque atrasado y la ligazón siempre en la periferia.

Como hay momentos de largueza y lentitud, La México embelesa.

No podemos negarlo, está en nuestra programación neuronal y en el palpitar.

Pero lo cierto es que el mérito de una faena y del toreo está en proporción directa al rival que se enfrente, este, descastado y soso, permite con su cara alta pase a pase que “Juli” se coloque a placer sin ser su planta exigida a la distancia que se pone, más cerca el cárdeno protesta, de ahí que el toreo, ya sin el feo retorcimiento, abra el compás pero se de a hacer embestir al veleto con mayor temple, alargando el recorrido y logrando llevar la embestida, incluso en redondo.

Único momento mayor de la faena.

Porque con la derecha Julián López no encuentra la forma, ni en lo vertical ni con su tranquillo, solo los circulares ligados que borran cualquier observación hacia el toro, La México ayer solo ve al torero que excede en la faena y, a su por demás ventajoso modo, deja un volapié, contrario y perpendicular, defectuoso, que… sí, aunque ustedes no lo crean… se premia.

Y se protesta, que aun el porrismo no es unanimidad.

A la postre, esta sería la única oreja, menos mal.

Porque “Juli”, habría cortado otra más con el espantoso manso tercero, rajado desde salida, un burel cárdeno de feos pitones jadeante en todo momento sin celo por la muleta ni casta, que husmea los muslos y que, no obstante López lancea con temple, trata de aplicarle la fórmula por el lado derecho hasta que tanta periferia, tanto apuntar la salida por anticipado provoca y tanto retorcimiento en los naturales, provoca que el cárdeno se salga del cuadro y se le cuele por dos veces.

Dos topetazos que no causan mayor emoción.

Entonces, “Juli” se engalla pero el descastado le pone en el sitio obligándolo a dejar amaneramientos para quedarse vertical y quieto y ahí buscar su toreo en la mejor versión que pueda ofrecer ante estos toros que ni para el consomé sirven.

Ahí “Juli” vuelve a regodearse, a acomodarse con temple.

Pero ese temple, que tiene fundamento técnico carece del alma dramática de la Fiesta.

La México le corea fuerte, pasando por alto lo anterior, al embelesarse en la circular dosantina y los cambios de mano, los molinetazos que llevan a pasar de faena y a dejar todo en pinchazo cuando el “julipié” canto a la ventaja, se estrella en hueso. La vuelta al ruedo, mecánica como casi toda su actuación sabe a muy poco.

Porque, es cierto, nos lo corrobora el gran Salvador García Bolio, ha toreado en redondo, varias veces y bien, pero cierto es que al natural, ha acompañado la embestida más que haberla toreado.

Así las cosas.

El inválido quinto, castaño retacado, sumado al cuarto y al cierra plaza, hacen ver que Teófilo Gómez coloca la cruz sobre la naciente Temporada, la mansedumbre, la flojedad y la invalidez dan al traste cualquier esfuerzo. De ahí que José Adame, arrastrando la cobija, recurra al estribo con el decadente cárdeno cuarto e, incluso, banderillee con temple al salinero y debilísimo sexto. Tratando de rescatar su muy cuestionable prestigio y, sobre todo, su incapacidad de poder con el segundo.

Ese cárdeno girón, fino y en la raya del trapío, es a la postre el único toro de triunfo.

Nombrado “Misionero” a lo Fray Márgil de Jesús, queretanamente.

Pero claro, al no lancear templado, al no mandar con sutileza a Adame le queda la vulgaridad, lo más corriente y al uso que se tiene, la cara dura, el retorcimiento y la ausencia de la mínima sutileza en los derechazos a un toro que pide mando de seda y temple de hierro. Con él solo atina a despatarrarse y ligar derechazos con el pitón derecho del astado que crece y así como en Diciembre dejó la mitad de embestidas al bravo teófilo de aquella ocasión, con este destina al grado de la voltereta.

Y del enganchón.

Y del abucheo, con toda razón.

Que cuando se habla demás, el toro mexicano, a veces mustio, sin decir tanto pone en su lugar a los que no son capaces de poner el toreo donde ponen las palabras.

Y así se va el mano a mano, cargando la Afición con la ausencia de rivalidad, falta de contraste, sin oposición en bravura, con la cruz del aburrimiento, claro, con la torería al mínimo en una de las entradas inaugurales de menor asistencia después del año pasado.

En preocupante monotonía.

Solo queda pensar que después de la cruz, de la espina e, incluso, de las caídas y la expiración, tan solo quede, la esperanza de que llegue, taurinamente, la resurrección.

Al tiempo.

Twitter: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2017-2018. Domingo, Noviembre 19 de 2017. “Corrida de Inauguración”. Primera de Derecho de Apartado. Más de Media Plaza en tarde fría con cierto viento que molesta la lidia a partir del tercero. Corrida en Homenaje a Miguel Espinosa “Armillita” tras su sensible fallecimiento con minuto de aplausos. Mal la Autoridad Delegacional al permitir que la Temporada comience una semana posterior a lo exigido por la Ley para la Celebración de Espectáculos Públicos del Distrito Federal. La Autoridad que preside equivoca al juzgar mal la petición al finalizar la lidia del primero. Afición en cortedad y villamelonaje en mayoría.

6 Toros, 6 de Teófilo Gómez (Divisa Celeste, Blanco y Plomo) variopinta y dispareja de presencia, sospechosa gravemente de pitones y, salvo primero y tercero, retacada en kilos. Ausente de fuerza y bravura, apenas el estrecho segundo tiene recorrido en la muleta aunque es débil. Protestón y descastado el cariavacado primero, manso y soso el tercero y el resto simplemente inválidos y sin fuerza.

Inexplicablemente el tercero es aplaudido en el arrastre, el resto, salvo el segundo, es fuertemente pitado.

Julián López “El Juli” (Azul Añil y Azabache) Oreja con Protestas, Vuelta y Silencio. Joselito Adame (Grana y Oro) Silencio, Pitos tras Aviso y Silencio.

Cuadrillas en discreción y con solvencia. Pésimo puyazo en el primer tercio de la lida, refilón a medio toro.

Así embistió el noble “Misionero” al que no cuajo Adame. FOTO: Tadeo Alcina Rivera. Aplausos.
Anuncios

@Taurinisimos 132 – Resumen Novilleril. Castella en Guadalajara. Recuerdo de Guillermo Capetillo.

Guillermo Capetillo.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 27 de Octubre de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Salida de Morante de la FIT. Faena de Morante a “Miguelito” de Los Ebanos en Enero 6, 2008

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada de Novilladas 2017. Faenas de José María Pastor y Novillo “Baruk” de Caparica.

Resumen Novilleril de Guadalajara.

Leo Valdez en Nuevo Progreso y Faena de Guillermo Capetillo en la Monumental de Jalisco.

Clip: Sebastián Castella en Guadalajara.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 3 de Noviembre de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

PLAZA MÉXICO: Temporada Grande 2017-2018 – CARTELES – La Temporada del Atraso.

ert-201017-095511
Javier Sordo presenta la Temporada Grande. FOTO: Plaza México.

Tener un pie fuera de la Ley es estar fuera de ella, totalmente. Palacio de las otrora hazañas taurinas, el lienzo de la historia queda incompleto al quedarse la Plaza México en la superficie y únicamente con la camarilla que conjunta unos carteles tan desiguales como descafeinados dejando, para variar, al toro en último sitio con muy pocas y relativas variantes en los mismos. El inexplicable retraso vuelve a mostrar no solo la novatez y el leso taurinismo de la presente administración sino, además, su muy limitada concepción taurina pasando a ser protectorado nacional y no la mayor vitrina taurina de América. Decadencia crónica soportada por el porrismo rastrero e interesado que, como cada año, aquí analizamos.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Especial.

Se nos pregunta, si este año ese es el anuncio, dónde quedó lo demás…

Claro, refiere la Afición a lo que falta: las novilladas previas, como dice la Ley, esa empolvada pero vigente Ley de Espectáculos y que muestra además las olvidadas formas taurinas. El mismo chocante ordenamiento que indica que “la venta de derechos de apartado… Únicamente se permitirá… si el titular demuestra haber cumplido con los requisitos que lo obligan a iniciar la temporada en el mes de octubre o a más tardar el segundo domingo de noviembre con un mínimo de doce corridas ininterrumpidas. Previamente al inicio de la temporada se deberán dar por lo menos doce novilladas…”  

Esto es el Artículo 43, fracción primera.

Con esto, está dicho todo.

¿Con qué saldrá este año la Autoridad? Ahora, ¿Cuál es, de nuevo, la razón para no llegar a tiempo? ¿Por qué desperdiciar tres domingos claves? El último de octubre y los dos primeros de noviembre, tiempo de televisión incluido.

Pero más grave aun, dónde están las ganas y los deseos de forjar una historia más allá de la convencional. No caigamos en la trampa de la Corrida Guadalupana, sobre la cual privó el mutismo en la presentación, la corrida sin toros a la que con mucho tino hace alusión Bardo de la Taurina, si esa es la salida, es un camino suficientemente falto de torería, corto de visión y nada novedoso.

¿Dónde está la apuesta de los toreros?

¿Dónde, la riqueza material y de imaginación de la Empresa?

Y falta saber dónde está el resto de los toreros y, claro, de nuevo, año con año es la misma letanía, lo que ocurrió con el toro. Donde esté estará la Fiesta. Ciertamente en La México muchas cosas y formas están más que olvidadas, perdidas, primeramente, la legal y la taurina y, principalmente, aquella que por mucho tiempo hizo de la Temporada Grande la gran vitrina taurina en América: la variedad y la apuesta.

Ese prestigio, ganado a pulso, hoy se reduce al dudoso que trae consigo la mitad del Consorcio que conforma la burocrática empresa. Espectáculos Taurinos de México hace uso del manual ganadero de siempre y de su monopolio toreril, falto de figuras, ideas frescas y plagado de proteccionismo, casi clientelar, que olvida el mérito taurino y exagera la posición de una supuesta figura, vapuleada taurinamente el año pasado.

Pero primero lo primero.

De nuevo, La México comete el pecado de anunciar minúsculamente al toro en unos carteles cuya forma, poco taurina, se limita a la simpleza de colocar fotos sin que la anunciadora pieza taurina se revista de arte.

Desde ahí, no hay distinción ni importancia en el anuncio del toro, esperamos que, aun con tan poco nivel de relevancia, no salga de ese mismo tamaño, que sea cierto esa intención que nos reportan desde Guadalajara que indica que la Empresa tiene la idea de nivelar el trapío de ambas plazas.

Cosa que se agradecería en tanto el trapío de ambas plazas sea el mismo.

Sin embargo, poco que esperar de Teófilo Gómez celebrando sus treinta años de tormentosa y bipolar relación con La México. De Julio Delgado que, por gracia de la tacañería taurina, regresa y de las relegadas, Rancho Seco y San Marcos. Y no podemos obviar, por más que pese o punce, la inexplicable ausencia de Piedras Negras, cuya presencia después del triunfo de Marzo era obligada.

Por qué, nos preguntamos, las dejan en la sombra.

Solo la anfitriona Xajay y el encaste Barroso pueden, de nuevo, sacar la cara, considerando todos los encierros que, pudiendo venir, quedan fuera.

La pregunta es sobre Jaral de Peñas, sobre Torreón de Cañas a la que tristemente ni siquiera hay oportunidad de verla completa, sino en el inicio del final del año. Qué habría sido, volvemos a cuestionar, si esta ganadería habría podido mostrar todo el color de la divisa, por todo lo alto y con seis, u ocho con los sobreros y, principalmente, enfrentada por un primer espada de mayor veteranía, como Antonio Ferrera.

Y de ahí que objetemos la corrida de rejones.

Porque al llegar tarde la Temporada, ese cartel se queda incompleto al no hacer que Cartagena toree por lo menos con Gamero y con mucha más gente en la Plaza, deja incompleta una corrida de a pie y, claro, a la afición estrellada con unos encierros que, salvo el Jaral de Peñas, dicen poco y no volteemos a los anunciados en el Elenco porque la cosa empeora, como todo lo que se hace a las carreras. De ahí que La México reduzca su idea taurina a cubrir, forzadamente, un expediente llamado, José Adame.

Un eje de Temporada ya muy transitado. A lo mejor, saturado.

En un año, de Diciembre 12 de 2016 a la misma fecha pero de este año, habrá matado un total de diecisiete toros, once del año pasado y seis este. Y sin ser la atracción en taquilla ni la diferencia taurina que apasione pero está puesto porque el corporativismo y la mezquinocracia taurina encuentra en Adame bajo costo y una fácil solución.

Y claro, con todo el equipaje que le acompaña.

Esto surge pues ningún otro torero mexicano confronta y replica ni busca en tan necesario choque la chispa de la pasión. Solo mantienen la posición unifilar, distancia por tiempos, sin disputa real del trono, si aun existe, del toreo mexicano. Ahí de que Sergio Flores, que renunció a confrontarse aun luego del baño a Adame en Febrero, por tal medida, quede al lado de Castella y Ginés con la de Xajay, dejando, raramente a José Adame con “Juli” y, de premio, con Enrique Ponce con la resucitada Julio Delgado y, la discutida, Teófilo.

Un cartel que el ganado puede echar a perder, tristemente.

Como puede ser casi toda la Temporada.

Siendo Sergio Flores un factor de cambio tiene en la mano apretar al alternar con Ginés Marín y su enorme racha, si físicamente lo de San Luis no hizo mella. Debe y tiene que ser el encargado de cambiar de régimen y apuntarse, sin más ayuda que su capote y muleta, al auténtico mando. Lo mismo que “El Payo” en la Temporada de su ahora o nunca, donde debe buscar la guerra si quiere, en verdad, la paz

Porque hoy solo manda el Corporativo, La México ya no es contrapeso.

Solo así entendemos que sea el proteccionismo el que hizo la tarea y relegue a Rivera y Sánchez, a cambio de Luis David, sin fuerza tras Madrid y a Leo Valadez, sin el cartel necesario, gracias a la pésima decisión de no traerlo a La México de novillero. Por mera calidad, Rivera y Sánchez, revestirían esos carteles con mayor categoría. Principalmente, el cartel que encabeza, por primera vez en mucho tiempo en Noviembre, Hermoso de Mendoza, que traerá gente, misma que no verá a Fermín Rivera o Juan Pablo Sánchez.

No, cuando Casa Matriz dicta, no hay interés que se oponga.

Triste el caso de Juan Pablo, abandonado hoy por el Corporativo.

Peor el de Fermín, ni por ser apoderado por la propia Empresa quedó mejor colocado.

Y llegamos al colmo de colmos, ni Roca Rey ni Talavante figuran, imperdonable decisión. La confirmación de Valadez, con Talavante de padrino y Roca Rey de testigo, habría sido un cartel por demás clave. Si ya se torció la Ley…

Quizá el presupuesto no dio para más.

Ni tampoco la imaginación para amarrar el Aniversario de Plata de Enrique Ponce, ya no digamos con una gesta que solo genera gestos en los taurinos, sino con la mera importancia que la efemérides reviste y no con, otro, rejoneador por delante o a “Juli” por segunda vez en el año con Teófilo, que parece ser la única fórmula del madrileño.

Como inexplicablemente también La México deja pasar a otro Adame, Gerardo, después de su muy desafortunado paso por la Temporada primaveral e ignore al triunfador de ese ciclo, Juan Luis Silis, ya triunfador en su confirmación con la propia Rancho Seco, tan cercana ya a su centenario para ya no ahondar tanto en las ausencias, en estos tiempos taurinamente perdidos, de los toreros con sello auténtico.

Ni Jerónimo ni José Mauricio cuentan.

Solo cuenta la camarilla, el grupo menor que enfrenta una responsabilidad mayúscula.

De nuevo, mencionamos, las formas son fondo.

La apuesta por una afición nueva, no puede ignorar los elementales principios de la afición taurina, esa que no se logra con bares, pachanga acabando cada corrida y hacer de los toros un espectáculo que no mira más a su base popular. Al contrario, la maravilla de los toros está en la sencillez de lo real y en el drama eterno que logra el encuentro entre toro y torero, lo simple, lo fundamental siempre impacta, el artificio se quema, dura poco y reduce la semilla a cenizas.

Hoy tristemente poco contado porque aparece poco y los que lo cuentan saben aun menos.

Solo queda desear suerte, tan necesaria, siempre, a pesar de todo, en los toros.

Quedan aquí los carteles para el mejor juicio, el de la Afición.

Twitter: @CaballoNegroII. 

NOTA de De SOL Y SOMBRA:

Convocamos a la Afición, tal como amablemente hicieron en el anuncio del Elenco el año pasado a hacer notar su voz y opinión contestando el correo para los suscriptores o dejando comentario debajo de esta entrada.

Agradecemos su atención.

Atte.

De SOL Y SOMBRA.

 

PLAZA MÉXICO – Carteles: Temporada Grande 2018-2017, Derecho de Apartado.

Todos los festejos comienzan a las 4:30 pm en la Monumental Plaza de Toros México.

I. Domingo, 19 de Noviembre de 2017. Primera de Derecho de Apartado. 6 Toros, 6 de Teófilo Gómez para “El Juli” y Joselito Adame, en mano a mano.

II. Domingo, 26 de Noviembre de 2017. Segunda de Derecho de Apartado. 8 Toros, 2 para Rejones por designar para Hermoso de Mendoza y 6 de Jaral de Peñas, 6 para Cayetano, Arturo Saldívar y Leo Valadez, que confirma alternativa.

III. Domingo, 3 de Diciembre de 2017. Tercera de Derecho de Apartado. 7 Toros, 1 para Rejones de El Vergel para Jorge Hernández Gárate y 6, 3 de Teófilo Gómez y 3 de Julio Delgado para Enrique Ponce, Joselito Adame y Octavio García “El Payo”.

IV. Domingo, 10 de Diciembre de 2017. Cuarta de Derecho de Apartado. 8 Toros, 8 de Xajay para Sebastián Castella, Sergio Flores, Ginés Marín y Luis David Adame.

V. Martes, 12 de Diciembre de 2017. Extraordinaria Corrida Guadalupana. 8 Toros por designar, 1 para Rejones para Hermoso de Mendoza y 7 por designar para José Tomás, Julián López “El Juli”, José María Manzanares, Joselito Adame, Octavio García “El Payo”, Sergio Flores y Luis David Adame.

VI. Domingo, 17 de Diciembre de 2017. Quinta de Derecho de Apartado. 6 Toros, 2 para Rejones de Rancho Seco para Andy Cartagena y 4 de Torreón de Cañas, para Fermín Rivera y Juan Pablo Sánchez.

VI. Lunes, 25 de Diciembre de 2017. Sexta de Derecho de Apartado. 6 Toros, 6 de Rancho Seco para Fabián Barba, Antonio Romero y Gerardo Adame.

VII. Domingo, 1 de Enero de 2018. Séptima de Derecho de Apartado. 6 Toros para rejones de San Marcos, 6 para Emiliano Gamero, Luis Pimentel y Sebastián Torre acompañados de los Forcados Mazatlecos y los Forcados Portugueses de Alcochete.

Consulte la lista de precios para la presente temporada: Precios Boletos Temporada Grande 2017-2018

20171020_174929.png
Programa de la Plaza México. Corto, incompleto y a destiempo, Derecho de Apartado 2017-2018.

@Taurinisimos 99 – Triunfadores Temporada Grande – Entrevista con @Sergio17Flores.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 3 de Marzo de 2017. Conducen Miriam Cardona (@MyRyCar) y Luis Eduardo Maya Lora (@CaballoNegroII).

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2016 – 2017. Programa Especial sobre los Triunfadores de la Temporada.

Cerrojazo Temporada: 6 La Estancia, 6 para Ignacio Garibay, Arturo Macías y Fermín Rivera.

Análisis faenas en La México de Morante de la Puebla, Enrique Ponce y Entrevista con Sergio Flores, triunfador de la Temporada.

Toros: “Recuerdo” de José Julián Llaguno y “Mexicano” de Teófilo Gómez.

Análisis carteles Feria de la Cuaresma.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 10 de Marzo de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

@Taurinisimos 96: Corridas del LXXI Aniversario en La México. Ponce, Morante y “El Juli”

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 10 de Febrero de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII. Producción: Miguel Ramos.

Invitado: Gastón Esquivel (@GastonEsquivel)

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2016 – 2017. LXXI Aniversario de la Monumental.

Análisis Corridas de Aniversario.

6 Fernando de la Mora, 6 para “Zotoluco”, que se despide, y Enrique Ponce en Mano a Mano.

6 Teófilo Gómez, 6 para Morante de la Puebla, “El Juli” y Luis David Adame, que confirma.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 17 de Febrero de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Drama contra Nobleza – Morante y “Juli” a Hombros en Sentido Aniversario.

Natural de Morante de la Puebla al castaño de Teófilo Gómez en el LXXI Aniversario de la Plaza México. FOTO: Emilio Méndez.
Natural de Morante de la Puebla al castaño de Teófilo Gómez en el LXXI Aniversario de la Plaza México. FOTO: Emilio Méndez.

En el día después, Morante y “Juli” tropiezan con la misma piedra y el mismo pie. Salen a hombros sin la sensación de haber superado una prueba real. En apariencia la corrida de Teófilo Gómez reprueba por cariavacada y anovillada, en el juego, salvo el reservón tercero, es un muestrario de falta de poder y escandalosa mansedumbre. Morante y su exquisitez rescatan al castaño cuarto rematando con tremenda estocada en la suerte natural. “Juli” se empeña en querer ganar a empujones al tercero y brinda memorable despliegue de recursos para extraer de un escandaloso y acobardado manso lo mejor posible. Luis David Adame, esperanzador pero aun muy nuevo, tristemente, se encuentra entre dos aguas. Precioso marco del Centenario de la Constitución y del propio Aniversario mal llevado en su forma por Autoridad y Empresa.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Plaza México.

Suena el Himno Nacional Mexicano en plena Plaza México.

Según la Ley, éste ha de ser ejecutado en un ambiente de solemnidad y en un acto de carácter, entre otros, cultural. Qué mayor acto solemne y qué mayor muestra de cultura puede haber sino una corrida de toros. Lo tristemente lamentable, ocurre también en Querétaro el viernes, es que la Empresa y la Autoridad de Plaza no anuncian con la importancia debida este tan especial e importante acto en pleno Centenario de la Constitución, tan ligada a la Plaza México que comparten nombre. Y fecha.

Por algo la corrida inaugural se dio en, martes, 5 de Febrero, 1946, el año.

Pero no pidamos tanto.

La Autoridad se vuelve a cargar la tarde.

Ahora no ha sido Jesús Morales, aunque usted no lo crea, sino la ramplona y poco taurina decisión de Jorge Ramos, primero, al reseñar y autorizar un encierro anovillado y lamentablemente cariavacado, claro, a los teófilos los han exprimido tanto que sale en México esa corrida que apenas pasa, la de la cara lavada y cabeza de vaca, tan floja que segundo y sexto de plano se echan.

Además, Jorge Ramos dilapida un episodio clave para la tarde al no devolver el inválido segundo. Morante y “Juli” apuestan por el toro aparente de muy poca casta y exagerada nobleza haciendo bueno aquello que esta última es, efectivamente, una sofisticada y dominante cualidad en los ruedos pero que muy frecuentemente manda todo el drama lejos de la corrida. Y esta es quizá el único pecado de la Corrida de Aniversario, la repetición del agotado modelo de Fiesta donde el toro deja de ser héroe, protagonista o antagonista a del festejo.

Se reduce a comparsa.

Así tenemos que las culpas ajenas, las ganas de devorarle como torero y forzarlo a un compromiso como este, entre cornadas y accidentes, con el menor rodaje posible y las imposiciones de sus consejeros, hacen a Luis David Adame acelerar su confirmación y ponerle a alternar con las figuras en una tarde trascendental. Y el chico hidrocálido está francamente ilusionante y esforzado.

Luce en los lances de recibo y en la zapopina.

Pero como de medias historias el mundo de hoy no entiende, Luis David deja escapar un triunfo clave tras pinchar luego de encontrarse con un muy fino y carente de remate toro de confirmación que tan solo pide aplicar el temple que el propio torero tiene.

Lo triste es que le impongan o intente copiar uno o dos estilos que se alejan de lo que él es y será como torero. Porque el teófilo pide distancia, largueza y temple, tres cosas que el hidrocálido muestra. Pero el chocante péndulo prologa un trasteo de mucha muñeca, de cintura quebrada, de muleta cuadrada y puesta, de incipiente pero al fin de ritmo, que pese a ser tan mal iniciado y tan mal finalizado, muestra en su médula muchas cualidades como el toreo al natural tirando del toro y los derechazos de buen pulso.

La espada empeora todo y deja el premio seco.

Urge alejarse, dificilísima tarea, siendo un toreo de línea natural, de las formas fraternas. El estilo es al torero y éste Adame tiene un tramo más que el hermano.

Al tiempo.

Morante choca con su propia decisión y el error de Jorge Ramos. El inválido e impresentable segundo estropea todo. Luego “Juli” y su necedad de arrebatar por arrebatar muestra una faena desigual con el más toro del encierro, el precioso “Muchacho” que embiste con emoción aunque con reserva al inicio de cada tanda y con el cual, lo mismo pega pases de lija y estropajo que en toda regla, principalmente, al natural sobre las rayas del tercio. Empeorando todo en el arrimón con los circulares invertidos y los telonazos alternados.

Y el numerito de siempre con la espada: bajonazo resulta.

Entonces sale otro anovillado castaño aldinegro con el que Morante debe construir todo un andamiaje. Desde sostenerlo en las verónicas apenas con un pedacito de capote donde todo el cuerpo desde la mirada hasta el reponer el terreno, torean. Luego el precioso remate dando ritmo para dejar en suerte al caballo y dar paso a tres chicuelinas y un recorte digno del bronce o del lienzo, con la plaza en plena esperanza.

Gustavo Campos saluda y deja caliente el ambiente.

Morante entonces, confiado en sus mejores virtudes le brinda al toro lo que su sosería le quita: inicia como antiguamente, pegado a las tablas y por arriba. El aire llega al toro y pese a su falta de casta es toreado de maravilla, con la suerte muy medida, cuidando su tranco, corriendo la mano y cambiándose por arriba y por delante para un deletrado pase de pecho y así prosigue en nueva tanda derechista con el todo muy en la muleta y con una expresión nobilísima.

Acude el astado por el lado izquierdo, cansino y agobiado, Morante sus derechazos con el agua del botijo que hacen al toro andar a partir del cite casi a media altura, planchadísima la muleta y todo su ritmo de cintura sostienen al toro que apenas y puede. Luce Morante y busca asegurar la faena con una tanda final, cambiado el ayudado, casi de frente, cada natural es el milagro de brindar fuerzas al que no las tiene y posiblemente ha puesto al trasteo en posición de la segunda oreja.

Que llega gracias a la que, muy posiblemente, sea la estocada de la Temporada.

En la suerte natural, un volapié con tal despaciosidad que la suerte de estoque se convierte en un cuadro más de los muchos que deja el de Sevilla en una Temporada tremenda y en una faena que, sin el drama o la apoteosis de diciembre, reafirma su sitio y su paso por México. Morante es ya un esencial.

Leves protestas y aclamada vuelta.

Entonces “Juli” ajusta la revolución de su máquina.

Y acaricia al quinto, otro muy anovillado astado que toma flojamente el engaño desde salida que casi no es picado y que pasa en las muy ligeras y sutiles cordobinas, así como en la muy toreada lopecina que enciende a la gente.

“El Juli” domina y traza la reacción del tendido.

Así nos encontramos con el péndulo y los muletazos que hacen al toro, pese a humillar y tener cierto son, rajarse. Entonces, tras los derechazos largos y sin brusquedades, “Juli” se cambia de mano y ofrece el engaño para que el de Teófilo ahora se acobarde

Pase natural de Luis David Adame al toro de su confirmación.
Pase natural de Luis David Adame al toro de su confirmación.

terriblemente y eche para atrás de forma escandalosa, el torero se da la tarea de, en redondeces, inventarse una gama de recursos, invertida la arrucina, la capetillina, los molinetes y circurret para ligar, no dejar escapar al toro y volcar a la Afición.

“El Juli” domina, el astado reacciona favorable ante la muleta y la Afición, tan ávida de ver más y más, hace a la faena, meritoria por su aspecto técnico, elevarse a un espacio insospechado por tanta mansedumbre del toro, solo el buen toreo ha logrado el milagro. Desdén de lujo es el remate.

Pero el drama se escapa.

Con el molesto brinco y el pinchazo.

Luego la estocada, las dos orejas y el desastre de Jorge Ramos. Primero las dos orejas de salida y posteriormente la más absurda vuelta al ruedo como homenaje a un manso, sí, lee usted correctamente, un manso casi de carreta.

Pero así anda el Palco, sin vista más allá del jolgorio.

Entre Morales y Ramos tenemos la yunta de Silao, dirían los antiguos en el Toreo de la Condesa: “Tan malo Garza como el Soldao”.

En fin. Luis David a veces se entiende, a veces no con el debilísimo sexto y el peligroso y manso séptimo de regalo. Donde no hay mucho que hacer. Pena porque este torero está para tomar ritmo y marcar distancia de todos. Sin suerte solo queda esperar todo un ciclo más para que regrese a La México.

Lo que nos preocupa es que la vuelta del toro serio y del drama que trae consigo al enfrentarse a la mayor capacidad taurina en La México puede que haya sido solo la excepción más en un tiempo en que la nobleza le ha ganado a la bravura y la omisión de formas a la torería.

Solo esperamos que de las dos jornadas de aniversario gane en el contraste y en la prueba del tiempo la del mayor merito.

Que en los toros y en el arte siempre es lo que más perdura.

Texto: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2016-2017. Domingo, Febrero 5 de 2017. Décima Cuarta de Derecho de Apartado y Segundo Festejo del LXXI Aniversario de la Monumental. Más de Dos Tercios de Plaza en tarde muy agradable. De nuevo mala iluminación de la Plaza pese a nuevos reflectores.

Durante el paseillo un conjunto charro paseó el lábaro patrio y, previo a romper el paseillo de las cuadrillas, la Banda de Música ejecutó solemnemente el Himno Nacional Mexicano en conmemoración, lamentablemente no anunciada por la Empresa, del Centenario de la Promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en momento histórico y altamente conmovedor con todos los actuantes, como corresponde, debidamente destocados. Mal el tercer espada al saludar civilmente a la bandera durante la ejecución del Himno Nacional en contravención a la Ley de la materia.

7 Toros, 6 de Teófilo (Divisa Celeste, Plomo y Blanco) Cariavacada en lo general. Anovillada y mansa, carente de fuerza y sosa, con excepción del muy serio y hermoso tercero, reservón pero con emoción en la embestida, el resto muy flojos, debió ser devuelto el corrido en segundo lugar, soso aunque con recorrido el cuarto y manso acobardado con cierto recorrido en la muleta el quinto homenajeado escandalosamente con la vuelta al ruedo. Destaca el lidiado en primer lugar pese a su falta de fuerza; y 1 Fernando de la Mora (Divisa Amarillo y Blanco) lidiado como sobrero, serio y con edad pero manso aunque embistiendo a la muleta por pitón derecho.

El tercer espada confirmó su alternativa con el cárdeno “Cantabro”, número 323 con 476 kgs., de la ganadería titular.

Escandalosamente fatal la Autoridad al ordenar el homenaje mencionado sin procedencia ni razón alguna y al no expresar claramente la ceremonia de Conmemoración del Centenario de la Constitución en el Paseillo.

Morante de la Puebla (Catafalco y Oro) Silencio y Dos Orejas con Leves Protestas. Julián López “El Juli” (Teja y Oro) Saludos y Dos Orejas. Luis David Adame (Blanco y Oro) que confirma la alternativa, Saludos, Silencio y Silencio en el de Regalo.

Primer y segundo espada salieron a hombros.

Saludan en el tercio Christian Sánchez al banderillear al tercero y Gustavo Campos al banderillear al cuarto, a la brega, destaca Álvaro Montes.

Cordobina de
Cordobina de “El Juli” al quinto toro de Teófilo Gómez. FOTO: Emilio Méndez.