Archivo de la etiqueta: José Garrido

San Isidro 2017: Grosero toreo de El Fandi con un toro de triunfo


Por Carlos Ilián.

Seria actuación de José Garrido en el tercer toro y en conjunto corrida ramplona de Fuente Ymbro

Lo que cuesta que salga un toro que se emplee con codicia y recorrido en la muleta, que transmita el fundamento del toro bravo y cuando sale, como ayer el cuarto, de nombre Hortelano, va y se encuentra con El Fandi que lo ofende a base de trallazos, de torear a distancia cósmica, de groseras situaciones como citar del revés abusando del ventajismo más descarado. 

Intentó El Fandi, en una serie sobre la mano izquierda, componer mejor, templar y, al menos, situarse algo más a tono con la clase del toro. Pero aquello fue apenas un espejismo.

Las protestas de los aficionados cabales lo terminaron de descomponer y ya al final se echó de rodillas para torear por manoletinas que a nadie conmovieron. Y es que ya estaba vendido todo el pescado. 

Ni la estocada rinconera y efectiva le sirvió a pesar de que el sector más blando de la plaza pidió una orejita. La muerte fulminante del toro tiene esos efectos para el público. Por supuesto que no hubo trofeo y si una fuerte división de opiniones. 

En su primero quiso enmendar un fallo en banderillas colocando un cuarto par cuando ya se había cambiado el tercio. Insistió descaradamente pero el palco se mantuvo en su sitio. Fandi tal vez pensó que estaba en Brihuega…

Lo más serio de la tarde llegó en la muleta de Joisé Garrido en el tercero, un toro que sacó mucho genio y que el joven torero le plantó cara en la distancia corta, embarcçandolo en unos naturales, no perfectos pero con mucha verdad. Las bernardinas cambiando el viaje fueron de mérito pero la espada lo dejó sin una oreja que le hace mucha falta en Madrid

Perera insistió con cierta pesadez ante un lote de cara alta y movimientos trastabiullados., como el sexto.

Plaza de Madrid. Séptima corrida. Más de tres cuartos de entrada. Toros de FUENTE YMBRO (4), una corrida seria de presentación y ramplona de comportamiento aunque el 3º y especialmente el 4º se emplearon en la muleta. 

EL FANDI (3), de azul marino y oro. Dos pinchazos y dos descabellos (silencio). Estocada caída (saludos con protestas). 

MIGUEL ÁNGEL PERERA (5), de turquesa y oro. Bajonazo (silencio). Estocada trasera y desprendida (silencio). 

JOSÉ GARRIDO (6), de grana y oro. Pinchazo hondo y dos descabellos. Un aviso (saludos). Dos pinchazos y media estocada. Un aviso (silencio).

Publicado en Marca

Anuncios

Feria de San Isidro: Garrido, un torero contundente


Por Antonio Lorca 

Foto Bernardo Perez (El País)

El Fandi solo pudo escuchar una ovación con el mejor toro de una decepcionante corrida de Fuente Ymbro.

Ciertamente, lo estropeó al final con dos feos pinchazos al sexto, pero José Garrido se había mostrado toda la tarde como un torero de una pieza, hecho y derecho, valeroso y artista, muy serio y contundente.

Lo demostró sobradamente ante el tercero. Brindó a Don Juan Carlos, se marchó hasta la boca de riego y allí recibió al toro con dos ceñidos estatuarios y dos ayudados, tres naturales y el obligado de pecho que supieron a gloria. Continuó con la mano derecha y las dos tandas siguientes resultaron premiosas por la escasa fortaleza del animal, pero se notaba que allí estaba pasando algo importante. Tomó la muleta con la zurda, obligó a embestir de verdad a su oponente y surgieron notables naturales, y uno ellos monumental. Ante la tenue luz de la casta del toro, se cruzó y volvió a lucirse antes de ejecutar unas ajustadas bernardinas que acabaron por convencer al respetable. Mató mal, y la oreja que tenía ganada a ley se esfumó justamente.

Volvió a intentarlo con el sexto, con menos brío que el tercero, comprometido y responsable, y a fe que se mostró como un torero a tener muy en cuenta. Exprimió la muy escasa clase del toro, y todo lo emborronó con la espada. Pero está empezando, como quien dice, y merece todo el crédito. Ahí hay figura.

Él fue el mejor torero de la tarde, y el mejor toro fue el cuarto. No coincidieron, lo que suele suceder para decepción nuestra. El buen toro, que hizo una pelea desigual en varas, galopó en banderillas y derrochó encastada nobleza en la muleta le tocó a El Fandi, quien ofreció la mejor versión de sí mismo, lo que no fue suficiente para emocionar a la parroquia. Se esmeró con cuatro pares de banderillas -en el primer toro falló en uno de ellos y el presidente no le permitió continuar con los garapullos-; inició la faena de muleta de rodillas y se lució de verdad con dos redondos, un circular completo y muy templado y, ya de pie, cerró con un meritorio pase de pecho.

A estas alturas, el toro había enseñado el carné: clase, prontitud, fijeza y transmisión. Hasta siete tandas dio El Fandi, dos de ellas con la izquierda, pero no consiguió emocionar como el toro merecía. Acabó con manoletinas de rodillas en un ardid desesperado para animar los corazones, pero no. Una estocada baja acabó por deshacerlo todo.

Dibujó dos sentidas verónicas y una media en el recibo a su primero, al que banderilleó con prisas y escaso acierto; y la muleta no dijo nada. Tampoco el toro era de muchas palabras.

Y Perera pasó desapercibido. Tuvo el peor lote, es verdad, pero no fue el torero poderoso de otro tiempo. Bien de verdad su subalterno Curro Javier, torerísimo con el capote.

¿Y la corrida? A excepción del cuarto, otra birria.

Fuente Ymbro/El Fandi, Perera, Garrido

Toros de Fuente Ymbro, bien presentados, a excepción del quinto; mansos y descastados. Destacó el cuarto por su encastada nobleza en la muleta.

El Fandi: dos pinchazos y dos descabellos (silencio); estocada baja (ovación).

Miguel Ángel Perera: bajonazo descarado (silencio); estocada trasera (silencio).

José Garrido: _aviso_ media y dos descabellos (ovación); dos pinchazos _aviso_ y media estocada (silencio).

Plaza de Las Ventas. Séptima corrida de feria. 17 de mayo. Más de tres cuartos de entrada (19.928 espectadores).

Asistió el Rey Don Juan Carlos desde la meseta de toriles.

La corrida de hoy
Toros de Parladé, para Curro Díaz, Iván Fandiño y David Mora.

Publicado El País 

@Taurinisimos 107 – Polémica San Marcos 2017 – Manzanares y Garrido en Sevilla. Victorino Vuelve.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 28 de Abril de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Actualidad Taurina.

Feria de San Marcos, Aguascalientes 2017.

Crítica a la mala presentación de la novillada y la corrida del 25 de Abril, Hermoso de Mendoza, Macías y Flores.

Análisis y enlace telefónico en directo con Ana Delgado.

Clip: Sevilla por Pepe Alameda.

Análisis Feria de Abril, Sevilla 2017.

Faenas de José Garrido, El Juli y José María Manzanares.

Previo Corrida de Victorino Martín en Sevilla.

Recuerdo Indulto de “Cobradiezmos” y Manuel Escribano.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 5 de Mayo de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Sevilla: Torrestrella gana crédito

José Garrido. Foto info José Garrido (Twitter)

Por Ignacio SM.

El miércoles empezó el ciclo continuado de corridas de toros de la Feria de Sevilla, con tres toreros noveles y una ganadería de solera.

José Garrido, y los que se presentaban de matadores en Sevilla, Álvaro Lorenzo y Ginés Marín, se enfrentaban al hierro de Torrestrella, que tan buenas corridas ha echado en Sevilla, pero que últimamente no había estado al nivel esperado, aunque afortunadamente, parece que vuelve por sus sus fueros.

La corrida, bien presentada, con algún toro que se escobilló, ha sido encastada y ha tenido clase y nobleza, aunque ha carecido, en general de motor. Hemos comentado que si los toreros le hubieran dado más distancia en vez de ahogarlos con las cercanías, igual podríamos haber visto más, sobre todo en los tres primeros. Cuando los toros venían de lejos, con su inercia, y no se paraban, iban largos, pero cuando se paraban ya les costaba volver a arrancarse. Lo cierto es que los tres primeros, parecían que tenían más de lo que los noveles toreros les sacaron.

El cuarto fue el mejor del encierro, bravo y encastado, y con mucho recorrido. Garrido sí lo citó de largo, y le cuajó una buena faena. El toro fue muy ovacionado en el arrastre. Garrido cortó una oreja. A Lorenzo se le ha notado algo verde y Ginés Marín se ha quedado muy quieto en el último, el de menos clase de la tarde, pero no obtuvo recompensa.

@isanchezmejias

Publicado en Blogs Sevilla ABC

Vente pa’ Madrid: Don King Casas, un ring de box y dos rivales muy cordiales 

¿Twins?

De SOL y SOMBRA.

Curro Díaz y José Garrido se reencontraron pero no fue en una plaza de toros, ni en un bar, sino en un ring de box para rememorar el mano a mano de la pasada Feria de Otoño y presentar el nuevo cara a cara que tendrá lugar el Domingo de Resurrección en Las Ventas. 

Él reencuentro fue en el gimnasio Momo de la Caja Mágica de Madrid, en donde los toreros hablaron de sus sensaciones ante su próximo compromiso junto al ganadero Agustín Montes y el Don King del toreo: Simón Casas. El acto estuvo presentado por el periodista Matías Prats, quien conduce la sección de Deportes de Informativos Telecinco, y es también nieto del reconocido periodista que estuvo muy vinculado a la tauromaquia y del que relató varias anécdotas.

Curro Díaz fue el primero en tomar la palabra para afirmar que se encuentra en “un momento muy bueno, muy bonito para volver a Madrid, aunque cuando he pasado por la plaza me he descompuesto.” 

José Garrido, por su parte, explicó: “me considero un artista. La lucha que se lleva es con uno mismo, con superarse. Busco esa consagración y el estar en mi sitio.”

Matías Prats les invitó a recordar la tarde de la Feria de Otoño, y Curro Díaz comentó: “Cada uno tenía su toro y sabía lo que tenía que hacer. La rivalidad está muy bien, pero tenemos rivalidad con nosotros mismos. Iba ganando en volteretas, salía él y empatábamos”. Garrido replicó: “Fue una tarde en la que los dos expusimos todo, expusimos nuestro cuerpo, y se trasladó a una lucha contra un animal. Esa tarde hubo de todo, pero sobre todo, hubo amor propio.

A pesar de que la localización invitaba al enfrentamiento, los dos toreros fueron muy cordiales. “Para ser torero, primero hay que parecerlo. Le tengo mucho respeto, soy muy admirador suyo, soy partidario,” opinó Díaz sobre Garrido. Sus palabras al extremeño el pasado octubre fueron “eres un tío”. “Curro tiene todos mis respetos. Ha sido un torero en el que me he fijado siempre. La clave de esto creo que es el sentimiento y la pasión y él tiene eso”. En resumen, que esto estuvo muy lejos de las conferencias de boxeo que suelen ser muy emocionantes, ya que esta resulto predecible con muchos abrazos y buenos deseos. 

Por su parte el ganadero de Montealto, Agustín Montes, declaró: “Destacaría las hechuras y la nobleza. No siempre sale el toro que yo prefiero pero normalmente, de lo que llevo lidiado, destaco eso. Nunca me han devuelto un toro en Madrid, toco madera, por el cuidado que tengo en preparar la corrida. Yo no soy un ganadero de categoría, en cuanto pase el Domingo de Resurrección puedo estar tan pronto arriba como abajo. No tengo más que esta corrida de toros así que imagínese cómo la estoy cuidando. Con que corten un par de orejas cada uno estoy contento”.

Don King Casas recordó: “Yo presencié el mano a mano de la Feria de Otoño. Fue intenso y apasionante y nos demostraron la primera virtud de los toreros que es la entrega. El espectador sale más culto (sic) de un espectáculo así porque este evento nos transmite valores universales y trascendentales.” 

El presidente de Plaza 1 finalizó su intervención con una apuesta: “Los dos vais a salir a hombros”.

José Garrido aclaró “no quiero verlo salir a hombros y yo andando. Ese es el objetivo. Y aún saliendo a hombros, si yo cortase tres orejas y él dos también sería bonito”.

Entre tantos buenos deseos, el ring,  les quedo grande a los toreros y los tertulianos de la reunión mejor optaron por irse a cenar a un lugar mas acogedor, que para eso somos artistas educados y si alguna vez nos pegamos, será por debajo de la mesa.

Twitter @Twittaurino

José Garrido: “Soy un torero independiente y eso puede suponer un coste”

Por Luis Nieto.

El matador de toros José Garrido acaba de regresar de América tras su éxito histórico del pasado domingo en la plaza de Bogotá, con indulto al toro Tocayito, de Mondoñedo. El diestro pacense, de 23 años, analiza esta actuación, su campaña 2016, en la que obtuvo un éxito contundente en Bilbao, abriendo la puerta grande de Vista Alegre, y otro aldabonazo por su entrega total ante mansos en Madrid. En apoderamiento, alejado de las grandes casas, comienza 2017 de la mano de los ganaderos hermanos Garzón -José María y Luis- tras romper con Raúl Gracia El Tato. 

-José, ¿cómo fue el toro y la faena del indulto?

-Fue un toro bravo, fiero, que acometió con el alma y se entregó de principio a fin y por eso se dio el indulto. La faena fue intensa y tuvo emoción. Hubo compenetración entre toro y torero y la gente salió toreando de la plaza.

-Hubo brindis al ganadero ¿Intuía ya el indulto antes de la faena?

-Fue por casualidad. Le brindé al ganadero Gonzalo Sáez de Santamaría porque, además de verle posibilidades al toro, quería agradecerle el buen trato que había tenido conmigo en su casa unos días antes, en los que estuve tentando en Mondoñedo.

-De su primer toro también consiguió un trofeo…

-Disfruté toreando casi más que con el del indulto en una faena rotunda. El toro tardó en echarse y el presidente no creyó oportuno conceder las dos que pedía el público.

-¿Su sensación en conjunto?

-Mucha felicidad. Ha sido otro toque de atención que me viene como anillo al dedo. Además, el indulto para los aficionados colombianos es un respiro ante las actitudes de los antitaurinos. Felipe Negret -el empresario- ha luchado con todo lo que tiene y más para hacer de la Feria de la libertad un icono mundial.

-Esta actuación, ¿ha supuesto un peldaño más en su carrera?

-Respecto a otros compañeros me está costando el doble. Estoy contento con lo conseguido y tengo un sitio en esto que quiero defender.

-¿Cómo ha sido su campaña en América y qué le resta?

-He toreado dos corridas en Colombia y tres en México. Además del de Bogotá, casi indulto otro toro en Manizales. Y tengo un gran recuerdo de mi confirmación en La México en una tarde bonita y otra en Aguascalientes, con el público entregado. El 26 de febrero voy a Autlán, en México, y el 27 a Ambato, Ecuador.

-¿Por qué el cambio de apoderamiento?

-Los hermanos Garzón son dos personas que me ilusionan por su capacidad de trabajo y sacrificio y me han despertado la motivación que me hace falta.

-¿Por qué la ruptura con El Tato?

-Eran cinco años y era el momento para el cambio.

-¿Ha sido contratado para Sevilla?

-Sé que se han reunido. La cosa está todavía por cerrar. Sevilla es de las plazas en las que más he disfrutado y de las que más me identifico. Creo que mi tauromaquia encaja en Sevilla y por supuesto me gustaría estar anunciado este año.

-¿Y para Madrid?… Las Ventas la dirige Casas, quien le ha dejado fuera de Valencia.

-La relación con Casas es buena y está por ponerme en Madrid.

-Analice su temporada anterior.

-Cada tarde fue un comienzo, un remontar día a día. Bilbao fue la feria del triunfo.

-En Las Ventas estuvo cumbre en la Feria de Otoño.

-Fue una tarde de sinceridad, pero lo más importante para mi sucedió en Bilbao.

-Acaban de salir los carteles de Fallas y le han dejado fuera, pese a sus triunfos en Valencia ¿Qué ha sucedido?

-El toreo es así. Lo obvio no es lo que pasa, pero esas cosas ocurren. Me da mucho coraje. Pienso que para mí es lo mejor. Creo que deberían haberme ofrecido un cartel que merecía.

-¿Le están poniendo cortapisas a la hora de contratarle?

-Soy un torero independiente y eso puede suponer un coste porque siempre he buscado el darme a respetar. Quiero llevar mi carrera al dedillo y eso lo complica un poco. Pero al final es la espada y la muleta la que pone a cada uno en su sitio y poquito a poco todo será más fácil.

-¿Se han abierto los carteles suficientemente en todas las ferias?

-No como todos pensábamos. En mi caso sí es cierto que me han puesto en muchas ferias, pero que ya había ganado de novillero y como matador de toros.

-¿Qué espera en la temporada española 2017?

-Comienzo en Olivenza y me gustaría terminarla en Zaragoza tras haber toreado en las grandes ferias y dejar la huella de que el aficionado tiene sus esperanzas puestas en mí.

Fuente: Diario de Sevilla 

La Cadencia del Paso – Creciente Confrontación entre Flores y Rivera.

fermin-en-el-derechazo
El derechazo a plena luz de temple de Fermín Rivera al cuarto toro de El Vergel. FOTO: Humbert.

La corrida de El Vergel subraya el extremo de la mansedumbre, la sosería. Sonado fracaso ganadero en presencia y juego rescatado por el pequeño pero apasionante mano a mano sostenido entre Fermín Rivera y Sergio Flores, quien sale a hombros tras desorejar al único chispazo de casta de la corrida con el que responde al magnífico y rotundo toreo de Rivera cuya desconcertante espada le cierra la Puerta del Encierro, ojalá repita lo antes posible. Mala tarde del confirmante Garrido, rápido en casi todo su proceder, reducido queda, en todo sentido, a telonero de la corrida.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Plaza México. FOTOS: Humbert García y Edmundo Toca Olguín.

Suma preocupación sufría el General Lucio Blanco, acuartelado en la capital mexicana, sobre el paso de sus soldados, allá en el lejano 1914.

Como Jefe Militar de la Ciudad de México, Blanco se acuartela en la fastuosa y abandonada mansión de Don Joaquín Casasús en la colonia Guerrero, calle de “Héroes”, donde miraba el paso perdido de su tropa al intentar marchar en redondo, situación que resolvió “fácilmente” el General. Blanco, cruzó la calle, se plantó en el predio de enfrente, cuyo patio vislumbra una ideal rotonda, y realizó una “petición” a su dueño.

Si la tropa no debe perder cadencia al marchar en redondo, ensayar en el predio de enfrente. Ayer en La México, cien años después, la Temporada pierde paso, sin patio donde ensayarlo o retomarlo.

Con el petardo de las cuadrillas y el de El Vergel, un encierro mitad impresentable, los tres primeros, y manso en lo general, dejan a la Monumental sin resolver su mayor problema: el toro. Las quejas contra los josé-julianes del sábado son ridículas contra de esto. A los tres primeros de El Vergel solo el mal juicio de Jesús Morales, otra vez, deja pasar.

Desastre total con el anovillado primero, chincolo y, además, espantosamente manso. Ni la voluntad de José Garrido puede ayudarle. El confirmante, sin la cabeza en sitio, sin ritmo, enganchado y matando mal, no destaca con esta birria ni por chicuelinas, peor está  con el muy violento y protestón sexto, diametralmente opuesto a la falta de seriedad del de su confirmación, le desarma y hace ver que ayer, José Garrido, no aparece.

Ejemplo de ello, la omisión de pedir permiso a Usía al devolver trastos.

Inaceptable.

En fin. Lo único que puede ocurrir, para no perder el paso entre unas cuadrillas en la peor tarde en años y un encierro en mínimos históricos de bravura y presencia, es que aparezca el milagro del buen toreo. Esto tiene nombre, dos apellidos más que ilustres y una realidad incontestable: Fermín Rivera Agüero. En nazareno y oro enfundado, con mucha más soltura, menos cercano a la solemnidad pero siempre respetuoso de las formas, se topa con dos mansos como para estrellar la ilusión.

No esta vez. Por el contrario.

Desde el capote el muy pobre segundo sale a protestar y tirar cabezazos. Fermín, sin mayor preocupación, le da por su lado manteniendo la compostura, lancea y el astado trata de quitarse el engaño, cierra con media y, tras el puyazo, prosigue una

Desahogo de la embestida, pase de pecho redondo de Rivera. FOTO: Humbert.
Desahogo de la embestida, pase de pecho redondo de Rivera. FOTO: Humbert.

característica que desde el turno anterior muestra el encierro: aquerenciarse cerca de donde son picados. Las banderillas ayudan al manso que trata de poner el freno de mano y no pasar en la muleta.

Rivera entonces procede como de él se espera.

Serenidad y temple, alterna lados y tira del manso por fuera de las rayas. La faena es pausada y reposada sin atosigar venciendo a un toro que no termina por tomar la muleta por bajo sin protestar, justo en el punto donde todo puede echarse a perder: el último tiempo de su suerte. Si en una tarde Fermín Rivera está rotundo y redondo en su toreo es en esta, su suavidad raya en la seda, la yema de sus dedos tiene su sutileza, en la media altura de su engaño y el canillazo final, el enfoque de su realidad taurina que replica el tendido estruendosamente.

Y a más. Incluso a pesar del desarme, uno en cada toro.

Fermín, poco a poco y muy medido, gana imperceptiblemente el paso a este su primero cuando se queda u obliga a quedarse cuando se raja, el burel cambia tras el embarque del primer muletazo y, principalmente, por el lado derecho  hasta se emplea, al natural vuelve el mando a devenir tras el temple ligando el toreo, los firmazos y pases de pecho son completos.

Un pinchazo y espadazo entero deja todo en saludos.

E inquietante espera.

Menos mal la corrida se convierte en el nuevo capítulo de la confrontación Fermín RiveraSergio Flores, de segundo a quinto. Y la brevedad, el buen oficio del tlaxcalteca, dan cuenta del alimañero tercero, una alhaja, chica y acobardada tras el puyazo, que desarma de salida al tercer espada y se aquerencia accidentalmente para mal fuera del burladero de matadores, quedándose con solo dos palos en un segundo tercio para el olvido donde  urgían las infanterías a tomar pues no pueden banderillear al burel que arrea.

Recuerdo el último caso de dos pares, un cárdeno claro, todo un toro Xajay que se estacionó en toriles, en 2005, César Rincón, de palo de rosa y oro, le cortaría una oreja.

De este lío del solo Rafael Romero, al hacer tremendo quite de riesgo, alcanza a librarse. Flores otorga todo el castigo posible de su muleta al manso que no tiene un pase. Así se procede y el tendido agradece los muletazos rematados a pitón contrario perfectamente empleados, justo cuando salta, ahora sí, un toro para el cuarto turno de la corrida.

Cárdeno claro y nevado, bien armado, serio, por delante.

Aquí, de nueva cuenta, el tranco y la bravura completamente rotos del toro afloran cuando el potosino lancea mostrando, de nueva cuenta, que el juego será deficiente por los cabezazos. De ahí que, tras breve puyazo, la reacción aquerenciada vuelva aparecer y Fermín le avive en la chicuelina que brinda aire y la larga, borbotón de torería. Alejandro Prado se esfuerza, consigue algún capotazo bueno pero Felipe Kingston con esa extrema preocupación de tan solo aventar los palos hace la gracia de tener que volver a pasar pues no clava.

Y cuando un manso ve que al pasar los toreros, de oro o de plata, no pasa nada, puede crecer y hacerse dueño de la situación, por ello, inmediatamente quiere poner el freno de mano y quedarse en la querencia, como si fuese él, el ofendido.

Solo que ayer Fermín Rivera está en estado de gracia.

Plenamente.

Por eso tira a los medios, al menos por fuera de la segunda raya, dónde más. Y se da a torear, a obligar y someter sin derrumbar o tropezar, los derechazos llegan con redondez, saliendo al frente, en cadencia, paso muy decidido y venciendo el tornillazo final, tan intermitente que a cualquier otro quitaría concentración. La de Rivera rebasa cualquier parangón y por ello, tras soberbia tanda con la derecha abierta con molinete, cosa rara, el de pecho y tres derechazos más el de la firma, viene el amplio y cantado cambio de mano, desencadenado hacia abajo y con tanto temple que la gente queda hipnotizada.

Y el toro imantado.

El camino a la zurda alumbrado, con la muñeca que vence y el desdén que prende el tendido pero que muestra agotadas las poca casta en el cárdeno para tristeza nuestra y toque de atención en Rivera que cambia la espada no sin antes pegar postreros derechazos, uno soberbio verticalísimo casi a pies juntos y, tras huida a tablas, nuevo cambio de mano pese al cabezazo.

Es hora de oficiar, también de decir que la estocada, prácticamente sobre las rayas, es algo defectuosa y tendida, lo mismo que trasera y algo contraria.

No opone mucho el toro hasta que el puntillero le levanta. Larga agonía de un manso que la muleta que tiene enfrente le rescata. Suena “La Veneciana”, intermezzo de “El Carro Del Sol” triunfal y sonoro lauro para Rivera que se agarra a la oreja, orgulloso, sonriente, y vencedor.

Solo Dios sabrá por qué tiene solo una tarde.

Con la corrida a más, otro manso, para variar, hace de las suyas en el lugar de honor.

Nadie duda que si hay un torero peligrosísimo en todo terreno, ante casi todos los toros es Sergio Flores. ¡Y qué peligro para él es tener esa cuadrilla! En fin. Lo cierto es que el astado no vale nada en los primeros tercios, anda suelto, como el valor de los banderilleros que pierden turno y dejan las cosas en plena nubosidad.

Pero el de Apizaco no entiende de imposibles y hay un momento al cerrar el segundo tercio cuando el cárdeno se arranca tras el brindis y el cual aprovecha tirando la muleta abajo, doblándose y castigando por derecho para sacar Sergio del manso lo último que podría esperarse, un poco de casta, protesta por el otro lado pero, poderoso, ya de pie, pega un cambio de mano a la zurda por bajo que resiente al toro, muletazo alumbrador.

Tres cambios de mano, tres, este fin de semana, Rivera y Saldívar y Flores.

De cartel…

Y los naturales llegan largos con vibración en doble tanda en los medios, aguanta el arreón quizá con mucho látigo, arrastrada la muleta y ansioso por reventar el asunto, afarolado y el de pecho. Sergio Flores podrá no ser el exquisito pero su manera de torear

evidencia la utilización tremendamente rotunda de los fundamentos. Entonces, con menos revolución, dosifica con la derecha la exigencia y cuando el toro pierde raza, la arrucina invertida mantiene el interés, pero no la raza del astado.

Por ello en la faena falta el remate, no por cosa del torero sino que el toro que escapa en los nuevos derechazos y naturales, abre con circurret que parece prender la mecha pero que solo hace que el cárdeno termine de escapar y refugie en el tercio bajo la Contraporra.

Entonces Flores no pierde tiempo.

Las joselillinas cierran faena y el estoconazo sobre las rayas rubrica perfecto con el toque abajo, es ejemplo del volapié donde el plateado estoque rompe las carnes y hasta los gavilanes deja el pomo de la espada y el derrumbe del toro, el siempre presente jolgorio y el inefable Jesús Morales dan las orejas en donde para nosotros una basta. Puerta grande.

Es lo de menos.

No es un dos por uno, paquete de corridas, tanta innovación y futuristas intentos. El toreo es arte y sus fundamentos permanecen, ahí está una posible y contrastada rivalidad que solo la ceguera y el interés pueden frenar.

Las empresas deben buscar hoy, esta tarde es muestra, lo que Don Antonio Rivas Mercado pronunció en 1910 al inaugurar su Columna a los Héroes de la Independencia Nacional: “Que el carácter del monumento es glorioso y triunfante, perpetuo de la lucha más brillante en nuestra historia y en las que en aquella contienda sucumbió”.

Lugar de honor.

No por nada Lucio Blanco hubo de detener la revolución a la reja de la casa Rivas Mercado en la Colonia dedicada al ilustre Guerrero y pedir, no ordenar, que sus soldados ensayaran marchando en redondo por la rotonda de la casa del hombre que no gustaba de “renegar de la imagen pública”, en plena Revolución.

Y así debe marchar la fiesta cuando el paso y la cadencia tropiezan.

Pena grande que alrededor de La México ni existan casas con rotondas como la de Héroes 45, que está ya restaurada. Ni tenga vecinos de la majestad de Rivas Mercado.

Al menos nos quedan Sergio Flores y Fermín Rivera para caminar.

Al paso y en redondo.

Texto: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2016-2017. Domingo, Noviembre 26 de 2016. Cuarta de Derecho de Apartado. Un Cuarto de Plaza en tarde agradable con cielo despejado, luz artificial desde la lidia del segundo deficiente y debe corregirse.

6 Toros, 6 de El Vergel (Divisa Verde, Morado y Amarillo) mal presentada por desigual, los tres primeros por ningún motivo debieron lidiarse en esta Plaza, chicos, chincolos primero y sexto. Bien presentada los últimos tres. Mansa en general y protestona, sin casta salvo el lidiado en quinto lugar que, tras mansear en los primeros tercios, dura cuatro tandas antes de rajarse. El tercero pasa solo con dos pares al acobardarse en banderillas. La mayoría de los toros desarrollan querencia accidental en el sitio en el que son picados. Pitados en el arrastre por su pésimo juego. Segundo y cuarto apenas alcanzaron a tomar la muleta gracias a la lidia que se les da.

Fatal la Autoridad al premiar inadecuadamente y permitir la lidia de los primeros tres y permitir a las cuadrillas “hacer y deshacer” en diversos pasajes del festejo sin una sola amonestación.

Fermín Rivera (Nazareno y Oro) Saludos tras aviso y Oreja. Sergio Flores (Grana y Oro) Palmas y Dos Orejas con protestas. Salió a hombros. José Garrido (Noche y Oro) que confirma la alternativa, Silencio y Pitos.

El tercer espada confirma la alternativa con el impresentable negro, girón, nevado y facado, chincolo, de la ganadería titular nombrado “Mielero” número 90 de 490 kilogramos.

Una de las peores tardes en mucho tiempo para los banderilleros, mencionar las faltas sería interminable, solo decir que Jonathan Prado, Edmundo Navarro, Tonatiuh Silva, Felipe Kingston, entre otros, han sido incapaces de completar el tercio de banderillas sin pasar en falso, atinar o dejar de violentar el Reglamento y la adecuada lidia tratando de banderillear por detrás del toro. Bien Rafael Romero al hacer gran quite de riesgo durante el segundo tercio de la lida del tercero. Muy mal el puntillero al levantar al cuarto.

El único momento de casta en la corrida, fue un instante y gracias a la mano izquierda de Sergio Flores. FOTO: Edmundo Toca O.
El único momento de casta en la corrida fue un instante y gracias a la mano izquierda de Sergio Flores. FOTO: Edmundo Toca.

@Taurinisimos 87 – PREVIO José Julián Llaguno vuelve a La México – Entrevista @JoseMaPastor12.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 25 de Noviembre de 2016. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y Miguel Ramos.

Segunda Temporada, Tercer Programa.

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2016- 2017. Análisis novilladas y tercera y cuarta corridas.

Análisis Corridas, 6 José Julián Llaguno, 6 para Arturo Saldívar, Juan Pablo Llaguno y Ginés Marín que confirma; 6 El Vergel, 6 para Fermín Rivera, Sergio Flores y José Garrido que confirma.

Entrevista con José Miguel Llaguno, ganadero de reses bravas.

Faenas de Fermín Rivera y Arturo Saldívar en FENAPO 2016.

Novilladas Finales, entrevista con José María Pastor desde Aguascalientes triunfador del Certamen “Soñadores de Gloria”

Recuerdo de José Julián Llaguno Indulto del toro “Abarrotero” de Mariano Ramos en 1974, Plaza México.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 26 de Noviembre de 2016 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo