Archivo de la categoría: Juan Pablo Sánchez

Lunes de @Taurinisimos 94 – Sebastián Castella Triunfa en la Plaza México.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del lunes 30 de Enero de 2017. Conducen Miriam Cardona (@MyRyCar) y Luis Eduardo Maya Lora (@CaballoNegroII).

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2016 – 2017.

Análisis corrida de Montecristo y faenas de Juan Pablo Sánchez y de Los Encinos para Sebastian Castella, “El Payo” y Diego Silveti.

Salida a hombros de Sebastián Castella en la Plaza México con los toros Jardinero y Arbolero de Los Encinos.

Reapertura de la Plaza Santamaria de Bogotá con Roca Rey a hombros.

Toros en Juriquilla: 6 De Santiago, 6 para Juan Pablo Sánchez, Diego Silveti y Sergio Flores.

Clip: Despacio – Sebastián Castella.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 3 de Febrero de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Anuncios

La Constante Frustración – Reanuda La México con Mansos y Pinchazos.

foto2029
En el claro del derechazo ante el manso de Montecristo, Juan Pablo Sánchez brilla… solo lo opaca su espada. FOTO: Edmundo Toca.

Enero muestra, de nuevo, los males de la Fiesta en esta país: la falta de emoción en el toro, fundamentalmente, y las fallas con la espada de quienes, más que nunca, tendrían la obligación de oficiar correctamente con el alfanje. Juan Pablo Sánchez exhibe su completa estatura torera y, a la vez, el frustrante, deficiente y lamentable manejo de la espada, dejando en blanco un triunfo más que cantado. Mientras que Perera y Silveti son presas del marasmo, aburrimiento y tedio que consigo trae el terrible encierro de Montecristo dejando pasar los únicos toros con ciertas posibilidades de un encierro de mansos para olvidar.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Plaza México. Fotos: Edmundo Toca.

Si un toro de salida permite hacer lo que el primero permite a Perera, es un síntoma muy palpable de que el toro no se está dando a respetar. Algunos nos dirán que esas cordobinas de salida han sido fantásticas.

Temple han tenido, cierta plástica… cero drama.

Nos habría gustado que el toro, más que pasar con la cara arriba sin exigir rematado cada lance, fuese por el capote con la agresividad necesaria de su casta y replicara por un pitón y otro, sin dejarse hacer, dejándose pasar. El puyazo, casi inexistente, muestra a las primeras de cambio que el de Montecristo es débil. El extremeño lo cuida hasta llegado el último tercio, pues la tentación del quite por gaoneras es mucha aunque la casta sea poca.

Perera está templado siempre, justo es decirlo, a media altura o arriba, largo en el trazo pero sin convencer plenamente entre las interrupciones de las caídas del toro y el amaneramiento de torear sin el estoque por ambos lados, seguramente buscando una supuesta “mayor naturalidad” que contrasta con la menor bravura y fuerza, dignidad en el juego del toro al que, pese a torear largo y ligado en un momento, pincha.

Luego vendría el cuarto.

A la postre el primero de dos que se resisten a caer a la arena.

El tancredismo, casi necedad del extremeño, no le viene bien a un toro que ha metido la cara desde salida y que, tras frenar en banderillas donde Curro Javier, fenomenal, brinda aire, distancia y alivio en los capotazos, requiere necesariamente andar con él, para adelante. Esto es algo que a Perera le parece menor que quedarse quieto. Él está a gusto estático, haciendo que se mueva el toro más no la emoción.

Desgraciadamente, todo lo templado que está en su primero, deja de estar con este cuarto que pide espacio, perderle un paso y la media altura con salida al frente pase a pase, como le engancha en uno clave con la izquierda, la cosa se difumina.

Para mal de todos y desconsuelo de unos cuantos.

Recuerdo el famoso poema de Robert Frost, “El Camino No Tomado”

La “total diferencia” de la tarde la marca Juan Pablo Sánchez.

Precisamente por no tomar el camino más recorrido últimamente -el tancredismo estéril- Juan Pablo Sánchez ha sacado de sus toros lo que estos negaban, lo que parecen no tener. Esta vez torear, además de ser el ejercicio de imposición ha sido de convencimiento, del torero y del propio toro de sus posibilidades.

Así, Sánchez evita excederse con el capote, apenas palpa la embestida y la conduce personalmente en el segundo tercio con temple, previo a tomar la muleta ante un toro débil pero con apenas un tranco más que el anterior. Juan Pablo lo siente así de salida primero abajo y luego a media altura.

Y la largueza aparece.

Justo cuando el toro está entre ser y no, Sánchez le lleva largo, le encela, primero en los medios y después fuera de la segunda raya. La muleta manda y apenas le alcanza, habrá sido tres veces, al final de las suertes, los naturales largos aunque la tanda se interrumpe por el toro. Que entonces se frena y Sánchez, con mucha serenidad de pies y ritmo en las muñecas, acorta distancias para que, con despaciosidad, sobrevengan los derechazos, las dosantinas y el extremo de la capetillina en redondo, dos veces.

Con la plaza que se entrega.

Porque el torero se entrega también a plenitud.

Y la faena prosigue, al extremo de engolosinar a Juan Pablo que tras los últimos muletazos con la derecha hay un momento en que el astado queda igualado pero en la suerte natural, cambia el terreno y Sánchez pincha. Cosa que empeoraría con su segundo. Si algo puede marcar, para muy mal, esta generación torera es su pésimo manejo del alfanje.

Más ante un encierro que desespera por débil y manso y exaspera al personal y a los toreros por tan poco quizá nulo fondo además con demasiado poca emoción, esto, como aficionado, es lo peor. Y luego se reprocha que la Afición no vaya. A cada intento de ligazón los toros dicen no, lo hacen de la peor forma, retrocediendo o, incluso, a traición como ese quinto, el de más cabeza y de peores ideas, tirando el cabeceo y levantando los pies de Juan Pablo Sánchez.

Como una terrible osadía.

Que además, tras iniciar abajo con la muleta, obliga a explorar, a jugársela a Sánchez, porque regatea, cabecea y se niega a embestir. Entonces surge la emoción, no por el toro sino por el mérito de explorar en aguas profundas, donde se venir puede la cornada o naufragar fácilmente por falta de capacidad.

Sánchez puede y se impone con los derechazos, pisando el terreno, sin ventajas y exponiendo el cuerpo y el prestigio, por ello, los naturales, dos tandas ambas con cambio de mano, muy coreadas y completas que se interrumpen por una voltereta sin consecuencia. Aquí el hidrocálido vuelve para imponerse de nuevo con toda la raza y la casta que no tiene el toro, en nuevos naturales y derechazos que quizá sobran.

Porque la listeza, casi malicia, del toro se acentúa.

De nuevo en la suerte contraria, pincha hasta el hastío, hasta la incapacidad, hasta cambiar las cañas por lanzas, casi injustas del tendido pero realistas de la situación del toro que, aunque manso, hay que matarle bien.

Sánchez cambia las palmas por los pitos.

Mientras que Silveti, cambia la suerte por la frustración de cada año.

Sin plan ante el manso tercero, lo quiere cambiar de terreno al inicio con la muleta y acaba en el mismo sitio. Y con los dos toros de mayor poder con la muleta Diego simplemente retrocede, no manda sus pies no terminan por serenarse, su brazo por mandar y el tercero, que hace una lidia donde vence a las cuadrillas al imponer su terreno, lo deja sin recursos.

Y el sexto, simplemente el mejor.

De caer en otras manos…

Lo mismo de siempre: el toro bueno en las manos menos capacitadas, el cambiado en los medios de inicio y su golpe de efecto, el toro que embiste y al torero que le enganchan, sin dejar la sonrisa pero perdiendo la confianza de la gente.

Pinchazo y frustración.

Quien venga a cambiar esto debe empezar por el toro, si es la de Los Encinos, que sea seria y para bien. Quien venga a cambiar la actitud debe hacerlo con la espada y por lo alto. 

Pero que no se diga que la Afición no está ahí, si esta, el problema es que esta se encuentra constantemente frustrada. 

¿Será que la historia de esta corrida refleja lo que la Afición no quiere? Ni mansos ni pinchazos…

Nuevamente solo nos queda la espera… la eterna espera del toreo.

Texto: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2016-2017. Domingo, Enero 22 de 2017. Décima Primera de Derecho de Apartado. Menos de Un Tercio de Plaza en tarde muy agradable y soleada, sin viento molesto.

6 Toros, 6 de Montecristo (Divisa Verde, Obispo y Oro) Mal presentada por desigual, esmirriado y estrecho el anovillado tercero, no debió siquiera embarcarse. Muy retacados primero, cuarto y sexto. El segundo estrecho aunque con cara y muy cabezón el chico quinto. Flojos y débiles en general, así como descastados. Destaca el lidiado en cuarto lugar, junto al sexto, único que soporta la lidia a pie. Mansos y descastado el resto, con peligro por pitón e izquierdo el quinto.

Miguel Ángel Perera (Sangre de Toro y Oro) Silencio tras Aviso y División. Juan Pablo Sánchez (Malva y Oro) Saludos y Pitos. Diego Silveti (Purísima y Oro) Palmas y Silencio.

Al finalizar el Paseillo se guarda un minuto de homenaje en memoria del ganadero Juan Huerta Ortega fallecido este fin de semana. Descanse en Paz.

Buen tercio de varas a cargo de César Morales ante el sexto. Fenomenal bregando Curro Javier, siempre templado con el cuarto. Destaca en banderillas durante el segundo tercio del segundo turno, Alejandro Prado y Marco Dones ante el cuarto. Medroso y ventajoso, banderilleando mal, Juan Ramón Saldaña ante el tercero.

foto2025
Así venció y convenció Juan Pablo Sánchez en la dosantina al segundo de la tarde. FOTO: Edmundo Toca.

@Taurinisimos 93: PREVIO – Temporada Grande Plaza México. Análisis Carteles 2016-2017.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 20 de Enero de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Invitado: Leonardo Paez @fiespaz.

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2018- 2017. Análisis de la segunda parte de la Temporada en la Monumental.

Análisis Feria de León 2017.

Faenas de Fermín Rivera, Diego Silveti y Sergio Flores con Begoña en León y Juan Pablo Sánchez en la Plaza México.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 27 de Enero de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Plaza México Temporada Grande 2017: Carteles LXXI Aniversario – La Medianía y la Esperanza

Los Carteles de La México están aquí… para juicio de todos.
Los Carteles de La México están aquí… para juicio de todos.

De nuevo a medias, con retraso, dejando pasar el tiempo y la emoción de la ilusión y el tan necesario misterio que debe rodear todo acontecimiento taurino, la nueva Empresa de la Monumental presenta su “otra” Temporada Grande casi desde la sombra. Conste que hay carteles que pueden valen y mucho la pena, pero igualmente la mediana de la mediocre repetición de combinaciones ya vistas hasta la saciedad hacen cuestionar la gestión desde el punto de vista artístico y de manejo taurino. Sin respuestas, sin eco mediático, con dos tuitazos y listo, La México busca salir del rezago, cambiando horarios, ajustando precios y con las figuras por delante, dejando, por otro lado fuera al recuerdo y remembranzas taurinos, a Fermín Riviera y, sobretodo, dejando suelta la principal pregunta… ¿Y el Toro? 

Por: Luis Eduardo Maya Lora De SOL Y SOMBRA. Especial.

Sinceramente no podíamos esperar más de la Empresa.

No parece ser el brillo de las ideas o la luz de la imaginación su mayor distintivo porque con la estructura que cuentan todo parece un ejercicio de copiar y pegar. No me refiero solo a los carteles en el fondo sino en la forma de comunicarlos.

Nadie pide tampoco esas comidas de antaño, con mariachi y todo.

Esa época ya pasó.

Sino una estrategia de comunicación, con lo que se tenga, más efectiva. Dos tuitazos y una entrevista tradicional es lo único que La México trae a la mesa.

Es extraño ver como tal estrategia, si la hay, se basa en el mutismo en no explicar ni vender mayor y correctamente los esfuerzos, pocos o muchos, que trae la segunda parte de la Temporada. Esto incluye dejar el misterio que rodea a todo cartel taurino de lado, más en una Plaza de Temporada. Sinceramente, adelantar los carteles tan drásticamente no queda tan bien en una Plaza que, volvemos a lo que decíamos en Octubre, no es una Feria.

Adicionalmente, da la impresión que la Empresa y su cara visible no se siente cómoda sino  ante oficialismo tradicional mediático, muchas veces servil. No hay la intención de ir más allá o de promoverse en otros medios. Tristemente esto es perder terreno, no suena La México, no se promueve, no compra espacios…

Cae en el polvo del olvido.

Cede a la embestida externa.

Y esto se liga a una comunicación centrada únicamente en promover un mes de toros, menos apretado que la vez pasada pero que entra con retraso y a destiempo puesto que deja pasar dos domingos que pudieron haber ocupado espacio en medios y traído ruido al alicaído ambiente taurino,  empezando por el recuerdo de “El Pana”, diez años después de “Rey Mago” y “Conquistador” No hay memoria taurina. Ya sabemos, habría sido tal guiño el gesto taurino, unificador que habría hecho homenaje justo a un histórico de esta plaza.

Una Placa y su consiguiente acto era lo adecuado.

Pero lo imperdonable es no arrancar el día 15.

Porque la noticia de que los domingos vuelven en exclusiva, que la corrida es media hora más temprano habría sido mucho mejor recibida con un cartel de menos relumbrón y más sinceridad, es decir, hechos mayormente que palabreo, algo así como un aperitivo a los demás carteles este mismo domingo.

Falta sensibilidad.

Que domingo sin toros no es domingo…

Y otro elemento punto más que imperdonable. Más allá de cualquier consideración de gusto personal, la ausencia de Fermín Rivera refleja la pieza faltante que hace al conjunto de los carteles tropezar. La no inclusión de Fermín refleja que la Plaza México no representa los intereses de la Afición que, básicamente, no es otro que vivir la Fiesta con la mayor plenitud posible.

Tal como el momento que vive Rivera.

Porque no ha sido por no cortar orejas, de ser así ni Roca Rey, que en La México no ha demostrado ser la figura que promete, ni Arturo Saldívar, que pinchó su dignísima actuación ante el encierro de José Julián Llaguno, estarían programados. La Empresa no quiso darle a Rivera la tercera tarde pues se “desigualaría” de los demás, salvo “El Payo” La México hoy, queda demostrado, no entiende que para torear en enero y febrero debe pesar la categoría, el momento de cada torero más que la numeralia.

Y Fermín pudo tener sitio, incluso en la sexta, ese tan ilusionante encierro de Jaral ganadería con la que Rivera ya triunfó en La México y en la fecha que puede traerse mayor entrada. En contraparte, Fermín debe ser, ya mismo, su propio Juez, no dejar el veredicto de su destino en manos ajenas… Y aun lo puede tener si aprieta más desde ya, si pasa por las batallas sin tomar prisioneros y si La México se concientiza que tanto el torear como hacer carteles no es algo cosa de reducir todo a un solo grupo al que se cobija.

Si se quiere abandonar la medianía.

O a la monotonía.

Porque, igualmente, dejar fuera a Talavante, ni más ni menos, por ya no estar apoderado por el grupo, no es de buenos taurinos. Al contrario, es otra tauro cobranza que termina por pagar la Afición respecto de un torero que quizá tenga mayor conexión con el público que Perera.

Primer cartel y primer repetición. Vuelven Perera y Sánchez, ahora con Montecristo.
Primer cartel y primer repetición. Vuelven Perera y Sánchez ahora con Silveti, ahora con Montecristo.

Con el respeto debido, la ociosa repetición de las fórmulas PereraSánchez y CastellaPayo no viene bien a la Temporada, un simple cambio de posición y la cosa cambia por completo. Cierto es que hay esperanzas en la corrida de Montecristo pero las luces se centran más en la de Los Encinos. Injustamente postergada, revivida para bien en esta Temporada.

La Afición podría volver y meterse a la plaza si, de fondo, la Empresa no equivoca en lo clave que es el toro. Hasta el momento de que la Empresa logre convencer, apoyándose en la Autoridad, de la necesidad de un cambio sumamente necesario en la actitud de los toreros españoles, la duda que reina en la Plaza México seguirá indefinidamente.

Cuando el taurino duda en ir a la Plaza es generalmente porque algo falta en el toro.

En La México, durante la primera parte de la Temporada, reinó la desigualdad.

Y además de ya tener que ver estas ganaderías hasta la saciedad, otra vez, pesa la sombra del anovillamiento y la ya explorada aburrición de la mansedumbre y la sosería. Es por ello que debe la Monumental garantizar, no solo quejarse, de lo difícil que es encontrar corridas ene el campo puesto que quedarán desmentidos si, como se confirma, en febrero y marzo llega el torismo a la Monumental en un posible tercer tercio de la Temporada.

Incluso se habla de una corrida de Piedras Negras

Es por ello que esperanzados estamos de que en el fin de semana de Aniversario -aquí sí debieron ser tres festejos como en diciembre- las figuras no tropiecen de nuevo con la misma piedra y con el mismo pie. La llegada de Enrique Ponce debió ser el 5, fecha  a la que él ha hecho grande y en la que, a pesar de todo, “Zotoluco” debió despedirse, a pesar de todo ocurre con uno de los encierros con los que mejor se ha entendido Ponce en nuestras plazas.

Fernando de la Mora y Enrique Ponce es una combinación altamente exitosa.

Tal como ocurrió en Aguascalientes en 2005 y ese mismo año en La México, la tarde de su primer rabo, aquella corrida grande que funcionó e inauguró una gran época de este hierro puede que traiga la suerte de ver a Ponce una vez más en el epicentro de su triunfo, La México.

Pero no queda todo aquí.

Morante luego del grandioso episodio guadalupano, con Xajay excluida, se empecina en Teófilo Gómez para el cartel grande, el domingo 5 de Febrero y en el centenario de la Constitución. Pone en juego su suerte, como en Febrero de 2007. Lo malo es que lo hace a lado de “El Juli” y todo el equipaje que lo acompaña, difícil siempre para un torero como Morante alternar con el madrileño.

Puede con ello, porque arte mata todo pero, hay que decirlo,  la Autoridad, si la Empresa no lo hace, debe de apretar a “Juli” desde los sorteos para que el piso esté parejo. En medio de eso Luis David Adame al fin llega para confirmar, como Garibay en 2001, al máximo escenario y en la máxima fecha, puede ser la fecha necesaria para proyectarse mayormente.

Ojalá todo esté en su sitio.

Pese a la ya apaciguada polémica de la Ley de Espectáculos vigente que sigue transgrediéndose.

La mayoría espera que Barralva, tras varios escándalos, esté a la altura de Paco Ureña y el murciano, como el ausente tristemente Diego Urdiales el año pasado, a la altura del hecho. Puede que así lo sea, este cartel puede ser de muy alto vuelo y emoción con el renovado Arturo Saldívar la siempre disposición férrea de Sergio Flores.

Diez corridas después, al fin regresa.

Y chocante  vuelta de Joselito Adame tan cuestionable como el sitio que muchos creen que tiene.

O les conviene que tenga.

Su encerrona algo deja claro: el trono está vacío y quizá en tal día pueda marcarse la diferencia si es la cualidad la que se impone para cerrar al final el cartel con el contraste entre el oficio y el arte bajo la buena o gran entrada que esperamos pueda traer Hermoso de Mendoza. Importante la corrida de Jaral de Peñas que será seria y sabemos que podría ser brava, ojalá el cerrojazo remate una segunda mitad que esté a la altura.

Pero alguien me decía en la Navidad de Uriangato que realmente nadie sabe las causas por las cuales la gente “ya no va a los toros” Una bien puede ser la monotonía. Siguen la variedad y la imaginación muy perdidas, casi todos los años torean los mismos toreros a los mismos toros, en las mismas fechas.

Dice un titular aquí en De SOL Y SOMBRA: “La ‘Selfie’ de Todos los Años”

Y es acertado.

Otro tema son los precios, hay un ajuste, casi una vuelta al pasado, solo en mes y medio sabremos si esto ha tenido o no un efecto sobre la Afición y en qué sentido.

Por ello, una corrida de toros, siendo eso, en la presencia, con toreros de esta calidad no puede quedarse en la paradójica simpleza de repetir lo ya visto, enfrentar el juego en una situación distinta con los mismos argumentos, esperando un resultado diferente.

Recuerdo que mucha gente decía que la única virtud del cine de Roberto Gavaldón se basaba en repetir hasta la saciedad las escenas. Hasta que el corte quedara listo.

No se puede esto en el toreo.

Es un arte que no deja lugar para la duda.

Los toros son un arte, su conformación otra.

Y en ella queda la Afición, derrochando su pasión, por increíble que parezca, por el arte taurino, esperemos, tarde con tarde, que el ajuste de formas sea suficiente. Nosotros notamos falta de presencia y de nuevo omisión de formas para con la Afición y el interés propio del espectáculo taurino.

Pero lo que digamos nosotros queda a un lado.

Realmente esperamos, tal como su magnífica respuesta anteriormente (https://desolysombra.com/2016/11/04/plaza-mexico-temporada-grande-2016-2017-carteles-entre-prisas-y-carreras/ ) sus comentarios a los carteles a continuación listados:

  1. DOMINGO 22 de Enero: 6 Montecristo, 6 para Miguel Ángel Perera, Juan Pablo Sánchez y Diego Silveti;
  2. DOMINGO 29 de Enero: Un toro para rejones de El Vergel para el rejoneador Jorge Hernández Gárate y 6 Los Encinos, 6 para Sebastián Castella, Octavio García “El Payo” y Andrés Roca Rey
  3. SÁBADO 4 de Febrero: 6 Fernando de la Mora, 6 de Eulalio López “Zotoluco” que se despide y Enrique Ponce. Mano a Mano;
  4. DOMINGO 5: Corrida del LXXI Aniversario. 6 Teófilo Gómez, 6 para “Morante de la Puebla”, Julián López “El Juli” y Luis David Adame que confirma alternativa;
  5. DOMINGO 12: 6 Barralva, 6 para Paco Ureña, que confirma alternativa, Arturo Saldívar y Sergio Flores; y
  6. DOMINGO 19: Dos toros para rejones de Los Encinos para Hermoso de Mendoza y 6 Jaral de Peñas, 6 para Joselito Adame y dos triunfadores de las anteriores corridas.
  7. DOMINGO 26: 6 de La Estancia 6 para Ignacio Garibay, Arturo Macias y Fermín Rivera. 

Seguiremos atendiendo todos sus comentarios, con respeto y taurinismo, ya que solo la Afición taurina puede devolver al espectáculo sus mejores virtudes.

Suerte para todos.

Twitter: @CaballoNegroII.

Los precios el ajuste llega, salvo en las barreras. ¿Llegará la Afición?
Los precios el ajuste llega, salvo en las barreras. ¿Llegará la Afición?

@Taurinisimos 89 – Entrevista @ElPayo_ PREVIO La México Feria Guadalupana.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 8 de Diciembre de 2016. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y Miguel Ramos.

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2016- 2017. Feria Guadalupana.

Análisis Previo Festejos Diciembre 2016.

Entrevista con Octavio García@ElPayo_“.

Faenas de Juan Pablo Sánchez, Miguel Angel Perera, Sebastián Castella y Octavio García “El Payo” en la Plaza México.

Faenas de José María Manzanares en 2006 y Diego Silveti en 2011

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 16 de Diciembre de 2016 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

Via: @RadioTVMx.

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

La Pócima del Toro – Triunfa Juan Pablo con La México en Cuenta de Protección.

Torear así, dice más que todo. Natural de Juan Pablo Sánchez en la Plaza México. Foto: Emilio Mendez (SuerteMatador.com)
Torear así, dice más que todo. Natural de Juan Pablo Sánchez en la Plaza México. Foto: Emilio Mendez (SuerteMatador.com)

Ver lidiar la ganadería de Julián Hamdan, año con año se convierte en un mal acostumbrado suplicio, un calvario donde los toros a penas y se sostienen, otros de plano visitan la arena y uno, incluso, queda noqueado tras chocar con el burladero. Lo malo, es que tal cosa, ya se ve como normal hasta graciosa para algunos. Nuevo tropiezo ganadero, no solo de falta de fuerza sino incluso la anovillada presencia que hace lastimosamente ver como el toro está ausente. Miguel Ángel Perera, muy interesado en lidiar esta corrida, se queda en una simplona vuelta al ruedo, tan sin chiste como su campaña mexicana mientras que los hidrocálidos Juan Pablo Sánchez y Fermín Espinosa obtienen resultados tan diametralmente opuestos como su aptitud para el toreo.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Plaza México. Foto: Emilio Méndez.

Si contamos las caídas de este encierro, sumamos las del año pasado y todas y cada una de las veces en que los toros del hierro de Julián Hamdan han “visitado la lona” en la Plaza México, simplemente no acabaríamos.

Recuerdo un día preguntarle la razón de tal flojedad, fue al aire.

“Es una cosa generalizada en todas las ganaderías, de repente salen toros flojos y otros no… Es algo que los Ganaderos… no sabemos a ciencia cierta a qué se debe, si lo supiéramos ya no se caerían los toros. Si alguien inventará la pócima mágica… sería millonario, todos los ganaderos seríamos sus clientes.” Dijo el ganadero.

La pócima mágica no ha llegado.

Como tampoco, salvo los dos primeros y el quinto, la presencia.

El lote de Fermín Espinosa ha sido lamentablemente mal presentado por desigual. Dispares entre sí, con un cuerpo cuya hondura no armoniza con la cabeza ni la cornamenta, el negro tercero de la tarde sale sin enterarse de las cosas, sin mostrar interés por la lidia pero cabecea, el muchacho Espinosa carece del carácter para imponerse a la protesta por la presencia y el hostigamiento que, por la razón que sea, se le presenta. Tampoco cuenta con la determinación para proseguir, tras los efectivos doblones iniciales, pisando el terreno del astado y darse a torear.

Aun así, liga una tanda y la gente en eso no escatima, estando cerca del toro, corriendo la mano con la derecha para ligar, le corean. Pero en este Fermín la mentalidad no es un activo. Abandona tal senda, fatal con la izquierda, termina por inexplicables manoletinas y tendencioso espadazo entero.

¿Qué ocurre con la juventud taurina?

Lo mismo o peor en el sexto, tan parecido a la madre que le ha parido que su trapío dice nada, al contrario. Este cariavacado astado derrumba su tranco varias veces, provoca en el tendido el hastío del toro anovillado y de un torero al que un pésimo manejo administrativo, poca mentalidad y amarras técnicas como no colocarse correctamente para citar con la zurda, han dejado en el limbo su carrera y sin saber a dónde ir.

Solo Dios.

Torea una “figura” como Miguel Ángel Perera que parece arropar, como en la confirmación, al tercer espada y, en este caso, a la ganadería. Muy preocupado parece estar por lidiar específicamente este hierro que solo se acartela una tarde y con una ganadería que no le viene bien a su estilo impositivo, valiente y dominante que tanto gustara en 2009 y que hasta un rabo puso en sus manos. Aquel torero parece lejos del que se presenta hoy.

Perera luce de inicio en los lances que intercala con ceñidas chicuelinas.

El toro dobla contrario.

Luego la inyección, piquete acostumbrado en varas, el temple de Curro Javier en los palos ayuda al toro que está evidentemente cayendo. Entonces para Miguel Ángel resulta natural quedarse quieto, abrirse a los medios y mérito técnico ha tenido para hacer que el astado no frene y se mantenga en pie, pese a perder la horizontal de pronto. Amplias tandas, principalmente de derechazos suceden con una dosantina entrelazada y el ritmo de Perera, circular o al natural, solo se rompe en un feo medio espadazo trasero y caído.

Derrumbado el toro, sobreviene el peligro con voltereta al puntillero que bien recuerda al “Puntillero” de Óscar Chávez: “Pasó algunos apurillos//Cuando un toro agonizante//Lo cogió por los colmillos y lo vistió de danzante…//Pasó algunos apurillos.”

Al toro no se le ha de hacer confianza… ni en el arrastre.

Jorge Ramos, tras finiquitar el cachetero al astado, aprieta correctamente ante la débil petición, derivado del feo espadazo. Perera, en descargo, da una vuelta que pudo bien haber evitado tanto como la antirreglamentaria salida del segundo sobrero que sustituye a un toro, chico igualmente, que no sobrevive la cuenta de protección al estrellarse solo con las tablas tras perseguir al banderillero.

Noqueado de pie, el torillo es cambiado y se va al trote al toril.

Reseñado está y anunciado es un Valparaíso que ilusionaría verle mientras sea algo distinto.

Pensamos que esto habría cambiado la tarde.

Pero no.

Imponen, no a la Autoridad sino a la gente que acude, el calvario de ver a Perera, connotado lidiador, triunfador de esta Plaza, reducido a cuidador de la fuerza del toro. El sobrero se duele, se desentiende del capote pese a los buenos lances quedándose por bajo. A este Perera todavía le receta el cambiado por la espalda que alborota de inicio pero que no centra al cárdeno que no termina por embestir sino por mostrar su descastamiento con esa cara alta que rompe la esperanza por completo.

Y aburre.

Tal como la Afición, cansada del medio toro a precio de oro.

Otro espadazo infame por bajo.

Menos mal, Juan Pablo Sánchez brinda una de las pocas alegrías del festejo.

Y lo hace porque, ya no solo su temple sería la llave con el serio, badanudo, negro, como la noche y de embestida incompleta, segundo, sino la paciencia y la sutileza de tratar con demasiada precaución al toro. Esto que tendría que no ser la regla se ha convertido en la constante. Sin embargo, el mérito de Sánchez es dosificar, administrar y quedarse quieto cuando el burel duda.

Entre tanta debilidad, el toro puede quebrar su voluntad.

Pero para ello está el toque de Sánchez que logra más que aliviar como dirá el oficialismo, encelar, hacer que la casta y la fuerza que no existen, aparezcan por momentos y, tras los derechazos, citar con la zurda, aguantando que la embestida, poco a poco, acuda al engaño y la mano izquierda desahogue por alto la embestida con la izquierda.

Así prosigue.

Juan Pablo Sánchez pone lo que falta, emoción, liga los naturales y si bien el drama está ausente, la emoción estética, plástica surge con la verticalidad de su planta y el trazo con la izquierda pese al cabeceo, le liga molinete y nuevo remate. Un toreo de suspiro y firmeza. Cierra la mano derecha, el astado mejora se muestra mejor de lo que es por el torero que tras molinete rubrica la faena con el giro que se resuelve con un cambio de mano, otro más este año, de campanillas.

Eso sería todo. Porque no hay más fondo en el negro astado que protesta en la dosantina y frena, su disposición a embestir, uno por uno, vuelven los derechazos previos a un feo espadazo entero pero muy caído. Siendo francos, no obstante la calidad de la faena, la espada hecha a perder todo. Pero la orejera petición se desata y en horrible color amarillo.

¿Qué será de Sánchez el día que plenamente podamos ver el real poder en su muleta?

Tendría que ser ante el toro fuerte, no el remedo.

Mientras, es de nosotros el suplicio de ver a Juan Pablo con un quinto toro de mucha cabeza que vuelve a frustrar a la Afición pues su peligro es de manso que se pone por delante a mala idea. No hay más.

Condenamos estamos, al parecer por lo que resta de la Temporada, a tolerar la ausencia. Mientras los ganaderos, porque se ha dicho que son todos, encuentran la “pócima mágica” Corran por favor, mil vueltas al potrero son necesarias, para que los toros no se caigan.

Hay otra “pócima” severa muy al uso hoy y que, esperamos, estén entendido quienes manejan esto: el veto.

Lo aplica la Afición real.

Quizá la Temporada esté si no contra las cuerdas, entablerada, si no en cuenta de protección, rota la ilusión de la Afición por marcada ausencia del Toro. Cansinamente, caída a caída, se está perdiendo, tal como pierden las manos los toros en la arena de la Monumental.

Ojalá, pronto, se encuentre, para la Afición, esa pócima.

Texto: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2016-2017. Domingo, Diciembre 4 de 2016. Sexta de Derecho de Apartado. Un Cuarto de Plaza en tarde fría con cielo despejado bastante viento intermitente que aisladamente molesta la lidia.

7 Toros, 7 de Julián Hamdan (Divisa Azul y Morado) El cuarto lidiado como sobrero, luego de inutilizarse para la lidia, tras el primer par de banderillas, el titular. Variopinta, muy débil en general y descastada, salvo los dos primeros: dos negros serios de cara y buena hechuras aunque sobrado de kilos y débiles, que brindaron opciones en la muleta. El resto desigual de presencia, suelto y descompuesto en la embestida el tercero. El sobrero duró un instante perdiendo celo e interés por el engaño. El quinto saca peligro por el lado izquierdo y el impresentable sexto, sin fuerza ni casta, queda inédito.

Fatal la Autoridad de Plaza y la Autoridad de Callejón al ceder ante la presión del representante del primer espada y no lidiar, antirreglamentariamente, el reseñado como primer sobrero de la ganadería de Valparaíso, lidiando en cambio, el segundo reserva de la ganadería titular en contravención a la fracción IX del Artículo 57 del Reglamento vigente.

Atina el Juez de Plaza, Jorge Ramos al negar la petición de la oreja tras la lidia del primero, no obstante afloja respecto del segundo espada sin valorar su uso del estoque.

Miguel Ángel Perera (Verde Olivo y Oro) Vuelta tras Petición y Silencio. Juan Pablo Sánchez (Marino y Oro) Oreja y Silencio. Fermín Espinosa “Armillita IV” (Tabaco y Oro) División y Pitos.

Se desmontera tras banderillear al primero, de la cuadrilla del primer espada, Curro Javier. El primero de la tarde, voltea al intentarle apuntillar, al puntillero Fernando Ríos luego de que este le levantara e intentara ahondar el estoque, sin consecuencias.

Derechazo de Miguel Ángel Perera al primero de la tarde. FOTO: Emilio Méndez (SuerteMatador.com)
Derechazo de Miguel Ángel Perera al primero de la tarde. FOTO: Emilio Méndez (SuerteMatador.com)

​Ocho con Ocho: ¡Preocupación! Por Luis Ramón Carazo

14809262525266

Con relación a mi colaboración pasada que titulé “Falta atención” me refutó un amable lector y opina que según su prisma,  lo que debe cambiar es el planteamiento de la empresa de La México  de cara al futuro, en el  precio de los boletos, el número de corridas seguidas, los horarios y la difusión, lo consigno, sin embargo y que me disculpen quienes piensan de esa manera, ante  la evidente situación actual de alejamiento popular de los toros, que la solución (si la hubiera)  no solamente pasa por hacer unos cuantos ajustes de horarios, fechas y precios, para recuperar a la atención que no se retrata en la taquilla como antaño en La México y en las  diferentes localidades de la plaza en nuestro país y en otras partes del mundo. 

La competencia del toreo con tantas otras ofertas de ocio, según deduzco, provoca gran parte de la ausencia en los tendidos de las plazas en todos los países taurinos y a las pruebas me remito, pues solamente en fechas especiales, esto es; en la presentación de algún torero, en la feria anual, en una fecha representativa es cuando lo taurino se convierte en evento y así es cuando acude un mayor número de público, independientemente de su grado de atención. También pesan en la balanza, datos como el que por ejemplo en España se gastan más de mil millones de dólares en las mascotas y en México el número no le vaya muy lejos, alrededor de 800 millones de animales de compañía conviven con familias de Estados Unidos, América Latina y Europa, lo cual conlleva un proceso de humanización que provoca particularmente en las nuevas generaciones la falta de comprensión de lo que representa nuestra incomparable tradición del toreo. 

Por eso duele que las brillantes faenas de El Payo y Juan Pablo Sánchez, sin olvidar los buenos trazos de Castella y Perera, pasen de largo ante la opinión pública general, cuando hace algunos años lo que hicieron en el ruedo particularmente los mexicanos, sería motivo de crónicas y comentarios halagüeños congratulándonos de la alegría de ver que nuestros toreros tienen como competir con los extranjeros y que cada día están más maduros en su manera de interpretar el toreo con el sello del temple mexicano. 

Pero luego viene la siguiente fecha y probablemente la entrada no mejora, no reflejando lo que hicieron en el ruedo los toreros, lo cual es preocupante. 

Desde luego pudiera haber alguna crítica en el lado negativo por la falta de acometividad y sensación de peligro, en los encierros que privilegian la fijeza, claridad y embestida de ensueño, para ser el tipo de astados de preferencia de los toreros y por tanto  salvo casos excepcionales, los ganaderos en el mundo siguen esa línea de comportamiento en la crianza que nos obliga a ver uno o dos ejemplares de dulce por corrida si bien nos va y los demás astados por desgracia  generalmente se comportan sosos y faltos de emotividad.. 

Está columna está dedicada para los taurinos, resaltando el monumental trabajo por preservar el toreo que realizan los empresarios en todas las plazas del mundo y ahora mismo en La México. 

Lo que nos debe de preocupar es que entre pitos y flautas la falta de asistencia a las plazas, desmotiva a quienes invierten su tiempo y dinero, algún día se cansarán y ya veremos quién le entra al toro de darle la vuelta a la tortilla para que la gente en mayor número regrese a las plazas como sí lo hacía hasta hace ya muchos años y que los medios no especializados en toros, volteen hacia la fiesta como consecuencia. 

Por eso lo escribo, al ver que la solución si la hubiera, es muy compleja y por eso entiendo que el problema es mayúsculo y que aquellos que queremos a la fiesta nos toca trabajar por preservarla, cada uno en la parte que le toca y si fuera posible, en unidad. No hay de otra. 

PLAZA MÉXICO: Temporada Grande 2016-2017 CARTELES – Entre Prisas y Carreras.

Javier Sordo, primer año, primera Temporada Grande. Foto: TAR.
Arq. Javier Sordo, primer año, primera Temporada Grande. Foto: TAR.

La  presentación de los carteles rompe la tradición y con el pasado que por oscuro y mal hallado parece ser el único objetivo que tienen las formas de la nueva era: olvidar lo de antaño. Además las nuevas formas exigen hablar bien de todo, no cuestionar. Lo único malo, más allá de que si en un mes puede caber casi todo el derecho de apartado, es que al intentar romper con lo anterior, la nueva era vuelve a caer con lo que trata de romper, la falta de apuesta por un toro diferente al de ayer, es decir, con la prisa de acabar antes, La México puede tropezar de nuevo con la misma piedra… y con el mismo pie.

Por: Luis Eduardo Maya Lora De SOL Y SOMBRA. Especial.

Sentaos taurinos y diletantes.

Calma, que las cosas en el toreo deben ser despacio. Ni con “ganas de reventar” como dicen los que saben porque “nada les embona”, dice la más corriente de las corrientes taurinas, sino solo ideas plasmadas con ganas de recordar la grandeza del arte del toreo y reflexionar sobre su futuro, que nos compete a todos.

Pensar, sí, complicada actividad para el oficialismo militante y la patronal taurina.

Pero antes de pensar, pasemos a imaginar.

Recordemos a Alameda:

“Con amplitud de Palacio y rigor de minutero//Debe ajustar el torero su tiempo por el espacio.//Ni de prisa, ni despacio y un tanto como al azar//Al aire de su persona, como Fuentes y Gaona, maestros del buen andar.”

Seguramente Don José, con su poético actuar, palpaba que las prisas son tan malas como la falta de espacio al andar. Fuentes y Gaona, quizá dando la vuelta al ruedo es la muestra taurina superior. Y al torear, no lo es menos, amplitud es necesaria para no apresurar. Liguemos entonces este su “Seguro Azar” del toreo con su manera tan particular de explicar la distancia, su célebre “un paso al frente y puede morir el hombre, un paso atrás y puede morir…” el arte de torear, para Alameda, ha de ser tan preciso como el (seguro) azar.

“Saber ver, saber estar…”, prosigue.

Es decir, todo en los toros tiene su distancia, ni más lejos ni más cerca, su sitio.

Y pongamos las cosas en el sitio correcto.

Más allá de formas, con las que no comulgamos, a la Temporada le falta espacio para respirarla y sentirla, semana a semana. La Plaza México quita su histórica tipografía de los carteles. Sobra amontonamiento en los carteles que puede agotar al aficionado mental y económicamente, requiere un mejor horario para que no llegue pronto el frío y, si los toros fallan, la aburrición. Sobra grandilocuencia y faltará grandeza si las entradas los días seguidos son seguidamente medianas.

La México no es para fines de semana con sabor a Feria.

Sumemos las novilladas y desde el viernes hay actividad.

En las formas, tan importantes, es omisa la Plaza México en nombrar a las cosas como son o quitar de los carteles la palabra “show”. No imagino a Don Antonio Ariza en aquella época taurina del ayer, llamar a un atractivo adicional, una cuadra o espectáculo ecuestre, de tal modo.

Tiempos modernos.

O no anunciar los toros por delante.

Esta omisión no podemos obviar, debemos cuestionarla porque es la más grave de todas, deja muestra de lo que la empresa ofrece en realidad, toreros. Solo que, quitando a José Julián Llaguno y, quizá, a El Vergel, los encierros son tan de poca esperanza que el toro, factor de cambio necesario, para romper con lo malo realmente del pasado, sigue estando en un segundo plano.

Si ustedes analizan cada encierro, desde Bernaldo de Quirós hasta Julián Hamdan, pasando por Teófilo Gómez y San Isidro, la programación de los encierros son la repetición del ayer, que por trillado, manso y descastado, no alientan ningún tipo de esperanza. Quiere decir que una mano de gato, un cambio en la decoración y la irreverencia en la forma taurina, solo hacen cambiar lo desechable, dejando intacto lo realmente esencial.

Y es innegable, a menor toro mayor toreros.

Cuando una Temporada Grande lo es por sí, no requiere inventarse una leyenda tan distante de lo taurino como “pasión hecha a mano” para saber que el arte no se “hace” y que la nueva cara de la Plaza México solo cambia de piel, pasa a cirugía estética sin hacer el cambio de sangre, la renovación en toros, principalmente, tan necesaria. Es más, varias de las combinaciones de toros y toreros ya las hemos visto en la propia Plaza México, a petición de parte diríamos cuales, porque son un puñado.

Y no nos sorprenderá que las corridas pasen la asignatura del trapío, no es favor, es obligación porque, no olvidemos, los precios suben y la Afición tiene la obligación, ya que el oficialismo informativo no puede serlo, de ser siempre exigente. Veremos si realmente, con edad y presencia ofensiva, pueden embestir, veremos que tan bien la Plaza México, ya sin la guerra fría contra su rival reciente ETMSA, hizo los deberes y reseñó a tiempo.

Si repite la formula autocomplaciente, la Temporada se caerá por lo más delgado: Los encierros, ojalá nos equivoquemos.

Pero lo inconcebible son las prisas, el amontonamiento de las fechas, la inexplicable aparición única de Fermín Rivera y Juan Pablo Sánchez, la injustificable aparición de Ginés Marín, Gerardo Rivera y Diego Sánchez, la innecesaria repetición de Fermín Espinosa “Armillita” IV y el forzado doblete de Luis David Adame. Porque quizá es uno de los más esperados pero, la vida no se agota en un solo acto.

Tal como parece que José Adame puede agotarse en la encerrona del doce de Diciembre, tal como lo vimos en Aguascalientes en Abril de 2015. Un torero que no cuenta con el máximo cartel a pesar de las orejas que ha cortado y que es un caso claro del torero de hoy: técnico por definición, artista por excepción. Veremos si al torero le alcanza esta gesta, primero para llenar la Plaza, el primer toro a lidiar en toda encerrona.

Considerando todo un mes de corridas de toros, esperemos, a cuestas.

Cómo brindar interés en las primeras doce sin tres de los cuatro ases del toreo: Ponce, José Tomás y “El Juli”, solo Morante está, otra vez, con los teófilos para variar un poco la costumbre. Dicen que están firmados, que como aquel toro de Xajay, serán “Pa’Enero” pero es muy posible que el bolsillo del aficionado aguarde precisamente para cuando estos vengan, antes no.

Quizá por ello no se hace oficial si habrá o no, televisión, en vivo y en directo.

Error si no se hace.

Y, nos pregunta la Afición, ¿Qué hay sobre la prohibición de carteles con mayoría extranjera? Nosotros contestamos como taurinos. Son perfectos, salvo por el integrante mexicano de cada uno de ellos y, a su vez, analizamos la Ley de Espectáculos: el anuncio es a favor del espectáculo pero contrario a derecho.

Esto no es cosa de pagar una multa, sino que la Delegación puede actuar tal como lo hizo en 2007 cuando Clausuró la Plaza, defendiendo y ganando el famoso amparo 1594/2007 del Juzgado Duodécimo del Primer Distrito en Materia Administrativa, concluyendo que aquel Artículo 47, en aquel entonces no restrictivo, era constitucional, hoy que mayormente lo es, con mayor razón.

La Ley es dura pero es la Ley.

No nos gusta la inflexibilidad tampoco nos gusta la transgresión a la Ley.

Pero nos gusta el toreo y aquí estaremos, los viernes de novilladas, los sábados de corridas, los domingos por regla y el lunes guadalupano, como está en nuestra sangre.

Así pienso yo, Así, ¿Lo creerá el resto de la Afición?

Esperamos sus comentarios a los carteles a continuación listados.

Suerte…

Twitter: @CaballoNegroII.

La otrora "Regia Inauguración" como premio, Bernaldo de Quirós.
La otrora “Regia Inauguración” ahora en sábado y como premio, Bernaldo de Quirós.
Xajay llega para los dos Adame y Roca Rey.
Segunda de Temporada, al día siguiente, Xajay llega para los dos Adame y Roca Rey.
Al fin, José Julián Llaguno vuelve a la Plaza México en el año de la partida de Don José Julián.
Tercera de Temporada. Al fin, José Julián Llaguno vuelve a la Plaza México en el año de la partida de Don José Julián.
La incognita sobre El Vergel, en su presentación en Temporada Grande.
Cuarta de Temporada. La incognita sobre El Vergel, en su presentación en Temporada Grande en la tristemente única tarde de Fermín Rivera y la confirmación de José Garrido.
quinta-corrda-3-diciembre
Quinta de Temporada. Castella y El Payo con una de sus ganaderías predilectas en la segunda aparición del joven Adame.
Una ganadería con varios petardos encima para una terna desigual.
Sexta de Temporada. Una ganadería con varios petardos encima para una terna desigual con la única e inexplicable tarde de Juan Pablo Sánchez..
Choque entre Castella y Talavante a la espera de Montecristo.
Séptima de Temporada. Choque entre Castella y Talavante a la espera de Montecristo.
Octava de Temporada. Barralva para el Payo, una vez más en la segunda tarde de Roca Rey y la única de Silveti.
Octava de Temporada. Barralva para “El Payo” una vez más,  la segunda tarde de Roca Rey y la única de Silveti.
Novena de Temporada. Vuelve Morante tras el año pasado, con Teófilo de nuevo y en el encontronazo con Manzanares. Inexplicable la confirmación.
Novena de Temporada. Vuelve Morante tras lo del año pasado, con Teófilo de nuevo y en el encontronazo con Manzanares. Inexplicable la confirmación.
Décima de Temporada. La encerrona catorce de la historia en lunes guadalupano para José Guadalupe Adame.
Décima de Temporada. La encerrona catorce de la historia en lunes guadalupano para José Guadalupe Adame.

Todos los festejos a las cinco de la tarde.

CARTELES DE ANIVERSARIO 

photo_2017-01-13_15-38-39
Los Carteles de La México están aquí… para juicio de todos.

Esta es la cartelera para la segunda parte de la temporada, para mayor información siga este link: Corridas de Aniversario

  1. DOMINGO 22 de Enero: 6 Montecristo, 6 para Miguel Ángel Perera, Juan Pablo Sánchez y Diego Silveti;
  2. DOMINGO 29 de Enero: Un toro para rejones de El Vergelpara el rejoneador Jorge Hernández Gárate y 6 Los Encinos, 6 para Sebastián Castella, Octavio García “El Payo” y Andrés Roca Rey
  3. SÁBADO 4 de Febrero: 6 Fernando de la Mora, 6 de Eulalio López “Zotoluco” que se despide y Enrique Ponce. Mano a Mano;
  4. DOMINGO 5: Corrida del LXXI Aniversario. 6 Teófilo Gómez, 6 para “Morante de la Puebla”, Julián López “El Juli” y Luis David Adame que confirma alternativa;
  5. DOMINGO 12: 6 Barralva, 6 para Paco Ureña, que confirma alternativa, Arturo Saldívar y Sergio Flores; y
  6. DOMINGO 19: Dos toros para rejones de Los Encinos para Hermoso de Mendoza y 6 Jaral de Peñas, 6 para Joselito Adame y dos triunfadores de las anteriores corridas.

NOTA De SOL Y SOMBRA:

Convocamos a la Afición, tal como amablemente hicieron en el anuncio del Elenco a hacer notar su voz y opinión contestando el correo para los suscriptores o dejando comentario debajo de esta entrada.

Agradecemos su atención.

Atte.

De SOL Y SOMBRA.