Archivo de la etiqueta: Arturo Saldívar

Arturo Gilio incluye encaste Domecq-Parladé en su ganadería

Por Francisco Vargas M.

El matador de toros en el retiro y ganadero Arturo Gilio Hamdan, ha incluido a su ganadería que lleva su nombre, una línea nueva encaste Domecq-Parladé, esto tras haberse asociado con el diestro Arturo Saldívar, quien en el Estado de Michoacán empezó a formar una ganadería de reses bravas con dicho encaste, vía Santa María de Xalpa y La Joya, bajo el nombre de “Santa Cruz de Retamar”, pero sin tener registró en la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia.

De esta manera Arturo Saldívar, pasó todo su ganado a la dehesa de Gilio; donde ya pace el ganado y que será lidiado bajo el nombre de Arturo Gilio.

En días pasados Gilio tentó cuatro vacas de lo mexicano y doce de lo español, obteniendo estupendos y positivos resultados, siendo el tentador el matador Arturo Saldívar así como el novillero sin caballos Arturo Gilio (hijo), ante la presencia de invitados especiales como don José Antonio González
Esnaurrizar
, propietario de la dehesa de La Joya.

Cabe recordar que en el año de 1994 fue cuando Arturo Gilio Hamdan se inició como ganadero al adquirir la dehesa que en 1975 fundó don Manuel Ernesto Arce en Coyame, Chihuahua; en el rancho “La Lagrima” con vacas y sementales de Jesús Cabrera, además de un semental de Cerro Viejo.

Posteriormente la trasladó donde actualmente se encuentra en Mapimí, Durango; en el rancho “El Peñolito”, divisa color verde botella, rojo y negro;
donde en 24 años ha logrado una reconocida ganadería, misma que en su búsqueda por tener un toro que le permita el triunfo a los toreros, tomó la decisión de cambiar toda su simiente, incluyendo ganado de Jesús Cabrera, Garfias, Santa Bárbara y Herederos de Teófilo Gómez.

En lo que se refiere al ganado español Arturo Gilio (hijo) lidió un astado en el Festival Taurino que se celebró en Zacatecas, recibiendo arrastre lento y otros dos novillos en Ciudad Lerdo, Durango; con arrastre lento a uno de ellos.

Sobre su debut en corrida de toros, Arturo Gilio tendrá listo un encierro para enero o febrero del próximo año 2019.

De esta manera manejará dos líneas en su ganadería.

Fuente: Zócalo

Anuncios

El Río Seco – Temple Inacabado de Juan Pablo Sánchez en plena debacle de La México.

Pase del desdén de Juan Pablo Sánchez, perfecto con la muleta, fatal con la espada.

Falla, y de qué manera, el encierro de Fernando de la Mora. Su inaceptable presencia, desesperante mansedumbre y debilidad, no hacen mas que demostrar que, hoy, todo lo que toca La México, está bajo sospecha. Ya sin contrapesos, la Monumental ya no es referencia, turbio es su ambiente y, por ello, la gente castiga y elimina gradualmente la expectación y el interés de una de las otrora grandes fechas: el último domingo de enero de este año pasa a la ignominia dada la ineptitud y la nulidad de actuación de la empresa más rica de la historia pero la de menos frente taurina. Solo el ritmo, el temple y bien hacer de Juan Pablo Sánchez rescata con su muleta pero entierra con su fallida espada los únicos momentos taurinos de una tarde terrible para Saldívar y espantosa para Marín, cuya presencia muestra los peores males de la presente administración.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Plaza México.

Si hay un ganadero al que respetamos, sí, aunque algunos consideren esto increíble, es Fernando de la Mora Ovando. Lo hemos dicho muchas veces, de 2006 a 2012 perdimos los mejores años de la divisa amarillo y blanco por un capricho empresarial.

Ahora por otro capricho lo tenemos que ver en horas muy bajas.

Pésimas quizá.

Fernando de la Mora sabe muy bien qué es lo que echa, lo que tiene y lo que vende. Por eso el marasmo de hoy en La México tiene explicación: vende de segunda porque escogen y pagan de segunda, quizá, de tercera.

Peor aun, él vende,

Pues los cinco lidiados, de auténtico escándalo, son el fracaso empresarial más sonado pues la actual administración, con todo su dinero, con todo el antecedente y con toda la pompa y circunstancia que la rodea, no parece tener en la frente el suficiente taurinísimo ni el suficiente nivel de influencia para impedir que pase esto.

Recuerdo a uno de los “amigos de la Empresa” actual pidiendo guardar las formas por el cambio de logotipo de la Plaza México, ese que la antigua administración perdiera en favor de la Secretaría de Hacienda, el famoso óvalo rojo, resultaba que esta administración quería distanciarse de las viejas formas.

Con lo de hoy están más cerca que nunca.

Ya no ahondemos en lo que ha sido la conformación del cartel, haber puesto a Ginés Marín sin ningún mérito en esta Plaza, únicamente por ser apoderado por los socios de la Empresa aflojó la expectación y resto importancia, un nombre que dice nada y menos con la manera en que se deja enganchar por la rata corrida en tercer lugar. Enfundado en traje de sombras que le resta categoría y personalidad, ese cabeceante tercero le mete en problemas.

Solo una tanda donde pisa firme, liga derechazos pero Marín muestra lo que desde novillero ha enseñado en México: incomodidad, ya no digamos al matar. Cómo la empresa incluso no hace las cosas a favor de los suyos somete a Marín a un bochornoso doble incidente.

La devolución de un toro y la aparición de un mulo como sobrero.

Devolver a un toro por falta de trapío es el peor desprestigio para una Plaza de Toros.

Más como La México. La Empresa tolera y emprende, en vez del bien hacer y la captación de sólida clientela taurina, la falta más recurrente al adolecer del principal cimiento taurino: el toro. El sexto es el más cornalón de la ganadería titular pero el hartazgo y lo alargado de cara, lo feo de hechura, lo estrecho, lo falto de remate, revienta la bronca que trae el horrible sobrero, corraleado sobrero de Montecristo que se defiende.

Y tal como Ginés se muestra, rebasado e incapaz, el triunfador de Madrid se hunde en doble voltereta por tanto afán de no someter de hacer ascos al toro en vez de torearle y, con tanto gorrón en el callejón, uno de sus asistentes al tratar de ayudar sale zarandeado y hasta lastimado, este taurineo infame es el que muestra escenas como las de ayer, toro devuelto, sobrero corraleado, toreros incapaces, lluvia y las esperanzas taurinas como el clima.

Tres recordatorios, toro vivo y el recordatorio que los recomendados no caben aquí.

Saldívar, igualmente, da el paso atrás.

Ocurre que este torero está en todo menos con la cabeza en el sitio, sorprendido de salida toma el olivo. Está en la postura de componer la figura dejando pasar la embestida de un lote compuesto por un terriblemente mal presentado segundo y el remiendo de Xajay, serio y bravo de inicio, que le incomoda por falta del sitio y valor suficientes para quedarse quieto. Con el tercero que cabecea, más pendiente está por voltear la montera con los machos para abajo que por mandar a un toro que le atropella lo que quiso y le engancha peor.

Está fatal con el quinto con el que no para y al que trata terriblemente de parar sin conseguirlo. Saldívar ha sido solo un espejismo que confirma hoy su realidad.

Y queda Juan Pablo Sánchez, única esperanza de que la calidad y el mérito impongan y valgan. Todo esto contrasta con el encierro, astados impresentables por fuera y también por dentro, ¿Qué tendrá que decir Othón Ortega al respecto? Someter a un torero de esta valía a este tipo de escándalos es el verdadero daño a la Fiesta. Por ello, con todo y lo firme, lo vertical y muy templado que está con el primero de la tarde, Sánchez llega poco al tendido, que se molesta con la presencia y la debilidad del que abre Plaza.

Aun así, el hidrocálido, que omite cualquier intento con el capote, logra hacer andar y sostener la horizontal del débil, a partir de un muy claro entendimiento, se queda quieto y ajusta la embestida del toro a su dictado, no solo templado sino despacioso por ambos pitones. Sánchez, torea cumbre con la derecha pero pincha hasta dividir la Asamblea.

Sánchez lo sabe y por eso se tapa cuando entusiastas piden saludar en el tercio.

Entonces, enfrenta en cuarto turno a un torete que anda de forma boyancona de salida y que tras los lances casi clava los pitones en la arena que protesta ante un puyazo doble, el primero trasero, que huye en cada capotazo tras los pares de banderillas y que no es ni mucho menos un muestrario de bravura.

El diestro brinda a la generalidad.

Entonces alumbra el camino, a la distancia necesaria para no estorbar aliviando la embestida en los doblones hasta abrirse muy torero a los medios y desahogar sobre la mano derecha. Es palpable como hay una aflicción de la casta del nombrado “Río Dulce” que no aparece y cuyo cauce solo es reparado por los derechazos perfectamente en el sitio, largos y completamente templados que traza Juan Pablo en una breve pero intensa primera tanda.

Luego cuando el toro resiente el sometimiento de hierro y de seda la vez, finta con salir con la cara arriba, los muletazos son de tal acabado que bastan solo tres para trazar el cambio de mano por la espalda y cerrar con la zurda el de pecho, de tan lentos podrían haber durado lo que duran seis de diestros más revolucionados.

Arrebata Juan Pablo, sin arrebatarse él.

Entonces, a ese mismo compás, Sánchez se crece casi sin reponer y liga los derechazos de trazo perfectos que abrocha con el martinete y el cambio de mano mejor trazado de toda su actuación, un remate abajo que abre el camino del río de su muñeca hacia el pitón izquierdo donde, igualmente, vuelve a bordarlo.

Arte, clase y tempo largo en la medida distancia y tiempo exacto.

Desfile de forma y despliegue de fondo, magistral.

Y prosiguió la obra hasta el camino de la redondez, apenas una capetillina entrelazada, Sánchez se gusta en la dosantina y también en el derechazo en rendondo por completo y el pase, soberbio, de la firma.

Solo que es demasiado para el burel.

Que se escurre.

Que se raja.

Y que levanta la cara cuando Sánchez alarga la faena, innecesariamente, entra a matar en la suerte contraria y, claro, para variar, pincha. Dejando el destino, su inclusión en el 5-F, en manos de otros tantos afectos al adamismo y desafectos al toreo bueno.

Que se rubrica con las orejas. Dice un buen aficionado: “No se puede estar tan mal luego de estar tan bien.”

En absoluto.

Ojalá que no quede fuera de una fecha clave donde por calidad debe estar pero donde sus fallas con la espada lo empata en cantidad con otros cinco.

Ya veremos que ofertan el lunes.

No confiemos en la empresa, empecinada en ensuciar el río de la torería.

Y peor, aun, el de la categoría de la Plaza.

Texto: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2017-2018. Domingo, Enero 28 de 2018. Décima Primera de Derecho de Apartado. Menos de Un Cuarto de Plaza en tarde muy fría con viento fuerte y molesto a partir del quinto y fuerte lluvia al final de la corrida.

8 Toros, 5 de Fernando de la Mora (Amarillo y Blanco) pitados de salida. Rechazados varios en la semana y remandado el quinto turno. Impresentable, el sexto turno ha sido debidamente devuelto, un encierro de segunda. Manso y débil, salvo el segundo que sacó algo de casta en la muleta; 1 de Xajay (Divisa Rojo y Verde) el quinto. Serio y bien hecho, con bravura ha sido pesimamente lidiado. Y 1 de Montecristo (Divisa Obispo, Oro y Verde) Grande y corraleado, sobrero que sustituye al sexto, corraleado y con edad, sacó malas ideas.

Juan Pablo Sánchez (Malva y Oro) División y Ovación con Saludos. Arturo Saldívar (Obispo y Oro) División y Silencio. Ginés Marín (Aguamarina y Azabache) Pitos y Silencio tras Tres Avisos.

Mala tarde de las cuadrillas banderilleando a contraquerencia y mal colocados, enganchados y a la media vuelta, aun así, tras pasar en falso Diego Martínez se desmontera inmerecidamente en el segundo tercio de la lidia del quinto.

Al finalizar el paseillo se rinde minuto de homenaje en memoria del ganadero Luis Álvarez Bilbao, de Barralva, y el Juez de Plaza, Matador de Toros Ricardo Balderas, fallecidos lamentablemente en la presente semana.

RECAPITULANDO: Tropieza Jaral de Peñas – Posible Vuelta de Arturo Saldívar.

Así embistió el jaraleño “Bienvenido” al natural de Arturo Saldívar, solo el viento impidió llegara el remate de la faena. FOTO: SuerteMatador.com

Grave descalabro a la Temporada. Hermoso de Mendoza sufre de ese síndrome tan mal extendido entre todas las figuras del toreo y que implica, esta vez, la captura por parte de Bernaldo de Quirós de la voluntad y de las posibilidades taurinas en la Plaza México. Esta ganadería marca el tropiezo del rejoneador navarro en la peor entrada que se le recuerde y en la tarde más gris que podamos apuntarle. Tristemente Valadez y Cayetano exhiben sus carencias ante un encierro manso pero con ciertas posibilidades y, con el único toro bravo del encierro, Arturo Saldívar muestra síntomas de recuperación pese al siempre exagerado “show” de Jesús Morales que premia y homenaje hasta a las palomas que pasan.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Plaza México.

Siguen las figuras, esta vez Hermoso de Mendoza, equivocando el razonamiento.

Ahorrándose esfuerzos acaban en la vergüenza total. La tarde de Hermoso hoy en La México ha sido para formarle la bronca pero, este también es un riesgo ya medido, a la asistencia capitalina también le han quitado la casta. Lo ocurrido con el navarro, al verle sin enemigo alguno al frente, tanto en presencia como en nula bravura, se habría castigado con aquel público reaccionario del ayer con no sola indiferencia de hoy sino con un severo mítin.

Hoy ya no pasa porque se ha acostumbrado la gente a conformarse. Como “es muy difícil negociar con las figuras” tenemos que tragarnos las dos birrias cárdenas que vuelven a pisotear el color de la divisa y la importancia de la Plaza México.

Javier Bernaldo no entiende.

Di de orgullo ni de dignidad.

Y si lo juntamos con Don Pablo el abuso adquiere proporciones monumentales, como la imposibilidad de hacer embestir al bernaldo no por otra cosa sino por la aflicción, lo abrumado que quedan ambos ejemplares y el susto que les provoca tener delante de sí a todo un peso completo cuando ellos apenas a categoría mínima llegan. Sumado esto a la mansedumbre, ningún activo del portafolio mendocino consigue el milagro.

El villamelonaje aun aplaude pero el aficionado responde con un arma moderna.

El desdén, la indiferencia, la más peligrosa de todas las actitudes.

Esto puede y debe tener arreglo, mismo que está en la corrida de los señores Barroso que siempre ilusiona. Solo que, desde el primer instante, se encuentra con una preocupante tendencia a la querencia generalizada. Así abre la tarde con la confirmación del joven Valadez, el muchacho hidrocálido que ha ganado en dureza pero que ha perdido en frescura y a quien privaron, sabrá Dios por qué, de venir de novillero a la Monumental.

La minoría le espera pero para la mayoría Leo Valadez es un desconocido más.

Esto pudo cambiar con el manso primero, al que lancea y que deja a su aire, el jaraleño busca y consigue doblar contrario en cada capotazo. Leo tolera, le deja hacer lo que le viene en gana, también en el quite. Como las cuadrillas no abonan en nada con el capote, desde la contraquerencia, pasada la ceremonia de confirmación, con notorio nerviosismo, Valadez trata al astado como si de un toro normal se trata.

La cosa acaba en el tercio frente a toriles.

Ahí el manso embiste, será manso pero casta tiene y toma largo el engaño, por un momento, pese a su imparable velocidad, Valadez corre la mano con emoción, crece con la izquierda y, tras pases diestros, la faena no termina por romper, ni el hidrocálido en centrarse por esa necedad de sacrificar la línea natural del toreo, echar hacia fuera, e ir por el trazo invertido que convierte, tristemente, la dosantina en enredadina y al temple en empujón.

Y la faena en enganchón y el pinchazo que enfría todo.

Entonces el festejo se congela en el frío y la mansedumbre.

El juego del encierro empaña cualquier intento ulterior de Valadez al que traen a la trágala a estrellarse y lo acentúa la falta de sitio, atinencia y, principalmente, solvencia de Cayetano que termina, por mal colocado, dando la espalda a los testigos en la confirmación, y que, ya en el ruedo, no se está quieto al no poder quitar la protesta al segundo al que no es capaz de quitárselo de encima con lo que de un torero como él se espera.

Lo mismo con el segundo, difícil, que vale poco. Rivera Ordóñez no muestra ni la raza de lo uno ni la majestad de lo otro. Se ve rebasado desde que Saldívar muestra, ante ese toro, que el manso requiere quietud y largueza. Lo muestra en un tremendo quite combinado, las chicuelinas le salen que ni pintadas, no obstante las tafalleras resultan algo enganchadas.

Quieto se queda y remata vertical la rebolera que enciende el tendido.

Cayetano se guarda el capote, solo intentaría algo más en el cuarto con el que impensadamente se va de rodillas al inicio, acaba la cosa muy mal, incluyendo, otra vez, la indiferencia. De nuevo, como en 2009, .

Entonces Saldívar revuelve el río y alcanza a salirse para pescar en él.

Así se encuentra al muy largo, algo destragado pero bien armado “Bienvenido”, nombre de toro célebre, más para este encaste, al que no insiste en veroniquear al ver su tendencia a la querencia, situación que duraría, salvo con el caballo, durante el resto de los primeros tercios. Saldívar remata el saludo con tijerilla y no comete el error de querer hacer quites ni acentuar la tendencia a la querencia del negro astado.

Al contrario, se afana en que, ese trote suelto, no se prolongue y presto se va a los medios, tras brindis general, donde tras pase cambiado por la espada, pega de largo la arrucina invertida en dos ocasiones que provoca, tras la segunda, la vuelta natural y pujante del toro sobre el lado izquierdo al que responde el torero con soberbio cambio de mano y desahogo por alto en el de pecho.

Pero llega el viento y, quizá por ello, el amontonamiento.

Pues tras una primera tanda larga y emocionante de derechazos, exprimiendo el tranco largo y entregado, por humillado, de la embestida del toro, y otra más, la necesaria tanda de naturales se estropea posterior al tercer muletazo de esa tanda, el viento y la imposibilidad de Saldívar de ganar un paso entre pase y pase provocan que el toro le invada el sitio y se venga con mucha emoción sobre la muleta.

Cierto es que sale un tanto suelto al final de cada muletazo.

Cierto es que Saldívar se refugia en el tercio y el toro afloja para terminar desparramando la vista y en las tablas pues lo que se habría hecho con él era con la famosa sentencia de “Antoñete”: “Pronto y en la mano”, cosa que el viento ha impedido.

De ahí viene el cierre haciendo el poste de Saldívar en la joselillina con la emoción que da el toro arrancando de largo al que, inexplicablemente, pincha.

Debió perder la oreja.

Tal como Jesús Morales, otra vez, pierde la honra al premiar, malamente con una oreja que no pide la mayoría y un arrastre lento algo discutible por tantas vueltas contrarias por tanto salir suelto.

La emoción enciende el frío ambiente, la casta incendia el palpitar taurino, orejas a un lado, homenajes de menos. Pocos entienden la necesidad de público: no queremos orejas, queremos casta. No queremos modelos, queremos toreros.

Veremos quién lo quiere entender.

Texto: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2017-2018. Domingo, Noviembre 26 de 2017. Segunda de Derecho de Apartado. Menos de Media Plaza en tarde fría con viento que molesta la lidia a partir del tercero. El Juez de Plaza, que responde al nombre de Jesús Morales, no valora la correctamente la petición NO mayoritaria luego de la muerte del tercero y premia equivocadamente al tercer espada, así como exageradamente otorga el Arrastre Lento al tercero.

8 Toros, 2 para rejones de Bernaldo de Quirós (Rojo, Obispo y Verde) Impresentables por anovillados, ambos mansos y sin fuerza, pitados en el arrastre. Y 6 de Jaral de Peñas (Divisa Obispo, Amarillo y Blanco) pareja de pinta negros todos, aunque dispareja de trapío, destaca especialmente el lidiado en segundo lugar, negro, alto y con seria cabeza: bravo y con casta de inicio aunque acaba suelto y hacia la querencia. Homenajeado exageradamente al tercero, nombrado “Bienvenido” número 168 de 490 kilogramos, con el Arrastre Lento. El resto mansos y con tendencia a la querencia, no obstante el primero, manso de inicio, termina encastado y embiste en toriles.

El Rejoneador Hermoso de Mendoza, Pitos y Pitos. Cayetano (Tabaco y Oro) Silencio y Silencio tras Aviso. Arturo Saldívar (Azul Noche y Plata) Oreja Protestada tras Aviso y Silencio tras Aviso. Leo Valadez (Blanco y Plata) Ovación y Silencio.

El tercer espada confirma su alternativa con “Arrogante” número 171 de 477 kilogramos de la ganadería titular.

Pésima tarde de las cuadrillas con la capa. Tras parear al segundo de lidia ordinaria saluda Jonathan Prado.

 

Lunes @Taurinisimos 137 – Arturo Saldívar y @deJaral @ La México. Alternativa de Colombo en Acho.

Tijerilla de Saldivar a “Bienvenido” de Jaral, esto y más en @Taurinisimos. Foto: SuerteMatador.com

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del lunes 27 de Noviembre de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada Grande 2017-2018.

Análisis 6 de Jaral de Peñas, 6: Cayetano, Arturo Saldívar y Leo Valadez, confirmación de alternativa. Bernaldo y Hermoso de Mendoza.

Tentadero en Jaral de Peñas.

Castella y alternativa de Colombo en Lima.

Recuerdo Saldívar y “Avellano” de Jaral de Peñas, indultado en Pachuca.

La próxima emisión de @Taurinisimos será el próximo viernes 1 de Diciembre de 2018 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

EN VIVO: Hoy 9 pm Lunes de @Taurinisimos 137 via @RadioTVMx – Arturo Saldívar y Jaral de Peñas.

Arturo Saldívar en la arrucina ante “Bienvenido” de Jaral de Peñas, hoy la faena en @Taurinisimos. Foto: SuerteMatador.com

Prosigue la Temporada y prosigue el análisis con la segunda de Temporada Grande, @Taurinisimos presenta el resumen de la corrida de Jaral de Peñas con Arturo Saldívar y su oreja, la alternativa de Jesús Enrique Colombo en Lima con el triunfo de Sebastián Castella. También el anuncio de la despedida de Juan Jose Padilla que se va de los toros en 2018.

Por: De SOL Y SOMBRA. Redacción.

Hoy, en lunes, en punto de las nueve de la noche hora de la Ciudad de México, @Taurinisimos analizará el resultado del cartel de ayer domingo con el que prosigue la Temporada Grande en la Plaza México.

Hablaremos del anuncio de Juan José Padilla y su próxima despedida en 2018, recordaremos su triunfo en 2013 en la Plaza México con los toros de San José.

Tentadero en Jaral de Peñas con Cayetano, Arturo Saldívar y Leo Valadez previo a la corrida en la Plaza México, Segunda del Derecho de Apartado. También recordaremos al indulto del toro “Lantano” de Jaral de Peñas indultado por Pachuca en 2014.

Alternativa de Jesús Enrique Colombo y triunfo de su padrino, Sebastián Castella en Acho, Feria del Señor de los Milagros, Lima 2017.

Estos y otros temas de actualidad, hoy en punto de las 8 de la noche a través de http://www.radiotv.mx en vivo y, posteriormente, en el canal de YouTube: TaurinisimosTV.

Aquí la liga: https://youtu.be/uONpx44sk1U

Conducen Miriam Cardona y Luis Eduardo Maya.

Esperamos contar con la participación de la Afición taurina.

Twitter: @Taurinisimos.

El horno no está para bollos en la Plaza México

Por Juan Carlos Valadez – De SOL y SOMBRA.

La segunda corrida de la temporada grande ha sido un jaral de penas para el público, toreros, ganaderos, empresa y especialmente para el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza.

Pablo Hermoso finalmente ha terminado por echar al público de la Plaza México en base a sus imposiciones, mañas y cada vez menos toreo.

Un revolucionario en sus mejores tiempos, hoy es una caricatura fría y mecánica de lo qué alguna vez fue este histórico rejoneador que actualmente sigue armando sus shows en la provincia mexicana, pero ahora de la mano de su hijo, como lo haría el gran cantante y actor Antonio Aguilar cuando acabo incorporando a toda su familia en sus presentaciones ecuestres.

Pero la CDMX no son los Altos de Jalisco y ayer no le perdonaron sus faltas de respeto y profesionalismo hacía un público que le dio todo en su momento. De cínica calificaría su actuación, porque no hay otra manera de justificar la actitud del navarro al no tener anunciados con anticipación los dos toros que lidiaría y posteriormente presentarse con dos astados anovillados y exageradamente despuntados de Javier Bernaldo, a los que además pasaporto de dos arteros bajonazos.

La rechifla para el navarro fue sonora y el repudio general, mismo que se reflejó en el tendido con la peor entrada para ver al jinete navarro de los últimos diez años.

Cero y van dos. El Juli y Pablo Hermoso han engañado y abusado en apenas dos corridas de la nobleza del público capitalino que ya comienza a hartarse y que poco a poco les empieza a dar la espalda. El Juli no lleno el númerado y Pablo Hermoso apenas cubrió un tercio del aforo.

Se encienden nuevamente los focos rojos y si para el próximo domingo la empresa y los toreros no rectifican con el ganado previamente anunciado, el público también le dará la espalda a EnriquePonce, porque los mexicanos ya nos cansamos de tanto cinismo de las figuras extranjeras.

Pero si los focos rojos se encendieron para la empresa en cuanto a las entradas, en el aspecto ganadero ya tronaron completamente y es que los toros de Jaral de Peñas también fueron un jaral de penas el día de ayer.

De los seis toros lidiados solo uno saco algo de genio, por cierto, algunos “ilusionistas” lo confundieron con bravura entre un torbellino de mansedumbre.

Fallaron sin excusas los Juanpedros mexicanos, pero no solo en el lamentable juego qué dieron, también lo hicieron en su presentación terciada con lo que perdieron entre los aficionados exigentes, una gran parte de la credibilidad que en los últimos años esta casa ganadera había conseguido en la Plaza México.

Ante un encierro tan descastado, los toreros de a pie pasaron las de Cain y solo la firmeza de Arturo Saldívar con el primero de su lote, emociono por unos minutos al tendido.

La de Saldivar fue una aguerrida y desaliñada batalla ante un toro manso con algo de genio que no le regaló nada, pero al que le corto una oreja después de escuchar un aviso. Inexplicablemente y para poner la cereza en el pastel de lo irracional, el juez Jesús Morales premio al de Jaral con un arrastre lento. Aquí me pregunto ¿A quien defiende la autoridad?

Por su parte Leo Valadez que confirmó su alternativa, dejo algunos destellos de su toreo y sus ganas de querer destacar pero no tuvo material para el triunfo.

De la actuación de Cayetano Rivera solo hay que decir que se le vio fuera de ritmo y con muy pocos argumentos técnicos para cumplir decorosamente con su actuación.

Y como bien dijo al finalizar el festejo el gran cronista Luis Eduardo Maya: “Pero que no se angustie la Afición… el próximo domingo vienen Teófilo Gomez y Julio Delgado. Los famosos encierros plurinominales.”

Ante esta sentencia que más que sentencia es una advertencia, se dice que Enrique Ponce y la administración de José Adame estarían intentando cambiar el encierro ante el petardo de los teofilitos y el descontento de la afición.

Porque señoras y señores, la realidad es que el horno no esta para bollos.

Tiempo al tiempo.

Twitter @Twittaurino

Ocho con Ocho: Uno de ocho Por Luis Ramón Carazo

Uno de las ganaderías más preocupadas, por el equilibrio en nobleza y acometividad con codicia, es la de Jaral de Peñas, ganadería fundada por Don Luis Barroso Barona hace más de 40 años y desde su sentido deceso, está en manos de Juan Pedro Barroso su hijo, pero como dice el refrán: “al mejor cazador se le va la liebre”

El domingo 26 de noviembre de 2017 en La México, el encierro de la ganadería queretana rayó en la mansedumbre e incluso al primero de la tarde, el de la confirmación de alternativa de Leo Valadez, algo le faltó remate en la parte anterior del astado, lo cual es poco común en esta casa ganadera.

Entendemos que el más preocupado será Juan Pedro y por ello no me extiendo más en el comentario, pues me es difícil externar una opinión cruda y desfavorable cuando conocemos la filosofía del grial de Jaral de Peñas de la fijeza, celo, alegría y codicia en las embestidas.

Ya vendrán tiempos mejores y así se vio en el primer toro del lote de Arturo Saldívar, de nombre Bienvenido que resultó un ejemplo del buen toro en tanto acometividad, fijeza y codicia muy bien aprovechada por cierto por el torero avecindado en Aguascalientes, en particular en la fase de muleta, en dónde instrumentó en el centro del ruedo, entre otros, unos muletazos muy emotivos que me recordaron a Miguel Ortas, torero madrileño qué vive en México desde hace más de sesenta años.

Algunos habrán descrito a los muletazos iniciales de Arturo como Arrucinas; sin embargo para que así fuera, hubiera sido necesario primero un pase de derecha, Miguel pegaba el pase citando dando el pecho y lo ejecutó por primera vez en Las Ventas como novillero en 1950.

La prensa madrileña bautizó la suerte como una derivación del muletazo de Arruza, como Ortinas, y curiosamente la faena la concluyó Arturo con Bernardinas; pase creación del torero catalán Joaquín Bernardó, quién alguna vez reconoció haberse inspirado para una variación de la Manoletina, en el pase de la Ortina.

En fin datos para aderezar la calidad del astado premiado con arrastre lento por Chucho Morales y la oreja a la espuerta de Arturo, quién dio muestra de recuperación de estado de ánimo, y solo por el defecto de la colocación de la espada en la suerte suprema (en donde con valor ofreció el pecho) se privó de un trofeo más, dados el entendimiento y aprovechamiento de las buenas cualidades de Bienvenido.

A Cayetano Rivera Ordoñez, le correspondió un lote muy soso, igual que resultó el par de astados de Bernaldo de Quirós para Hermoso de Mendoza, ambos pasaron de puntillas en su presentación en la Temporada Grande.

El confirmante Leo Valadez, demostró que está muy bien preparado y que la inversión por parte de Espectáculos Taurinos de México, en su carrera en Europa hasta su reciente alternativa en Zaragoza, ha sido aprovechada, dado el sitio que a pesar de sus pocas corridas de toros ya se le nota, al tiempo le dejamos lo que presagio, pudiera ser una carrera muy brillante.

Así las cosas, esperamos la tercera corrida, en dónde pudiera haber un cambio en el encierro de dos ganaderías para Ponce, Joselito y El Payo, al rejoneador JorgeHernández le corresponderá seguramente, uno de El Vergel.

Los honorarios del torero de Chiva por cierto, serán donados a los damnificados por los sismos y desde luego con sumo interés iremos a constatar el tercer capítulo de la Temporada Grande capitalina, 2017-2018.

Ya veremos que sucede, diría un ciego.

Feria de Zacatecas: Un Paraíso de Mansedumbre 

Arturo Saldívar. Foto 📸 NTR Toros Twitter.


Toros mansos hasta la desesperación, inválidos y moribundos, que pedían clemencia con la mirada y daban pena, terminaron por afectar la segunda corrida de la feria.

Por J.C. Valadez para De SOL y SOMBRA.

Zacatecas, Zac.- El público manifestó su poco interés hacia la fiesta brava este fin de semana en Zacatecas con su ausencia en la Monumental.

Fue una pena ver nuevamente los tendidos semidesiertos durante la segunda corrida de la feria pero: ¿De quien ha sido la culpa?

La empresa y los toreros dirán que es culpa de la aficion, pero cuando no hay comunión entre la empresa y los aficionados es imposible que en circunstancias como estas, cuando la feria taurina necesita más apoyo que nunca se de el altruismo y el romanticismo de los aficionados para apoyar la causa.

Prueba de ello son las malas entradas para las dos primeras corridas y si a esto le sumamos la mansedumbre de los encierros lidiados y el alto precio del boletaje, la combinación es letal.

Pero los taurinos siguen tan campantes como si nada de esto pasará y sin hacerse un examen de autocrítica e inclusive algunos hasta se molestan con la crítica libre esa que no pueden controlar porque no la pagan, ni les pide pases, abrazos o arrumacos.

Afortunadamente en este 2017 en México el sol ya no se tapa con un dedo y existen espacios como De SOL y SOMBRA, en donde existe la libre expresión para manifestar nuestras ideas y conceptos.

Pero regresando al segundo festejo en realidad hay muy poco para el apunte, el encierro de la ganadería de Valparaíso fue deleznable por su invalidez, su extrema carencia de casta y su presentación.

Es increíble que año con año sigamos viendo estos toros tullidos, sin raza, algunos muy justos de presentación y que tan solo abonan al aburrimiento y provocan que el aficionado se alejé de las plazas, y aquí me vuelvo a preguntar: ¿La culpa es del aficionado?

Las tres martires que tuvieron la desgracia de tragarse la insoportable corrida de Valparaíso fueron Ignacio Garibay que sustituyó a Sergio Flores, Arturo Macías y Arturo Saldívar.

De los tres toreros Arturo Saldívar es el que mejor momento vive y dejó su toque de distinción con su primero y hasta consiguió meter en la muleta al morucho que cerró plaza de Valparaíso, un manso de solemnidad pero que tuvo más movilidad, misma qué Saldívar aprovecho en algunas series, de donde sobresalio una por naturales. Al final cortó una oreja  y nuevamente nos demostró que es un torero en ascenso, ya que se le ve muy centrado y más maduro.

Arturo Macías salio como un tractor en el quinto y extrajo agua de una piedra mediante un trasteo eléctrico pero efectivo, en dónde destacó su pundonor por agradar a la escasa concurrencia. No perdono con el acero y se llevó una merecida oreja.

Nula suerte tuvo Ignacio Garibay, que pasó por la feria con más pena que gloria a causa, fundamentalmente, de la pésima clase de sus toros.

Y así, la fiesta brava es imposible.

Ficha del Festejo: 

Zacatecas, Zac.- Plaza Monumental. Segunda corrida de feria. Un cuarto de entrada, en tarde nublada. Seis toros de Valparaíso, algunos justos de presentación, mansos, y descastados.

Ignacio Garibay: Silencio y pitos tras dos avisos.

Arturo Macías: Silencio y oreja.

Arturo Saldívar: Silencio y oreja.

Twitter @Twittaurino