Archivo de la categoría: Diego Emilio

@Taurinisimos 105 – Ferias de Sevilla y Aguascalientes, 2017. PREVIO Semanal.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 21 de Abril de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Actualidad Taurina. Sevilla 2017, Domingo de Resurrección Faenas de Morante, Manzanares y Roca Rey. Análisis Previo Semana de Preferia.

Feria de Aguascalientes – Alternativa de Diego Emilio, faenas de Ignacio Garibay y Sergio Flores, triunfador Oreja de Oro.

Enlace en directo con Ana Delgado desde Aguascalientes, Plaza Monumental. Análisis Semanal

Producción Miguel Ramos.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 28 de Abril de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Anuncios

@Taurinisimos 63 – @UrdialesWeb y Castella a Hombros. Alternativa Roca Rey.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 25 de Septiembre de 2015. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y José González @JoseNinoG.

Actualidad Taurina. Comentarios Novilladas en México y Guadalajara. Faenas de Diego Emilio y Rafael Serna en la Plaza México.

Feria de Zacatecas 2015, triunfo de Arturo Macías.

Fabián Barba en Madrid; Faenas en la Plaza México a “Mezquitero” de Santa María de Xalpa.

Clip: “El Deseo de Morir”

Alternativa de Roca Rey en Nimes. Feria de San Mateo 2015 en Logroño: 6 Fuente Ymbro, 6 para Diego Urdiales y Sebastián Castella en Mano a Mano.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 2 de Octubre de 2015 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

@RadioTVMx.

@Taurinisimos 59 – Coahuila Taurina. Corridas Generales, Bilbao 2015.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 28 de Agosto de 2015. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y José González @JoseNinoG.

Actualidad Taurina. Entrevista Rafael Loret de Mola, Coahuila Taurina.

Novilladas en México, Triunfo de Gerardo Rivera y Cornada a Diego Emilio en Guadalajara.

Corridas Generales, Bilbao 2015. Puerta Grande de Roca Rey y Triunfo de Julián López “El Juli”

Recuerdo de Manolete y de José Cubero “Yiyo” XXX Aniversario Luctuoso.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 4 de Septiembre de 2015 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

@RadioTVMx.

@Taurinisimos 52 Programa – Novilladas en México, San Fermín 2015.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 10 de Julio de 2015. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y José González @JoseNinoG.

Actualidad Taurina. Debate Tradición y Reglamentación Taurina en México, D.F. Análisis Novillada Inaugural Plaza México, faenas Diego Emilio y Antonio Mendoza.

Recuerdo y fragmento de la entrevista realizada por el periodista Omar Bolaños en “Tendido 13” de Radio Trece a Jacobo Zabludovsky referente al derecho de la Afición taurina a la integridad del toro y el espectáculo. Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=OINyCUHCjuU

Resumen de la Feria San Fermín Pamplona 2015, Faenas de Roca Rey y Posada de Maravillas.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 17 de Julio de 2015 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos. Mail: taurinisimos@gmail.com FB/Taurinisimo

Réquiem por las Mulillas – Escala de Grises en Apertura de Temporada Chica.

El volapié de Diego Emilio. Foto: Miriam Cardona.
El volapié de Diego Emilio. Foto: Miriam Cardona (@MyRyCar)

La escalada hacia la ignominia en la Plaza México no pudo comenzar mejor sino con dos de las omisiones más graves de los últimos años en la Monumental: una, ya la sabemos, la ausencia del novillo de categoría; dos, la inexplicable, chabacana y falta de toda tradición taurina ausencia del tiro de arrastre, de percherones últimamente, o de mulas, clásica y necesariamente. Sin novillos que trajeran emoción ni mulas que arrastraran sus restos, los novilleros quedan a merced, toro vivo incluido, de una época falta de torería y afición taurina, lastimosamente, más severa cada día.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Fotos: Miriam Cardona.

“Se suplica abstenerse de enviar ofrendas florales.”

Rezaba de tal modo la post scriptum de la esquela “mortuoria” del Tranvía de Mulitas “Granada” según documento fechado el 24 de noviembre de 1932 y emitido por la Agencia Gayosso, la célebre aunque extraña y antigua patrocinadora de la Fiesta de Toros en esta Ciudad de México, esto con motivo del cierre del “último superviviente del sistema de tracción animal en el Distrito Federal”

“Los Dolientes” firmantes de entonces, convocaban a despedir “cariñosamente” a tan “humilde y leal trenecito” a la puntual hora de las cinco de la tarde del señalado día y así efectuar las “solemnes honras fúnebres” de dicho transporte tras hacer su último “paseillo” desde las calles de República de Guatemala en el Centro hasta casi la vieja Peralvillo donde terminaría por ser conducido a su última morada desde su terminal en las calles de Granada.

Presumiblemente hacia el deshuesadero.

De aquel entonces.

Algo así habremos de hacer los aficionados que aun acudimos a La México. Parece ser que algo pasa hoy temprano con el transporte del percherón  y la empresa resuelve chabacanamente poner la camioneta de labor, la que riega el ruedo, como tiro de arrastre. Si no se resuelve el despacho de los novillos del modo más tradicional, a falta de tiro de arrastre, ya de percherón o de las depuestas desde hace tiempo mulillas, bueno habría sido el tiro de a caballo, a la campera, con tres charros arrastrando al toro hacia el destazadero.

Y si no, debió anunciarse así a la Afición.

En cambio sobreviene la bronca luego de estoquear por todo lo alto, en la suerte contraria y al volapié, Diego Emilio, al primero de la tarde. Un espadazo bueno, de entrega total, a toma y daca con emoción, roza el piton derecho la pierna diestra del novillero. Esa breve mecha no termina de prenderse gracias a la sosería y mansedumbre del que abre Temporada. Además de chico, protesta de salida el temple de los lances con los que el novillero le para brindándole adentros, berrea tras el puyazo, se torna cabeceante en banderillas, rasca y se lo piensa previo al tercio final.

Entonces el hidrocálido, tras brindis general, consigue alejarle del burladero de la Contraporra y correr la mano con la zurda en tres tandas, algo molestadas por el viento y por la cabeza alta del novillo en el primer pase de cada tanda. Ahí, justo en el centro del ruedo, Diego Emilio encuentra la mejor tanda de toda su actuación al tapar la cara, cerrar la huida al novillo en derechazos enteros y bien ligados, cuatro y el de pecho.

Ovación en el tendido.

Y al novillo le queda poco más. Diego Emilio alarga la faena y termina en la querencia del astado enganchado, menos mal las manoletinas breves emocionan previo a la igualada y a su gran estocada.

Oreja protestada en medio de la hoy ya tristemente célebre bronca de la camioneta.

Entonces aparece el triunfador de la Temporada pasada, Antonio Mendoza, y con él, la expectación. Luce con el capote, en lances a pies juntos que sujetan al precioso segundo, el mejor presentado de la novillada, borda la tijerilla y la rebolera de remate. Tras puyazo contrario, a la postre lastimoso, el capote del michoacano enciende por alto en la saltillera, muy ovacionada por quietud y su precioso remate, apenas menos acompasado.

Las esperanzas se rompen al reservarse el novillo en banderillas gracias a la pésima brega de la cuadrilla. Mendoza trata de aliviar por arriba pero el novillo se rompe y desfonda, seco queda de todo. Aplica Antonio el temple en toda su labor con ambas manos, siempre en los medios con soltura y firmeza hace pasar al débil astado, preciosos ayudados por bajo como cierre. Se muestra con inventiva y sitio con la muleta.

Todo lo contrario con la espada.

De ahí los dos avisos con nueva bronca a la camioneta.

Menos mal el automotor no aparece en el tercer turno pues el impresentable Carlos Casanueva no puede dar muerte a su primero, único con poder en la embestida y con el cual luce fatal en los dos tercios -omite afortunadamente la mínima participación en banderillas- en que interviene. Incluso Diego Emilio luce en quite combinado tras doble puyazo donde Casanueva queda evidenciado en los faroles tapatíos de rodillas y las crinolinas a las carreras.

Volteado al iniciar con la muleta con rotura del terno que le queda mal, deja una actuación decepcionante que se prorroga ante el débil sexto, donde pese a largas cambiadas en desarmado varias veces. Bronca y piadoso silencio su balance respectivo.

Diego Emilio queda sin enemigo al frente en el cuarto, otro débil y lamentable bicho al que mata de pinchazo y estocada caída. Y Mendoza brinda su enésimo fracaso con el estoque en el quinto. Esto ya no es mala suerte, ya no es solo cuestión material, algo ocurre en la mente del torero que después de convencer a este debilísimo astado y hacerle pasar en muletazos enteros con la derecha y atinados adornos con la izquierda, no culmina la obra.

¿De qué sirve cincelar al principio por naturales o pulir en dos tandas de derechazos pese a la falta de casta? Me recuerda a Adrián Romero, claro está, con todas las distancias asumidas.

Incapaces con la espada.

Hace tiempo en La México el percherón gana la partida a las mulas solo que su majestad compensa tal deposición.

Dice Óscar Chávez en su celebérrima encerrona que en su volumen cuarto incluye, como debe ser, un homenaje a las mulillas: “Ellas son y bien los saben un algo de las corridas… Seis veces van los domingos llevando los toros muertos.” Camino del destazadero, sonando sus campanillas. O Xavier Sorondo, el de Ixmiquilpan, en sus “Estampas de Torería” donde a todo lujo, pincel de Ruano Llopis incluido, describe “cascabeles, pompones y plumas reales” de esas “solteronas” que cultivan “chisme y enredo” el tiro “de real decoro” de las mulillas.

Esto último y no más pedimos en la Fiesta Brava, simple decoro, mera tradición torera.

Por algo los novilleros y el nuevo público quedan desolados ante una birria de novillada que en poco abona a su progreso como toreros, claro, sin dejar de mencionar que mucho ha de ser por propia culpa igualmente, claro está. Pero, sinceramente, la mediocridad del ambiente, la falsa practicidad, la ignorancia plena de que todo empieza a partir del toro, de la punta de los pitones hasta el rabo, de la cruz a su pezuña…está pasando factura.

Por favor, Señores aun es tiempo, no queremos hacerla de dolientes y mandar a poner la esquela.

Que toda la labor torera adquiere majeza y categoría si el toro o novillo, según sea, explaya su real y digna presencia en toda la Plaza.

De la Puerta de Cuadrillas hasta los toriles y aun en el mismo destazadero.

Claro, no se nos olvide, se los ruego, tiro de mulillas, de preferencia, siempre de por medio.

Twitter: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada de Novilladas 2015. Apertura del Ciclo. Domingo, Julio 6 de 2015. Primer festejo de Temporada Chica. Un cuarto de plaza en tarde de llovizna durante casi todo el festejo y viento molesto en diversos turnos. Cielo encapotado del segundo turno en adelante, truenos durante el quinto turno.

Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de aplausos en memoria del periodista y aficionado taurino, Jacobo Zabludovsky, fallecido en esta Capital el pasado jueves.

6 Novillos, 6 de Villa Carmela (Divisa Negro, Amarillo y Rojo) Terriblemente desigual en presencia, primero y cuarto demasiado chicos y destragados bonito el sexto y el segundo pero sin fondo, mansos en general y absolutamente débiles, salvo el tercero que regresó vivo al corral. Decepcionantes por faltos de casta.

Diego Emilio (Gris y Plata) Oreja con Leves Protestas y Fuerte Ovación. Antonio Mendoza (Azul Noche y Plata) División tras Dos Avisos y Palmas tras Aviso. Carlos Casanueva (Turquesa y Oro) Bronca tras Tres Avisos y Silencio.

Mal las cuadrillas toda la tarde a pie y a caballo.

Incorrecta, antirreglamentariamente y contrario a la más elemental tradición taurina, los novillos no fueron arrastrados por tiro de mulas o percherones sino por una camioneta de carga, sin que la Autoridad indicara razón alguna.

Quite de Antonio Mendoza por Saltilleras.
Quite de Antonio Mendoza por saltilleras. Foto: Miriam Cardona.

@Taurinisimos 51 – Jacobo Zabludovsky Taurino. Previo Novilladas 2015.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 3 de Julio de 2015. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar, Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII y José González @JoseNinoG.

Actualidad Taurina. Análisis previo a la apertura de la Temporada de Novilladas, 2015 en la Plaza México. Diego Emilio en San Marcos 2013 y Antonio Mendoza en la Plaza México en 2014 de cara al cartel inaugural.

Recuerdo taurino en la muerte del periodista Jacobo Zabludovsky (1928-2015) Semblanza de legado taurino, recuerdos y comentarios previos a la entrevista realizada por Miriam Cardona transmitida el sábado 4 de Julio de 2015.

Faena de Enrique Ponce en la Feria de Alicante 2015, dos orejas. Joselito Adame triunfo y cornada en Burgos.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 10 de Julio de 2015 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinisimo.

Cartelazo en el Embudo – El @BardoTaurina sobre la Apertura de la Temporada Chica.

La mano izquierda de Antonio Mendoza en la Plaza México.

Hay que reconocer que la señora, futura setentona, la de los olanes de concreto y el ombligo de arena que asienta su longevidad en los rumbos de la Noche Buena, es plaza. Y como mujer guapetona es caprichosa.

Por: El Bardo de la Taurina.

Mas cuando se le da gana se acomoda la vestimenta de gala y lanza a los cuatro vientos uno de los carteles inaugurales más rematados que se pueda exigir en cualquier fiestón y es que, como dijera Don Francisco Rubiales que de ‘Malgesto’ no tenía ni la cara, ¡Oiga usted! ver a Diego Emilio, Antonio Mendoza, Carlos Casanueva con novillos de Villa Carmela, ¡Está suave!

Esta es la línea que hay que tirar a la hora de armar carteles en la plaza grande porque hay que repetirlo una cosa es amalgamar una terna con toreros que tienen que aportar, triunfen o no, pues esto de la toreada es muy circunstancial y otra cosa muy diferente es armar un cartel a base de novilleros que aunque una tarde puedan ‘equivocarse’ y hasta cortar una cola, jamás de los jamases van a dejar huella por la razón de que no tienen con que aportar absolutamente nada extraordinario y, por eso, desde épocas remotas, vengo sosteniendo que cuando se contrate o se les brinde una oportunidad a los novilleros que no vienen respaldados con solidez taurina, esa que no tiene nada que ver ni con billetes, ni con recomendaciones, ni con ternos de ‘figuras’, ni con campo a granel, ni con un diplomado de academia taurina, ni con una sonrisita, ni con prensa pagada, o con redes sociales superfluas.

O con coba apantallante.

Se les debe de advertir a los novilleros; que si no se entregan en cuerpo y alma, si no se juega la vida con dramatismo, si no sudan pasión, si carecen de enjundia, si se esconden bajo el pretexto del que el novillo “no se prestó” o “no se dejó”, se les deben de cerrar las puertas con candado para que sepan que en esta fiesta el maná no cae del cielo

Porque por eso los novilleros que no son nadie -y aclaro que hay otros que sí lo son- salen disfrazados de pavorreales, con una displicencia como si tuvieran firmadas treinta novilladas por delante y por eso cuando los novillos no traen las orejas a punto de que se les desprendan, pues al carajo con la entrega, con el morirse en la raya.

Y si a eso le sumamos que carecen de técnica y que el torear solo lo medio entienden como tratar de pegar derechazos y naturales pre fabricados pues estamos jodidos, y aún más lo he dicho y ahora ante el inicio de este serial que aunque comienza como ya lo dije con los más halagadores vientos y que no va ser posible continúe con ese tenor por la razón de que actualmente no hay la suficiente materia novilleril y entonces se tendría que echar mano de novilleros desconocidos, trillados, adelantados, engañadores o pasivos.

Y bueno, porque en lugar de que la empresa tenga que cumplir con el requisito de las doce novilladas en línea, no divide el compromiso en dos categorías la de los diez o doce novilleros que son los que van a caminar y solamente con ellos da seis novilladas fuertes y si la cuerda aguanta se sigue y las otras seis forzosas las da los jueves pa’ marcar una diferencia entre los toreros, esta idea le alcanzaría a la empresa para librarla satisfactoriamente.

¿Lo dudan?

Ahí les va una tesis el domingo por la sola ley de las probabilidades de sus antecedentes dos novilleros entre Diego Emilio, Antonio Mendoza o Carlos Casanueva, deberán de abrir la Puerta Grande; a ese par los repiten a los ocho días en mano a mano de triunfadores inaugurales y el que resulte airoso al tercer domingo lo programan con Leo Valadez y con otro más y del resultado con altas posibilidades podría salir otro mano a mano o cuando menos una repetición, con eso ya irían en una tercera parte de la temporada y con novilleros de interés, lo que ayudaría a que la gente le tomara gusto a la Temporada.

Twitter: @BardoTaurina.

Rotundo derechazo de Diego Emilio.

El Deshielo Novilleril – Tarde para el Olvido en Texcoco.

De lo poco bueno ayer, Diego Emilio con la Izquierda en Texcoco.

El balde de agua fría no lo da solo la lluvia que llega durante el primero y prosigue hasta los tres avisos en el segundo, no. Si la frialdad alguien la ha traído es el terrible encierro que contagia, al inicio de la Primavera, de la sensación de que el invierno para la novillería mexicana aun está y en pleno apogeo. Una plaza sin la iluminación necesaria, una autoridad vacilante y una tercia sin mínima suerte componen un cuadro donde la Afición taurina pierde.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Texcoco.

Se echa al desfiladero el cartel novilleril en Texcoco. Si el año pasado se hace el esfuerzo de traer la novillada –también desigual- de Pepe Garfias, este año Texcoco presenta un encierro novilleril –duele decirlo- de segunda clase.

O de tercera.

Aun nos recordamos de ese bravo cárdeno garfeñísimo lidiado en cuarto lugar hace tan solo un año, “Debutante” nombrado, lo lidió Diego Emilio en medio de un vendaval tanto de bravura como de clima. Solo que aquella ocasión, a pleno sol, el fuerte viento pareció una prueba netamente taurina a sortear. Ayer la lluvia, el frío, la pésima iluminación es una prueba de resistencia para el público.

Sumemos a esto el nulo remate del encierro, la sucesión de caras alargadas, estrechez preocupante y nula bravura. Solo uno parece poder caminar un tanto mejor y es el horrible primero, un astado cariavacado, astiagudo y astilargo, feo de cabeza y terriblemente débil.

El hidrocálido Diego Emilio tiene personalidad, tan escasa en los toreros hoy en día, ha mejorado con el capote y prueba de ello son las cuatro verónicas de inicio, a compás abierto el sentimiento fluye, cuando este torero se templa su peculiar y sobrio estilo mezcla la emoción de su trazo. Preocupado de la aparente precaria situación del astado pide al piquero, joven y dinástico aspirante Daniel Morales, medirse.

Y esto solo ocurre a medias.

No interviene en quite Diego Emilio, cuida a “Bullanguero” en pos de encontrarlo en la muleta con mayor fuerza. Lo malo aquí es que estos novillos, dada su edad y su consecuente indefinición, incluso sus propias hechuras que les muestran correosos, son dados a mentir. De ahí que en el segundo tercio, con unas cuadrillas contagiadas de pesadez y flojera, el astado no se mejore, no se le temple lo suficiente ni se le encele.

El espada en turno, sin embargo, inicia alternando, sin forzar y el novillo derrumba.

Levantado a regañadientes, Diego Emilio toma distancia, la lluvia aparece y su toreo con la derecha lleva largo, templa y esto hace gradualmente recuperar al novillo. El temple y su milagro es, entre otras cosas, recuperar fuerza y aquí alguna mala maña porque el novillo se crece pero puntea. Entonces, en plenos medios, Diego Emilio torea abarca mejor la embestida, progresa en su trazo y, aun breves, sus tandas emocionan.

Se violenta el novillo al sentir que la muleta le puede por eso la sospecha de que su bravura es aparente se eleva. Diego pasa a la izquierda, parece acomodarse, cuadrar bien pero esa falta de usar la media altura para evitar así el enganchón le lleva a ser desarmado justo cuando la faena crecía… llega el desarme que la congela.

Sumándose el novillo al gris cielo que ignora el deshielo de la primavera.

Aun se la juega por alto con la manoletina pero ya el novillo, buscando las rayas primero y luego los tableros, se descompone. Pena grande la estocada atravesada que prologa el calvario del verduguillo, con unas cuadrillas de cerámica que no son capaces de enterrar ni de dejar el capote abajo. Y un Juez, Gilberto Ruiz Torres, al que le urge tirar aviso pero no empezar el festejo a tiempo.

Terrible.

La lluvia no trae abundancia, empaña a Diego Emilio y se carga a Antonio Mendoza en modo hibernación. Acusa el torear tan poco durante el invierno.

Pese a su buen recibo capotero al segundo “Tanguito” de mejor hechura aunque chico, no castiga lo suficiente pues el joven aspirante que vuelve a aparecer en la arena no atino y el novillo sangra poco. Aun quiere salir el montado a destiempo del ruedo, como pidiendo esquina, y en un error que cuesta caro, Mendoza no le regresa al sitio, deja crudo al novillo, sospechoso de debilidad, que crece en banderillas y en el tercio final.

Peor aun, Antonio no se dobla, inicia por alto equivocadamente porque el novillo aprende a protestar, agarra aire y se hace el amo. Por ello, a pesar de que Mendoza baja la mano con la zurda, no le termina por poder. Le somete poco, afloja cuando el novillo le engaña al grado de desarmarle y, pese a la estocada entera, arruinar su presentación texcocana con tres desesperantes avisos, mitad su culpa, un cuarto de las terribles cuadrillas y otro de Usía.

Frustrado y agobiado, que no queremos verle así, Antonio se va al callejón.

Y la desesperanza cunde.

A partir de aquí el encierro desmorona, con el geniudo tercero, al que pican poco, vuelven a confiarse los toreros y el espantoso novillo, de cabeza desproporcionada respecto de su cuerpo, se hace el amo con “El Moso” en penurias totales. El joven espada recibe al tratar de lidiarlo con la muleta un golpe horrible en la mandíbula al ser derribado y nuevo calvario al matar.

Un novillo de Los Cues salta en cuarto sitio. Corriente es el mejor denominativo a su estampa, con esos pitones sucios y feos que no tienen la blancura que en este encaste es fundamental. Berreón en todo momento, se encuentra otra vez con la disposición de Diego Emilio que le vuelve a mecer el toreo a la verónica y remata sensacional.

Nadie ordena en banderillas, sino al contrario.

El toro desarrolla, cerca de matadores, cortedad por el lado derecho: una querencia accidental. Frena y saca de toda colocación a Diego Emilio que intentaba iniciar por alto. Entonces el novillo parece pasar, mejor en los medios, lejos del burladero de matadores, solo que es otro espejismo, es la primavera que llega en el calendario mas no en una Plaza a la que los taurinos han abandonado.

Aun el hidrocálido se lo juega, le hace pasar por el lado izquierdo pero desiste de pisar el terreno y opta por lidiar de pitón a pitón metiendo la mano a la embestida, cosa nada aconsejable cuando se toca el lado contrario del astado, menos de esta birria que tiene todo menos ser una verdadera oportunidad. El colmo de la suerte llega cuando Diego Emilio mete entera que la propia muleta al vaciar arranca y extrae del novillo.

Ojalá y a Diego Emilio le permitan recuperar el tiempo que hace un año le quitaron.

A media luz -en Texcoco nadie hace nada por mejorar la Plaza iluminándola mejor- Mendoza, pese a cuatro faroles de inicio, no tiene posibilidad de iluminar nada con el manso y espantoso quinto que mete, literalmente, la revesar y al que al menos mata un tanto más decorosamente. Menos aun “El Mosso” demasiado nuevo para encontrarle las vueltas a los mansos.

¿Qué podrán los novilleros hacer en un medio donde les tienen congelados? Ni la primavera, la esperanza les deja.

Torean los de los compromisos y no los del mérito. Cuando los ponen les traen el desecho.

Lo malo es que para que lleguen las novilladas aun falta un tramo… para acabar el interminable invierno.

Twitter: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Texcoco. Feria del Caballo 2014. Plaza Silverio Pérez. Domingo, 22 de Marzo de 2015. Segundo Festejo de Feria. Segunda Novillada. Menos de Un Cuarto de Plaza en tarde fría, con lluvia desde la lidia del primero y hasta la muerte del segundo.

6 Novillos, 5 de Maravillas (Divisa Rosa y Morado) Desigual en presentación. Esmirriado y trasijados en lo general, estrechos de sienes y cariavacados los tres primeros. Mejor conformados quinto y sexto. Mansa en general, geniudo el tercero y con nobleza aunque débil el primero. Y 1 de Los Cues (Divisa Naranja y Blanco) lidiado en cuarto turno. Feo y chico de feos pitones, berreón y rajado al llegar al último tercio.

Diego Emilio (Gris Perla y Plata) Saludos tras Dos Avisos y Silencio tras Aviso. Antonio Mendoza (Turquesa y Oro) Silencio Tras Tres Avisos y Silencio. Emiliano Villafuerte “El Moso” (Marino y Oro) Silencio tras dos avisos y Silencio.

El segundo espada nuevo en esta Plaza.

Fatal las cuadrillas a pie, Juan Ramón Saldaña pasando por alto los cambios de tercio e interviniendo en exceso en la lidia y enganchado. Igualmente, al momento de descabellar el segundo espada su primero, ninguno de los subalternos es capaz de dejar el capote abajo. Pica a los dos primeros sin mucha suerte el aspirante a picador Daniel Morales.