Archivo de la categoría: Morante de la Puebla

FERIA DEL CABALLO 2018: Morante de la Puebla reaparecerá en Jerez

2 genios 2
2 genios 2 en La Plaza México.

Por Zabala de la Serna.

Ante los micrófonos de Canal Toros, Morante de la Puebla dejaba caer con cierto misterio el nombre de la plaza que acogerá su reaparición: “Jerez está muy cerca de Sevilla”. Morante respondía así a la pregunta del periodista en el callejón de la Monumental de México.

El torero de La Puebla dijo adiós a la temporada y a los ruedos a mediados de agosto. Como una forma de liberarse de las cadenas del apoderamiento exclusivista del grupo mexicano de Alberto Baillères

Las explicaciones de José Antonio Morante -que si el toro de hoy es muy grande, que si veterinarios y presidentes van contra el espectáculo- fueron cortinas de humo que escondían el verdadero motivo de su decisión.

La prueba es que antes de que la afición terminase de asimilar su despedida y una temporada sin Morante ya anunciaba el genio de La Puebla su regreso con un nuevo apoderado: Manolo Lozano, a sus 87 años, con toda su inteligencia, experiencia e ingenio a cuestas, dirigirá una campaña diferente (sin televisión y breve).

Publicado en El Mundo 

Anuncios

Una noticia buena, pero sólo a medias

Morante en estado puro.

Por Luis Carlos Peris.

Personalísima puesta en escena con la sombra de José revoloteando sobre la vertical del acto.

Vestido de punta en blanco, con ese look invernal de clara evocación dieciochesca, Morante sorprendía con una decisión que no ha tenido la acogida que pretendía, o pretendería, quién sabe.

Noticia estupenda la de su presencia en Sevilla, pero frustración indudable cuando la buena nueva aclara que no será en la Feria, sino en septiembre, con lo que queda para eso.

Dicen que la causa principal para que el orfebre cigarrero no esté en abril es la presencia de las cámaras de televisión y eso es algo que no logro entender.

Mi incomprensión viene dada por lo bien que da Morante en la pequeña pantalla. No hubo ni hay un solo torero que resista como él la prueba del vídeo.

Él sabrá lo que hace, pero debería caer en que la Fiesta no está para lujos como el de su ausencia en abril.

Publicado en El Diario de Sevilla

OBSERVATORIO TAURINO: Algunas cosas que se cuentan de Morante


Estrategias, subastas y licitaciones:

Por Álvaro R. Del Moral.

Algunas cosas que se cuentan de Morante

Lo cuenta Manolo Lozano, flamante apoderado del matador cigarrero y acicate de una vuelta que en realidad no tuvo ida. Eso ahora no cuenta. Interesa más el esbozo de algunos planteamientos de su próxima campaña que, recalca el flamante y veterano mentor, no pasará de 25 ó 30 funciones. Muchas parecen para la tardía fecha de su comienzo que, vuelve a incidir Lozano, podría arrancar a mediados de junio. En cualquier caso llaman la atención otras estrategias, como la pretensión de sumarse a algunos de los pocos bolos que, dicen, tiene pensado cumplir José Tomás en 2018. El apoderado lo afirmaba con naturalidad en la entrevista concedida al programa radiofónico El Toreo declarándose “encantado” de que así sucediera. “José Tomás tiene idea de torear unas diez o doce corridas de toros y qué bueno sería que de esa docena pescásemos con cuatro o cinco festejos”, señalaba el veterano taurino de La Sagra. La idea es irresistible aunque cabe preguntarse si el presupuesto de cartel se sostendría con la caja de la taquilla sin el cariñito -menguante- de las cámaras de televisión o el apoyo de un abono potente. No se vayan que todavía hay más: el ilusionado apoderado del diestro de La Puebla no descarta acudir a la plaza de la Maestranza aunque sería a costa de retrasar la reencarnación morantista a la feria de San Miguel con un toro, ojo, “más pastueño que el de abril y mayo que es un toro duro”. Pues por ahí pueden ir algunos tiros aunque, eso sí, el bueno de Manolo Lozano -viejo zorro-se cura en salud supeditando todo a la definitiva voluntad del propio Morante: “Luego se hará lo que diga el torero”. Pues eso, ni más ni menos…

Movimientos, prórrogas y adjudicaciones

Ha llamado la atención la negativa de la diputación de Zaragoza, propietaria del bicentenario coso de la capital aragonesa, a conceder la prórroga a la que optaba la empresa de SimónCasas. Es de justicia reconocer el buen trabajo del equipo del productor francés a orillas del Ebro. Van a entregar las llaves de la plaza después de recobrar su maltrechísima salud -la empresa anterior la dejó en el sótano- por culpa del maldito parné. Tampoco hay que olvidar las ambiciosas campañas publicitarias ideadas por Joserra Lozano que han marcado un antes y un después en la obsoleta comunicación taurina. Los políticos maños quieren exprimir la ubre del viejo coso de Pignatelli sin aplicarse el viejo refrán castellano: la avaricia rompe el saco…

Otras plazas de toros que salen al mercado

La de Zaragoza no es la única plaza que saldrá a concurso. En Burgos se ha repetido el mismo guión. El ayuntamiento castellano ha negado la prórroga correspondiente a Carlos Zúñiga y sacará a concurso el remozado coso del Plantío, rebautizado como Coliseum. La propuesta municipal es interesante: el adjudicatario no tendrá que satisfacer canon de arrendamiento pero estará obligado a organizar cinco festejos mayores en la feria de San Pedro. La baremación también valorará aquellas iniciativas que sirvan para promover la Tauromaquia y la propia ciudad de Burgos. No es mal precedente para ciertos casos desesperados que necesitan más cariño que aspiraciones dinerarias. También suenan vientos de concurso a orillas del Guadalete. Cuenta el compañero Curro Orgambides que el pliego que prepara el Ayuntamiento de El Puerto de Santa María rebajaría el canon anual y sería asequible para un mayor número de empresarios que, eso sí, tendrían que organizar un mínimo de siete corridas de toros, una novillada con picadores, dos sin picar y darle muchos cariñitos a la escuela taurina local. En Albacete se quedan los Lozano y en Málaga, ya se lo contamos la semana pasada, también podría haber cambios sustanciales. Seguiremos a la escucha. Dentro de siete días, más…

Publicado en El Correo Web

¿Seguimos hablando de Morante?


La pregunta del millón es dónde y cuando.

Por Álvaro R. del Moral.

Sin poder disimular su entusiasmo -se ha debido quitar 20 años de encima y ya frisa los 90- el bueno de Manolo Lozano sigue atendiendo a unos y otros detallando lo que ya sabemos. Morante volverá a la cancha en el mes de junio dejando atrás las Ferias de Abril y San Isidro, posiblemente buscando cosos coquetos pero menores y, sobre todo, huyendo de ese toro desmesurado que, dijo, es un antídoto para la creación. Pero, le guste o no, Morante es un torero de plazas grandes y sus nuevos horizontes podrían animar la reedición de aquellas corridas de arte y ensayo reservadas a Curro Romero o Antoñete en el estreno del verano madrileño en los años de la Movida. ¿Se podría pensar algo parecido en Sevilla? Sin salir del terreno de la conjetura les animo a contemplar una fecha: el 31 de mayo de 2018 es el jueves de Corpus. 

Podría ser un buen momento para poner en marcha la nueva maquinaria con ganado y compañeros a modo y –sobre todo- en medio de una gran expectación. Puestos a soñar carteles no sería aventurado pensar que Morante sabría alegrarle las pajarillas a su cuate Pepe Luis Vázquez para que le abriera plaza. Hay quien querría ver en el lance la enésima oportunidad de ver a José Tomás en la plaza de la Maestranza, alejado del fragor abrileño y sin cámaras de por medio aunque el presupuesto del cartel lo haría casi inviable. A pesar de todo, las piezas -y seguimos dando rienda suelta a la imaginación- podrían encajar. 

El propio diestro de La Puebla, después de enterrar el hacha de guerra con los Pagés, había mostrado su interés por reflotar taurinamente el día del Corpus. En ese empeño baldío -enfriado por la propia empresa- se llegó a ofrecer de correo del Zar para involucrar en el empeño al señor Tomás. Todo se andará… o no. Depende del día y el lugar que el genio de La Puebla escoja para volver a la palestra. Ojo: en algunos corrillos se comenta que esa fecha tardía estaría condicionada a algunas cláusulas temporales del contrato que aún le podría unir a la casa Bailleres. Pues ni idea…

Cifras y letras: los números de la Maestranza

Y hablando de Sevilla: el empresario Ramón Valencia ha desvelado en una recentísima y amplia entrevista concedida al semanario Aplausos algunos sabrosos datos que dan idea del auténtico pulso taurino de la plaza de la Maestranza. En la temporada 2017 se sentaron en sus escaños alrededor de 180.000 espectadores. Juguemos con los números: multiplicando los 27 espectáculos celebrados por las 10.500 localidades que hace la plaza nos encontramos con un total de 283.500 asientos. Hagan la cuenta de lo que ha quedado por cubrir y comparen con las 230.000 localidades que se llegaron a vender antes del precipicio de la crisis económica. Eso sí, en 2017 se habrían despachado en torno a 4.000 entradas más que el año pasado. Algo parecido ha ocurrido con los abonos. En 2016 se sumaron 160 y en 2017, 129 más. El proceso es lento pero, afortunadamente, ha revertido la curva descendente. El que resiste, gana.

Aniversario de un torero que cambió el oficio

Hoy se cumplen 50 años del fallecimiento de un matador sevillano al que la historia oficial –que no siempre coincide con la real- reservó un papel secundario. Hablamos de Manuel Jiménez Chicuelo. Su figura ha empezado a ser reivindicada como merece en los últimos años gracias a ese creciente revisionismo que ha puesto en valor la auténtica trascendencia en el hilo del toreo de toreros como Gallito y Manolete. Chicuelo es un puente imprescindible entre ambos colosos y navegó entre varias épocas desde su alternativa sevillana en plena Edad de Oro hasta su tardía despedida en Utrera, cuatro años después de la muerte del Monstruo cordobés. Así nos lo contaron el pasado viernes en una reveladora conferencia pronunciada en el Ateneo por el tratadista malagueño José Morente, que contó con el apoyo de Rafaelito Chicuelo, hijo del gran torero de la Alameda de Hércules, y su nieto Manolo, que llegó a torear con picadores. Un recorrido por el callejero y la geografía humana y sentimental del mítico diestro sevillano -al que no faltaron sus familiares- cerró ese homenaje que pone en valor una figura fundamental de la Edad de Plata. Este miércoles les contaremos algo más.

Publicado en ElCorreoWeb

Pepe Luis Vázquez, José Tomás y Morante ¿Cartel soñado del 2018?


Por Luis Nieto.

Cuando Morante de la Puebla anunció el pasado 14 de agosto, al término del mano a mano con El Juli, en El Puerto, que se retiraba,apuntamos que retornaría en la temporada 2018. Y así lo confirma Manolo Lozano, a quien ha designado como apoderado en una nueva etapa que reiniciará tras su tercera retirada-2004, 2007 y 2017-.

Además de las razones que daba el torero para aquella decisión -“toro muy grande para realizar el toreo artístico”- publiqué que Morante no estaba satisfecho esta temporada con algunas decisiones del equipo que ha gestionado su carrera, la FIT (Fusión Internacional por la Tauromaquia), con la casa mexicana Baillères al frente, y que le había pesado en exceso el convertirse en pilar de la temporada en Sevilla en las dos últimas ediciones -sumando cinco tardes en 2016 y cuatro en 2017-, sin que le salieran las cosas como esperaba y con cierto desgaste taquillero que se reflejó en la pasada Feria de Abril. Esas ideas que adelanté el pasado 20 de agosto parece que han sido determinantes para el nuevo rumbo que tomará su carrera.

¿Cuál será la estrategia de Morante para esta nueva etapa?

Como siempre he pensado y me declaró el diestro sevillano en una entrevista, Morante es su propio apoderado y lo ha sido siempre; quiero decir que lleva su carrera al dedillo y nunca se ha dejado manejar por representantes.

Tras la extinción de su relación profesional con la FIT, ha puesto ahora en su camino a Manolo Lozano, miembro de la familia Lozano, pero alejado en lo profesional de sus hermanos -empresarios y ganaderos-, ya que siempre anduvo como apoderado independiente y que ahora cuenta con 88 años de edad. Representó en su momento a El Juli, Roberto Domínguez y Ortega Cano, entre otros toreros.

El propio Lozano ha declarado que todavía desconoce cuándo y dónde reaparecerá Morante, pero lo que tiene claro es que no será antes de la próxima primavera. Mientras tanto, Morante, puro en boca y disfrutando de las Marismas, medita. Bueno, medita y toma el pulso al panorama taurino porque, según mis noticias, ya se ha visto a un empresario relevante por La Puebla, que le ha manifestado su interés para que toree en sus plazas.

Morante tiene claro, en primer lugar, que evitará las plazas de primera categoría, como Sevilla y Madrid, y que retornará para torear en cosos de segunda y tercera, con un toro más a modo y en fechas en que el animal tiene menos pujanza. De esta manera también evitará las exigencias del público de plazas de primer orden.

En segundo lugar, es muy probable que ni siquiera alcance las 30 corridas que el propio apoderado afirma que sería el número idóneo y que seleccione al máximo cada cartel, sin llegar a esa cifra para convertir cada aparición en un evento especial.

Y en tercer lugar, evitaría en lo posible la televisión.

Como se puede comprobar, este nuevo camino que se ha trazado Morante tiene similitudes con la senda de José Tomás, que tan buenos resultados le ha dado al de Galapagar y que muchos otros toreros de la cumbre del escalafón han respetado, como El Juli. Y aquí, ahora que menciono a José Tomás, introduzco una noticia importante. Me han aseverado que José Tomás y Morante han hablado y se ha barajado la posibilidad de un evento muy especial, un cartel con ambos, que abriría Pepe Luis Vázquez, quien recordemos que este año retornó a los ruedos alentado por el diestro de La Puebla.

De momento es pronto, pero los tiros casi seguro que irán por ahí. Morante, quien además de ser un magnífico torero es muy listo, ya ha puesto en marcha su maquinaria. El invierno es largo y en función de la respuesta empresarial su idea podría variar, pero supongo que ligeramente. A día de hoy y según todos los indicios, Morante no estará ni en las ferias de Abril ni en San Isidro y existe la posibilidad de que se cumpla un sueño para aficionados y empresarios: un cartel en el que estarían anunciados Pepe Luis Vázquez, José Tomás y Morante de la Puebla.

Fuente: Diario de Sevilla 

@Taurinisimos 132 – Resumen Novilleril. Castella en Guadalajara. Recuerdo de Guillermo Capetillo.

Guillermo Capetillo.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 27 de Octubre de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Salida de Morante de la FIT. Faena de Morante a “Miguelito” de Los Ebanos en Enero 6, 2008

Actualidad Taurina. Plaza México Temporada de Novilladas 2017. Faenas de José María Pastor y Novillo “Baruk” de Caparica.

Resumen Novilleril de Guadalajara.

Leo Valdez en Nuevo Progreso y Faena de Guillermo Capetillo en la Monumental de Jalisco.

Clip: Sebastián Castella en Guadalajara.

La próxima emisión de #Taurinísimo será el próximo viernes 3 de Noviembre de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com

FB/Taurinísimo

Observatorio taurino. Morante: ¿Ausente de la Feria de Abril?


Por Álvaro R. Del Moral.

La reaparición del diestro de La Puebla, de la mano de Manolo Lozano, es un hecho. El flamante apoderado ya ha avanzado que el torero podría retrasar su puesta en marcha a las ferias del verano dejando desarbolado el esqueleto de la temporada sevillana. ¿Comenzará la temporada en el mes de junio?

Todo está consumado: Manolo Lozano, ese verso suelto de la poderosa familia taurina de La Sagra, ya es el nuevo apoderado de Morante. El diestro de La Puebla volverá a enfundarse el chispeante pero, ojo, podría retrasar su nueva vuelta del Parnaso hasta el estreno del verano. Las alarmas ya se han encendido en los despachos de la calle Adriano. La decisión de Morante, que dejaría pasar en blanco la Feria de Abril, dinamitaría el esquema natural de la temporada baratillera y obligaría a la empresa Pagés a pujar más fuerte o asumir las consecuencias. Se trataría de trazar un plan B para el que cuenta con poquísimos, mimbres.

La decisión nos asoma a la trastienda del toreo: ¿Pretende Morante tensar la cuerda para subir sus honorarios en Sevilla? ¿Quiere pasar un año en barbecho después del patinazo taquillero del pasado año? ¿Pretende crear un estado de expectación mirándose en el dudoso espejo de José Tomás? Pues ni idea…

Algunas claves del acuerdo

El acuerdo de Morante y Lozano abarca una única campaña y dejaría libre al torero para afrontar la temporada 2019 con la agenda en blanco. Morante, para entonces, estaría a punto de cumplir 40 años y su flamante apoderado andaría muy cerca de los 90. Con ese panorama, la cuerda no se podrá estirar demasiado por ninguno de sus cabos. A pesar de caminar contra la tozuda realidad del calendario, la pareja ilusiona. Ya lo dijimos un día: Morante quiere torear menos pero quiere torear mejor. Hablan de 25 ó 30 tardes; el artista cigarrero -posiblemente- querría que fueran menos. Su decisión sí ha logrado un objetivo: convertir la fecha y el escenario de su reaparición en un auténtico acontecimiento. ¿Se elevará su papel? ¿Subirá su cotización? No es descaminado. Pero luego tiene que salir el toro, un capítulo al que el diestro de La Puebla debe prestar una atención especial para rentabilizar sus esfuerzos.

Posiblemente necesitaba dar este paso atrás para dar dos hacia delante. Una cosa está clara: Bailleres, la FIT, Zalduendo, Barrera y el resto de la tropa han quedado amortizados.

Publicado en De Toros en Libertad.

Cosas de genios

Por Pedro Toledano.

No creo que en el mundo del toro hubiera una sola persona que se creyera a pies juntillas, cuando Morante de la Puebla anunció que se retiraba de los toros, que iba a ser un retiro definitivo. Tampoco la decisión que tomó en pleno mes de agosto debió sorprenderles en exceso. Quienes se mueven en los entrebastidores del toreo conocen la compleja personalidad del torero de La Puebla, más próxima a la de los genios que lo llegan a ser por atesorar una personalidad fuera de lo común, como es el caso, que a la de quienes sustentan su fama en un quehacer técnicamente perfecto pero carente de esa necesaria inspiración que se presenta de improviso y que acaba conmoviendo el alma de quienes la observan. Morante, por mor de las políticas empresariales esencialmente, había entrado en una dinámica muy a contra estilo de su toreo y de su personalidad. 

En su momento no se entendió que cambiara a Curro Vázquez, un apoderado que ponía toda su sabiduría, que es mucha, al servicio de la peculiar personalidad del torero de La Puebla, para ingresar en un holding cuyo objetivo primordial es, como toda empresa que se precie, la rentabilidad. Evidentemente, la fórmula no podía eternizarse. Los toreros, casi todos, siempre hay excepciones como la de nuestro Enrique Ponce, han necesitado pausas que alimenten su alma torera, y si nos referimos a los de corte artístico, como es el caso, esa premisa se acentúa. Estos días llegó, primero el rumor, y luego la confirmación de que el genial Morante de la Puebla, anunciaba su vuelta a los ruedos. Pero que además lo hacía de la mano del carismático y también genial Manolo Lozano. Esperado, el regreso, pero sorprendente la elección de su nuevo mentor.

Manolo Lozano, a sus 87 años, estaba disfrutando de un retiro dorado. Entonces, ¿por qué atiende la llamada del torero de La Puebla? La respuesta nos la da tremendamente ilusionado: «Es un genio y por tanto la perla que me faltaba para culminar mi camino como apoderado. Esta razón, y que no quiere prodigarse, son las claves que me han animado a atenderle». 

Cosas de genios.

Publicado en Las PROVINCIAS